Comunicación II



Descargar 108.27 Kb.
Página5/5
Fecha de conversión16.12.2018
Tamaño108.27 Kb.
1   2   3   4   5

VI


Y finalmente están, para ver el funcionamiento ideológico, los ejemplos de Mitologías que del 57 al 70 y pico van a gobernar el análisis que ustedes van a ver en el debate de los prácticos, en el análisis del Pato Donald, en el análisis de la semantización de violencia política, y en los textos en los que se trata de advertir cómo –para decirlo muy brutalmente- el Imperialismo cultural produce, inocula, introyecta modelos eufemísticamente. Donde hay “progreso” hay regresión, donde hay “incorporación al mundo” hay destrucción de culturas populares y nacionales, donde hay “incorporación de modelos modernos” hay incorporación del modelo americano de vida, es decir que está vinculado a esta mitologización, y un poco arranca de Mitologías de Barthes, después sumará estructuralismo, aparatos ideológicos de estado de Althusser, la lingüística y la semiología francesa, etc, para arribar a cómo.... fíjense que ustedes leen el texto de Verón, de la semantización de la violencia política y ellos dicen “Eh, Mangone, ya lo sé”, pero más allá de la terminología... por ejemplo, el Mimo Mudo de Piñón Fijo... ¿lo conocen al Mimo Mudo, lo vieron alguna vez?... hay un enfrentamiento ahí entre Piñón Fijo y el Mimo Mudo, y el Mimo Mudo está con un pasamontañas... y Piñón Fijo podrá ser todo lo progresista que quieran, pero los chorros en las caricaturas argentinas tenían un antifaz, no un pasamontañas, ahora el pasamontañas tiene otra connotación, piquetera, zapatista, etc, digo, no lo vamos a analizar esto... ahora, si esto estaba en los 70 caían Verón, Mattelart y Schmucler como aviones, así, como cayeron sobre Plaza Sésamo, sobre el Pato Donald, sobre la publicidad, Muraro, todos caían sobre eso y decían “acá está el poder, acá hay representaciones diferenciadas”. Fíjense, es muy interesante eso, hay una crítica de una película de Hopkins, ahora en el Festival de Venecia donde Nicole Kidman hace de sirvienta!... entonces el cronista dice “si bien en los países centrales hay rubias pobres, ¿Nicole Kidman sirvienta?, no da el perfil”, no da para el rol. En definitiva ustedes ven una telenovela de los 60 y 70 y la sirvienta tiene unas características, el guardaespaldas tiene unas características, el matón, y más podríamos decir: el malo es feo, cosa que después no va a ocurrir... y ahora mucha variante no hay!, se elige a un personaje en un casting y lo eligen frente a estereotipos. La diferencia entre los 60 y 70 y hoy es que hoy se lo observa con un grado de cinismo, se dice “qué querés, es así, es realista”, y en los 60 y 70 se lo juzgaba éticamente, con terminología semiológica en todo caso... Es decir que por ósmosis hacia los medios masivos, y a ustedes mismos en su formación secundaria, en los profesores que les dieron algunos elementos de análisis del discurso, análisis de la prensa, ya advierten que los dispositivos de mostración de las noticias, de la representación de los actores, etc, es distinta. Y eso está vinculado a una naturalización del dominio. Cuando Kirchner va a ver a Bush, entra al salón oval, al famoso salón oval del habano de Clinton, y Bush le da la mano, y Kirchner le dice “somos iguales, somos de tierra adentro”, no sé para qué le dice eso!...y la mano en la rodilla, de Kirchner sobre Bush, que ni Menem lo hizo hubiese sido quince días de análisis... quiero decir.. Como digo lo verbal, digo lo icónico, es un momento en los 60 y 70 en que se pone en juego determina saberes especializados de la semiología en función de proyectos de denuncia ideológica y de concientización social. Esta articulación se da casi por fuera de la Universidad. Hoy esto ya circula por adentro, por lo tanto se convierte en algo sereno. Yo tengo una jerga, una técnica y un objeto, y lo que tengo que lograr es aplicarlo adecuada y correctamente sin más finalidad que esa. Esto es muy diferente de lo que hacían Verón, Mattelart, Schmucler, Dorfman, los peruanos, los mexicanos, los venezolanos en ese momento. Era, como dice Schmucler en un famoso reportaje en la revista Causas y Azares, célebre ya, “llevábamos en nuestras mochilas de intelectuales –mochila, había otros que llevaban otras mochilas, mochilas guerrilleras- a Althusser, Freire, la semiología, Barthes, y eran armas de la crítica”, como el viejo dicho de Marx, de la crítica de las armas a las armas de la crítica, entonces los intelectuales tenían armas de la crítica. Digo, ustedes lo pueden recibir como algo ya conocido, pero estamos hablando de un proceso histórico, estamos reconociendo la función distinta que tiene en cada década una misma práctica. Hacer lo mismo puede significar distinto en cada momento.

Y ¿por qué “El usuario y la huelga”?, porque es casi el ejemplo de Mitologías más interesante de todos estos procesos de inversión, desplazamiento, denegación, eufemismo y condensación. No sé si lo leyeron el texto, pero bueno, lo vieron alguna vez en su vida. Barthes en el 57 o un poco antes, está analizando lo que es la repercusión gráfica –porque en ese momento ni radiofónica, ni menos televisiva- de lo que es una huelga, una huelga de servicios públicos en una gran ciudad como París, y lo podemos trasladar a cualquier momento. La huelga en el funcionalismo americano es una anomalía, una interrupción, y desde Frankfurt sería una expresión de conflicto, de conflicto de intereses en pugna. Ahora, una huelga deservicios tiene un elemento, un tercero excluido o no incluido en la huelga, que es el usuario. Está el patrón, el empleado y el usuario. Hay un triángulo. Y los medios masivos cuando difunden una huelga se ubican siempre en el lugar del usuario porque nunca uno mira o lee un medio como patrón o como empleado sino como usuario. Es decir que su relación es de uso circunstancial, de tiempo libre. En general aunque podemos tener situaciones diversas, uno consume la Industria cultural en el tiempo libre, o se hace de tiempo en su tiempo de trabajo. Ya su relación es una relación distinta. Los medios le hablan a gente que en principio no tiene problemas y los problemas le interrumpen el no tener problemas. Le hablan a un conjunto de gente que es feliz, y sólo reconoce la no felicidad cuando habla de la no felicidad, pero en general no le puede hablar a la gente de... “este programa está dedicado a todos los que sufren”, bueno, será un programa especial, pero poner todas las semanas un programa con todos los que sufren... y no de manera así, como teatralización, estoy refiriéndome a una cierta nobleza de intenciones. La persona generalmente cuando prende la televisión, lee un diario, en ese momento tiene que irse de sus circunstancias, salvo cuando se informa para sus circunstancias. Pero en ficción, una miscelánea, una narración, etc, no... Entonces ¿qué pasa con una huelga? La imposición sociológica de encuestar a gente que está en la fila de Constitución esperando el tren o el colectivo a las seis de la mañana en plena huelga es totalmente distorsionante... hagan la prueba... yo mismo que soy muy comprensivo con todas las huelgas que ocurren... comprensivo, solidario, a veces protagonista, ejecutor, dirigente, a veces me puedo sentir sorprendido porque tengo todo articulado mi cronograma y paran los subtes sorpresivamente 30 minutos, y bueno, me siento mal, no voy a decir las barbaridades que escucho en el andén... pero en esa función el medio se ubica y generalmente desplaza hasta último momento y si la huelga dura mucho ya tiene algún grado de simpatía o generalización, hasta el último momento desplaza la voz de los protagonistas de la huelga, de los obreros, de los delegados, etc. Publica la voz de los patrones, de la dirigencia máxima de los obreros, y de los usuarios. Entonces, claro, ¿cómo se vuelve eufemístico o naturalizado eso?. Veamos una mañana en la radio argentina, hay una huelga de maestros, una huelga de transporte... Ibarra, Nelson Castro, con matices, Valenzuela y Barone, Madariaga,Castañón, cualquiera, llaman a esos tipos, ni qué decir Hadad, Longobardi, y todos esos, que para ellos las huelgas ¿qué son las huelgas?, únicamente tiene que hacerse huelga contra Chavez, ahí sí, huelga hasta el fin... pero vamos a ocuparnos de Ibarra, el sentido común medio, Clarín, de un lado y del otro... Ibarra habla con un dirigente de la huelga y le pregunta “¿por qué una huelga, cómo hemos llegado a una huelga, por qué empezar por una huelga?”, y el dirigente, depende de su flexibilidad, de su manejo, de su inteligencia, su oportunismo, su nobleza, su honestidad, su transparencia, le dice “bueno, Ibarra, no es que empezamos por una huelga, este es un proceso de tres meses, escribimos una paritaria, la rechazaron, después hicimos una petición, después marchamos hacia el Ministerio, después paramos un turno, después paramos diez minutos, y ahora hacemos la huelga”. “- si, pero la huelga perjudica a mucha gente”... entonces, depende del carácter del dirigente, un dirigente ya incorporado al sistema de medios dice “si, lamentamos mucho que estas medidas perjudiquen”. Uno que quiere entrar en los medios y patear la puerta, como pateó Rico o Moyano hace dos años, D’Elía hace menos... dice “bueno Ibarra, siempre va a haber perjuicios, y qué quiere? Es un conflicto”, “pero, Moyano, cómo van a hacer esto que perjudica a la gente!”, “-Nosotros también somos gente, Ibarra!!”... y ahí empieza una lucha por el sentido del acto, pero claro, Ibarra tiene el pie, cierra la comunicación. O si no lo que hacen es que llamen los usuarios, y los usuarios, claro, imaginemos una sociedad totalmente atomizada: la madre lleva al hijo al colegio primario a las 8 menos cuarto de la mañana y la maestra le dice “tenemos paro”, la madre tiene que agarrar a los hijos y llevarlos a otro lado, a la abuela, a la tía, no está, la otra tía... y se tiene que ir al laburo, ¿dónde deja a los chicos, los cuelga?, no, los lleva a la casa pero no los puede dejar solos. Putea ¿a quién? A la maestra, y sobre todo si tiene dos hijos, si tiene cinco ya no, porque seguro que si tiene cinco hijos ya la mayor cuida a todos los más chicos, es un aula en la casa, y hay más comprensión con las maestras en esos casos. La otra putea hasta que coloca a los chicos, ¿y esa tipa qué hace? Es doctora, médica o empleada pública en un hospital. Llega al hospital y hay asamblea, paro. Entonces la maestra está de paro pero la hermana de la maestra se iba a atender al Francés, y llega al Francés y dice “como? No puede ser que estén de paro!”. Esta no sabe que es la hermana de la maestra, porque sino le dice “mirá, tu hermana, la turra de tu hermana, paró esta mañana y yo no pude dejar a los pibes”... entonces en esa colocación para el Francés, y la otra empleada del Francés también va a tomar el tren, y el tipo del tren iba a buscar a los hijos a la salida de la escuela...

Quiero decir con esto que cuando los medios van a cada usuario atomizadamente, la forma de naturalización ideológica es borrar las relaciones causales entre actores y entre hechos, y esto es muy importante, porque la conciencia fragmentada es expresión de la fragmentación de la percepción de la realidad en la gente. Cuando uno concatena, relaciona y causaliza, globaliza, politiza, y en realidad los medios cuentan... bueno la otra versión humana es... a la mañana viene esta cuestión, y a la noche viene “la historia del día agitado”, en Telenoche. Ponen Constitución a las seis de la mañana, y ya no hay un ataque al paro, porque hay que ver la evaluación del paro durante el día, si es paro fuerte, un disgusto general, etc, y entonces viene la historia de vida de uno que cuenta “fui hasta allá, caminé quince cuadras, después caminé 20 para llegar a mi trabajo...”, es decir que hay un formateo de la noticia borrando ya las causalidades, construyendo una narración didáctica en donde hay una epopeya que no es de la clase trabajadora sino de un sujeto, de una ética particular. Esto es muy importante tenerlo en cuenta porque es otra forma de desplazamiento, de denegación, etc.



Entonces en “El Usuario y la huelga”, algo muy actual, Néstor Ibarra termina planteando un dilema que es “¿puede haber huelgas?”, porque para los medios no puede haber huelgas de algo que no puede dejar de hacerse, entonces... yo no sé si ustedes saben que el sindicato de anestesistas es uno de los más fuertes del sistema médico, y están considerados como unos tipos jorobados... y frente al hecho de una huelga si el medio pone “los anestesistas pararon”, y yo soy familiar de alguien a quien tiene que hacerle dos bypass le digo “no, ¿qué hacés? Pará mañana!”... y entonces pareciera que los anestesistas no pueden parar, y si los anestesistas no pueden parar podríamos plantearnos lo siguiente: es muy cruel, pero... “hoy no ganan cien, ganan ochenta, sesenta, cuarenta, trabajen gratis, viejo, no pueden parar”, y ahí volvemos al esclavo que no trabajaba... ¿se acuerdan?... y el anestesista puede decir “si no gano nada me voy”, por eso nunca van a ganar nada, pero quiero decir que las condiciones extorsivas con respecto a diez profesiones de la sociedad, diez más no, pero son los servicios... porque al que para la producción lo echan por la huelga o la gana, o le aumentan el sueldo y les para la producción... decía Neustadt en una mejor época, y lo dicen hoy: “por qué no hacen paro a la japonesa?”, cuando el conflicto en Japón es producir más para que se perjudique el patrón... “ah! Vos no me querés pagar lo que yo quiero? Bueno, laburamos tres días seguidos, te llenamos de stock, y desvalorizamos tu capital ”, entonces bueno, generaron un perjuicio, entonces los japoneses se sientan a negociar. Acá no es así, es diferente la situación. El paro a la japonesa en Tribunales es distinto, porque vos estás despachando expedientes y entonces los Tribunales tiene que hacerse cargo de esos expedientes más rápidamente y las zonas que deciden el sueldo en Tribunales, la Corte Suprema y todo eso, se ven asfixiadas, entonces, lo que quiero decir es que esta explicación en los medios no existe, y podríamos terminar diciendo que la caracterización que hace la ideología dominante del funcionamiento de la sociedad fundamentalmente elige romper las causalidades. Es como nos muestra una película por fotogramas, y en el caso de lo mediático, que sería uno de los funcionamientos de la ideología dominante porque en los aparatos ideológicos de estado de Althusser hay varios aparatos ideológicos de estado (los Partidos, los gremios, la familia, las iglesias, la escuela...), aparte de borrar las causalidades y sería otra forma también de borrar las causalidades, borra los orígenes, disimula los efectos, borronea los aspectos de clase, más bien generaliza una clase... “el usuario”... hay usuarios de diferentes clases, por ejemplo Ibarra podrá decir “al final los más perjudicados son los más pobres, una guerra de pobres contra pobres”, pero no lo dice con el proyecto de que se unan los pobres para que no sea más una guerra de pobres contra pobres, porque cuando se unen todos los pobres dicen “no, no, atención”... este es un proceso muy interesante porque ha ganado la conciencia de mucha gente en todos estos países, e incluso en varios de los países desarrollados, por eso aparecen las guardias mínimas, los servicios de emergencia que el Estado negocia con los gremios, y por eso en definitiva las huelgas aisladas no han tenido éxito después de la década del 70... Las huelgas que tiene éxito son las huelgas largas y al mismo tiempo hay como un rechazo a eso generado por los medios porque la huelga larga implica un gran desgaste, etc, pero este es un ejemplo que puede ser práctico.

Bueno, para la próxima clase tiene que leer los textos de Pasquali y Muraro que ya aplican en América Latina algunas de las características que acabamos de ver.


Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad