Como dar Información sobre Drogas



Descargar 132.13 Kb.
Fecha de conversión16.02.2019
Tamaño132.13 Kb.

Apéndice 2: El docente ante el alumno en riesgo. Formar e informar - Intervenir en lo conflictivo

Proponemos leer este apunte en directa referencia a los factores de riesgo, protección y resiliencia vistos en apuntes y powers anteriores.

Formar e Informar

Advertencias previas

Informar solo no basta, porque la decisión de consumir es más impulsiva que racional: aspectos como la funcionalidad de la drogas, la imitación de modelos, la valoración social de las sustancias, los efectos esperado y los estereotipos tienen más peso que el conocer o no los efectos farmacológicos, o los riesgos que supone para el individuo el consumo de drogas.

-Todos los fumadores conocen los daños causados por el tabaco y sin embargo esto no es suficiente para que se decida a dejar de fumar.

-Hay personas con enfermedades que se agravan con el consumo de tabaco o alcohol y que sin embargo no dejan de fumar o beber

-Modificar comportamientos requiere, además, incidir en las actitudes y en los valores.

-Así dejar de fumar solo es posible cuando consideramos la salud como algo valioso y no solo apreciamos el aquí y ahora.

-Además, determinados modos de dar información sobre drogas pueden resultar contra preventivos, en tanto se ha comprobado que para algunos grupos (por ejemplo adolescentes) oír hablar de algunas drogas puede incentivar el deseo de consumir.

-En general, el tema en sí y la información sobre el tema deben ser tratados por especialistas en la materia, de no ser así, sí alguien informa sin tener formación en la especialidad, en vez de contribuir a un grupo de jóvenes puede aumentar su curiosidad sobre las drogas.

Formar…

1) El agente de prevención es (o debe ser) una persona significativa para los alumnos.

-Debe tener convicciones claras respecto a su propia conducta frente a las adicciones.

-El agente preventivo en adicciones, es alguien que esta en la escuela, y trabaja con los distintos educadores del establecimiento, alguien con el cuál los alumnos sientan confianza y seguridad.

-Respeta la salud física, psíquica y espiritual de la persona.

-Por eso le dará importancia esencial al uso de preventivo de la recreación y el tiempo libre.

-Se pregunta ¿cómo ayudar a crecer espiritualmente?

-No se escandaliza, critica ni menosprecia las actitudes y comportamientos de sus alumnos, sino que trata de modificarlos mediante actuaciones donde la justicia, equidad y firmeza queden de manifiesto.

-Entiende que en muchas ocasiones él puede ser el único adulto en la vida de algunos de sus educandos que se preocupe de lo que le está sucediendo: puede brindarle sus escucha y apoyo; puede sostener esperanza con su interés por él, además del ejemplo; puede ser un puente hacia quienes pueden ayudarlo; puede contactarlo con recursos asistenciales apropiados. Pero que esto es ocasional y debe, sin embargo derivarlo.

-Nunca será su terapeuta (desde el lugar de docente, al menos) no debe hacerse cargo al estilo trabajador social o tutor judicial; ni “quedar en el medio” de los tironeos entre los padres y el colegio, por ejemplo.

-Dispondrá de contactos con una red de recursos de la comunidad en materia de prevención y asistencia.

-Puede apoyarse en un equipo, institución o personas que se dediquen al tema.



Informar…

2) Cooperar a la desmitificación de los logros ficticios que imagina y busca en un objeto, el que abusa o depende en forma adictiva.

Debe ser adecuada a la edad y nivel de conocimientos de los alumnos, ha de ser veraz, creíble y actual.

Debe ser presentada de manera atractiva y accesible, pero evitando que pueda estimular la curiosidad por consumir.

Debe remitirse a los aspectos espirituales, sociales y psicológicos de las adicciones y no centrarse exclusivamente en el objeto (por ej., los aspectos farmacológicos).

No debe sobredimensionar los aspectos dramáticos y morbosos.

No se apresurará a “delincuenciar” el consumo o la tenencia.

Debe resaltar los aspectos positivos del no consumir sobre los negativos de hacerlo.

No deben hacerse prohibiciones, porque los adolescentes tienen especial tendencia a transgredir lo prohibido y además no es una actitud educativa adecuada.

No se debe dar información no requerida por el alumnado o sobre productos desconocidos por la mayoría.

No debemos hacer una exposición detallada y completa de hechos y datos sobre drogas sino propiciar que sean los alumnos quienes vayan descubriendo datos y definiendo criterios sobre ellos.

1 3) A quién puede darse esta información

A una clase en su conjunto: esto debe intentar hacerse siempre dentro de una intervención preventiva de carácter más amplio como la que proponemos, que trate los factores de riesgo asociados al consumo de drogas que hemos visto anteriormente.

-Proponer aprendizajes funcionales que contribuyan a una mejor adaptación e integración en el medio escolar y social, instruyendo al alumno en su modo diario de vida, en su relación con los otros y en la resolución de situaciones conflictivas. -



  • Veamos ahora dinámicas y factores comunes de riego en la escuela

AUSENCIA DE MOTIVACIÓN Y FALTA DE EXPECTATIVAS

Falta de interés por la vida escolar y poca confianza en su utilidad.

Posibles actuaciones

-No utilizar motivaciones extrínsecas (como premios o castigos) ya que se ha comprobado que éstas solo son efectivas mientras están presentes. Suelen provocar tensiones entre los alumnos y efectos contrarios a los deseados.

-En lugar de reprender, ayudar a los alumnos a pensar con claridad acerca de las consecuencias de su acción para lograr que se automotiven para realizar cambios. Sin embargo, no debemos excluir, en los casos en que estas estrategias no den resultados, la utilización de medidas disciplinares apropiadas para conseguir la integración del alumno o la corrección de su actitud.

-Aprobar y reforzar el trabajo bien hecho y el comportamiento adaptado (que no sumiso).

-Proponer a los alumnos metas adecuadas a su edad y a sus capacidades: que no sean tan elevadas que sea imposible alcanzarlas ni tan bajas que no requieran ningún esfuerzo por parte del alumno.

-Dar siempre más importancia a lo que son capaces de conseguir que a los errores que hayan cometido.

-Re convertir las preguntas o comentarios poco acertados de modo que el alumno sienta que son provechosos para el grupo.

BAJO RENDIMIENTO

El alumno rinde por debajo de sus posibilidades.

Posibles actuaciones

-Lo que consideremos bajo rendimiento tendrá que ver con los criterios de evaluación que utilicemos.

-Para fljar tales criterios deberemos tener en cuenta la situación del alumno, el ciclo educativo en que se encuentra y sus propias características y posibilidades.

-Debemos utilizar la co-evaluación entre alumnos y la auto-evaluación. Para ello es necesario que los alumnos sepan:

- Qué se espera de ellos.

- En qué grado lo van consiguiendo.

- Cuáles son las estrategias personales que más les han ayudado así como cuáles son las dificultades que han encontrado y los recursos de que disponen para superarlas.

Toda esta información debe darse de modo que favorezca la autoestima de los alumnos.

-Ante alumnos que no progresan adecuadamente, hay que:

-Adoptar medidas de refuerzo educativo y, en caso necesario, de adaptación curricular.

-La evaluación continua, parte fundamental del proceso de enseñanza-aprendizaje, permite detectar las dificultades en el momento en que se producen, favoreciendo así que podamos detectar sus causas y adoptar las medidas necesarias para corregirlas.

-A partir de los 16 años, previa evaluación psicopedagógica e informe de la Inspección Educativa, podemos, en algunos casos, establecer un programa individual de diversificación curricular, encaminada a que el alumno desarrolle las capacidades fijadas en los objetivos de etapa.-



Los Grupos

El consumo de drogas entre los adolescentes es casi siempre grupal: se bebe en grupo, los "porros" se fuman compartidos, pasándolos de mano en mano, las "pastillas" se comparten en una peculiar comunión "festiva", etc.

El inicio en el consumo tiene lugar la mayoría de las veces por el ofrecimiento de un amigo delante de otros amigos. Por ello, atender a cómo se relacionan los alumnos con el grupo es fundamental desde el punto de vista de la prevención ya que nos permitirá tomar las medidas necesarias para reforzar aquellas capacidades en que sean deficitarios y prepararles así para saber responder cuando se encuentren en situaciones de oferta.

F actores de riesgo propios de la relación del individuo con el grupo

A. Debilidad frente a la presión de grupo Excesiva dependencia del grupo

B. Determinadas posiciones en el grupo

C. Señas de identidad favorecedoras del consumo

A-DEBILIDAD FRENTE A LA PRESION DE GRUPO

Dificultad para desmarcarse del grupo en aquellas situaciones en que uno desearía hacerlo.

QUÉ RELACIÓN TIENE CON LAS DROGAS?

-Los primeros consumos de drogas se producen en el seno del grupo y por ofrecimiento de alguien perteneciente a él.

-Consumir drogas (alcohol, "porros", "pastillas", energizantes, etc.) es, entre los adolescentes, una actividad casi siempre grupal.

ES PROPIA DE ALUMNOS QUE:

-Buscan diluirse en el grupo, renunciando a su individualidad para ser aceptados.

-Se someten a las decisiones de sus compañeros, renunciando a todo protagonismo.

-Les es difícil mantener sus opiniones en debates en el grupo de clase.

-No suelen ser elegidos por sus compañeros para los trabajos en grupo porque pasan desapercibidos

-Muestran falta de iniciativa en los trabajos en grupo.

Cómo mejorar la debilidad frente a la presión de grupo

Objetivos:

- Aumentar la capacidad para resistir a la presión que el grupo ejerce sobre la persona y así poder negarse a hacer aquellas cosas que no harían si no existiera esa presión.

- Enseñarles a saber distinguir situaciones en las que no importa ceder a los deseos de los otros de aquellas en que es importante mantener el criterio propio aunque ello suponga ser criticado por el grupo.

Cómo lograrlo?

- Reforzando la capacidad de resistencia a la presión de grupo, para lo cual hay que trabajar aquellos aspectos de la persona que merman esta resistencia tales como baja auto estima, falta de autonomía, falta de sentido crítico, dificultad para tomar decisiones, etc.

Se trata, pues de educar a los alumnos para que:

. Sean asertivos, en el doble sentido de saber defender sus derechos y sus peculiaridades y de respetar los de las demás

. Sepan tomar decisiones por consenso.

. Sepan tomar decisiones de modo autónomo y responsable, sin ceder a la influencia de los amigos o de las modas.

DEPENDENCIA DEL GRUPO

Búsqueda en el grupo de las soluciones o respuestas a aquellos conflictos o necesidades que no son atendidas en la familia o en la escuela.

-Consumir drogas obedece más en muchos casos más a la necesidad de no ser rechazado por el grupo que al deseo de embriagarse.

-Depender excesivamente del grupo supone tener menor resistencia a la presión ejercida por él en situaciones de consumo de drogas.

ES PROPIA DE ALUMNOS QUE:

-No se atreven a contradecir la opinión "mayoritaria.

- Tienen una actitud pasiva, dócil y débil, resignados a las reglas y las condiciones dominantes en el grupo.

Cómo reducir la dependencia del grupo

Objetivos:

-Que los alumnos sean capaces de establecer relaciones no dependientes con su grupo de amigos, es decir, que estén en un grupo pero no sean un grupo.

¿Cómo lograrlo?

-Potenciado los trabajos en grupo de modo que fomentemos valores tales como:

. La colaboración frente a la competición.

. La comunicación y relación entre ellos, de tal forma que no se establezcan relaciones de competencia, rivalidad, enfrentamiento u hostilidad.

. La necesidad de escuchar a los otros.

. El establecimiento de relaciones democráticas.

B.DETERMINADAS POSICIONES EN EL GRUPO

Posición que ocupa cada uno en el grupo, dependiendo del rol que desempeñe.

QUÉ RELACIÓN TIENE CON LAS DROGAS?

-El papel de líder en grupos con estilos de vida asociados al consumo de drogas exige llevar al límite las conductas que dan identidad al grupo; o, por el contrario:

-a quienes en el grupo desempeñan un papel "secundario" les es más difícil negarse a "hacer lo que hacen todos".

ES PROPIA DE ALUMNOS QUE:

-Quieren ser siempre líderes.

-Se muestran inflexibles, haciendo las cosas a su manera y pasando por encima de las opiniones de los demás.

-Les gusta hacerse notar por su actitud provocativa, desafiante o ¡perturbadora buscando la admiración de sus compañeros; o, por el contrario:

-Pasan desapercibidos y se inhiben de participar en todo aquello que pudiera hacerles salir de su "anonimato".

Cómo variar la posición en el grupo

Objetivo: Desplazar de las posiciones de riesgo a aquellos alumnos que se encuentren en ellas.

¿Cómo lograrlo?

› Si ocupa un lugar relegado:

-Trabajar los factores de riesgo que lo producen (baja autoestima, poca autonomía, falta de sentido crítico y dificultad para tomar decisiones).

-Asignarles papeles protagonistas en los trabajos grupales.

-Incluir/es, al realizar tareas grupales, en grupos amigables.

Si ocupa un lugar de liderazgo:

-Re convertir su papel de líder de tal manera que siga manteniendo su lugar pero por sus características y cualidades positivas y no por las que se asocian a señas de identidad favorecedoras del abuso de drogas.

-Si esto no es posible, intentaremos desactivar su papel de líder y promover en su grupo señas de identidad alternativas.



C.SEÑAS DE IDENTIDAD FAVORECEDORAS DEL CONSUMO

Cuando el grupo se define por referencia a conductas o estilos de vida favorecedores de o ligados al consumo de drogas

¿QUÉ RELACIÓN TIENE CON LAS DROGAS?

-Existen estilos de vida, caracterizados por un excesivo gusto por el riesgo o las emociones fuertes, la absoluta despreocupación por el futuro o el consumo de determinadas drogas, que pueden favorécelos problemas con drogas.

EN QUÉ SE PUEDE MANIFIESTAR?

-En una preferencia exclusiva por ocupar su ocio en actividades ligadas a la embriaguez y la diversión superficial e inmediata ("salir de marcha", "ir de fiesta", etc.).

-En un interés exagerado por los temas relacionados con las drogas.

Cómo cambiar las señas de identidad favorecedoras del consumo.

Objetivo: Qué los grupos que formen se aglutinen en torno a señas de identidad que no favorezcan el consumo de drogas.-

Cómo lograrlo?

-Ofreciendo señas de identidad alternativas y actividades propias de la escuela ue son incompatibles con el consumo de drogas: para ello deberemos ayudarles a descubrir el mayor número de aficiones, intereses, inquietudes en torno a los cuales puedan formar grupos.-

La Escuela y los factores de riesgo
Factores de riesgo familiares:

La interrelación familiar es determinante tanto en la construcción de la identidad personal como en el desarrollo de pautas de relación con los otros. Existen determinados modos de relacionarse con los hijos que pueden favorecer el desarrollo de conductas problemáticas favorecedoras del uso de drogas. Si bien en otras partes del programa ya hay cierta información, es bueno recordar y precisar ciertos modos y especificamos cómo influyen en el individuo y en su relación con el grupo.

Modificar/os es responsabilidad de los padres y madres, pero como educadores debemos tenerlos en cuenta a la hora de tratar con los alumnos, así como, si nos fuera posible, ponerlos en conocimiento de sus padres (desde la tutoría, por ejemplo, o el equipo de apoyo psicopedagógico).


  • Sobreprotección

  • Falta de comunicación

  • Dificultad para fijar límites

  • Situaciones familiares conflictivas

  • Excesivo consumo de drogas por parte de los padres

  • Sobreexigencia

  • No fomentar la autonomía



  • Sobreprotección

Exceso de protección que no obedece a motivos reales, sino que es causado por la propia angustia de los padres.

En la relación del alumno consigo mismo:

Poca autonomía, irresponsabilidad, escaso sentido crítico, dificultad para tomar decisiones por sí mismo.



Influencia en la relación del alumno con su grupo:

Dificultad para establecer relaciones grupales o, en caso de establecerlas, hacerlo de forma dependiente.




  • Falta De Comunicación

Dificultad para escuchar o responder adecuadamente al hijo.

Influencia en la relación del alumno consigo mismo

* Introversión. * Inseguridad. *. Ansiedad.



Influencia en la relación del alumno con su grupo

* Dependencia exagerada del grupo ya que es en éste donde intentará cubrir las necesidades de comunicación no satisfechas en la familia.

* Problemas de integración en el grupo por la dificultad para comunicarse adecuadamente

* Excesiva subordinación al grupo.




  • Dificultad Para Fijar Limites

Excesiva permisividad o rigidez, motivada por la incapacidad para dar al hijo la autonomía que por su edad requiere.

Influencia en la relación del alumno consigo mismo

Dificultad para interiorizar normas de manera adecuada.

Rigidez en el cumplimiento de las normas o tendencia a transgredir1as.

Necesidad imperiosa de que el adulto lo normativice todo.



Influencia en la relación del alumno con su grupo

En los alumnos procedentes de ambientes autoritarios, puede darse una tendencia a ocupar e11ugarde líder en los grupos, reproduciendo el modelo familiar.




  • Situacion familiar conflictiva

Relación conflictiva entre los padres.

Influencia en la relación del alumno consigo mismo

Cambios bruscos de comportamiento.

Incremento de la ansiedad.

Influencia en la relación del alumno con su grupo

Búsqueda de amparo en el grupo, con el consiguiente incremento de la dependencia de éste.

Dificultades para establecer relaciones grupales.


  • Consumo excesivo de psicoactivos por parte de los padres

Uso abusivo de drogas, tanto legales (alcohol, tabaco y tranquilizantes) como ilegales por parte de los padres.

Influencia en la relación del alumno consigo mismo

Puede funcionar como modelo.



Influencia en la relación del alumno con su grupo

Facilita la incorporación a grupos de consumidores.




  • Sobreexigencia

Exceso de expectativas de los padres respecto del hijo.

Influencia en la relación del alumno consigo mismo

Falta de motivación.

Dificultad para aceptar los fracasos aunque sean pequeños y/o parciales.

Influencia en la relación del alumno con su grupo

Dificultad para establecer relaciones en condiciones de igualdad con los compañeros de grupo ya que estos serán vividos como rivales.




  • Poco fomento de la autonomia

Incapacidad para permitir que el hijo vaya asumiendo las responsabilidades que por su edad le correspondan.

Influencia en la relación del alumno consigo mismo

Dificultad para tomar decisiones autónomas o asumir responsabilidades.

Excesiva dependencia de los adultos.

Influencia en la relación del alumno con su grupo

Menor resistencia a la presión de grupo y por tanto mayor dependencia de éste.


Qué podemos hacer con ls familias, sin mezclara roles ni ser invasivos?

Recomendamos ver el abordaje de la parte VI


Vulnerabilidad emocional de la nueva adolescencia e intervención del docente*
La adolescencia ha tenido como es normal en todas las épocas, un proceso de cambio en sus características sociales, pero también está pasando un proceso de transformaciones desde la última década en adelante que no deja de sorprender y abrir interrogantes.

Si bien esta sensación es común en todas las generaciones, en esta nueva generación de jóvenes hay algo que el común de la gente siente que “no es normal” que no anda bien.



¿Qué es lo significativamente diferente en esta generación?

Si pensamos en el vestir, nos daremos cuenta de que más allá de la evidentes diferencias entre los 70, 80, 90 y 2000, ya desde los 60 existían las famosas “tribus urbanas” con sus ropas extravagantes.

La música, evidentemente es otra, sobre todo en el caso de la electrónica, pero tampoco es demasiado sorprendente que una generación nueva de jóvenes tenga su propia música.

En cuanto a las relaciones sexuales, hay una acentuación de o que ya se venía desplegando en el mundo occidental desde la década del 60. Aquí empezó alrededor de los 80, pero sin ninguna novedad con respecto a otros “destapes”

“Novedades” que al fin de cuentas eran esperables en los cambios generacionales.

Ahora debemos volver entonces a la familia.
ADOLESCENCIA BIOLOGICA VERSUS ADOLESCENCIA PSICOLÓGICA.

La adolescencia ha sido históricamente definida como una etapa que empezaba en la pubertad y terminaba en la juventud cuando el cuerpo estaba plenamente desarrollado.

En esta etapa los sentimientos como el miedo y el deseo de libertad entraban en contraposición de los límites de los pares y de la sociedad. En este conflicto, donde el cuerpo (es decir el sentimiento) era el principal protagonista, se iba construyendo una identidad responsable, así como un proyecto de persona.

Dicho en otras palabras surgían nuevas emociones desde el cuerpo y el adolescente aprendía a integrarlas transformándose en adulto.

Se darán cuenta de que al hablar de esta adolescencia estoy usando el pasado. Esto se debe a que si bien, esta “adolescencia biológica” continúa estando, hoy nos enfrentamos a una suerte de adolescencia psicológica, es decir a una adolescencia como forma de estar en la vida.

Esto puede sonar algo confuso, pero si no, pensemos en los que el marketing denomina “tweens”, niños de hasta cinco años que se visten y piensan cada vez más como adolescentes. También tenemos a esos “jóvenes” de hasta 50 años que no hacen una vida muy diferente de la de éstos adolescentes.


Hoy la adolescencia resulta más una impostura, una forma de ser vistos por los demás cada vez más separada del sentimiento y de los conflictos emocionales que generaba la otra. Es decir, estamos ante una adolescencia tan deshonesta que hasta los adultos y los niños nos podemos sumar a ella.
LA NUEVA ADOLESCENCIA COMO EVASIÓN.

Esta nueva adolescencia, mental o intelectual, al ser alejada del sentir físico, permite la construcción de una identidad alejada de las emociones.

Solo importa lo visible exteriormente, lo fotografiable, hasta el propio cuerpo es tratado como un objeto.

Las anteriores generaciones de adolescentes sobre todo en el caso de las tribus urbanas de antaño; nos gustaran o no, solían venir con una ideología, una mirada más o menos revolucionaria acerca de los valores establecidos. El sentir adolescente era real y por lo tanto, el deseo de transformación del mundo también.

Al estar la identidad construida desde lo puramente externo, los conflictos emocionales, que provienen del cuerpo, no se escuchan, no se perciben, quedan a su suerte.



No se puede manejar aquello que no percibimos, es por esto que hoy más que nunca nos encontramos en las escuelas con chicos que se desbordan y no saben porque. Tienen miedo, sufren, se angustian pero en vez de combatir esa angustia, se evaden hacia el afuera, hacia lo visible.

El problema de esto es que el dolor al no ser elaborado aumenta. Al aumentar, muchos chicos y chicas “suben la apuesta” y se evaden aún más. Cada vez está más pendientes de su imagen, de su peso, de los demás.



Esta gran bola de angustia, se acumula y se acumula hasta el punto en el cual podemos afirmar que los niños y adolescentes de hoy, viven situaciones emocionalmente límites que los afectan a ellos, a sus familias y cada vez manera más intensa a sus docentes.
LA NUEVA ADOLESCENCIA Y LA FAMILIA.

Las familias de estos “nuevos” adolescentes también están atrapadas por esta nueva forma de estar en la vida.



Muchos padres compiten con sus hijos e hijas ya no como en el tradicional “edipo”, sino en una forma mucho más primitiva, como unos adolescentes más.
A estos padres también les cuesta más aceptar el dolor que causa la angustia de “parecer malos” y en muchas ocasiones no ponen límites a sus hijos para no sufrir culpa por decir que no.

Dicho de otra manera, hoy los padres, que pasan cada vez menos horas en casa, suelen compensar la culpa que sienten y no toleran, siendo permisivos y comprando objetos a sus hijos.

Ahora al igual que con los adolescentes que hemos descrito más arriba, estos padres también sufren fuertes desbordes, momentos en los que el dolor que no han tolerado es demasiado fuerte y explotan con gritos e insultos. A veces llegando hasta las agresiones físicas.

Esto genera más culpa en los padres, culpa que tratan de compensar siendo permisivos y… (círculo sin salida)


COMO ACTÚA LA PROBLEMÁTICA ADOLESCENTE EN EL CONTEXTO ESCOLAR:

Vayamos a lo práctico. Nos centraremos en el análisis de tres etapas. E.P.B, E.S.B. y Polimodal. Veamos cómo se aplica la teoría que hemos visto en estos cursos.



EPB

En EPB, tenemos los primeros casos de hostigamiento, que se diferencian de las tradicionales “cargadas” por su brutal intensidad. Los niños cada vez más volcados en lo externo atacan a otros niños con el fin de “controlar” su angustia.



El “objetivo” es causar afuera, en el otro niño, el dolor que se siente adentro. De esta manera inconsciente, el niño se evade de su dolor colocándolo simbólicamente en el otro.

Por eso va a ser muy común encontrar que el chico que hostiga generalmente sufre problemas parecidos a los del hostigado.



¿Que podemos hacer?

Las peleas de estos niños y niñas suelen reproducir discusiones parecidas a las de sus casas, por eso será muy común encontrar discusiones sobre quien tiene la culpa sobre cuál y tal motivo.



Es ahí donde el docente tiene una oportunidad para actuar.

Se darán cuenta que en esas discusiones no se habla sobre sentimientos.

Ante esto el docente tendrá tres caminos:

1.- El docente podrá actuar como “juez” y alentar la discusión alejada de sentimientos. Todo el grupo saldrá perdiendo porque no se habrán expresado los sentimientos sin contar con que el niño juzgado públicamente como culpable habrá sufrido un fuerte golpe emocional.

2.-Podrá ignorar el problema y pedirles que “se callen”, cosa que instalará la sensación de injusticia e impunidad. El niño hostigado se sentirá así más solo que nunca.

3.-El docente puede dar un giro y centrar la discusión en los sentimientos. De cada uno acerca del tema dejando de lado quien tiene razón. Se podrá transformar así una discusión en una forma de generar un espacio de reconocimiento del otro como persona que sufre, con miedos y no una cosa a la que martirizar.

La ventaja de actuar en momentos así es que el esfuerzo por hablar vendrá de los propios chicos así que el docente estará en mejores condiciones estratégicas de intervenir que si se pone a interrogar niño por niño cual es el sentimiento de cada uno. Algo que siempre es deseable pero que a veces por las exigencias de la propia labor docente resulta imposible.



Comienzo de la Secundaria

Aquí nos encontramos con situaciones parecidas a las de EPB con algunas diferencias:



Los conflictos con los padres se intensifican, en muchas ocasiones estos sentimientos de angustia por la crisis familiar llevan a muchos chicos a situaciones límite.

La atención hacia lo externo se acentúa, la apariencia física, toma cada vez más importancia. Se trata de controlar el pelo, el peso etc. porque no se pueden controlar los sentimientos.

Empiezan a aclararse los liderazgos, la cargada, el hostigamiento continuará pero de una manera más sutil. Ahora casi no se producirán esas famosas discusiones sobre “quien le saco la lapicera a Pedro” para que la docente juzgue.

Los conflictos con sus familias y compañeros provocarán en esta etapa episodios límite de fuerte desborde. Pero los chicos de esta edad serán más reacios a expresar su dolor.
¿Que podemos hacer?

Pero a esta edad hay una ventaja que le permitirá al docente una oportunidad para actuar.

Habrá en muchos casos desbordes en muchos de los chicos dirigidos hacia el docente y sus compañeros, estos desbordes serán bien visibles.

Los en este nivel, comienzan a identificarse con el docente para bien o para mal cada mala contestación puede transformarse en un grito de ayuda. Es aquí donde el docente tiene tres caminos para actuar.



1.-Tolerar el desborde, la pelea, el grito, sin actuar. Puede ser que el docente este agotado, que “ya no pueda más”. En este tipo de situaciones tanto el grupo como el docente están quebrados. Pasará por la responsabilidad profesional del docente reconocer este estado y admitir que “no puede más”

2.-Poner un límite al desborde (sanción). El problema de estos desbordes es que no son elegidos, en muchas ocasiones nos encontramos con jóvenes que explotan más allá de su voluntad. El límite por el desborde será justo y necesario, pero en sí mismo no impedirá que se repita.

3.-Poner el límite por un lado y por el otro conversar con el adolescente sobre cómo se siente, sobre que le duele. Para esto el docente no tiene que “hacerlo personal” así ayudará a que el alumno tampoco lo haga. A muchos de estos alumnos nadie les ha preguntado en años de una manera honesta “que les duele”, el solo hecho de hacerlo, más allá de que después contesten o no al docente, a veces puede suponer, en casos muy extremos, incluso una diferencia entre la vida y la muerte.
POLIMODAL:

En Polimodal, se heredan las situaciones de ESB. Sin embargo comienzan algunas novedades.

Los alumnos desbordados emocionalmente continúan, pero su red social es más madura y de alguna manera pueden encontrar en sus compañeros una contención que antes no tenían.

El hostigamiento se mitiga en apariencia, pero lo que sucede es que es sustituido por el hostigamiento al docente. Se “carga” y se menosprecia a la figura del docente que en ocasiones puede llegar a vivir su hora de trabajo como un infierno, llegando incluso a sufrir secuelas psicológicas.

Hay un riesgo para los alumnos. Si un grupo de alumnos se acostumbra a saltarse los límites a reírse del docente y a salir indemne, tratará de hacer lo mismo en la calle. Y el mundo exterior no suele ser tan comprensivo como los docentes.

Un ejemplo, es el del joven que trata de humillar al portero del boliche de la misma manera que al docente, o ese que intenta comportarse en su futuro lugar de trabajo de la misma manera socarrona que en su antigua aula.

El grupo actuará compactamente, no solo con un docente, sino con todos en general. Jugará con ellos, idolatrando a unos y humillando a otros. Entrará por tanto en un juego de ESCISIÓN.

Con el docente idolatrado, tratarán de hacer un acuerdo no escrito donde se “portarán menos mal” a cambio de ciertas prebendas. El docente, que alegara que “a él si le escuchan” se sentirá tentado de no ser muy estricto a cambio de no perder ese maravilloso alimento para su ego.

Con el docente catalogado como “malo”, los alumnos usarán la excusa del bueno para humillar al llamado malo.

Son parte de lo que hemos tratado como “codependencia” en los vínculos del aula.


¿Qué podemos hacer?
Hasta ahora los docentes tenían una desventaja a la hora ayudar a los alumnos con sus problemáticas emocionales: la dificultad de llegar a los chicos. En los casos de desafío y hostigamiento hacia el docente, son los alumnos los que atacan al docente y que por tanto se dirigen a él.

De esta forma, teniendo en cuenta que en esta etapa éste suele ser el problema más frecuentes que solemos encontrar, el docente tendrá una oportunidad de oro para utilizar el arma que mayor bien le puede hacer a los chicos: EL LÍMITE.

Cuatro consideraciones sobre el límite.

-Toda institución tiene normas, el trabajo del docente además de educar es el de hacerlas cumplir.

-Si una norma se quebranta y no pasa nada, todas las demás normas también quedan desautorizadas.

-No hacer de esto algo personal, no poner una sanción “porque me enojo” ni “me enojo y te pongo una sanción”. Tampoco debemos dejarnos levar por la culpa.

-Un chico expulsado de una institución a tiempo, es un chico que aprenderá que la vida tiene consecuencias y que por tanto estará más preparado para afrontar responsabilidades futuras.

NOTAS FINALES:

Todo lo dicho hasta este momento ha sido un intento de brindar un “mapa” a los equipos docentes para operar con algo más de luz sobre su alumnado.

Desgraciadamente este mapa está hecho sobre un territorio que muta con los años, lo escrito hoy puede no ser vigente mañana.

Seguramente a muchos de ustedes se les ocurren estrategias mucho mejores que éstas. Sean honestos con lo que sienten y aplíquenlas.



Factores de riesgo socio-culturales

La Sociedad

Es claro que algunas de las características de nuestra sociedad favorecen el consumo de drogas. Es la contribución socio-cultural a como factor de riesgo a la vulnerabilidad actual. Todos estamos expuestos a la influencia de estos condicionantes, pero unas personas son más sensibles que otras a su influencia, dependiendo de su sentido crítico, su capacidad de análisis, su autonomía, etc. Nos interesa, pues, conocer cuáles son los rasgos de nuestra cultura que favorecen el consumo de drogas para intentar neutralizarlos.

. Concepción actual del ocio

. Sistema de valores dominantes

. Publicidad




  • Concepción actual del ocio


-El ocio es en la actualidad concebido como "desconexión", como un tiempo vacío, pobre en actividades enriquecedoras.

-En algunos entornas existe una falta real de alternativas al ocio de carácter consumista y ligado al consumo de alcohol.

-Y en ocasiones, cuando estas alternativas existen, encontramos en los más jóvenes (pero no solo en éstos) una escasa disposición a utilizarlas.


¿Qué relación tiene con las drogas?

-La concepción actual del ocio como un espacio vacío, paréntesis en la secuencia temporal llenada por las "obligaciones", es coherente con las nuevas pautas de consumo de drogas, en las cuales éste se incrementa en los fines de semana y las épocas vacacionales, e incluso hay muchas personas que solo consumen, aunque de un modo compulsivo, en estos períodos.

-La ocupación del tiempo libre en actividades que giran en torno al consumo de alcohol (aperitivos, tertulias, locales nocturnos, discotecas...) es habitual entre los adultos. Los adolescentes, imitándolos, no hacen sino entrenarse para ser "mayores".



  • Sistema de valores dominante

Algunos de los valores dominantes en la actualidad son coherentes con el uso de drogas: la búsqueda del resultado inmediato, el predominio de cierto tipo de estética frente a lo ético, el hedonismo excesivo y el consumismo.
¿Que relación tiene con las drogas?

-La búsqueda del resultado inmediato: las drogas producen gratificaciones inmediatas, mientras que las consecuencias negativas de su uso tienen lugar habitualmente más en el medio o largo plazo que en el corto. Ver cuadro comparativo entre 2mentalidad adictiva y desarrollo espiritual”.

-Predominio de: las nuevas pautas de consumo de drogas se caracterizan, precisamente, por estar vaciadas de todo contenido ideológico y por valorar exclusivamente la apariencia externa.

-Hedonismo: las drogas proporcionan un placer inmediato a cambio de poco esfuerzo.

-Consumismo: en una sociedad en que todo se soluciona mediante "actos de consumo" (comprar para combatir la depresión, reunirnos para beber, tomar medicamentos ante el más mínimo malestar, etc.) el consumo de drogas es una manifestación más de esta sobrevaloración del consumo.
¿Como se reflejan en los alumnos?

Los condicionantes socioculturales afectarán a todos nuestros alumnos, del mismo modo que nos afectan a nosotros. Sin embargo es esperable que algunos de ellos sean más sensibles a la influencia del sistema de valores dominante, la publicidad, etc. (debido a su menor sentido crítico) y que, por tanto, debemos estar advertidos en nuestra actuación preventiva sobre éstos factores.


  • Publicidad

-La publicidad de las drogas legales asocia su consumo con valores apreciados por los jóvenes: el alcohol se asocia con diversión, juventud, seducción, éxito, deporte; el tabaco con aventura, riesgo, poder, prestigio, bienestar...

-La publicidad de algunos productos como alimentos o golosinas dirigida a los niños y jóvenes los presenta en muchas ocasiones como productos con efectos "mágicos" sobre la fatiga, la relación con los otros, la solución de problemas...
¿Que relación tiene con las drogas?

-La publicidad de alcohol y tabaco, como toda publicidad, incita al consumo de estos productos y está dirigida en muchos casos al público juvenil.

-La publicidad de productos de consumo infantil y juvenil se sirve a menudo de presentarlos como remedios mágicos para divertirse, reanimarse, hacer amigos... Esto les acostumbra a creer en la posibilidad de resolver este tipo de situaciones de forma instantánea, sin esfuerzo personal. El uso de determinadas drogas entre los adolescentes cumple precisamente funciones de este tipo.

Ampliación: ADICCIÓN, MERCADO Y MEDIOS DE COMUNICACIÓN *

La vulnerabilidad y uno de sus productos actuales, la adicción no solamente se ven favorecidos por los factores socio- culturales, también son el fruto de un contexto social, que en sí mismo está enfermo en parte (es adictivo).

Es así que vemos que las características de esta vulnerabilidad no son las mismas de otras épocas, más bien diríamos que antes se acentuaban los conflictos intra-subjetivos o inter-subjetivos, fruto de la presión (o re-presión) social y cultural
EJEMPLO: Hace cien años en Europa había una fuerte represión de los deseos sexuales. Por aquel entonces era común encontrar en muchas mujeres (y también en algunos hombres) una enfermedad mental llamada histeria de conversión. Los síntomas más reconocidos eran parálisis de partes del cuerpo ocasionadas por los problemas psicológicos que causaban el exceso de represión.

El psicoanálisis clásico trataba estas enfermedades con mucho éxito hasta el punto de que muchas de las personas tratadas recuperaban la capacidad de caminar, de ver o de mover otras partes del cuerpo que antes tenían paralizadas.

Con el paso de los años la sexualidad dejó de estar tan reprimida como en ese momento de la historia.

Hoy en día no se encuentran prácticamente histerias de conversión. Pero sí otras enfermedades psicológicas relacionadas con la estética y la apariencia externa como la anorexia y la bulimia.

Lo que determina que la adicción se instale o no en una persona, familia o comunidad depende – desde el punto de vista socio-cultural - principalmente de cómo está social y económicamente organizada esa sociedad en un momento determinado de la historia. Y hoy estamos signados más bien, por una sociedad abandónica.



LA ADICCIÓN EN LA ARGENTINA.

La adicción es un problema que causa sufrimiento humano, no es un efecto de un agente externo, pero tampoco es una mera conflictiva psíquica.

Es por esto que centramos nuestro enfoque sobre las adicciones en las personas y no en la sustancia.

Sin embargo para hablar del desarrollo reciente de la adicción en la República Argentina no podemos dejar de lado a la sustancia que mayor número de muertes y sufrimiento ha causado en la historia de este país: el alcohol.


El alcohol es la droga más consumida en el país, la que posee el síndrome de abstinencia más doloroso y la que en mayor medida se relaciona con las muertes violentas, ya sea por accidentes de tráfico violencia doméstica (No así las muertes violentas por actos delictivos, sonde intervienen otras drogas en general)

Es por eso que estudiar la historia del consumo de alcohol en la Argentina es en parte, estudiar la historia de la adicción misma.

Podemos distinguir en la sociedad Argentina dos modelos de consumo de alcohol distintos.

1.-Modelo mediterráneo de consumo: El modelo mediterráneo de consumo llega a la argentina con las familias españolas e italianas que llegaron al país con la inmigración. Dentro de esta cultura, el consumo de alcohol se da dentro del ámbito familiar comunitario (reuniones familiares, fiestas populares etc.). El objetivo principal de estas reuniones no es el consumo en si mismo sino el encuentro, se mantienen fuertes los valores y la propia comunidad está atenta de lo que consumen sus miembros así como de los problemas emocionales de éstos.
EJEMPLO: En el último asado de la familia Castelli, Alfredo tomó demasiado alcohol y se puso a discutir. Sus primos se sorprenden de la conducta de Alfredo y preguntan a la tía Juana (la mama de Alfredo) que es lo que está pasando. Se enteran de que Alfredo está angustiado porque no encuentra trabajo. Toda la familia comienza a preocuparse por la angustia de Alfredo hasta que en dos semanas consiguen por mediación de un primo lejano, un trabajo para él.
2.-Modelo anglosajón de consumo. Desde finales de los setenta hasta nuestros días los hábitos de consumo fueron cambiando hacía este modelo. El consumo de alcohol ya no se da en fiestas populares o en familias. Los boliches apartados de la comunidad se transforman en el nuevo espacio para él consumo. El objetivo no es el encuentro en si mismo sino el abuso para logran un efecto lo más rápidamente posible. Al consumir fuera del ámbito familiar o comunitario desaparecen los límites y la contención que daba el modelo mediterráneo y es por eso que encontramos fuertes desbordes, en muchas ocasiones de tipo violento.
En los últimos años (sobre todo a partir de los años 90) la adicción en la Argentina fue pasando rápidamente del modelo mediterráneo al anglosajón. Esto no ha sucedido solamente con la adicción al alcohol sino con todas las formas de consumo (mas adelante veremos porqué).
EL MERCADO, EL CONSUMO Y LA ADICCÓN:

¿Qué es lo que ocurrió para que la Argentina pasara de un modelo de consumo al otro?

Para responder a esto primero debemos de aclarar que entendemos por adicción. Una buena definición entre muchas posibles sería esta: la dependencia hacia el consumo de un objeto.

Con esto queremos decir que consideramos adicta a toda persona que frente a su incapacidad para tolerar el dolor y la angustia recurre al consumo de algún tipo de objeto.

Y ese objeto no tiene necesariamente que ser la droga, ese objeto puede ser un coche nuevo, unas zapatillas de marca o una camiseta de moda.

Y es por eso que podemos decir que existen muchos adictos que nunca consumieron drogas pero que sin embargo lo son.

A finales de los años setenta y en la década del noventa se introdujo masivamente en el país una nueva forma de entender la economía: el neoliberalismo económico.

Conforme se fue desarrollando este nuevo modelo económico los espacios públicos propios de la cultura mediterránea se fueron disolviendo, privatizando.

Esta privatización de lo público, de lo comunitario, trastocó todos los valores de la sociedad.
La identidad de una familia o de una comunidad dejó de existir en función de los valores, costumbres etc. Y pasaron a haber comunidades que se diferenciaban unas de otras en función de las cosas que podían consumir, de las cosas que podían comprar, o de la competitividad.

La consecuencia de esto fue que cada sector de la sociedad fue empujado a “consumir para pertenecer”.



EJEMPLO: Para que Laureana, una nena de clase media alta, pueda sentirse una más en su escuela debe tener las últimas botas que salieron en su serie favorita y no importa el precio que haya que pagar.
EJEMPLO: Para que José, el hermano menor de una familia muy pobre pueda pertenecer a la barra de la esquina debe consumir paco y no importa el precio que haya que pagar.
Los dos ejemplos anteriores muestran que si bien José está en un riesgo físico mucho mayor que Laureana por el hecho de tener menos recursos económicos los dos son víctimas de la misma enfermedad social de consumo.

Sin entrar en críticas y polémicas económicas o políticas, tratamos de advertir sobre algunas de las consecuencias de los sistemas vigentes.

El mercado se ha ido apoderando de los ámbitos de esparcimiento cultural, deportivo, del espectáculo y otros como la salud y un acrecentamiento de fórmulas, productos y actividades de rejuvenecimiento, bienestar espiritual y psíquico, cambios físicos radicales, etc. que aumentan la sensación y fantasía de que “todo es posible” y por lo tanto permitido si están los medios.
EL MERCADO ES UN SISTEMA

EL mercado es un sistema. Podemos definir sistema como un conjunto de ideas que se organizan para continuar existiendo.

Una charla, una familia o cualquier otro tipo de forma de relacionarse es considerada un sistema.

Es como una célula o un virus. En el caso del Sistema llamado economía de mercado podemos decir que al igual que otros sistemas trata de desarrollarse y crecer. Para desarrollarse y crecer, necesita alimentarse.



El mercado se alimenta de la necesidad de consumo de la gente. A más consumo más mercado. A menos tolere la gente estar sin consumir mejor.

A más necesitan los niños pertenecer para ser, para sentir que existen, más poderoso se hará el mercado.



La consecuencia más grave de todo esto son las enfermedades psicológicas, las enfermedades del alma. Y entre las más dañinas de ellas encontramos a las adicciones.

Repetimos que no estamos hablando de la economía de mercado como algo maligno sino que estamos describiendo cuales son algunas de sus más dolorosas consecuencias, sobre todo cuando este sistema se descontrola.


LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN Y LAS ADICCIONES.

La herramienta más potente que posé el mercado para generar futuros adictos (a las drogas, a la ropa, al fútbol etc.) son los medios de comunicación.

Hace 150 años una familia se reunía frente a un fuego o a un relato. Más adelante, frente a una radio, hoy en día frente a una televisión. Ya no hablan, no se miran, no se conocen.

Los medios dificultan el encuentro (encuentro es una palabra que el pueblo debe recuperar) entre personas. Por un lado pero por otro nos bombardean con imágenes de gente pasándolo bien en comunidad alrededor de algún objeto que debemos comprar.

Existen series de televisión infantil donde el consumo y la discriminación están a la orden del día. Seguramente en este momento nos están viniendo muchas a la cabeza.

En este tipo de programas los niños son siempre de la misma clase social y tienen el mismo color de piel.

Esto mismo se repite en los anuncios y los comerciales que resaltan nuevos valores, valores en los cuales hay que poseer cosas objetos para tener el afecto y el reconocimiento de los demás.


EJEMPLO: Julieta y Ana viven en zonas distintas de la provincia, Anabella vive en una zona más pudiente y Ana en el barrio humilde. Si bien las vidas de los dos son muy diferentes en apariencia ambas comparten una cosa en común: Son fanáticas de una serie de televisión infantil que se emite por un canal de aire. Julieta aprende que los niños de piel blanca son felices y tienen ropa de marca pero no sabe por qué, se siente muy vacía hasta el punto de que a veces no puede respirar. Ana por su parte, no tiene la piel tan blanca, y tampoco puede consumir todos esos objetos caros de la tele… pero sabe (porque así lo ha aprendido) que para pertenecer a algún grupo tiene que consumir algo, lo que sea que pueda comprar.
Otra de las armas que utilizan los medios de comunicación para favorecer las adicciones es el miedo.

Las noticias constantemente instalan la idea de que los espacios de encuentro como Iglesias, plazas públicas, escuelas (sobre todo si no son privadas) son sospechosos. Para los medios masivos en las plazas se vende droga, en las escuelas hay violencia y en las iglesias se comenten actos aberrantes.



Al mercado le interesa que tengamos miedo a lo comunitario y usa constantemente los medios de comunicación para inyectárnoslo, como un virus. Para ellos lo privado, lo que se puede comprar consumir como un objeto siempre será más seguro.

EJEMPLO: Hace un tiempo salió en todos los medios de comunicación el caso de Armando, un niño que estaba siendo agredido por dos de sus compañeros de escuela cristiana. La prensa dedicó horas a la cobertura de estos hechos. Días después la escuela continuó trabajando (nunca dejo de hacerlo) para solucionar el conflicto entre los chicos. El problema se solucionó con enorme éxito pero la prensa perdió interés por el caso.
Por todo lo expuesto podemos decir que el mercado ataca a lo comunitario a través de los medios de comunicación. También hemos visto como el cierre y el abandono de los espacios de encuentro va empujando a las nuevas generaciones a depender cada vez más de los objetos de consumo para pertenecer. Y finalmente hemos comprendido como toda esta cultura del consumir para pertenecer es la que fomenta las adicciones.
*Agradecemos la colaboración del Lic. En Psicología Unai Rivas, que aportó gran parte de este artículo
Actitudes preventivas en general frente a estos factores de riesgo
-Promover actitudes diferentes frente a utilización del tiempo libre.

-Develar los mecanismos de persuasión de la publicidad

-Promover valores alternativos


  • Bibliog: Podés consultar el “Manual de orientación para educadores, " El accionar educativos ante la situación de toxicodependencia" Cuadernillo 2,  Capitulo 2, de SEDRONAR (SEc. de Prev., Rehab., y Lucha contra el Narcot.) o en http://www.sedronar.gov.ar/mnu.htm

También en:

AA.VV., Adicciones: http://www.deplai.org.ar/adiccion.html
















GRUPO EDUCATIVO MARIN, Diócesis de San Isidro: www.marin.edu.ar/esperanza


Página central de antidroga: http://www.laantidroga.com/images/spacer.gif







Drogadicción Novedades: http://www.healthing.com/droga/droga.html

Derechos del Niño: http://www.varelaenred.com.ar/drogas.htm






















Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad