Centros Espiritas en Ciudad de La Habana: 1929 – 1966



Descargar 219.86 Kb.
Página1/4
Fecha de conversión30.04.2019
Tamaño219.86 Kb.
Vistas51
Descargas0
  1   2   3   4

Aproximación al estudio de los Centros Espíritas en Ciudad de La Habana y La Habana: 1926 – 1966

Autora: Lic. Rachell Pescoso Molina

Instituto Cubano de Antropología
Introducción

La concepción filosófica del espiritismo vió la luz con Allan Kardec en 1957. Francés de origen, nació en Lyon en 1804 bajo el nombre de Hippolyte León Denizard Rivail, estudió las artes de la educación en Suiza, sobre lo cual publicó varios libros. Es en 1855 que se entrega a lo que sería su más grande pasión: El Espiritismo. En 1857 publica el primero de sus libros sobre el tema: “El libro de los Espíritus”, donde da a conocer todos los postulados sobre los que más tarde se regiría la doctrina espírita en todas las latitudes. Fundó en París, en 1858 la Sociedad Parisience de Estudios Espíritas. El cambio de nombre responde, según sus palabras, a un espíritu que le habló a su oído, diciéndole que ese sería, a partir de ese momento, el nombre por el cual le reconocerían.


El tema del Espiritismo siempre resulta interesante en los escenarios en que es tratado, y mejor aún cuando es parte de Talleres de reflexión y eventos, orientados al intercambio académico. Los más prestigiosos investigadores de nuestro país han dedicado parte de sus estudios al tema en cuestión, aportando información muy valiosa. Personalidades de la talla de Fernando Ortiz, Argelier León y Rómulo Lachatañeré han seguido los pasos de Kardec para adentrarse en este mundo desconocido que es “el más allá”.
¿Cómo comenzar una investigación sobre el Espiritismo?
La presente ponencia aborda el estudio desde las etnografías aplicadas al caso concreto de los Centros Espíritas de las provincias habaneras en el período comprendido entre los años 1926 – 1966.
La caracterización de las Centros Espíritas seleccionados abarca los rasgos fundamentales de organización, funcionamiento, motivación y principios teóricos de tipo espistemológico, los que adquieren concreción en los ejemplos a estudio.
Pretendo por tanto, no ser diferente, solo seguir el camino adecuado de la investigación que me he propuesto. El estudio etnográfico implica:

  • Una aproximación al concepto de Espiritismo

  • La caracterización de sus rasgos generales como filosofía

  • Un estudio de caso de una sociedad.

Para comenzar, es preciso esclarecer la definición de espiritismo de Allan Kardec y de Fernando Ortiz, y la diferencia que se establece del espiritualismo, término que según Kardec, no concentra dentro de su significado toda la magnitud del Espiritismo.


Partiendo de sus palabras, todas las religiones tiene un fundamento espiritualista, es decir, una doctrina opuesta al materialismo, coincidente con el concepto que da el Diccionario Filosófico quien por su parte lo considera como una “teoría idealista que considera al espíritu como primera base del mundo, el mundo material es la manera en que se manifiestan Dios y sus atributos; para otros es una ilusión de la conciencia humana. Los espiritualistas consideran que el alma existe con independencia del cuerpo.” (Diccionario Filosófico, pág 149). Para Kardec “Cualquiera que crea que hay en nosotros algo más que materia, es espiritualista, lo que no implica la creencia en los espíritus y en sus manifestaciones” (Allan Kardec, ¿Qué es el Espiritismo?, pág. 12. Versión digital).
Sin embargo, Don Fernado Ortiz consideró que los espiritualistas son aquellos “que siguen la doctrina filosófica que admite la existencia de espíritus, como seres distintos de otros que se dicen materiales”. (Angel Lago, Fernado Ortiz y sus estudios acerca del Espiritismo en Cuba, Centro de Investigación y Desarrollo de la Cultura Cubana Juan Marinello, pág 158). Esta definición, al igual que la kardeciana, asume a los espiritualistas como creyentes de algo más allá de la materia. La diferencia radica en que Ortiz considera a todos los espiritualistas como creyentes en los espíritus, sin embargo, Kardec asume una posición más limitada al respecto, considerando que no todo los espiritual es precisamente espíritu como alma que alguna vez fue parte de la materia, o en las manifestación de ello.
Ahora bien, el término Espiritismo, es un neologismo introducido por Kardec, en el Libro de los Espíritus escrito en 1857. En sus libros “¿Qué es el Espiritismo?” y “El espiritismo en su más simple expresión” Kardec refiere que “El Espiritismo es a la vez una ciencia de observación y una doctrina filosófica. Como ciencia práctica, consiste en las relaciones que pueden establecerse con los espíritus; como doctrina filosófica, comprende todas las consecuencias morales que se desprenden de semejantes relaciones. (...) es la ciencia que trata de la naturaleza, origen y destino de los espíritus, y sus relaciones con el mundo corporal” (Allan Kardec, ¿Qué es el Espiritismo?, pág 1, Versión digital), es “la doctrina fundada sobre la existencia, las manifestaciones y las enseñanzas de los Espíritus (...), está fundado sobre la existencia de los Espíritus” (Allan Kardec, El espiritismo en su más simple expresión, pág, versión digital).
Fernando Ortiz, por su parte, consideró a los espiritistas como aquellos que “creen en la supervivencia ultramundana del alma, en sus reencarnaciones, y en la comunicación de los vivos con los muertos por intervención de algún sujeto especialmente dotado, que se llama médium”. (Angel Lago, Fernado Ortiz y sus estudios acerca del Espiritismo en Cuba, Centro de Investigación y Desarrollo de la Cultura Cubana Juan Marinello, pág 157).
En resumen, la diferencia entre Espiritismo y Espiritualismo radica en que el primero implica la creencia en la vida después de la muerte, mientras el segundo no implica la creencia en la existencia de espíritus y en los fenómenos que devienen de estos.
El Espiritismo, sin embargo, comparte el predominio epistemológico de sustentación del Espiritualismo, ya que la existencia de espíritus y la posibilidad de comunicarnos con ellos, inducen a la creencia de la vida después de la muerte.
Allan Kardec estableció una doctrina espiritista, que fue la génesis de la filosofía espiritista en la que se basan sus seguidores, tanto de la variante científica, como de las variantes que proliferaron más tarde :

  • La existencia de Dios como inteligencia suprema, Creador Todopoderoso.

  • La existencia de espíritus, que son los seres inteligentes de la creación. La unión de los espíritus conectados es lo que forma el Espíritu Santo. Suponen que todos los seres humanos somos espíritus encarnados.

  • La existencia de una dualidad. El ser humano tiene cuerpo es lo material, lo físico; y el alma que es el espíritu. Estas dos dimensiones interactúan entre sí constantemente conectadas a través del periespíritu.

  • La reencarnacion como evolución del alma. Los espíritus tienen la posibilidad de reencarnar en las existencias materiales para evolucionar intelectual y moralmente mediante las lecciones que toman de la vida en cada encarnación. El objetivo de la reencarnacion es alcanzar la perfección del espíritu, luego de ello el espíritu no necesita reencarnar de nuevo, pues ya aprendieron a amar, a perdonar y a ser perdonados. Los espíritus de los seres humanos no encarnan en los animales, ya que ello sería una involución del alma, lo cual no va en congruencia con el objetivo de la reencarnacion.

  • La no existencia del infierno. Las consecuencias de los actos de los seres humanos determina las circunstancias de su mundo material y espiritual, es allí donde se aplica la Ley de Causa y Efecto.

  • La Mediumnidad como instrumento de comunicación de los espíritus no encarnados con el mundo material. Es una facultad sagrada de algunas personas, que no debe ser utilizada con fines lucrativos de ninguna índole. El propósito de la comunicación de los espíritus con el mundo material es revelar a la humanidad las Leyes Espirituales Universales, y educar al ser humano en la necesidad de evolucionar y progresar. El mal uso de la mediumnidad puede provocar la atracción de espíritus imperfectos que pueden producir problemas psicológicos y fisiológicos al medium, lo cual es llamado “obsesión”. También sostiene que todos los seres humano son mediums en algún grado, basado en la teoría de que todos recibimos espontáneamente comunicaciones con espíritus a través de los sueños, la meditación, etc. Además permite la comunicación de los espíritus que han abandonado el mundo material con los que aun se encuentran en este. Científicamente es la prueba de la existencia de un universo después de la muerte biológica.

En Cuba, en dependencia de la zona geográfica de establecimiento de aquellos que trajeron la filosofía espiritista, ha ido adoptando por sus practicantes modalidades con bases en raíces culturales diferentes. Las variantes más comunes que se pueden encontrar son las siguientes:



  • Espiritismo de caridad: Esta variante tiene características muy similares al espiritismo científico con respecto a las creencias que se adoptan como fundamento. La diferencia radica en el uso durante sus prácticas de un ritual llamado despojo o santiguación, que tiene la intención de conceder el beneficio o la caridad a quien lo solicite, este generalmente se presenta con dificultades de salud o padecimiento de alguna enfermedad. Estas peticiones se hacen a través de los mediums, quienes se comunican con los espíritus para dicha labor.

  • Espiritismo de cordón: También conocido como Orilé, definición que recibiera de Fernando Ortíz. Su nombre proviene del ritual que utilizan los mediums para comunicarse con los espíritus, el cual consiste en hacer un círculo girando siempre en sentido contrario a las manecillas del reloj o sin girar, haciendo un movimiento fuerte con las manos de arriba hacia abajo, y dando patadas en el suelo de forma rítmica. Durante este proceso el medium principal entona un canto al que responden todos a coro. Luego cesan las voces y los participantes comienzan a emitir un sonido gutural. Toda esta ceremonia siempre está precedida por una preparación mental de los particpantes a través de instrucciones, oraciones y meditaciones. Como el resto de las variantes, está basado en las doctrinas de Kardec también, aunque estas suelen ser vulgarizadas o simplificadas por sus seguidores. El rasgo sobresaliente de esta variante es la práctica ritual, donde utilizan la comunicación con los espíritus a través de los mediums, además de utilizar otros rituales como las misas espirituales, los despojos, santiguaciones, consultas espirituales, estas ya de forma más individual. Esta práctica está muy ligada a los conceptos de reencarnacion y concesión de la caridad, lo cual es fundamental en esas creencias. Sus adeptos están muy arraigados a la creencia de que la tierra es el mundo de expiación de los espíritus, lo cual coincide con la teoría del espiritismo de mesa sobre la perfección del espíritu mediante la experiencia que se adquiere en el mundo material. Además también consideran válida la Ley de Causa y Efecto de Kardec, y la filosofía de que el espiritismo es una ciencia y no una religión. A pesar de ello, es común encontrar cordoneros que desconozcan estas filosofías de su propia práctica.

  • Espiritismo cruzado: Es el resultado del sincretismo entre el espiritismo científico y las religiones de ascendencia africanas, como la Regla de Ocha o Santería, las Reglas de Palo Monte, la sociedad secreta de Abakuá y el catolicismo, entre otras creencias. En sus rituales es común observar la presencia de imágenes católicas o representaciones africanas, frutas u objetos de hierro, cazuelas de hierro, el sacrificio de animales, bebidas alcohólicas y plantas que se utilizan en las limpiezas rituales. Sus practicantes trabajan de manera individual aunque pueden reunirse para hacer algún trabajo. Se caracteriza por la ausencia de un clero profesional, rituales sencillos y un ceremonial poco costoso. Aunque mantiene la comunicación con los espíritus a través de los mediums.

En esencia, y utilizando las palabras de Ana Rosa Aparicio, el “Espiritismo moderno es la doctrina espiritista, codificada y elaborada conceptualmente por el francés Allan Kardec. Él sostuvo que el espíritu adquiere envoltura terrenal y perecedera, que es destruida por la muerte, aunque esta no destruya el periespíritu (vínculo del alma con el cuerpo), que confirma un cuerpo fluido e invisible que puede hacerse visible en las manifestaciones espiritistas. El espíritu es inmortal y sigue un camino de progreso y de elevación a través de las personas con facultades especiales, conocidas como mediums. Dios es concebido como la fuente y origen de todo lo existente, omnipresente, omnisapiente y de bondad infinita. Kardec afirmaba que las manifestaciones espiritistas y la comunicación con los espíritus había existido desde la más remota antigüedad. El espiritismo moderno constituía la tercera revelación divina – las anteriores eran las de Moisés y Jesús – y era considerado como una doctrina de carácter científico, filosófico y moral, y no como una religión”. (Ana Rosa Aparicio, Ponencia: El Espiritismo en Cuba. Sus variantes. 9no Coloquio Internacional de Cultura Afroamericana)


Luego de haber hecho una somera explicación del Espiritismo desde sus orígenes, y especialmente de sus doctrinas, pretendo ahora adentrarme en el mundo que han creado las Asociaciones cuyo objeto social es precisamente este o no otro: Espíritas, cuya finalidad es la preservación, el sostenimiento y fomento de esta filosofía y práctica en Cuba.
Desarrollo

El estudio que presento tiene como fuente directa los fondos que atesora el Archivo Nacional de Cuba, revisado e inventariado para esta primera etapa en la categoría de Centros Espíritas o Espiritas, aunque se encontraron otras denominaciones que aparecen tales como: a) Sociedades Espiritas, de estudios Psíquicos o Psicológicos, etc.; b) las Asociaciones; c) los Grupos; d) Federaciones; e) Uniones; f) Confederaciones; g) e Institutos. A pesar de la variedad de definiciones que asumen los grupos humanos aquí reunidos conforma a sus prácticas, en los expedientes suele encontrarse cualquiera de estas palabras para una misma asociación empleadas indistintamente, aunque predominan mayormente los conceptos de Centro, Asociación o Sociedad.


Las Sociedades Espiritistas o Centros Espíritas son organizaciones no lucrativas dedicadas al estudio, la práctica y la divulgación del conocimiento espiritual y sus implicaciones éticas, religiosas y científicas. Ortiz las llamó templos, que sería el lugar donde se realizarían los rituales y ceremonias de la asociación. Esta identificación puede resultar interesante para analizar en la próxima etapa.
En los expedientes consultados, la información que poseen sobre las sesiones de espiritismo o las doctrinas son escasas, sin embargo recoge los reglamentos, las actas de constitución provisional y definitiva, balances de tesorería, actas de juntas de elecciones, relaciones de directivas y de asociados, tipos de socios, cambios de domicilio, resoluciones, decretos, informes policiales, notificaciones de intervención del local y de los bienes de la asociación, comunicación de disolución y cancelación del libro de registro asociaciones. Estos documentos esclarecen el objeto social, el tipo de gobierno, el período de gobernación, la fecha de elecciones, la cronología de movimientos importantes dentro de la institución; así como la membresía, los requisitos de admisión, las obligaciones de los miembros, funcionamiento, fondos, etc.
Es importante resaltar la existencia, aunque de pocos hasta el momento, de algunos Centros que muy explícitamente afirman seguir las doctrinas espiritistas de Allan Kardec, como son el Centro La Unión, Centro Espirita José Manuel Adrián, Centro Espirita La Fe, este último con el detalle de considerar su objeto espirita – cristiana. El resto de los centros, no lo explicitan en sus reglamente, pero en las actas de reuniones de algunos, se aprecia o declara esta inclinación en su contenido espírita.
La mayoría de los Centros que han servido a esta caracterización fueron cancelados por el Gobierno Provincial Revolucionario entre los años 1960 y 1966, por la “no notificación de sus acuerdos, remociones de juntas directivas, remisión de balances y cambios de domicilio, etc.” (tomado de los documentos de cancelación de los expedientes). Durante este período coincidieron determinados nombres de funcionarios gubernamentales en buena parte de los documentos emitidos, tanto para la aprobación, como para la cancelación, por ejemplo:

  • Antonio Gómez Lemus. Jefe de Departamento de Asociaciones. Documentos de cancelación

  • José R. Cortina. Jefe de Departamento de Asociaciones. Documentos de cancelación.

  • Nicolás Duarte Cajides. Secretario de la Administración Provincial. Documentos de aprobación.

  • Armando Renoval. Jefe de registro de Asociaciones. Documentos de cancelación.

  • Héctor Ravelo Fortes. Comisionado del Gobierno Provincial Revolucionario de La Habana.

A continuación se presenta una descripción más detallada del contenido de los expedientes consultados en el Archivo Nacional.


Descripción de Documentos

  • Decreto: revisión y aprobación de asentamiento al Registro de Asociaciones: este documento recoge los datos generales de la asociación para su asentamiento en el Registro Especial de Asociaciones, aquí aparece:

  • Nombre oficial de la Asociación, bajo el cual fue inscrito en el Registro de Asociaciones

  • Domicilio: lugar donde sesionará o se reunirá la Asociación

  • Objeto o fin social del mismo:

  • Espírita: aunque se encontró esta denominación en la clasificación de la mayoría de los expedientes, en la descripción que hicieran luego en el Reglamento de la Asociación, los fines de muchos de estos Centros tenían una dirección más espiritual. En otros se mezclan lo espiritista con lo psicológico o con otras manifestaciones religiosas como el Centro de Estudios Psíquicos Hermana Zerep.

  • Caridad: el término encierra precisamente en su contenido las acciones de los centros que realizan esta labor, la curación y sanción de enfermedades y padecimientos a quienes lo soliciten, a través de la comunicación del médium del centro con los espíritus.

  • Espirita Cristiano: con este fin solo se encontró el Centro Espirita La Fe, el cual aseguraba tomar los principios de la escuela de Allan Kardec, así establecido en el Artículo 2 de su reglamento.

  • Tipo de Gobierno:

  • Junta Directiva

  • Directiva

  • Comité Ejecutivo

  • Período de Gobierno, que por lo general oscila entre 1 año y 4 años, aunque podía variar en caso de renuncia o fallecimiento, para lo que se convocaba a una Junta General Extraordinaria al efecto de unas elecciones.

  • Elecciones

  • Fecha: período de celebración, día de la semana; generalmente de carácter fijo

  • En caso de disolución, especifican el destino al que serían dedicados los fondos del Centro al momento de la cancelación. La mayoría se dirigen a beneficencia, ejemplo: la más frecuente es la Casa de Beneficencia y Maternidad de La Habana, luego el Hospital de San Lázaro. En los expedientes de la Casa de Maternidad y Beneficencia que se consultaron, las actas más antiguas que se encontraron datan de 1801. Esta institución se dedicó al acogimiento de niños desamparados, a los que se les daba una educación y se les instruía en disímiles artes como beneficio económico para la institución. Luego, a cada uno se le procuraría un futuro mejor. Por orden de su Majestad La Reina de España, se dividieron en Casa de Beneficencia y Casa de Maternidad o Casa Cuna, como también se les conocía. Luego regresaron a su estado inicial.

  • Reglamento: requisito indispensable a presentar al Registro de Asociaciones para aprobación de la constitución del Centro. Se presenta al registro para su revisión, ya que debe incluir determinados elementos en su confección. En este documentos se encuentra:

  • Los mismos aspectos anteriores se encuentran reflejados en el Reglamento más detallados.

  • Tipos de membresía:

  • Socio fundador: aquellos que constituyeron el Centro inicialmente

  • Socio Protector: aquellos que aportan grandes sumas o valores al Centro

  • Socio de número o numerario: los que ingresan luego de la constitución del Centro

  • Requisitos para la admisión: Puede darse el caso de que en un mismo reglamento coincidan varios de estos requisitos

  • Ser presentado por uno o dos miembros del Centro. Este requisito aparece en casi todas las asociaciones, los miembros que representan al interesado responden por su conducta moral y social ante la Asociación.

  • Hacer una solicitud por escrito y entregarla al Secretario del Centro

  • Se admiten a los nuevos ingresos por mayoría de votos

  • Solo en una Asociación se encontró como requisito mostrar los documentos que acreditaran su condición de propietario, arrendatario o porteador por línea particular del interesado (Centro Espirita Lázaro de la Caridad), ya que este solo se circunscribía a estos trabajadores

  • En muchos casos la Junta Directiva se toma el derecho de admitir o rechazar a los interesados en ingresar al Centro.

  • Tipos de sesiones y actividades que se realizaban:

  • Junta Directiva Ordinaria: reunión de la Directiva del Centro para la discusión de temas administrativos, a la que no podían asistir los miembros regulares. Se tomaban acuerdos que solo conferían a la Directiva

  • Junta General Ordinaria: sesión en la que se reunían todos los miembros del Centro, para discutir temas de interés y en algunos casos se efectuaban sesiones espiritistas. Dichas reuniones eran presididas por la Directiva. En este también se podían tomar acuerdos (por mayoría de votos o una muestra significativa del quórum).

  • Juntas Extraordinarias: eran convocadas por la Directiva o a petición de un grupo de miembros interesados en la discusión de algún tema especifico que no pudiera esperar, fuera de la fecha de las Juntas Ordinarias. Por ejemplo: Junta General Extraordinaria para la disolución del Centro.

  • Sesiones o misas espirituales en los casos en que la realizaban, aunque podía coincidir con la Junta General Ordinaria. (Centro Espirita Hijos de Dios, Centro Espirita José Manuel Adrián, Centro Espirita Indio Neney)

  • Festividades de orden religioso que coincidían con las celebraciones populares. (Centro Psíquico Afrocubano Elena López)

  • Recursos: fondos de los que dispondría el Centro para su manutención y realización de actividades:

  • Cuotas mensuales: que podrían ser tarifas fijas o con un mínimo y un máximo de ingreso establecido.

  • Aportes voluntarios: estos podrían ser de los socios protectores de la asociación o ser la forma de pago de los miembros.

  • Composición y funcionamiento de la Junta Directiva. Todos sus miembros estaban en la obligación de asistir a todas las reuniones.

  • Presidente: encargado de representar el Centro, tanto en asuntos legales como no legales, vela por el cumplimiento del reglamento y por el orden y conducta de los miembros dentro y fuera de las reuniones.

  • Secretario de Actas: encargado de mantener al día los libros de Actas y Registro de Asociados, además de levantar acta en las sesiones realizadas. Para la ocupación de este cargo el miembro debía ser un Letrado en ejercicio.

  • Secretario de Correspondencia: encargado de enviar y responder la correspondencia del Centro, siempre con previa aprobación del Presidente

  • Tesorero: encargado de llevar los fondos de la Asociación, mantener control sobre ello, y de entregar un balance cada cierto tiempo al Centro en el que se justifican los gastos.

  • Vices: encargados de sustituir a los titular en caso de ausencia, renuncia, enfermedad o muerte del mismo. Mantienen las mismas atribuciones.

  • Vocales: encargados de sustituir a los Vices y a los titulares en su ausencia, manteniendo las mismas atribuciones, además de realizar cualquier encomienda asignada por la Directiva.

  • Derechos y deberes de la membresía:

  • Cuotas a pagar:

  • Asistencia a las reuniones, que por lo general tenia carácter obligatorio.

  • Conducta moral y social a seguir, la cual no debía perjudicar la reputación y el status social de la Asociación. En caso de no cumplir con estas normativas sería expulsado del Centro.

  • Tiempo de espera en caso de no abonar las cuotas establecidas sin una justificación informada a la Directiva, considerándose como baja luego de este tiempo.

  • Derecho al voto y a ser candidato a la Directiva, bajo el cumplimiento de determinados requisitos, además de gozar de los beneficios de la asociación. En algunos casos estos beneficios incluían la consulta individual con los mediums. (Centro Espirita Hijos de Dios, Centro Espirita Gregoria, Centro Espirita José Manuel Adrián, Centro Espirita Julián Rodríguez, Centro Espirita de la Hermana Olaya, Centro Espirita Indio Neney)

  • Los mediums: aunque no se encontró registro de mediums en todos los expedientes, en los que sí se encontraron se manifestaban sus consultas a los miembros de forma individual aunque con la observación de que no podía ser durante las sesiones colectivas, en estas solo se hacían preguntas de interés general para la asociación.

Otros documentos encontrados en los expedientes:

  • Resoluciones de cancelación emitidas por el Gobierno Provincial Revolucionario de La Habana.

  • Notificación al Registro de Asociaciones de cambio de Domicilio.

  • Peticiones de cancelación al Gobierno provincial emitidas por el Registro de Asociaciones, mayormente por falta de entrega de documentos reglamentarios de los Centros al Registro de Asociaciones

  • Cartas de notificación al Centro sobre detalles del funcionamiento desde el Registro de Asociaciones.

  • Actas de reuniones del Centro, balances de fondos, remociones de la Junta Directiva, cartas de renuncia de algún miembro de la Directiva.





Compartir con tus amigos:
  1   2   3   4


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos