Capitulo I



Descargar 163.5 Kb.
Página2/4
Fecha de conversión10.12.2017
Tamaño163.5 Kb.
Vistas244
Descargas0
1   2   3   4

En el estado positivo el hombre no busca saber que son las cosas, sino que mediante la experiencia y la observación trata de explicar como se comportan, describiéndolas solo fenoménicamente, e intentando deducir sus leyes generales, útiles para prever, controlar y dominar la naturaleza (y la sociedad) en provecho de la humanidad.

Se destaca la concepción social de la naturaleza. La ciencia natural es en su cualidad última social. Para el positivismo no hay, para la ciencia, conocimiento natural, que no sea socialmente construido y determinado, pero por otra parte, la dimensión social, sólo admite un estudio científico positivo, que es lo que tradicionalmente llamamos natural.

Por lo tanto el positivismo se constituye en una filosofía de los comportamientos de los fenómenos naturales y sociales donde, la precisión que busca es práctica más que absoluta y por tanto histórico y socialmente constituida.
EL PRAGMATISMO:
Se conoce como fenomenismo. Agrega a esta característica una visión constructivista y social de la naturaleza, realista, a diferencia del nominalismo positivo, que no le impide como al positivismo, esbozar una concepción antiesencialista y antiabsolutista de la verdad, que soporte, sin embargo, un límite al relativismo radical escéptico. De este modo, el pragmatismo, como el positivismo, conservan una idea de verdad no absoluta, a partir del lugar especial que le dan a la noción de verificación y al peso específico que le otorgan a la posibilidad de analizar la experiencia.

El pragmatismo pretende aportar un método para la resolución de las disputas metafísicas de la filosofía, método que puede extenderse a la práctica científica, ya que es posible la práctica científica y el pensamiento especulativo también, siempre que siga uno un método útil de dilucidación de las disputas que en ambos campos se generan. No descartando así entidades no observables en su consideración (la diferencia practica).

El pragmatismo más que una filosofía de la ciencia deberíamos definirlo como un método para la dilucidación de problemas de la filosofía y/o la ciencia.
CONCLUSIONES:
Desde el punto de vista del positivismo, el comportamiento observable es aquel que admite un modo especial de análisis en el abordaje de lo natural, un análisis lógico matemático. Por eso mismo Watson reconoce en Wundt un proyecto de psicología científica, no obstante criticar su consideración de la conciencia como objeto legitimo de estudio. Ya que la conciencia es entendida como una falso problema heredado de la creencia en el dualismo mente – cuerpo. El comportamiento (como fenómeno y realidad ultima e intraspasable de análisis, pero no sustancial sino funcionalmente definida), desde el punto de vista de su definición pragmática, pero positivamente limitada al juego de relaciones lógico matemáticamente analizables.

La función del comportamiento definida a través del estimulo y la respuesta, como variables en relación mutua, hace cerrar el circulo funcional pragmático y positivo.

El comportamiento es cualquier fenómeno que sea objetivamente analizable (criterio de observación) y que presente una relación funcional de antecedente y consecuente (criterio pragmático de pretensión predictiva y a la vez de la naturaleza descriptiva del método). Así será aplicado estos criterios a las acciones y prácticas humanas consideradas como comportamientos que admiten un estudio científico natural, es decir positivo.
REVISION DEL CONDUCTISMO: si el comportamiento no supone sustancia alguna, más que la descripción de relaciones funcionales entre antecedentes y consecuentes, esta misma operacionalización, permite por principio, la inclusión de fenómenos mentales y/o psíquicos igualmente medibles, en términos analítico funcionales. Reduce los idearios del positivismo al considerar a los fenómenos (comportamientos) físicos y/o psíquicos, realidades ontologicamente mas fuertes y distinguibles, de los comportamientos y/o fenómenos psíquicos. Así pervive el dualismo filosófico.

Es decir, Watson sostiene el mismo dualismo filosófico que rechaza, de otro modo la nada de existencia real, mas allá de su dimensión lógica funcional, de las entidades mentales, no es distinta, a la de la sustancia física o química. Estas ultimas son, ontologicamente y metodológicamente indistinguibles, respectó de las primeras, para el positivismo bien entendido – y su programa de unidad metodologica de las ciencias naturales y sociales.



CAPITULO IV

PSICOLOGIA DE LA GESTALT:


Hace del ámbito de la percepción su campo y sobre el asienta su psicología entera y desde ahí decide las condiciones del método, del procedimiento de las experiencias y construye sus objetos.
Wertheimer: recorta dentro del ámbito general de la percepción, el de la percepción del movimiento y dentro de este, el del movimiento aparente y lo denomina “fenómeno q”. El termino fenómeno remite para la Gestalt a lo que se da en la experiencia inmediata. Sujeto y objeto se hallan involucrados en el fenómeno, el cual es en principio experiencia inmediata, espontánea y global, pero fragmentaria, a la cual la ciencia debe restituir sus determinaciones no inmediatamente accesibles.
El fenómeno q del movimiento aparente, como resultado de la estimulación de dos puntos discontinuos, que no obstante se percibe un movimiento, era explicado por sus contemporáneos como efecto de una traza continua de elementos estimulados en la retina y su proyección en el cerebro. Tal traza seria una línea continua, constituida por la suma de la serie de cada uno de los elementos receptores estimulados. La suposición de la “inferencia inconsciente”, definida como elementos que desde la percepción pasada, se asocian a la percepción actual y la corrigen, deducen por consecuencia un posterior error de juicio que provoca la ilusión del movimiento.
El atomismo supone que la realidad, esta constituida por unidades indivisibles. De este modo lo real esta constituido por la combinación de elementos simples e indivisibles, y su ordenamiento en un orden creciente de complejidad da lugar a la diversidad de los fenómenos. Por su parte el asociacionismo es su otra cara, da cuenta del como de la combinación de los elementos. Sosteniendo que las leyes de la asociación regulan la organización de las impresiones en la imaginación. Los Gestaltistas no niegan la existencia de la historia o la génesis, solo se proponen, que estas no sean infatuadas como causa y bloqueen la posibilidad de considerar las relaciones actuales en su conjunto como determinantes.
La ciencia se habría abocado a captar las relaciones de causa y efecto, el encadenamiento de un elemento a otro, que puede satisfacer a las preguntas del que y el como, sin poder dar cuenta a las del porque, y del sentido solo accesibles cuando se consideran las relaciones del todo. Sustituyen de su vocabulario la noción de hecho científico por la de fenómeno y también el término sensación por el de percepción.
La construcción de las leyes o principios de la Gestalt, que servirán para prever y dar cuenta de los procesos de organización de la configuración, o Gestalt:
- carácter de miembro: destaca la determinación de la(s) parte(s) en función de la organización de las relaciones en el sistema actual. Tal principio, significa un golpe al postulado de la ciencia clásica que supone una regla inversa: partir de los elementos y por combinación llegar a lo complejo. El gestaltista no niega la existencia de los elementos, pero afirma que en cada momento la identidad, la función y el valor de estos esta determinado por las leyes de organización del todo. Gestalt nombra el carácter relacional, organizado y determinante de ese todo.
- principio de buena forma: rige la dinámica de realización de la forma, siempre dirigida hacia la organización mas regular, simple y estable.
Los principios o reglas de la organización perceptual:
- Principio de segregación figura – fondo: da cuenta de la tendencia de la organización perceptual de separar figuras de fondos, siguiendo un numero de variables posibles, como contraste, color, tamaño, textura, etc.
- Principio de proximidad: las relaciones de cercanía tienden a la organización de subconjuntos.
- Principio de similaridad: observa la tendencia a ordenar configuraciones basadas en las relaciones de semejanza.
- Principio de buen cierre: indica la tendencia a organizar las percepciones siguiendo las facilitaciones que le proveen las simetrías, las regularidades y simplicidad. Es el caso del principio de la buena forma.
Lo que el Gestaltista tiene en claro es que estas no son leyes y principios de la percepción, sino halladas a través de investigaciones en el ámbito de la percepción, sin que por eso le sean exclusivas. Tales principios y leyes, lo son de la configuración de los todos, esto es, de las estructuras reales, presentes tanto en el orden inorgánico, biológico y espiritual.

Lo que verdaderamente se opone para ellos ya no es la explicación y la comprensión, como tampoco la cantidad y la cualidad, sino el uso parcial, que remite a la explicación al ámbito de los elementos y a sus relaciones de causa y efecto. Esta modalidad se opone a la consideración de un juego de relaciones funcionales y dinámicas de un campo mayor y determinante de los elementos, la Gestalt. “El todo es mas que la suma de las partes”, pues la suma de partes no seria mas que una acumulación de comprobaciones de relaciones entre elementos, que por su regularidad se establecen como explicaciones causales y justamente dejaría de lado la comprensión de la significación y el sentido que esas relaciones y elementos adquieren en función de la dinámica de ese todo. Esta frase luego se transforma en “El todo es otra cosa que la suma de sus partes”. Esta afirmación ya no deja la concesión de partir de los elementos, este método tiene un punto de partida equivocado y lleva a otra parte. Los elementos no preceden al todo o a la Gestalt, sino que al contrario, son su producto. La Gestalt se considera en cuanto tal, y como originaria. En el primer planteo preexisten los elementos, mientras que en el segundo son efecto de las relaciones dadas en el campo.


El principio de Isomorfismo supone entre los tres ámbitos una relación isomorfica. Así los procesos físicos, somáticos y mentales correspondientes a un mismo fenómeno, mas allá de su diferencia en cuanto a sus dominios y a los elementos heterogéneos, poseerían una estructura funcional semejante entre sí. Su organización se da siguiendo los mismos principios y leyes en cada uno de ellos. Así los principios de configuración del movimiento de átomos y moléculas del cerebro y sus estados funcionales serian dinámica y funcionalmente semejantes a los de los sentimientos y pensamientos. Sus correspondencias estarían dadas por las propiedades estructurales esenciales y comunes a los tres ámbitos, y a la intelección de estas propiedades estructurales comunes apuntan los principios y leyes de la Gestalt. La Gestalt con este principio pretende afirmar un determinismo estructural presente en lo real, y busca establecer su legalidad.
De lo que se trata es del descubrimiento de la forma misma en tanto tal, y no como un efecto de la combinación de elementos previos. Para la Gestalt lo real se da en tanto que forma, configuración, o estructura, Gestalt. Es necesario y prioritario a su método partir de la consideración del todo, de la Gestalt como el hecho originario y no al cual arribar a partir de los elementos. Es mas, la Gestalt rechaza la posibilidad de que tales elementos existan previamente como tales, independientes y previos a su determinación por la Gestalt.

CAPITULO V
JEAN PIAGET: EPISTEMOLOGIA GENETICA
Los problemas del conocimiento están, según Piaget, fuera del alcance de la filosofía especulativa y deben ser abordados desde la perspectiva de la ciencia. ¿Cómo se empieza a conocer?

El desarrollo cognitivo constituye para él, un proceso natural adaptativo que, como tal, no tiene un comienzo absoluto sino que es solidario del proceso adaptativo general de lo viviente.

Centra la atención en las relaciones que están implicadas en el proceso cognitivo. Para Piaget, el conocimiento se “construye” en un proceso interactivo entre el organismo y el medio.

Recurrirá a dos campos de investigación que pondrá al servicio del análisis epistemológico: los estudios psicogénicos (desarrollo de los procesos cognoscitivos) y los estudios históricos – críticos (desarrollo de las ciencias).

La alternativa epistemológica piagetiana es: constructivismo, plateado al desarrollo del conocimiento como un conjunto de procesos funcionalmente continuos y estructuralmente discontinuos que se inician en los niveles más elementales, en el niño, y se continúan hasta las formas más abstractas de la ciencia.
Su concepto de estructura, da cuenta de un momento, en un proceso, que consiste en una sucesión de estructuraciones y desestructuraciones. El proceso gracias al cual se construye el conocimiento consiste en establecer relaciones, identificar interrelaciones, con las cuales se van organizando, por etapas, los datos provenientes de la experiencia, y donde la construcción de una nueva etapa, a partir de la anterior, implica procesos de integración y de construcción.

Sostiene que en el desarrollo mental existen elementos variables y otros invariantes. Se refiere a estructuras variables y a funciones invariantes; como son la “adaptación” (equilibrio entre asimilación y acomodación) y la “organización” (equilibrio entre las partes y el todo).



Como quería explicar los mecanismos funcionales del pensamiento, y como consideraba a la racionalidad en tanto síntesis de aquél, su tarea se centro en entender la manera en la que estos invariantes funcionales determinan las categorías de la razón.
Desde la perspectiva constructivita – dado que los elementos de una totalidad no pueden ser concebidos independientemente de las relaciones que los vinculan sino, que precisamente, son las relaciones las que componen la realidad – esta psicología delimita como objeto de estudio: a las estructuras entendidas como formas de organización dinámicas de los campos operatorios, pasibles de sucesivas transformaciones. El método para acceder a dicho objeto se lo reconoce como: clínico – experimental, mediante el cual a partir de la observación clínica del modo en el que los niños resuelven distintas situaciones que se le presentan, Piaget analiza los resultados desde una perspectiva histórico – critica, es decir tomando en cuenta como ha sido abordado, concebido históricamente lo que resulta de la experimentación.
El sujeto es quien organiza los datos que proveen los objetos y al mismo tiempo organiza sus propias acciones. Piaget, experimentado, llega a la conclusión de que no hay categorías a priori, sino que tales conceptos se van construyendo de manera progresiva en el individuo siguiendo un camino que es constante para toda la especie.
Para Piaget, lo que permite comprender son siempre “operaciones”, esto es, actividades estructurantes organizadas en sistemas equilibrados. Dichas operaciones se hallan siempre coordinadas en sistemas y constituyen “campos operatorios”. Estas “estructuras o formas” no provienen ni de las cosas mismas ni de una facultad formadora, se constituyen en el accionar del sujeto sobre el objeto. Critica con ello a los gestaltistas por no haber precisado en el origen de las estructuras y por haberse limitado a decir que dichas “formas” se imponen necesariamente al sujeto en una situación dada. Lo que las investigaciones de la Gestalt explican mediante una estructuración del campo de la percepción, Piaget lo atribuye al proceso de “asimilación”, en la estructuración cognitiva. Según la teoría de la Gestalt, el sujeto que percibe una “forma” (estimulo) comprende rápidamente su organización y su significado, y concluye allí el proceso de adaptación. Piaget asegura que su teoría de la asimilación pretende superar la teoría de las formas y que su noción de “esquema” puede comprarse a una “forma” o Gestalt convertida en dinámica.
El desarrollo cognitivo entendido en los términos de continuidad funcional con discontinuidad estructural. Los instrumentos para la adquisición de los conocimientos son los mismos: “asimilación” y “acomodación”. Estos instrumentos se originan en la “acción”. Dado que el desarrollo cognitivo es un proceso interactivo entre el sujeto y el medio, todo conocimiento siempre implica la acción del objeto – con sus propiedades físicas, sociales y culturales – sobre el sujeto, y la acción del sujeto – con la organización de sus esquemas de asimilación – sobre el objeto. Dicha acción siempre conlleva por un lado, a una transformación del objeto (física o conceptual) y por otro lado conlleva a una transformación del sujeto en cuanto a ampliar el dominio de aplicación de sus estructuras o modificar sus esquemas cognitivos como resultado de la interacción con el mundo. De esta manera, el desarrollo cognitivo además de ser un proceso interactivo es también un proceso constructivo, y este modo de caracterizarlo se refiere a que hay reorganizaciones parciales que obligan a realizar una reestructuración total de los esquemas cognitivos. Dicha reestructuración tendrá cierta estabilidad por un tiempo, hasta que nuevas crisis cognitivas obliguen a una nueva reestructuración, tendiente a alcanzar nuevamente el equilibrio
EPISTEMOLOGIA GENETICA:
Analizar la construcción de las disciplinas científicas estudiando la génesis de las estructuras cognoscitivas en los niños dado que existe una continuidad entre el pensamiento precientifico y el científico y los procesos intelectuales superiores se basan en categorías lógico – matemáticas y las teorías científicas están construidas por operaciones lógico – matemáticas.
PSICOLOGIA GENETICA:
Teoría sobre el desarrollo de las estructuras cognoscitivas. Su objetivo es estudiar la génesis y los procesos de construcción de las conductas inteligentes.

Inteligencia:
La inteligencia es la forma superior de equilibrio hacia la cual tienden todas las llamadas facultades, la inteligencia subsume a las funciones psíquicas. La inteligencia es un punto de llegada, es el resultado de un proceso de construcción.

La inteligencia “es la adaptación mental mas avanzada, es decir el instrumento indispensable de los intercambios entre el sujeto y el universo”


Adaptación:
La adaptación es caracterizada como un equilibrio entre las acciones del organismo sobre el medio y las acciones del medio sobre el organismo. En el proceso de adaptación intervienen dos mecanismos: la asimilación y la acomodación.

Toda conducta se presenta como una adaptación. La acción tiende a restablecer ese equilibrio. Una conducta constituye un caso particular de intercambio entre el mundo exterior y el sujeto. “Todo intercambio con el medio supone a la vez una estructuración y una valoración.”


La asimilación refiere a la relación del organismo con el medio, o con los objetos. La asimilación mental es la incorporación de los objetos en los esquemas de la conducta. Estos esquemas son susceptibles de repetirse activamente frente a un nuevo objeto. La asimilación es el proceso por el cual se integran los objetos y se los adapta a esquemas ya consolidados y constituidos.

El mecanismo que permite la adaptación es la acomodación. Complementaria a la asimilación, refiere a la acción del objeto sobre el sujeto; que lo lleva a modificar el ciclo asimilador, acomodando los esquemas de acción acorde a las características del medio o de los objetos. La acomodación es el proceso en el cual los esquemas se reconfiguran, transforman y reestructuran internamente en virtud de las propiedades de los objetos.
Equilibrio:
La adaptación es el equilibrio entre los mecanismos de asimilación y acomodación. Si el proceso asimilador no es funcional, la acomodación implicara un nuevo esquema. Esta nueva adquisición de una conducta (motora o mental) será incorporada mediante una serie de transformaciones en las estructuras ya existentes. Este es un proceso de equilibracion.
Estructura:
La inteligencia es la forma de equilibrio hacia la cual tienden todas las estructuras.

Cada estructura nueva, en tanto que su sucesión se halla sometida a las necesidades de un equilibrio que debe ser cada vez más móvil, en función de una complejidad creciente; resulta que las estructuras mas elementales son menos flexibles, por lo tanto a mayor complejidad, mayor ductilidad.


Estructura: totalidad, transformaciones y autorregulación.
El concepto de totalidad refiere a que una estructura, si bien esta formada por elementos, estos se encuentran subordinados a las leyes que caracterizan al sistema y esas leyes confieren al todo propiedades de conjunto distintas de las de los elementos que las constituyen.

Las totalidades estructuradas responden a un sistema de transformaciones. Este rasgo refiere al carácter dinámico, no estático de las estructuras, que permite pasar de un nivel de menor conocimiento a uno de mayor y a la complejizacion de las estructuras cognoscitivas.


En el proceso de autorregulación intervienen tres procedimientos: ritmos, regulaciones y operaciones; que suponen una complejidad progresiva. El ritmo es el de menor complejidad y se encuentra en todas la escalas biológicas y es el mas rígido. La regulación rítmica puede encontrarse en conductas periódicas (el hambre). Posibilidad de la corrección de una acción acorde a la información recibida o sea la corrección de una acción en función de sus resultados. Las operaciones son las transformaciones posibilitadas por el pensamiento lógico. Una operación es una acción interiorizada, una reconstrucción de las acciones sensorias motrices mediante la función semiótica. Es decir, una acción que puede ser representada mediante imágenes y el lenguaje. La operación implica una mayor complejidad en las estructuras y se caracteriza por la reversibilidad.
El primer supuesto de Piaget es que hay conocimiento. La experiencia de hacer a un objeto cognoscible puede entenderse en términos de dos procesos interrelacionados: la asimilación y la acomodación. Definen dos movimientos complementarios de los actos inteligentes, aquellos de los cuales resultan los conocimientos.
El conocimiento es ante todo una acción. La acción cognoscitiva es la ruta en la cual no solo se construyen los objetos sino que también se construye la inteligencia. La inteligencia opera trasformando el mundo, y a su vez se ve transformada y se reconoce como sujeto al interior de este proceso de interacción con los objetos. La inteligencia conoce asimilando y configurando los objetos de acuerdo a sus esquemas, el conocimiento que resulta de esa intervención no es lo que los objetos son en si, sino, los objetos en tanto transformados por la actividad de la inteligencia.

La objetividad es el resultado del mayor nivel de intervención subjetiva. El objeto de estudio para Piaget es el desarrollo de la inteligencia entendida en términos de procesos genéticos de los cuales resultan las estructuras cognoscitivas.
Si se sostiene que el conocimiento es un caso de acción entonces es la lógica de la acción actuante, practica, quien sienta las bases y es condición de la razón teórica. Se podría decir que primero actuamos en el mundo y solo después pensamos, abstraemos y formalizamos lo que hemos hecho al actuar. La experiencia practica, se halla en la base de los actos cognoscitivos.
Los estadios de la inteligencia:
El sensorio motriz:
Se caracteriza por ser el de una inteligencia que no piensa los objetos sino que actúa corporalmente sobre ellos. Los manipula y los experimenta materialmente.



Compartir con tus amigos:
1   2   3   4


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos