Calidad de vida: las condiciones diferenciales



Descargar 149.76 Kb.
Página1/4
Fecha de conversión30.04.2019
Tamaño149.76 Kb.
Vistas84
Descargas0
  1   2   3   4

CALIDAD DE VIDA: LAS CONDICIONES DIFERENCIALES




De Rocío Fernández-Ballesteros

Universidad Autónoma de Madrid

La Calidad de Vida es un concepto complejo, difícil de definir en términos de funcionalidad. Sin embargo, es posible establecer una característica principal: su multidimensionalidad; Es decir, la calidad de vida, como la vida misma, cuenta con ingredientes múltiples. Es más, la calidad de vida en la vejez depende del contexto o las circunstancias en las que vive la gente. En nuestro estudio se preguntó sobre diferentes dimensiones de la calidad de vida a  sujetos mayores de 65 años , se llegó a la conclusión de que los ingredientes de la calidad de vida dependen del estilo de vida ( en casa o en las instituciones) y de las condiciones personales ( la edad y el sexo).

Podemos afirmar que ha habido un interés creciente sobre la calidad de vida en diversos campos científicos, pero que mientras que la progresión ha sido aritmética en los campos de estudios urbanísticos, psicológicos y sociales, en los biológicos y en la literatura médica, ha sido exponencial. Como se ha señalado en otro lugar (Fernández-Ballesteros, 1998), desde una perspectiva semántica, el término “calidad” se refiere a ciertos atributos o características de un objeto particular (vida), y en cambio, el término “vida” es más amplio y envuelve a los seres humanos. El problema inicial es que la vida puede analizarse desde diferentes perspectivas, por ello la calidad de vida debe ser necesariamente un concepto multifacético. 

Finalmente, desde un punto de vista médico, para garantizar la calidad de vida, se han empleado indicadores epidemiológicos y socio-demográficos (como el índice de mortalidad, la esperanza  de vida o la mortalidad  infantil). Sin embargo, el ingreso per capita, el  índice de delitos o la esperanza de vida, a pesar de ser indicadores importantes del nivel de desarrollo económico, social o sanitario de un grupo determinado, no parece reflejar totalmente el ser humano.

 Al intentar definir el concepto de Calidad de Vida, se debaten dos argumentos: 1) Algunos postulan que la calidad de vida se refiere, exclusivamente a una percepción subjetiva del individuo sobre ciertas condiciones, mientras que otros consideran que el concepto debe incluir una consideración de ambas, de las condiciones subjetivas (relacionadas con la evaluación del sujeto o con la apreciación de las diferentes condiciones de vida) y de las condiciones objetivas (las mismas condiciones, pero evaluadas independientemente del sujeto); 2) No hay acuerdo sobre si la calidad de vida debería referirse a un concepto ideográfico, en el sentido de que es el sujeto quien debe establecer sus ingredientes, o si se debe establecer un criterio general sobre la calidad de vida para todos los sujetos, lo que constituye un concepto nomotético.

La salud se considera un ingrediente indiscutible de la calidad de vida sin embargo, para la gente joven con salud su importancia es secundaria frente las relaciones sociales o de trabajo (Ruiz y Baca, 1993), mientras que para las personas mayores, la salud ( cuya pérdida se teme o es ya una realidad parcial) adquiere gran importancia, por encima de cualquier otra condición.

Resumiendo, en los últimos veinte años, la calidad de vida ha emergido como una imponente construcción que incluso ha llegado a provocar un cambio en los objetivos sociales. La política social ya no aspira únicamente a obtener un mayor crecimiento económico, una mejor distribución de la riqueza o un aumento en la esperanza de vida de la población, sino también a lograr algún impacto positivo en el bienestar de las comunidades atendidas e influir en la manera en que los ciudadanos evalúan los programas sociales. Como Tolma (1941) señaló, el concepto de “homo economicus” se ha sustituido por el de “homo psychologicus”: variables como la percepción del control, el apoyo social percibido o incluso la satisfacción con la vida, son condiciones importantes para el bienestar social (Campbell, 1981). Esta situación implica la introducción de un componente subjetivo en los objetivos sociales que ha sido acuñado con el término “calidad de vida”. Sin embargo, aunque este componente se acentúa en el contexto de cada disciplina, los psicólogos están menos implicados que otros científicos en esta definición operativa, en su medida y en la discusión sobre su naturaleza, lo cual tiene indudablemente un efecto negativo sobre la investigación y debería servir de llamada de atención para los psicólogos. Finalmente, es importante subrayar el hecho de que la calidad de vida, como un concepto multidimensional, no es independiente de los contextos diferentes que produce la vida y a los cuales pertenece el sujeto. La mayoría de los estudios sobre la calidad de vida se refieren a situaciones específicas sobre la vida, es decir, la calidad de vida en personas con diferentes patologías (diabetes, SIDA, víctimas, etc), las diferentes edades ( adultos, niños), los diferentes niveles sociales, etc. Dentro de estos contextos, la edad parece ser un factor personal determinante en la QOL y una parte importante de la investigación realizada en este área se ha centrado en esta condición bio-psicológica-social.

Existen algunos factores que son mayormente evaluados en los estudios e investigaciones Estado Mental (por ejemplo demencia) , Salud (por ejemplo el juicio del sujeto sobre la propia salud), Aptitudes funcionales (dificultades que tiene para realizar diversas actividades diarias), Nivel de actividad y actividades de ocio, Integración social, Satisfacción en la vida, Servicios sociales y sanitarios, Calidad del entorno, Condiciones económicas, Condiciones educacionales y culturales.




EVALUACION DEL ESTILO DE VIDA


Boletín latinoamericano de psicología de la salud


Luis Flórez Alarcón
Departamento de Psicología
Universidad Nacional de Colombia

Lidia C. Hernández


Instituto Superior de Ciencias Médicas de La Habana

1998


El concepto de Estilo de Vida

Muchos problemas de salud contemporáneos parecen más de origen social que individual y se relacionan con las políticas nacionales y locales; de aquí se desprende que la creación de una política de salud que apoye cambios de estilo de vida, es una parte muy importante del nuevo enfoque salubrista. La forma en que la gente se comporta, el tipo de alimentos que ingiere, sus hábitos de ejercicio, el cuidado que tiene de sus dientes, los cigarros y el alcohol que consumen, influyen de un modo decisivo en su estado de salud. El estilo de vida en general con el que viven los individuos y los riesgos a los que se exponen, condicionan sus posibilidades de enfermar y morir antes de lo previsible.


El estilo de vida se va conformando a lo largo de la historia del sujeto; es un proceso de aprendizaje, ya sea por asimilación o imitación de modelos, de patrones familiares o grupos informales. El sujeto también tiende a imitar modelos sociales, que se promueven por los medios de difusión o comunicación social. El estilo de vida no sólo puede formarse espontáneamente, sino como resultado de decisiones conscientes de los hombres, que aspiran a perfeccionarse y a perfeccionar la sociedad; el estilo de vida puede favorecer, al mismo tiempo, la consolidación de algunos altos valores y, aún más, su difusión social. Representa así mismo un producto complejo, fruto de factores personales, ambientales y sociales que convergen no sólo del presente, sino de la historia interpersonal. El estilo de vida es un aspecto de la actividad vital diaria de las personas que indica la línea y orientación de la conducta y el razonamiento de la personalidad. En él están reflejados los hábitos estables, las costumbres y conocimientos del individuo, así como sus valores morales, aspiraciones y esperanzas. El estilo de vida, por tanto, es el resultado de las decisiones conscientes de los hombres que aspiran a modificarse a sí mismos y a la sociedad en la dirección considerada por ellos como deseable, fruto de la creación humana.
El trabajo es otro elemento esencial del estilo de vida, ya que ocupa más o menos cantidad de tiempo, dicta un determinado ritmo de vida, consume energía física y psíquica del hombre, e influye en sus concepciones y criterios, además de relacionarse con otras esferas de la vida del individuo.

Según Roth "con ‘estilo de vida’ queremos nombrar genéricamente aquellos patrones de conducta individual, que tienen determinada consistencia en el tiempo, bajo condiciones más/menos constantes, y que pueden constituirse en factores de riesgo o seguridad dependiendo de su naturaleza". (1990, p. 38). Ahora bien, qué se puede considerar como un patrón de comportamiento saludable? ¿cuáles comportamientos específicos mejoran o disminuyen la salud de la gente?; ¿qué tipo de conocimientos necesita la gente para ser capaz de tomar decisiones racionales acerca de sus comportamientos relacionados con la salud?.

El comportamiento implicado en la salud es cualquier acción que influye en la probabilidad de consecuencias físicas y fisiológicas inmediatas y a largo plazo, que afectan el bienestar físico y la longevidad. Estos comportamientos pueden promover o impedir un funcionamiento humano óptimo y gratificante. La investigación epidemiológica ha identificado una gran variedad de comportamientos relacionados con la salud (Armijo-Rojas, 1994); entre éstos se destacan:

1.- La actividad física regular; contribuye a:

2.- Las prácticas nutricionales adecuadas, que contribuyen a:

3.- Los comportamientos de seguridad:

4.- La reducción del consumo de sustancias:

5.- Fomento de las prácticas adecuadas de higiene

6.- Desarrollo de comportamientos de autoobservación.

7.- Desarrollo de un estilo, de vida minimizador del estrés.

8.- Donaciones de sangre y de órganos.

9.- Desarrollo de competencias para establecer relaciones sociales y resolver problemas interpersonales

10.- Desarrollo de comportamientos de adaptación vital

11.- Cumplimiento y seguimiento de las prescripciones de salud (adherencia terapéutica)




POR FAVOR RESUELVA LAS SIGUIENTES PREGUNTAS Y ENVÍELAS POR INTERNET A humanidades.posmed@umng.edu.co NO OLVIDE QUE SOLO DISPONE DE UN MES PARA ENVIAR LAS RESPUESTAS


  1. Desde el punto de vista médico, qué indicadores se han empleado para evaluar la calidad de vida?

  2. A que hace referencia el concepto nomotético en la calidad de vida?

  3. Como define usted el concepto “calidad de vida”?

  4. La edad es un factor determinante en la calidad de vida? Explique su respuesta

  5. Qué relación existe entre hábitos de salud y el estilo de vida?

  6. Cite algunas de las áreas de comportamiento valoradas en los estilos de vida; realice una pregunta (para cada área) que formularía a sus pacientes.

  7. Cómo evaluaría usted el material que acaba de leer?

    • Interesante

    • Aburrido

    • Fácil

    • Difícil

    • Útil

    • Poco relevante

  8. Considera usted que el tema tratado en la lectura es importante en su especialidad? Por qué

  9. Le gustó la metodología utilizada? Tiene otra propuesta o sugerencia referente a ésta?

  10. Qué otros temas quisiera que se trabajaran?



ESTRÉS Y SALUD/ENFERMEDAD
Por Licda. Ana Victoria Abdelnour Granados, Psicóloga

    Los factores psicológicos, cognitivos, emocionales y motivacionales, propios de cada persona de acuerdo a su historia de vida personal y al ambiente sociocultural en que se ha desarrollado, influyen de manera decisiva tanto en el proceso de enfermarse como en la prevención de la enfermedad y el mantenimiento de la salud.     Las variables psicológicas inciden siempre, en alguna medida, directa o indirectamente, positiva o negativamente, en todos los trastornos y enfermedades, y no únicamente en los llamados psicosomáticos, por ejemplo la hipertensión, el dolor crónico, la gripe, las alergias, el cáncer, el asma, etc.

La salud no debe ser entendida únicamente como ausencia de enfermedad, sino como algo positivo en sí mismo, un estado de bienestar físico, psíquico y social. Debe promocionarse mediante conductas adecuadas.     Los individuos muy negativos y pesimistas tienden a desarrollar más síntomas somáticos y más enfermedades que los que no lo son o lo son en grado bajo.     Actualmente existe una tendencia cada vez mayor entre los especialistas de la salud de considerar TODA enfermedad como psicosomática, es decir, que todo trastorno orgánico está asociado en mayor o menor grado a factores psicológicos.     Enfermedades como la gripe, accidentes cerebrovasculares, enfermedades del corazón, gastritis, obesidad, etc., están determinadas más que por el efecto de agentes específicos, por factores ambientales, sociales y conductuales (estilo de vida), como por ejemplo la dieta, el ejercicio físico, los acontecimientos diarios, el hábito de fumar o el ingerir alcohol en exceso.

Por un lado la enfermedad (en especial la enfermedad crónica) y su tratamiento médico por sí mismos producen estrés y diversos problemas psicológicos asociados (trastornos emocionales, intolerancia a los tratamientos). Por otro lado, el estrés puede producir efectos directos aumentando la vulnerabilidad del organismo y actuando, ya sea precipitando la aparición de una enfermedad o agravándola.     Los principales efectos psicológicos con relación a la salud/enfermedad se establecen a través de mecanismos del estrés, el cuál puede influir sobre la salud porque modifica el funcionamiento fisiológico general del organismo (Ej. Frecuencia cardiaca, presión sanguínea, respiración, tensión muscular, etc.), la actividad neuroendocrina y la capacidad inmunológica del organismo.     De manera indirecta el estrés también puede alterar la salud al estimular comportamientos poco saludables como el fumar, el abuso de sustancias como el alcohol o drogas, el insomnio o la anorexia.

  Las situaciones estresantes que se han asociado a alteraciones en la competencia inmunológica son muchas, pero dejando de lado los trabajos experimentales, suelen predominar aquellas situaciones que implican alguna forma de estrés psicosocial (situaciones de pérdida, conflicto marital, cambio laboral como la jubilación, el nacimiento de un hijo, la compra de una casa, sufrir un accidente grave u otros.

Prevención del estres

    Si una persona padece de dolores de cabeza no se trata de que se tome X medicina cada vez que le duele, sino de que averigüe por qué le duele la cabeza. En la medicina tradicional se ataca el síntoma más que la causa. Debemos afrontar nuestras dolencias y enfermedades con un enfoque holístico, donde busquemos las raíces del problema para manejarlo de la mejor forma e incluso eliminarlo.

    Come sano: ingiere hortalizas, vegetales, pocas grasas animales, usa aceites vegetales (en especial el de oliva), cocina con poca grasa, y come pocos alimentos fritos. Durante el desayuno, almuerzo o cena, trata de comer despacio, de reservar el tiempo suficiente para comer tranquila, sin presiones ni urgencias. Pon música instrumental (si comes en tu casa). Descansa e incluso, si puedes, haz una pequeña siesta después o da un pequeño paseo.

    Duerme en una habitación ventilada. Si has tenido un día muy tenso relájate primero; no te “obligues” a dormir.

    Aprende alguna técnica de relajación o meditación que puedas practicar diariamente.

    Pinta tu dormitorio, oficina u otro lugar en que necesites tranquilidad, con colores pasteles como el verde o el celeste, que ayudan a experimentar una sensación de paz.

    Pregúntate cómo estás confrontando los diversos problemas y dificultades que la vida te presenta.

    Mientras trabajas (en la casa u oficina) pon música relajante. En el mercado existe una gran variedad de música especial para meditación y relajación.

    Entrégate a una sola actividad, a una sola cosa a la vez.

    Dedica algún momento de cada día para tí misma. Regálate tiempo para practicar algún pasatiempo, alguna actividad creativa como aprender fotografía, hacer manualidades o recibir clases de alta cocina.

    Haz algún tipo de ejercicio aeróbico como caminar o nadar con regularidad. Cualquier ejercicio que practiques debe ser agradable y no implicar un sacrificio.





Compartir con tus amigos:
  1   2   3   4


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos