Colección Psicología Conternporánea


I El vocablo grupo y su campo semántica



Descargar 486.5 Kb.
Página22/23
Fecha de conversión13.12.2017
Tamaño486.5 Kb.
1   ...   15   16   17   18   19   20   21   22   23

I El vocablo grupo y su campo semántica





    1. Producción histórica del vocablo grupo

    2. Líneas de significación

    3. Referentes etimológicos

    4. Primeras puntuaciones antes de avanzar



II Lo singular y lo colectivo





  1. Antinomia individuo-sociedad

  2. Espacios

  3. La relación grupo-sociedad

  4. La categoría de intermediario

  5. Problema epistémico



III La demanda por los grupos





  1. La ilusión de los orígenes

  2. La dinámica de grupos

  3. Criterios epistémicos de Kurt. Lewin

  4. Primer momento epistémico: el todo es más que la suma de las partes

  5. Análisis de la demanda

  6. El nacimiento de lo grupal


IV Hacia una clínica grupal


  1. Primeros dispositivos grupales terapéuticos

  2. Aplicaciones iniciales del psicoanálisis a los grupos

  3. El todo no lo es todo

  4. Del líder al oráculo


V El segundo momento epistémico


  1. Cierta especificidad grupal (la noción de supuestos básicos)

  2. El segundo momento epistémico: los organizadores grupales

  3. El encargo a Bion y su producción teórico


VI Los organizadores fantasmáticos


    1. Hacia la enunciabilidad de los organizadores fantasmáticos

    2. Problemas de demarcación

    3. Tercer momento epistémico: El acotamiento del objeto discreto



VII El nudo grupal





  1. Lo grupal como campo de problemáticas

  2. Un número numerable de personas (cuerpos discernibles)

  3. La relación texto-contexto grupal

  4. La latencia grupal

  5. Lugar del coordinador

  6. La dimensión institucional de los grupos

  7. Algunos impensables


Addenda
El campo grupal: cura e imaginario social

Se terminó de imprimir

en el mes de Diciembre de 1989

en los Talleres Gráficos

CARBET. La Rosa 1080,

Adrogué, Buenos Aires




1 De Brasi, J. C. "Desarrollos sobre el grupo - Formación", en Lo Grupal 5, Búsqueda, Buenos Aires, 1987.

2 Clastres, P. La societá contra lo Stato, Feltrinelli, Roma, 1977 y Antropología política, Gedisa, Barcelona, 1984.

3 Badiou, A. Théorie du suject., Du Seuil, París, 1982.

4 Faure, P. La vita quotidiana a Creta ai tempi di Minosse, Rizzoli, Milano, 1983.

5 Cole, M. Storia sociale dei processi cognitivi, Giunti-Barbera, Firenze, 1976. Oppenheim, A.L. La Antica Mesopotamia. Ritrato de una civilitá, Newton Compton, Roma, 1980.

6 Hermann, Imre. L'instinct filial, Denöel, París, 197l. En húngaro, 1ª edición, 1943, se llamaba Los instintos arcaicos en el hombre. Ferenczi, S. Thalassa. Psichonalyse des origines de la vie sexuelle, PEP n° 28, Payot. París.

7 Neri, Claudio "Les presupossé de base", en: Bion y los grupos, Rev. Francaise de Psychotherapie de Groupe, París, 1986. Neri, C . Letture Bioniane, Borla, 1988.

8 Meltzer, D. Lo sviluppo kleiniano, T. 3 Bion, Borla, Roma, 1982 y Studi di Metapsicologia allargata, F. Cortina, Milano, 1987. Bleger, J. Temas de Psicología, Nueva Visión, Buenos Aires, 1978.

9De Brasi, J.C. "Elucidaciones sobre el ECRO", en Lo Grupal 4, Búsqueda, Buenos Aires, 1986.

10 Deleuze, G. Empirismo y subjetividad, Gedisa, Barcelona, 1977.

11 Véase capítulo II.

12 Esta descalificación suele ser expresión de rebeldías fallidas frente a los efectos de autoritarismo teórico mencionados.

13 Jay, M. La imaginación dialéctica Taurus, Madrid, 1986.


14 De Brasi, J.C. "Desarrollos sobre el Grupo Formación", en Lo Grupal 5 Búsqueda, Buenos Aires, 1987.

15 Si bien mencionados puntualmente en varios pasajes de este libro, no se ofrece una elucidación más sistemática de los dispositivos grupales instituidos por la concepción operativo de grupos y el psicodrama psicoanalítico. Sin embargo, han constituido instrumentos teórico-técnicos de suma importancia en mi formación. Futuros trabajos intentarán salvar tal ausencia.


16 Véase capítulo III.

17 Si bien este desarrollo se inicia en EE.UU. y algunos países de Europa, se extiende rápidamente a ciertos países periféricos como la Argentina.

18 Véanse capítulos IV, V y VI.


19 Fernández, A. "¿Legitimar lo grupal? Contrato público y contrato privado", en Lo Grupal 6, Búsqueda, Buenos Aires, 1988.

20 Véanse capítulos VI y VII.

21 Véanse capítulos II y VII.

22 Puede consultarse al respecto Lévi-Strauss, C. Seminario: La identidad, Petrel, Barcelona, 1981. También Apostel y otros, Interdisciplinariedad y ciencias humanas, Tecnos, UNESCO, Madrid, 1982.

23Anzieu, D. La dinámica de los grupos pequeños, Kapelusz, Buenos Aires, 1971.

24Bourdieu, P. "Espacio social y génesis de las clases", Revista Espacios n°, 2, Buenos Aires, 1985.

25Anzieu, D. Op. cit.

26Desde el psicoanálisis se ha trabajado en profundidad el tema de la mirada como posibilitadora de los juegos identificatorios grupales; sería interesante cruzar estos aportes con aquellos que lo investigan como forma real e imaginaria de control social. Foucault, M. Vigilar y castigar, Siglo xxi, Madrid, 1981.

27Ariès, Ph. L'enfant et la vie familiale sous l’Ancien Régime, Du Seuil, Paris, 1973.

28Shorter, E. Naissance de la famille moderne, Du Seuil, Paris, 1977.

29 Shorter, E. Op. cit.

30Del log-book de Robinson en la isla Speranza, antes de la llegada de Viernes. Michael Toumier. Viernes o los limbos del Pacífico, Alfaguara, Madrid, 1986.

31Russell, J. La amnesia social, Dos culturas, Barcelona, 1977.

32Castoriadis, C. La institución imaginaria de la sociedad, Tusquets, Barcelona, 1983. véase al respecto el término "imaginario social" usado por el autor.

33Bonnet, J. "Le mental et le fonctionnement des sociétés", Rev. L'Arc n° 72, Paris.

34Asch, S. Psicología social, Eudeba, Buenos Aires, 1964.

35 Asch, S. Op. cit.

36 Id.

37 Allport, F.H. (1924). Citado por Asch, op. cit.

38 Durkheim, E. Citado por Asch, op. cit.

39 Colapinto, J. "La Psicología Grupal: Algunas consideraciones críticas", Rev. Arg. de Psicología, n° 8, Buenos Aires, 1971.

40 Colapinto. Op. cit

41Para un análisis del a priori Identidad-Diferencia véase Fernández, A.M. La diferencia sexual en Psicoanálisis: teoría o ilusión?. Depto. Publicaciones, Fac. de Psicología, U.B.A., Buenos Aires, 1985.

42Kaminsky, G. Seminario "Instituciones", Cátedra de Psicología Social, Carrera de Psicología, U.B.A., 1985.

43Canguilhem, G. La teoría celular, citado por Pontalis, J. en Después de Freud, Sudamericana, Buenos Aires, 1974.

44 Lévi-Strauss, C. Seminario.- La Identidad, Petrel, Barcelona, 1981.

45Dotti, J. "Vicio y nuevo liberalismo", Conferencia del Ciclo "Democracia y Transformación Social" Centro de Estudios para la Transformación Argentina. Fundación Banco Patricios, setiembre 1985.

46 Fernández, A. M. "Formaciones colectivas y represión social", trabajo presentado en las jornadas del mismo nombre, Buenos Aires, 1985.

47Bauleo, "Psicología Social y Grupos", en Contrainstitución y grupos, Fundamentos, Buenos Aires, 1977.

48Pontalis, J.B. Después de Freud, Sudamericana, Buenos Aires, 1968.

49 Percia, M. "Taller Abierto Permanente", Cátedra Teoría y Técnica de Grupos, Facultad de Psicología, UBA, 1986.

50Kaës, R. "La categoría de intermediario y la articulación psico-social", Rev. de Psicología y Psicoterapia de Grupo, Tomo VII n° 1. Buenos Aires, 1984.

51 Kaës, R. Op. cit.

52Kaës, R. Op. cit.

53Benoist, J.M. "La interdisciplinariedad en las ciencias sociales" en: L. Apostel y otros, Interdisciplinariedad y ciencias humanas, Tecnos, UNESCO, Madrid, 1982.

54Benoist, J.M. Op. cit.

55 Se retoma esta cuestión en el capítulo VII.

56Lourau, R. El análisis institucional, Amorrortu, Buenos Aires, 1975.

57 Anzieu, D. Op. cit.

58 Lourau, R. Op. cit.

59 Anzieu, D. Op. cit.

60 Viet J. Los métodos estructuralistas en Ciencias Sociales, Amorrortu, Buenos Aires, 1979.

61 Dinámica: en un medio definido, cierta distribución de fuerzas determina el comportamiento de un objeto que posee propiedades definidas.

62Anzieu, D. Op. cit.

63 Véase Cartwight, D. y Zander, A. Dinámica de grupos. Investigación y teoría, Trillas México, 1980.

64Pichon Riviére, E. El proceso grupal, Nueva Visión, Buenos Aires, 1975.

65 Bleger, J. Temas de Psicología, Nueva Visión, Buenos Aires, 1971.

66 Sbandi, P. Psicología de Grupo, Herder, Barcelona, 1976.

67Lewin, K. Dinámica de la personalidad, Morata, Madrid, 1969.

68 Lewin, K. Op. cit.

69 Castorina, J. A. Explicación y modelos en psicología, Nueva Visión, Buenos Aires, 1973.

70 Véase capítulo II.

71 Castorina, J.A. Op. cit.

72 Bohoslavsky, "Grupos: propuestas para una teoría", Rev. Argentina de Psicología, n° 22, Buenos Aires, diciembre 1977.

73 Véase "El todo no lo es todo" (capítulo IV).

74 Deleuze, G. y Guattari, F. El anti-Edipo, Barral, Barcelona, 1972.

75Se retoma esta cuestión en los capítulos IV y V.

76Benoist, J.M. Op. cit. Según este autor los imaginarios fundadores tienen el poder de poner desde una disciplina en formación nociones que para el consenso de la época resultan poco aceptables. Son cuerpos de proposiciones fundacionales que se caracterizan por un alto nivel de recurrencia y por las polémicas que desatan.

77 El análisis de esta demanda pone de manifiesto el entrecruzamiento de los espacios científico, ético y político señalados en el capítulo III.

78Lourau, R. Op. cit. Se distingue encargo y demanda en el mismo sentido que este autor. Para un análisis detallado de estos términos, véase Woronowski, M. Pichon Riviére y la crítica de la vida cotidiana, Dto. Publicaciones, Facultad de Psicología, UBA, 1988.

79Sobre el carácter no natural de las necesidades sociales, véase Castoriadis, C. Op. cit.

80Foucault, M. El discurso del poder, Folios, México, 1983.

81 Cartwright, D. y Zander, A. Dinámica de grupos. Investigación y teoría, Trillas, México, 1980.

82 Cartwright, D. y Zander, A. Op. cit.

83 Zito Lema, J., Conversaciones con Enrique Pichon Rivière.

84 Pichon Rivière, E. El proceso grupal del psicoanálisis a la psicología social I, Nueva Visión, Buenos Aires, 1977.

85 Tal vez el psicoanálisis sea un ejemplo paradigmático de estos impensables; son sumamente sugerentes los análisis de la inscripción social de sus prácticas en las estrategias biopolíticas: Foucault, M. Historia de la sexualidad, Tomo I, Siglo XXI, México, 1978; Donzelot La policía de las familias, Pre-Textos, Valencia, 1979; Castel, R. El psicoanalismo, Siglo xxi, México, 1980.

86Foucault, M. L'archéologie du savoir, Gallimard, Paris, 1969.

87Ducrot y otros. ¿Qué es el estructuralismo?, Ed. Losada.

88 Fernández, A.; Del Cueto A. "El dispositivo grupal", en Lo Grupal 2, Búsqueda, Buenos Aires, 1985.


89 En trabajos anteriores, el uso de ambas expresiones se encuentra menos discriminado; para su mejor precisión han sido de gran utilidad las puntuaciones y críticas del Lic. Roberto Montenegro, docente de la cátedra de Teoría y Técnica de grupos. Facultad de Psicología. UBA.

90 Fernández, A., Del Cueto, A. "El dispositivo grupal", en Lo Grupal 2, Búsqueda, Buenos Aires, 1985. También puede observarse en Lo Grupal 4, Búsqueda, Buenos Aires, 1987, que O. Saidón en "Modernidad Inconsciente y Grupos" utiliza este término en sentido similar.

91 Como podrá observarse se intenta dar aquí al término Dispositivo de los Grupos un sentido foucaultiano. Foucault, M. Historia de la sexualidad, cit.

92 Bion, W., Experiencias en grupos, Paidós, Buenos Aires, 1963.

93 Bion, W. Op. cit. El subrayado es mío.

94Grinberg, L., Langer. M., Rodrigué, E. Psicoterapia de grupo, Paidós, Buenos Aires, 1971.

95 Grinberg y otros, Op. cit.

96 Pratt, J.H. The Principles of class Treatment and their applications to varoius Chronic Discases, Hosp. Social Service, 1922. Citado por Grinberg y otros, Op. cit.

97Son referencia obligada en este punto los aportes de Freud en Psicología de las masas y análisis del yo, Biblioteca Nueva, Madrid, 1967. Asimismo, podrían compararse con las transferencias altamente idealizadas, analizadas por Kohut, T. Análisis del self, Amorrortu, Buenos Aires, 1977.

98Gerlic, Cristina, "Los grupos y la comunidad", Mesa Redonda, Cátedra Teoría y Técnica de Grupos "A', Facultad de Psicología, UBA, 1986.

99Grinberg y otros, Op. cit.

100Grinberg y otros, Op. cit.

101Grinberg y otros, Op. cit. Obsérvese: a) el uso del referente microsociológico como soporte de esta práctica psicoanalítica; b) la noción de grupo como organismo; e) la insistencia del dilema singular-colectivo.

102 Véase capítulo III.

103 Se utiliza aquí el término fantasía, en su sentido fuerte y restringido otorgado por el psicoanálisis al término. Si bien en la actualidad se prefiere el uso del término fantasía, se mantiene aquí el primero, dado que ésta fue la denominación utilizada por la corriente anglosajona y por los grupalistas inscriptos en la misma.

104Pichon Rivière, E. Del Psicoanálisis a la Psicología social, Nueva Visión, Buenos Aires, 1977.

105En realidad, más que eventuales significaciones imaginarias de igualdad jerárquica, la disposición en círculo cobra relevancia en tanto modifica la situación del campo visual con respecto al psicoanálisis de contrato dual. Es decir, todos, incluido el coordinador, en igual posibilidad visual, por lo tanto implicados en los juegos de mirada.

106 Pontalis, J.B. Op. cit.

107 Bion, W. Op. cit.

108 Castel, R. El psicoanalismo. El orden psicoanalítico y el poder, Siglo xxi México, 1980.

109Lacan, El yo en la teoría de Freud y en la técnica psicoanalítica, Paidós, Barcelona, 1984.

110Rosalato, G."El psicoanálisis transgresivo", Rev. Argentina de Psicología, n° 29, Buenos Aires, 1981.

111El problema de estas críticas es que si bien puntualizan correctamente el problema, atribuyen este rasgo: efecto-masa, a una cualidad indeseable de los grupos; es decir sustancializan el rasgo sin alcanzar a ver que éste es inherente al dispositivo montado y no una característica esencial de los grupos. No hay que olvidar que con este tipo de críticas se justifica la descalificación de los abordajes grupales y se sostiene como único espacio válido de cura el dispositivo psicoanalítico de contrato dual. Pero éste es otro problema, aquel donde la polémica científica se subordina a las luchas por la hegemonía el campo profesional. Véase Fernández, A.M. "Legitimar lo grupal", en Lo grupal 6. Búsqueda, Buenos Aires, 1988.

112 Asch, S. Psicología social, Eudeba, Buenos Aires, 1964.

113 Colapinto, "La psicología grupa]: algunas consideraciones críticas", Rev. Argentina de Psicología, n° 8, Buenos Aires, 1971. Nótese la fecha en que este autor realiza estas puntualizaciones que mantienen en la actualidad absoluta vigencia.

114Azubel, A. y otros, La práctica analítica. Vacilación de la neutralidad. Folios, Buenos Aires, 1984.

115Bion, W. Op. cit.

116 Grinberg, L. y otros, Introducción a las ideas de Bion, Nueva Visión, Buenos Aires, 1972.

117Bion, W. Op. cit.

118Bion. W. Op. cit.

119Pontalis, J.B. Op. Cit.

120 Nótese que reaparece el término nudo. Anzieu, D. El grupo y el inconsciente, Op. cit. Este autor retomará la idea de formaciones secundarias con respecto a una escena primitiva más antigua.

121 Bauleo, A., "Estado actual del Psicoanálisis individual y grupal", en El inconsciente institucional, Nuevo Mar, México, 1983.

122 Freud, s. Psicología de las masas y análisis del yo, Biblioteca Nueva, Tomo l, Madrid, 1967.

123 Lacan, J. "La psychiatrie anglaise et la guerra", en Evolution psychiatrique, 1947. Agradezco a Germán García por haberme facilitado esta publicación.

124Lacan, J. Op cit.

125 Foulkes, S.H. Therapeutic Group Analysis, G. Allen & Unwin Ltd., London, 1964.

126 Lacan. J. Op. cit.

127Kaës, R. "Elementos para una historia de las prácticas y de las teorías de grupo en sus relaciones con el Psicoanálisis en Francia", Revista de Psicología y Psicoterapia de Grupo, Tomo VII, n° 1, Buenos Aires, 1984.

128 Kaës, R. Ibidem.

129 Pontalis, J. B. Op. cit.

130 Kaës, R. Op. cit. El subrayado es mío.

131 Anzieu, D. El grupo y el inconsciente, Biblioteca Nueva, Madrid, 1978.

132Coincide con la definición de fantasma elaborada por Laplanche y Pontalis J, B. en su Diccionario de Psicoanálisis (Labor, Barcelona,1974): "Escenificación imaginaria en la que se halla presente el sujeto y que representa en forma más o menos deformada por los procesos defensivos, la realización de un deseo, y en último término, de un deseo inconsciente".

133Esta corriente toma como modelo los tres organizadores psíquicos sucesivos en el niño conceptualizados por Spitz.

134Véanse capítulos II y IV.

135No se analiza aquí el grado de precisión o exactitud del uso del término psicoanalítico "fantasma" realizado por esta corriente, por considerar tal punto como una polémica más pertinente al debate Interno del campo psicoanalítico, que para estos apuntes de una genealogía de lo grupal. Sin embargo, no puede dejar de señalarse la necesidad de re-pensar la noción de fantasma y la diferenciación je -moi a partir de los aportes de J. Lacan y continuadores.

136Percia, M. Taller Abierto y Permanente. Cátedra Teoría y Técnica de Grupo. Facultad de Psicología, UBA, 1987.

137 Suelen encontrarse en nuestro medio articulaciones de aportes de Pichon Riviére con la escuela de Anzieu que no siempre evidencian la vigilancia epistémica necesaria.

138Larriera, S. "Aproximaciones a una topología grupuscular psicoanalítica”, en



Compartir con tus amigos:
1   ...   15   16   17   18   19   20   21   22   23


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad