¿Cómo comprendo mi acto creativo?



Descargar 92.35 Kb.
Fecha de conversión14.05.2019
Tamaño92.35 Kb.
Vistas24
Descargas0


Proyecto de innovación

“¿Cómo comprendo mi acto creativo?”

Integrantes:

Yung Ju Goo

Kristel Monzón Ayay

Ximena Payet Castro

Talia Zuzunaga Ramirez

Denisse Mazuré Belloso

Elizabeth Riquero Bruno

Carolina Rivera-Santander Rivera

Natalia Goncharova Alexandrovna

2015


Índice
I – Prólogo

II – Planteamiento del problema



  1. Área temática

  2. Área teórica

  3. Área conceptual

  4. Interrogantes

  5. Enunciado del problema

III – Marco teórico

  1. Definición de la comprensión

  2. Acto creativo

IV – Bibliografía

I – Prólogo

La sociedad actual y futura demanda que las maestras seamos agentes de cambio y que estemos al tanto y sobre la marcha de los cambios acelerados de la globalización, el mercado laboral y las nuevas demandas del contexto educativo. Es así que la realidad nos demanda nuevas competencias y el desarrollo de habilidades, y para lograr esto en nuestros alumnos debemos profundizar en los aspectos que definen la identidad humana y la educación. Necesitamos ser maestras que piensen, sientan y comprendan para poder enseñar a pensar y ser transformadores de realidad.

Para lograr esta transformación y afrontar los cambios debemos de tener plasticidad, flexibilidad y capacidad de tomar decisiones en el camino que reestructuran nuestro que hacer educativo en base a objetivos. Para lograr esto nuestra principal herramienta es la creatividad. Esta nos da la posibilidad de acercarnos a los problemas de manera no esquemática y solucionarlo de manera innovadora.

En este trabajo presentamos nuestro proceso de comprensión de nuestro propio proceso creativo para así aprender a reflexionar sobre nuestro propio pensamiento, dialogar, confrontar idea y vivir el acto creativo. De esta manera, nos nutrimos y nos preparamos para romper esquemas y ser transformadoras de realidad.

La creatividad es tan importante en educación como la alfabetización, y por eso debemos tratarla con la misma importancia”.

Sir Ken Robinson



II - Planteamiento del problema

  1. Área temática

Estimular la comprensión es una de las máximas aspiraciones de la educación, y también una de las más difíciles de lograr. El concepto mismo de la comprensión plantea a los educadores que reflexionan y se comprometen con la enseñanza, innumerables y complejos interrogantes. Para responder estas, los maestros necesitan entender su propio acto de comprensión y los procesos cognitivos y emocionales que esto conlleva. Cuando notamos que a las personas en nuestra sociedad les cuesta leer y comprender las señales de tránsito, los avisos a la comunidad , las señales que otros nos hacen creemos que hay que repensar las propias prácticas en el aula y tomarse el tiempo para enfocarnos en comprender nuestra comprensión, es decir para hacer meta cognición.

Para nosotras, como maestras la comprensión es un proceso mental en el que la persona trata de entender algún aspecto de su realidad. Este acto mental se inicia con la observación para percibir, identificar determinada información y es clave para el desarrollo integral de la persona.

La motivación por comprender es un punto clave ya que nos invita a querer solucionar algún problema que requiere pensar y conocer para poder darle la solución idónea. Creemos que los maestros hoy en día no se sienten motivados por comprender sus procesos cognitivos ni los de sus alumnos. Esta idea se sustenta con el tipo de enseñanza que se da, una basada contenidos y resultados más que valoración de procesos. Desde nuestra opinión, una educación como la que se da en nuestro país hoy no reta ni al alumno ni al maestro a reflexionar sobre sus pensamientos y por lo tanto no somos capaces de leer y comprender la realidad. Si los maestros se detuvieran a pensar en sus propios actos de comprensión de la vida cotidiana, de alguna experiencia de aprendizaje, de sí mismos serían capaces de enseñarles a sus alumnos a hacer lo mismo y que ellos desarrollen un mejor nivel de comprensión.


  1. Área Teórica

Definición de Creatividad

Según Corbalán – Berná (2008) la creatividad es hallar soluciones divergentes a los problemas.

Por otro lago según Rouquette (1973) hay cuatro asociaciones principales al intentar definir la creatividad: Don divino, producto, rasgo de la personalidad y proceso.

Chávez (2001) crear es generar algo conceptual, material o estético, nuevo y/o trasformador. También establece tres etapas fundamentales en este proceso:

• Asociación – integración: Entre el mundo externo e interno.

• Elaboración: Producir la obra valiéndose del propio talento.

• Comunicación: Hacer pública la creación.

Estas tres fases dan lugar a una retroalimentación. Sin embargo en 1926 Wallas establece cinco períodos: Preparación, incubación, intimación, iluminación y la verificación de la idea creativa. En el 2005 Bogousslavsky propone cuatro fases sucesivas: Preparación, incubación, inspiración y la producción de la inventiva.

Como plantea Runco (2004) la creatividad implica una reacción a los problemas y a los desafíos del futuro, es la capacidad innovadora, transformadora y constructiva son el motor de la evolución cultural.

Perfil del sujeto creativo

Han sido varias las discusiones académicas en torno al sujeto creativo, sin embargo existe un acento en los procesos cognitivos, el procesamiento de información compleja, la percepción, la imaginación, la influencia del ambiente (Batey y Furnham - 2006).

Usualmente el sujeto demuestra empatía hacia la gente y hacia las ideas divergentes, no existe ningún estereotipo del individuo creador sin la persona creativa, tiene una gran capacidad de análisis y síntesis, capacidad de redefinición, es decir, reacomodar ideas, conceptos y cosas para trasponer las funciones de los objetos y utilizarla de maneras nuevas.

En las últimas décadas se han incorporado las funciones químicas, interacciones en el sistema nervioso, responsables de las conductas creativas.

El estudio de la creatividad implica la integración de diversas funciones mentales de todos los componentes individuales que están relacionados con la experiencia propia.



  1. Área conceptual

La maestra se encuentra constantemente enfrentada a retos que requieren ser abordados de manera única y pertinente según sea la naturaleza de los mismos. Es decir, es necesario el desarrollo eficaz y eficiente, de un pensamiento creativo.

Para ello es necesario que la maestra tome consciencia de cuál es su proceso creativo, qué estrategias debe seguir y en qué orden deben ejecutarse para garantizar el éxito. Este proceso creativo dependerá de la manera particular en que la maestra percibe una determinada situación y haya podido darse cuenta que genera que su creatividad vaya de menos a más.



El ser conscientes posibilita a la maestra a crear soluciones sin desviarse de su camino singular. Por lo que el acto creativo es un sello que diferencia a una maestra de otra.

  1. Preguntas

  • ¿Cómo comprendo mi proceso de comprensión?

  • ¿Por qué es necesario que la maestra entienda su proceso de comprensión?

  • ¿Cómo influye la comprensión en el acto creativo?

  • ¿Qué valor tiene el acto creativo dentro del proceso de enseñanza – aprendizaje y la transformación de la realidad?

  1. Enunciados

  • Para responder estas preguntas proponemos el proyecto “¿Cómo comprendo mi acto creativo?



III - Marco teórico

  1. Definición de la comprensión

La comprensión es un proceso de creación mental, en el que partiendo de ciertos datos aportados por el emisor, el receptor crea una imagen del mensaje que se le quiere transmitir. El proceso de comprensión, contrariamente a lo que habitualmente se cree, no es un proceso pasivo. Es un proceso que exige por parte del receptor tanta o más actividad que el proceso de expresión. Básicamente, podríamos decir que el proceso de comprensión consiste en aislar, identificar y unir en forma coherente unos datos externos con los datos de los que disponemos. La esencia de la comprensión no sólo es de adquirir conocimientos acerca de cualquier cosa o proceso. Pero la capacidad de "ver" la relación entre los fenómenos, para aprender el principio de la ocurrencia de un proceso o fenómeno en su conjunto, generalizada. Según famoso escritor, publicista, filósofo materialista ruso Aleksandr Ivánovich Herzen, “comprensión es una actividad mental especial que consiste en una cadena de acción mental, consciente e inconsciente, que da lugar a la apertura con cierto grado de precisión a la naturaleza esencial de los fenómenos, objetos del mundo, sus conexiones y relaciones y desde el punto de vista psicológico – es una especie de la experiencia subjetiva en forma de sentimientos de satisfacción por el hecho mismo del entendimiento y diferentes emociones causadas por la asimilación de contenido de información”. Según Herzen, la comprensión es un proceso enfocado y motivado. Enfocado porque con su ayuda se resuelven problemas cognitivos, y motivado - porque satisface una u otra necesidad. Herzen destaca siguientes significados de la palabra "comprensión":

1. La capacidad de un individuo para conceptualizar, para entender el contenido, el significado, el valor de algo.

2. El proceso cognitivo por alcanzar el contenido, significado.

3. El producto del proceso de entendimiento - la interpretación misma de algo (texto, el comportamiento, etc.). En este sentido, la comprensión puede ser justa e injusta, superficial y profunda, completa e incompleta.

4. Concepción de sentido y significado de un fenómeno, el abarcamiento del objeto según la experiencia y conocimientos adquiridos.

5. La comprensión cómo uno de los objetivos de aprendizaje y enseñanza.

El método de estudio de comprensión se traduce en un principio de actividad mental que se le descompone en las cuatro fases sucesivas inherentes a su naturaleza:

  • Fase de Información: Se produce por algún aspecto de la realidad que se hace presente en la mente por medio de conceptos y datos combinados. Parte de la identificación y del buen uso de las fuentes de información en la cual se perciben conjuntos indiscriminados de datos y conceptos.

  • Fase de Indagación: Es el momento fundamental en el proceso general del estudio productivo. Cualquier forma o método de estudio que prescinda de ella, no pasa de ser una pérdida de tiempo y de energías con apariencia de productividad. Esta fase corresponde a la búsqueda y el encuentro de elementos de comprobación que puedan respaldar el material y los datos obtenidos durante la fase anterior, teniendo como consecuencia natural, la producción de una ¨nueva información¨, al llegar otros datos y conceptos que resultan de las comparaciones, de las nuevas ideas y del conjunto de relaciones que entre todos estos elementos de descubre.

  • Fase de organización de conocimientos: La finalidad de esta fase es ubicar los datos particulares y los conjuntos de conocimientos que van adquiriéndose en la fase de información y de la indagación, los cuales deben ser organizados y clasificados de inmediato, mediante un sistema de organización conceptual. Es muy importante no solo clasificar y organizar la información adquirida que se entiende en la fase de información sino también aquellas que no se entiende para que en el momento oportuno se pueda confrontar y analizar para llegar a comprenderlos.

  • Fase de aplicación del conocimiento: En estos tiempos no se puede considerar terminada una labor intelectual si no se culmina en resultados prácticos, en soluciones efectivas para necesidades vigentes. En realidad es posible y necesario llevar a cabo la aplicación práctica de los conocimientos adquiridos.

Es importante resaltar la necesidad que tiene ser humano de comprender y por lo tanto contar con una hipótesis sobre cualquier acontecimiento. Ante cualquier mensaje o situación realizamos una interpretación, la más adecuada y acorde posible a los datos disponibles en ese momento. Eso no implica que sea la “correcta”, pero si es suficiente para saciar nuestra necesidad de interpretar la realidad que nos rodea.

Según los estudios de N.A. Menchinskaya, destacada psicóloga rusa, existen dos tipos de comprensión: directa e indirecta.

Comprensión directa se lleva a cabo de inmediato, al instante, no requiere ningunas operaciones mentales de por medio y se funde con el proceso de percepción. Es comprender palabras y frases familiares, conocidos fenómenos, acciones, comportamientos, y así sucesivamente. Las conexiones temporales formadas en la experiencia pasada sirven como base de entendimiento, que en estos casos se efectúa inmediatamente. Totalmente diferente sucede la comprensión indirecta. Actualización de conexiones temporales se produce en estos casos gradualmente, y un lugar importante en el proceso de comprensión ocupan eslabones intermedios. La comprensión indirecta es siempre un proceso que se desarrolla en el tiempo y pasa por una serie de etapas que hacen una transición gradual, desde la comprensión inicial, confusa, indiferenciada hacia una cada vez más evidente, clara y diferenciada (nivel de comprensión). Este "movimiento" de la comprensión se lleva a cabo de manera diferente. En algunos casos, primero se interpretan los elementos del todo que uno necesita comprender, y luego se llega a una comprensión de la totalidad. En otros casos, la comprensión del todo sucede inmediatamente, pero la comprensión es todavía imprecisa, incierta, y requiere una considerable labor de análisis, la selección de piezas o aspectos del todo para llegar a una comprensión clara, donde cada pieza tomaría su lugar correspondiente.

En ambos casos, la comprensión se lleva a cabo como una actividad analítico-sintética compleja en la que la elección de las partes del todo se entrelaza con la unión entre ellas, con la apertura de las conexiones y relaciones en las que están estas partes, que pertenecen al todo.

Sin embargo, Menchinskaya declara que existe otro tipo de comprensión, no muy común: “Durante el desarrollo de este proceso mental complejo hay casos cuando la comprensión en algún punto se logra de inmediato, "de repente". La persona de pronto simplemente "capta" lo que antes no lograba entender. Este "descubrimiento" inesperado sucede a veces, sin embargo, es el resultado de la actividad analítico-sintética que se llevó a cabo anteriormente y que hizo posible dicha comprensión repentina”.

Para apreciar la comprensión como proceso David Perkins aconseja hacer que una persona haga algo, que ponga su comprensión en juego, explicando, resolviendo un problema, construyendo un argumento, armando un producto. Lo que la persona responda no sólo demuestra su nivel de comprensión actual sino que lo más probable es que la haga avanzar. Al trabajar por medio de su comprensión en respuesta a un desafío particular, se llega a comprender mejor. “La idea de que la gente reconoce la comprensión por medio del desempeño, no sólo tiene sentido sino que aparece a lo largo de una variedad de investigaciones sobre la cognición humana”- dice el autor. Generalizando las ideas de Perkins podemos afirmar que reconocemos la comprensión por medio de un criterio de desempeño flexible. La comprensión se presenta cuando la gente puede pensar y actuar con flexibilidad a partir de lo que sabe. Por contraste, cuando la persona no puede ir más allá de la memorización y el pensamiento y la acción rutinarios, esto indica falta de comprensión. Uno de los factores esenciales que influyen al desarrollo de la comprensión es la motivación de una persona, su deseo y necesidad de comprender la realidad. Grant Wiggins, autor del programa “Comprensión según diseño” en su artículo “La futilidad de tratar de enseñar todo como importante” hace hincapié en el hecho que cada proceso de asimilación de información (comprensión) debe ser visualizada en las acciones de la persona y viceversa. El acto creativo es una respuesta a la comprensión de la realidad y al mismo tiempo es una de las formas de comprenderla.



  1. Acto Creativo

Algunos especialistas consideran que la curiosidad es el corazón de la creatividad, e implica inquietud, crítica, hacer preguntas, plantear problemas para penetrar más a fondo en las cosas y dominarlas mejor. El instinto de exploración, motivado por la curiosidad, es lo que hace al hombre ser audaz y arriesgarse en busca de una aventura, y es de este modo como puede darse la invención y el descubrimiento. E. de Bono defiende que “la creatividad tiene lugar en la fase perceptual del pensamiento”. Allí se forman nuestras percepciones y nuestros conceptos. Casi todos los errores de razonamiento son más bien imperfecciones de la percepción que errores de lógica. Lo sorprendente es que siempre hemos puesto el énfasis en la lógica y no en la percepción. El individuo creativo es sensible a los problemas, necesidades, actitudes y sentimientos de los otros. Tiene una aguda percepción de todo lo extraño e inusual. Está abierto a nuevas experiencias. Esta apertura puede resultar muy útil en cualquier tipo de producción creativa. La sensibilidad implica conocimiento y un uso profundo de los sentidos y la percepción, con la finalidad de descubrir nuevas formas, incongruencias y deficiencias. “La creatividad no es el privilegio de unos pocos elegidos: es simplemente la habilidad que muestra aquella persona que se permite a sí misma la libertad de pensar para intentar producir un resultado novedoso, de calidad y adecuado para la resolución de un problema determinado” (Stenberg, Kaufman y Pretz, 2002).

Isaac Newton dijo: "If I have seen further it is by standing on the shoulders of giants" (si he llegado a ver tan lejos ha sido porque me he subido a hombros de gigantes) refiriéndose a los trabajos anteriores que había utilizado para realizar su obra. Y es que nadie parte de cero cuando se pone a "crear", todos tenemos unos conocimientos previos que forman parte de los ingredientes con los que confeccionamos nuestras obras, la clave está en reinterpretarlos de una manera creativa, aportar puntos de vista diferentes, originales y creativos. Por ello es necesario disponer de una base lo más amplia que sea posible y de una mentalidad abierta.



 De acuerdo con el profesor e investigador Jeff DeGraff todos somos creativos, pero en diferentes formas y grados, de manera que hay una gran distancia entre la manera de crear conceptos de una persona a otra. Según DeGraff existen cinco tipos de creatividad:

  • Creatividad mimética (es el acto de imitar a otros)

  • Creatividad bisociativa (se presenta cuando nuestra mente consciente se conecta de forma racional con nuestros pensamientos intuitivos para producir esos momentos de “iluminación”)

  • Creatividad Analógica (la capacidad de usar analogías para resolver problemas complejos)

  • Creatividad narrativa (se ve reflejada en la capacidad de crear historias)

  • Creatividad intuitiva (Es la forma más grande de la creatividad. La intuición es recibir las ideas tanto como crearlas en la mente sin necesidad de imágenes externas.)

Francisco Menchén Bellón destaca las siguientes características de la creatividad humana:

 La creatividad es una capacidad Innata, Inherente a la persona, natural al 100 por ciento.

 Las personas creativas suelen ser Inconformistas, Inquietas, que buscan lo Inusual, con el objeto de Inmortalizar la realidad.

 El proceso creativo se desarrolla en el inconsciente

 El producto creativo es una obra innovadora

 La creatividad es una actitud humana, responsable de buscar lo Inesperado, lo Invisible y todo aquello que es Inexistente.

 La creatividad es un recurso Inagotable, reciclable, no se acaba, simplemente, cambia, muta, se recrea día a día.

 El pensamiento creativo es Impredecible y se manifiesta cuando la mente está Incondicionada y actúa a la Intemperie, es decir con libertad.



El proceso creativo no es lineal, sino interactivo. Es un volver al principio siempre donde se produce una gran cantidad de procesos intermedios hasta llegar a la conclusión de que lo que se está desarrollando merece la pena. Según diferentes autores el acto creativo tiene diferentes fases:

  • Graham Wallas en su libro “El arte del pensamiento“(1926) presentó uno de los primeros modelos del proceso creativo. Distinguiría entre 4 etapas:

  • Preparación (recogida de información, utilización de conocimientos, realización de esquemas, etc.)

  • Incubación (se piensa en todas las ideas)

  • Inspiración (se encuentra la solución al problema)

  • Elaboración y verificación (terminado el acto creativo se elabora la idea)

  • Alex Osborn, el autor del “Brainstorming” (1960) divide el proceso creativo en las siguientes fases:

  • Fase de orientación

  • Fase de preparación (recogida de material específico)

  • Análisis (se organiza y rechaza lo que no sirve)

  • Síntesis

  • Evaluación

  • James Webb Young en “Técnicas de producción de ideas” (1972) establece las siguientes etapas:

  • Recogida de material

  • Elaboración en la mente

  • Incubación en la mente

  • Alumbramiento de la idea

Menchén Bellón afirma que “las ideas, como expresión de una experiencia, son el principio motivador que subyace en todas las formas de creatividad, sea una obra de arte, un descubrimiento científico, o una ocurrencia ingeniosa. Tales ideas representan fuerzas que están más allá de la justificación lógica”. Anteriormente en su artículo “El maestro creativo, nuevas competencias” (2009) el autor explica la importancia de ser creativos en el mundo de hoy: “La innovación es un proceso íntimamente relacionado con la creatividad. La capacidad creadora del ser humano es el punto de partida para el desarrollo de la innovación. Podemos decir que la creatividad es un proceso expansivo, mientras la innovación es la creatividad aplicada. Introducir creatividad e innovación en un centro educativo supone una fuerza y una palanca que va más allá del simple poder jerárquico.” Las escuelas necesitan maestros y maestras capaces de generar nuevas ideas para poder responder de forma eficaz a las turbulentas fuerzas externas y en ocasiones internas. Hay que romper con la tradición y mirar las cosas de una forma diferente. Los miembros de un claustro de profesores deben crear nuevas maneras de desarrollar tareas, procesos y producir proyectos y programas de una forma diferente. Pero no basta con alumbrar nuevas ideas, es insuficiente, es imprescindible llevar a la práctica esas ideas. Algunos estudiosos han denominado a este proceso: "Círculo de Leonardo" en referencia a Leonardo Da Vinci, el genio más universal de la innovación. Innovar no es algo instantáneo, ni individual ni aislado, sino algo que ocurre de una forma procesual, de forma colectiva, y no es un fenómeno únicamente mental o neuronal, sino más bien social. Para ser innovador, hay que ser explorador. Entendemos por innovación un proceso de transformación que aporta un valor añadido, en comparación con lo ya existente, que se desarrolla paso a paso. Innovar comporta activar nuevos conocimientos, habilidades y actitudes. Innovar significa cambiar y mirar al futuro. La innovación que no provoca algún tipo de cambio no se puede calificar de éxito. Creemos en la función innovadora del maestro. La innovación debe formar parte de la misión y visión de la escuela o instituto, y la capacidad de innovar debe ser uno de los valores culturales prioritarios. La innovación no surge de forma espontánea, no aparece sólo porque un equipo directivo esté convencido de ello. La innovación ha de ser gestionada por el tutor siguiendo unas pautas determinadas: planificar, asignar responsabilidades, contar con los recursos necesarios, controlar los resultados obtenidos, e iniciar nuevas innovaciones. No existe un modelo óptimo de gestión de la innovación, depende del tipo de escuela. En cualquier caso, las improvisaciones no funcionan. La función innovadora permite al tutor buscar nuevas formas de aprovechar el potencial creativo de sus alumnos y alumnas y conseguir que todos aporten lo mejor de sí mismo.

En conclusión podemos decir que el maestro creativo innovador es un hombre o mujer que trabaja con su corazón, no sólo con su cabeza; con el hemisferio derecho, creativo, de su cerebro y no sólo con el hemisferio izquierdo, lógico. Se siente cómodo utilizando la retórica, el simbolismo, la metáfora, y el diseño. Para estimular la creatividad, el educador debe poseer las características, actitudes, conocimientos y controles de comportamiento esenciales que le permitan crear una situación de aprendizaje total. El maestro creativo responsable debe tener una clara comprensión de sus capacidades, valores, objetivos, tener conocimientos y habilidades adecuadas para desarrollar visiones de futuro que puedan ser comprendidas y llevadas a la práctica. No sólo es suficiente tener la capacidad de vislumbrar aquello que otros no ven, sino para que resulte efectiva, se necesita grandes dosis de trabajo, comunicación y coraje.



IV – Bibliografía

  1. Alex Osborn. Brainstorming, 1960

  2. David Perkins La enseñanza para la comprensión Bs.As. Paidos, 1999

  3. Herzen A.I. Enciclopedia breve de literatura. Moscú, 1964

  4. Menchinskaya N.A. Psicología de aprendizaje. Moscú, 1965

  5. Francisco Menchén Bellón. Atrevete a ser creativo: Pasos para ser Creativos, 2012

  6. Francisco Menchén Bellón. El maestro creativo, nuevas competencias. 2009

  7. Graham Wallas. El arte del pensamiento. 1926

  8. Edward de Bono. Serious Creativity: Using the Power of Lateral Thinking to Create New Ideas, 1992

  9. James Webb Young. Técnicas de producción de ideas, 1972

  10. Jeff DeGraff. Four Steps to Becoming New and Improved / Ballantine Books, July 2011

  11. Grant Wiggins. La futilidad de tratar de enseñar todo como importante

  12. http://es.slideshare.net/duilink/proceso-creativo-7595805?related=1

  13. file:///C:/Users/user/Downloads/Dialnet-AtreveteASerCreativo-4119898%20(1).pdf

  14. file:///C:/Users/user/Downloads/Creativity-HbkThinkingReasoning-2005.pdf

  15. Bogousslavky, J. (2002) Artistic creativity, stle and brain disorders. European Neurology, 54, 103-111.

  16. Chávez, R. A. (2001) Evaluación de la relación entre creatividad, personalidad y psicopatología. México: UNAM.

  17. Corbalán-Berná, F. J. (2008) ¿De qué se habla cuando hablamos de creatividad? Cuadernos FHyCS-UNJu, 35, 11-21

  18. Flaherty, A.W. (2004) The midnight disease: The drive to write, writer’s block, and the creative brain. Boston: Houghton Mifflin.

  19. Jung, R.E., Segall, J. M., Bockholt, H. J., Flores, R. A., Smith S. M., Chávez, R. S. y Haier, R. (2010). Neuroanatomy of creativity. Human Brain Mapping, 31, 398-409





Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos