Camino de espinas



Descargar 3.9 Mb.
Página1/3
Fecha de conversión07.09.2018
Tamaño3.9 Mb.
Vistas78
Descargas0
  1   2   3

CAMINO DE ESPINAS 25

Las nuevas revelaciones indicaron, que cuando el ánimo de Luzzan Galván Hurtado estaba decayendo, en el designio del poder para que Dios Alah lo guiara; éste se representó en los Montes Tauro, cerca de Tarso; lo más interesante del desenlace, es la revelación de Alah, que manifestase en la guerra del Ponto.

Luzzan recibió la profecía por medio del Ángel de la Muerte, de que si llegaba a liberar Siria, el Profeta Eliza de Raqah, le entregaría el poder de dominar todo el Ponto; además se le revelarían todos los secretos de los Profetas helénicos, lo mismo que los secretos de los Templos y sus dioses, lo mismo que las artes de la guerra en sí.

La condición para Luzzan, era el que debía de entregarse por completo al estudio del Corán, al Profeta Muhammad, y reconocer las leyes siies y sunnies; lo mismo aceptar que Muhammad fue el Sello de los Profetas.

Todo esto con el fin de no henchirse de soberbia, frente a la secta del islam; además se le permitió a Luzzan, el adoptar cualquier dogma persa, indostaní, egipcio o heleno que gustase, sin olvidarse de los yerros, dirigiendo las adoraciones solo a Dios Único.

Otra condición que entregó el Ángel Azazel a Luzzan en Cilicia, fue la de encomendarse a la ardua e única tarea, de matar, y atormentar a los Cuatro Enemigos del Profeta.

Los cargos serían anunciados con los testigos y ante la presencia de Dios.



MUNKIR Y NAKIR, son los dos Ángeles que hacen el Juicio al Muerto, según el Corán.

Si las respuestas del difunto son convincentes, lo dejan, pero si descubren su infidelidad, lo azotan hasta romperle los huesos.

El PUENTE AZIRAT, según el Libro, es por donde pasan los difuntos.

La noche de AL KADR, hizo bajar Alá para Mahoma un texto coránico.

La AL-CHENNA es el Paraíso de Adán.

Alá creo 8’000 mundos y cada hombres tendrá 4’000 vírgenes y 8’000 no vírgenes, con 70 mil collares de oro cada una.

Estas son las ALHOFALEN, las famosas HURIES.

Hemos descubierto así mismo, que el Profeta Eliza, por medio de Dajjal, estaba tentando la bondad de Luzzan, al cual le acometió que tenía que Iniciarse en los Misterios, en el Asia Menor; esto con la facilidad de encontrar misterios que los llevarían a hacer la guerra a los enemigos del islam.

Como sabemos Mofray de Guy, tenía consigo a los Templarios, que hicieron estragos con Al Wali; así mismo tenemos noticia de que muchos de los bárbaros de Italia, fueron contagiados por la hipocresía cristiana, comprados con dineros de los Caballeros Templarios, y se pasaron a sus partidos.

Sabemos que no todos los comandantes de las flotas de Córcega y Sicilia, eran afines al Profeta, así que encontraron amistad con De Guy.

Éste usaba mucho de la chanza y la burla, porque ya en sus psiques, recordaba como cuando el Profeta visitaba las aldeas de su localidad, éste junto con cuatro enemigos del islam, le hizo humillación, mancillando su nombre y golpeándolo, cuando Eliza de Raqah tan solo tenía unos 14 años de edad.

Dajjal le informaba todo esto a Luzzan, y éste parecía no querer dar oídos a lo que el Demonio Genio Maligno le vociferaba, porque Luzzan se atormentaba con el simple hecho de pensar, a su vez, dar tormento a los enemigos del islam.

Luzzan no podía ver más allá de una sola guerra de Cruzadas, pero poco a poco Dajjal lo involucraba para así mismo, dejar que Luzzan se hiciera también el primer Madhi, no solo ya Imam, sino el Primer Madhi Oculto, de la Nueva Era.

Sabemos que los partidistas de Córcega se pasaron a los cristianos, muchos de ellos; también sabemos que más allá de los mares, estaba Roso el Ejidal, el cual así mismo, había dado un segundo golpe al Profeta, cuando compró muchos de los soldados de Córcega también, para custodiar las oscuridades de la región de Seleucia.

De Roso el Ejidal, tenemos datos de que era el peor de los idolatras, que tenía un linaje por lo más bajo, que tenía por aliados a algunos romanos, que eran sus compañeros de francachelas; en las cuales desde niño, él se creía superior.

Sabemos que Roso el Ejidal, bebía en exceso y tenía muchas mujeres, era como un sátrapa.

Sabemos de Roso el Ejidal, que era un forajido que gustaba de lapidar a la gente humilde, a los humildes devotos; sabemos que su idolatría la escondía con la Virgen Negra; sabemos que tenía muchísimos aliados idolatras de las regiones de Basra y Bagdad.

Sabemos que él mismo era un ídolo para los idolatras.

Su poder era distinto al de Mofray, presto Roso era fuerte en su carácter y carisma; usaba de artimañas distintas; tenía consigo a concubinas del Demonio, que nacieron en Galaad desde milenios; así mismo como Mofray, eran seguidores de Alilat.

Sabemos también que Roso el Ejidal, era el padre de Antea la Cananea, pero ellos desconocían dicho origen.

Sabemos que el esclavo Morabita Badr, estaba así mismo al servicio de las tropas que custodiaban las regiones de Fenicia; sabemos que el mejor de los judíos, había escapado de Judea misma, porque los judíos estaban matando a los Profetas cual Jetzabel.

Al Profeta no le importan los detalles de nombres, números o líneas divisorias; ese era el problema, que el enigma diatriba en la acción, resultado que el mismo Profeta conllevaba.

Atisbado de enemigos múltiples, comparando la batalla de Hussein en Karbala, donde 70 musulmanes peleaban contra 3’000 idolatras, con la de las Termopilas, donde 300 espartanos luchaban contra 200’000 persas.

Alah Dios Todo Dueño del Infinito Poder, sabedor de la situación de Eliza el Sirio de Raqah, le metió en la Psique de Luzzan, por medio del Demonio de la Tribulación Judaica, Dajjal de un ojo, para que Luzzan se llenara de odio hacia sus enemigos; ya que Luzzan Galván, con ser español de sangre, y dado a la vehemencia y la cordura de bondad, lo inflamó hasta el hastío.

Éste fue el trabajo sucio del Dajjal.

Por su parte el Dios Alah del Panteón islámico, permitió que sucediesen cosas terribles, así como afrentas, para con Eliza el Sirio; se relatan los hechos cuando Roso el Ejidal, abusando de la edad y condición de Eliza, el cual era de veinte años, cuando Roso el Ejidal le aventajaba por lo menos con diez, abusó de su persona.

Era esto que viendo que Eliza había usado del cerco del pueblo, a varios kilómetros de la ciudad, sin menos detalles; entrando en ira, porque viendo Ejidal que Eliza era pobre en su condición o al menos, era una persona marginada, éste Ejidal portando valerosos caballos y personas seguidoras de escolta, usó de la fuerza física para aleccionar al Profeta.

Porque viéndolo apartado de la ciudad, comenzó a cuestionarle sin parar, a pesar de que Eliza negaba haber usado de sus caballos, o robado ganado, o al menos haber cometido crimen de ABIGEATO; que esto solo lo usaban cien años antes los rebeldes; pero ahora estaba en desuso.

A sus anchas, a pesar de ofrecerle Eliza dinero, y pidiendo perdón por lo cometido; Ejidal usó de la fuerza física, atando a Eliza de Raqah con un cordel de los ahorcados; así mismo lo empujaba hacia su muerte; incluso le dijo “ésta es tu condena de muerte”.

Y lo empujaba junto con otros cuatro de sus compañeros.

Uno era de aspecto vehemente a comparación, pero campesino igual, que le decía palabras consoladoras a Eliza, mas no lo soltaba, haciendo de cómplice con Ejidal.

Su aspecto era un poco como persa, tipo ancho al igual.

Sin embargo, lo trajeron apuntando armas de fuego a su cara, y al llevarlo al árbol de la condena, Ejidal tiró del cordel, pero éste no aguantó; a lo lejos el Profeta veía como se reían los niños del pueblo, niños marginados como él, o peor aún, niños sin Dios, idolatras servidores de las piedras; hijos de los ancestros que fueron apartados de la sociedad, por su mente extraviada. De hecho las personas que llamaron a Roso de Ejidal, cuando vieron el Profeta caminando por las chozas, fueron unas matronas, mujeres del Demonio, servidoras del Mal; malas cristianas y malas mujeres, abortos sin Fe ni perdón.

Quizás eran hijos de la abominable Madre de Todas las Calamidades, aquella que hacía de Abortos y engendraba Demonios vestidos con piel de cordero, servidores de la Virgen Negra, enemigos de los Devotos de Dios; eran Demonios vestidos de Hombres Fuertes.

Así continuaba Roso el Ejidal golpeando a Eliza de Raqah en las pantorrillas, con su arma de fuego, preguntando sin cesar de dónde había tomado los caballos sagrados.

Incluso le predijo que si quería competir en una lucha a muerte, contra uno de los esclavos morabitas allí presentes; Eliza aceptó pero lo tomaron los demás a chanza, hasta que llegó la gendarme de la localidad.

Se despidieron de Eliza riéndose, mofándose y éste atado lo llevó el gendarme al juzgado de la cárcel.

Allí permaneció Eliza de Raqah hasta que un pariente pagó la cuota de Abigeato.

Luego del escarnio y la humillación, por parte de los campesinos, Eliza de Raqah, esa noche conoció a la hija consanguínea por familia y prole de Ejidal; ésta era Antea la Cananea, y conforme al rito Mozárabe, Eliza la enamoró.

Eliza de Raqah mantuvo relaciones sexuales con Antea la Cananea, durante tres años, conforme los ritos de los judíos.

Todo hasta que Eliza de Raqah fracasado en su vida de comercio y estudios, entregado a un frenesí ritualístico musulmán, carente de conocimientos sobre Mahoma, se entregó a la peor de las hechicerías habidas en el mundo: intentar contra la familia del Profeta Mahoma.

Como la familia siie del Profeta ya no existía, al menos lo hizo ritualmente Eliza, o eso creía hacer.

En estos tiempos, cuando así mismo era fracasado en los estudios, Eliza fue traicionado por su mujer Antea la Cananea, la cual tuvo relaciones adulteras con un esclavo morabita de la más baja ralea.

De ésta manera Antea la Cananea, humillaba (por tercera vez) el nombre del Profeta del Milenio.

Eliza de Raqah se entregó a supercherías, huyendo de la gente en su poblado de Alepo.

Sin esperanza alguna, presto era engañado por su mujer, que tanto adoró.

Sin esperanzas de dinero ni comercio, porque los sátrapas persas estaban en negociaciones más al Este, pasando el Éufrates, cerca de Pakistán. Y el dinero lo manejaban los cristianos de sangre real.

Así que Alepo, Damasco, Homs Katinee, lo mismo regiones como Petra de los libaneses, eran sometidas por el rigor de los cristianos, aliados de los idolatras, por el plan del acuerdo idolatría Trinitaria, recibió monedas por cambio de Alah Dios Único, en cambio adoró a Piedra Santa Maldad que me protege contra el mal que yo, así mismo, pueda cometer contra cualquiera que no piense como yo.

La gente de la gentileza de Ejidal son fuertes de cuerpo, altos, indomables, amadores del vino y la fiesta; encubren su idolatría y abominación de naturaleza, por medio de la piedad cristiana; de hecho todo Ejidal es cristiano, no tienen ápices musulmanes ni en lo más mínimo.

Usan mucho de las zalemas y las purificaciones; las matronas tienen mucho poder, debido a que los hombres en su edad avanzada, suelen despreciar a los hijos, prefiriendo a las mujeres, las cuales son hermosas y bien vestidas, siempre fértiles.

Petra y Haman suelen ser las regiones jordanas de más influencias judía, donde se refugiaron algunos buenos muzárabes.

Muchos en cambio prosiguieron el camino de la idolatría morabita.

Hama sirvió de refugio mucho tiempo para la Reina Epifania, cuando llegó a Siria, cerca del río Orontes.

Sus afluentes eran vida de prodigios y revelaciones, era el único lugar fértil, entre todo el CAMINO DE ESPINAS, que significaba cruzar para llegar al Templo de Sergiopolis en Raqah.

Así que tenemos que Roso de Ejidal, era padre de Ante la Cananea, y Badr el esclavo morabita era su servidor. Así mismo Mofray de Guy era el aliado a seguir, por sus creencias religiosas, bastas con los iconoclastas adoradores de imágenes, de Santos, sobre todo de reliquias cristeras, que llamaban una vez más, a derramar sangre musulmana.

Esto aunado al hecho de que la mayoría de las gentes, eran pequeños idolatras pobladores, desde sus facciones hasta sus formas de actuar y vivir.

Era como comparar a un musulmán en la población, por cada diez idolatras, desde el Líbano y Hebrón, hasta las regiones de Pakistán y Afganistán.

Se sabe que más allá de los límites con Basra y Bagdad, estaban los zoroastrianos, los cuales estaban seguros de entregar la unidad a la causa del islam, pero para atravesar Siria e Irak, era casi imposible; presto toda Siria estaba desierta y devastada, desprovista de agua, salvo la región del Orontes. Así mismo Irak era un nido de bandidos y pillajes, donde dominaban los sasánidas, los omeyas y sus reyes; los seleucidas habían desaparecidos, los medos eran como los griegos, pertenecieron a épocas remotas, estaban extinguidos.

Así que enterados de las astucias del mismo Roso el Ejidal, éste tenía temperamentos y poderes físicos, lo mismo que de guardia imperial, como para aplastar cualquier rebelión, pero su punto débil era su pereza, lo mismo que sus guarniciones numerosas de idolatras; así mismo usaban de la oligarquía, que como paso en tiempos de las guerras serviles de Roma, hacían disensiones entre ellos, por quienes podían tomar el poder.

Se sabe que Mofray de Guy tenía poder de presencia, lo mismo que acaparaba los caminos y cruces de mercancías de trigo desde Egipto; había aprovechado para darle el poder a un naviero de Sicilia, que había traicionado al Imam Wali, para hacerse del poder del comercio de trigo, desde el Nilo hasta los Altos de Golán.

Allí había muchos Deicidas, que eran judíos practicantes de la Tabla de la Tora, que creían que Dios les enviaba a los Mesías, para que ellos los degüellen como carneros; eran bestias ávidas de sangre y violencia.

Las satrapías persas y mazdeistas, estaban en las fronteras con los límites de Irak.

Lo interesante del asunto, son algunos detalles que desenlazan un drama en común, el del despertar de la Profecía en sí, solo que son escasos; o se dan no en toda ocasión.

Lo que ahora compete a estos apartados, son las características y ataques, de los Cuatro Pilares Enemigos del Islam.

Debemos visualizar cuáles fueron las características del ataque recibido por parte de Eliza de Raqah, en manos del Templario Mofray. Éste lo mismo era un joven de 14 años, el cual iba acompañado de otros hombres, entre los que apenas recordamos a un tal romano, que se decía aspiraba al Senado; todos estos tenían en común que les gustaban los festines, que celebraban los helenos; así mismo sabemos que el golpe recibido por el Profeta, en manos de éste tal Mofray fue fatal, porque así mismo vimos que si no hubiese dado la vuelta Eliza, para salir corriendo del lugar, talvez hubiera sido linchado, despedazado o lapidado por estos fanáticos cristianos.

Esto nos recuerda a muchos mártires lapidados por el pueblo; lo que difiere es que ahora, fue en manos de un grupo de jóvenes, que eran acaudalados en poder económico y social, o al menos en el ámbito de influencia juvenil.

Éste fue el primer Pilar contra el islam, la sociedad de consumo, el dinero comprado, el status, la posición, la jerarquía, la hipocresía, el menosprecio, el orgullo inflamado del corazón, el corazón de piedra, la errónea educación católica, los principios de humillación cristiana; todos estos son las características del Primer Pilar Enemigo del Islam: Mofray de Guy.

Vemos que el Segundo Pilar Enemigo es Roso el Ejidal, que representa la superstición, la idolatría, los lobos en el rebaño de ovejas, los viejos y anticuados principios erróneos de nuestros Padres y abuelos, el rechazo a la Nueva Doctrina del Mesías, la idolatría iconoclasta de los Santos y de la Virgen Negra, la falsa castidad, la falsa doctrina de la purificación, la magia negra, la ENVIDIA. Roso de Ejidal representa el dinero mal ávido, el dinero del robo, del hurto, la bebida y embriaguez, la prostitución, la negación del padre a su hijo.

Para éste entonces Eliza de Raqah tenía 20 años.

El Tercer Pilar Enemigo del Islam, es Antea la Cananea; ella representa el adulterio, el judaísmo disfrazado, que usa a los Mesías y Profetas, la vanagloria de poder, el engaño, la traición sobre todas las cosas, la lujuria, también la envidia, la enemistad, el orgullo religioso, la vanidad. La corrupción del matrimonio, el menosprecio del conyugue; la suciedad de mente y cuerpo.

El Cuarto Pilar Enemigo del Islam y el Profeta, está representada en la figura del esclavo. Es delicado porque hay muchos esclavos, pero en particular hablaremos del Esclavo de raza oscura, aquel que vivía en los palacios de Magreb, yaciendo con las esposas de los Emires o Reyes. Aquel esclavo comprado con oro, que estaba dispuesto a matar a su propio Amo. Aquel esclavo envidioso de no tener poder, sin siquiera elevarse en la dignidad y orgullo de servir con bien e humildad a su Amo; aquel esclavo que corrompe con su parsimonia disfrazada, con sus bromas y chistes, chanzas de baja ralea, llenas de improperios contra la dignitas humana; ese esclavo enemigo de la bondad y la claridad de espíritu y mente; ese esclavo amigo de los vicios, de la traición, ese morabita que también representa los hechos abominables de idolatría, lo más horrendo a los ojos de Dios.

CAMINO DE ESPINAS 26_______

Ante la lealtad de no realizar profecías sin antes un previo estudio general, del campo de batalla, delos generales, de los enemigos, de los botines, de las ideologías, de los hechos, de las victorias; aun así nos adentraremos a la retórica que desenmascara la verdad, a través de estas líneas, sin cometer abuso.

Nosotros conocemos que la Gloria del Profeta (PBUH) es manifiesta por su redención, además de las glorias romanas con intervenciones divinas; la calidad dela intervención divina es medida por experiencias religiosas, trances, no asociados, lo mismo que por mediaciones de intérpretes, lo mismo que por hechos plasmados, donde Dios deja huella.

Hablar de Dios en su amplio género, no es fácil, viniendo de un ser Todopoderoso, que no Cede su Poder.

Esto de no ceder su poder, es que nosotros estamos ligados a su devoción, que podemos compartir su poder, pero que en la Tierra, no se puede igualar su poder, por la transición de almas espacio-tiempo.

No existe una manera de interpretar a Dios, por medio del monacato y por medio del perdón, sino utilizamos las herramientas, que el mismo dona.

Hablar de Dios abarca todo un lineamiento de ciencias, en los cuales él manifiesta su poder.

Pero lo magnético del asunto, es poder interpretar a Dios, desde una esfera mental común, que pueda ser comprobable.

Las ideas de los juicios mortales, lo mismo que de las manifestaciones del Todopoderoso, podrían tomar líneas enteras, lo mismo que cabales siglos, pero no es menester ni ministerio, de los mensajeros de los dichos divinos, utilizar tales tiempos.

El día de la verdad del Profeta (PBUH) no se manifestaría en el Primer Madhi Eliza y su discípulo Luzzan, hasta que éste saliera de Raqah en la Tierra, manifestando su perdón por sus yerros y despertando para manifestarse en la Tierra, con tiempo limitado de todo el Poder de Dios.

Porque solo ligado Eliza y Luzzan, al Dios único, se hace posible la mediación de un sistema de intervención divino.

A sabiendas de tal dilema, sabemos que en la segunda muerte y la intervención de la resurrección de los muertos, no puede darse en éste plano, ni siquiera por el autor que las escribe, ni siquiera por el Profeta Muhammad (PBUH).

Así que solo podemos someternos a la voluntad de Dios, con un deseo de que se haga justicia.

Pero interviniendo de tal manera, mataríamos a toda la humanidad, y penetraríamos en los senderos del perdón basto, para salvar a la otra mitad.

Se nota que con la Profecía de Noé y Abraham, Dios ha hecho experimentos con nosotros sus vástagos pobres.

A medida de la tentación por la carne, el placer de las mujeres, las guerras y acciones humanas, dejaron de ser partícipes de Dios, desde que los Hijos de los Hombres bajaron de Ararat a Babilonia y vieron que las tribus de las mujeres, eran voluptuosas en placer.

El placer que conlleva derramamiento de sangre ajena, la envidia, el odio, el Mal.

Esas cosa son abominaciones para un Dios, Indivisible; no sé porque los cristianos no saben que Dios no se puede Dividir, ni en Padre, Ni en Madre ni Hijo; Dios es indestructible, solo comparte su poder, un poder superfluo del hombre, para su agrado.

Esto de agradar a Dios, es una manera de entregarle un Tributo y formar parte de ese poder de Él.

Muchas veces Luzzan deseó en su pensamiento, poseer a la Reina de Palmira, Zenobia, pero algo le impedía.

Muchas veces Luzzan deseó poseer los conocimientos de los secretos de sus enemigos, sus acciones reveladas, como si fueran un Libro; pero fracaso en estos dos intentos.

¿Por qué?

Dios acaso le tenía preparado algo mejor, que recibir todos los descifres de los movimientos políticos de sus enemigos, para hacerse con el poder; o el amor de Epifania.

Quizás estos eran los dos deseos de Luzzan.

En tanto Eliza, deseaba ser el Madhi oculto de la Profecía; no quería ser como Muhammad (PBUH), porque no correspondía al tiempo, ni situación; pero deseaba obtener el resultado de Todo el conocimiento Universal en el Trono de Siria.

A decir verdad, ése era el deseo de Eliza.

Hizo de todo para conseguirlo; murió, resucitó, se convirtió en vampiro noctívago, asesinó cristianos, dominó Ucrania; condenó a su esposa adultera; siguió peleando, estudió, dejó la revelación a un discípulo; pero esas cosas las alcanzaba, cuando pensaba en un Trono donde se uniera Siria, con el poder del Ática; misteriosamente él quería coronarse como Alcibíades o Eneas; misteriosamente él quería ser un Rey, en un Trono griego, unido con el persa árabe, y con conocimientos ilimitados de los egipcios y la destreza de los romanos.

____________________
El hombre incapaz de formar un verdadero portento de vida, sumido en la Devoción a Dios, en su devoción como musulmán, a sabiendas de la Condena Eterna, de rebelarse contra Dios, o contra los hombres; pero aunado en un mundo, donde todos estaban contra Eliza, el cual ya se le aparejaba Luzzan, porque le habían suscitado dos enigmas: uno fue haber recibido por medio de una medicina, la visión Triple de Dios, pero en su indivisibilidad, de cómo es manifiesta en el cuerpo y espíritu; ésta visión hizo a Eliza morir, ya que éste abusaba de dicha medicina y el vino.

A continuación tuvimos otro portento, que por medio de otra medicina, Luzzan tuvo la visión de Eliza, el cual estaba sentado en su Trono, respaldado por las huestes hostiles, listo para recobrar territorios, como en la antigüedad.

Pero en realidad era el custodio del Hombre, con su alianza hacia con Dios.

En ésta visión, en verdad no era Luzzan el que veía el portento de la gloria de poseer el Trono de Siria, sino que era la visión de Eliza, sosteniendo la Diadema y el cetro, en el Trono de Raqah; una visión que comentamos, se incrementa para con nosotros, el desenlace, porque no queremos que sea un final.

Luzzan aprendió que era incapaz de amar con vehemencia a Epifania, y Eliza desde que condenó el adulterio de Antea hija de Roso el Ejidal, con su esclavo Amr Badr, sacó de quicio sus cabales, que lo llevó a muertes eternas y él mismo, cayendo en la depresión, quiso quitarse la vida en Austria; luego que se enteró que la estrella Astarte de Antea, lo llevo a hacer YERRO.

Esto lo aprendió Eliza, por lo mismo aunque pudiese ver con vehemente locura o lujuria, a la Reina Epifania de Palmira, cuando fuese a sacarlo de los Infiernos en Raqah, una vez que ésta atravesó Siria y el desierto, todas su colinas desoladas, llenas de escombros, lumbreras terribles, perros-bestias corriendo por doquier.

Así que combinando la travesía con el horror de la guerra, con la bondad de un Dios, que te entrega su amor, es una tarea no muy fácil de seguir; además el hecho de que Luzzan esté como espía en un mundo, donde se tienen amplias alternativas para encontrar a Dios y sus señales, te muestra el sentido de existir.

__

Se recuerda aquel lejano día, en que escaparon los Imames de las garras de la protesta turca, entre vecinos países desgarrados por la rabia de la protesta misma, con ideales distorsionados y torcidos, entre perros estropeando los planes dela Redención; allí estaban prisioneros los Cuatro líderes del Islam; así que Eliza pidió permiso a Alah y al Profeta Muhammad (PBUH), para realizar el castigo a su enemigo Roso el Ejidal, por hace años, haberlo humillado en público, frente a los valles y pastizales sagrados de Hama, donde se adoraba a Elohim, cerca de Katinee; lo mismo hacia su enemigo Templario Mofray de Guy; así que Eliza utilizó la Ley del Talión de los hebreos; pidió perdón a Alah, redención pero no perdón a sus enemigos, en una lucha encarnizada, donde Eliza vio a su enemigo después de años, allí lo tenía, atado como fiera; éste estaba rojo de cólera.



Aquí están los enemigos del islam, también atados, luego que Luzzan mi discípulo venido de España, atravesando Turquía, los sometió; aquí está también Antea, que era mi esposa legitima, la cual con las artimañas de una mujer, cometió adulterio, con éste esclavo de bromas y jactancias; éste esclavo que muchas veces intentó matarme cuando yo dormía.

Alah me ha dado permiso de ejecutarlos y torturarlos sin perdón, porque esto templara la ira, porque ya no puedo levantar una Guerra de Yerro, contra el mundo.

Porque no soy persa, y aquí no tengo sabios griegos conmigo, estos no existen.

Aquí no tengo Taumaturgos, estos están desaparecidos.

Aquí no tengo Nigromantes, esto es hechicería pagana.

Aquí tengo los mensajeros de Alah, de Dios mismo, que atravesaron la Bitinia.

Aquí mismo Luzzan y los demás, me trajeron atadas a las mujeres de Artemisia, de Éfeso, para que fueran testigos de la muerte de estos enemigos.

Voy a elevar una Santa Oración llena de Poder de Dios; no poderes falsos de ídolos falsos, no plegarias llenas de vanidad.

Dios mismo me da ésta proeza.

Ésta oración es para aniquilar, en éste Recinto a estos perros de rapiña.

Amr Bard mismo estaba atado delante de las mujeres de Éfeso, una a una ellas desposeídas de sus poderes religiosos de lujuria.

Selene y Hécate, una a una.

La cruel Varuna, que iba en una jaula de madera, iba seguida por la custodia de los guerreros.

Y sin mencionar a los hombres del islam, guerreros como Hassan, Ibraim, Fadlan, Abdalah, todos ellos.

Que custodiaban a Varuna y Artemisa, en unas jaulas.

No lejos de entender que estábamos hundidos en una cartasis del Profeta, en un momento crítico, el cual había salido del mismo Infierno, cual lo hacían los poetas griegos, y allí cuando las esclavas estaban siendo atadas, para ser espectadoras en la Palestra, el acto hermoso del castigo a los pilares enemigos; he aquí la promesa de la retórica entre los versos italianos, romanos, griegos, es cuando nosotros vamos a entender, que vamos a la retórica, con las fuerzas de nuestras liricas, siempre violentas, siempre llenas de una hermosa planta, llena de cenizas por el sol, por la lumbrera hebreo, tan llena de espinas, que todos se sangran, aquí cuando caminas entre estos parajes, entre los lamentos de Belzebul, aquí cuando reías entre los canticos distorsionados, dirigiéndote a ti, cuando mismo; cuando tu samnita cuando la Dictadura de Fabio y todo Camilo, de Máximo contra Aníbal, lo mismo Infiernos internos; aquí cuando el Eliza (PBUH) te reta a un duelo, porque viéndote la cara llena de ira, cuando fuiste atado, porque siempre te creíste un samnita italiano de Campania, respaldado por sus tribus la oligarquía perpetua, que siempre la sufrió el cónsul o el tribuno del plebe, porque no lejos de odiado por las tribus samnitas, los equos; lo mismo vemos que era odiado por la plebe, por sus enemigos, la familia llena de cólera e impotencia, porque su privacidad de hacienda, era privada; y éste desterrado; así vemos cómo siempre vemos la mirada de Eliza, recordando cerca de Katinee, cuando Roso el Forajido, él apuntó su arma en el ojo izquierdo de Eliza, listo para disparar y destrozarle el ojo izquierdo.

Con éste mismo ojo izquierdo ahora Eliza lo acusa, bajando a la Palestra de su Trono, pasando por esas escaleras, dejando su cetro y su vino en el alcanfora, allí donde se miraba las escalinatas del último Templo de Siria, aun cerca de caer también en sinuosas ruinas, llenas aun la Tumba del Maestro, llenas de crótalos fatídicos, algunos pálidos, un cielo rojizo, una llamarada en el suelo que al pisarla, entre espinas, aparte te calentaba los pies.

Así una Reina Epifania de Palmira, caída en la perturbación debido al escape; porque esa fue su locura, escapar y escapar, porque ya no tenía ni al Emperador Romano, que era una especie de Samnita pero de alto rango, más puro. Aunque se decía de los patricios, diferente a los Claudios y los Drusos.

Lo mismo no tenía a su esposo particular de la región, un caldeo.

No tenía sus guardias egipcios.

No tenía ni a su amante Odeato, ni a su amante el Emperador Trajano.

Y aquí ningún musulmán la podía amar, llena ella de mentiras de engaños.

Pero sin embargo todas las mujeres observaban, incluso las mujeres como Drusilia y la otra Porcia, estaban asombradas.

Pero ella no nos interesa.

Lo que importa ahora era el Duelo en la Palestra que iba a hacer Eliza de Raqah, contra Roso el Ejidal.

Éste fue una oportunidad que se le dio, porque Eliza no quería cortarle la cabeza, ni azotarlo.

Así que cuando desataron a Ejidal, éste estaba rojo de lo enfurecido, rápidamente se abalanzó contra Eliza, queriendo derribarlo, pero éste aun tenía la púrpura como traje, ni siquiera tenía arma ni algo que se pareciese a coraza.

Rápidamente Eliza realizó un giro y lo golpeó en la espalda, cerca de la nuca, para derribarlo.

Rápidamente Eliza planeó instigarlo por medio de injurias prevaricaciones, donde le recordaba ése día tenazmente, donde estaban en las lejanías de Alepo, cuando Eliza era un joven, y Roso ya un hombre dado y corpulento.

Le recordaba y también le decía, que si Roso era un hombre, se viniese a las manos pero sin armas, como un cobarde que era; y que ahora se viniese a las manos, pero sin ayuda de sus mojigatos secuaces de baja ralea.

También se acercaba muy fácil a él, lo aprisionaba y le decía, que mirara allá, porque estaba Antea, su hija.

Él no podía creerlo, pero era cierto, allí estaba su hija encadenada.

Él preguntó por qué estaba allí.

Eliza dijo que había sido su esposa, que la bendijo un sacerdote de la Mercava, y le escupió al marido y al sacerdote, cuando adulteró con ese horrible esclavo, flaco y negro; eso es lo de menos, dijo Eliza; que había conocido muchos esclavos morabitas leales y de cualquier lado, hasta de África y Libia; pero éste siempre en acechas.

Roso de Ejidal se pasmó, cuando escuchó por boca de Eliza, que ella iba a ser azotada, hasta desfallecer.

Y le dijo a Ejidal, que no lo mataría en el combate, solo lo humillaría hasta cansarlo, hasta casi al borde de desmayarlo.

Luego le dijo que tomaría su cabeza, por los cabellos, para que levantara la vista hacia el Este, donde sería el suplicio de Antea, su hija.

Porque si ves, dijo Eliza, no es la única mujer; pero tu hija judía, es un estorbo en éste mundo; aparte de ser un deleite para los ojos, es una piedra en éste sinuoso camino.

El duelo duró mucho, porque Eliza recibía golpes pero se reía, se mofaba y pisoteaba a Roso, a pesar de ser mayor en edad y proporciones.

Para conocimiento de todos, Ejidal el Roso, fue hallado en su morada en Hama, luego que las huestes de Sicilia y Córcega atravesaron las llanuras.

Y allí era la humillación hacia él.

______________

A nosotros nos es imposible salir de las regiones de Anatolia y sus alrededores, sobre todo Tarso y su costa, sin solucionar los problemas interinos del gobierno turco.

Esto lo sabía incluso todos los Imames, pero como nuestro problema no solo radica en eso, sino en las Iniciaciones griegas de Eleusis, que indicaban un rigoroso control mental y corporal, dentro de lo sexual, ya que las Virgenes seducidas eran lapidadas, lo mismo también tenemos el problema helénico, de no poder separar lo que es la cultura de los griegos, con sus guerras en los libros de Plutarco, y la cultura persa en su periodo, con las regiones de Patras hasta Sardes, como en una línea de unión.

Nosotros conocemos el desenlace del Drama de los Caminos de espinas, que la Reina Epifania se escapó no solo de los musulmanes, sino también de los Templarios, solo para ver destruido su Imperio; lo mismo la intervención militar de los romanos con los Emperadores; pero es menester antes de salir de Tarso y Tauro, antes de salir de Ararat, que escrudiñemos los detalles que esconde el misterio de toda Turquía.

Más aun a riesgo, tomaré las medidas de las famosas CLAVES del libro de Plutarco, para desentrañar los sucesos más importantes en la zona turca, y es más anexaremos algunas de Grecia.

Después de esto, nos adentraremos en realizar un DICCIONARIO ELOCUENTE, donde añadiremos todas las palabras usadas por Plutarco, que no usamos frecuentemente, con su significado general.

El primero:

ANTIOCO III, fue el sexto rey de SIRIA.

(pp. 291)

Se sabe que el romano PAULO EMILIO fue en batalla contra este rey, y le mató hasta 30’000 barbaros.

Después hizo la guerra a PERSEO el último rey de Macedonia, que fue hijo de FILIPO III.

Se sabe que incluso hecho de la zona del TAURO a ANTIGONO el Grande, el cual se encerró en SIRIA.

En tiempo de ISKANDAR, se dejó a su comandante ANTIGONO el título de rey, el cual lo heredó a su hijo Demetrio; luego de éste fue ANTIGONO GONATAS; de éste otro Antígono, lo fue DEMETRIO II; al morir le dieron la oportunidad los macedonios de gobernar a su primo ANTIGONO DOSON.

Después de éste reinó FILIPO, pero fue derrotado por el romano TITO FLAMINIO.

Éste luego de no vivir en paz sometido de los romanos, comenzó a hacer ardides de guerra, pero murió de pesadumbre, al enterarse que asesinó a su hijo DEMETRIO, debido a una leve calumnia.

Su otro heredero PERSEO, odiaba a los romanos.

Éste PERSEO era bajo de costumbres y débil de alma, perverso por avaricia.

Se dice que éste al ser hijo ilegitimo, conspiro también para matar a su hermano DEMETRIO por temor al trono.

CAMINO DE ESPINAS 27




Compartir con tus amigos:
  1   2   3


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos