Colección Psicología Conternporánea


A. Producción histórica del vocablo grupo



Descargar 486.5 Kb.
Página4/23
Fecha de conversión13.12.2017
Tamaño486.5 Kb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   23
A. Producción histórica del vocablo grupo

Se abordará en este punto la etimología del vocablo que es motivo de la presente elucidación; más allá de la relevancia histórica que esta tarea pueda presentar, interesa pensar dentro del campo semántico mismo. Se espera que las líneas de significación puestas de manifiesto, hagan posibles ciertas visibilidades con respecto a las diversas producciones de sentido que la palabra "grupo" ha disparado históricamente.

Tanto el término francés groupe, como el castellano grupo, reconocen su origen en el término italiano groppo o gruppo. Groppo aludía a un conjunto de personas esculpidas o pintadas, pasando hacia el siglo xviii a significar una reunión de personas, divulgándose rápidamente su uso coloquial.

El groppo scultorico es una forma artística propia del Renacimiento, a través de la cual las esculturas que en tiempos medievales estaban siempre integradas al edificio, pasan a ser expresiones artísticas en volumen, separadas de los mismos, que permiten para su apreciación caminar a su alrededor, es decir, rodearlas; cambia así la relación entre el hombre, sus producciones artísticas, el espacio y la trascendencia; al mismo tiempo, otra de las características a señalar del groppo scultorico es que sus figuras cobran sentido cuando son observadas como conjunto, más que aisladamente.

Contemporáneamente a la inclusión del vocablo en lengua francesa, se imponen en inglés y en alemán vocablos análogos; señala Anzieu23 que las lenguas antiguas no disponen de ningún término para designar una asociación de pocas personas que comparten algún objetivo en común.

¿Qué quiere decir que no hay palabra? ¿Que lo no nombrado no existe? ¿Qué tiene un nivel de existencia por debajo de su posibilidad de representación?

Para problematizar aun más esta interrogación, podría agregarse que, si bien un vocablo es construido para hacer referencia a una producción existente, los actos -en este caso tal vez sería más correcto decir los procesos- de nominación24 son piezas claves en las construcciones que realizan los actores sociales para producir sus "representaciones" de la realidad socio-histórica en que viven.

Es necesario pensar entonces que -hasta cierto momento histórico y para los actores sociales de la época- los pequeños colectivos humanos no habrían cobrado la suficiente relevancia como para formar parte de la producción de las representaciones del mundo social en que vivían, quedando así sin nominación, sin palabra.

De ser esto así -y en el mismo sentido- habrá que indagar qué transformaciones sociales se producen en el período histórico en el cual los agentes sociales "necesitan" nominar a tales agrupamientos humanos como "grupos", como así también qué lugares y funciones sociales y subjetivas van ocupando tales agrupamientos en el proceso por el cual adviene su palabra.




B. Líneas de significación

Pareciera ser que una de las primeras acepciones del término italiano groppo, antes de llegar a ser reunión o conjunto de personas era nudo. Derivaría del antiguo provenzal grop=nudo; éste a su vez derivaría del germano Kruppa = masa redondeada, aludiendo a su forma circular.25

Krupp————>grop————> groppo————>grupo

(alemán) (provenzal) (italiano)

Masa NUDO

redondeada

Círculo Cohesión Grupo


Están presentes, entonces, en el vocablo dos líneas que frecuentemente se encuentran en la reflexión sobre lo grupal, o -dicho de otra manera- dos líneas que insisten en dicha reflexión. Por una parte, la línea de insistencia Nudo; si bien para Anzieu la figuración nudo remite al grado de "cohesión necesaria entre los miembros del grupo", para la perspectiva de investigación elegida en este trabajo, la figura nudo abre otra forma de interrogación sobre la misma cuestión: ¿qué anudamientos-desanudamientos se organizan dentro de un conjunto reducido de personas?

Por otra, la masa redondeada parecería portar, implícitamente, la idea de círculo, en el sentido de reunión de personas: agrupaciones de oficios, comerciales, clubes, políticos, etc., que retornando una antigua tradición celta daría idea de círculo de iguales. Son ilustrativos al respecto Los Caballeros de la Mesa Redonda y la orden religiosa de Los Templarios, cuyo altar circular hacía posible que todos los caballeros de la orden estuviesen, en misa, a igual distancia de Dios.

Nótese que aun en la actualidad generalmente se elige la distribución circular en el trabajo con grupos. Esta forma tan característica connota algo que trasciende el espacio mismo, que va más allá de la eventual organización de sus actividades; implica, en realidad una particular estructuración de los intercambios entre los integrantes. Es frecuente encontrar en este punto la acentuación de la igualdad jerárquica atribuida a la forma circular de ubicación; esto significa afirmar que sentarse en círculo horizontaliza o democratiza la relación entre los miembros de un grupo. En realidad, el mero sentarse en círculo no determina igualdades jerárquicas ni atenúa los juegos de poder en el mismo. Por el contrario, parecerían ser de mucho más peso aquellos intercambios que se organizan desde ese circular -en principio de miradas- que la distribución espacial elegida posibilita.26


C. Referentes etimológicos

En primer lugar sorprende la modernidad del vocablo. ¿Qué significación tendrá que con anterioridad a la modernidad no existiera un término que diera cuenta de una reunión de un número restringido de personas con un cierto objetivo común?

En otras temáticas ha sido investigada la relación entre la presencia o ausencia de determinados vocablos y su significación en la cultura de la época. Así Ph. Ariès27 ha trabajado la ausencia de la noción de niño en la sociedad feudal y la correlativa ausencia de vocablos que nominaran a los niños, o lo que es igual, la presencia de distintos términos que dan la idea de niño a partir del momento histórico en que éste comienza a particularizarse del mundo de los adustos. Muestra, asimismo, cómo se produce una correlación entre este proceso de "poner palabra" y la construcción de campos disciplinarios específicos -en este caso la pedagogía- y las nuevas prácticas sociales que se desarrollaron en este proceso: aparición del "sentimiento de infancia", maternaje realizado por su propia madre, escolarización de los niños, etcétera.

El groppo aparece con el Renacimiento, momento de profundas transformaciones, políticas, económicas, familiares; momento de giros epistémicos y de modificaciones de las weltanschauungen. Es en el complejo tránsito de las servidumbres con Dios, el señor, y la fe hacia las autonomías, las ciencias, las artes no religiosas y el libre mercado donde se van creando las prefiguraciones del individuum; tránsitos que harán posible a partir de Descartes, las grandes reflexiones modernas del sujeto y el surgimiento de las ciencias humanas. El groppo se autonomiza al separarse del edificio asentándose en los atrios y en las plazas. Al mismo tiempo se produce la nuclearización de la familia; ésta inicia un proceso de transformaciones reduciéndose desde sus extensas redes de sociabilidad feudal hasta conformar la familia nuclear moderna.

Este tránsito de "la casa" a "la familia" no es una cuestión atinente sólo a la historia de la vida cotidiana, sino que puntúa tránsitos claves desde las relaciones de producción hasta la constitución de las subjetividades; se acentúa la intimidad, la individuación, las identidades personales, el uso de nombres y apellidos particularizados, etcétera.

La preocupación por la noción de individuo comparte el escenario de surgimiento de las ciencias humanas; con ellas nace dentro de la gran pregunta a la que estas nuevas áreas del saber intentan dar respuesta: ¿Qué es el Hombre? cada una de ellas desde su ángulo de mira, pero todas preocupadas por la individualidad; preocupación ésta impensable dentro de las sociedades feudales. En las formas del ser social del feudalismo no había lugar para ninguna pregunta sobre el individuo; sí tenían una fuerte vigencia los interrogantes respecto a las obligaciones de los hombres con Dios, por ejemplo; pero ausentes estaban las nociones de individuo, individualidad, intimidad, éxito individual, felicidad personal.

La temática de la individualidad o de la identidad personal, comienza a desarrollarse con el advenimiento de la sociedad industrial, al mismo tiempo que lo privado y lo público reestructuran tanto sus territorios como sus significaciones, y se organiza un cambio radical en las prioridades de la vida, apareciendo en primer plano el libre albedrío y la felicidad personal.28

Paulatinamente se van delineando las áreas del saber que conformarán las ciencias humanas o humanidades y las antropologías filosóficas. El Hombre, él mismo, se tomará como objeto privilegiado de reflexión en estos campos de saberes; los tiempos de las taxonomías serán reemplazados -Descartes mediante- por la pregunta por el ser de lo humano. La temática de la subjetividad adviene así al escenario filosófico-científico de la época.

Puede pensarse entonces que la producción del vocablo grupo es contemporánea a la formación de la subjetividad moderna y a la constitución del grupo familiar restringido.

En el marco del capitalismo naciente hasta las últimas fibras del tejido social se reorganizan en figuras impensables hasta entonces. Las sociabilidades feudales, las obligaciones cerradas con Dios, el señor feudal, el rey, el padre y los fuertes intereses corporativos, no dejaban intersticios sociales suficientes para individuaciones, intimidades o enlaces en pequeños grupos. La "grupalización" de la vida familiar al restringir la familia extensa -nuclearizándola- implicará algo más que una reducción de personas. Sostiene un cambio significativo -estructural podría decirse- en los anudamientos subjetivos de sus miembros.

Tal parecería ser la relevancia de estas cuestiones, que historiadores como Shorter29 han llamado Revolución Sentimental del siglo xviii a la "aparición" del amor maternal, del amor conyugal y el sentimiento doméstico de intimidad. ¿Qué transformaciones se han producido'? Han cambiado sin duda las prioridades en las vidas de las personas, pero también los enlaces tanto contractuales como subjetivos entre los integrantes de la familia. Cambio en el espacio micro social que reproduce y sostiene, pero también produce al infinito, las nuevas formas de gobernabilidad y consenso.

El vocablo grupo, en su acepción actual, se produce en aquel momento histórico que vuelve "necesaria" tal palabra para la producción de representaciones del mundo social. Su nominación vuelve visible una forma de sociabilidad -los pequeños colectivos humanos- que con la modernidad cobra la suficiente relevancia en las prácticas sociales, como para generar una palabra especifica. La aparición de este vocablo se inscribe en el complejo proceso de transformaciones tanto de las formas de sociabilidad, de las prácticas sociales y de las subjetividades, como de nuevas figuraciones que los actores sociales darán a las "representaciones" que construyen del mundo en que viven.

Con respecto a la relación entre el proceso de la nuclearización de la familia y la aparición de la palabra grupo, es necesario aclarar que no se plantea aquí que tal proceso haya creado las condiciones para la aparición del vocablo grupo, sino más bien que las transformaciones socio-históricas que dan origen a la constitución de la subjetividad moderna son parte de los procesos de gestión de los pequeños agrupamientos, entre ellos la nuclearización de la familia.
En síntesis, el vocablo grupo surge en el momento de constitución de la subjetividad moderna. Su etimología refiere a un número restringido de personas asociadas por un algo en común. Se destacan dos líneas en tal rastreo etimológico: la figuración nudo, que sugiere interrogación sobre qué es lo que hace nudo y lleva implícitos necesarios enlaces y desenlaces entre sus integrantes, y la figuración círculo, que remite a las formas de intercambio que se producen entre los miembros de tales grupos,

Se insistirá más adelante en la líneas de figuración nudo como forma de referirse a los grupos. Avanzando un poco más, tal vez fuera pertinente aclarar que no se usa aquí el término nudo en un sentido analógico: "el grupo es como un nudo", sino -por el contrario- en un sentido metafórico, en tanto figura nudo que aspira a producir efecto de significación.

Con la figura nudo, se intenta subrayar los anudamientos-desanudamientos, de subjetividades, los enlaces-desenlaces diversos, puntuales, simultáneos, fugaces o duraderos, de subjetividades que se producen en los acontecimientos grupales. En este sentido preguntarse por la especificidad de lo grupal es abrir interrogación por las particularidades de tales anudamientos cuando se constituyen en lo que se ha dado en llamar pequeños grupos. Anudamientos-desanudamientos que por organizarse entre un conjunto numerable de personas cobrarán características diferenciales con respecto a otras formas de enlace sociales tales como grupos amplios, masas, duplas, etcétera.




Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   23


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad