Cámara de representantes p del S. 2488 informe positivo 22 de junio de 2012 a la Cámara de Representantes de Puerto Rico



Descargar 74 Kb.
Fecha de conversión31.05.2018
Tamaño74 Kb.
Vistas96
Descargas0

Comisión de Gobierno y de Salud Página

Informe Positivo P. del S. 2488



GOBIERNO DE PUERTO RICO
16ta. Asamblea 7ma. Sesión

Legislativa Ordinaria


CÁMARA DE REPRESENTANTES
P. del S. 2488
INFORME POSITIVO
22 DE JUNIO DE 2012
A la Cámara de Representantes de Puerto Rico:
Vuestras Comisiones de Gobierno y de Salud de la Cámara de Representantes de Puerto Rico, previo estudio y consideración, muy respetuosamente, someten el informe del Proyecto del Senado 2488, recomendando su aprobación con las enmiendas contenidas en el entirillado electrónico que se acompaña.
Alcance de la Medida
El Proyecto del Senado 2488 tiene la intención de añadir los incisos (h) e (i) al Artículo 2; enmendar el inciso (j), añadir los incisos (k), (l) y (m) y reenumerar los incisos subsiguientes del Artículo 11; enmendar el inciso (d) del Artículo 12 y enmendar el Artículo 13 de la Ley 96 de 4 de junio de 1983, según enmendada, conocida como “Ley para Reglamentar el Ejercicio de la Profesión de la Psicología en Puerto Rico”, a los fines de autorizar a la Junta Examinadora de Psicólogos de Puerto Rico a formar parte de la “Association of State and Provincial Psychology Boards” (ASPPB), y para autorizar a la Junta a utilizar el examen de reválida desarrollado por la ASPPB, para cumplir con uno de los requisitos para obtener la licencia de psicólogo/a en Puerto Rico y para que la Junta requiera de los y las aspirantes a licenciamiento, evidencia de participación satisfactoria en un programa de 12 créditos, aprobado por la Junta, de capacitación sobre los asuntos éticos, legales y profesionales que aplican a la práctica de la Psicología en Puerto Rico.

Análisis de la Medida

Vuestras Comisiones de Gobierno y de Salud de la Cámara de Representantes de Puerto Rico, atendiendo su responsabilidad en el estudio y evaluación de toda pieza legislativa ante su consideración, analizaron los memoriales explicativos de la Junta Examinadora de Psicólogos de Puerto Rico, la Asociación de Psicólogos de Puerto Rico (APPR), la Asociación de Estudiantes de Psicología Clínica de la Escuela de Medicina y Ciencias de la Salud de Ponce y el Consejo de Educación de Puerto Rico (CEPR).


La Junta Examinadora de Psicólogos de Puerto Rico, menciona que posterior a la aprobación de la Ley 96, supra, se otorgaron sobre mil licencias sin reválida bajo la “Cláusula del Abuelo”. Posterior a esto, las personas interesadas en licenciamiento han tomado el examen de reválida desarrollado y administrado inicialmente por la propia Junta. Subsiguientemente, se transfirió mediante contrato a la compañía Test Innovations, la responsabilidad de coordinar la actualización, desarrollo y administración de la reválida local. No obstante, Test Innovations ni la Junta contaban con los recursos necesarios para mantener el examen vigente ni para lograr el desarrollo de versiones alternas o actualizadas de dicho examen. Por ende y después de más de una década de administración continua bianual, la Junta y Test Innovations confrontaron un serio problema de seguridad con una porción significativa de los reactivos del examen. Esa situación requería de la eliminación de todo el examen. Sin embargo, esto no se ha podido llevar a cabo debido a que la Junta no cuenta con los recursos económicos ni con el personal especializado necesario para crear un nuevo examen que sea cónsono con los adelantos de la profesión y garantías de validez y confiabilidad.
Ante la imposibilidad de crear un nuevo examen de reválida con al menos dos versiones, la Junta decidió evaluar la posibilidad de traer a Puerto Rico la reválida nacional, conocida como Examination for the Professional Practice of Psychology (EPPP). Para lograr esto, la Junta solicitó la opinión del Director de la Oficina de Reglamentación y Certificación de los Profesionales de la Salud (ORCPS), Ernesto Caballero y solicitó a la Association of the State and Provincial Psychology Board (ASPPB), dueña del EPPP, que produjera una versión de dicha prueba en español para ser administrada en Puerto Rico. Ambas gestiones han sido positivas ya que la ORCPS, a través de su Director, apoyó la iniciativa de la Junta y la Junta de Directores de la ASPPB aprobó ofrecer dos versiones en español del EPPP. Los acuerdos con la ASPPB se resumen a continuación:


  1. La ASPPB ofrecerá el EPPP en una versión al español mediante un formato computarizado a ofrecerse en Puerto Rico por la compañía Prometric. A diferencia de la reválida local, la administración del EPPP se hará múltiples veces al año, según lo requiera él o la solicitante.




  1. La ASPPB asumirá los costos de traducción del EPPP para lo que utilizará una compañía nacional especializada en esas gestiones. Para garantizar la validez del instrumento traducido, la ASPPB pagará a expertos puertorriqueños para evaluar la traducción y redacción de todos los reactivos de las dos versiones al español de la prueba. La Junta, en colaboración con las organizaciones profesionales y académicas de Puerto Rico, proveerá a ASPPB un listado de las personas expertas en las diversas materias que se recomiendan para estas tareas. La ASPPB seleccionará a los expertos a base de las credenciales sometidas.




  1. La Junta deberá someter y lograr la aprobación de una enmienda a la Ley 96, supra, para que se determine que el EPPP, en sus versiones en español y en inglés, será el único examen de reválida para licenciamiento en Puerto Rico.

El propósito del EPPP es evaluar los conocimientos sobre las áreas básicas de la psicología y los aspectos éticos relevantes a la práctica profesional. Dicho examen es de naturaleza general y no está diseñado para proporcionar puntuaciones basadas en las diversas áreas de práctica de la psicología. Las áreas que cubre el EPPP son las mismas que fundamentan los currículos de Psicología Profesional que se ofrecen en Puerto Rico.


Expresa la Junta que el EPPP es desarrollado por la ASPPB mediante las actividades continuas de dos comités, el "Item Development Committee" y el Examination Committee", en colaboración con Professional Examination Service (PES), la compañía contratada para proveer la asistencia técnica para el proceso de construcción y actualización del examen. Añade que la administración del EPPP está a cargo de Prometric, compañía especializada en administrar exámenes de reválida para diferentes profesiones, incluyendo medicina.
Asimismo, la Junta reseña que la construcción y desarrollo del EPPP es de tal nivel de excelencia que cerca del 80% de las personas que lo toman por primera vez, lo aprueban. Esto incluye a las personas que en varios estados pueden aún licenciarse con solamente el grado de maestría quienes practican como asistentes o asociados de Psicología. En comparación, en Puerto Rico aproximadamente el 45% de las personas que toman la reválida local la aprobaron durante los años 2008 al 2011. En términos de grados académicos el 69% de los aspirantes que aprobaron la reválida de Puerto Rico entre el 2008 y el 2011 tenían grado doctorado y el 35% el de maestría.
La Junta resalta que las personas que se licencian en Puerto Rico para la práctica de la Psicología mediante la aprobación de la reválida local no logran reciprocidad de sus licencias en EEUU ni en Canadá. Sin embargo, la Junta ya otorga reciprocidad a personas que tienen licencia en EEUU y que han tomado el EPPP, en su versión en inglés. Las personas egresadas de instituciones ubicadas en Puerto Rico y que aprueben el EPPP en su versión en español tendrán probabilidad de obtener reciprocidad en la mayoría de los estados, después de cumplir con los requisitos adicionales y específicos al estado al que se solicita licencia. Estos requisitos adicionales usualmente giran en torno al conocimiento de la jurisprudencia sobre salud mental específicamente de cada jurisdicción. El ejemplo en Puerto Rico sería las Leyes 408, 54, HIPPA, 246, entre otras. Por lo tanto, las nuevas generaciones de Psicólogos y Psicólogas puertorriqueños gozarán de mayor movilidad geográfica al aprobar el EPPP en español, como parte del requisito de licenciamiento en la isla. A la vez, la isla disfrutará del mismo nivel de prestigio y rigurosidad en el licenciamiento de profesionales de la Psicología que los estados de la nación y las provincias de Canadá.
Finalmente, la Junta Examinadora de Psicólogos de Puerto Rico favorece la aprobación del P. del S. 2488 con el fin de mejorar la práctica de la Psicología en Puerto Rico y garantizar mediante el EPPP que las personas a licenciarse tengan los conocimientos necesarios para proveer servicios de calidad a la sociedad.
Posteriormente, la Junta Examinadora de Psicólogos de Puerto Rico entregó a esta honorable Comisión un documento con fecha de 9 de abril de 2012, mediante su portavoz el Dr. José Pons, en el cual se consolidan acuerdos finales entre la propia Junta y la Asociación de Psicólogos de Puerto Rico relacionados a la medida bajo estudio.
A continuación los acuerdos entre la Junta Examinadora de Psicólogos de Puerto Rico y Asociación de Psicólogos de Puerto Rico (APPR):


  1. La APPR sugiere que el examen se presente a los candidatos en ambos idiomas.

  2. La Junta responde que el acuerdo con la Association of States and Provincial Psychology Boards (ASPPB) incluye que el examen se administre en ambos idiomas. Las versiones a ser traducidas al español serán revisadas por expertos psicólogos puertorriqueños, bajo el liderazgo y la asesoría de personal del Professional Examination Services (compañía consultora en psicometría y desarrollo de reválidas a nivel nacional) y de miembros del Comité de Desarrollo de Reactivos del ASPPB. Este proceso será apoyado y supervisado por miembros de la Junta Examinadora. Ya se han estado reclutando varias de las personas expertas en las diversas materias que cubre el EPPP.

  3. La APPR indica que "el contenido del EPPP está basado en resultados obtenidos en investigaciones de análisis de práctica realizados con muestras de profesionales de la psicología licenciados en los Estados Unidos y Canadá".

  4. La Junta hace constar que en el más reciente análisis de la Práctica de la Psicología en los Estados Unidos de América (EEUU) y Canadá, Puerto Rico representa uno de los estados/territorios con mayor representación de Psicólogos practicantes. Los Psicólogos del estado de Nueva York constituyen el 4% de la muestra, la mayor representación en el estudio. Puerto Rico constituye el 3.3% de la muestra lo que nos empata en segundo lugar con el estado de Georgia. Esta representación de Psicólogos puertorriqueños en el Análisis de Práctica de EEUU del 2010 es mayor que la de los estados de California y de Massachusetts; 3.2% cada uno. Por lo tanto, la base de datos que se utiliza para desarrollar el EPPP que consiste de los roles y las responsabilidades que asumen los Psicólogos en la práctica, incluye una buena representación de Psicólogos que practican la profesión en Puerto Rico.

  5. La APPR correctamente indica que a partir del 1 de marzo de 2013, el costo del EPPP será de $600.00 por candidato. A esta cantidad se añade costos administrativos gubernamentales lo que en Puerto Rico es al presente de $75.00. La administración electrónica tiene a su vez un costo adicional que en muchos estados es de $69.00. La APPR recomienda que se explore "la viabilidad de negociar con ASPPB: costos más moderados para nuestra Isla, costos en escala [sliding scale) de acuerdo al ingreso del solicitante, o costos inciales más bajos que vayan
    aumentando en un proceso de cinco [5] años."

  6. La Junta ha acordado un precio introductorio para la administración del EPPP en Puerto Rico. Durante los primeros dos años el costo del EPPP en Puerto Rico será igual al costo presente; $450.00 más los $75.00 de costos administrativos que cobra el estado y el cargo por la administración del examen que cobrará la compañía Prometric. Posterior a ese periodo de tiempo se hará un análisis de los costos de mantener el examen y de crear nuevas versiones. Con esa información se procederá a hacer los ajustes pertinentes al precio inicial de $450.00. La Junta se compromete a negociar en lo futuro los mejores arreglos de precios.

Por su parte, la Asociación de Psicología de Puerto Rico (APPR), menciona que conforme a los acuerdos alcanzados con la Junta Examinadora de Psicólogos de Puerto Rico, respalda que la Ley 96, supra, incluya en sus disposiciones que la Junta pueda proseguir formalmente su membrecía en la ASPPB con el auspicio del Departamento de Salud y el uso del examen desarrollado por dicha entidad como reválida para psicólogos en Puerto Rico.


Tanto la APPR como la Junta concuerdan en que el método evaluativo a utilizar debe ser consistente con el actualmente utilizado por la gran mayoría de las jurisdicciones que reglamentan la profesión de la psicología en los Estados Unidos, además de ser consistente con las disposiciones del modelo de reglamento de la ASPPB para juntas examinadoras. Esto permitirá que las disposiciones locales para reglamentación profesional sean correspondientes a las existentes en otras jurisdicciones facilitando la equivalencia necesaria para aspirar a la otorgación de licencias por endoso e inclusive aumentar las probabilidades de que la Junta pueda en el futuro ser considerada para suscribir acuerdos de reciprocidad actualmente inexistentes.
De conformidad con los acuerdos, tanto la Asociación como la Junta sugieren eliminar del proyecto la propuesta de requerir a todo aspirante a la licencia, producir evidencia de haber completado y aprobado satisfactoriamente un adiestramiento de 12 horas mediante un programa expresamente autorizado por esta en normas éticas, guías profesionales, ley que reglamenta la profesión y otras relacionadas al ejercicio de la psicología en Puerto Rico.
No obstante, ambas entidades sugieren que el requisito anteriormente mencionado se sustituya por el desarrollo y administración de un examen para evaluar conocimientos y capacidad de aplicación de las normas éticas, guías profesionales, la ley que reglamenta la profesión y otras leyes u opiniones legales relacionadas al ejercicio de la psicología en Puerto Rico. Dicho examen es complementario al EPPP por cuanto esos aspectos locales no son parte del contenido del EPPP.
La APPR expresa que la otorgación de una licencia profesional es uno de los objetivos primordiales e indelegables de la Junta, por lo que le corresponde de manera exclusiva asegurar que los profesionales de la psicología licenciados sean personas con la debida capacitación para la aplicación competente de conocimientos y destrezas de la ciencia y disciplina psicológica para la solución de múltiples situaciones humanas. Ello a su vez conlleva que la Junta Examinadora de Psicólogos pueda constatar mediante una evaluación objetiva, válida y confiable que el profesional de la psicología licenciado conoce, comprende y puede aplicar las normas éticas, guías profesionales, la ley que reglamenta la profesión y otras leyes u opiniones legales relacionadas al ejercicio de la psicología en Puerto Rico.
De otra parte, la Asociación de Estudiantes de Psicología Clínica de la Escuela de Medicina y Ciencias de la Salud de Ponce, manifiesta su apoyo al P. del S. 2488. Luego de discutir el proyecto en sus méritos han decidido avalar el mismo por los motivos que a continuación enumeran:
a) La Asociation of State and Provintial Psychology Boards (ASPPB) es responsable del examen de reválida (Examination for the Professional Practice of Psychology) que se utiliza a través de los Estados Unidos y Canadá. Por lo tanto, ser miembros de la ASPPB nos ubica a la par con futuros colegas en Estados Unidos y Canadá.
b) La ASPPB tiene liderazgo con relación a la regulación de la práctica de la psicología lo que ubica a Puerto Rico en posición de beneficiarse del conocimiento de lo que ocurre a nivel nacional e internacional.

c) La ASPPB facilita la movilidad de los Psicólogos entre jurisdicciones dentro de los Estados Unidos. Al tomar el EPPP y PR ser miembro de la ASPPB se nos facilita la búsqueda de empleo y de otras oportunidades de desarrollo profesional.


d) La ASPPB permitirá reportar los resultados obtenidos en la reválida a numerosos estados y provincias en adición al estado o provincia donde originalmente sean licenciados.
e) El establecimiento de una reválida nacional les otorgará la oportunidad de ser evaluados por un banco de datos actualizado.
Por su parte, el Consejo de Educación de Puerto Rico (CEPR), en su memorial explicativo, concluye que de los miembros de la Junta Examinadora formar parte de una organización que agrupa a las juntas examinadoras de todos los estados de los Estados Unidos, el Distrito de Colombia, Islas Vírgenes, Guam y las Provincias Canadienses, éstos estarían expuestos a una visión más amplia y dinámica del desarrollo y demandas de la psicología contemporánea como ciencia y práctica profesional. Comenta que la adopción del examen nacional EPPP representaría una medida de avance en la Psicología en Puerto Rico ampliando los horizontes mediante el acceso a mercados de trabajo, ya que el uso del EPPP en Puerto Rico facilitaría que psicólogos puertorriqueños puedan aspirar a trabajar en aquellos estados y territorios de los Estados Unidos y Canadá en que cualifiquen por la puntuación obtenida en este examen.
Menciona que el uso de un criterio nacional para la práctica de la Psicología permitiría a profesionales de los Estados Unidos y Canadá llenar parte de los requisitos para la práctica de la psicología en Puerto Rico. Tomando este detalle en consideración, el CEPR entiende que sería ventajoso para personas de origen puertorriqueño que posean licencia en los Estados Unidos; facilitaría la creación de acuerdos de cooperación entre practicantes e investigadores clínicos de Puerto Rico y otros estados o provincias.
En lo pertinente, el CEPR aclara que fue creado por virtud del Plan de Reorganización 1-2010, con el propósito de servir como cuerpo rector colegiado encargado de administrar la política pública sobre los estándares de la educación de Puerto Rico. Dentro de las facultades delegadas al Consejo se encuentra la expedición de licencias para establecer y operar Instituciones de Educación dentro de la jurisdicción de Puerto Rico y su respectiva acreditación conforme a los términos dispuestos en el Plan.
La Ley habilitadora faculta al Consejo, entre otras cosas, a expedir y renovar licencias a toda institución de educación que desee establecer, operar, ofrecer o continuar operando u ofreciendo, servicios académicos a la población estudiantil dentro de la jurisdicción de Puerto Rico. A su vez, el Consejo se encuentra facultado para adoptar, y promulgar, reglas, reglamentos, procedimientos y criterios objetivos necesarios para cumplir con los propósitos del Plan y desempeñar todas las funciones y responsabilidades que se le asignen en la misma, que incluyan normas para la evaluación de las solicitudes, criterios y normas para los procedimientos de evaluación claramente diferenciados, específicos y uniformes, tanto para la concesión de licencias a Instituciones de Educación y los procedimientos para la acreditación de Instituciones de Educación Básica, según establecido en el Plan. Como consecuencia, el Artículo 9 (j) del Plan, faculta al CEPR denegar, modificar, enmendar, cancelar o suspender licencias o acreditaciones otorgadas por el Consejo a Instituciones de Educación, según corresponda, que incumplan las disposiciones del Plan o que violen los términos y condiciones bajo los cuales se expidieron las mismas.
Concluye que la medida propuesta tiene un fin loable por lo que el Consejo de Educación de Puerto Rico apoya su iniciativa.
IMPACTO FISCAL
Vuestras Comisiones de Gobierno y de Salud de la Cámara de Representantes de Puerto Rico, cumpliendo con el Artículo 8 de la Ley 103-2006, “Ley para la Reforma Fiscal del Estado Libre Asociado de Puerto Rico”, determina que la aprobación de esta medida no tendrá impacto fiscal sobre los presupuestos de las agencias, departamentos, organismos instrumentalidades o corporaciones públicas que amerite certificación de la Oficina de Gerencia y Presupuesto (OGP).
Estas Comisiones han determinado que esta medida tampoco impacto fiscal significativo sobre las finanzas de los gobiernos municipales.
CONCLUSIÓN
La medida ante nuestra consideración tiene como objetivo enmendar varias disposiciones de la Ley Núm. 96, antes citada, a los fines de autorizar a la Junta Examinadora de Psicólogos de Puerto Rico a formar parte de la ASPPB, y autorizar a la Junta a que acepte y utilice el examen de reválida EPPP. Siguiendo los lineamientos del Tribunal Supremo de Puerto Rico, se requiere que el examen se ofrezca en el idioma español o inglés, de forma que el candidato pueda escoger el idioma de su preferencia.
Con la aprobación de esta medida se busca mejorar la práctica de la Psicología en Puerto Rico y garantizar mediante el EPPP que las personas a licenciarse tengan los conocimientos necesarios para proveer servicios de calidad a la sociedad. Además, las nuevas generaciones de Psicólogos puertorriqueños disfrutarán de mayores oportunidades ya que las licencias obtenidas en Puerto Rico tendrán igual valor y nivel de prestigio que las otorgadas por otros estados.
Por todo lo antes expuesto, vuestras Comisiones de Gobierno y de Salud de la Cámara de Representantes de Puerto Rico, previo estudio y consideración, recomiendan la aprobación del Proyecto del Senado 2488, con las enmiendas contenidas en el entirillado electrónico que le acompaña a este informe.
Respetuosamente sometido,


José Chico Vega José Torres Zamora

Presidente Presidente

Comisión de Gobierno Comisión de Salud


Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos