Capitulo I. Problema de investigacion 1 antecedentes



Descargar 291.67 Kb.
Página1/18
Fecha de conversión07.12.2017
Tamaño291.67 Kb.
Vistas872
Descargas0
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   18



CAPITULO I. PROBLEMA DE INVESTIGACION
1.1 ANTECEDENTES.
Nuestra sociedad en los últimos tiempos se ha visto muy afectada por la desintegración de los hogares, específicamente por los altos niveles de divorcio que se han registrado, en la ciudad de Ibarra.
Uno de los objetivos de nuestra Constitución y en especial del Estado es la protección a la familia y la sociedad; este principio no se cumple a cabalidad. Pero cuáles son las causas que más inciden en los cónyuges para optar por el divorcio?
Nuestro código civil determina once numerales que son considerados como causales de divorcio cada una de las cuales determina una causa específica para poder solicitar la disolución del vínculo matrimonial. Una de las aspiraciones es que a través de una asesoría en medicación familiar se pueda disminuir esos casos de divorcio y lograr que los matrimonios no se destruyan por el divorcio; por eso es importante realizar un programa de mediación familiar.
La mediación es un método de resolución alternativa de conflictos en el que un tercero el mediador ayuda a las personas o grupos implicados en el conflicto a lograr soluciones satisfactorias para todos. Su papel es dirigir el proceso, manteniéndose neutral respecto del resultado e imparcial entre las partes, por esta razón no ofrece su opinión ni da consejos en ningún sentido, respeta el protagonismo de los interesados en la consecución de acuerdos y en su cumplimiento. Por esta razón la mediación produce mayor satisfacción que otros métodos de resolución de conflictos.
Por esto es importante ver las experiencias y las ventajas que se producirían al aplicar un programa de asesoría y mediación familiar dentro de los matrimonios en crisis y analizar doctrinariamente lo que esto implica para su debida aplicación.
1.2 SITUACION ACTUAL.-
En nuestro medio se han incrementado los casos de divorcio, debiendo establecer cuáles son las causas más frecuentes; que es lo que conlleva a que las parejas que se encuentran unidas en matrimonio, opten por el divorcio como alternativa para solucionar sus problemas conyugales y no busquen alternativas de solución de conflictos, ni eviten llegar a ese proceso de disolución del vínculo matrimonial.
Sin tomar en cuenta que existen en nuestro cantón existen cinco centro de Mediación que conocen de todo tipo de conflicto y en todas las materias.
La Mediación Familiar es un medio de solución de conflictos, que ayudaría a las parejas en crisis a solucionar sus problemas partiendo de sus propias formas de ver las cosas.
El objeto de estudio los constituyen los procesos judiciales que los podríamos encasillar en lo que denominados Derecho de Familia, referente a las causales de divorcio.
Dentro de las instituciones del Derecho de Familia, tenemos el matrimonio que es la unión de una pareja hombre y mujer con el fin de vivir juntos procrear y auxiliarse mutuamente y el divorcio que viene a ser la separación de los cónyuges, es decir la cesación definitiva de la vida en común, este fenómeno en la actualidad es muy preocupante, lo que conlleva la desintegración de la familia.
El objeto del matrimonio como se manifestó es formar un hogar, vivir juntos, procrear y auxiliarse mutuamente pero lamentablemente este principio no se cumple, en la mayoría de los casos, en los que al margen de la ley o al amparo de la ley se producen separaciones de hecho contrariando la obligación que tienen los cónyuges de vivir juntos y la obligación de una ayuda mutua, la procreación que encasilla a los hijos el deber a proporcionar alimentos, educación, vivienda, salud, etc.
A lo largo de la historia vemos que en forma alarmante se han incrementado los casos de divorcio y esto tiene que ver con el concepto mismo que tengan las personas del matrimonio y sus fines y sobre el desconocimiento de la mediación familiar como un sistema de solución de conflictos. En la actualidad hay que considerar que la crisis de valores, entre los que cuentan el respecto, la honestidad, la solidaridad, la responsabilidad, etc. entre los que cuentan los valores de los pueblos y de la familia así como el aspecto económico y social de las mismas, aspectos que muchas veces conllevan a tomar el camino del divorcio. Cuando dentro de un hogar se encuentra valores claramente definidos es poco probable que se presenten separaciones, porque la familia crece sólida y fuerte, pero cuando no existen valores la desintegración es inminente y como se manifestó también influyen en esto los aspectos económicos, sociales y culturales de la pareja para la estabilidad y la unión familiar.
1.3 PROSPECTIVA.

La gran cantidad de casos de divorcio que se han presentado en los últimos años, nos invita a preguntarnos cuales con las causas más frecuentes para la separación de los cónyuges, sin que nos demos cuenta que esta actitud perjudica a todos los miembros de la familia, en especial a los hijos, que son quienes sufren las consecuencias de estas separaciones y el hecho de ver a los padres separados y quizá con otros compromisos impidiendo que los menores se desarrollen en un ambiente de paz, armonía, estabilidad y sobre todo de amor, que es el que debemos brindar para que se formen con una estabilidad sana y estable, sin el perjuicio de llamarse hijos de padres divorciados o separados, consecuentemente un hogar y que estas personas en el futuro sean los causantes de nuevos divorcios.


En el vivir diario como administradora de justicia se ha palpado que varias son las causas que inciden en las parejas para optar por el camino más fácil que es el divorcio, sin pensar en el perjuicio que ocasionan a los miembros de su familia. Pero es necesario conocer las causas más frecuentes que impulsan a los cónyuges a tomar esta decisión, muchas de las ocasiones, son las infidelidades, las injurias, y con mayor cantidad los abandonos, que debido a la crisis económica que nuestro país atraviesa, los cónyuges se ven en la necesidad de abandonar el hogar y emigrar a otros países con el objeto de obtener recursos económicos para su familia, pero que con el pasar del tiempo, se hacen de otros compromisos y se empiezan a olvidar de las causas que les motivaron para tomar esta decisión.
Por lo expuesto este trabajo tiene como finalidad determinar cuáles son las causas más frecuentes para el divorcio, en la ciudad de Ibarra, y establecer un programa de asesoría y mediación familiar para disminuir los casos de divorcio que conlleve una visión, una misión, unos objetivos, principios, la metodología a aplicarse para solucionar los conflictos familiares como divorcio, dentro del cual estaría la liquidación de los bienes adquiridos dentro de la sociedad conyugal; menores que conlleva asunto de alimentos, tenencia, visitas, etc. Y que cuenten con el asesoramiento de un abogado para absolver asuntos de orden legal, un psicólogo para el tratamiento de la pareja y los hijos cuando las situaciones lo requieran y un trabajador social para que estudie el entorno en el cual se desenvuelven y optar por una mejor forma de solucionar los conflictos de orden familiar y sirvan para la unificación de los cónyuges, sus hijos y demás miembros de la familia, y consecuentemente de una sociedad estable y segura.
Pues considero que la medicación familiar es una forma de ayudar a la pareja a que propongan acuerdos sobre su separación, ajustados a las necesidades y a las de sus hijos con la intervención de un profesional imparcial, lo que disminuiría los conflictos y tensiones que producen las separaciones y divorcios lo que impide a los padres tomar decisiones de forma responsable en beneficio de sus hijos.
En nuestra sociedad el divorcio afecta de un veinte a un treinta por ciento de los matrimonios y es de especial importancia tratar de disminuir estos índices a través de un programa de mediación familiar, que permita a las parejas cambiar de actitud frente a este tema y fomentar la unidad familiar a través de una asesoría.
1.4 PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA

El divorcio en nuestro ordenamiento legal, es una institución que disuelve el vínculo matrimonial existente entre los cónyuges y deja a estos libres de todo vínculo matrimonial y en aptitud legal de contraer nuevo matrimonio con cualquier otra persona, para poder establecer las causa que originan el divorcio en nuestro medio hemos considerado varias, entre las que podemos encontrar en primer lugar la falta de armonía en el hogar y que produce como efecto la inestabilidad matrimonial, inestabilidad tanto de la pareja como de los hijos, inseguridad y consecuentemente separación entre ellos. Otra de las causas que puede originar el divorcio esta la agresión física, psicológica y sexual en la pareja y esto trae como consecuencia traumas emocionales, falta de autoestima, depresión, desesperación tanto en los cónyuges como en sus hijos. Otro de los factores que podemos encontrar es la infidelidad de uno de los cónyuges o de ambos, que trae como consecuencia la pérdida de confianza de uno de los cónyuges hacia el otro, inseguridad emocional de los mismos, depresión, falta de autoestima, y consecuentemente la separación. Otra de las causas puede ser la económica, que de igual manera produce en la pareja y en los hijos inseguridad, depresión, inestabilidad emocional. Otra causa para la separación puede ser la situación social, cultural, y educativa de los cónyuges, produciendo en ellos inseguridad, síntomas de inferioridad y consecuentemente falta de autoestima entre los cónyuges lo que influye en los hijos, produciendo entre los cónyuges muchas veces infidelidades. Al considerar al divorcio como la desintegración del hogar, la familia, debemos tratar de buscar soluciones, y la disminución de estos a través de programas de asesoría familiar que permitan a las parejas en conflicto encontrar soluciones y superar las crisis y causas que producen la separación y divorcio, así como a los hijos.


1.5 FORMULACION DEL PROBLEMA
¿Se ayudaría a disminuir los índices de divorcio si se implementaría un programa de asesoría y mediación familiar en el cantón Ibarra?
1.6. OBJETIVOS
1.6.1. OBJETIVO GENERAL


  • Auscultar en que porcentaje se conocen asuntos relacionados con conflictos familiares en los Centros de Mediación del cantón Ibarra.

  • Elaborar un programa de asesoría y mediación familiar que sirva para resolver los conflictos generados en las parejas que tienen relación con el divorcio, hijos y bienes.


1.6.2. OBJETIVOS ESPECÍFICOS



  • Definir las políticas, estrategias y acciones del programa de mediación familiar

  • Definir las áreas de intervención y procedimientos a utilizarse en estos casos.

  • Definir una estructura organizacional y funcional del programa

  • Establecer el marco legal para el funcionamiento del programa.



    1. PREGUNTAS DE INVESTIGACIÓN

  1. ¿Cuáles son los instrumentos legales, reglamentarios y doctrinales que utiliza el mediador para poder ejercer sus funciones?

  2. ¿Cómo se conceptualiza la familia, el matrimonio, el divorcio, causales, situación de los menores en casos de divorcio?

  3. ¿Si la mediación es un método alternativo de solución de conflictos, en qué forma ayuda el mediador en los conflictos familiares?

  4. ¿En los Centros de Mediación se conocen todo tipo de conflictos, como concluyen estos?

  5. ¿Cuáles son las ventajas de la mediación familiar?

  6. ¿Cuáles son las consecuencias que sufren las partes cuando entran en un proceso contencioso?

  7. ¿Es necesaria la implementación de un programa de asesoría y mediación familiar que cuente con personal especializado en los Centros de Mediación?



    1. JUSTIFICACIÓN

Entre las instituciones del derecho de familia está el divorcio que viene a ser la separación de los cónyuges es decir la cesación temporal o definitiva de la vida en común; este fenómeno en la actualidad es muy preocupante, lo que conlleva la desintegración de la familia.


El objeto del matrimonio es vivir juntos, procrear y auxiliarse mutuamente, pero lamentablemente como se manifestó este principio no se cumple en la mayoría de los casos, se producen separaciones, de hecho, contrariando la obligación que tienen los cónyuges vivir juntos y la obligación de ayuda mutua así como el de procrear y educar a sus hijos.
A lo largo de la historia se ve que en forma alarmante se han incrementado los casos de divorcio, que lamentablemente tiene que ver con el concepto de las personas tengan del matrimonio y sus fines. En la actualidad se está presentando una crisis de valores, entre los que se cuentan la moralidad de los pueblos y la estabilidad de la familia, así como también el aspecto económico y social de las familias, aspectos que conllevan a tomar el camino del divorcio. Cuando en un hogar se encuentra valores claramente definidos es poco probable que se presenten separaciones, porque la familia crece sólida y fuerte, pero cuando no existen valores, la desintegración es inminente, se debe tomar en consideración los aspectos económicos y sociales de los cónyuges para la unión familiar.
La gran cantidad de casos de divorcio que se han presentado en los últimos años, invita a preguntarnos cuáles son las causas más frecuentes para la separación, sin que se dé cuenta que esta actitud perjudica a todos los miembros de la familia, en especial a los hijos, que son quienes sufren las consecuencias de estas separaciones y el hecho de ver a sus padres separados y quizá con otros compromisos, impidiendo que los menores se desarrollen en un ambiente de paz, armonía, estabilidad y sobre todo el amor que se debe brindar para que se formen con una personalidad sana y estable, sin los perjuicios de llamarse hijos de padres divorciados o separados, consecuentemente sin un hogar y que estas personas en un futuro sean los causantes de nuevos divorcios.
En la actual sociedad el divorcio afecta de un veinte a un treinta por ciento de los matrimonios y es de especial importancia tratar de disminuir estos índices a través de un programa de medicación familiar matrimonial, que permita a las parejas cambiar de actitud frente a este tema
1.9 FACTIBILIDAD.-
El tema seccionado es de gran importancia porque permite a las personas que se encuentran en conflictos llegar a solucionar sus problemas a través de los métodos alternativos de solución de conflictos, entre los que se encuentra la mediación, y específicamente la mediación familiar.

Este trabajo se lo realizo con la ayuda específica de los Centros de Mediación del cantón Ibarra y servirá para la implementación de un programa de mediación familiar, que cuente con personal de apoyo como un abogado, un psicólogo, un trabajador social, quienes aportaran con sus conocimientos en la solución de los problemas psicosociales y legales de las partes en conflicto, lógicamente que el mediador cumple una labor importantísima en la solución de los conflictos, pues es él quien recopila la mayor cantidad de información acerca de la naturaleza de la disputa, ayudando a la partes a clarificar los temas de la negociación y cuáles son las posiciones del otro sobre los puntos a tratar. Utilizando datos compartidos el mediador ayuda a las partes en conflictos a definir el problema, esto debe realizarse de tal forma que no beneficie a uno sobre los otros y por lo tanto sea una definición compartida del problema.


Los Centros de Mediación investigados no cuentan con un programa de mediación familiar que ayuden a las parejas en conflicto a solucionar sus controversias con personal especializado, pues el rompimiento de una relación familiar, no solo conlleva la solución legal de sus problemas sino que también abarca la situación psicosocial en que quedan todos los integrantes de la familia. No olvidemos que la familia es la base de la sociedad y si esta no está debidamente fortalecida no podrá formar hombres de bien, por lo que se convierte en un tema de suma importancia, y al mismo tiempo un problema de salud pública, por lo tanto con el programa de mediación familiar se pretende ayudar a las familiar en forma integral en todos los aspectos para que estos puedan ser asumidos y superados de mejor manera.
Los Centros de Mediación de este cantón cuentan con mediadores que ayudan a solucionar los problemas entre las partes, y en un gran porcentaje conocen asuntos de familia, lo que se evidenció con las encuestas realizadas tanto a los directores de los centros, como a los mediadores y a los usuarios de estas instituciones, quienes manifestaron la necesidad de la implementación de un programa de mediación familiar. Cuando la pareja llega a mediación familiar, ha recorrido todas las posibilidades que conocen de llegar a un acuerdo, o bien carece a opciones para solucionar sus problemas por el deterioro de la relación; la sociedad requiere que para poner fin de esa relación se deben resolver temas como alimentos, cargas familiares, división de bienes, relaciones paternas filiales, etc.
Las decisiones que toman muchas veces producen sentimientos de culpa, frustración, decepciona, ira y arrepentimiento. La mediación familiar requiere el tratamiento tanto en asuntos de complejidad emocional como material; cada persona debe ser capaz de vencer sus emociones, relaciones pasadas en grado suficiente como para acordar la cantidad de los alimentos, dividir equitativamente el patrimonio y ser padres separados aunque todavía cooperativos.
Como funcionaria judicial y en mi calidad de jueza he visto con gran preocupación la gran cantidad de divorcios, alimentos, que se presentan a diario y lo mejor es que antes de iniciar un proceso legal se acuda a mediación que es un acuerdo de voluntades en donde no exista una persona que gane o pierda, se recurre al dialogo para resolver los conflictos, entonces no se necesario recurrir a funcionarios judiciales, los acuerdos que lleguen en un Centro de Mediación tiene los mismos resultados que una sentencia.

CAPITULO II. MARCO TEORICO

TITULO I

DERECHO DE FAMILIA.

1.- FAMILIA
Antes de considerar lo que es el derecho de familia es necesario analizar lo que es una familia.


    1. Etimología.-

El término familia proviene del latin “famulus” que quiere decir esclavo doméstica. En la antigua Roma se utilizaba la palabra familia para identificar al conjunto de esclavos que pertenecían a un mismo noble romano.


Este término con posterioridad fue utilizado para designar al conjunto de esposa, hijos, esclavos que pertenecían al patricio romano y sobre quienes ejercía todos los derechos y poderes, incluso el derecho sobre sus vidas. Posteriormente este término fue utilizado para referirse únicamente a los padres y a sus descendientes.
(1) En un sentido mucho más amplio según Planiol y Ripet lo definen como: “El conjunto de personas que se hallan vinculadas por el matrimonio, por la filiación o por la adopción”.
(2) Manuel Somariva Undurraga, define a la familia como “un conjunto de personas unidas por el vínculo del matrimonio, del parentesco o de la adopción”.

Por lo tanto los dos autores anteriores determinan que familia no sólo es el conjunto de personas que se relacionan con lazos de sangre sino también puede ser de manera legal como el matrimonio mismo y la adopción, teniendo iguales derechos y deberes.


Algunos autores ecuatorianos entre ellos el Dr. Aníbal Guzmán Lara, define a la familia como:
(3) “El conjunto de personas unidas por lazos parentesco y que reconocen como origen común del grupo a la pareja formada por un hombre y una mujer que al procrear hijos han formado un núcleo bastante fuerte de afectos, de sentimientos que tienen entre sí derechos y obligaciones que mantienen, fortalecen, perfeccionan y protegen al mismo grupo”.
Siguiendo la definición anterior más el concepto actual se determina que el fin de una familia es lograr un equilibrio dentro de su estructura; ya que los sentimientos y acciones que dentro de él estén inmersas representan el verdadero núcleo de una sociedad.
El Dr. Ernesto Ruiz Arturo, define a la familia como: “el conjunto de personas unidas entre sí por lazos de parentesco o de matrimonio; o el conjunto de personas unidas por vínculos de sangre; o, también, es el conjunto de personas que viven bajo el mismo techo, con el padre o la madre de familia, o con uno solo de estos.”
En el ordenamiento civil no existe definición de lo que es familia, pero la Constitución de la República, capítulo IV, de los derechos económicos y culturales, sección tercera habla sobre la familia, maternidad y matrimonio, Arts. 37 al 41 y considera a la familia como célula fundamental de la sociedad y garantiza las condiciones que favorezcan integralmente la consecución de sus fines. Esta se constituirá por vínculos jurídicos o de derecho y se basará en la igualdad de derechos y oportunidades de sus integrantes.
Aclarando que es responsabilidad del Estado el proteger y garantizar las condiciones que favorezcan las relaciones familiares en todos los que formen parte de la familia en la forma que está constituida.
La familia debemos considerarla como núcleo o célula fundamental de la sociedad, la misma que es reconocida y protegida por el derecho de múltiples maneras, sea a través de tratados internaciones, del derecho constitucional, del derecho civil, penal, etc.
Permitiendo a la autora dar un concepto personal de lo es familia; es el conjunto de personas que habitan en un mismo techo unidas por lazos de consanguinidad o afinidad, y que son sujetos de derechos y obligaciones.



    1. Derecho de Familia.-

Existen dos instituciones sobre las que se desarrolla el Derecho civil, y son la familia y la propiedad y que constituye la base de la convivencia en la sociedad, es decir las relaciones humanas.


Estos aspectos fundamentales que abarca el derecho de familia, tiene naturaleza diversa y las normas que las regulan son distintas, pero también poseen aspectos comunes.
El derecho de familia tiene características, las mismas que admite numerosas excepciones o limitaciones:


  1. Es importante destacar el término de carácter prominentemente moral de las relaciones familiares, Ninguna otra rama del derecho dice Planiol y Ripet, toca tan de cerca lo moral; la organización de la familia solo es sólida cuando está fundada sobre una moral rigurosa. Las reglas que norman el derecho de familia, son más bien preceptos de moral que normas de derecho.




  1. Somarria, entre otras características pone de relieve que “los actos de familia son de efecto absoluto en el sentido de que el estado civil a que ellos dan origen puede oponerse a cualquier persona.”




  1. Fueyo enumera siete características propias del derecho de Familia, y entre ellas las que predominan en él son las estrictamente personales sobre las patrimoniales.




  1. El mismo autor señala que en el Derecho de Familia predomina el interés social sobre el individual.




  1. El Derecho de Familia conserva el formalismo que tiende a desaparece en otros aspectos del Derecho privado.




  1. Mientras los derechos patrimoniales son transferibles por contratos o actos entre vivos y por causa de muerte, sucede generalmente lo contrario con los derechos familiares.




  1. Los derechos de familia no son apreciables en dinero, a diferencia de los estrictamente patrimoniales.




  1. La representación esta fundamentalmente excluida del ámbito del derecho de familia, puesto que se trata de derechos de índole muchas veces personalísimos y que por ello solo pueden ejercitarse directamente por su propio sujeto activo; y,




  1. Mientras los contratos patrimoniales se rigen tanto en lo que toca a sus requisitos internos y externos como a sus efectos, por la ley vigente al tiempo de su celebración, los actos de familia solo se rigen por la celebración, pero sus efectos quedan normados por la ley posterior.




Compartir con tus amigos:
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   18


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos