Borrador incompleto de la sesión plenaria celebrada el díA14 de octubre de 2015



Descargar 267.22 Kb.
Página6/17
Fecha de conversión26.03.2018
Tamaño267.22 Kb.
Vistas322
Descargas0
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   17

Mi agradecimiento para todos los miembros de la comisión y a sus portavoces: a Jesús Iglesias, que ya no está, pero con el que hemos debatido mucho y muy bien; a José María Cazalis, con el que hemos debatido sobre sanidad sin ningún problema; a Coralí Cunyat, que no está ahora mismo por aquí, pero que en el camino se ha dedicado incluso a la maternidad, lo cual es un motivo de orgullo para la comisión, pues es como si hubiéramos tenido un hijo todos; a Mónica Almiñana, a la que le deseo el máximo éxito en sus próximas labores de gestión; ella está muy cualificada, tiene experiencia, está muy preparada, y sin duda será un éxito para la Comunidad Valenciana; a María Chivite, que ya se ha ido pero que ha sido dos años portavoz en Sanidad; y a Encarna Llinares que, aunque ha acabado con mala pata la legislatura, esperemos que se le cure el peroné y pueda volver a su actividad normal.

Sin más, quiero desear a todos el mayor éxito en sus labores tanto dentro como fuera de la comisión, así como en sus quehaceres sanitarios y personales, siempre con la idea clara de que los pacientes, la ciudadanía, son nuestra razón de ser como profesionales y también como políticos.

Muchas gracias. (Aplausos).
El señor VICEPRESIDENTE (Lucas Giménez): Gracias, señoría.

Esta moción ha sido firmada por todos los grupos. ¿Hay algún grupo que desee que hagamos una votación? (Denegaciones). ¿Se puede aprobar por asentimiento? (Asentimiento).



Gracias, queda aprobada por asentimiento.
4.2. MOCIÓN POR LA QUE SE INSTA AL GOBIERNO A LA ADOPCIÓN DE DETERMINADAS MEDIDAS URGENTES ANTE LA CRISIS HUMANITARIA DE REFUGIADOS.

(Núm. exp. 662/000212)

AUTOR: GPS
El señor vicepresidente da lectura al punto 4.2.
El señor VICEPRESIDENTE (Lucas Giménez): Esta moción está firmada por el Grupo Parlamentario Socialista.

El señor MARTÍN RODRÍGUEZ: Muchas gracias, señor presidente.

Con su venia.

Esos hombres tendidos, abrazados al suelo, comiéndose la sombra de la acera, tienen dentro sus nidos, sus pedazos de cielo, su estampa de caliente primavera; tienen dentro su ser, fuera el empuje trágico de la lucha que les lanza. Esos hombres tendidos, esos, esos, míralos, corazón, son tus hermanos, van a hacer una torre con sus huesos para llegar al cielo con las manos.

Señorías, son versos de otra época y otro éxodo, el nuestro, el que llevó a buscar pan y paz a miles de españoles que, huyendo de la sinrazón, el hambre y la muerte, fueron expulsados de la tierra, la nuestra, en los tiempos bárbaros de una locura colectiva. Pero aquellos hombres, mujeres y niños, huérfanos de su tiempo y su memoria, como estos que hoy están a las puertas de nuestras fronteras y que con su dignidad se arrastran, vuelven a dar sentido trágico medio siglo después a los versos de Juan Alcaide.

Es triste, pero es la bofetada de la verdad la que hoy nos trae aquí, consecuencia de la moción que el 31 de agosto, en nombre de mi grupo, presenté en esta Cámara para la adopción de medidas urgentes ante la crisis humanitaria de los refugiados.

Me felicito y agradezco que la moción que hoy debatimos ante esta tragedia sea una moción enmendada por el consenso de todos los grupos, conscientes, como somos, de que el Mediterráneo, cuando nos deja varados a sus muertos no mira en el pasaporte la edad del náufrago ni el nombre de la frontera en las que les da tierra. Sin embargo, como en un amor desdichado, el náufrago sabe que se está muriendo, pero el mar no sabe que lo está matando.

Cualquier ciudadano que haya seguido los acontecimientos, hoy todavía trágicamente vivos, de lo que está ocurriendo en las fronteras de Europa −es decir, en las nuestras− dudo mucho que sepa cuál es el compromiso de acogimiento de España frente a la tragedia. Si leyó el diario El Mundo el 21 de julio, serían 1300; si leyó el teletipo de Europa Press, el 1 de septiembre, eran de 2739; si leyó El País, el 4 de septiembre, España asumiría la cuota de refugiados que le correspondiese, en palabras del señor Margallo; si leyó Público, el 9 de septiembre, en palabras del presidente del Gobierno, la cifra era de 17 680.

El 22 de septiembre, Europa anuncia un acuerdo de mínimos, que repartía 120 000 almas entre todos los Estados miembro; un día después, los jefes de Estado pasaron de puntillas sobre lo anterior para no hacer saltar todo por los aires.

Mi grupo parlamentario, consciente de que la realidad desbordaba las buenas intenciones, solicitó al Gobierno aprobar con urgencia un plan de acogida humanitaria para los refugiados; y hoy nos trae aquí una moción con un decálogo de compromisos, que se ha consensuado entre todos, excluyendo del debate político la confrontación de los partidos, para que sean el diálogo y el consenso los que presidan las tomas de decisiones, con máxima lealtad institucional, cooperación y colaboración entre las administraciones, situando siempre en primer término las prioridades de acogida e integración.

Nada más lejos de este senador que romper ese consenso, pero quiero llamar la atención de sus señorías sobre un punto determinante: el texto consensuado, el acuerdo alcanzado se sustenta, sin nombrarlo, sobre el compromiso de que España asuma la cifra ofrecida de 1300 plazas para la reubicación en nuestro país de solicitantes de asilo. Y, francamente, señorías, dada la magnitud de la tragedia, si nos rendimos a los números, 1300 plazas entre las cincuenta provincias que conforman nuestro país, pongo por caso, suponen 26 almas por cada una de ellas; un número a todas luces irrisorio frente a la solidaridad que nos demandan nuestros ciudadanos, nuestros ayuntamientos, nuestras organizaciones no gubernamentales y nuestras posibilidades.

Señorías, al igual que a fuerza de deliberar se pierde a veces el fruto de la deliberación, no es menos cierto que a fuerza de repetir las cifras las hacemos tan familiares que la razón las obvia en la magnitud de la tragedia. Pero cabe recordar desde esta tribuna que solo el conflicto de Siria ha provocado el desplazamiento de 4 millones de personas, y Europa ha registrado, desde principios de año, la entrada de al menos 264 000 inmigrantes a través del Mediterráneo, y seguimos asistiendo a la muerte de personas inocentes cuya única frontera es huir de la guerra y sus miserias.

Hoy, la tragedia es que miles de personas desesperadas, huyendo de la muerte, están dispuestas a arriesgar sus vidas y, en demasiadas ocasiones, a perderla. No podemos aceptar como si de una maldición bíblica se tratara las tragedias que los humanos creamos ni la muerte de personas que, con el eufemismo de refugiados o emigrantes, se ahogan en el mar o se asfixian en la cámara cerrada de un camión. No podemos dejarlos a merced de traficantes ni hacernos cómplices con nuestra inanición de personas sin escrúpulos que hacen negocio con sus vidas. Francamente, creo que esta es una de esas oportunidades que la historia nos brinda para hacer ver al mundo que España y sus pueblos se sitúan en el homo homini sacra res, de Séneca, frente al homo homini lupus, hobbesiano.

Por ello, desde esta tribuna, vengo a solicitar al Gobierno que rectifique la cifra aceptada de 1300 ciudadanos para la reubicación en nuestro país de solicitantes de asilo y se acepten y se comprometan los 4288 propuestos inicialmente por la Comisión europea, porque de lo que estamos hablando hoy es de lo urgente, esto es, de la vida de miles de seres humanos. Lo importante, como es apoyar todas las vías diplomáticas existentes en la búsqueda de la pacificación de los países en conflicto y trabajar en una política integral europea de inmigración y asilo en la Unión Europea, además de que no pueda esperar, nos va a llevar su tiempo. También es urgente poner en marcha un plan de acogida humanitaria que ponga a disposición de los refugiados y solicitantes suficientes plazas de acogida, posibilidades de escolarización para los menores y atención social y sanitaria. Igualmente, hemos de aprobar el Reglamento de desarrollo de la Ley 12/2009, de 30 de octubre, reguladora del derecho de asilo y de la protección subsidiaria, y dar instrucciones para que no se realice ninguna de las conocidas como devoluciones en caliente que, además de vulnerar nuestro ordenamiento jurídico, impiden de facto las solicitudes de protección de quienes llegan a España. De ese modo, podremos evitar, como ocurrió el 24 de septiembre, que los españoles nos desayunemos con la noticia de que la Comisión Europea nos ha abierto tres procedimientos sancionadores por violaciones del derecho de asilo.

Señorías, decía Félix Grande que solo son verdaderas las palabras irreparables. La muerte lo es; la guerra y el hambre, no. Y la ambigüedad y pereza con la que Europa, y nosotros, estamos respondiendo ante esta tragedia no dice mucho de un territorio que presume moralmente de tener abolida la pena de muerte si muertos recoge en sus fronteras cuando el Mediterráneo, para poner en evidencia nuestras flaquezas, nos deja un niño, que podría ser nuestro hijo, y conmociona a la sociedad una foto. ¿Saben la grandeza, la miseria y la hipocresía que escondemos cada uno de nosotros? Aquella foto con ese niño nos dolió tanto, nos conmovió tanto porque no era un niño desarrapado, era un niño vestido, era un niño con zapatillas Nike, podía ser nuestro hijo. Identificarlo como nuestro y ponerlo en las fronteras del Mediterráneo, muerto, significa obviamente que algo estamos haciendo mal.

Todos los aquí presentes somos conscientes de que la dimensión de la crisis es inabordable para un solo país; es necesario que todos se involucren y que la Comisión Europea adopte medidas conforme al principio de solidaridad para acometer un problema como este, que no tiene solo una raíz, sino múltiples derivadas que llevaron a ello. En cualquier caso, no es menos cierto que cuanto está ocurriendo es consecuencia de políticas belicistas erráticas, y que a España le corresponde un plus por las suyas. Nunca existieron las armas de destrucción masiva, pero esos hombres tendidos, abrazados al suelo, comiéndose la sombra de la acera como fardos de estaciones, son las víctimas en diferido de las suelas de los zapatos de los señores Aznar y Bush sobre la mesa de las Azores. Y aunque no todos los hoy aquí presentes somos responsables directos de aquel, llamémoslo error, que abrió la caja de Pandora, la cuota de responsabilidad sobre sus consecuencias, esa sí es nuestra. Poner a disposición de las víctimas a Elpis es algo más que una obligación moral.

Muchas gracias. (Aplausos).
El señor VICEPRESIDENTE (Lucas Giménez): Gracias, señoría.

Esta moción ha sido firmada por todos los grupos, excepto el Grupo Mixto, que ha presentado tres enmiendas, a instancia de doña María Isabel Mora Grande. Para su defensa, tiene la palabra la senadora Mora.


La señora MORA GRANDE: Gracias, señor presidente.

Esta moción viene consensuada desde el Congreso de los Diputados, pero como Podemos no cuenta con representación en esa Cámara, hemos presentado tres enmiendas aquí porque era nuestra única posibilidad procedimental.

En cuanto a lo que se está debatiendo, he de decir que en la exposición de motivos hay muchos aspectos que no compartimos en absoluto. A pesar de que se están haciendo esfuerzos, no estamos de acuerdo con el texto cuando dice que España ha demostrado estar a la altura de las circunstancias y otros comentarios similares, porque no es solo que no hayamos estado a la altura de las circunstancias sino que hemos hecho bastantes barbaridades, como el incumplimiento de la normativa internacional o de las sentencias de los tribunales superiores de justicia; y en esa línea van nuestras enmiendas.

La primera de ellas pretende modificar el reglamento Dublín II, que obliga a que la persona que entre por cualquier Estado miembro tenga que tramitar el procedimiento de asilo en ese Estado.

La mayoría de los refugiados que entran en España, la mayoría de los sirios, por ejemplo, quieren ir hacia el norte de Europa. Por poner un ejemplo les diré que, en 2013, de 4513 solicitudes de asilo, por el reglamento de Dublín nos devolvieron a 3567 demandantes de asilo, precisamente porque habían empezado a tramitar la solicitud en España; y, en 2014, de 5952, nos devolvieron a 5052. Sería interesante llevar a cabo este cambio, pero tiene que ir acompañado de un sistema europeo común de asilo y de una estandarización de los procedimientos de solicitud. En este sentido, señorías, no tiene ningún sentido que España sea uno de los países de Europa que menos solicitudes de asilo admite, un 7%, mientras que Suecia, por ejemplo, admite casi el 80%. Esto es una barbaridad y habría que cambiarlo. O sea, que muy bien, muy bien no lo estamos haciendo, como dice la exposición de motivos de la moción. (La señora vicepresidenta, Vicente González, ocupa la Presidencia).

Por otro lado, nos parece bastante increíble que no estemos cumpliendo tres directivas europeas, en las que ya se nos han pasado los plazos de trasposición. Como ha comentado el portavoz del Grupo Socialista, tenemos abiertas tres actas de sanción precisamente por no haberlas traspuesto, pero aunque se nos haya pasado el plazo de trasposición, son ejecutivas y no las estamos ejecutando. No solo no las estamos ejecutando, sino que estamos a años luz de hacerlo. Muy bien, muy bien no lo estamos haciendo y lo que estamos hablando es de personas, de sufrimientos, de derechos fundamentales y de derechos humanos que no estamos cumpliendo en nuestro territorio, sobre todo en Ceuta y en Melilla, donde hay miles de personas refugiadas esperando a que apliquemos la ley. En este sentido, estamos vulnerando varias sentencias del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía y del Tribunal Superior de Justicia de Madrid porque estamos incumpliendo la libertad de circulación de todas las personas demandantes de asilo que están en Ceuta y en Melilla y, además, también estamos incumpliendo varias recomendaciones de la defensora del pueblo estatal, así como las directivas europeas. ¿Por qué? Porque lo primero que se hace con las personas que entran por Ceuta y Melilla es no documentarles. En la directiva que habla de las condiciones de acogida se dice que en plazo de tres días deberíamos darles al menos un justificante de la solicitud de asilo, cosa que no se está haciendo, y no solo es que no se esté haciendo sino que ni siquiera se les da una justificación de ser demandante de asilo. Como mucho se les entrega una especie de tarjetita verde de ser residentes del CETI. Eso no es documentar a nadie y con eso se les impide la circulación hacia la Península.

Estamos incumpliendo sentencias de los tribunales superiores de justicia −y fíjense que se trata de derechos fundamentales− y estamos hablando de vulneración de la normativa europea. En este sentido, les diré que hay personas que llevan meses acudiendo a las oficinas de asilo para solicitarlo pero sin ningún tipo de documentación y, como no tienen documentación, pueden ser detenidas y expulsadas por estar en situación administrativa irregular. Muy bien, muy bien no lo estamos haciendo, la verdad.

Existen también recomendaciones de la defensora del pueblo en el sentido de que, como mínimo, a cualquiera que solicite asilo se le grabe y se le dé un justificante. Sería lógico, sería de recibo que las directivas, las normativas europeas y el cumplimiento de las sentencias se pudieran incluir en las mociones.

Pero no es solo esto, sino que tenemos que tener en cuenta también que las condiciones en las que estamos acogiendo a los refugiados que están entrando por Ceuta y Melilla, que son miles, son infrahumanas.
La señora VICEPRESIDENTA (Vicente González): Señoría, vaya terminando.
La señora MORA GRANDE: Voy acabando.

Por ejemplo, en el puesto fronterizo de Beni Enzar, por donde entran miles de personas al día, da la casualidad de que hay recomendaciones de la defensora del pueblo señalando que al menos se les deberían proporcionar unas condiciones dignas mientras que esperan, durante días u horas, a que se les documente o a que se les registre. Ni siquiera tienen un sitio donde dormir, no tienen comida ni agua y entre ellos hay muchísimos menores.

Como no dispongo de más tiempo en esta intervención, aprovecharé el turno de portavoces para argumentar la última enmienda que hemos presentado, que es la relativa al cumplimiento de la directiva de condiciones de acogida. En este sentido, hablaré de cuáles son las condiciones de acogida que estamos ofreciendo a las personas demandantes de protección internacional en Ceuta y en Melilla.

Gracias.
La señora VICEPRESIDENTA (Vicente González): Gracias, señoría.

Para indicar si acepta las enmiendas, tiene la palabra el senador Martín.
El señor MARTÍN RODRÍGUEZ: Muchas gracias, señora presidenta.

Mi grupo reconoce el trabajo de Podemos, pero no va a entrar a evaluar sus enmiendas por cuanto las presenta a un texto que ha decaído en aras de otro texto que viene consensuado por todo el arco parlamentario del Congreso de los Diputados.

Por lo tanto, las enmiendas no tienen cabida en ese texto definitivo que vamos a debatir aquí. Así pues, con mucho respeto a su trabajo y a las enmiendas, no vamos a pasar ni siquiera a evaluarlas.

De todas maneras, propondría a Podemos con cariño –no lo estoy utilizando en la retórica de las palabras−, que habida cuenta de que ha venido un texto consensuado del Congreso –en el que todavía no están y, por ello, no lo podían haber firmado−, dadas las circunstancias que concurren, que si no les parece casposo, por una vez y sin que sirva de precedente, se unan a la casta. Sería estupendo que retiraran sus enmiendas y se incorporaran al texto consensuado para que España, o esta Cámara, pueda salir a decir al mundo que estamos unidos frente a la barbarie y por la dignidad de los seres humanos.

Muchas gracias. (Aplausos).
La señora VICEPRESIDENTA (Vicente González): Gracias, señoría.

¿Turno en contra? (Denegaciones).

Turno de portavoces. Por el Grupo Mixto, tiene la palabra el senador Aiartza.
El señor AIARTZA AZURTZA: Señora presidenta, voy a ser muy breve porque compartimos el tiempo y es un grupo bastante grande.

Amaiur va a mostrar su apoyo y a votar a favor de la enmienda presentada a la moción del Grupo Socialista y suscrita por la mayoría de grupos del Senado, al igual que lo hicimos en el Congreso. Ciertamente, no creemos que es la moción que la realidad requiere y los organismos internacionales de derechos humanos, asociaciones y ONG demandan, pero es la que ha llegado al consenso entre grupos y por eso la vamos a apoyar.

Sin embargo, somos críticos con algunas manifestaciones referidas a ella. Me voy a centrar en la referente a que España ha estado a la altura de las circunstancias en esta cuestión. Ahí discrepamos, señorías. Entendemos que el Estado nunca ha estado a la altura de las circunstancias en relación con el asilo. Seguramente no lo ha estado por la misma razón que en la moción se aduce pero, a sensu contrario, porque históricamente han sido los poderes del Estado los causantes de que la gente de esta península haya tenido que huir al exilio y, por tanto, a los que requieren refugio y asilo en este Estado se les ve como sospechosos, como potenciales criminales. Así se entiende que el Estado español sea en Europa el que menos asilo haya otorgado en estos treinta años, menos asilo que Alemania en un año. Y eso ha ocurrido con independencia del Gobierno. Recordemos que en 2009, cuando gobernaba el PSOE, se denegó el asilo al 95% de los requirentes y, por eso, no se han producido las trasposiciones de las directivas europeas y todavía se carece del reglamento de ley de asilo, que ahora en la moción se plantea seguir normativizando. Por eso, se abren procedimientos sancionadores en Europa a este Estado.

Por ello, señorías, a día de hoy tenemos que anunciar que hay más de 1500 personas de origen sirio hacinadas en el CETI de Melilla y centenares de familias bloqueadas en Nador. Esto no solo ocurre en Grecia. Por eso, las costas del sur de esta península son un cementerio de personas que han intentado llegar a Europa.

Voy a terminar con el mejor ejemplo de la política de asilo en este Estado, que queremos denunciar. Es el caso de Hassanna Aalia, un joven saharaui que, por luchar democráticamente por la libertad de su país, busca refugio en la Península y el Estado español se lo niega. En este sentido, se le ha detenido recientemente y pende sobre él un requerimiento de extradición para cumplir cadena perpetua en Marruecos por luchar democráticamente por los derechos de su país. Señorías, hoy queremos volver a denunciar este hecho. Hace cuarenta años el Estado español le quitó el futuro al pueblo saharaui entregando el territorio a Marruecos tras los acuerdos de Madrid. Hoy, se lo quiere volver a quitar a Hassanna Aalia al denegarle el asilo. Amaiur exige aquí, de nuevo, el derecho de Hassanna a que, ya que no puede vivir en un Sáhara libre, pueda andar por lo menos libremente en una tierra de asilo.

Muchas gracias, señorías. (Aplausos).


La señora VICEPRESIDENTA (Vicente González): Gracias, señoría.

Senadora Julios, tiene la palabra.


La señora JULIOS REYES: Muchas gracias, señora presidenta.

Intervengo en nombre de mi partido, Coalición Canaria, para trasladar a sus señorías nuestro apoyo al texto que se ha consensuado por unanimidad, al igual que lo hicimos en el Congreso de los Diputados.

Entendemos que en estos momentos, y ante la dramática situación que se está viviendo, es importante, como dijo anteriormente el portavoz del Grupo Socialista, que seamos capaces de dar hoy una respuesta unánime a este terrible drama; un drama que se está viviendo en el Mediterráneo, que se está viviendo en muchos países fruto de la llegada masiva de personas en situación de extrema vulnerabilidad, y que en muchas ocasiones están perdiendo su vida.

Este no es solo un problema de los países que generan la emigración ni de los que la reciben, es un problema de la Unión Europea, y para ello hay que buscar medidas conjuntas, medidas en origen y medidas para la acogida de las personas que llegan a los distintos países. No se puede dejar solos a los países receptores de la inmigración porque no tienen capacidad para dar respuesta al grave drama humano que se está viviendo. Y lo decimos desde Canarias, que es una comunidad autónoma conocedora de la tragedia que se está viviendo en estos momentos. En 2006, Canarias se convirtió en la puerta de entrada de miles de personas; llegaron 31 000 personas procedentes del continente africano, y ya entonces dijimos que no se podía dejar sola a la comunidad autónoma, pues no dábamos abasto para dar respuesta con dignidad a las personas que estaban llegando, y mucho menos para evitar las miles de muertes que se estaban produciendo en el Atlántico.

Por eso, señorías, entendemos el problema, lo compartimos y, además –y me dirijo a la portavoz del Podemos que ahora volverá a intervenir−, estamos de acuerdo también con algunos aspectos de las enmiendas que ustedes han presentado.

Tendríamos muchas cosas que decir desde Canarias en relación con la política de asilo y la necesidad de que se haga la trasposición de normativa Europea que ustedes plantean pero, desde nuestro modesto punto de vista, hoy tenemos que poner más énfasis en lo que nos une a todos en esta Cámara ante este problema, y no tanto en lo que con toda seguridad nos diferencia a unos y a otros en estos temas de inmigración y política de asilo. Creemos que es más importante lograr hoy el consenso por las miles de personas que están en esta situación de indignidad o que han muerto debido a este problema.

Muchas gracias. (Aplausos).
La señora VICEPRESIDENTA (Vicente González): Gracias, señoría.

Tiene la palabra la senadora Mora.


La señora MORA GRANDE: Gracias, señora presidenta.

Lo primero que quiero decir es que, al igual que ustedes, Podemos puede intentar llegar a consensos –y le contesto con todo cariño en los mismos términos que me proponía−; no hay ningún problema, pero entiendo que también sería posible que se introdujeran las enmiendas que estamos planteando en ese consenso; un consenso que viene del Congreso, donde nosotros no estamos.


Catálogo: legis10 -> publicaciones -> borrador -> senado
senado -> Borrador de la sesión plenaria celebrada el miércoles, 1 de octubre de 2014
senado -> Borrador de la sesión plenaria celebrada el miércoles, 18 de febrero de 2015
senado -> Borrador incompleto de la sesión plenaria celebrada el miércoles 13 de mayo de 2015
senado -> Borrador de la comisión de presupuestos celebrada el díA 23 de septiembre de 2015
senado -> Borrador de la comisión de sanidad celebrada el díA 7 de abril de 2015
senado -> Borrador de la sesión plenaria celebrada el miércoles, 25 de marzo de 2015
senado -> Borrador incompleto de la sesión de la comisión de justicia celebrada el díA 3 de marzo de 2015
senado -> Borrador de la sesión de la comisión de interior celebrada el jueves, 24 de abril de 2014
senado -> Se reanuda la sesión a las nueve horas. El señor presidente: Señorías, buenos días
senado -> Borrador incompleto de la sesión plenaria celebrada el díA 1 de octubre de 2015


Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   17


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos