Borrador incompleto de la sesión plenaria celebrada el díA14 de octubre de 2015



Descargar 267.22 Kb.
Página5/17
Fecha de conversión26.03.2018
Tamaño267.22 Kb.
Vistas324
Descargas0
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   17

Les propongo que, si tanto insisten en ese abordaje en el ámbito sanitario ‑como ustedes saben, aquí hablamos de un trastorno crónico, de alta prevalencia y de un pulso evolutivo‑, ¿por qué no incluimos ya definitivamente los fármacos específicos para el tratamiento del TDAH dentro del grupo de los medicamentos de aportación reducida al igual que ocurre con la medicación propia del resto de pacientes crónicos hoy existentes?

El 21 de octubre de 2010 se aprobó aquí en el Senado una moción en la que se solicitaba la inclusión de la medicación específica en el grupo de aportación reducida. Dos años y medio después, en abril de 2013, el presidente de la federación española FEAADA todavía continuaba reivindicando esto frente al Ministerio de Sanidad. También en la Comunidad Valenciana, la Asociación de Familias Afectadas por el TDAH trasladó esta reivindicación a la Conselleria de Sanidad.

Sin embargo, nosotros insistimos en que el coste que sufren las familias no es solo farmacológico. También deben acudir a intervenciones educativas y psicológicas extra. Pensamos que este sistema educativo no les está dando respuestas suficientes a estos niños y niñas con TDAH y con necesidades específicas de atención educativa.

En conclusión, nosotros vamos a votar a favor de esta moción, pero reiteramos lo insuficiente de esta propuesta que, repito, aborda el TDAH desde un punto de vista reduccionista y parcial, sin contar con el conocimiento que deriva de la evidencia científica y de la práctica diaria. No es un problema solo de coordinar la atención sanitaria infantil en su tránsito a la vida adulta, sino también esta con los servicios educativos. Hacer hincapié en la figura del psiquiatra infantil y, por tanto, del tratamiento farmacológico, cuando los expertos están defendiendo el uso combinado del tratamiento conductual y psicoeducativo es erróneo.

Esperemos que esta moción no caiga en el olvido. Es curioso que la planteemos coincidiendo con la semana europea del TDAH. Yo, desde luego, quiero volver a recordarles que en diciembre de 2014 se prometió un protocolo de actuación en el ámbito educativo de la Comunidad Valenciana que todavía hoy seguimos esperando. Que no se cumplan cosas que se han aprobado es jugar con las esperanzas de las familias, señorías. Nuestro voto es favorable, pero es un voto vigilante. Nosotros creemos de verdad en esta propuesta y queremos trabajar con ustedes para llevarla a cabo.

Muchas gracias. (Aplausos).


El señor VICEPRESIDENTE (Lucas Giménez): Muchas gracias, senadora Lima.

Por el Grupo Parlamentario Vasco, tiene la palabra el senador Cazalis.


El señor CAZALIS EIGUREN: Señor presidente, egun on. Si usted me lo permite, intervendré desde el escaño para ser lo más breve posible.

Lo ha dicho el senador Aguirre y es cierto, y lo que ha contado creo que ya nos ha ilustrado bastante, no voy a ser yo quien vaya a complementar mucho más, al igual por cierto que lo que nos ha contado la senadora Lima. Es un tema muy delicado y muy difícil por lo que hemos comentado, porque incluye abordajes desde un punto de vista sanitario, desde un punto de vista educativo, también de la justicia, desgraciadamente, y de la necesidad de apoyo de los servicios sociales a los familiares y a los propios afectados.

Esta moción se centra más en el tema sanitario porque este está siendo bastante complicado. Es bastante difícil repartirse el trabajo o discernir entre los servicios de pediatría y los servicios de psiquiatría, porque ambos pueden tener visiones diferentes e incluso a veces de manera no digo violenta pero sí bastante desagradable. Dentro de la propia psiquiatría tenemos la nueva especialidad de psiquiatría infantil y la psiquiatría de adultos, y dentro de los psiquiatras que se dedican a la psiquiatría infantil, como también se ha dicho aquí, distintas concepciones desde el punto de vista diagnóstico y desde el punto vista terapéutico, con un tipo de fármacos, con psicoterapia, con psicofármacos, con ambos, y yo me atrevo a decir que a veces hasta con ninguno ‑yo he vivido un caso difícil en mi municipio en el que se ha ido por la vía de la hierba y se ha acabado muy mal, desgraciadamente mal‑, y dentro de la psiquiatría están los procesos de transición de la psiquiatría infantil a la psiquiatría de adultos, porque aunque solamente hablemos de psicofármacos ya estamos hablando de psicofármacos diferentes, y así, etcétera, etcétera. Si eso lo encuadramos en las necesidades especiales dentro del ámbito educativo y en las necesidades especiales dentro del ámbito social, el tema se complica muchísimo. Nosotros, en este caso, entendemos que estamos hablando del Consejo Interterritorial de Salud y, por lo tanto, estamos abordando la parte médica del problema, sin olvidar las demás, y es conveniente encargar al Consejo Interterritorial de Salud que busque unos protocolos uniformes para poder tener unos criterios más o menos similares, teniendo en cuenta por supuesto todo lo que se ha hecho y todo lo que se está haciendo en las distintas comunidades autónomas, no para que las que están haciendo algo hagan menos y se parezcan a las que no están haciendo nada, sino todo lo contrario, para que las que no están haciendo nada se pongan las pilas y se pongan al nivel de las que están haciendo algo, para conseguir que estos pacientes no tengan que padecer lo que ha dicho la senadora Lima, que dependiendo de donde nazcan tengan más o menos posibilidades.

Sí que nos habría gustado, como se ha dicho en esta Cámara, que este asunto hubiera tenido un abordaje más amplio; ya lo hemos tenido antes y a lo mejor este era el momento de recordarlo de nuevo, ya que terminamos la legislatura y nos queda como tarea pendiente para la siguiente, pero en principio vamos a aceptar lo que el Grupo Popular ha presentado con la aportación de Convergència i d’Unio y vamos a votar a favor.

Muchas gracias, señor presidente.
El señor VICEPRESIDENTE (Lucas Giménez): Gracias, señor Cazalis.

Por el Grupo de la Entesa, tiene la palabra la señora Sequera.


La señora SEQUERA GARCÍA: Presidente, señorías, la moción que estamos debatiendo insta al Gobierno a protocolizar el abordaje de los pacientes con trastorno por déficit de atención e hiperactividad en el ámbito sanitario, en lo que respecta a la transición de psiquiatría infantil a la de adultos, y en el ámbito educativo para coordinar y compartir los protocolos de actuación existentes, y entendemos que los dos ámbitos son competencia de las comunidades autónomas. Pero, dicho esto, es acertado compartir experiencias y protocolos que enriquezcan la gestión y mejoren la atención a este colectivo. Ahora bien, creemos que el auténtico problema que tenemos que afrontar como sociedad es la detección precoz del TDAH. El tema es lo suficientemente importante porque afecta a un sector de población infantil muy elevado; algunos expertos señalan que unos 300 000 niños están diagnosticados y se estima que llega a afectar a entre un 5 y un 8% de la población infantil. No podemos obviar que es un trastorno crónico que se puede controlar y que aunque aparece en la infancia va evolucionando hacia la edad adulta, con las dificultades y la problemática de relaciones sociales que ello comporta.

La importancia de este tema ya se trató aquí en el Pleno en junio de 2013 cuando se interpeló al ministro Wert sobre la oportunidad de incluir, al redactar la Ley para la mejora de la calidad educativa, la LOMCE, la garantía de atender y hacer efectivo el apoyo educativo, la adecuada evolución y seguimiento durante las etapas educativas tanto en primaria como en secundaria. De hecho, así se hizo y está recogido en el redactado de los artículos 1, 12, 14, 16, 71 y 72. Por tanto, vista la legislación vigente, es un hecho irrefutable que quedan reconocidas como derechos todas las medidas de atención necesarias para este colectivo, y esto pasa por dotarlas económicamente en los presupuestos para que se garanticen. Pero hay que ir más allá. Tenemos que ser capaces de poner en marcha los mecanismos que nos permitan diagnosticar de forma precoz en los primeros años de escolarización a los niños y niñas con TDAH. Por eso es necesaria una formación especializada para profesorado, unos programas de atención al alumnado con necesidades educativas especiales y programas integrales de apoyo y refuerzo en los centros educativos tanto en primaria como en secundaria. No tienen sentido los protocolos de actuación si no existe una previa detección y diagnóstico.

Es la familia, pero son sobre todo los profesionales docentes que siguen la evolución del aprendizaje del alumno los que tienen que facilitar toda la formación específica y medios necesarios para que sean los primeros en evitar que erróneamente los niños y niñas afectados tengan que vivir situaciones injustas por un mal diagnóstico sobre el comportamiento en el aula, el bajo rendimiento escolar o la exclusión por parte de los compañeros. Los padres y madres necesitan y merecen tener un sistema educativo capaz de detectarlo, un sistema que después disponga de profesionales especialistas para decidir qué medidas hay que tomar en cada caso. Es más, tal y como he dicho anteriormente, tienen derecho a la respuesta necesaria en estos casos. Hay comunidades autónomas que disponen de protocolos de actuación en el ámbito educativo. Y por lo que respecta al ámbito sanitario también tienen programado cómo tiene que ser este traspaso de psiquiatría infantil a la de adultos.

Nada que decir sobre el hecho de compartir experiencias, unificar y mejorar los protocolos, pero tenemos que garantizar a las familias que el sistema educativo es capaz de dar respuesta a estos niños y niñas diagnosticados, que sirve también para la detección precoz y que dispone de los medios materiales y humanos para afrontarlo. Esto se traduce en la dotación de la financiación necesaria, y aunque damos nuestro apoyo mediante la transaccional que hemos firmado, es necesario que los gobiernos den respuesta a los problemas de la sociedad. Pero la detección de las necesidades especiales en el sistema educativo están aún pendientes de solución.

Gracias. (Aplausos).
El señor VICEPRESIDENTE (Lucas Giménez): Gracias, senadora Sequera.

Por Convergència i Unió, tiene la palabra la senadora Rivero.


La señora RIVERO SEGALÀS: Gracias, presidente.

La atención a los trastornos mentales graves en la infancia y en la adolescencia es una de las prioridades del Plan director de salud mental y adicciones del Departamento de Salud de la Generalitat de Catalunya.

La mejor atención a las personas con trastornos mentales y adicciones y la calidad de vida de las personas afectadas y sus familias son dos de los objetivos del Plan integral de atención a las personas con trastorno mental y adicciones que se presentó ya el pasado julio de 2014. El trastorno por déficit de atención e hiperactividad es uno de los más prevalentes en psiquiatría infantil e infanto−juvenil que se inicia durante la infancia y comporta un patrón persistente de conductas de desatención, hiperactividad e impulsividad o una combinación de todas ellas que condicionan las funciones básicas de la actividad diaria, como el aprendizaje o la capacidad de hacer amigos.

Estos trastornos ‑y aquí estamos de acuerdo con lo que dice la moción‑ piden una intervención coordinada más allá de la sanitaria. Es necesario un trabajo en red entre los profesionales del ámbito de la educación y la atención primaria, así como de los servicios especializados de salud mental de adultos. El sistema de atención sanitaria tiene que garantizar a la vez los principios de equidad, efectividad y eficiencia. Eso significa, señorías, impulsar políticas a favor de disminuir la variabilidad clínica no justificada mediante actividades de formación, evaluación o guías clínicas y tener en cuenta los resultados.

Desde el año 2010 disponemos de la guía práctica clínica sobre trastornos por déficit de atención con hiperactividad en niños y adolescentes del Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad. La guía está basada en la evidencia científica disponible sobre el TDAH en niños y adolescentes, y es, efectivamente, una ayuda cuando se trata de tomar decisiones sobre la atención sanitaria y este trastorno. En el año 2007 el Parlamento de Cataluña emitió una resolución en la que se instaba al Gobierno a mejorar la atención a la población con TDAH en el ámbito de la salud y en el educativo. De acuerdo con esta resolución se creó un grupo de trabajo en el Consejo Asesor de Salud Mental y Adicciones para elaborar un protocolo con el objeto de manejar el TDAH infantojuvenil en el sistema sanitario catalán. De ahí salió un protocolo que se está implementando y me gustaría comentarles algunos de los aspectos clave que recoge.

En casos clínicos de TDAH moderados y graves se recomienda un tratamiento combinado que incluye el tratamiento psicológico, el farmacológico y la intervención psicopedagógica en la escuela. El tratamiento farmacológico presenta una elevada eficiencia y seguridad. Las familias tienen que recibir una información completa y válida en relación con el trastorno y su tratamiento, donde consten las opciones terapéuticas, así como las indicaciones y normas de uso de los psicofármacos. La atención escolar de los niños con TDAH y la coordinación entre los servicios clínicos y el sistema educativo, es un punto esencial en la evolución del niño y del adolescente con TDAH. El conocimiento de este trastorno por parte de la atención primaria y de salud, así como de los profesionales de la enseñanza, es clave para su adecuada detección. El diagnóstico del TDAH ha de realizarse por un especialista en psiquiatría infantil, psicología clínica o neuropediatría. Como tratamiento inicial se recomienda el psicológico; el tratamiento psicoterapéutico conductual para padres está indicado en primera línea respecto a todos los niños y adolescentes con esta afectación.

Se detecta, asimismo, la necesidad de un programa de intervención individualizada en la escuela de todos los niños con TDAH. Creo que lo que estamos haciendo está en la línea de lo que propone el senador Aguirre en esta moción. Es necesario, por tanto, establecer un protocolo para la población adulta. En Cataluña se está ya empezando a trabajar en este tema. Se ha encargado el servicio de psiquiatría de la Vall d´Hebron. El señor Aguirre ha nombrado a la señora Josefina Castro, pero todo el servicio de psiquiatría de la Vall d´Hebron, como centro pionero del Estado en la investigación del TDAH está trabajando en ello. El objetivo, señorías, es tener estos protocolos. El reto será su implementación, que habrá que llevar a cabo, en todo caso, con la participación de todos los profesionales de la sanidad, de la escuela, de la psicología, y, por supuesto, de todos los afectados, de las familias.

Por tanto, votaremos favorablemente esta moción. Estamos de acuerdo en coordinar, en sumar, en que lo que se ha hecho en algunos lugares no quede en un cajón de sastre, que sirva como modelo, que se pueda implementar y mejorar. Estamos de acuerdo en aprender, en compartir, y además, si todo ello lo hacemos con un respeto escrupuloso hacia las competencias que pertenecen a la Generalitat de Catalunya, tanto en sanidad como en educación, yo creo que tenemos un escenario fantástico para mejorar la atención y la calidad de vida, tanto de los enfermos del TDAH como de todo su ámbito familiar.

Muchísimas gracias.
El señor VICEPRESIDENTE (Lucas Giménez): Muchas gracias, senadora Rivero.

Por el Grupo Socialista, tiene la palabra la señora Andrés.


La señora ANDRÉS PRIETO: Gracias, presidente.

Buenos días. Como se ha mencionado anteriormente, estos días se está celebrando la VIII Semana Europea de Sensibilización sobre el Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad, una de las actividades que anualmente pretende poner el foco en la problemática con la que se encuentran pacientes y familias en el abordaje de este trastorno, que pone en evidencia que a pesar de ser uno de los trastornos que con más intensidad se viene investigando, queda aún un largo camino para que la complejidad en la práctica asistencial se simplifique en aras de una detección precoz que conlleve un abordaje multidisciplinar y transversal como el Grupo Popular refleja en la exposición de motivos de la moción.

Es cierto que cada vez sabemos más sobre el TDAH. Además, cada vez disponemos de más avances que han ayudado a niños, a adolescentes y a adultos con TDAH y a sus familias. Nadie duda del avance en cuanto a la visibilización y el conocimiento de este trastorno en comparación con lo que pensábamos conseguir hace tan solo una década, como ha dicho el portavoz del Partido Popular en la presentación de la moción. Quizá, tengamos que preguntarnos por qué nos seguimos conformando con los mismos objetivos terapéuticos de siempre. Hace ya más de una década surgió, dentro del proyecto GuíaSalud, impulsado por el Consejo Interterritorial, el ánimo de mejorar la toma de decisiones sobre la base de la evidencia científica. Del mismo modo, durante ese año 2003, y dentro del Plan de calidad del Sistema Nacional de Salud para mejorar la cohesión del sistema sanitario y dotar de máxima calidad la atención sanitaria, se puso en marcha la elaboración de 8 guías de práctica clínica, una de ellas correspondiente a este trastorno. La guía fue encargada a un grupo de expertos y contó con el aval de las sociedades científicas. Fue una guía multidisciplinar que vino a dar respuestas a muchas cuestiones en el diagnóstico y el tratamiento, tanto para la población como para los profesionales que atienden a estos niños, ya sean del ámbito sanitario o educativo.

En este momento, y después de que el Real Decreto de troncalidad incluyera la especialidad en psiquiatría infantil, resulta necesario protocolizar el abordaje de estos pacientes en su transición de los servicios infantiles a los servicios de adultos. Y resulta necesario porque está demostrado que la mitad de los niños con TDAH seguirán sufriendo el trastorno en la edad adulta; proporción que aumenta hasta el 75% cuando se trata de adolescentes. También es necesario porque durante la transición de la adolescencia a la etapa adulta, los jóvenes con este trastorno son especialmente vulnerables.

Por todo ello, el Grupo Parlamentario Socialista ha firmado la transaccional, siendo conscientes de que el ministerio ha de ser muy cuidadoso, pues ya funcionan algunos protocolos en diferentes comunidades autónomas aunque, de facto, la especialidad de psiquiatría infantil sea de reciente creación. La coordinación y la ayuda son necesarias, la puesta en común de lo que existe y las buenas prácticas de lo que viene funcionando deben ser tenidas en cuenta en el seno del consejo interterritorial. Y, por supuesto, cuando se abordan nuevas situaciones es necesaria, tanto para su puesta en funcionamiento como, sobre todo, para su posterior desarrollo, la consignación de partidas presupuestarias. Ustedes ya nos tienen acostumbrados a la presentación de multitud de mociones, muchas de ellas solicitando nuevas peticiones al Gobierno, que no vienen acompañadas de consignación económica, lo que al final hace imposible desarrollar nuevas actuaciones. Por ejemplo, ustedes han dejado sin presupuestar las estrategias de salud. Por tanto, permítannos que dudemos de la eficacia de todas las medidas que se solicitan. No obstante, somos conscientes de la necesidad de abordar estos protocolos para mejorar el funcionamiento de la asistencia tanto a los pacientes de TDAH como a sus familias.

Permítanme, por último, que utilice este turno, de nuevo, para despedirme de la Cámara, agradeciendo el trabajo a sus servicios, la labor de la Mesa, y a todos y cada uno de los senadores y senadoras los momentos vividos durante estos ocho años en el Senado.

Todos somos conscientes de que llegan tiempos difíciles. Por eso, yo les pediría a quienes van a seguir teniendo responsabilidades en las Cortes Generales que trabajen para la dignificación de esta gran tarea que es el servicio público. Dignifiquen la política para lograr dignificar la vida de los que menos tienen.

Me tendrán en Palencia. Quedan todos invitados a esa gran ciudad, a esa gran bella desconocida que es mi tierra.

Les deseo lo mejor en el ámbito personal.

Muchas gracias. (Aplausos).


El señor VICEPRESIDENTE (Lucas Giménez): Permítame también, señora Andrés, que haga patente una gratitud no generalizada, sino personal. La conozco desde hace muchos años y sé de su pasión por la política y de su amor hacia Castilla y León y a Palencia. La felicito, porque ha hecho una gran labor. Aquí no existe el adiós, solo es un hasta luego.

Gracias.

Senador Aguirre, tiene la palabra.
El señor AGUIRRE MUÑOZ: Gracias, señor presidente.

Todos nos apuntamos a recorrer la ruta del románico palentino o a ir a san Antolín. Para alguien de Palencia debe ser un motivo de orgullo enseñarnos su tierra.

Señorías, para mí es un motivo de verdadero orgullo estar aquí, en este último debate de una moción de carácter sanitario puro y duro, totalmente consensuada con todos los grupos políticos, como no puede ser de otra forma, uniendo sinergias en sanidad en beneficio del paciente, pues ellos son nuestra razón de ser como sanitarios y por supuesto nuestra razón de ser como políticos.

Señorías, quiero en esta intervención contestar a la portavoz de Podemos. Dice su señoría que la moción tiene unos objetivos reducidos y parciales. Esta moción es consecuencia de otras que hemos presentado a lo largo de esta y de la anterior legislatura, y esta Cámara ha sido el culmen de la visibilidad de los pacientes con TDAH. Esta quizás sea la última guinda, pero mientras hemos pasado por cambios legislativos de la LOMCE, la Ley de educación, por materias de integración sanitaria, por el abordaje del punto negro de los medicamentos; es decir, hemos tratado cantidad de asuntos a través de los pacientes de TDAH buscando siempre un abordaje multidisciplinar. En esta Cámara hemos tenido reuniones con los portavoces de Sanidad tanto del Congreso como del Senado, de Educación y de Justicia para, todos juntos, con las asociaciones de pacientes de TDAH, intentar llegar a puntos de consenso para homogeneizar ese trasvase de pacientes desde educación y sanidad, para el diagnóstico precoz de nuevos pacientes, para el propio abordaje, para el problema de estos pacientes con dificultades de adaptación, con un problema de adicciones, un problema de justicia. Todo ese abordaje multisectorial se ha conseguido bastante bien a través de la labor de todos, de los parlamentarios, y contando con las asociaciones de pacientes, pues es a ellos a los que nos debemos. Por supuesto, el tratamiento no es solo farmacológico, esto es el final del tratamiento médico; el tratamiento es psicológico, pedagógico, terapéutico; es decir, es un abordaje múltiple el de estos pacientes de TDAH.

Existen protocolos, como se ha señalado, y algunos están más evolucionados que otros. Reconozco ‑porque me los he leído todos‑ que los protocolos que mejor se están llevando a cabo están en Cataluña, que es donde están mejor estructurados. Es de gran importancia que todas las comunidades autónomas, a través del consejo interterritorial, dispongan de unos protocolos lógicos, justos y dignos para que estos pacientes a partir de ahora pasen de la especialidad de psiquiatría infantil a la del adulto y que no se nos pierdan en el camino, ya que la falta de seguimiento de estos pacientes podría llevarnos a tener unos jóvenes adultos con falta de integración, con problemas de adaptación y los mismos problemas de adicciones.

Pues bien, termino; no quiero agotar mi tiempo. Estamos en época de despedidas, y quisiera terminar felicitando a la Comisión de Sanidad. La Comisión de Sanidad ha trabajado mucho y muy bien a lo largo de toda esta legislatura, liderada por nuestra presidenta, Carmen Aragón, que ha estado siempre solícita a cualquier tipo de intervención, colaboración y puesta en común entre los grupos parlamentarios. Hemos trabajado, hemos discutido y lo hemos pasado bien, y es muy importante que además de trabajar se pase bien. A mí me da mucha alegría que esta sea la última intervención y que nadie haya hablado del Real Decreto 16/2012 (Risas); eso me demuestra que progresamos adecuadamente. El hecho de que no se hable del Real Decreto 16/2012 a mí me supone un motivo de alegría, puesto que hasta ahora en todas las intervenciones siempre se ha acabado hablando de él. Ello significa que el asunto va bien; no que va bien el real decreto, sino que nos hemos centrado en lo que teníamos que centrarnos, que son los pacientes de TDAH.


Catálogo: legis10 -> publicaciones -> borrador -> senado
senado -> Borrador de la sesión plenaria celebrada el miércoles, 1 de octubre de 2014
senado -> Borrador de la sesión plenaria celebrada el miércoles, 18 de febrero de 2015
senado -> Borrador incompleto de la sesión plenaria celebrada el miércoles 13 de mayo de 2015
senado -> Borrador de la comisión de presupuestos celebrada el díA 23 de septiembre de 2015
senado -> Borrador de la comisión de sanidad celebrada el díA 7 de abril de 2015
senado -> Borrador de la sesión plenaria celebrada el miércoles, 25 de marzo de 2015
senado -> Borrador incompleto de la sesión de la comisión de justicia celebrada el díA 3 de marzo de 2015
senado -> Borrador de la sesión de la comisión de interior celebrada el jueves, 24 de abril de 2014
senado -> Se reanuda la sesión a las nueve horas. El señor presidente: Señorías, buenos días
senado -> Borrador incompleto de la sesión plenaria celebrada el díA 1 de octubre de 2015


Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   17


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos