Compendio del abhidhamma



Descargar 151 Kb.
Página3/3
Fecha de conversión10.12.2017
Tamaño151 Kb.
Vistas115
Descargas0
1   2   3

Ahora lo que se ve, se oye, se siente, se sabe, se obtiene, se busca y se expresa por la mente es impermanente. Las Percepciones o Interpretaciones perfectas “CORRECTAS” no pueden ser creadas de algo creado, una construcción Sin Yo. Sólo la Realidad Absoluta Permanente Verdadera, a través de SU Propia Realización, Sabiduría Intuitiva y COMPLETO Despertar e Iluminación puede SABER.

La Realidad Absoluta Verdadera ES el YO. Pero dado que la REALIDAD ABSOLUTA VERDADERA es incomprensible, no es la creencia entonces que “eso” - un SER manifestado después de morir, Yo, como esta personalidad, esta individualidad - llegará a ser permanente, eternamente durable, no sujeto al cambio, YO permaneceré actuando en lo eterno, ¿no es esto completamente absurdo dado que TODO lo que es creado e impermanente es esencialmente una fantasía, un espectáculo de marionetas mentales? Esta es la razón por la cual los Budistas eliminan todas las creencias falsas y los caprichos vanos de que EN lo que es CREADO e IMPERMANENTE no hay “nada permanente” que realmente pueda decir, “YO SOY, MIO, YO SERÉ y YO SOY EL HACEDOR.”


Pero… “a través de lo que es manifestado, lo siguiente se puede decir: El cuerpo, los sentimientos, la percepción y la mente/consciencia no son el Yo. El Yo no tienen cuerpo, ni sentimientos, ni percepción, ni actividades, ni mente/consciencia. Esas cosas construidas en realidades fabricadas fantasiosamente, de acuerdo con el Ser que sigue el Budismo Fundamental, son observadas y juzgadas como, “Estas cosas CREADAS no son mías, estas cosas no soy Yo, estas cosas no son el Yo mío, y no son el Yo de todos los Seres en todas las realidades fabricadas.”

Los Diez Eslabones que “encadenan” los Seres para perpetuarse ellos mismos en realidades artificiales, manufacturadas, ficticias son:


  1. Las creencias e impulsos de una personalidad individual permanente, alma o yo.

  2. . El apego a interpretaciones o percepciones, ritos, rituales, dogmas y supersticiones erróneas.

  3. . Las dudas y la confusión.

  4. . Los vínculos, los apegos, las pasiones, los deseos de los sentidos, la lujuria y las ambiciones.

  5. . La antipatía, las aversiones, el odio, la malicia, el deseo enfermizo, la malevolencia y el despecho.

  6. La lujuria y los deseos por perpetuar las formas de Materia en buen estado de aquí en adelante.

  7. La lujuria y los deseos por perpetuar las no formas y el más allá de lo que no es la Materia, de aquí en adelante.

  8. Los Puntos de Vista incorrectos de las ideas y conceptos más el orgullo y la arrogancia, declarando, “Yo soy el hacedor”.

  9. La excitación por las construcciones y el perpetuar las realidades artificiales, la Desilusión e Ilusión Propia.

  10. La adición al fingimiento propio y al estado completo de Ignorancia Propia, necesario para la ILUSIÓN de realidades artificiales e individualidades que parecen reales y también necesario para no ver la impermanencia y la enfermedad por lo que son, y el dolor y lo perecedero asociados con estas adiciones, concebidos enfermizamente y condicionados, estados efímeros de la existencia ficticia fabricada.

Esto comprende “la maquinaria” que impulsa la continuación de la repetición por cada Punto de Vista del Yo.

La meta es el destruir la adiciones, los deseos, que perpetúan la manifestación de las realidades construidas donde hay la experiencia VICARIA de los sentidos, las sensaciones y los sentimientos en los mundos construidos, en los dominios fabricados, todos ellos que son impermanentes, enfermizos y ausente del Yo. Esta terminación de todos los deseos, adiciones y manifestaciones iguala al Nirvana, el Estado de Realidad Verdadero y Permanente, la LIBERTAD de lo que ha surgido.

El Budismo y el Dharma (Dhamma) o doctrina es el Pasaje o Camino que finaliza las adiciones, los deseos vehementes, el llegar a ser una y otra vez de los estados de existencia falsos construidos; y así obtener la meta, EL ESTADO VERDADERO DE LA REALIDAD PERMANENTE. Y con la realización del estado verdadero de la realidad permanente, el final de todo sufrimiento y angustia, el final de todo renacimiento, el final de todo lo que es creado, impermanente, enfermizo y sin YO.

Todos los deseos, todas las adiciones, todos los impedimentos DEBEN por ultimo ser renunciados, destruidos, terminados, desechados y abandonados para poder finalizar todos los renacimientos, para terminar toda la renovación de las realidades falsas manufacturadas, y ganar el Nirvana, la Inmortalidad, el estado permanente verdadero ESO DE HECHO ES LA ÚNICA REALIDAD VERDADERA.

Todos los estados falsos de existencia construida y todas las creaciones construidas de todos los elementos de ambos, material e inmaterial, la figura material, el cuerpo, los órganos de los sentidos, los campos de los sentidos internos y externos, las sensaciones, los sentimientos, las experiencias, la percepción, las actividades, la mente, la consciencia, los estados mentales y de pensamiento, son impermanentes, enfermizos y sin Yo propio. Todas las construcciones desde la perspectiva Budista son observadas como, “No son mías, esas creaciones no son YO, esas no son el YO para mi, o el YO mío. La verdadera naturaleza del Yo, la que no es DE o está EN esas cosas, es No Nacida, No Creada, Inmortal, ESO que es inconcebible.

“Lo que sea y donde quiera, cualquier cosa que ha llegado a ser, que ha llegado a manifestarse; que es compuesta y construida; que es pensado e influenciado o cambiado y creado mentalmente; es dependiente en algo o en cualquier cosa, es IMPERMANENTE. Lo que es impermanente eso es inherentemente infeliz, angustioso, enfermizo. Lo que es impermanente, la infelicidad, la angustia y la enfermedad no es mía, ni de mi, eso no soy Yo, eso no es el Yo mío.”

El YO es; pero este, o lo otro, no es. Lo que es permanente es real. Lo que es impermanente es lo que no es real.

Todo “esto” - todo - es creado, pensado y afectado o cambiado, fugaz, impermanente, y sólo es una fantasía del No Yo, una intelección o razonamiento gastado, una creencia u opinión, una imaginación, un estado de desilusión, TODO hecho de pensamiento, que inherentemente debe de terminar en disolución. Todo es el círculo vicioso de una invención ficticia. Y para uno que ha dejado de tener apegos o deseos por lo que no existe en verdad, ya no hay más angustia mental o renacimiento.

Las cosas creadas, son inherentemente sujetas a la decadencia, y entonces finalmente ellas son disueltas otra vez.

Por mucho, mucho tiempo, cada Mente, cada “punto de vista” del Yo en su círculo o ronda de invención, ha sido adulterado o contaminado por el deseo, por la lujuria, por el odio, por las opiniones falsas y las ilusiones. Y por la Mente contaminada y el punto de vista del Yo, los “Seres” son contaminados o adulterados. Por la Pureza de Mente, y el punto de vista del YO, los Seres se hacen puros. La Mente y cada punto de vista del Yo han sido enredados y atrapados en la fantasía, dados habitualmente a la ilusión, deseando los placeres de los conceptos de las seis esferas de los sentidos; deseando individualidad y continuos renacimientos en esto y aquello; deseando falsos puntos de vista que ayuden a las alucinaciones y fantasías; y deseando la ignorancia para continuar lo que ha sido creado, y que ha surgido.

Considere lo siguiente: si los deseos e impedimentos de un Ser dado - un punto de vista de un Yo - han sido destruidos en la “expresión” previa de una realidad construida, no habría vuelto a ser otra vez, NINGÚN OTRO renacimiento nuevo, ninguna reforma de un cuerpo, ninguna mente y ninguna continuación del punto de vista. Y por lo tanto, no habría ninguna lucha nueva, ni sufrimiento nuevo, ni dolor, ni angustia, ni pena, ni tristeza, ni lamentaciones, ni desesperación, ni aflicción, ni enfermedad, ni vejez, ni decadencia ni muerte. Cada Ser, cada punto de vista del Yo, debe resolver, tarde o temprano, que ESO NO SERÁ OTRA VEZ, Y EL MÍO NO SERÁ. Este punto de vista ha llegado a su conclusión - el Nirvana.

Pero hasta que “un punto de vista del Yo” despierte, ponga fin a los deseos por los sentidos, las sensaciones y los placeres de los sentidos; por el perpetuar la individualidad continua, por el llegar a ser una y otra vez un punto de vista en esas manifestaciones; por la fantasía y los falsos puntos de vista; y por la ignorancia; esas realidades “creadas” artificiales continuarán y el dolor, la angustia y el sufrimiento de ellos. Y mientras esas existencias artificiales fabricadas continúen, está el PELIGRO CONTINUO de el dolor futuro, la angustia y el sufrimiento de futuros renacimientos, manifestándose OTRA VEZ en mundos INFERIORES fabricados de angustia incrementada por las actividades MALÉVOLAS pasadas de pensamiento, palabra y acción.

Hasta que un “Ser” creado alcance el Nirvana y llegue a la terminación, ganando la Inmortalidad, consecuentemente para ese Ser lo que ha sido creado continuará, cada Ser andará entre los mundos y los dominios construidos - superiores, medios e inferiores.

Habrán logros de pensamientos, palabras y acciones BUENAS; y también habrán logros de pensamientos, palabras y acciones MALÉVOLAS.

Habrá MÉRITO en acciones dadivosas, sacrificios, ofrendas de amor, gentileza y compasión en pensamiento palabra y acciones hacia otros Seres (de todo tipo); y habrá DEMÉRITO en tales acciones como la mentira, la difamación, el chisme, la palabra ofensiva, el matar, el robar, la conducta impropia sensual y sexual, los pensamientos malévolos y los puntos de vista erróneos, la palabra y las acciones dirigidas hacia otros Seres (de todo tipo).

Los Seres son los descendientes de sus acciones. Las acciones determinan el karma y el karma determina los futuros nacimientos y los futuros sucesos. Así es como las cosas trabajan. Eso es lo que determina los diferentes “libretos” para cada Ser en cada vida.

Y también como este mundo es, y el mundo más allá es. Y en este mundo hay “Seres” que han viajado o pasado propiamente EL CAMINO CORRECTO PARA ESCAPAR HACIA EL NIRVANA, quienes han ganado LA META, quienes han completado “la gran peregrinación” hacia la última verdad. Ellos han destruido las adiciones, los deseos, las fantasías y las ilusiones, y ellos han alcanzado la Perfección, quienes, por ellos mismos por el Conocimiento Supernormal, han completamente realizado este mundo, el mundo más allá, y QUIENES VEN LAS COSAS COMO VERDADERAMENTE SON, y las proclaman.

En conclusión, piense del Budismo como un medio correcto de ESCAPE de este estado de imaginación creativa. Y un escape de la satisfacción y el peligro de los sentidos. Puede ser pensado de esta forma: Es como un ser en la OSCURIDAD de un teatro, disfrutando vicariamente de la “experiencia imaginada” de una existencia fabricada de una película en una realidad fabricada. Pero el teatro es muy viejo, decadente y putrefacto, en fuego y ahora, el origen de los dolores. El dharma del Budismo es el SIGNO DE SALIDA. Si usted quiere escapar permanentemente del dolor, la angustia y los sufrimientos, las continuas rondas de renacimientos, la lucha, la angustia, la decadencia, del morir y de la muerte, y todos los dolores futuros y peligros que van con eso, usted sigue el signo de salida.

El Budismo ES el signo que dice: ESTE ES EL CAMINO A LA SEGURIDAD, ESTE ES EL CAMINO FUERA DE LA ANGUSTIA. La elección de cuando escapar está en la decisión de cada Ser.

Si usted quiere explorar y practicar esta religión, usted debe reflexionar en lo que ha leído - investigar, analizar, examinar y pesar el significado por usted mismo. Usted debería comprar los discursos traducidos de la Sociedad de Textos de Pali, comenzando con Los Aforismos/Máximas/Proverbios Medianamente Largas, para un estudio más detallado; y usted debería comenzar el Noble Camino Óctuple, un curso que lo guía a la práctica y la concentración donde el Conocimiento, la Sabiduría Intuitiva, el Discernimiento y la VOLUNTAD surgen dentro del YO de Usted a medida que usted progresa en el Camino Noble, para mantenerlo hasta que usted gane la Meta, el Nirvana, La Realidad Verdadera Auto Realizada, libre de enfermedad, libre de todo lo que ha llegado a ser, libre de todo lo que es creado, libre de todo lo que ha surgido o se ha levantado, libre del estado de fantasía propia, libre de esta ronda de ficticia imaginación.



Así concluye nuestra creencia de lo que trata el Budismo Fundamental . Para más enseñanza, usted necesita invertir para obtener los libros recomendados, y además reflexionar, estudiar, investigar, meditar y concentrarse.


i[1]. Asl. 2; Expos., p. 3.

ii[2]. Asl. 2-3; Expos., pp. 3-4.

iii[3]. El Dhammasaægaäì también incluye una matriz de los Suttas que consiste 42 pares tomados de los Suttas. Sin embargo, es auxiliar al Abhidhamma propiamente dicho y sirve más bien como un apéndice que provee definiciones sucintas de importantes términos de los Suttas. Además, las definiciones no están formuladas en términos de las categorías del Abhidhamma y la matriz de los Suttas no es empleada en ninguno de los libros siguientes del Abhidhamma.

iv[4]. Veáse, por ejemplo: A.K. Warder, Indian Buddhism, 2a ed. rev., Delhi: Motilal Banarsidass, 1980, pp. 218-24; Fumimaro Watanabe, Philosophy and its Development in the Nikàyas and Abhidhamma, Delhi: Motilal Banarsidass, 1983, pp. 18-67; y el artículo de Kogen Mizuno “Abhidhamma Literature”, Encyclopaedia of Buddhism, fasc. 1, Gobierno de Ceilán, 1961.

v[5]. Asl. 410; Expos., pp. 519.

* Medida de longitud de aproximadamente 7 millas.

vi[6]. Asl. 13; Expos., pp. 16-17.

vii[7]. Asl. 16; Expos., p. 20.

viii[8]. El primer libro del Abhidhamma de los Sarvàstivàdins, el Saægìtiparyàya, se atribuye a Sàriputta por las fuentes chinas (pero no por la fuentes sánscritas y tibetanas), mientras que el segundo libro, el Dharmaskandha, se le atribuye a él por las fuentes sánscritas y Tibetanas (pero no por las fuentes chinas). El Canon Chino también contiene un tratado titulado el Shàriputra Abhidharma Shàstra, la escuela al que éste pertenece es desconocida.

ix[9]. Éstas se reducen a las familiares 89 cittas agrupando las cinco cittas en que cada conciencia del sendero y de fruición se dividen por asociación con cada una de las cinco jhànas.

x[10]. El Yamaka, en su capítulo “Citta-yamaka”, usa el término khaäa para referirse a las subdivisiones de un momento y también introduce los términos uppàda-khaäa y bhaæga-khaäa, los submomentos de surgir y disolución. Sin embargo, el esquema de los tres submomentos parece ocurrir por primera vez en los Comentarios.

xi[11]. Venerable A. Devananda Adhikarana Nayaka Thera, en el Prefacio al Paramattha-vinicchaya y Paramattha-vibhàvinì-vyàkhyà, Colombo: Vidyà Sàgara Press, 1926, p. iii.

xii[12]. G.P. Malalasekera, The Pali Literature of Ceylon, Colombo: M.D. Gunasena, 1958, pp. 168-70. Malalasekera señala que James Gray, en su edición del Buddhaghosuppatti, da una lista cronológica de santos y eruditos del Sur de India, tomada de los registros Talaing, y allí se encuentra Anuruddha después de autores que se supone vivieron después del siglo VII ó VIII. Dado que Bhadanta Sàriputta Mahàsàmi compiló una paráfrasis en cingalés del Abhidhammattha-Saægaha durante el reinado de Paràkrama-Bàhu el Grande (1164-1197), este hecho ubica a Anuruddha antes de la mitad del siglo XII.

xiii[13]. Veáse el artículo “Anuruddha (5)”, Encyclopaedia of Buddhism, Fasc. 4, Gobierno de Ceilán, 1965. La opinión del Venerable Buddhadatta también es aceptada por Warder, Indian Buddhism, pp. 533-534.

xiv[14]. Este autor se confunde normalmente con otro monje birmano llamado Chapada quien fue a Sri Lanka durante el siglo XII y estudió bajo Bhadanta Sàriputta. El caso de los dos Chapadas es convincentemente argumentado por el Venerable A.P. Buddhadatta, Corrections of Geiger's Mahàvamsa, ..., Ambalangoda: Ananda Book Co., 1957, pp. 198-209.




Compartir con tus amigos:
1   2   3


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos