Comunicaciones presentadas



Descargar 9.25 Mb.
Página8/33
Fecha de conversión23.12.2018
Tamaño9.25 Mb.
Vistas533
Descargas0
1   ...   4   5   6   7   8   9   10   11   ...   33

COMUNICACIÓN 4

Mapear las universidades para visibilizar necesidades de inclusión: el proyecto MappED!

Juan Rayón González

Vice Representante Nacional de ESN España

ESN España

Samuel López Carril

Estudiante de doctorado con contrato FPU

Universitat de València

Lucía Fargallo Calvo

Coordinadora Nacional Programa ExchangeAbility

Delegada Nacional de Inclusión Social y Sostenibilidad

ESN España

Resumen

Para Erasmus Student Network España (ESN España) una de nuestras prioridades es dedicar nuestros esfuerzos en lograr una sociedad realmente inclusiva. En ese sentido, uno de nuestros principales ámbitos de actuación es la universidad, donde los estudiantes tienen la opción a lo largo de sus estudios de vivir una experiencia de movilidad académica en universidades extranjeras. En este aspecto, es el programa Erasmus+ de la Unión Europea el programa de intercambio de mayor éxito, con más de nueve millones de movilidades realizadas a lo largo de sus más de treinta años de historia. Según datos de la Comisión Europea, en el 2015, los estudiantes con discapacidad representaban tan sólo el 1% de las movilidades totales dentro del programa Erasmus+, y únicamente el 0,16% respecto a movilidades de Educación Superior. Dadas estas cifras, y a pesar de que representan una mejora respecto a años anteriores, consideramos que es necesario la creación de proyectos y líneas de actuación con tal de lograr que cada vez más estudiantes con discapacidad se animen a realizar una experiencia de intercambio y que éstas se realicen en condiciones de igualdad con tal de que realmente podamos hablar de movilidad inclusiva. Un ejemplo de estas iniciativas es el proyecto “MappED!”, apoyado por la Comisión Europea bajo un proyecto Erasmus+. En esta comunicación, desde ESN España, presentamos a toda la comunidad universitaria, así como al resto de entes involucrados en los programas de intercambio, el proyecto MappED!, haciendo hincapié en su estructura, objetivos, líneas de actuación, resultados, así como futuras actuaciones que consideramos que deben ser llevadas a cabo para poder hablar realmente de movilidad inclusiva.



Introducción

El programa Erasmus, que en el año 2017 cumplió treinta años, es una de las iniciativas de la Unión Europea (UE) de más éxito, buscando empoderar a la ciudadanía europea desarrollando los ámbitos de la educación, la formación, la juventud y el deporte en Europa. Cada siete años se relanza esta iniciativa planteando nuevos objetivos, financiación, estructura, etc. Actualmente nos encontramos en el relanzamiento del programa bajo el nombre Erasmus+, lanzado en el 2014 y finalizando en el 2020. La Comisión Europea (2018) espera que durante este período se den más de cuatro millones de oportunidades de movilidad, destinando para ello un total de 14.700 millones de euros.

De entre todas las oportunidades que ofrece el programa Erasmus+, una de ellas es la creación de asociaciones estratégicas. En estas, distintas organizaciones y otro tipo de entes pueden unirse bajo un proyecto transnacional que se alinee con los objetivos del programa Erasmus+, creando de esta forma iniciativas que provoquen un impacto en la sociedad, siendo la movilidad y el intercambio cultural los principales elementos de referencia. Así, centros escolares, instituciones de formación profesional, instituciones de educación superior y de adultos, organizaciones juveniles y empresas, pueden coordinarse para presentar proyectos que reciban financiación por parte de la UE para que su implementación sea posible. Este es el caso del proyecto “MappED!” donde ESN Internacional y ESN Francia impulsaron la creación de la asociación estratégica que desarrolla el proyecto junto con las entidades AHEAD, UNICA, Universidad de Vigo, Jaccede, ENIL, European Disability Forum, EDSU y Autism Europe.

MappED! es así, un proyecto financiado por la UE que nace como una continuación de un proyecto anterior conocido llamado “MapAbility”. MappED! se desarrolló con el fin de reducir las disparidades que afectan a los estudiantes con discapacidad en los centros de estudio, a través de la identificación de las barreras actuales, independientemente de su origen, que impiden la plena igualdad de oportunidades y una movilidad realmente inclusiva. Todo ello mediante la coordinación entre las universidades, servicios de atención para la discapacidad, estudiantes y voluntarios de ESN, que, de forma coordinada, buscan mejorar la calidad y accesibilidad de la información disponible acerca de las opciones de intercambio existentes, las instalaciones, becas y ayudas, etc. con tal de favorecer el aumento del número de estudiantes con discapacidad que participan en el programa Erasmus +.

En síntesis, este texto tiene como principal finalidad presentar el proyecto MappED! a toda la comunidad universitaria, con tal de compartir sus objetivos, estructura, resultados obtenidos, así como señalar futuros retos o líneas de trabajo que desde ESN España consideramos que todavía requieren una atención por parte de las universidades de cara a que pronto podamos afirmar que las experiencias de movilidad que ofrecemos son totalmente inclusivas.

¿En qué consiste MappED!?

MappED! es un proyecto que a nivel práctico se plasma en un repositorio digital donde los estudiantes con discapacidad pueden encontrar toda la información relevante para apoyar su participación en programas de movilidad académica. La plataforma proporciona información sobre diversos aspectos de la movilidad con un enfoque en estudiantes con discapacidad. Su mapa interactivo califica a una universidad sobre varios factores, entre los que se encuentran: el acceso a su ubicación física, la facilidad de uso de su sitio web y la disponibilidad de servicios proporcionados para estudiantes con discapacidad.

El mapa e información de cada una de las universidades se crea bajo la filosofía del crowdsourcing, es decir, el contenido es generado a través de la colaboración de los usuarios, participando así de forma activa en el proyecto. Este contenido puede ser añadido a MappED! a través de la plataforma web o la aplicación móvil, disponible en Android. Gracias a la aplicación móvil, cualquier persona puede revisar y enviar información sobre el acceso de sus universidades en cuestión de minutos. La aplicación proporciona información sobre los servicios disponibles en la universidad como por ejemplo, los servicios de la universidad online, las unidades de atención a la discapacidad, los servicios de bienvenida ofrecidos por las Oficinas de Relaciones Internacionales (ORIs), servicios de alojamiento, servicios médicos, información sobre la accesibilidad de los distintos edificios universitarios (entrada, la recepción, ascensores, baños, el área alrededor de la universidad, parquin, etc.) o servicios de adaptación de las clases.

La plataforma también cuenta con un centro de información, donde los estudiantes pueden leer acerca de las oportunidades especiales de financiación disponibles, encontrar la información de contacto de todos los organismos relevantes en el proceso de solicitud y leer sobre experiencias enriquecedoras e inspiradoras de algunos estudiantes con discapacidad que completaron satisfactoriamente su período de estudios en el extranjero.

En resumen, con MappED! logramos crear una herramienta digital, fácil de usar y accesible, que facilita toda esta información al estudiante con discapacidad, quien puede conocer de antemano los distintos niveles de accesibilidad de las universidades de interés, pudiendo seleccionar así el destino mejor adaptado a sus necesidades. Por último, toda la información mapeada permite que las universidades sean conscientes de su grado de accesibilidad actual, para que puedan tomar las iniciativas correspondientes con tal de lograr construir una universidad totalmente inclusiva.

Objetivos de MappED!

En el contexto español, MappED! es una realidad gracias a la creación de sinergias entre los Servicios de Atención a las personas con Discapacidad de las universidades españolas, las ORIs y los voluntarios y voluntarias de ESN España, con el principal objetivo de visibilizar el nivel de accesibilidad tanto a nivel de instalaciones como de servicios universitarios y entorno de las universidades de toda España. Además del objetivo general anterior, los principales objetivos que se persiguen son:



  • Reducir las barreras, tanto físicas como sociales, que obstaculizan a las personas con discapacidad a realizar una movilidad internacional.

  • Conseguir una movilidad internacional realmente inclusiva.

  • Proporcionar a los estudiantes con discapacidad las herramientas necesarias para estar mejor informados sobre sus derechos y oportunidades.

  • Empoderar a las personas con discapacidad a través de testimonios sobre las experiencias de otras personas con discapacidad que realizaron algún tipo de movilidad.

  • Crear conciencia en las universidades sobre la accesibilidad de sus instalaciones de cara a que establezcan las medidas oportunas para cambiar aquellos aspectos en los que actualmente tienen algún tipo de carencia.

  • Sensibilizar a toda la comunidad universitaria, y a la sociedad en general, respecto a la inclusión de todas las personas independientemente de la diversidad de cada una de ellas.

Metodología para la creación y grado de accesibilidad de MappED!

La aplicación móvil y una plataforma web, que toma el nombre del proyecto, fue creada por ESN junto con la ayuda de partners implicados en el proyecto Erasmus+: AHEAD, UNICA, Universidad de Vigo, ESN Francia, Jaccede, ENIL, European Disability Forum, EDSU y Autism Europe. Desde el inicio de su diseño hasta su lanzamiento, MappED! se creó con el objetivo de ser accesible para todas las personas, independientemente del perfil del usuario. Para ello, se hizo uso de los estándares de accesibilidad web WCAB (World Wide Web Consortium, 2008) en su desarrollo y, además, cada nuevo contenido visual, estructura o funcionalidad añadida pasa por un proceso meticuloso en el que se comprueba que cumple con todas las Pautas de Accesibilidad para el Contenido Web.

Tal y como queda recogido en uno de los apartados de MappED!:

Las Pautas de Accesibilidad al Contenido Web (WCAG) se desarrollan a través del proceso W3C en cooperación con individuos y organizaciones de todo el mundo, con el objetivo de probar un único estándar compartido para el acceso a contenido web que satisfaga las necesidades de individuos, organizaciones y gobiernos a nivel internacional (MappED!, 2018).

Además, se tomaron también, otras medidas con el fin de garantizar el acceso al contenido y ayudar a perfeccionar éste. Se utilizaron así herramientas de validación en línea recomendadas por la Comisión Europea (2016) y se mantuvo contacto con los usuarios (con y sin discapacidad) con el objetivo de recibir opiniones sobre la experiencia del usuario.

Desarrollo, resultados del proyecto y conclusiones

Previamente al desarrollo de la aplicación y la plataforma web, desde diciembre de 2015 a marzo de 2016, se realizó el diseño del estudio MappED! En él se contó con el apoyo de la CE, del Grupo de Trabajo sobre necesidades especiales de Agencias Nacionales Erasmus+ de Educación Superior, y de la Agencia Nacional Francesa para Erasmus+. La investigación finalmente se desarrolló en abril de 2016, participando un total de 22 países: Austria, Croacia, Dinamarca, Estonia, Grecia, Finlandia, Francia, Hungría, Italia, Irlanda, Islandia, Lituania, Luxemburgo, Malta, Noruega, Polonia, Rumanía, Eslovaquia, Eslovenia, España, Suecia y el Reino Unido, planteando un estudio de tipo cualitativo, es decir, no centrándose en los números de experiencias de intercambio de estudiantes con discapacidad, sino en las experiencias de las Agencias Nacionales (AN) a la hora de gestionar este tipo de movilidades.

Los resultados de la investigación se subieron a la plataforma online de MappED!, donde el comité de expertos, compuesto por European Blind Union, Autism Europe, European Deaf Students Union, EAIE access group y Anthony Giannoudis, investigador en el campo de la tecnología accesible, aportaron su visión para mejorar el contenido de la plataforma.

Más allá del desarrollo de la aplicación y el sitio web, la investigación y trabajo desarrollado en el marco del proyecto sirvió para crear un set de recomendaciones recogidas en un informe final (MappED!, 2017), destinadas a mejorar las condiciones de los estudiantes con discapacidad que están interesados en tener una experiencia de movilidad internacional. Estas recomendaciones tienen como destinatario a Instituciones de Educación Superior (IES) y otras instituciones educativas o con relación con el mundo de la discapacidad y la accesibilidad, de cara a que puedan tenerlas en consideración.



Las principales recomendaciones que se desprenden del informe final de MappED! son las siguientes:

  1. Hacer la información accesible. A través de la información recibida por las diferentes Instituciones de Educación Superior, se llegó a la conclusión de que existían muchos recursos (tutoriales, guías, buenas prácticas) disponibles para usar, pero que a pesar de su utilidad dicha información no estaba en un formato accesible. Es por ello que se instó a la Comisión Europea a que asigne recursos para desarrollar programas de capacitación dirigidos a las ANs y a las IES sobre cómo crear y compartir información de manera inclusiva. De cara a desarrollar el próximo programa Erasmus +, esto debería ser un requisito para todas las IES.

  2. Tecnología asistiva para Instituciones de Educación Superior. La tecnología asistiva es una herramienta clave para que los estudiantes con discapacidad interactúen con la información e instalaciones en las IES, pero también con profesores y otras personas en su entorno. Sin embargo, la tecnología asistiva que proporciona una IES puede ser muy diferente, y en muchas ocasiones incompatible, a la proporcionada por otra IES. Este hecho puede hacer que la movilidad para estudiantes con discapacidad sea mucho más complicada al no seguir las distintas herramientas tecnológicas los mismos patrones. Por ello, se recomendó que todas las IES realizaran una evaluación de su estado actual de la tecnología asistencial, con el fin de comprender mejor qué herramientas se pueden adaptar a la realidad de cada IES con tal de mejorar su nivel de accesibilidad. Además, se recomendó que la CE y las AN facilitasen una mejor cooperación entre las IES en el tema de la tecnología asistencial, para compartir prácticas innovadoras y fomentar la cooperación entre ellas.

  3. Aumentar la promoción de las oportunidades de movilidad internacional. Uno de los resultados del proyecto MappED! es el centro de información. Un lugar donde cualquier persona puede obtener información sobre cómo realizar una estancia en el extranjero. El Centro de información mejora la transparencia en los procedimientos de solicitud para el apoyo a las necesidades especiales del programa Erasmus en diferentes países. Desafortunadamente, la falta de información sobre la existencia de esta oportunidad es un obstáculo ya que no llega a muchos de los estudiantes. Las organizaciones de estudiantes, los sindicatos de estudiantes, las IES, las AN y la CE deben seguir promoviendo las diferentes oportunidades disponibles para realizar una movilizar internacional, faciliten que las experiencias de movilidad se expandan lo máximo posible.

  4. Promocionar los resultados de MappED! MappED! tiene una importante colección de material que puede ayudar a mejorar el proceso de movilidad de estudiantes con discapacidad. Por ejemplo, se pueden encontrar buenas prácticas, testimonios y acciones que pueden acercar experiencias pasadas a los futuros estudiantes y así mejorar su experiencia. Conviene recordar que MappED! está dirigido a AN, IES y, por supuesto, estudiantes. Es una herramienta para aquellos que quieren ayudar a lograr una movilidad inclusiva, por lo que es crucial crear conciencia de su existencia. Al mismo tiempo, MappED! es una plataforma de colaboración, por lo que es importante que las personas se unan y amplíen la información disponible en la plataforma. Solo dicha colaboración permitirá que la plataforma alcance su verdadero potencial y se convierta en una herramienta valiosa para la movilidad. Se recomienda que MappED! continúe siendo promovido hacia todas las partes interesadas relevantes, al tiempo que se realicen las acciones oportunas para que todos entiendan su valor y su potencial.

  5. Fomentar el empoderamiento personal. Incluso si existiera una mayor cantidad de herramientas para ayudar a los estudiantes con discapacidad a realizar una movilidad internacional, al final siempre se trata del esfuerzo que un estudiante está dispuesto a realizar para lograr sus objetivos. Herramientas como MappED! pueden facilitar el proceso de partir a estudiar al extranjero en un programa de movilidad para una persona con discapacidad, aún y así, las IES deben continuar alentando a los estudiantes a descubrir cosas por sí mismos y darles la dirección correcta para ese descubrimiento. Además, la experiencia internacional de intercambio ayuda a los estudiantes a desarrollar la autonomía y sentimiento de independencia al ofrecer situaciones donde se pone a prueba su madurez, algo que todavía alcanza más valor en los estudiantes con discapacidad al tener estos que enfrentarse con barreras de accesibilidad físicas y sociales. Desde MappED! se insiste en que las ORIs y los Servicios de Atención a Personas con Discapacidad se sigan coordinando para crear contenido accesible de forma conjunta, así como organizar ferias de movilidad accesibles donde se dé información específica sobre oportunidades y se invite a todos los estudiantes con algún tipo de discapacidad para que puedan ser informados de una forma más directa y personal sobre las oportunidades que ofrece una experiencia en el extranjero.

  6. Nuevo enfoque para el cálculo de las ayudas Erasmus+. Aunque exista ya financiación dentro del Programa Erasmus+ para los estudiantes con discapacidad para irse al extranjero, se ha observado que en muchas ocasiones esta cantidad no es suficiente y que no está distribuida de la forma más inclusiva. Desde MappED! se recomienda crear un reparto del dinero bajo un marco más inclusivo para la distribución de las ayudas, que pueda ofrecer flexibilidad a la hora de ayudar y dar soporte a los estudiantes con una o varias necesidades en función del tipo de discapacidad.

Futuro del proyecto

El proyecto MappED! finalizó el treinta de agosto del 2017 con la conferencia final celebrada en Bruselas, dejando como legado del proyecto varias innovaciones como la aplicación, el sitio web, la Guía de Cooperación entre Oficinas de Relaciones Internacionales y Oficinas de apoyo a la Discapacidad y las recomendaciones.

ESN continúa trabajando en materia de movilidad internacional inclusiva a través del programa ExchangeAbility y la cooperación en otros proyectos europeos, como Inclusive Mobility Alliance. De cara a seguir mejorando la aplicación e innovaciones desarrolladas durante el proyecto MappED!, ESN pretende solicitar próximamente otro proyecto Erasmus+ que permita continuar con el desarrollo del proyecto. Hasta entonces, desde ESN España continuaremos en continua colaboración con la Fundación ONCE, los Servicios de Atención a las Personas con Discapacidad de las universidades españolas y las ORIs, con tal de que entre todos sigamos realizando esfuerzos en común por una movilidad inclusiva.

Referencias bibliográficas

Comisión Europea (2018). Erasmus+ Project Results. Recuperado de http://ec.europa.eu/programmes/erasmus-plus/about/key-figures_es

Comisión Europea. (2016). Evaluation and tools. Recuperado de http://ec.europa.eu/ipg/standards/accessibility/validation/index_en.htm

MappED! (2018). MappED! and WCAG. Recuperado de https://mapped.eu/node/12

MappED! (2017). MappED! Final Recommendations Document. Recuperado de https://mapped.eu/sites/default/files/mapped_recommendations.pdf

World Wide Web Consortium (2008). Web Content Accessibility Guidelines (WCAG) 2.0. Recuperado de https://www.w3.org/

COMUNICACIÓN 5

EmoTraductor: Análisis Emocional para la Inclusión Digital

Paloma Gutiérrez Merino

Universidad Complutense de Madrid

Elena Kaloyanova Popova

Universidad Complutense de Madrid

Gema Eugercios Suárez

Universidad Complutense de Madrid

Virginia Francisco Gilmartín

Departamento de Ingeniería del Software e Inteligencia Artificial

Universidad Complutense de Madrid

Raquel Hervás Ballesteros

Instituto de Tecnología del Conocimiento

Universidad Complutense de Madrid


  1. Introducción

En la actualidad, gracias a Internet, vivimos rodeados de información. Tenemos acceso fácil y rápido a toda la información que necesitamos a través de diversos canales: blogs, redes sociales, sitios web, foros... Tener mucha información del entorno que nos rodea es una gran ventaja ya que nos permite adaptarnos a él, pero conlleva un nuevo reto: lo complicado ya no es obtener la información sino ser capaces de interpretar toda la información que recibimos de incontables fuentes. Para ello realmente no contamos con ninguna herramienta, sólo podemos contar con nuestra capacidad de análisis textual para comprender lo que dice un texto y cómo lo dice para así darle la importancia y el significado que debería tener para nosotros. Para una persona adulta con un buen conocimiento de su entorno puede resultar fácil llevar a cabo un proceso de análisis que le permita interpretar toda la información con la que se encuentra a lo largo de un día, pero, ¿qué pasa si alguien no tiene las capacidades necesarias para ello?

Según la Confederación Asperger España2, una de las principales dificultades a las que se enfrentan las personas con Síndrome de Asperger es detectar emociones y sentimientos ajenos, así como dificultad para expresar los suyos propios. Esto hace que en su día a día se encuentren en situaciones en las que la correcta identificación de emociones es fundamental para integrarse socialmente. Por ejemplo, a la hora de opinar en un blog es posible que se expresen de manera que no cumplan los convencionalismos sociales (por ejemplo, si les enfada lo que se ha publicado pondrán un comentario con un tono de enfado muy elevado). También se encuentran problemas en otras situaciones más habituales como contestar a un correo de un jefe o un profesor pudiendo malinterpretar el tono del correo y contestar de manera incorrecta. En estos casos sería muy útil poder contar con una herramienta capaz de mostrarles las emociones del texto que están leyendo o escribiendo. Con la herramienta que presentamos podrán asegurarse de si la emoción que han extraído de un texto o la emoción que transmite algo escrito por ellos coincide con la emoción que deseaban trasmitir.



  1. Estado de la cuestión

Las emociones son reacciones afectivas que surgen súbitamente ante un estímulo, duran un corto espacio de tiempo y comprenden una serie de repercusiones psicocorporales. Existen dos formas principales para representar las emociones: dimensiones y categorías. Las dimensiones emocionales representan los aspectos esenciales de una emoción. Generalmente se utilizan tres dimensiones (evaluación, activación y control) que forman un espacio tridimensional que permite identificar la emoción según los valores que tome para cada dimensión. Las categorías emocionales, la forma más común de representar las emociones, usan palabras emocionales o etiquetas afectivas para identificarlas. Los distintos idiomas poseen etiquetas muy potentes para la descripción de los estados emocionales. Por ejemplo, en castellano alegría o tristeza son categorías emocionales. Existen una gran multitud de categorías emocionales y se han propuesto muchos métodos para reducir su número. El más utilizado de estos métodos es el de las emociones básicas. Existe un acuerdo general acerca de que existen emociones que son consideradas más básicas que otras. Desde este punto de vista, las emociones básicas aparecen en todas las personas. El número de emociones básicas por lo general es pequeño, y en concreto en este trabajo hemos seleccionado las siguientes: alegría, tristeza, enfado, miedo y asco.

Existen varios métodos para el marcado emocional de textos (Francisco, 2008): keyword spotting, afinidad léxica, procesamiento estadístico, métodos manuales y métodos basados en el conocimiento del mundo real. En nuestro trabajo hemos usado el método de afinidad léxica que consiste en asignar a todas las palabras del texto una afinidad con las distintas emociones. Para encontrar dicha afinidad se necesita un diccionario afectivo en el que las palabras tengan etiquetas emocionales asociadas. Nuestro objetivo es analizar texto en castellano por lo que necesitamos un diccionario afectivo en castellano. Además, nos interesa que las palabras estén marcadas con un determinado valor para cada una de las categorías con las que queremos trabajar: tristeza, miedo, alegría, enfado y asco. De todos los diccionarios emocionales existentes solo hay dos que cumplen con ambos requisitos: el diccionario de Hinojosa y el de Ferré.

El diccionario de Hinojosa et al. (2016) contiene 875 palabras marcadas para dos dimensiones emocionales (valencia y activación) y cinco categorías emocionales (alegría, enfado, tristeza, miedo y asco). Cada palabra tiene asignado un valor de 1 a 9 para cada emoción básica (el 1 indica ausencia de la emoción y el 9 indica presencia completa). El diccionario incluye, además: clase gramatical, frecuencia de aparición, número de letras y sílabas y una serie de variables psicolingüísticas medidas de forma objetiva.

El diccionario de Ferré et al. (2017) está compuesto por 2.266 palabras, marcadas con las cinco categorías emocionales utilizadas en el diccionario de Hinojosa: alegría, ira, miedo, asco y tristeza. Cada palabra tiene asignado un valor de 1 a 5 para cada emoción básica (el 1 indica ausencia de la emoción y el 5 indica presencia completa). Las palabras que tienen un valor inferior a 2,5 para las cinco categorías se consideran neutrales mientras que las que tienen un valor superior al 2,5 son palabras emocionales.



  1. Análisis del contenido afectivo de un texto

Para cumplir nuestro objetivo de identificar la presencia de las cinco emociones básicas en textos en castellano hemos seguido una aproximación del tipo afinidad léxica. Para seguir este enfoque necesitamos un diccionario emocional que contenga palabras en castellano asociadas a cada una de las 5 emociones con las que vamos a trabajar: tristeza, miedo, alegría, enfado y asco. Como vimos en la sección anterior solo hay dos diccionarios que cumplan estos requisitos (el de Hinojos y Ferré). En lugar de restringirnos a uno solo de los diccionarios decidimos usar la herramienta EmoFinder3 para combinar los dos diccionarios en uno. Obtuvimos así un diccionario afectivo compuesto por 3.141 palabras marcadas con un grado del uno al cinco (el 1 indica ausencia de la emoción y el 5 indica presencia completa), para las cinco categorías emocionales. En la Tabla 1 podemos ver un fragmento del diccionario. Al igual que en los diccionarios en los que nos basamos, consideraremos que una palabra pertenece a una categoría emocional únicamente cuando el valor para dicha categoría es superior a 2,5. Por ejemplo, la palabra “abandono” pertenece a las categorías tristeza, miedo, enfado y asco mientras que “abanico” solo pertenece a la categoría alegría.

Palabra

Tristeza

Miedo

Alegría

Enfado

Asco

Abismo

2,47

4,13

1,30

1,53

1,12

Abandono

4,43

3,33

1,03

3,3

2,63

Abanico

1

1

2,67

1

1

Tabla 1. Fragmento del diccionario empleado por EmoTraductor

El diccionario obtenido ha sido ampliado añadiendo el lema de todas las palabras. Así a la hora de buscar una palabra en el diccionario lo haremos por el lema, lo que nos permite procesar no solo las 3.141 palabras del diccionario sino también sus derivadas. Por ejemplo, si en el diccionario está incluida la palabra “alegría” y en un texto aparece la palabra “alegre”, al tener ambas el mismo lema, diremos que “alegre” tiene la misma carga emocional que “alegría”.

Apoyándonos en el diccionario emocional descrito se han desarrollado una serie de servicios web que nos van a permitir analizar el contenido emocional de palabras, frases y textos tal y como se explica en las siguientes subsecciones.


    1. Análisis afectivo de una palabra

Lo primero que tenemos que hacer para obtener el contenido afectivo de cualquier palabra es obtener su lema para poder compararlo con los lemas de las palabras que tenemos almacenadas en nuestro diccionario. Una vez obtenido el lema buscamos la palabra en nuestro diccionario y devolvemos una lista de cinco valores, cada uno de los cuales se corresponde con una de las cinco emociones con las que trabajamos: tristeza, miedo, alegría, enfado y asco.

    1. Análisis afectivo de una frase

Se comienza dividiendo la frase en palabras y obteniendo la etiqueta gramatical de cada una de ellas. A continuación, debemos identificar las palabras candidatas a ser emocionales. Consideraremos una palabra candidata a ser emocional si su etiqueta gramatical es verbo, adjetivo o nombre. Hemos elegido estas categorías gramaticales ya que son las que consideramos que pueden tener contenido afectivo. El resto de categorías se utilizan para construir la sintaxis del lenguaje y no aportan ninguna emoción.

Para cada una de las palabras emocionales candidatas obtenemos la información emocional mediante el servicio web que devuelve los grados emocionales de una palabra (ver sección 3.1) y, vamos sumando los valores devueltos para cada una de las emociones. Por ejemplo, para la frase “Mi casa es bonita”, el servicio elegirá como palabras emocionales candidatas: “casa”, “es” y “bonita”, por ser un nombre, un verbo y un adjetivo respectivamente y llamará al servicio web que devuelve los grados emocionales para cada palabra candidata y sumará los resultados por emociones básicas.

Una vez que tenemos la suma de los grados para cada una de las emociones básicas tendremos que dividir dicho valor entre el número de palabras emocionales que había en la frase. En la Tabla 2 se muestra en detalle el proceso que se seguiría para calcular los grados emocionales para la frase “Estoy alegre y feliz”. Primero se obtienen los grados emocionales para cada categoría y se suman. Después se divide cada valor entre el número de palabras obteniendo así el valor final para cada emoción. En el ejemplo, los valores emocionales de la frase son muy similares a los valores emocionales de cada una de las palabras, esto se debe a que ambas palabras son prácticamente idénticas emocionalmente.





Tristeza

Miedo

Alegría

Enfado

Asco

alegre

1,10

1,23

4,83

1,10

1,03

feliz

1,10

1,20

4,63

1,00

1,00

Suma

2,20

1,43

9,46

2,10

2,03

Núm. Palabras

2

Valor final

1,10

1,21

4,73

1,05

1,02

Tabla 2. Resultado del análisis de la frase “Estoy alegre y feliz”

Si la frase fuera: “Estoy alegre y triste”, las palabras emocionales serían “alegre” y “triste” y el resultado final sería el que se puede ver en la Tabla 3. En este caso los valores de los grados emocionales para la frase se quedan en un punto intermedio entre los grados de las palabras emocionales. Así, la frase pertenece a las categorías tristeza y alegría a la vez, pero en menor grado que “triste” y “alegre” ya que ambas se contrarrestan.






Tristeza

Miedo

Alegría

Enfado

Asco

alegre

1,10

1,23

4,83

1,10

1,03

triste

4,47

2,17

1,03

2,06

1,50

Suma

5,57

3,40

5,86

3,16

2,53

Núm. Palabras

2

Valor final

2,78

1,70

2,93

1,58

1,26

Tabla 3. Resultado del análisis de la frase “Estoy alegre y triste”

Este servicio web, además de los grados para cada emoción, devuelve la lista de palabras que nos han llevado a obtener dichos resultados (palabras emocionales de la frase). Por ejemplo, si queremos obtener los grados emocionales de la frase: “Estoy alegre porque mañana es mi boda” no sólo se devolverán los grados para cada categoría sino también una lista con las palabras emocionales “alegre” y “boda”.



    1. Análisis afectivo de un texto

Para obtener la carga emocional de un texto lo primero que tenemos que hacer es dividir el texto en frases y obtener la carga afectiva de cada frase. A cada frase del texto le asignaremos un tipo: enunciativa, interrogativa o exclamativa y según su tipo tendrá más o menos peso en el cálculo de la carga afectiva del texto. Las frases exclamativas tienen el doble de peso que las enunciativas mientras que las interrogativas tienen la mitad. El análisis afectivo se realiza siguiendo un procedimiento similar al seguido para analizar las frases. En este caso, obtenemos los grados emocionales finales para cada una de las frases mediante el servicio web dedicado a ello (ver Sección 3.2) y los sumamos teniendo en cuenta el peso de cada frase: si es enunciativa se suman los grados tal cual, si es exclamativa antes de sumar los grados se multiplican por dos y si es interrogativa antes de sumar los grados se dividen entre dos. Una vez tenemos la suma de todas las frases que componen el texto se dividen los valores obtenidos entre el número de frases.

    1. API de servicios web emocionales

Con el objetivo de facilitar a los desarrolladores el uso de todos los servicios web creados hemos publicado todos los servicios desarrollados en una API4. En la API, para cada uno de los servicios disponibles se da una breve explicación junto con la URL de su petición, la información sobre la respuesta que devuelve y varios ejemplos.

  1. EmoTraductor

A partir de los servicios presentados en la Sección 3 hemos desarrollado una aplicación web llamada EmoTraductor5. La aplicación no solo identifica la emoción global del texto, también identifica los elementos del texto que influyen en dicha emoción. De este modo si el usuario descubre que la emoción que transmite el texto no es la deseada, sabrá qué tiene que cambiar para transmitir la emoción que quería.

Para diseñar la interfaz del EmoTraductor se realizó un diseño centrado en el usuario contando con expertos para diseñar los primeros prototipos y realizando una validación posterior con usuarios. El resultado es la interfaz que se muestra en la Imagen 1. En el cuadro de texto de la izquierda el usuario debe de introducir el texto a analizar y al pulsar el botón Traducir, aparecen las emociones contenidas en el texto y el texto introducido con las palabras emocionales en negrita.



Las emociones presentes en el texto estarán representadas en una barra repartida de forma proporcional al grado de cada emoción en el texto (en la Imagen 1 se puede ver como la tristeza tiene más peso que el miedo). Para representar las emociones se muestra la categoría emocional correspondiente (Alegría, Tristeza, Asco, Miedo y Enfado) y el pictograma de ARASAAC que representa dicha emoción. A cada emoción le corresponde, además, un color. Los colores por defecto son los utilizados en la película “Del revés": amarillo para la alegría, azul para la tristeza, rojo para el enfado, morado para el miedo y verde para asco. El usuario podrá cambiar estos colores en el menú de configuración tal y como se muestra en la Imagen 2. Esta personalización será muy útil para aquellos usuarios que tengan sinestesia6.

Imagen 1. Interfaz del EmoTraductor




Compartir con tus amigos:
1   ...   4   5   6   7   8   9   10   11   ...   33


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos