Ciencia y vida ciencia, humanismos y posthumanismos



Descargar 0.65 Mb.
Página6/7
Fecha de conversión30.06.2018
Tamaño0.65 Mb.
Vistas264
Descargas0
1   2   3   4   5   6   7

Conclusión


La tríada fe, ciencia y bioética convocan a un nuevo paradigma de la ciencia; a una prospectiva del conocimiento que revalorice al ser humano, la vida y la naturaleza en general; a una nueva alternativa de consiliencia y holismo en el conocimiento actual; a la imperiosa necesidad de establecer puentes entre las ciencias y las humanidades; y, de desarrollar la transdisciplinariedad que permita revitalizar las diversas disciplinas y creen nuevos cuestionamientos que permitan incrementar el corpus de saberes.

El conocimiento no es dicotómico: “1 ó 0”, ya que puede haber un “2” o un “-1”. Tampoco este puede ser divisible en sagrado o profano, ya que lo sagrado designa todo aquello que, por manifestar una trascendencia ontológica, es venerado por los hombres, es objeto de culto y patentiza la conciencia de la radical finitud de lo humano. ¿Quién me dice que algo profano no es sagrado también? Y así, en científico o humanístico, en físico-matemático o químico-biológico, en teológico o filosófico.

Los hilos conductores histórico-culturales de la Postmodernidad se fundamentan en un estilo de pensamiento que desconfía de la cosmovisión del ser humano anterior, de las nociones de “verdad”, de “razón”, “identidad” y “objetividad”, de la idea de “progreso universal” o de “emancipación”, de los valores y principios éticos universales, de las “estructuras aisladas” y de los “grandes relatos” o de los sistemas definitivos de explicación70. Por nuestra parte, se tejerá mediante una epistemología adecuada, el deshilachado que se está generando, que se ha dejado de contestar en la historia.

Gabriel García  Márquez escribe en suPrefacio para un Nuevo Milenio (1990): «Muchas cosas que hoy son verdad no lo serán mañana.Quizás, la lógicaformal quede degradada a un método escolarpara que los niños entiendan cómo era la antigua y abolida costumbre de equivocarse». O como dice IlyaPrigogine: «Estamos llegando al final de la ciencia convencional»71; es decir, de la ciencia determinista, lineal y homogénea, y presenciamos el surgimiento de una conciencia de la discontinuidad, de la no linealidad, de la diferencia y de la necesidad del diálogo. El conocimiento científico opera en segmentos estanco, determinados por condiciones o rango de operación fijado, p.ej, el de la Física Clásica, la Física Cuántica o la Física Relativista; e incluso en los seres vivos, al hablar de Termodinámica, la Biología Molecular, la Biología Celular, entre otras.

La profundización de los temas relacionados con el ser humano, la vida, la ciencia y la naturaleza es compleja y requiere de rigor y sistematización. La búsqueda de la verdad con sus fines ontológicos, epistemológicos y axiológicos que permitan a la persona y la sociedad ser autocrítica, de saber encontrar sus puntos débiles, de ir ampliando sus referentes de investigación para llegar a un conocimiento cada vez más complejo e integrador. Los nuevos paradigmas favorecen una concepción plural, multidisciplinar e interdisciplinar, emergente de la ciencia, la cultura y las relaciones interpersonales, co-constituida mediante nuestras acciones comunicativas. En esta perspectiva cobran importancia los procesos generativos, el diálogo, la ética y la ecología social.

Por otro lado, como bioeticistas debemos desarrollar la habilidad de permanecer receptivos y abiertos con relación a otros posiblemente resulte paradójico decir que es necesario que se establezca la convivencialidad entre las ideas y los mitos72. ¿Cuántos mitos no fueron grandes enseñanzas?Por ello, para Edgar Morin en la educación del futuro es prioritario dotar a los estudiantes de una capacidad para detectar y subsanar los errores e ilusiones del conocimiento y, al mismo tiempo, enseñarles a convivir con sus ideas, sin ser destruidos por ellas. Cuestionarse sobre la validez de los conocimientos y bajo qué condiciones, de desaprender lo aprendido y generar nuevos conocimientos más humanos y veraces.

Recordemos que elconocimiento tiene una naturaleza dual, un lado conocido y del cual existe por el momento certeza, y por otro, un lado en que se presume su vinculación, y en la que hay incertidumbre. Para ello, se motiva a la creatividad, a la curiosidad, a la hipotetización y validación de nuevos caminos y variables, para hacer ciencia para la vida, para el ser humano, para la supervivencia de nosotros y las generaciones futuras.Gracias a que la fe es un motivador de la razón humana en todas sus dimensiones.

Tal vez todo esto sea no más que una semilla, o tal un simple cromosoma, o tal vez, una simple base del de la estructura del ADN que contenga nuestra conciencia, nuestra mente o nuestro ser. Lo importante, es que hay que tener Fe, para hacer un esfuerzo colectivo por hacer Ciencia de manera sistémica y con sentido Bio-Ético. Habrán diferencias disciplinares, habrán criterios inalcanzables, pero siempre mejorables y en beneficio de la vida, del ser humano y su Cosmos.

Referencias documentales



BATESON, G (1998): Pasos hacia una ecología de la mente. Buenos Aires: Lohlé-Lumen.

BEAUDOT, A (1980): La creatividad. Madrid: Narcea.



BERTALANFFY L von (1979): Perspectivas en la teoría general de sistemas. Madrid: Alianza.

BUNGE, M (1972): La ciencia, su método y su filosofía. Buenos Aires: Siglo Veinte.

BUNGE, M (1995): Sistemas sociales y Filosofía. Buenos Aires: Editorial Sudamericana.

CAMBURSANO, S (2006): Interdisciplina, transdisciplina y multidisciplina. Prácticas en docencia e investigación. Importancia, limitaciones y cuidados. Conferencia en II Jornadas de Trabajo Social. Facultad de Humanidades, Universidad Nacional de Catamarca.

CANALS VIDAL, F (1979): Textos de los grandes filósofos. Edad media, Barcelona: Herder.

CAPRA, F: The Turning Point: Science, Society, and the Rising Culture.Nueva York: Bantam Doubleday Dell Pub., Reprint, 1988.

CASTELLS, M (1998): “Paraísos comunales: identidad y sentido en la sociedad red”,en La era de la información. Economía, sociedad y cultura. Vol. 2. El poder de la identidad. Madrid, Alianza, pp. 27-90.

CSIKSZENTMIHALYI, M (1996): Creatividad. El fluir y la psicología del descubrimiento y la invención. Barcelona: Paidós.

DE BONO, E. (1977):Serious Creativity, Using the Power of Lateral Thinking to create New Ideas. Trad. El pensamiento creativo. El poder del pensamiento lateral para la creación de nuevas ideas (Barcelona, Paidós, 1994).

DELORS, J et al. (1996): En La Educación encierra un Tesoro: Compendio del Informe de la Comisión Internacional sobre la Educación para el Siglo XXI. París: UNESCO.

EAGLETON, T (1996): The illusions of Postmodernism. Trad. Cast. M. Mayer. Las ilusiones del posmodernismo. Buenos Aires: Paidós, 1997.

ETZIONI, A (1999): “Pluralismo en la unidad”, enLa nueva regla de oro. Comunidad y moralidad en una sociedad democrática. Barcelona, Paidós, pp. 225-253.

FLORES MALAGON, A et al (2002): Desafíos de la Transdisciplinariedad. Bogotá: Pensar, UniversidadJaveriana.

FOUCAULT, M (1966): Les Mots et les choses (Gallimard, 1966). Trad.: Las palabras y las cosas (Madrid: Siglo XXI, 1968).

FOUCAULT, M (1968): Archéologie du savoir (Gallimard, 1969).Trad.: La arqueología del saber (Madrid: Siglo XXI, 1970).

FOWLER, J W (1981): Stages of Faith. The Psychology of Human Development and the Quest for Meaning.San Francisco: Harper&Row.

GADAMER, H G (1977): Verdad y método. Salamanca: Sígueme.

GARCÍA CANCLINI, N (1995): Las identidades como espectáculo multimedia. En Rev. Consumidores y ciudadanos. Conflictos multiculturales de la globalización. México, Grijalbo, pp. 107-116.

GARDNER, H (1993): Inteligencias Múltiples: la teoría en la práctica. Barcelona: Paidós.

GARDNER, H (1996): La mente no escolarizada. Barcelona: Paidós.

GARDNER, H (2000): La educación de la mente y el conocimiento de las disciplinas. Barcelona: Paidós.

GUARIGLIA, O et al. (2000): Reflexión ética en educación y formación. Formación de formadores. Buenos Aires: Ediciones Novedades Educativas.

HABERMAS, J (1992): La construcción complementaria del mundo social y el mundo subjetivo, Excurso sobre identidad e individuación y Puntos de engarce para una teoría de la acción comunicativa. En Teoría de la Acción Comunicativa, II. Crítica de la razón funcionalista. Madrid, Taurus, pp. 44-64, 139-154 y 542-572.

JAHR, F (1927): Bio-Ethik. Eine Umschau über die ethischen Beziehungen des Menschen zu Tier und Pflanze. En Kosmos.HandweiserfürNaturfreunde 24(1):2-4.

JASPERS, K (1968). La fe filosófica: Buenos Aires: Losada.

JONAS, H (1995): El principio de responsabilidad. Ensayo de una ética para la civilización tecnológica. Barcelona: Herder.

JUAN PABLO II (1998): Encíclica Fides et ratio: a los Obispos de la Iglesia Católica sobre las relaciones entre Fe y Razón. Roma 14/09. Disponible en http://www.vatican.va/holy_father/john_paul_ii/encyclicals/documents/hf_jp-ii_enc_14091998_fides-et-ratio_sp.html

KANT, I: Crítica de la razón pura. Madrid: Alfaguara.

KUHN, T S (1962): La estructura de las revoluciones científicas. FCE, México 19752.

LACADENA, J R (2001): Bioética y Religión: Javier Gafo in memoriam. Rev. Latinoamericana de Bioética. Ed. Especial 2001 No 1: 40-67.

LASZLO, E (1995): The interconnected universe: conceptual foundations of transdiciplinary unified theory. Singapore: World Scientific Publishing.

LOURAU, R (1975): El analisis institucional Buenos Aires: Amorrortu.

LOVELOCK, J E (1980): The Independent Practice of Science. The Co-Evolution Quarterly.Spring, 28.

LUHMANN, N (1990), Ich sehe was, was Du nicht siehst , en Soziologische Aufklärung 5 (Opladen, Westdeutscher V.) pp.228-234. PINTOS, J L (1994): La nueva plausibidad: la observación de segundo orden. EnNiklasLuhmann. Disponible en http://idd00qmm.eresmas.net/articulos/nuevaplau.htm#ftn20.

LYOTARD, J F (1986): Le Posmoderne expliqué aux enfants. París: Galilée. Trad. cast. E. Lynch como: La postmodernidad (explicada a los niños) Barcelona: Gedisa, 19996.

MEAD, G H (1982): La persona. En Espíritu, persona y sociedad. Barcelona, Paidós, pp. 167-248.

MILLER, J P (1996): The holistic curriculum. Toronto, ON: OISE Press.

MORIN, E (1990): Introducción al pensamiento complejo. Barcelona: Gedisa, 19973.

MORIN, E (1995): “Sobre la Interdisciplinariedad”. En Revista Complejidad, Año 1, Nº 0.

MORIN, E (1999): Les sept savoirsnécessaires à l’éducation du futur Paris, UNESCO Traducción al castellano por Mercedes Vallejo-Gómez: Los siete saberes necesarios para la educación del futuro (Barcelona: Paidos, 2001).

Morin, E y KERN, A B (1993): Terre patrie. París: Le Seuil.

MOTTA, R (1999):Complejidad, educación y transdisciplinariedad.En Revista Polis Nº 3.

MURRAY, E L (1986): Imaginative thinking and human existence. Pittsburgh, PA: Duquesne University Press.

NICOLESCU, B (1996): “Physique quantique et niveaux de Réalité”. En La Transdisciplinarité.Mónaco:Ed. Du Rocher.

PEAT, F D (1991): The philosopher stone: chaos, synchronicity, and the hidden order of the world. New York, NY: Bantam Books.

PINNAR, W, REYNOLDS, W, SLATTERY, P y TAUBMAN, PM (1995): Understanding curriculum. An introduction to the study of historical and contemporary curriculum discourses. New York, NY: Peter Lang.

PLATÓN: República. EnVerneaux, R (1982): Textos de los grandes filósofos. Edadantigua, Barcelona: Herder.

POTTER, R V (1971): Bioethics, Bridge to the future. Englewood Cliffs: Prentice-Hall.

PRIGOGINE, I (1996): The end of certainty. Time, chaos, and laws of nature. New York, NY: The Free Press.

PRIGOGINE, I y NICOLIS, G (1989): Exploring complexity: an introduction. New York, NY: Freeman and Company.

REA, Dy AMBROSE, K (1999): A conceptual continuum for facilitating complex education: teaching and learning on the edge of chaos. Paper Presented to the American Educational Research Association. Montreal, Canada, April, 1999.

SCHMIDT, L (2007): La Dignidad como fundamento de la Biopolítica y el Derecho. Trabajo de Ascenso para Profesor Titular de la Facultad de Derecho en la Universidad Católica Andrés Bello. Caracas: Biblioteca UCAB.

SCHMIDT, L (2008): ¿Qué es la Bioética? Bogotá: Memorias de la Semana Internacional de la Bioética, II Congreso Internacional de la Asociación Nacional de Bioética y IV Congreso Internacional de la Ética de la Investigación Científica. 8 al 12 de septiembre de 2008.

Steiner, G. (2002): Ciencia, tecnología y humanidades para el siglo XXI. En Tripodos nº 12. Barcelona.

STERNBERG, R (1998): Enseñar a pensar. Madrid: Siglo XXI.

SUARDÍAZ, J (s/f): La Bioética: diálogo entre Ciencia y Fe. Disponible en http://espaciolaical.org/contens/06/0650.pdf (14/08/2011).

TAYLOR, Ch (1996): Conclusión: los conflictos de la modernidad. En Fuentes del yo. La construcción de la identidad moderna. Barcelona, Paidós, pp. 517-543.

TOURAINE, A (1992): Critique de la modernité. Paris: Arthème. Trad. Cast. Crítica de la Modernidad. México: FCE.

TOURAINE, A (1997): ¿Podremos vivir juntos? Iguales y diferentes. Madrid, PPC.

VILAR, S (1997): La nueva racionalidad. Barcelona: Kairós.

WATTS, A W (1966): The book on the taboo against knowing who you are. New York, NY: Random House.

WHITEHEAD, A N (1925/1967): Science and the modern world. New York, NY: Free Press.

WHITEHEAD, A N (1929/1967): The aims of education. New York, NY: Free Press.

WILSON, E O (1999): Consilence: the unity of knowledge. New York, NY: Vintage Books.



ZIMAN, J M (1972): El conocimiento público. Un ensayo sobre la dimensión social de la ciencia. México: FCE.




Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos