Cómo citar este artículo / Referencia normalizada



Descargar 0.56 Mb.
Página1/3
Fecha de conversión03.12.2017
Tamaño0.56 Mb.
Vistas116
Descargas0
  1   2   3

RLCS, Revista Latina de Comunicación Social, 72 – Páginas 1.107 a 1.130

Investigación Financiada | DOI: 10.4185/RLCS-2017-1210| ISSN 1138-5820 | Año 2017




Cómo citar este artículo / Referencia normalizada

J Tabja Salgado, C Broitman Rojas, A Camiñas Hernández (2017): “Percepción de los científicos y periodistas sobre la divulgación de la ciencia y la tecnología en Chile”. Revista Latina de Comunicación Social, 72, pp. 1.107 a 1.130.

http://www.revistalatinacs.org/072paper/1210/60es.html

DOI: 10.4185/RLCS-2017-1210


Percepción de los científicos y periodistas sobre la divulgación de la ciencia y la tecnología en Chile

Perception of Scientists and Journalists on the Dissemination



of Science and Technology Issues in Chile

Jorge Tabja Salgado [CV] [] Profesor de emprendimientos periodísticos, Universidad Mayor, Chile, jorgetabja@cienciaymedios.cl

Claudio Broitman Rojas [CV] [] Profesor asistente, Escuela de Periodismo, Universidad de Santiago de Chile, Claudio.broitman@usach.cl. H-Index: 1

Anastasio Camiñas Hernández [CV] [] Profesor del Departamento de Comunicación Audiovisual y Publicidad, Universidad de Málaga, UMA, España, tasio@uma.es
Abstracts

[ES] Introducción: El presente artículo muestra la percepción de los científicos y periodistas chilenos sobre la divulgación de las ciencias y las tecnologías en los medios de comunicación. Metodología: Se hizo una consulta dirigida a científicos (n=139), la cual fue triangulada con tres investigaciones periodísticas como validación. Resultados y conclusiones: Los resultados muestran que la divulgación científica en Chile es de mala a regular calidad y las razones para no estar presente en los medios se fundan en la ausencia efectiva de una política pública, falta de interés de los medios y carecer de redes profesionales que incrementen la visibilidad de noticas especializadas. Sin embargo, el 84,2% de los investigadores ha otorgado una entrevista alguna vez. Un hallazgo controversial - de ambos grupos - es considerar el uso insuficiente que los periodistas hacen del lenguaje científico. Es fundamental desarrollar políticas públicas con indicadores de divulgación de las ciencias y profundizar la reflexión de los periodistas científicos.

[EN]Introduction: This article shows the perception of Chilean scientists and journalists in relation to the dissemination of science and technology issues in the media. Methodology: As a layout, it was held a query addressed to Chilean scientists (n=139), which was triangulated with three journalistic research studies to further validate its outcomes. Results and conclusions: As a conclusion, the results show that scientists consider that the dissemination of science issues in the media in Chile is poor in quality and the reasons for not being highly present in the media are based on the lack of effective public policies, interest of the media or the lack of professional networks that might increase the visibility of the topic news. However, 84.2% of respondents have given an interview sometime. . A controversial finding - in both groups of professionals- is to consider that journalists use insufficient scientific language in relation to what the population requires. It is essential to develop public policies with specific indicators for the dissemination of science and scientific journalists need to do some serious reflections on the matter.
Keywords

[ES] percepción; ciencia; divulgación; política pública; medios de comunicación; indicadores.

[EN ]perception; science;dissemination; public policy; mediaindicators.
Contents

[ES] 1. Introducción.1.1. Antecedentes. 2. Metodología. 2.1. Diseño de la consulta. 2.2. La muestra poblacional.2.3. El Instrumento digital.2.4. Triangulación de la consulta.2.5. Consideraciones y obstáculos. 3. Resultados. 3.1. De los investigadores: Distribución y áreas de investigación. 3.2. Dimensiones de la consulta. 3.2.1. Dimensión: Científicos y Sociedad. 3.2.2. Dimensión: Científicos y Medios de Comunicación. 3.2.3. Dimensión: Ciencia y Tecnología en los Medios. 3.3. Análisis de validación. 3.3.1. MC Digital. 3.3.1.2. El encuentro entre la noticia y su publicación en el MC Digital. 3.3.1.3 De la calidad de la publicación. 3.3.2. Consulta a Periodistas y Comunicadores (n=23). 3.3.2.1. Del Target seleccionado. 3.3.2.2. De la consulta. 3.3.3. Mallas Universitarias. 4. Discusión y conclusiones.5. Notas.6. Referencias.

[EN]1. Introduction.1.1. Background.2. Methodology. 2.1. Layout of the query. 2.2. Population sample. 2.3. The Digital instrument.2.4. Validation of the query.2.5. Considerations and obstacles.3. Results. 3.1. About the researchers: Distribution and research areas. 3.2. Dimensions of the Query.3.2.1. Dimension: Scientists and Society. 3.2.2. Dimension: Scientists and the Media. 3.2.3. Dimension: Science and Technology in the Media. 3.3. Validation Analysis. 3.3.1. Digital media. 3.3.1.2. The bridge between the News and its publication in the digital media3.3.1.3. Quality of the publication. 3.3.2. Query to journalists and communicators (n = 23).3.3.2.1. Selected target. 3.3.2.2. About the query.3.3.3. Journalist training in universities.4. Discussion and conclusions.5. Notes.6. References.

Traducción de Elías Tabja Salgado

EFL Teacher- Ma in Education

 


  1. Introducción

Las ciencias y las tecnologías (CyTs) son parte medular de la cultura del siglo XXI, pues ya no van quedando cosas importantes que hacer que no dependan de las ciencias (Calvo, 2002). La precaria divulgación de las CyTs en los medios de comunicación (MC) en Chile y la baja presencia de los científicos en los mismos, nos lleva a analizar, desde distintas perspectivas, el fenómeno de la divulgación de las CyTs. Por tanto, el objetivo de esta investigación es desvelar la percepción de los científicos en relación con la divulgación de las CyTs. Entendemos la divulgación científica como una etapa primaria de la democratización del conocimiento. En virtud de lo anterior, consideramos el proceso de la alfabetización científica como un estadio superior y eje central del desarrollo social y económico de un país (Calvo, 2002; Cantabrana et. al, 2015). En consecuencia, es indispensable promover una sólida cultura democrática, en el sentido amplio, que movilice los valores de participación, deliberación, pluralismo, legitimidad, derechos humanos, rendición de cuentas, no-discriminación, entre otros (Carrillo, 2013).



    1. Antecedentes

La reflexión de fondo es: ¿para qué implementar una política pública (PP) de comunicación de las CyTs en los MC? Para Harry Collins y Trevor Pinch (1966) (citado en Alcívar, 2002: 17) sería más interesante para la ciudadanía conocer del micro entorno de la ciencia que de ciencia propiamente tal, esto es, conocer cómo se construye el conocimiento científico y cómo adquiere forma mediante la incertidumbre, la duda y el debate; qué relación hay entre el poder político, el económico y la ciencia, entre la ética y los modelos experimentales; o cuáles son las consecuencias sociales de las innovaciones tecnológicas. Lo anterior no se solventa con la pura obtención de datos y contenidos científicos descontextualizados socialmente. La ciencia es entendida, en ese contexto, ya no solamente como conocimiento, sino que también como práctica cultural (Pickering, 1992). Dicho de otra manera, la participación del público solo es posible en la medida en que se tenga una visión informada y crítica de las relaciones entre ciencia, tecnología y sociedad.

La idea de un cuerpo científico dialogante que rechaza el modelo del déficit que asume la comunicación de la ciencia solamente en un sentido, se instala en la literatura a partir de los años noventa (Wynne, 2006). Sin embargo, el modelo de diálogo es también posteriormente criticado debido a sus ambigüedades. La idea de educar científicamente a un público ignorante busca ser reemplazada por el paradigma del científico que responde a las inquietudes del público, tanto en los MC como en espacios de todo tipo. No obstante, el mismo Wynne (2006) admite que en muchas ocasiones dicho reemplazo no es más que semántico. Trench (2008) avanza hacia un tercer modelo, de la participación, donde tanto el público como los científicos participan en la construcción de las problemáticas, establecen la agenda relativa a las ciencias y negocian los significados.

En este orden de ideas, los programas de PP de las ciencias tendrían como fin que el público esté familiarizado con los conceptos de la ciencia y con sus productos finales, y no con la compresión de los procesos, y menos con su construcción. Esta disociación deja ver la nula intención de empoderar al público, o de que asuma roles más activos o participativos, lo cual podría poner en riesgo el estatus epistemológico privilegiado del conocimiento científico, facilitando así su desacralización (Nieto, 2002).

Es algo habitual que se caiga desde los ámbitos del poder en la autocomplacencia y el engaño, en vez de fomentar realmente una educación social que permita a los ciudadanos valorar en su justa medida los pros y contras de los avances científico-técnicos para la sociedad del siglo XXI (Camiñas, 2002).

El problema recién enunciado nos motiva a reflexionar sobre cómo se comunican las CyTs en Chile y en qué espacios. Aun cuando no se manifieste de forma explícita, lo anterior tiene relación con el acceso a la información, la libertad de expresión o la difusión editorial de conocimientos complejos de cara a una ciudadanía que tiene la percepción de la importancia de la ciencia, pero no del manejo de sus principios o fundamentos en el desarrollo de sus vidas. En la última encuesta de Percepción Social de la Ciencia y la Tecnología (2016) realizada en Chile, los consultados se sienten (77%) poco y nada informados en ciencias y el 65% poco o nada informado en tecnología. Un correlato en esta misma dirección surgió al consultar acerca de la educación recibida en CyT, más del 54% indica haber recibido poca o nula educación. A pesar de esto, los chilenos reconocen la importancia de la CyT en la prevención de enfermedades y mejoras en la salud (85,1%), cuidados al medio ambiente (67,9%) y mejor comprensión del mundo (71, 9%).Estos datos indican que los chilenos sí reconocen que ambas disciplinas son importantes para sus vidas, desde un punto de vista cultural y de salud; y también para el conocimiento del entorno y la protección del medio ambiente.


  1. Metodología

Para conocer cuál es la percepción de los científicos(as) en relación con la divulgación de las CyTs en Chile, se realizó una consulta dirigida y descriptiva, no probabilística, de diseño propio que busca la comprensión del fenómeno en su complejidad y no estrictamente la medición (Martínez-Salgado, 2012). La metodología empleada consistió de cuatro etapas (Figura 1):


    1. Diseño de la consulta

La primera de ellas fue realizar un acercamiento preliminar a políticos, científicos y académicos a fin de constatar las prioridades y alcances de la consulta, su diseño y medición.


Los requisitos definidos fueron: estar en posesión del grado de doctor, realizar investigación activamente en ciencias básicas o aplicadas y vivir en Chile. El diseño de la consulta tuvo un carácter mixto –de preguntas abiertas y cerradas– y con variables cualitativas.El formato cualitativo proporciona un resumen descriptivo de los datos y de las opiniones recopiladas sin un intento de reinterpretar los comentarios o afirmaciones de los participantes (Sandelowski, 2000).El diseño de la consulta (digital) consignó la identificación del investigador, luego la consulta propiamente tal, que aborda tres dimensiones de interés: a) Científicos y Sociedad; b) Científicos y Medios de Comunicación y c) Ciencia y Tecnología en los Medios.
2.2. La muestra poblacional
En un segundo tiempo se realizó un levantamiento –vía mail, consultas telefónicas y visualización de web– de 1.250 investigadores que cumplían con los requisitos solicitados a través de un muestreo selectivo (Martínez-Salgado, 2012). Las áreas de investigación seleccionadas, de acuerdo a los datos disponibles, fueron: Astronomía, Ingeniería, Física, Matemáticas, Bioquímica, Química, Biología, Ciencias Forestales, Ciencias del Mar, Salud, entre otras. Dicha búsqueda se hizo en universidades del país, centros de investigación, fundaciones, y de fuentes disponibles con información. Los datos recolectados fueron: nombre, unidad o departamento científico, universidad o centro de investigación, región, mail y teléfono. Paralelamente, se consultó a directores de centros de investigación y autoridades administrativas explicándoles los alcances de este estudio para evitar cualquier tipo de descontento o desconfianza con la consulta.
2.3. El Instrumento digital
Una vez concentrada la base de datos –en un tercer tiempo de esta pesquisa–se procedió a materializar el auspicio y diseño de un flyer (comunicado digital) que pudiera informar y motivar a responder la consulta. Una vez finalizado el flyer, con la consulta indexada, se ejecutó un test de prueba a objeto de detectar consideraciones técnicas de apertura de la información y de comprensión de la misma. En la cuarta y última etapa, el flyer fue enviado a cada e-mail recolectado, bajo la modalidad de Google form, otorgando 14 días corridos para responder la consulta y cerrar el proceso de respuestas por el método de saturación (Morse,1995; Krueger, 2000). El formato on-line permite gran cobertura geográfica y pertinente para el grupo objetivo, hacerlo multimedial, con recordatorios y almacenamiento de respuestas (Alarco et al, 2012; Arney et al, 2012).





Compartir con tus amigos:
  1   2   3


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos