Cámara Segunda de lo Penal de la Primera Sección del Centro



Descargar 29.98 Kb.
Fecha de conversión20.04.2019
Tamaño29.98 Kb.
Vistas29
Descargas0

25-2017

Cámara Segunda de lo Penal de la Primera Sección del Centro; San Salvador, a las catorce horas con treinta minutos del uno de febrero de dos mil diecisiete.

Se recibió en la Secretaría de esta Cámara, a las catorce horas con cuarenta y siete minutos del diecinueve de enero de dos mil diecisiete, el oficio No. 180, procedente del Juzgado de Instrucción de Delgado, por medio del cual se remite el expediente judicial - 175 folios – que documenta el proceso penal iniciado en contra de JRV, quien afirmó ser de sesenta y un años de edad, músico, salvadoreño, nacido en Delgado, el diecinueve de marzo de mil novecientos cincuenta y cinco, hijo de ********** y **********, residente en **********; y MLRM, quien aseguró ser de veintinueve años de edad, soltera, ama de casa, salvadoreña, nacida el veintisiete de marzo de mil novecientos ochenta y siete, hija de ********** y **********, residente en **********; al primer inculpado se le atribuye el delito calificado provisionalmente como Agresión sexual en menor e incapaz agravada continuada, cuya descripción típica y correspondiente sanción se obtienen de la integración de los arts. 161 y 162 No. 1 rr 42 CP, en perjuicio de la niña ********** (se omite el nombre de la víctima de conformidad con los arts. 51 literal c) de la LEPINA; 106 N° 10 literal d) y 307 CPP); a la segunda encausada se le procesa por el delito de Omisión del deber de poner en conocimiento determinados delitos, previsto y sancionado en el art. 309 CP, en perjuicio de la administración de justicia.

Remisión que se realiza para que este Tribunal de Alzada se pronuncie del recurso de apelación suscrito por la agente fiscal Inés Patricia Herrera, en contra de la denegatoria de imposición de medidas a los inculpados, dictada por el juez de instrucción de Delgado, Delfino Parrilla Rodríguez, al finalizar la audiencia especial del nueve de enero de dos mil diecisiete.

I. Admisibilidad.

Del estudio del recurso se puede observar que se han cumplido los requisitos objetivos y subjetivos de la admisibilidad que establecen los art. 452, 453, 464 y 465 CPP, y de conformidad al art. 341 del mismo Código va dirigido contra una resolución apelable, por lo tanto admítase el presente recurso.



II. Argumentos de la apelación

La impetrante luego de transcribir parte de la decisión judicial, enumerar la documentación agregada a la carpeta judicial y realizar un leve análisis de los hechos acusados, aseguró:

“Debe analizarse que la pericia psicológica, practicada a la víctima arroja elementos no solo sobre la participación del imputado a quien identifica con el nombre de J y lo señala como M quien es conocido como hermano es identificado como tal por sus parientes y conocidos, se establece un daño emocional en la niña debido al hecho delictivo cometido en su perjuicio, quien a pesar de su corta edad ha venido sosteniendo un relato persistente respecto al señalamiento que realizaba de ser vulnerada en sus derechos por una persona adulta que es su abuelo materno y quien estaría obligado a proteger los derechos de la víctima no a violentarlos, como ha sucedido en el presente caso.

[…]


Cada caso tiene circunstancias o elementos diferentes a valorar y en cuanto a ello apelo a que esas Honorables Magistradas valoren y examinen los elementos de prueba que existen dentro del proceso tomando en cuenta que para esta etapa se necesitan indicios positivos sobre la participación del imputado en el hecho. Es decir verifiquen las entrevistas tomada a la víctima en fecha veintidós de agosto de dos mil dieciséis o más bien en la que se trató de realizar la misma, en la que la niña señala como ella es vulnerada en sus derechos al verse sometida a tocamientos, pero que por la misma edad que tiene no aporta suficientes elementos respecto al Binomio procesal, véase posterior entrevista tomada a la niña ********** de fecha veintinueve de noviembre de dos mil dieciséis, en la que con más soltura y con ayuda de la Psicóloga Institucional la niña relata como J quien es M, vive en su casa, cuando su mami no está, este le toca sus chichitas, le besa su boca y le toca su vulva la cual no identifica con nombre pero si señala con sus manitas el lugar en que es tocada por M o hermano señalando su área genital. […]

Versión que se ha sostenido no solo ante la suscrita Fiscal, sino ante la Psicóloga Institucional Licenciada Silvia Saravia, quien ha venido sosteniendo con la niña diferentes sesiones para lograr que hablara con mayor soltura sobre los hechos en su perjuicio haciendo uno a su vez de instrumentos lúdicos, a quien la victima señala y repite misma historia de hechos y tocamientos en las mismas áreas señaladas por la niña a sus familiares y a la suscrita Fiscal, ello nos viene a establecer una persistencia en la victima respecto a su relato y a la incriminación en la que señala a M o hermano como lo conoce […].

Información que fuera corroborada por la imputada MLRM en su indagatoria en la cual señala como su niña ********** conoce e identifica a su padre JRV y abuelo de la niña[,] como M ya que [é]ste es conocido en el lugar como hermano, no acostumbrándola a llamarle abuelo, […] señalando a su vez como no cree en lo que su niña dice o en la información dada por su madre, pues su papa no puede realizar un tipo de hecho como este, pero nunca relaciono haber conversado con su niña sobre si estos hechos le están sucediendo […]” (mayúsculas del original).

III. Consideraciones de Cámara

La controversia se finca en la apreciación que el juez de instancia tuvo en relación a los elementos de convicción agregados a la carpeta judicial, insistiendo la agente fiscal en el contenido del informe psicológico realizado por la Licenciada Silvia Saravia de Iraheta, informe que la apelante utiliza como base para desplegar toda su argumentación.



a) La prueba pericial es la encargada de aportar conocimientos especializados que el juzgador no posee, de ello que la persona comisionada de su realización (perito), tenga conocimientos científicos, artísticos o técnicos - art. 226 CPP – vinculados con el resultado que se pretende obtener.

Como se dijo, los peritos son terceras personas, competentes en una ciencia, arte, industria o cualquier forma de la actividad humana, pudiendo ser:



  • Permanentes, en relación a la institución a la cual pertenecen y la posibilidad de fungibilidad, no es necesaria su juramentación, (art. 226 lit. a, b, c, d y e CPP).

  • Accidentales, los que nombra el juez para una pericia determinada, siendo necesaria tanto su juramentación como la verificación de sus credenciales.

Para ser perito se exige cierta capacidad (arts. 227, 229 y 230 CPP), a saber, edad, salud mental, idoneidad y conducta.

- Edad: en razón de la importancia que reviste el encargo pericial, se exige que el perito haya alcanzado la mayoría de edad, fundado dicho requisito en la posible inhabilidad mental -“inmadurez”- que tuviese un menor con título habilitante.

- Salud mental: la naturaleza de la pericia requiere del profesional encomendado una plenitud de aptitudes intelectuales, por lo cual se impide la intervención de personas insanas.

- Idoneidad: vinculada con la calidad habilitante, no está referida únicamente a la tenencia de un título en la materia en que ha de expedirse el punto periciado, deriva además dicho concepto, la capacidad científica, técnica y artística necesaria para descubrir o valorar el elemento de prueba sometido a estudio.

- Conducta: dado que el desempeño pericial es un ejercicio profesional integral, el perito debe estar libre de toda sospecha de parcialidad, para garantizar ello, las causales de impedimento para los jueces son igualmente aplicables a los peritos.

De lo anterior, en razón de la obligación de imparcialidad, preceptuada en el art. 11 de la Ley Orgánica de la Fiscalía General de la Republica, los arts. 75 y 79 CPP, entre otras disposiciones aplicables, la actuación de peritos pertenecientes al Ministerio Publico Fiscal, es totalmente incompatible primero con la estructura del proceso penal y luego con la concepción y fin de la prueba pericial (técnica).



b) La agente fiscal Inés Patricia Herrera es incesante en su empeño que se valore el peritaje psicológico realizado por la licenciada Silvia Saravia de Iraheta, quien es Psicóloga adscrita a la Unidad de la Niñez, Adolescencia y la Mujer de la Fiscalía General de la Republica, es decir, la apelante considera que se debe dar algún valor al estudio realizado por una profesional de esa misma institución, obviando las conclusiones del peritaje de Medicina Legal.

Como se ve, el razonamiento fiscal y sobre la base de la cual cimenta toda su crítica, carece de razonabilidad, en cuanto el informe psicológico a folios 34 y 35, no puede, ni debe, ser tomado en cuenta como principio incriminativo de los hechos acusados, ya que el mismo ha sido brindado en incumplimiento de los requisitos exigidos para la emisión de los informes periciales, ya que la profesional asignada carece de la imparcialidad requerida en razón de la institución a la que pertenece.

Aunado a lo anterior, el informe emitido por la ya citada profesional, contiene prácticas que se consideran incorrectas en las entrevistas a niños abusados sexualmente, a saber:


  • Intensificación de comparecencias.

  • Formulación inmediata de preguntas específicas.

  • Empleo inadecuado de técnicas accesorias a la entrevista (uso de muñecos anatómicos).

Asimismo, se debe indicar que, el informe pericial emitido por el psicólogo forense del Instituto de Medicina Legal “Dr. Roberto Masferrer” Oscar Rene Castillo Monge - folios 20 al 23 - está fechado el veintidós de septiembre de dos mil dieciséis, en cambio el relacionado por la apelante - folios 34 y 35 – fue realizado en noviembre de dos mil dieciséis, evidenciando, no solo el sometimiento de la víctima a realizar declaraciones de manera reiterada, sino también la lejanía temporal de los hechos, elementos que favorecen la aparición de fenómenos de “contaminación” en los recuerdos de los niños.

Así, la calidad epistemológica de la información obtenida, en aras al descubrimiento de la verdad como valor intrínseco del proceso penal, indica que la declaración de menores debe ser realizada por un profesional experto, en un contexto y espacio adecuados.



Es evidente que en el caso sub examine, al utilizar la apelante como único argumento objetivo la existencia del peritaje psicológico realizado por una profesional adscrita al ente fiscal, carece de elementos que evidencien una real critica a la decisión del juez de instancia, ya que los mismos están cimentados en un estudio huérfano de la objetividad exigida en el marco de un proceso penal; en fin, al ser el razonamiento de la quejosa cíclico, en cuanto a la utilización del vastamente mencionado informe, el reclamo se encuentra carente de materialidad por lo cual debe ser declarado no ha lugar.

Por tanto: en atención a los motivos expuestos, disposiciones citadas y a los arts. 341, 452, 459, 464 y 467 CPP, ésta Cámara resuelve:

1) Declárese no ha lugar el motivo de apelación argüido por la agente auxiliar Inés Patricia Herrera; en consecuencia, confírmese la resolución emitida por el Juez de Instrucción de Delgado de las trece horas con cuarenta y cinco minutos del nueve de enero de dos mil diecisiete, en el proceso penal iniciado en contra de JRV y MLRM, al primer inculpado se le atribuye el delito calificado provisionalmente como Agresión sexual en menor e incapaz agravada continuada, cuya descripción típica y correspondiente sanción se obtienen de la integración de los art. 161 y 162 No. 1 rr 42 CP, en perjuicio de la niña **********; a la segunda encausada se le procesa por el delito de Omisión del deber de poner en conocimiento determinados delitos, previsto y sancionado en el art. 309 CP, en perjuicio de la administración de justicia..

3) Certifíquese la presente resolución y remítase en el plazo de ley al Juzgado de Instrucción de Delgado, junto con las actuaciones judiciales remitidas.

3) Archívese oportunamente el presente expediente judicial

Notifíquese.

PROVEÍDO POR LOS MAGISTRADOS QUE LO SUSCRIBEN.
Catálogo: DocumentosBoveda -> DOC
DOC -> 75-p-137 CÁmara de la cuarta sección del centro
DOC -> Vistos en apelación de la sentencia definitiva condenatoria
DOC -> ConmutacióN de la pena de siete años de prisión, impuesta a mdl
DOC -> Cámara segunda de lo penal de la primera sección del centro; San Salvador
DOC -> Se ha tramitado en contra de la imputada roxana marisol m. D. V
DOC -> Ts-204-2016. Tribunal de sentencia, san francisco gotera, departamento de morazan
DOC -> Ac tribunal segundo de sentencia de san salvador
DOC -> Tribunal segundo de sentencia: San Salvador, a las catorce horas del día cuatro de marzo de dos mil dieciséis
DOC -> Hurto agravado continuado tipificado y sancionado en el Articulo 07, 208 N° en relación con el 42 y 72 del Código Penal, en perjuicio patrimonial de la Universidad Modular Abierta –uma, represtada legalmente por el Licenciado M. A. C. M
DOC -> Agresión Sexual en Menor e Incapaz Continuada


Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos