Cámara de representantes



Descargar 93.7 Kb.
Fecha de conversión16.08.2018
Tamaño93.7 Kb.


ESTADO LIBRE ASOCIADO DE PUERTO RICO
17ma. Asamblea 2da. Sesión

Legislativa Ordinaria
CÁMARA DE REPRESENTANTES

P. de la C. 1400




17 de Septiembre de 2013

Presentado por el representante Peña Ramírez

(Por Petición de la Sra. Shirley M. Silva Cabrera)
Referido a la Comisión de Gobierno
LEY
Para crear la Ley para Reglamentar la Práctica de la Tanatología en Puerto Rico, establecer una Junta Examinadora, establecer sus facultades, deberes e imponer penalidades.
EXPOSICIÓN DE MOTIVOS
En la sociedad moderna conocemos más sobre las causas y condiciones que rodean a la muerte, pero no estamos preparados emocional ni estratégicamente para tratar el morir, la muerte y las pérdidas. El campo de la Tanatología facilita grandemente como ciencia y práctica, un cambio favorable en nuestras actitudes y manejos hacia el morir, la muerte y las pérdidas. Trae a la muerte de regreso a nuestra conciencia humana como un aspecto de la salud integral a ser atendido con urgencia en todos los ámbitos de nuestra sociedad. Ante la gran diversidad de pérdidas esperadas, otras inesperadas, traumáticas y cambios de impacto en nuestra sociedad actual, se necesitan servicios y programas de especialidad y sub-especialización para el manejo adecuado de la muerte, el duelo y las pérdidas. Éstos constituyen un aspecto integral de la existencia humana que necesita ser atendido con excelencia y responsabilidad trascendental por un clínico y educador reconocido, capacitado y adiestrado en estas materias, las cuales no son tratadas como se necesita en nuestros currículos de profesiones tradicionales.
  La Tanatología es un campo relativamente joven, pero bien establecido con orígenes en la psicología, sociología, filosofía, teología, biología, antropología, trabajo social, ética, leyes y medicina. Se especializa en el área del estudio, manejo y la aceptación, del evento muerte y duelo como parte natural del ciclo de la existencia humana, de las relaciones y de la creación en general, proveyendo conocimiento y estrategias que mejoren la calidad del cuidado y vida del paciente crítico, terminal, moribundo, familiares, allegados del mismo y del equipo de profesionales de la salud. Es también extensiva a todo evento de pérdida, al manejo de sociedades en duelo y que enfrentan pérdidas múltiples.

 

 La Tanatología aplica estrategias particulares de intervención no practicadas por otros profesionales de ciencia ni espiritualidad. En Estados Unidos, la Tanatología ha evolucionado en una fuerza mayor al ensanchar la concepción del morir y de la muerte. Aumenta el conocimiento de profesionales tales como directores funerarios, clérigos, personal médico y de la salud, y de organizaciones gubernamentales. Aporta a la comprensión de asuntos éticos, morales y legales concernientes a la muerte. La Tanatología nos enseña como manejar la muerte desde el no-nato hasta el viejo y entrena a profesionales en las técnicas de educación, orientación, consejería y cuidado del moribundo, el doliente y las pérdidas. En Puerto Rico este campo de estudio y práctica ya se ha iniciado, se desarrolla y requiere reconocimiento como profesión y rama de la salud, con una interesante composición multidisciplinaria.



 

El cuidado paliativo procura aliviar el sufrimiento y mejorar la calidad de vida para pacientes y grupos ya sea paralelamente a su tratamiento médico convencional o debido a que no responden al mismo. Esto incluye atención a pérdidas significativas del paciente, el estado de enfermedad avanzada y el impacto de ésta en las familias y allegados. El cuidado paliativo es provisto por un individuo o equipo interdisciplinario en carácter único o es ofrecido junto a otras formas apropiadas de tratamiento médico. El cuidado paliativo está solicitado en las políticas de las agencias acreditadoras de organizaciones de salud de Estados Unidos y Puerto Rico porque provee bienestar, cuidado asertivo, atenciones ilimitadas y dignidad a sus participantes y mejora sustancialmente las intervenciones, determinaciones y economías hospitalarias. El bienestar total y hasta el final de la existencia es un derecho de todo ser humano a pesar de la persistencia de una enfermedad o de una pérdida impactante e irreversible por concepto de muerte. En Puerto Rico, el dominio de los cuidados paliativos dirigido a las funciones de preparación para la muerte, las pérdidas y el manejo de duelo, entre otras, es un área crítica que requiere elaboración y consideración legislativa. Además, requiere de procesos educativos para los profesionales involucrados en estos servicios y es un área que amerita ser desarrollada por el profesional indicado. El tanatólogo es imprescindible como respuesta. La Tanatología, junto al manejo de dolor, es parte fundamental del cuidado convencional y paliativo y es también pertinente en las leyes, la prevención y seguridad de los países, el sistema de educación y las economías (ej. al atraer fondos de ayuda especiales, facilitar las transiciones de los pacientes entre las unidades y servicios de cuidado, disminuir días de estadías y ubicar a los pacientes en el renglón adecuado de cuidado dentro del sistema de salud, entre otros beneficios).

A nivel clínico, un programa o servicio de Tanatología puede funcionar en carácter independiente, trabajando con un equipo de salud convencional, o ser la unidad básica para el desarrollo de un programa de cuidado paliativo más completo, de vanguardia o en evolución, por su carácter integral y amplias variantes de servicio dentro del ambiente hospitalario y ambulatorio. La Tanatología es adaptable a las necesidades y oportunidades presupuestarias de las organizaciones y es para nuestros profesionales, eslabón fundamental en el cuidado convencional y paliativo de la población perinatal, neonatal, infante, adolescente, adulta y viejos.

 

Personas con enfermedad severa muestran que ellos desean los tipos de servicios que un Programa de Tanatología puede proveer, como lo es alivio de ansiedad, preocupaciones y depresión, alivio de dolor, intervención directa y consistente, comunicación actualizada y compasiva, información, cuidado coordinado, apoyo práctico y cuidado para familiares, sentido de seguridad en el sistema de cuidado de salud, sentido de significado y trascendencia, reinversión en un nuevo estilo de vida con sentido y resolución de conflictos, entre otros. Esta comunicación y práctica clínica intensiva resultan en un alto nivel de satisfacción de pacientes, familiares y de una coordinación de cuidado de mejor calidad nutriendo al sistema de gobierno, de salud y de la familia de ricas experiencias de cuidado integral.



  

Las modalidades de “expertise” tanatológico clínico pueden ser desde consultas antes, durante y después del evento muerte y hasta más allá de notificaciones de muerte simples o complejas. Esto es: intervención directa al paciente y familiares en el proceso de diagnóstico, desarrollo de enfermedad terminal o aguda, crisis, remisión, relapso o muerte, dinámicas grupales, asistencia en la organización de asuntos pendientes y decisiones difíciles, interrelación con el equipo de salud, agencias educativas y comunidad en general, participación en comités de ética, asuntos médicos y cuidado crítico, educación y asistencia al personal sobre manejo evento muerte, duelo entre otros. La Tanatología posee su léxico y terminología particular como especialidad y sub-especialización preparada para documentar en un expediente.

 

La Tanatología como ciencia, rama de la salud y profesión, enriquece la vida personal de aquellos a quienes está dirigida, ya que los ayuda a entenderse mejor y a apreciar tanto sus fortalezas como limitaciones de seres finitos, así como también informa y guía a los individuos en sus transacciones personales con la sociedad, los prepara para sus roles públicos como ciudadanos y los apoya en sus roles profesionales y vocacionales. Además, enaltece la habilidad de individuos para comunicarse efectivamente acerca de materias relacionadas a la muerte, el duelo y las pérdidas, los asiste en apreciar como el desarrollo a través del curso de la vida humana interactúa con asuntos relacionados a la muerte y mejora sustancialmente la calidad de vida a pesar de las pérdidas.


  En la actualidad se está trabajando en Puerto Rico con el séptimo ciclo del Certificado en Tanatología (Certificate in Thanatology) y ya se celebró el Segundo Congreso de Tanatología Integral de Puerto Rico y el Caribe, los cuales contribuyen a forjar, las primeras generaciones de Tanatólogos de Puerto Rico. El Hospital de Cuidado Agudo Especializado en Pacientes Politraumatizados, de la Administración de Servicios Médicos de Puerto Rico es al presente líder en el desarrollo de la Tanatología Hospitalaria de nuestro país. Este es otro paso para el mercadeo de la Tanatología como especialidad, sub-especialización y profesión con miras a desarrollarse más como estudios de postgrado, en la medida que su mercado y reconocimiento social progrese. La demanda de servicio es evidente. La alta incidencia de muertes y pérdidas en el país incrementan sobre todo en la categoría de las traumáticas. El duelo en Puerto Rico es contínuo y cada vez más variado. Requiere de atención tanatológica.

 

Es por todo lo antes mencionado que esta Asamblea Legislativa entiende necesario reglamentar la práctica de la tanatología y crear una Junta Examinadora que establezca sus facultades y deberes.


DECRÉTASE POR LA ASAMBLEA LEGISLATIVA DE PUERTO RICO:

Sección 1.-Título

Esta ley se conocerá como “Ley para Reglamentar la Práctica de la Tanatología en Puerto Rico”.

Sección 2.-Definiciones

Los siguientes términos tendrán los significados que se indican a continuación, a no ser que del contexto se entienda claramente otra definición. Las palabras utilizadas en singular incluirán el plural y viceversa; y el masculino incluirá al femenino:

1. “Tanatología”- significará especialidad o sub-especialización del profesional residente en Puerto Rico o cualquier jurisdicción de los Estados Unidos y quien sea licenciado en Puerto Rico o en cualquier jurisdicción de los Estados Unidos en las áreas de profesiones relacionadas a la salud, medicina, conducta humana, educación, ciencias mortuorias, consejería, policía (criminología), las artes, letras y filosofía, comunicaciones, relaciones públicas, espiritualidad, leyes y terapias complementarias. Su aspecto principal de práctica clínica se describe como Ciencia y Rama de la Salud que estudia, investiga, analiza, e interviene en el proceso y manejo del evento muerte desde el diagnóstico de una enfermedad terminal o muerte inesperada (súbita, traumática) hasta el duelo en sus diferentes manifestaciones individuales y socioculturales.

2. “Asociación”- significará la Asociación de Tanatología Integral de Puerto Rico y el Caribe, Inc.

3. “ADEC” -significará “Association for Death Education and Counseling” (Asociación para la Educación y Consejería sobre la Muerte): Organización interdisciplinaria en el campo del morir, la muerte y la pérdida, más antigua de Estados Unidos, cuya certificación realza la designación profesional establecida por la disciplina académica y que reconoce la educación específica en el morir, la muerte y la pérdida.

4. “Junta” -significará la “Junta Examinadora de Tanatólogos en Puerto Rico” creada por la presente Ley.

5. “Tanatólogo” -significará persona con mínimo grado de bachillerato en su formación base que presente: evidencia de experiencia clínica o práctica en el campo de la muerte y el duelo (dos (2) años o más o mínimo uno para los grados de maestría y doctorado) y examen de reválida aprobado por la ADEC, la Junta o que cumpla con los requisitos y corroboración de otro organismo de certificación post-grado debidamente reglamentado en la jurisdicción de los Estados Unidos o Puerto Rico. Estas organizaciones otorgan al Tanatólogo siglas profesionales según la naturaleza de su capacitación.

6. “Certificación”- significará medio por el cual la ADEC, la Junta o una agencia de credenciales autorizada de los Estados Unidos reconocen al profesional que cumple con requisitos específicos de estudios y práctica en Tanatología e incluye un proceso de prueba estandarizada (reválida). La certificación más reconocida en Puerto Rico es la otorgada por la ADEC. Los candidatos exitosos de la ADEC pueden utilizar las designaciones CT o FT en su firma profesional, una vez cumplan con los requisitos de certificación de la ADEC, acogidos también por esta ley.

7. “Licencia”- significará medio por el cual la Junta reconoce al profesional (Ej. el CT y el FT) quien satisface requisitos de estudios, práctica y reválida (examen de la ADEC o reválida a través de la Junta) para distinguirse como tanatólogo licenciado (LTh) otorgándole registro, función, deber y responsabilidad estatal. El Tanatólogo Licenciado añadirá a su firma profesional la sigla “LTh” y su número de licencia profesional en esta disciplina.
8. “Tanatólogo Certificado” - significará la certificación profesional de la ADEC en el campo de la Tanatología, la cual reconoce a practicantes y educadores en la disciplina de la muerte, el morir y la pérdida, quienes satisfacen requisitos de conocimientos específicos medidos a través de un proceso de prueba estandarizada y quienes obtendrán designaciones de CT (Certified in Thanatology) o FT (Fellow in Thanatology) por la ADEC, según sus requerimientos específicos para cada credencial. El credencial “CT” es la certificación base. El credencial “FT”(“Fellow” in Thanatology) es una certificación avanzada para quienes además de cumplir con los requisitos anteriormente mencionados, demuestren niveles avanzados de competencia en la enseñanza, investigación y en la práctica clínica a través de un portfolio profesional.

9. CT (Certified in Thanatology) - significará persona que posee mínimo grado de bachillerato con dos (2) años de experiencia verificable en el campo de la muerte y el duelo o un (1) año en caso de maestría o doctorado, certificado o cursos aprobados en Tanatología según requerido, cartas de apoyo de supervisores o colegas, reválida y certificación de la ADEC.

10. FT (Fellow in Thanatology)- significará persona que posee, grado de maestría o doctorado con cinco (5) años o más de experiencia verificable en el campo de la muerte y el duelo, certificado o cursos aprobados en Tanatología según requerido, cartas de supervisores o colégas familiarizados con el trabajo del candidato, mínimo de 12 unidades de portfolio profesional con documentación completa, la certificación base (CT) o su reválida y certificación de la ADEC.

11. “Certificado”- documento otorgado por una institución universitaria debidamente acreditada en Puerto Rico o Estados Unidos que establece el estudio realizado por el individuo en temas de Tanatología, que le concede conocimiento y capacitación general en el campo pero no una certificación como tanatólogo.

12. “Profesional con un Certificado en Tanatología (Certificate in Thanatology)”- se refiere a una persona que posee (como mínimo) un grado de Bachillerato, un certificado de estudios intensivos en Tanatología (mínimo 60 horas) realizados en una institución de educación superior acreditada o reconocida en Puerto Rico y/o Estados Unidos.

13. Persona con horas contacto de Educación Continuada en Tanatología” - significará profesional licenciado que tome cursos de Educación Continuada en Tanatología en una o varias instituciones acreditadas en Puerto Rico o Estados Unidos.

14. “Voluntario en la Tanatología”- significará persona que se ha adiestrado en conceptos tanatológicos a través de talleres de Estados Unidos o Puerto Rico (con un mínimo de 30 horas) con el fin de ofrecer su tiempo, acompañamiento, destrezas y talentos a favor del paciente crítico, terminal o moribundo y de la familia del mismo. Requiere supervisión y reporta su trabajo a la Institución, Programa u Hogar en el cual ejecuta su voluntariado. Éste voluntario forma parte del equipo de trabajo, pero no tiene acceso al expediente médico. Está sujeto a todas las leyes que le obligan a no divulgar información confidencial y privada del paciente.

15. “Funciones”- significará aquellas actividades reconocidas por el Gobierno de Puerto Rico y la Junta, para cada una de las categorías descritas en la Tanatología.

16. “Práctica privada” -significará el proceso por el cual el Tanatólogo o aspirante realiza el ejercicio de la Tanatología por iniciativa propia y recibe la compensación directa del usuario y/o a través de planes de seguros de salud (a tramitarse), beneficios de seguridad social vigentes en Puerto Rico (a tramitarse) o propuestas.

17. “Junta Examinadora de Tanatólogos de Puerto Rico”, significará la entidad gubernamental creada al amparo de la presente Ley para reglamentar la profesión de la Tanatología en Puerto Rico.

18. “Comité Consultivo” -significará grupo de personas representantes de los diferentes sectores de la Tanatología y un representante de los consumidores de los servicios de Tanatología, nombrados por la Junta y constituido en un Comité cuyas funciones son brindar asesoramiento sobre las normas y procedimientos generales de la organización de la Tanatología en Puerto Rico.

19. “Registro” -significará el proceso mediante el cual una persona calificada y debidamente designada, es inscrita como Tanatólogo Licenciado (LTh) en Puerto Rico; cumple con las disposiciones de la "Ley de Reforma Integral de los Servicios de Salud de Puerto Rico".

20. “Estados Unidos”-significa el Gobierno de los Estados Unidos de América, o de cualquiera de sus estados, territorios o posesiones, excepto el Gobierno de Puerto Rico.

Sección 3.-Creación y Organización

Por la presente se crea la Junta Examinadora de Tanatólogos adscrita a la Oficina de Reglamentación y Certificación de los Profesionales de la Salud, del Departamento de Salud de Puerto Rico. La Junta de Tanatólogos y el Departamento de Salud establecerán los mecanismos de consulta, coordinación y adoptarán los acuerdos necesarios para llevar a cabo sus respectivas funciones, relacionadas con la reglamentación del tanatólogo practicante en Puerto Rico.

Sección 4.-Composición y Nombramientos.

La Junta estará compuesta por cinco (5) miembros, que serán personas autorizadas para ejercer la Tanatología en Puerto Rico. Tres (3) de los miembros serán tanatólogos y dos (2) serán profesionales con un certificado en Tanatología. Los miembros de la Junta serán nombrados por el Gobernador con el consejo y consentimiento del Senado de Puerto Rico.

Al entrar en vigor esta Ley, el Gobernador nombrará los miembros de la Junta en forma escalonada: tres (3) miembros por el término de tres (3) años y dos (2) por el término de dos (2) años. Los nombramientos subsiguientes se harán por el término de tres (3) años. Cuando surjan vacantes antes del vencimiento de un término, el nombramiento del sustituto lo hará el Gobernador de Puerto Rico por el período restante de dicho término. Ningún miembro será nombrado por más de dos (2) términos consecutivos. La Asociación podrá someter candidatos a miembros de la Junta al Gobernador de Puerto Rico para su consideración.

Los tanatólogos en la Junta serán personas autorizadas a practicar en el campo de Salud en Puerto Rico con no menos de cinco (5) años de experiencia en la práctica de su profesión. Deberán ser ciudadanos o residentes legales de los Estados Unidos de América y ser residentes de Puerto Rico.

Sección 5.-Reuniones y Quórum.

En el mes de mayo de cada año la Junta celebrará una reunión durante la cual se elegirán de entre los miembros, un Presidente y cualesquiera otros oficiales según sea necesario. Celebrará reuniones no menos de tres (3) veces al año o cuantas veces sea necesario para llevar a cabo sus funciones previa convocatoria del Presidente. La mayoría de los miembros de la Junta, entiéndase la mitad más uno, constituirán quórum para conducir los asuntos de ésta y para cualquier otro fin. Todo acuerdo de la Junta se tomará con el voto mayoritario de sus miembros presentes.

Sección 6.-Junta Examinadora - Facultades y deberes.



La Junta tendrá las siguientes facultades y deberes:

  1. Adoptará un sello oficial el cual hará estampar en todas las licencias que expida y en aquellos documentos oficiales de la Junta.

  2. Expedir, renovar o denegar licencias para ejercer la profesión como Tanatólogo Licenciado (LTh) de acuerdo a las disposiciones de esta Ley y a la reglamentación aplicable.

  3. Suspender, revocar o denegar la renovación de licencias para ejercer la profesión como Tanatólogo Licenciado (LTh), previa celebración de una vista cuando se determine la existencia de violaciones a los preceptos legales establecidos en esta Ley o los reglamentos adoptados por la Junta.

  4. Preparar, evaluar y administrar exámenes dos (2) veces al año en los meses de abril y octubre para los aspirantes a la licencia de Tanatólogo, según lo dispuesto en los reglamentos adoptados por la Junta. La Junta determinará el día y lugar de dichos exámenes. La Junta establecerá mediante reglamento las materias específicas y generales a ser cubiertas en el examen de licencia. Se debe especificar el peso relativo asignado a cada materia, el criterio de evaluación utilizado por el examinador y la puntuación requerida para aprobar el examen. La Junta establecerá los mecanismos necesarios para asegurar que el examen mida adecuadamente la habilidad, nivel de competencia y conocimiento, tanto a nivel práctico como teórico del aspirante.

  5. Mantener un registro profesional actualizado de todas las licencias que expida, en el cual consignará el nombre completo, datos personales del Tanatólogo a quien se le expida la licencia, la fecha de expedición, el número y término de vigencia de la licencia, al igual que el estatus de dichas licencias. Dicho registro será público y podrá ser electrónico.

  6. Llevar un libro de actas de todos sus procedimientos. Dicho libro podrá ser un expediente electrónico.

  7. Celebrar vistas públicas o administrativas, resolver controversias en asuntos bajo su jurisdicción, emitir órdenes a tenor con sus resoluciones y acuerdos, tomar declaraciones o juramentos, expedir citaciones requiriendo la comparecencia de testigos y la presentación de datos, documentos o informes que la Junta estime necesarios para la expedición, denegación, suspensión o revocación de una licencia. La Junta, por conducto del Secretario de Justicia, podrá comparecer ante cualquier Sala del Tribunal de Primera Instancia de Puerto Rico y solicitar que el Tribunal ordene el cumplimiento de cualquiera de sus órdenes o citaciones bajo pena de desacato.

  8. Presentar al Gobernador mediante el Secretario de Salud, un informe anual de sus trabajos, especificando el número de licencias expedidas, denegadas, suspendidas o revocadas.

  9. Promover la educación continua del Tanatólogo Licenciado (LTh) Certificados y determinar los requisitos relacionados a la educación continua a tenor con las disposiciones establecidas en la Ley Núm. 11 de 23 de junio de 1976, según enmendada, conocida como "Ley de Reforma Integral de los Servicios de Salud de Puerto Rico".

  10. Preparar y publicar un manual de toda información relativa a los exámenes que ofrece. Copia de dicho manual deberá entregarse a toda persona que lo solicite, y pague la cantidad que será determinada posteriormente por la Junta, mediante un Comprobante de Rentas Internas. La Junta podrá revisar, de tiempo en tiempo, el costo de adquisición de este manual, a base de los gastos de preparación y de publicación del mismo, pero la cantidad a cobrarse nunca podrá exceder del costo real que tales gastos represente.

  11. Establecer, por reglamento, los requisitos de cursos o estudios y las materias específicas necesarias para ejercer la profesión de Tanatólogo.

  12. Adoptar, no más tarde de los sesenta (60) días siguientes a la fecha de vigencia de esta Ley, los reglamentos para la aplicación de esta Ley, los cuales deberán establecer, sin que se entienda como una limitación, los requisitos y procedimientos para la expedición o renovación de licencias, así como los procedimientos para la celebración de vistas públicas o administrativas. Tales reglamentos no entrarán en vigor hasta tanto se cumpla con el trámite para su adopción establecido por la Ley Núm. 170 de 12 de agosto de 1988, según enmendada, conocida como "Ley de Procedimiento Administrativo Uniforme del Estado Libre Asociado de Puerto Rico.

  13. Se adoptará, no más tarde de seis (6) meses siguientes a la fecha de vigencia de esta Ley un Reglamento de Ética, que regule la profesión. Los reglamentos antes mencionados deben ser sometidos a vistas públicas antes de ser aprobados.

  14. Nombrará el Comité Consultivo para asesoramiento sobre normas y procedimientos generales relacionados con la Junta. Las cualificaciones y criterios para nombrar los miembros que van a componer este Comité se identificarán en el reglamento de la Junta.

Sección 7.-Dietas.

Los miembros de la Junta tendrán derecho al pago de una dieta de veinticinco dólares ($25) por día, o fracción de día, que comparezcan a reuniones de la Junta. Tendrán derecho al pago de gastos de viajes por milla recorrida en que incurran para llevar a cabo su gestión según se dispone en los reglamentos del Departamento de Hacienda de Puerto Rico.

Sección 8.-Destitución

El Gobernador de Puerto Rico, luego de formularle los correspondientes cargos y de celebrada vista administrativa, podrá separar a cualquier miembro de la Junta de su cargo por incumplimiento de sus deberes, por ineficiencia, incompetencia, incapacidad para desempeñar sus funciones, por sentencia de culpabilidad de delito grave o delito menos grave que implique depravación moral o por cualquier otra causa justificada.

Sección 9.-Áreas profesionales de la tanatología:

El Tanatólogo Certificado (CT, FT) deberá demostrar dominio de las acciones reconocidas en la práctica de la Tanatología y en las categorías que aquí se establecen:



  1. El Tanatólogo Certificado tiene la habilidad para manejar situaciones de complejidad en su práctica. Tiene conocimiento sustancial de Tanatología con relación al área específica en que se desempeña, conocimientos de la metodología de evaluación y la habilidad de aplicar esta en su práctica tanatológica, fundamentada en conocimientos científicos y en su juicio crítico. Dirige, colabora y asesora al equipo de salud u otros en la planificación, ejecución y evaluación del cuidado directo que se ofrece a los individuos, familias y comunidad. Contribuye a evolucionar las políticas y servicios existentes en su entorno de trabajo mejorando la calidad del cuidado del paciente crítico, terminal, moribundo incluyendo familiares del mismo y al personal de salud. Dirige programas y proyectos tanatológicos.

  2. El Tanatólogo Certificado puede trabajar en el entorno hospitalario y según su profesión base como Director o miembro de un Programa Tanatológico o de Cuidados Paliativos de nueva creación, como "staff" de una unidad de intensivo, unidad especializada, de Servicios al Paciente o del complejo hospitalario en general (incluyendo participación en los comités de ética, cuidado crítico, calidad de servicio y seguridad entre otros). La organización contratante hará una verificación satisfactoria del credencial profesional del aspirante al puesto tanatológico el cual debe ser profesional de la salud para el entorno hospitalario.

  3. El Tanatólogo Certificado puede trabajar como profesor universitario, de educación superior o Tanatólogo de empresa privada, pública o de práctica privada.

  4. EI Tanatólogo Certificado puede evaluar casos por referidos o servicio directo.

  5. El Tanatólogo Certificado trabaja con la Consejería de Duelo (Grief Counseling). Su intervención utilizando la Terapia Profunda (Deep Therapy) queda condicionada por el tipo de profesión base y los adiestramientos, las destrezas profesionales y personales que posea. Es responsabilidad del Tanatólogo hacer referidos a otras disciplinas profesionales según sea el caso. Incluye al paciente y a su familia como parte activa de su trabajo y puede desarrollar dinámicas de grupo.

  6. El Tanatólogo Certificado puede trabajar casos de separación de parejas, pérdida de empleo, divorcio, amputaciones o cirugías mayores que impliquen trauma o pérdida de imagen corporal según conocida por el paciente, los cuales activan conductas, fenómenos, manifestaciones y reacciones iguales o muy similares a las que producen los eventos de muerte y duelo.

  7. El Tanatólogo Certificado puede contribuir al manejo terapéutico de casos de víctimas de pérdidas súbitas o traumáticas.

  8. El Tanatólogo Certificado puede ser consultor y conferenciante y dedicarse a otros tipos e innovaciones tanatológicas.

  9. El Tanatólogo Certificado derivado de otras profesiones a parte de la Salud, puede presentar sus ideas innovadoras y colaboraciones al campo de la Tanatología al Gobierno de Puerto Rico y a la Asociación con fines de enriquecimiento y propuestas de enmienda a esta Ley.

Sección 10.-El Profesional con Certificado en Tanatología.

El Profesional con un Certificado en Tanatología puede contribuir a evolucionar las prácticas de un hospital existente o agencia de cuidado de salud en torno al manejo evento muerte y duelo siempre que sea apto para ello, haya tenido experiencia en el campo, se esmere y muestre evidencia de educarse al respecto y siga los códigos de ética de su profesión, filosofía de su trabajo y leyes aplicables. Puede participar en diferentes Comités de la Institución. Un Certificado en Tanatología, al ser un documento de horas de estudio, no autoriza al individuo a utilizar la designación “CT” ,“FT” o “LTh”, ni a llamarse Tanatólogo Certificado, o Tanatólogo hasta que cumpla con los requisitos de la certificación en Tanatología y con lo expuesto en esta Ley para el ejercicio de la profesión.

Un Certificado en Tanatología permite al profesional desarrollar proyectos especiales y programas a favor de su entorno de trabajo y campo para el cual se preparó profesionalmente. Documenta sus intervenciones en el expediente particular de su práctica o en su bitácora. Esta persona provee cuidado directo a individuos, familia y comunidad en diferentes escenarios de salud u otros según su área su profesión base, bajo supervisión o amparado en su área de “expertise” para práctica privada.

El profesional con un Certificado en Tanatología, que labora en el entorno de servicios de salud, puede aceptar pacientes por referido médico, de enfermería, trabajo social, familiares del paciente o por solicitud del mismo. Tan pronto reciba la solicitud de servicio debe poner al tanto al médico, al equipo de salud y/o supervisor inmediato sobre el inicio de su intervención para trabajo en conjunto. Puede laborar en entorno hospitalario, en clínicas ambulatorias, empresas privadas o públicas.

El profesional con un Certificado en Tanatología puede ofrecer sus servicios como asalariado o mediante contrato con agencias o personas en cualquier escenario de salud o área de práctica. No puede utilizar las siglas CT (Certified in Thanatology) ni FT (Fellow in Thanatology) en su firma. Se sugiere coloque bajo su firma profesional “Certificate in Thanatology” (Certificado en Tanatología) en los momentos que sea necesario.

La persona con un Certificado en Tanatología con profesión base distinta a la Salud, puede presentar sus ideas innovadoras y colaboraciones al campo de la Tanatología a la Junta con fines de enriquecimiento y propuestas de enmiendas a esta Ley.

Un profesional de la salud o medicina u otro que de ordinario interviene en los procesos y manejo del evento muerte, no tendrá que certificarse, licenciarse como tanatólogo o tomar un certificado en tanatología conforme dispone esta ley para continuar esta actividad.

Sección 11.-Medidas disciplinarias.

La Junta dispondrá por reglamento la sanción que podrá aplicar por cada violación dentro de los términos de esta Sección. La Junta queda facultada para celebrar vistas públicas o privadas con el propósito de dilucidar cargos por violaciones a esta ley, por iniciativa propia o mediante querella de la parte interesada contra cualquier persona que:

(a) Ejerza como Tanatólogo o como Profesional con un Certificado en Tanatología sin haber cumplido con los requisitos para la práctica de la Tanatología en Puerto Rico.

(b) Cometa fraude o engaño en los documentos presentados a la Junta para tratar de conseguir una licencia certificada.

(c) Observe conducta contraria al orden público o al Código de Ética de dicha profesión, comprobada por evidencia de acuerdo con las leyes vigentes de Puerto Rico.

(d) Sea convicto de un delito grave en Puerto Rico o de un delito cometido fuera de Puerto Rico, que de cometerse en Puerto Rico sería considerado un delito grave relacionado con la práctica de la Tanatología.

(e) Cometa fraude o engaño en la práctica de la Tanatología.

(f) Que incurra en impericia en la práctica de la Tanatología por negligencia o por otras causas.

(g) Esté habituado al uso de sustancias controladas y/o estupefacientes.

(h) Haya violado repetidamente cualquiera de las disposiciones de esta ley.

Sección 12.-Incapacidad mental.

Cualquier Tanatólogo incapacitado mentalmente podrá ser suspendido de la práctica de la Tanatología mientras exista dicha condición. Luego de comprobarse su tratamiento y rehabilitación, mediante opinión pericial, se le restituirán todos los derechos para practicar la Tanatología.

Sección 13.-Requisitos para obtener licencia de tanatólogo.

Todo solicitante deberá poseer mínimo un Bachillerato de Puerto Rico o Estados Unidos, dos (2) años de experiencia tanatológica verificable en su profesión o a través de voluntariado aprobado en el caso de bachillerato; maestría o doctorado con mínimo un año (1) de experiencia Tanatológica verificable, estudios en Tanatología realizados en Estados Unidos o Puerto Rico (mínimo 60 horas), examen de la ADEC o a través de la Junta y/o demás requisitos según descritos en esta ley.

Una vez la persona haya demostrado que cumple con los requisitos de ley para ser admitida a examen, pagará setenta y cinco (75) dólares en giro postal o bancario o cheque certificado a nombre del Secretario de Hacienda de Puerto Rico por derecho a examen y/o solicitud de licencia de Tanatólogo. Los fondos recaudados por este proceso serán depositados en el Fondo de Salud, creado por la “Ley de la Administración de Facilidades y Servicios de Salud de Puerto Rico” para el uso exclusivo de la Junta Examinadora de Tanatólogos de Puerto Rico.

El solicitante se someterá a examen sobre aquellas materias que la Junta determine en su reglamento y de acuerdo a los programas de estudios previamente acreditados o reconocidos. De aprobar el examen de la Junta y/o solicitud de licencia, la Junta le registrará como Tanatólogo Licenciado (LTh) en Puerto Rico.

La Junta determinará mediante reglamento, los procedimientos de examen que considere necesarios a los fines de medir la capacidad del candidato para desempeñarse como Tanatólogo Licenciado.

La Junta otorgará licencias provisionales a Tanatólogos de programas educativos acreditados por el Consejo de Educación de Puerto Rico y del Departamento de Educación, según corresponda. La licencia provisional expirará anualmente hasta que el candidato haya aprobado el examen.

El candidato tiene la oportunidad de hasta dos (2) intentos consecutivos de acuerdo a la fecha de convocatoria para examen por la Junta y, según lo dispone esta ley, para aprobar los mismos. Luego de estas dos (2) oportunidades la Junta cancelará dicha licencia provisional, pero el aspirante podrá solicitar examen todas las veces que sea necesario. Para la solicitud de reexamen el solicitante pagará mediante cheque certificado, giro postal o bancario la cantidad de treinta (30) dólares a nombre del Secretario de Hacienda.

Sección 14.-Renovación de Licencias.

La renovación de la licencia de tanatólogo para práctica en Puerto Rico, será cada tres (3) años, con cuarenta y cinco (45) horas de educación continuada tomadas a través de la ADEC, Instituciones reconocidas en Estados Unidos o Puerto Rico y el pago correspondiente al Secretario de Hacienda.

Sección 15.-Penalidades.

(a) Incurrirá en delito menos grave y convicto que fuere será sancionado con multa no menor de doscientos cincuenta (250) dólares ni mayor de dos mil quinientos (2,500) dólares, o pena de reclusión por un período no mayor de treinta (30) días o ambas penas a discreción del tribunal, cualquier persona que:

(1) Ejerza como Tanatólogo Licenciado, Tanatólogo o Profesional con Certificado en Tanatología en cualquier parte de Puerto Rico sin poseer una licencia, diploma de postgrado, certificación o certificado de acuerdo con los términos de esta ley o sus reglamentos; se considerará una violación separada por cada día de violación.

(2) A sabiendas emplee, ayude o induzca al ejercicio de la Tanatología a una persona que no posea licencia para ejercer como tal, según se provee en esta ley.

(3) Venda, trafique u ofrezca vender o traficar, no estando autorizado para ello, extienda o confiera u ofrezca extender o conferir cualquier título de Tanatología, diploma o documento confiriendo o queriendo conferir título o licencia de Tanatología o cualquier certificado o transcripción de acuerdo con las leyes que regulan el registro y certificación de Tanatólogos.

(4) Utilice como evidencia de estudios un diploma, certificado o transcripción de otra persona; falsifique o altere en cualquier forma para inducir a la Junta a expedirle licencia de Tanatólogo.

(5) Ejerza la Tanatología personificando a otra persona autorizada a ejercer la Tanatología o ejerza la Tanatología bajo un nombre falso o supuesto.

(6) Se haga pasar por Tanatólogo sin tener esta licencia o su designación profesional.

(7) Declare, consigne, haga constar y jure en una solicitud de examen o de certificación hechos que dicha persona sabe que son falsos.

(b) Antes de ofrecerse un examen, toda persona que circule, venda, compre, pase o negocie el contenido de las preguntas o respuestas constructivas de un examen de certificación, licenciatura o cualquiera de los materiales utilizados en la preparación del examen, ya sea mediante original, copia fotostática o por cualquier otro medio será culpable de delito menos grave. Si fuere declarada culpable, será sancionada con una multa no menor de doscientos (200) dólares ni mayor de quinientos (500) dólares, pena de reclusión por un período no menor de sesenta (60) días ni mayor de tres (3) meses o ambas penas, a discreción del tribunal.

Sección 16.-Recargos por no re-certificar.

Toda persona autorizada a practicar la Tanatología que no haya re-certificado su licencia deberá pagar, además de los derechos correspondientes, es decir, cuarenta y cinco (45) dólares, tendrá que pagar, además, un recargo, determinado por la Junta, mediante giro bancario, postal o cheque certificado a nombre del Secretario de Hacienda de Puerto Rico. Los fondos recaudados por este concepto serán depositados en el Fondo de Salud para el uso exclusivo de la Junta Examinadora de Tanatólogos de Puerto Rico. Cualquier persona que continúe practicando la Tanatología después de la vigencia de esta ley sin haber llenado los requisitos de registro, se considerará que está ejerciendo ilegalmente y estará sujeta a las penalidades provistas para tales fines.

Sección 17.-Fondo especial

Todos los fondos que se recauden por concepto de esta ley ingresarán en un fondo especial, para uso exclusivo de la Junta Examinadora de Tanatólogos de Puerto Rico, según la reglamentación aplicable promulgada por el Secretario del Departamento de Hacienda del Gobierno de Puerto Rico.

Sección 18.-Cláusula de Antigüedad y de Protección de derechos adquiridos.

(a) Toda persona que a la fecha de vigencia de esta ley posea un diploma postgrado o certificación en Tanatología, que haya sido otorgado en Estados Unidos será reconocido como persona autorizada legalmente para practicar como Tanatólogo según la designación de su postgrado o certificación y podrá aplicar para licencia en Puerto Rico. No es Tanatólogo Licenciado (LTh) hasta cumplir con lo dispuesto en esta Ley (incluyendo reválida ya sea a través de la ADEC o la Junta).

(b) Toda persona que a la fecha de vigencia de esta ley posea una certificación en Tanatología expedida por la ADEC será autorizado legalmente a ejercer como Tanatólogo y podrá aplicar para licencia sin examen. No se considerará para la designación de Tanatólogo Licenciado (LTh) hasta satisfacer las condiciones de solicitud de licencia y registro .

(c) La Junta expedirá, sin necesidad de examen, licencia de Tanatólogo (LTh), a aquellos profesionales que demuestren a la Junta que al momento de regir esta ley y comenzar las funciones de la Junta, poseen una certificación de la ADEC. Deberán también presentar prueba de haber cursado estudios en instituciones de Puerto Rico o Estados Unidos acreditadas en su momento para ofrecer los mismos, y presentar documentación verificable, que acredite la práctica en la especialidad mínimo de dos años (para bachillerato) o un año (para maestría o doctorado). Esos tanatólogos deberán re-certificar su licencia cada tres (3) años en la Junta.

(d) El periodo de gracia para el registro y la radicación de las solicitudes de licencia sin examen en la Junta será de (noventa) 90 días.

(e) Toda persona que a partir de la vigencia de esta ley, adquiera mediante examen una certificación en Tanatología, otorgada por la “ADEC” o un postgrado en Tanatología de Estados Unidos, será reconocida y autorizada legalmente para practicar como Tanatólogo, en Puerto Rico, al amparo de su designación. No es Tanatólogo Licenciado (LTh) hasta tanto cumpla con lo dispuesto en esta Ley.

Para obtener y mantener su licencia de Puerto Rico, el Tanatólogo deberá registrarse, solicitar la licencia y re-certificarse como Tanatólogo cada tres (3) años en la Junta (se honrarán cursos de Estados Unidos y Puerto Rico debidamente identificados para efectos de la re-certificación).

(f) Toda persona con certificación (Ej. “CT” o “FT”), licencia de Tanatólogo (LTh) o postgrado en Tanatología de Estados Unidos o Puerto Rico, tiene derecho a ser contratada en calidad única de Tanatólogo y a ejercer esta práctica separadamente de su profesión base.

(g) Toda persona retirada de su profesión base, podrá continuar ejerciendo como Tanatólogo siempre que cumpla con las disposiciones requeridas para mantener vigente su certificación y/o licencia.

Estas disposiciones serán aplicables a todo profesional cualificado.

Sección 19.-Disposiciones especiales. Excepciones.

(a) Esta ley no prohíbe la provisión de asistencia de servicios de Tanatología en casos de:

(1) Desastres masivos o eventos catastróficos.

(2) Práctica de estudiantes de tanatología de escuelas o programas acreditados por los organismos acreditadores en Puerto Rico.

(3) Práctica de la Tanatología por personas que posean autorización para ejercer en Estados Unidos de América y que sean empleadas de una agencia, negociado o división del Gobierno Federal, mientras estén en el desempeño oficial de sus deberes.

(b) Las disposiciones contenidas en la Sección 13 y 18 de esta ley, en relación al registro del Tanatólogo y solicitud de licencia sin examen aplicarán a aquellos Tanatólogos anteriores y posteriores a la fecha en que entre en vigor esta ley siempre y cuando cualifiquen, se registren, presenten la documentación requerida y soliciten licencia de Puerto Rico a través de la Junta.

(c) Esta Ley no prohíbe la práctica de Tanatólogos que no interesen ser licenciados (LTh) ni aplica a la prestación de servicios por profesionales de la salud, médicos, o de las ciencias de la conducta, que de ordinario inciden sobre las materias que son objeto de estudio por la disciplina de la tanatología. Lo anterior aplica de igual forma a representantes de denominaciones religiosas, tales como pastores, sacerdotes, entre otros, que brinden ayuda espiritual.

Sección 20.-Salvedad.

Si cualquier sección o parte de esta Ley fuera declarada inconstitucional o nula, por un tribunal con jurisdicción y competencia, las demás disposiciones y cláusulas de la misma permanecerán en vigor.

Sección 21.-Vigencia



Esta Ley comenzará a regir inmediatamente después de su aprobación.



Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad