Comunicaciones presentadas


La Universidad Nacional: la universidad necesaria



Descargar 3.15 Mb.
Página8/14
Fecha de conversión30.12.2018
Tamaño3.15 Mb.
1   ...   4   5   6   7   8   9   10   11   ...   14

La Universidad Nacional: la universidad necesaria.

La Universidad Nacional, en marzo de 1973, se constituyó en la segunda casa de educación superior de Costa Rica se le llamó también la “universidad necesaria”, pues es concebida como humanista, que sirve a sectores considerados como menos privilegiados.

Como institución de educación superior estatal, no es ajena a los cambios que se generan a nivel nacional e internacional y, responde a los compromisos que el país realiza como Estado parte en todas sus áreas; en este caso específico en aquellas políticas relacionadas con la atención al estudiantado con discapacidad.

Algunas de estas propuestas que se han convertido en Conferencias, declaraciones y leyes han influido de forma directa en el país, como la conocida “Declaración de Salamanca” la cual reafirma el derecho a la educación que se sustentaba en la Declaración universal de los derechos humanos desde 1948 y en Costa Rica da pie a la ley 7600, promulga en mayo del 1996, sobre la “Igualdad de oportunidades para las personas con discapacidad”. Esta ley pone en la palestra la necesidad de cambios en diversas áreas que permita la equidad en los procesos de las personas con discapacidad.

En la Universidad Nacional, el interés en tener procesos cada vez más accesibles para todas las personas, se origina desde su propia creación. Sin embargo, es más reciente la atención a las personas con discapacidad y desde el 2009 se le designa a la Unidad de Admisión de la Vicerrectoría de Docencia, junto con el Departamento de Orientación y Psicología, la tarea de representar a la Universidad Nacional ante la comisión que realiza de forma conjunta los procesos de admisión de las universidades estatales, basadas en el principio de equidad.

Es así como se conforma la Comisión Interuniversitaria de Accesibilidad a la Educación Superior (CIAES), establecida por el Consejo Nacional de Rectores (CONARE), con el fin de dar seguimiento a la admisión de postulantes que solicitan apoyos en la aplicación de la Prueba de Aptitud Académica (PAA), que es requisito para ingresar a la universidad, así como en las pruebas específicas para el ingreso a alguna carrera.

De esta forma, se logra unificar algunos procesos, respetando las características propias de cada universidad estatal, a saber, la Universidad de Costa Rica (UCR), la Universidad Nacional (UNA), el Instituto Tecnológico de Costa Rica (ITCR), la Universidad Estatal a Distancia (UNED) y últimamente la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) y se mantiene como principal objetivo la equidad en los procesos de admisión estas universidades.

De manera específica en la Universidad Nacional, el Programa de Psicopedagogía del Departamento de Orientación y Psicología de la Vicerrectoría de Vida Estudiantil, colabora en el proceso de admisión y en la definición de ajustes y apoyos en la aplicación de la PAA, así como durante la permanencia en la universidad.

Este proceso que se inicia con la admisión de estudiantes con discapacidad y los posteriores apoyos ya en permanencia, ha implicado la necesidad de generar lineamientos para su atención, así como la búsqueda del apoyo político de las autoridades y la capacitación constante del personal académico.

En el año 2015, con la Declaración de Incheon “Educación 2030: Hacia una educación inclusiva y equitativa de calidad y un aprendizaje a lo largo de la vida para todos”, se proponen algunos elementos con el firme compromiso de eliminar las formas de exclusión, marginalización y desigualdades en el acceso a la educación, la garantía de brindar oportunidades de aprendizaje con calidad a lo largo de toda la vida, así como el compromiso con una educación inclusiva y de calidad, que garantizara un personal docente empoderado, con una adecuada selección y formación, profesionalmente calificado, motivado y apoyado.

Dada esta significativa conciencia de la necesidad de la educación inclusiva, en ese mismo año, el Consejo Universitario de la UNA, mediante el acuerdo UNA-SCU-ACUE-1313-2015, declara a esta casa de enseñanza como un “...espacio libre de todo tipo de discriminación por razones de sexo, orientación sexual, identidad de género, pertenencia étnica, clases sociales, discapacidad, edad, creencia religiosa, apariencia o lugar de procedencia” y promulga los principios del Estatuto orgánico que sustentan el quehacer universitario, dentro de ellos el principio de Inclusión, que especifica: “la inclusión de los sectores menos favorecidos por razones económicas, culturales o por discapacidad, se garantiza mediante una oferta académica, políticas de admisión y programas de becas especialmente dirigidos a esos grupos” (UNA, 2016).

La promulgación de este acuerdo, permite la creación de una serie de lineamientos que buscan el reconocimiento de la educación como un derecho humano fundamental y básico para lograr mejorar las condiciones de empleo y vida de las personas, y apoyar los procesos tendentes a la erradicación de la pobreza. Sin embargo, resulta imprescindible un cambio en las actitudes, y en la mentalidad de todos los que estamos involucrados en los procesos de enseñanza y de aprendizaje. Como afirma García Pastor:

La lucha contra la exclusión social requiere, de una parte, un reconocimiento de la diversidad que se traduzca en medidas en el plano jurídico-político, y de otra, el compromiso moral, el desarrollo de una ética común, en el que la educación tiene un papel fundamental. (cit. por Forteza, 2011, 136)

La Universidad como ente vivo y cambiante, ha ido en proceso de mejorar cada uno de los apoyos, prueba de ello es el Artículo 17 de su actual Estatuto Orgánico (2015) el cual promulga, en dos de sus incisos, que son derechos de los estudiantes de la Universidad Nacional:


  1. Disponer de oportunidades de acceso al estudio y de una formación universitaria de calidad en los niveles de pregrado, grado y posgrado. Los planes de estudio deben considerar diversas formas de aprendizaje, la posibilidad de combinar el estudio con el trabajo, así como la posibilidad de participar en programas de vinculación con el sector productivo.

  1. Acudir ante las instancias correspondientes, en forma individual o por medio de los organismos estudiantiles, cuando considere que sus derechos han sido lesionados.

Para lograr que los planes de estudio tengan en consideración las diversas formas de aprendizaje, la universidad como tal, debe abocarse a buscar los medios que permitan hacer realidad esta misión y convertirse en la universidad inclusiva y libre de discriminación, que se ha propuesto como proyecto institucional. Esto implica la capacitación docente constante, estructurada y flexible a la vez.

Por su parte, el Reglamento General sobre los procesos de Enseñanza y Aprendizaje de la Universidad Nacional propone en su Artículo 5: Respeto a las capacidades y las necesidades educativas, lo siguiente

quien como estudiante presenta necesidades educativas derivadas o no de una discapacidad y que se encuentra inscrito en una carrera, tiene derecho a recibir lecciones accesibles de acuerdo con sus capacidades y necesidades e información sobre los servicios de apoyo que brinda la institución y la Unidad académica. (UNA, 2016)

Aunado a ello, en el Artículo 13 puntualiza que:

Es obligación del cuerpo docente entregar a la dirección de la unidad académica, sección regional o a las direcciones académicas en las sedes regionales, una versión digital y dos copias de los programas definitivos de los cursos que impartirán, y de las estrategias metodológicas y de evaluación específicas para la atención de la población estudiantil con necesidades educativas especiales, para los efectos institucionales correspondientes. (UNA, 2016)

Esto compromete a la academia a pensar en las individualidades desde el proceso de preparación de sus cursos y da la pauta para la intervención individual del Programa de Psicopedagogía, que tiene como fin garantizar la accesibilidad de la población estudiantil con necesidades educativas, discapacidad o ambas.



  1. Procesos de apoyo durante la admisión y permanencia en la UNA

Esta normativa interna de la Universidad Nacional se ve reflejada en las acciones que se presentan desde la postulación del estudiantado con necesidades educativas, discapacidad o ambas, para la aplicación de la prueba de admisión, en la cual se valora las necesidades de cada postulante y se le asignan los apoyos. Si las personas ingresan a la universidad, se inicia un proceso de traslado de la documentación, de la Unidad de Admisión al Programa de Psicopedagogía, quien se encarga de la valoración, referencia y seguimiento de cada estudiante, así como de parte de la capacitación al personal docente y administrativo de la universidad, en forma conjunta con el Programa de Actualización profesional de la Vicerrectoría de Docencia.

Por tanto, la solicitud de apoyos en la aplicación de la PAA se constituye en la primera forma en que se ingresa al Programa, sin embargo, existen otras dos formas de solicitar los apoyos, una mediante una referencia de diferentes instancias docentes o administrativas y la otra por solicitud personal del estudiante.

Dichas solicitudes se clasifican por áreas de atención y se priorizan. Las áreas están divididas en: auditiva, visual, motriz, de salud, psicosocial, múltiple, déficit atencional y de aprendizaje.

Cabe destacar que el quehacer del Programa de Psicopedagogía busca reconocer las fortalezas de la población estudiantil y definir estrategias para minimizar el impacto de las barreras del entorno educativo que generan la discapacidad.

El proceso inicial de valoración del cual se obtiene información cualitativa relevante y actualizada por parte de cada estudiante, funciona como insumo para establecer los apoyos que la misma población estudiantil solicita, pues en la mayoría de casos cuentan con diagnósticos médicos y de otros especialistas quienes han marcado algunas pautas a seguir en el proceso de aprendizaje de primaria y secundaria. Sin embargo, los ajustes definidos tienden a variar en el transcurso del tiempo, en especial en función de la adquisición de nuevas habilidades y cambios que caracterizan al ser humano en su desarrollo, así como la experiencia propia de lo que es la educación superior universitaria.

Asimismo, se llevan a cabo estrategias de seguimiento con el fin de actualizar los ajustes metodológicos y de evaluación u otros apoyos definidos inicialmente, siendo prioritario las solicitudes y propuestas del estudiantado. Además, se toma en consideración el criterio profesional y sugerencias del personal académico según la vivencia en las aulas.

Como disciplina, la psicopedagogía sitúa al sujeto cognoscente como ser individual y en su relación con otros. Su labor está orientada a la promoción de la equidad de oportunidades del estudiantado que requieren productos de apoyo y adaptaciones metodológicas y de evaluación, mediante la atención individual o grupal en el proceso enseñanza aprendizaje, tomando en cuenta los diferentes actores involucrados. Al tener como finalidad ser mediadores en el proceso enseñanza aprendizaje, se realizan funciones de asesoría al personal docente y administrativo en la atención de las personas con discapacidad y necesidades educativas, con el fin de lograr los objetivos curriculares y potencializar el desarrollo integral de la población estudiantil.

Entre las labores que realiza el Programa se encuentran la Evaluación Psicopedagógica: la cual busca identificar, de manera conjunta, las dificultades en todos los ámbitos de su desarrollo educativo, por lo que, requiere de una visión integral del ser humano y de un compromiso en el profesional ante las necesidades del mismo. En un primer encuentro, se entrevista a cada estudiante y se analiza la información que aporta (referencia, historial académico, diagnósticos de otros profesionales, habilidades y destrezas cognitivas y socio emocionales, entre otros), para determinar las competencias con que cuenta ante las demandas educativas.

En un segundo momento y de acuerdo a los hallazgos encontrados en el primer encuentro, se aplican instrumentos, cuando corresponda, los cuales tienen como finalidad develar la condición real del estudiantado en cuanto a las destrezas cognitivas y factores socioemocionales y de esa forma, ampliar la información recolectada con el propósito de direccionar el proceso de atención y seguimiento requerido, partiendo del criterio personal de quien se atiende.

La aplicación de instrumentos se hace necesario en aquellos casos en los que el estudiante no tiene antecedentes de apoyos en su proceso educativo, o bien estos han sido aplicados de forma indiscriminada para todas las materias, en otras ocasiones nunca han sido evaluados por ningún especialista en psicopedagogía, psicología o afines para determinar con mayor certeza sus habilidades para el aprendizaje y la forma en cómo aprende.

Para el estudiantado con discapacidad visual se le solicita, en cada ciclo lectivo, la digitalización del material o la ampliación del mismo si así lo requiere, esta acción la coordina la subdirección de cada carrera, pero la ejecuta el sistema de bibliotecas, para ello se debe consultar a cada estudiante antes de terminar el ciclo lectivo acerca de las materias que espera matricular, de manera que se anticipe la digitalización del material. Asimismo, se le asigna un escribiente, si lo requiere, quien toma nota de lo escrito en la pizarra y de las explicaciones dadas por el docente. Además, se cuenta con una serie de productos de apoyo que se brinda a los estudiantes, en calidad de préstamo, tales como lupas, bastones, grabadoras portátiles digitales, lámparas, magnificadores portátiles, laptops, entre otros

A pesar de que este proceso de digitalización está consignado en una Gaceta universitaria, de acatamiento obligatorio, no se ha logrado en su totalidad por lo que ha sido recientemente reformada y se espera la aprobación final de las autoridades respectivas para ponerla en ejecución y, de esta forma, apoyar al estudiantado con acciones expeditas en este ámbito.

Por otra parte, la población estudiantil con discapacidad auditiva cuenta con un intérprete de lengua de señas costarricenses (LESCO) y un escribiente durante todas sus lecciones. Sin embargo, a nivel nacional hay un déficit de intérpretes calificados para que se desenvuelvan en el ámbito universitario, lo que en ocasiones hace difícil la contratación de dicho personal, a pesar de los innumerables procesos de contratación que se abren en el Departamento de Talento Humano, en forma conjunta con el Programa de Psicopedagogía y la comunidad sorda de la universidad.

En cuanto al estudiantado con alguna condición de salud, se le asignan los apoyos específicos requeridos los cuales van desde la descripción detallada acerca de las acciones que se deben realizar en situaciones específicas, hasta la asignación de un lugar de descanso dentro del Campus.

La atención de las personas con discapacidad psicosocial pretende que el estudiante tenga los apoyos requeridos tanto desde el Programa de Psicopedagogía como del de Psicología con apoyo psicoterapéutico y de Salud de requerir medicación.

A pesar de toda la normativa y del interés cada vez mayor por parte de las autoridades universitarias y de un importante segmento del personal académico, aún quedan vacíos importantes en la atención que brinda el docente con respecto al estudiantado, aún quedan resabios de los diferentes paradigmas de la discapacidad, vividos tanto por académicos y administrativos como por los mismos estudiantes con discapacidad.

Por tanto, se requiere de un proceso reflexivo por parte del personal académico y administrativo, hacia sí mismo, condicionado múltiples aspectos como la relación con personas con discapacidad, sus creencias, la atención a la diversidad y el papel de la universidad en este sentido, su expresión o inhibición de afectos: el cómo se siente cuando se encuentra delante de una persona con discapacidad, la posición respecto de esta población, entre otras. (Penna, 2012)

Este proceso debe ir acompañado de un conjunto de talleres o de trabajo individual, según se requiera, destinados al estudiantado de la universidad, que le permita mejorar sus estrategias cognitivas y metacognitivas y facilite la consecución de su carrera con éxito. Esta labor la ha venido abordando la Vicerrectoría de Docencia desde el Programa Éxito académico, mediante tutorías grupales e individuales relacionadas con los cursos que se brindan en la universidad y que tienen mayor repitencia, aunado a otros apoyos mediante talleres psicoeducativos sobre hábitos y estrategias de estudios, cómo hablar en público, manejo de la ansiedad ante las pruebas, redacción y muchos más que se han venido generando por la necesidad de la población estudiantil.



Conclusiones

En la actualidad, el papel de la docencia requiere de profundos cambios que les permita enfrentar la complejidad de las situaciones que se presentan, especialmente las relacionadas con la capacitación, desde una perspectiva sistémica de acción y no con políticas parciales o disgregadas tanto para la población en general como para los colectivos con discapacidad.

Si bien el proceso llevado por la Universidad Nacional se podría considerar como exitoso, si es importante tener en cuenta que aun tiene muchos retos, los cuales debe enfrentar de forma que le permita considerarse como una institución de educación superior inclusiva.

Este camino recorrido debe llevar a la concienciación, a reconocer las ventajas que posee la accesibilidad, a tener como prioridad brindar el acompañamiento académico junto a instancias de apoyo y contención, que les permita desarrollar las herramientas conceptuales, destrezas y competencias necesarias al momento de cursar una carrera universitaria, promoviendo estrategias de estudio, reflexión, tutorías, ajustes, convivencia social y algunas otras reconsideraciones que fortalezcan los procesos de ingreso y fundamentalmente de permanencia de estos grupos poblacionales. (Arce, cit por Hanne y Mainardi, 2013)

Es claro que este transitar en los caminos de la inclusión no es fácil, ni pretende serlo, pero si es satisfactorio reconocer que se ha venido trabajando al respecto, y que este nuevo Estatuto Orgánico de la Universidad Nacional interpele al cambio y a la atención de los diferentes estilos de aprendizaje y situaciones del estudiantado, por lo que resulta importante continuar la ruta, y en el ámbito de la educación inclusiva pasar de la retórica a la gestión, de la ley o pronunciamiento a la acción.

Como universidad debemos asumir la atención de la diversidad como un valor que promueve el aprendizaje de todos los sectores, pues estimula el desarrollo profesional de la academia, amplia la visión de los iguales, y por tanto se comparten conocimientos, retos, aprendizajes de las diferencias, entre otros.

Concluyo afirmando al igual que Senge (2005) que pocas fuerzas humanas son tan poderosas como una visión compartida…Crean una sensación de vínculo común que impregna la organización y brinda coherencia a actividades dispares (p.261).
Referencias

Quesada, JR (2005) La educación en Costa Rica: 1920-1949. En J.M. Salazar (Ed.) Historia de la Educación costarricense (pp.117-192) San José, Costa Rica: EUNED EUCR

Sales Ciges, A. (2006) La formación inicial del profesorado ante la diversidad una propuesta metodológica para el nuevo espacio europeo de educación superior. Revista interuniversitaria de formación del profesorado, (57), 200-218 http://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=2485173

UNESCO (1994) Conferencia mundial sobre necesidades educativas especiales: Acceso y calidad. Salamanca, España, http://www.unesco.org/education/pdf/SALAMA_S.PDF

UNESCO (1998) “La Educación Superior en el Siglo XXI: Visión y Acción”. Conferencia Mundial sobre la Educación Superior. París, 5 –9 de octubre. www.unesco.org/education/educprog/wche/declaration_spa.htm

UNESCO (2015) La Declaración de Incheon – Educación 2030: Hacia una educación inclusiva, equitable y de calidad a lo largo de toda la vida para todos. Incheon, Corea, http://www.waam2015.org/es/noticias/la-declaraci%C3%B3n-de-incheon-%E2%80%93-educaci%C3%B3n-2030-hacia-una-educaci%C3%B3n-inclusiva-equitable-y-de

Universidad Nacional (2015) Estatuto orgánico. Heredia, Costa Rica: EUNA

Universidad Nacional (2016) Reglamento general sobre los procesos de enseñanza y aprendizaje de la Universidad Nacional. Heredia, Costa Rica: EUNA



Trejos Quesada, Cilene.

Licenciada en Psicología, Máster en Psicopedagogía y en Administración Educativa. Estudiante de Doctorado en Educación Inclusiva de la Universidad de Baja California en México.

Actualmente labora como Psicopedagoga del Programa de Psicopedagogía de la Universidad Nacional de Costa Rica, el cual coordina y donde atiende de forma prioritaria a la población en condición de discapacidad visual y motriz.

Ha laborado como Académica Investigadora y Docente del Centro de Investigación y Docencia en Educación (CIDE) y del Centro de Estudios generales de esa universidad.

En la Universidad Estatal a Distancia (UNED) coordinó el Programa de atención a estudiantes con Necesidades educativas especiales, donde también fue tutora de Trabajos Finales de Graduación.
Quesada Acuña, Lucía.

Licenciada en Psicología, Máster en Psicopedagogía Actualmente labora como Psicopedagoga del Programa de Psicopedagogía de la Universidad Nacional de Costa Rica, atiende de forma prioritaria a la población con discapacidad psicosocial.



COMUNICACIÓN 8

El proyecto International Networking Campus “INnetCampus” y su impacto en los estudiantes con discapacidad españoles

Marta Medina García

Doctora en Pedagogía

Universidad de Granada


  1. Introducción

El derecho a la educación inclusiva se refiere a un derecho que acoge y se extiende a través de todo el sistema educativo desde infantil hasta la educación superior. No obstante, las personas con discapacidad en la actualidad no tienen una suficiente representación en la educación superior en Europa. Sólo un 9% de europeos con discapacidad han alcanzado un título universitario frente al 18% de los europeos sin discapacidad.

En este contexto se ha desarrollado el Programa Erasmus + INnetCampus, coordinado por la Fundación ONCE en consorcio con la Artesis Plantijn University College Antwerp, la Facultad de Derecho de Lisboa, y la Universidad de Granada, a través de su Secretariado para la Inclusión y la Diversidad. Tal proyecto se ha desarrollad durante los años 2016 y 2017, y tenía los siguientes objetivos, entre otros: reducir el abandono escolar temprano de los estudiantes con discapacidad, lograr la motivación y el aumento en la participación de los estudiantes en acciones y programas de movilidad transnacional.

El objetivo de este trabajo es analizar el impacto del programa en sus principales destinatarios, estudiantes españoles con discapacidad y sus familias. Para ello se realiza una metodología cuantitativa y cualitativa realizada a los participantes del programa.

Se espera que entre los resultados alcanzados se haya mejorado facilitar el intercambio y la difusión de buenas prácticas por parte de las universidades asociadas, y el fomento la inclusión en el ámbito de la educación superior europea.



  1. Antecedentes del Proyecto INnetCampus: La educación inclusiva universitaria y los programas de movilidad

En España está jurídicamente reconocido el derecho a la educación inclusiva de las personas con discapacidad a todos los niveles educativos, incluida la enseñanza universitaria (Alcaín Martínez y Medina García, 2017).

No obstante, uno de los principales déficits con los que se encuentra la educación inclusiva en su implementación, es la irregularidad en el desarrollo del tránsito entre etapas educativas, en particular con el tránsito hacia la educación superior. Las barreras en el ingreso a las diferentes etapas educativas, conforme se va perdiendo obligatoriedad en las mismas, van provocando que disminuya la garantía al derecho a la educación (Medina García, 2017) y por tanto, los estudiantes con discapacidad ven limitados sus deseos y expectativas de seguir formándose tal y como demuestran las cifras del III Estudio sobre el grado de inclusión del sistema universitario español, realizado en el año 2016 por la Fundación Universia y el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI). En él se indica que el total de estudiantes con discapacidad supone un 1,7% sobre el total de estudiantes universitarios y que el porcentaje de universitarios con discapacidad que extienden sus estudios (máster y/o posgrado) supone un 1,2%, y los que optan por realizar un doctorado un 0,9%, siguiendo la tendencia de que, a mayor nivel de estudios, menor representación de personas con discapacidad (Alcaín Martínez y Medina García, 2017).

Otro de los antecedentes del proyecto INnetCampus se centra en los programas de movilidad y la participación de los estudiantes con discapacidad en los mismos. Los resultados del informe de 2014 elaborado por Fundación ONCE sobre la participación de los universitarios con discapacidad en programas de movilidad, muestran la escasa participación de estudiantes universitarios con discapacidad en estos programas. Tan sólo el 0,12% de los estudiantes en el curso académico 2010-2012, es decir 13 estudiantes españoles. En la actualidad, según los últimos datos ofrecidos por Fundación ONCE a este respecto (octubre, 2018) estas cifras han aumentado ligeramente, siendo 102 universitarios con discapacidad los que se formaron en el extranjero gracias al programa Erasmus+ en 2017, un reducido número si se compara con el total de participantes que se situó en torno a las 40.000 personas en la misma fecha.

Así pues, en este marco se contextualiza y argumenta la necesidad de trabajar en programas y acciones como el que nos ocupa, que contribuyan a modificar esta realidad y generar así entornos educativos y de participación realmente inclusivos, que promuevan un cambio hacia el modelo social de discapacidad.



  1. Impacto del Proyecto en los estudiantes con discapacidad españoles y sus familias. Análisis de resultados

    1. Resultados del análisis cuantitativo del Proyecto INnetCampus

A lo largo de este apartado se realiza un análisis de los resultados cuantitativos del proyecto durante sus dos años de realización, 2016 como experiencia piloto y 2017 como Campus de consolidación. En dicho análisis se valora el grado de satisfacción con las actividades, el programa, así como la utilidad y eficacia del proyecto en relación a la consecución de los objetivos previstos.

Por otro lado, mostramos los resultados cualitativos obtenidos de la entrevista realizada a las familias de los participantes de 2016 y 2017. Estos datos no sólo forman un complemento importante a la información obtenida por los jóvenes, sino que son bastante reveladores y necesarios para conocer la percepción de las familias y su opinión sobre el programa como agentes directos del mismo.

Las encuestas fueron administradas a un total de 32 participantes, 15 de 2016 y 17 correspondientes a 2017. A continuación, abordamos un análisis de los aspectos más relevantes: actividades y valor percibido del proyecto.

En relación a las actividades, concretamente a las dirigidas a la orientación vocacional, los datos se muestran cercanos a 5 (índice más alto de la escala Likert de 1 a 5) lo que demuestra que se trata de actividades bien diseñadas en su forma y desarrollo, pues el grado de satisfacción con la misma acoge a todos ítems que la miden: accesibilidad, contenidos y metodología, utilidad y grado de satisfacción general etc.



Sirva como muestra los estadísticos descriptivos que a continuación presentamos relacionados con las actividades de las áreas de Humanidades y Ciencias realizadas en INnetCampus 2017 en la cual se puede apreciar que todos los ítems superan el valor 4 de calificación.

En cuanto a las actuaciones dirigidas al desarrollo personal destacamos, en primer lugar, aquellas sesiones que han sido muy bien valoradas por los participantes. Por lo tanto, a la vista de los estadísticos descriptivos, las actividades con un enfoque de trabajo orientado al desarrollo personal mejor valoradas están dirigidas al empoderamiento de los estudiantes con discapacidad, a través del reconocimiento de la diversidad y el valor que esto les otorga.



Por último, en lo que se refiere a bloques de actividades, en este caso dirigidos al ocio, deporte y cultura, nos encontramos que los talleres que han alcanzado los niveles más altos de satisfacción y cumplimiento de expectativas son la visita a la Alhambra y la sesión de deporte inclusivo.



Una vez realizado el análisis de valoración de las actividades, nos centraremos en los valores objetivos obtenidos en la valoración global del proyecto, en el que destacan las siguientes cuestiones:

La mayoría afirman haber aprendido mucho en las actividades académicas incluso siendo de ayuda para aclarar su orientación vocacional. Todo el programa de actuaciones se enmarca en el contexto universitario, cubriendo así las características y objetivos del proyecto y a la vista de los datos se confirma el logro de estos pues la mayoría manifiestan haberse sentido como estudiantes universitarios.

Si nos centramos en el mayor indicador del grado de satisfacción general con el proyecto, referido a la recomendación de participación, la respuesta es significativamente positiva alcanzando los valores más altos de la escala. Sirva como muestra de las cuestiones referidas el siguiente descriptivo:



Preguntas:

1. He aprendido en actividades académicas

2. Las visitas culturales han sido interesantes

3. Las actividades de ocio han sido entretenidas

4. La estancia y las comidas han sido satisfactorias

5. En general, la organización y planificación han sido correctas

6. Me he sentido como un estudiante universitario

7. Recomendaría a otra gente apuntarse al Campus Europeo Inclusivo

Por último, en relación a la evaluación global del programa, creemos oportuno destacar el valor en el desarrollo personal y social que poseen este tipo de iniciativas, a la vista de los resultados manifestados en dos de sus ítems más relevantes en este sentido, ya que todos los participantes destacan que uno de los aspectos más apreciados tras su paso por el programa es el hecho de hacer nuevas amistades. Y, por otro lado, el 100% recomendaría a otros estudiantes la experiencia de asistir a uno de los Campus.





    1. Compartir con tus amigos:
1   ...   4   5   6   7   8   9   10   11   ...   14


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad