Cómo citar este artículo / Referencia normalizada



Descargar 169.07 Kb.
Página3/3
Fecha de conversión14.12.2017
Tamaño169.07 Kb.
1   2   3

4. Discusión

Como puede comprobarse en el apartado anterior, poco más de la décima parte de los jóvenes encuestados en ambos países no están interesados en absoluto en la política. De esta forma, a la luz de los resultados obtenidos en el marco de este estudio, no se podría hablar de un desinterés real de los jóvenes por las cuestiones políticas, tal y como sí han concluido autores como Bustos (1997), Di Palma (1970), McComarck (1998) o Mergías (2006). Es más, el hecho de que haya abstencionismo por parte de la juventud no tiene porqué implicar un desinterés hacia la política como ha sugerido, por ejemplo, Parker (2003).

En este sentido, si los jóvenes universitarios de Chile y España no reconocen que tengan una falta de interés por los asuntos políticos, ¿por qué se dan unos índices tan altos de abstención? Para poder responder a esta pregunta cabe preguntarse, primero, qué entienden los encuestados por interés en la política y, segundo, cómo conciben que debe plasmarse este en la vida real. Al respecto, los resultados parecen indicar que la mayoría se conforma con estar informado de la actualidad política o con mantener conversaciones sobre esta con amigos, compañeros o familiares, mientras que solo un porcentaje menor da el paso a la acción real, ya sea en el mundo online u offline.

La relación entre la abstención electoral y las nuevas formas de participación política utilizadas por los jóvenes mostraron que ambos procesos son independientes. Por eso, no hay evidencia de que sean correlativos o complementarios. Esto explicaría porque a pesar de bajo nivel participación electoral, la participación no parece ser tan baja. El hecho de que los estudiantes chilenos tengan niveles más altos y más bajos de participación que los españoles es precisamente una evidencia de que cada caso tiene sus propias particularidades.

El análisis de las formas más comunes o preferidas de participación entre estudiantes de ambos países ha mostrado dos tendencias: en primer lugar, que tanto las formas convencionales como las no convencionales se superponen cada vez más y, en segundo lugar, que Internet no ha marcado diferencias significativas entre las formas de participación. De hecho, independientemente de las formas preferidas (convencionales en el caso chileno, no-convencionales en el español) el canal no influye en la cantidad de participación.

Uno de los presupuestos actuales con respecto a la participación política juvenil, es que este segmento no lleva a cabo determinadas acciones convencionales, como ejercer el derecho de voto en las urnas o militar en un partido político, porque no consideran que sean realmente eficaces, reforzando así la idea de que los jóvenes desconfían del actual sistema democrático (Francés García and Santacreu Fernández, 2014; Morales Quiroga, 2008; Paramio 1999a, 1999b; Thezá Manríquez, 2003; Toro 2007). Los resultados obtenidos corroboran por lo general dicha idea. En cuanto a la segunda acción señalada, la militancia, los jóvenes encuestados no suelen formar parte de partidos políticos porque, una vez más, ven poca utilidad en ello. Sin embargo, esto tampoco debe entenderse como una muestra de desinterés de este segmento en particular, pues la reducción del índice de militancia es una tendencia presente en un gran número de países democráticos (Van Biezen et al., 2012; Whiteley, 2011); a pesar de que, precisamente en los países analizados, la inclinación no sea tan drástica.

Sin embargo, solo un escaso porcentaje reconoce una utilidad real de las elecciones para influir en las decisiones políticas, lo cual explicaría el alto índice de abstención, así como la falta de una sensación especial asociada al ejercicio o no ejercicio del voto. En cualquier caso, resulta interesante comprobar cómo hay un mayor porcentaje de jóvenes que decide votar porque considera importante expresar su opinión, que simplemente porque entienden que es su deber, a pesar de que en Chile el voto fue obligatorio hasta 2013. En otras palabras, el estudio resuelve que hay más jóvenes que votan porque quiere que se les escuche que porque consideren simplemente que es su obligación, lo cual coincide con la petición de una mayor participación de los ciudadanos en la política comentada con anterioridad. Por último, para finalizar con el tema de la participación en las urnas, resulta interesante analizar la relación entre esta y la autodefinición ideológica. Al respecto, mientras que en España son los votantes de izquierda o centro-izquierda los más activos en las urnas, en Chile dicha acción corresponde a los que se auto-reconocen como votantes de derechas. Por otro lado, aquellos que no se identificaron con ninguna postura ideológica fueron los que menos intervinieron en el proceso electoral.

Por lo tanto, la investigación confirma la idea de que los jóvenes, aunque posiblemente en consonancia con otros segmentos de población, están abandonando determinadas acciones políticas de corte convencional, como la afiliación a partidos o la votación electoral. (Morales, 2005; Norris, 2002) Sin embargo, esto no debe entenderse directamente como un desinterés generalizado por la política. Al contrario, los jóvenes consideran que los ciudadanos deberían tener un mayor protagonismo en la vida política en general. En efecto, los estudiantes chileno y españoles comparten una opinión sobre el sistema electoral y sobre la actividad de los partidos políticos. Además, ambos grupos de jóvenes adoptan una postura positiva para impulsar la ciudadanía y aumentar la participación. En el mismo sentido, existe una perspectiva crítica común sobre el papel de los políticos y del Gobierno.

En relación al uso de Internet, si bien existe un alto porcentaje de jóvenes chilenos y españoles que atienden la actividad de los agentes políticos por Facebook o Twitter, el seguimiento es menor, con algunas pequeñas diferencias entre países, que el que se hace de deportistas, cantantes, actores y otras celebridades del cine y la televisión. En definitiva, los resultados obtenidos denotan un desencanto de los jóvenes encuestados por el sistema político actual, que se traduce en la búsqueda de nuevas acciones más allá de las ofrecidas por las instituciones. El problema es que, si bien parecen mostrar un interés por estas actividades alternativas y consideran que son beneficiosas para que el ciudadano obtenga un mayor poder en las decisiones democráticas, pocos son los que dan el paso y participan en dichas acciones.

5. Conclusiones

A la luz de los resultados obtenidos se puede afirmar que, más que desinterés hacia la política, en general, los jóvenes universitarios de Chile y España sienten un desencanto por el sistema democrático de sus respectivos países. Este es el resultado de dos cuestiones: primero, que existen opiniones negativas compartidas sobre ambos sistemas políticos y políticos y, en segundo lugar, que hay opiniones positivas compartidas sobre el fortalecimiento del nivel de participación de todos los ciudadanos en la vida política.

En este sentido, si bien la mayoría de estudiantes chilenos señalaba que no votó por disconformidad con el sistema, con los partidos políticos o, simplemente, porque no consideraban que dicha acción fuese a cambiar nada, en España un alto porcentaje indicó que no participó en las elecciones por cuestiones ajenas a su voluntad o porque simplemente no tenían una decisión clara de a quién entregar su voto. En resumen, esto confirmaría que no existe una relación causal o directa entre el bajo número de votantes y la participación. De hecho, en el marco de esta investigación, muchos más encuestados dijeron que estaban involucrados en formas diferentes y alternativas de participación al voto (formas de participación convencionales o no convencionales, online u offline).

En cuanto a los sentimientos asociados al ejercicio o no ejercicio del derecho al voto, aunque un gran porcentaje reconoció no haber sentido nada con independencia de la acción llevada a cabo, se pueden reconocer importantes diferencias entre los países, sobre todo entre aquellos que no votaron. Así, frente al orgullo y el interés auto-reconocido de los chilenos, un grupo significante de españoles declaró sentirse afligido, lo cual cabe relacionarse con la imposibilidad manifestada de ejercer el derecho al voto. En definitiva, aunque no se pueden asegurar los motivos que llevan o no llevan al voto, sí que se pueden apuntar ciertas tendencias comunes. Aquellos que votan lo suelen hacer por cuestiones de deber u obligación, ante lo cual, o bien no sienten nada, o bien se sienten orgullosos e interesados en la política. Frente a estos, aquellos que no votan lo hacen porque, o bien no están de acuerdo con el sistema, o bien porque no pueden, ante lo cual, o bien vuelven a no sentir nada especial, o bien se sienten orgullosos e interesados en la política, en el caso de los primeros, o bien afligidos, en el caso de los segundos.

Es evidente que la participación democrática se está transformando mediante el uso de las redes sociales y los nuevos medios de comunicación, lo cual se refleja en los datos sobre los canales de información sobre la política actual entre los estudiantes universitarios de ambos países. En este sentido, aunque no sea el tema favorito de este segmento de población, las plataformas virtuales han permitido a los jóvenes consumir y compartir la información política más allá de su familia, o incluso más allá de su núcleo de amigos y compañeros de colegio. En este sentido, debido a que los estudiantes piden una mayor participación y compromiso político, Internet puede jugar un papel clave. Aunque muchas nuevas formas de participación puedan no tener un impacto significativo en la política “real”, lo cierto es que están transformando la forma en que los ciudadanos entienden la política, se sienten activos o participativos.

En cualquier caso, a la luz de los resultados obtenidos, y en un contexto cambiante en el que Internet es mucho más que una herramienta de comunicación entre los jóvenes, se plantea necesario realizar una revisión del concepto mismo de participación política. Además sería preciso profundizar o complementar por medio de otras vías –quizás cualitativas– en los motivos de la abstención, que sigue siendo un tema preocupante especialmente en sociedades post-dictatoriales en las que la democracia aún es un sistema joven. Del mismo modo, la falta de consenso y la diversidad de conceptos utilizados en la literatura para referirse a procesos similares –nos estamos refiriendo a los llamados desinterés, desafección, apatía o desconfianza de los jóvenes hacia la política– hace que el terreno se haga más difuso de lo que debiera.

“All procedures performed in studies involving human participants were in accordance with the ethical standards of the institutional and/or national research committee and with the 1964 Helsinki declaration and its later amendments or comparable ethical standards.”

*Agradecimientos y financiamiento

Este artículo forma parte del proyecto denominado “Participación de los jóvenes chilenos en la vida democrática. Impacto de los nuevos medios de comunicación”, código 031496SM, financiado por la Dirección de Investigación Científica y Tecnológica (DICYT), de la Vicerrectoría de Investigación, Desarrollo e Innovación de la Universidad de Santiago de Chile, del cual la Dra. Salomé Sola-Morales es la Investigadora Principal. Proyecto realizado entre marzo de 2014 y vigente hasta marzo de 2016. Agradecimientos al Banco Santander que financió una Beca posdoctoral a la autora, que pudo realizar una estancia en la Universidad Complutense de Madrid, España, en la que pudo recabar información del caso español. La encuesta diseñada extrapola y adapta la utilizada en el Proyecto EACEA 2010/13 para la Comisión Europea, de la London School of Economics, en el que la Dra. Salomé Sola-Morales fue co-investigadora del equipo España durante 2012. Asimismo, cabe agradecer su colaboración en la investigación a Mercè Diez, Mayte Donstrup, Regla María López y Andrea Maestre.

Fechas:


Inicio: Marzo 2014.

Fin: Marzo 2016.



6. Referencias

M Alcántara (1994): Gobernabilidad, crisis y cambio. Madrid: Centro de Estudios Constitucionales.

G Alconchel (2011): “Jóvenes, ciudadanía y participación política. Seguridad y Ciudadanía”. Revista del Ministerio del Interior 6: 191-217.

D Altman (2004): “Redibujando el mapa electoral chileno: incidencia de factores socioeconómicos y género en las urnas”. Revista de Ciencia Política 24(2): 49-66.

E Anduiza Perea, M Cantijoch, A Gallego & J Salcedo (2000): Internet y participación política en España. Madrid: Centro de Investigaciones Científicas.

E Anduiza Perea (1999): ¿Individuos o sistemas? Las razones de la abstención en Europa occidental. Madrid: Centro de Investigaciones Sociológicas.

E Anduiza Perea (2001): Actitudes, Valores y Comportamiento Político de los Jóvenes Españoles y Europeos. Un estudio comparado. Madrid: Instituto de la Juventud.

S Banaji & Buckingham D (2010): “Young people, the Internet, and civic participation: an overview of key findings from the CivicWeb Project”. International Journal of Learning and Media 2(1): 15–24.

B Barber (1984): Strong Democracy: Participatory Politics for a New Age. Berkeley: University of California Press.

B Barreiro (2002): “La progresiva desmovilización de la izquierda en España: un análisis de la abstención en las elecciones generales de 1986 a 2000”. Revista Española de Ciencia Política 6: 183–205.

C Boix & C Riba (2000): “Las bases sociales y políticas de la abstención en las elecciones generales españolas: recursos individuales, movilización estratégica e instituciones electorales”. Revista Española de Investigaciones Sociológicas 90: 95–128.

C Bromley, J Curtice & B Seyd (2004): Is Britain Facing a Crisis of Democracy? London: UCL Constitution Unit.

P Bustos Pizarro (1997): “Jóvenes: reflexiones en torno al tema de la participación y la política”. Última Década 7: 97–122.

R Carlin (2006): “The decline of citizen participation in electoral politics in post-authoritarian Chile”. Democratization 13(4): 632–651.

A Chadwick (2013): The Hybrid Media System: Politics and Power. Nueva York: Oxford

CIS (2011a): “Estudio 2915. Preelectoral Elecciones Generales 2011. Panel (1ª Fase)”: www.cis.es/cis/opencm/ES/1_encuestas/estudios/ver.jsp?estudio=11884 (25-04-2017).

CIS (2011b): “Estudio 2920. Postelectoral Elecciones Generales 2011 (2ª Fase)”: www.cis.es/cis/opencm/ES/1_encuestas/estudios/ver.jsp?estudio=12604 (25-04-2017).

CIS (2014): “Estudio 3028. Postelectoral elecciones al Parlamento Europeo 2014”: www.cis.es/cis/opencm/ES/1_encuestas/estudios/ver.jsp?estudio=14083 (25-04-2017).

S Coleman (1999): “The New Media and Democratic Politics”. New Media & Society 1(1): 67–74.

S Coleman & C Rowe (2005): Remixing Citizenship: Democracy and Young People’s Use of the Internet. London: Carnegie Young People Initiative.

P Collin (2008): “The Internet, Youth Participation Policies, and the Development of Young People’s Political Identities in Australia”. Journal of Youth Studies 11(5): 527–542.

P Collin (2015): Young citizens and political participation in a digital society: addressing the democratic disconnect. Basingstoke: Palgrave Macmillan.

C Colombo Villarrasa (2007): E-participación. Las TIC al servicio de la innovación democrática. Barcelona: Universitat Oberta de Catalunya.

CC Contreras-Ibáñez, FE Correa Romero & LF García y Barragán (2005): “Participación política no convencional: culturas de protesta vs. culturas institucionales”. Polis 1(1): 181–210.

R Cotarelo & I Crespo (comp.) (2012): La comunicación política y las nuevas tecnologías. Madrid: Catarata.

M Crozier, SP Huntington & J Watanuki (1975): The Crisis Of Democracy. Report on the Governability of Democracies to the Trilateral Commission. New York, NY: New York University Press.

L Dahlberg (2001): “Extending the Public Sphere through Cyberspace: The Case of Minnesota E-Democracy”, First Monday 6(3): http://firstmonday.org/ojs/index.php/fm/article/view/838/747 (25-04-2017).

P Dahlgren (2011): “Jóvenes y participación política. Los medios en la red y la cultura cívica”. Telos 89: 12–22.

Y Dejaeghere & M Hooghe (2006): “Op zoek naar de “monitorial citizen”. Een empirish onderzoek naar de prevalentie van postmodern burgerscaho in Belgïe. [In search of the monitorial citizen: An empirical study on the prevalence of post-modern citizenship in Belgium]”. Res Publica 48: 393–420.

GI Delfino, OD Fernández & EM Zubieta (2007): “Participación política no convencional, valores culturales e ideología política. Un estudio con estudiantes universitarios”. Investigaciones en Psicología 12(2): 69–88.

M Delli (2000): “Gen.com: Youth, civic engagement: Mobilizing voters as a required field experiment”. Journal of Political Science Education 2: 205–227.

A Díez (2014): “Anabel Díez: Rubalcaba no era un político de este tiempo”. El País, 26 June: elpais.com/elpais/2014/06/26/videos/1403800237_264874.html (25-04-2017).

A Downs (1957): An Economic Theory of Democracy. New York: Harper and Row.

FJ Francés García & OA Santacreu Fernández (2014): “Crisis política y juventud en España: el declive del bipartidismo electoral”. Società Mutamento Politica 5(10): 107–128.

C Fuentes & AVillar (eds.) (2005): Voto ciudadano: Debate sobre la inscripción electoral. Santiago: Flacso.

E Ganuza Fernández & FJ Francés García (2008): “¿A qué llamamos participar en democracia? Diferencias y similitudes en las formas de participación”. Revista Internacional de Sociología 49: 89–113.

JJ García Escribano & MD Frutos Balibrea (1999): “Mujeres, hombres y participación política: buscando diferencias”. Reis 86: 307–332.

MC García Galera & MH Hurtado (2013): “Redes sociales, un medio para la movilización juvenil”. Zer: Revista de Estudios de Comunicación 17(34): 111–125.

MA Garretón (1990): “La redemocratización política en chile. Transición, inauguración y evolución”. Estudios Públicos 42: 101–133.

MA Garretón (2002): “La transformación de la acción colectiva en América Latina”. Revista de la CEPAL 76: 7–23.

R Gerodimos (2010): New Media, New Citizens: The Terms and Conditions of Online Youth Civic Engagement. PhD Thesis, Bournemouth University, UK.

R Gerodimos & J Ward (2007): “Rethinking Online Youth Civic Engagement: Reflections on Web Content Analysis”. In BD Loader (ed.) Young Citizens in the Digital Age: Political Engagement, Young People and New Media. London: Routledge, pp. 114–126.

R Gibson & M Cantijoch (2013): “Conceptualizing and Measuring Participation in the Age of the Internet: Is Online Political Engagement Really Different to Offline?” The Journal of Politics 75(03): 701–716.

JA Goldstone (2003): “Introduction: Bridging Institutionalized and Noninstitutionalized Politics”. In JA Goldstone (ed) States, Parties, and Social Movements. Stanford, CA: Stanford University Press, pp. 1–24.

A Guillen, K Sáenz, MH Badii & J Castillo (2009): “Origen, espacio y niveles de participación ciudadana”. Daena: International Journal of Good Conscience 4(1): 179–193.

KL Hacker & J Van Dijk (eds.) (2000): Digital democracy: Issues of theory and practice. London: SAGE.

M Hagen (2000): “Digital Democracy and Political Systems”. In KL Hacker & J Van Dijk (eds.) Digital Democracy: Issues of theory and practice. London: Sage, pp. 54–70.

M Heaney & F Rohas (2007): “Partisans, Nonpartisans, and the Antiwar Movement in the United States”. American Politics Research 35(4): 431–464.

O Heath (2007): “Explaining turnout decline in Britain, 1964-2005: Party identification and the political context”. Political Behavior 29(4): 493–516.

KA Hill & JE Hughes (1998): Cyberpolitics: Citizen Activism in the Age of the Internet. Lanham, MD: Rowman and Littlefield.

M Hooghe & S Marien (2013): “A Comparative Analysis of the Relation Between Political Trust and Forms of Political Participation in Europe”. European Societies 15(1): 131–152.

C Huneeus (2005): “Sí al voto obligatorio”. In C Fuentes C and A Villar (eds.) Voto ciudadano. Debate sobre la inscripción electoral. Santiago: Flacso, pp. 103–108.

M Justel (1995): La abstención electoral en España, 1977-1993. Madrid: Centro de Investigaciones Sociológicas.

R Karakaya (2005): “The Internet and the Political Participation”. European Journal of Communication 20(4): 435–559.

Y Kim, S Russo & E Amnå (2016): “The longitudinal relation between online and offline political participation among youth at two different developmental stages”. New Media & Society 4, doi: 10.1177/1461444815624181.

R Kimberlee (2002): “Why don’t british young people vote at general elections?” Journal of Youth Studies 5(1): 85–98.

C Laiz Castro (2011): “Principales tendencias de la abstención electoral en Europa”. Seguridad y Ciudadanía. Revista del Ministerio del Interior 6: 41–88.

S Madrid (2005): “¿Políticos de ayer, apáticos de hoy? Generaciones, juventud y política en Chile”. In C Fuentes and A Villar (eds.). Voto ciudadano: debate sobre la inscripción electoral. Santiago: Flacso, pp. 45–84.

JM Maravall (1981): La política de la transición, 1975-1980. Madrid: Taurus.

RA Mardones (2014): “La democracia chilena: una aproximación a la desafección política”. Papel político 19(1): 39–59.

TH Marshall & T Bottomore (1998): Ciudadanía y clase social. Madrid: Alianza Editorial.

A Martín Hernández (2006): Participación socio-política de los jóvenes españoles: medios y trayectorias. Unidad de Políticas Comparadas (CSIC): digital.csic.es/bitstream/10261/1672/1/dt-0613.pdf (25-04-2017).

A Mateos & F Moral (2006): Comportamiento electoral de los jóvenes españoles. Madrid: Instituto de la Juventud.

A Mayol (2012): El derrumbe del modelo. Santiago: LOM ediciones.

A Mayol & C Azócar (2011): “Politización del malestar, movilización social y transformación ideológica: el caso Chile 2011”. Polis 30: 1–19.

C McCormack (1998): Building an educational system. New York: Wiley Computer Publishing.

D McFarland & R Thomas (2006): “Bowling Young: How Youth Voluntary Associations Influence Adult Political Participation”. American Sociological Review 71: 401–425.

E Megías (2006): Jóvenes y política. El compromiso con lo colectivo. Madrid: Injuve, FAD, Caja Madrid.

M Merino (1996): La participación Ciudadana en la Democracia. Quito: CEPAL.

LW Milbrath (1965): Political Participation: How and Why do People Get Involved in Politics? Chicago: Rand McNally.

WE Miller (1980): “Disinterest, disaffection, and participation in presidential politics”. Political Behavior 2(1): 7–32.

J Montero, R Gunther & M Torcal (1999): “Legitimidad, descontento y desafección”. Revista del centro de estudios públicos 74: 107–149.

M Morales Quiroga (2008): “Evaluando la confianza institucional en Chile: Una mirada desde los resultados LAPOP”. Revista de Ciencia Política 28(3): 161–186.

L Morales (2005): “¿Existe una crisis participativa? La evolución de la participación política y el asociacionismo en España”. Revista Española de Ciencia Política 13: 51–87.

T Moulian (1997): Chile actual: Anatomía de un mito. Santiago: LOM ediciones.

P Navia (2004): “Participación Electoral en Chile, 1988-2001”. Revista de Ciencia Política 24(1): 81–103.

P Norris (1991): “Gender Differences in Political Participation in Britain: Traditional, Radical and Revisionist Models”. Government and Opposition 26(1): 56–74.

P Norris (2002): Democratic Phoenix. Reinventing Political Activism. Cambridge: Cambridge University Press.

T O’Toole, M Lister, D Marsh, S Jones & A McDonagh (2003): “Tuning out or left out? Participation and non-participation among young people”. Contemporary Politics 9(1): 45–61.

JS Pacheco (2008): “Political Socialization in Context: The Effect of Political Competition on Youth Voter Turnout”. Political Behavior 30(4): 415–436.

LA Pal (1997): “Virtual Policy Networks: The Internet as a Model of Contemporary Governance?” Internet Society: https://www.isoc.org/inet97/proceedings/G7/G7_1.HTM (25-04-2017).

L Paramio (1999a): “Estrategias partidarias y desconfianza política”. Revista internacional de Sociología 22: 183–201.

L Paramio (1999b): “Cambios sociales y desconfianza política: el problema de la agregación de preferencias”. Revista Española de Ciencia Política 1(1): 81–95.

C Parker (2000): Los jóvenes chilenos: cambios culturales, perspectivas del siglo XXI. Santiago: Mideplan.

C Parker (2003): “Abstencionismo, juventud y política en Chile actual”. Revista de estudios avanzados interactivos 4: 1–23.

JM Payne, DG Zovatto, & M Mateo Díaz (2002): Democracies in development: Politics and reform in Latin America. Nueva York: IDB.

S Pharr & R Putnam (eds.) (2000): Disaffected Democracies? What’s troubling the trilateral countries? Princeton, NJ: Princeton University Press.

SJ Pharr, RD Putnam & RJ Dalton (2000): “A Quarter-Century of Declinig Confidence”. Journal of Democracy 11(2): 5–25.

E Phelps (2006): “Young citizens and Declining Electoral Turnout: Trends and Explanations”. Annual conference “The Elections, Public Opinion and Parties” (EPOP). Nottingham University.

PNUD (2014): Auditoría para la democracia. Más y mejor democracia para un Chile inclusivo. : http://www.cl.undp.org/content/chile/es/home/library/democratic_governance/auditoria-a-la-democracia.html (25-04-2017).

J Resina de la Fuente (2010): “Ciberpolítica, redes sociales y nuevas movilizaciones en España: el impacto digital en los procesos de deliberación y participación ciudadana”. Mediaciones Sociales 7 (2): 143–164.

JM Robles (2006): “Los jóvenes y las nuevas formas de participación política a través de Internet”. Revista de Estudios de Juventud 75: 155–169.

JM Robles (2008): Ciudadanía digital. Una introducción a un nuevo concepto de ciudadano. Barcelona: Universitat Oberta de Catalunya.

A Rubio-Gil (2012): “Participación política de la juventud, redes sociales y democracia digital. El caso Spanish Revolution”. Telos 93: 106–115.

VN Rudenko (2009): “La ciberrepública y el futuro de la democracia directa”. Contribuciones desde Coatepec 16: 165–176.

J Sáez (1998): “La decisión del elector: partidismo, racionalidad-economía y estructura social”. Reis 98(2): 139–169.

V Sampedro (ed.) (2011): Cibercampaña. Cauces y diques para la participación. Las elecciones generales de 2008 y su proyección tecnopolítica. Madrid: Universidad Complutense de Madrid.

F Sánchez (1993): Ciudadanía sin fronteras: cómo pensar y aplicar una educación en valores. Bilbao: Desclée De Brouwer.

J Serrano & D Sempere (1999): La participación juvenil en España. Barcelona: Fundació Francesc Ferrer i Guàrdia.

JG Shields (2006): “Political Representation in France: A Crisis of Democracy?” Parliamentary Affairs 59 (1): 118–137.

E Sirkkunen & S Kotilainen (eds.) (2004): Towards Active Citizenship on the Net. Possibilities of Citizen Oriented Communication: Case Studies from Finland. Tampere: University of Tampere.

T Skelton & G Valentine (2003): “Political participation, political action and political identities: young D/deaf people’s perspectives”. Space and Polity 7(2): 117–134.

J Subirats (2002): “Los dilemas de una relación inevitable. Innovación democrática y tecnologías de la información y de la comunicación”. In Cairo Carou H (ed.). Democracia digital. Límites y oportunidades. Madrid: Trotta, pp. 89–113.

J Subirats, M Fuster, R Martínez, M Berlinguer & JL Salcedo (2015): Jóvenes, Internet y Política. Madrid: Centro Reina Sofía sobre Adolescencia y Juventud, Fundación de Ayuda contra la drogadicción.

C Teney & L Hanquinet (2012): “High political participation, high social capital? A relational analysis of youth social capital and political participation”. Social Science Research 41: 1213–1226.

M Thezá Manríquez (2003): “Apuntes para una Resignificación de la Participación Política de los Jóvenes a partir del Eje Igualdad-Desigualdad”. Última década 11(19): 47–70.

P Thijssen, J Siongers, J Van Laer, J Haers & S Mels (2016): Political Engagement of the Young in Europe. Youth in the crucible. London: Routledge.

M Torcal (2001): “La desafección en las nuevas democracias del sur de Europa y Latinoamérica”. Instituciones y desarrollo 8-9: 229–280.

S Toro (2007): “La inscripción electoral de los jóvenes en Chile: Factores de incidencia y aproximaciones al debate”. In Fontaine A, Larroulet C, Viera-Gallo, JA and Walker I (eds.). Modernización del régimen electoral chileno. Santiago: PNUD, pp. 101–122.

D Ugarte (2007): El poder de las redes. Barcelona: Ediciones El Cobre.

I Urquizu (2015): “15-M y Podemos: ¿almas gemelas?” El País, 31 January. : politica.elpais.com/politica/2015/01/31/actualidad/1422718489_860472.html (accesed 1 February 2015).

I Van Biezen, P Mair & T Poguntke (2012): “Going, Going,...Gone? The Decline in PartyMembership in Contemporary Europe”. European Journal of Political Research 51: 24–56.

F Vassallo (2006): “Political Participation and the Gender Gap in European Union Member States”. Journal of Contemporary European Studies 14(3): 411–427.

S Verba, KL Schlozman & H Brady (1995): Voice and Equiality. Civic Voluntarism in American Politics. Cambridge, MA: Harvard University Press.

S Visers & D Stolle (2014): “The Internet and new modes of political participation: online versus offline participation”. Information, Communication & Society 17(8): 937–955.

J Ward (2005): “An opportunity for engagement in cyberspace: Political youth Web sites during the 2004 European Parliament election campaign”. Information Polity 10(3): 233–46.

PF Whiteley (2011): “Is the party over? The decline of party activism and membership across the democratic world”. Party Politics 17(1): 21–44.

H Wilkinson & H Mulgan (1995): Freedom’s children, work, relationships and politics for 18-34 years old Britain today. Londres: Demos.

N Wiseman (2006): “Get out the vote-not: Increasing effort, declining turnout”. Policy Options 27(2): 18–23.

____________________________________________________________________


Cómo citar este artículo / Referencia normalizada

S Sola-Morales, V Hernández-Santaolalla (2017): “Abstención política y nuevas formas de participación política de los jóvenes: Análisis comparativo entre Chile y España”. Revista Latina de Comunicación Social, 72, pp. 629 a 648.

http://www.revistalatinacs.org/072paper/1183/33es.html

DOI: 10.4185/RLCS-2017-1183



- En el interior de un texto:

… S Sola-Morales, V Hernández-Santaolalla (2017: 629 a 648)…

o

… S Sola-Morales et al, 2017 (629 a 648)…


Artículo recibido el 27 de abril de 2017. Aceptado el 12 de junio.

Publicado el 15 de junio de 2017


http://www.revistalatinacs.org/072paper/1183/33es.html Página





Compartir con tus amigos:
1   2   3


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad