Boletín informativo condorhuasi



Descargar 9.96 Mb.
Página2/2
Fecha de conversión14.12.2017
Tamaño9.96 Mb.
1   2

Acaba de aparecer otro “gran libro”, que abrirá caminos durante años:  



 MANUAL DE CERÁMICA artística y artesanal”

 Autor:   Jorge  Fernández  Chiti

 Formato:  15,5 x 22,5 cms.       Págs.  416.           ISBN    978-987-1372-12-6
Comunicamos que acaba de aparecer un nuevo gran libro, que marcará pautas durante años. Es el MANUAL DE CERÁMICA artística y artesanal. Un grueso volumen de mayor formato (16 X 23 cms), con 416 págs. y 310 ilustraciones nuevas, tablas, formularios, modelos de vasija, escultura y mural.- Allí aparece la más reciente enseñanza del autor, sus nuevas fórmulas y técnicas. Presentamos una teoría del diseño cerámico, nuevos “engobes indígenas” y una nueva estética neoindigenista, para no seguir supeditados ni copiando los caprichos de las actuales modas anodinas del eje cultural imperialista Europa-EEUU.- El Capítulo referente a hornos ofrece nuevas reglas y normas constructivas para que cada ceramista pueda diseñar y construir sus propios hornos a leña y gas, de manera económica y no contaminante. Los Capítulos referentes a “arcillas” contienen nueva doctrina inédita, y el de “pastas” nuevos formularios no publicados antes; al igual que el de “esmaltes”. La última palabra en cerámica internacional, para el artista, artesano e industrial. Técnicas ecológicas y nueva enseñanza con materiales no tóxicos. Todas las temperaturas: terracota, gres, porcelana, pastas de joyería, colada, refractarios.- Ver: (Google) Boletín Informativo Condorhuasi.-
"La cultura es la mejor opción para el futuro de un país.  A la larga, pese a todo, el libro siempre vencerá a la barbarie autoritaria".    Un saludo solidario:  Jorge  Fernández  Chiti.-

LA ELEFANTA ACRIBILLADA
Iba a correr carreras

con sus crías,

a cocear en el viento,

a apantallar con sus orejas

el follaje y las flores,

a retumbar con los cascos

en la sabana africana…

a beber del arroyo

con su trompa enlodada,

a revolcarse en la arcilla

sanadora y benigna.
Resto santo de un mundo

que ya fue,

que el európido perverso

prostituyó y conculcó

con su cofre a cuestas,

sus cruces de oro y sus sagrarios.

La elefanta y sus crías,

al aire y sol de abril

aullaban y cantaban

en los pastizales de Botswana…

Pronunciaban la eterna voz

indescifrable,

la que nadie sabe,

la que nunca muere:

el “Canto a la Vida”.

………………………………




Hasta que aparecieron los haraganes,

con su séquito oloroso,

una mañana atroz.

Dispersaron la manada

con sus motores y vocerío.

Los que fagocitan la alegría

y las riquezas:

los amigos de lo ajeno,

los que hicieron genocidio en América,

en Filipinas,

en el África… creyente y sagrada,

con enormes fusiles impiadosos,

temibles como los arcabuces

con que masacraron a nuestros indios,

hace cinco siglos

impíos e inquisitoriales.

(España no ha cambiado;

su pueblo sumiso y crédulo

es el mismo de la Cruz y la Espada:

revolución” que no fue).




La elefanta moribunda yace inmóvil,

se inclina su cuerpo;

cabecea; no respira:

sólo emite vagidos inaudibles

(sones de manantial);

boquea su fauce parestésica

(delicias de un parásito real

y su séquito sanguinolento

ávidos de muerte,

con olor a sangre… ajena).

Se estremecen sus cuatro remos,

con estertores postremos

(despedida a su manada):

risa y dentadura para el rey Carlos

que goza ante el dolor

de un Dios yacente

con el fusil sobre sus hernias.

Sólo se retirará la banda asesina

cuando la elefanta yazga muerta

(deben gozar la escena…

hasta el último cabeceo).

Ufano y estólido

posa para la foto

que recorrió el mundo “globalizado”,

tan asqueante y nauseabundo

como su realeza decrépita.
…………………………………
Ya no aúlla la elefanta:

la bala certera

alojada en la oreja

selló su criminal destino.

( La Europa cristiana y culta…

los mensajeros de la democracia y la Fe…

con el papado a cuestas).

Resignada y sin aliento

apenas apoya sus colmillos ebúrneos

y dobla su trompa

(enorme y yerta)

contra el árbol de la foto.

Ya no podrá resoplar ni rociar

con agua fresca a sus crías;

ni olfatear el aroma

de los frutos en las copas altas.
Los ojos escrutan sin esperanza

en busca de sus hijas:

sólo vio holgazanes a su lado,

con fusiles “made in USA…”

Parásitos humanoides

que succionan la sangre

del trabajo español,

del Irredento en la Guerra Civil.

(¿Qué dirían Alberti, Hernández, Lorca,

Machado, Benavente, Valle Inclán..?).

¿Qué le importará

el sentir de un poeta

a la realeza cleptómana?

¿Qué diría Neruda?
El “rey de pillerías”,

cobarde y triunfal,

congeló la escena mediante cámaras

y las mandó al mundo,

orgulloso e impío,

como si fuera un héroe del trabajo,

de la guerra o del estudio

(nunca ganó un peso con su esfuerzo,

vocación que legó a su progenie

de aprendices voraces).
Seguramente el Rey don Carlos

hará cortar ambos colmillos

a la elefanta todavía viva,

con sierra eléctrica y maléfica,

con dientes de acero aceitado

y diabólico sonido,

para exhibirlos en su palacio,

como trofeo real,

mientras el pueblo de España

sufre la decadencia de los haraganes

y pagará con su sudor

el despilfarro trasnochado.

(Cuánto me dueles

España en pedazos..!

¡Ay quimera!

¡Ay República masacrada

por la Bestia Humana

que entronizó al Rey!).
…………………………………….
Esta noche observé la Luna

entre las sierras

(vahos de “fumo bravo”).

Pude ver la flor del Wachuma

silenciosa y sufrida.

El colibrí nocturnal hoy ausente

(no vino esta vez;

no acompañó mi dolor

ni mi sopor).
Un viento trajo grises,

y algún sonido quejoso

como de crías llorando.

Creí ver a la Elefanta

retozando por las nubes;

volando entre los cielos

en las alas del viento.
Su ojo negro,

lloroso y eterno,

me dijo una Palabra

que no revelaré.

Jorge Fernández Chiti

Buenos Aires. 16 de Abril del 2012.-


MI LO FO (el Buda que sonríe ante los depredadores del medio ambiente y los microbios humanoides que carroñan nuestras vidas y creaciones). Es el Buda futuro o el Maitreya chino, que ya ha retomado la difusión del SABER (aunque todavía en forma secreta o esotérica). El sólo contemplar largamente su color rojo asegura la salvación. Para lograrla, debemos disolver su LUZ ROJA e incorporarla a nuestro YO, con respiración adecuada y vibraciones conducentes.

Porcelana esmaltada con esmalte Rojo Sangre de Buey, 1280º, hecha en el hornito porcelanero a gas (técnica Condorhuasi). Cada persona espiritual, meditante ante uno de estos Budas, sufrirá cambios positivos en su vida y nivel de mentalización.- Según la tradición, los esmaltados con rojo Sangre elevan el Espíritu y nos superiorizan. Los recubiertos con esmalte Celadón (verdoso-grisáceo-claro) actúan contra el Daño y neutralizan a los sujetos perversos (que los hay…).-

AGUAS CONTAMINADAS Y ENCIMA PALOS!!!
Cuando comenzó la Bienal Latinoamericana de Cerámica Condorhuasi, en Santa María (Catamarca), año 2002, al inaugurarse, ante 650 asistentes, senadores y diputados provinciales, funcionarios, intendente, director de Incultura, dijimos: “…cuando la minera se haya ido, dentro de 30 años… dejarán un enorme pozo con tóxicos espantosos, toda la zona convertida en desierto, sin cultivos, sin agua potable… y cáncer por todas partes…” El Intendente (pese a ser médico) no nos perdonó y nos crearon dificultades de todo tipo, solo por decir VERDADES. Lo mismo el Concejo Deliberante, la iglesia, los hoteleros (temerosos de perder turismo…).
Han pasado más de diez años desde entonces… y el tiempo nos ha dado la razón: (Chiti no estaba loco…). Ya entonces desde Belén a Santa María sólo veíamos tumoraciones, taras genéticas, leucemia y cáncer por todas partes. Por la mañana… las explosiones a cielo abierto (prohibidas en todo el mundo civilizado) con su maléfica nube gris lanzaban a 10 mil metros de altura (o algo más) partículas coloidales cancerígenas de vanadio, molibdeno, cadmio, niobio… además de plomo, arsénico, mercurio, bario, fluoruros, tungsteno, uranio… los que son inhalados (según desde donde provenga el viento) por la desprevenida población. Dichos tóxicos y cancerígenos pasan por el tracto respiratorio a la sangre y en lapso mayor o menor ejercerán sus maléficos efectos, en forma implacable… Los explosivos utilizados (varias toneladas por día, incluso feriados) ejercen también enorme impacto, cuyos componentes son secretos y tienen posibles secuelas radiactivas (como en la “guerra del Golfo”, “Libia”, etc.: más gente inocente murió por la nube tóxica y el cáncer que por la guerra en sí). Con las tremendas explosiones, también invaden el aire respirable partículas cancerígenas de amianto o asbesto, serpentinas, anfiboles y otros minerales fibrosos cuyas partículas miden micrones (milésimas de milímetro) y se alojan en los alvéolos pulmonares de niños y adultos, causando reacciones alérgicas, asmatiformes, fibrosis y cáncer.
Estos venenos pasan desapercibidos por la población, al ser de partícula coloidal. Además de inhalarse, se mezclan con el agua, la que mediante regadío contamina frutas y verduras, animales y toda la cadena alimentaria. A todo ello se suma la succión del agua por las empresas mineras: el río Santa María, otrora una bendición del cielo, hoy es un arenal pues sufre el desvío y absorción de sus aguas robadas mediante poderosas bombas por la minería criminal y perversa. Las napas han descendido de nivel en forma alarmante y sus aguas se tornan cada vez más tóxicas al concentrarse los venenos! Una vez trituradas muchas toneladas de roca cada día (varios miles), son reducidas a polvo, el que es tratado en enormes piletones mediante ácidos (clorhídrico, sulfúrico y otros) para separar cobre, plomo, etc. Y con sales de arsénico para separar plata… La perla del postre cadavérico es el cianuro, empleado para separar partículas coloidales de oro, que se llevan enmascarado en cientos de vagones a los puertos de Santa Fe y Rosario. En el proceso también se emplea plomo en forma de litargirio (de ahí la alta incidencia de este otro veneno que llega hasta Santiago del Estero y Córdoba), azufre, hidrocarburos (de allí la elevada acidez de las aguas de ríos y napas) y la desaparición de la fauna y flora en ríos y serranías. Los cultivos tradicionales están desapareciendo y los agricultores se hallan en quiebra. Muchas otras sustancias minerales saquean las mineras, pero son secretas (empleadas para reactores nucleares, misilística, etc.). Nada de eso se dice, ya que se trata de secretos militares del eje USA-OTAN-Israel (la derecha neofascista mundial, dueña de las empresas mineras que han causado enormes estragos en Nueva Guinea, Oceanía, África, toda Sudamérica… con la complicidad venal de los gobiernos locales). Ahora han clavado sus infames garras sobre Argentina, con la complicidad de quienes nos están gobernando y engañando a la vez (¿por qué creen que los legisladores se aumentaron su dieta hasta un 150%? Es el precio de su silencio…..).
Perversos defensores de las mineras osan afirmar que el “cianuro no es tan peligroso…”, lo que es canallesco y vil. Cianuros, cianatos, cianógeno, cianuro de hidrógeno, ácido cianhídrico, tiocianatos, se acomplejan en los piletones con otros elementos y ácidos y forman inesperados compuestos cancerígenos más estables e indetectables. Es posible que utilicen polímeros cianurados y nuevos químicos de última generación que escapan al análisis (que por otra parte no permiten hacer a terceros): de ahí que ahora afirmen que no emplean cianuro tradicional… “porque” importan sustancias derivadas, con denominaciones de marca para despistar, cuya verdadera composición química se oculta en connivencia con “reparticiones y universidades”, y que transportan en enormes camiones o en trenes a los largo de la ruta 34 (ocupada prácticamente por las mineras), rutas cordilleranas, etc. Quien esto escribe fotografió un enorme camión que portaba la leyenda “explosivos” (20 a 30 mil kg), y lo estacionaron a la puerta del hotel, donde descansaron los choferes toda una noche y media mañana, antes de subir a la mina, con el consiguiente peligro para la ciudad de San Juan. ¿Se imaginan un accidente o atentado contra un transporte o tren que acarrea diez a veinte mil kg de dinamita? Volaría casi media ciudad. Ese riesgo lo corren todas las ciudades y pueblos por donde circulan esos explosivos, estaciones de servicios, vecinos.

No sólo Catamarca es la Provincia más saqueada y contaminada. Maestros de Abra Pampa (Jujuy) nos han mandado a analizar sus aguas y contenían PLOMO en cantidades pocas veces vista… (los Municipios afirmaban que el agua era “potable…”). En toda la Quebrada, Tilcara, Jujuy… utilizan aguas cloacales (desechos de hoteles para gringos), y además contaminadas por explotaciones más o menos disimuladas de plata, oro, plomo, uranio, cromo, bario, y decenas de otros venenos. San Juan es el “paraíso de las mineras”. Las Universidades reciben subsidios para falsear análisis, lo mismo que en todas las provincias con minería, incluso Córdoba (jefes de departamentos de minería y geología de Universidades son a la vez jefes de laboratorio de empresas mineras, o asesores); sin hablar del soborno a nivel “autoridades”. Ningún laboratorio se atreve a analizar aguas, o deben falsear los análisis para no sufrir represalias… En la ciudad de Córdoba existe una planta de tratamiento de uranio…que extraen de sus sierras vecinas (pero en sus festivales de pseudofolklore y castración mental se censura el tema: ¡qué triste y cobarde papel han hecho los más conocidos cantantes de folklore este año, salvo dos santos santiagueños que se atrevieron a hablar y no los llamarán más..!). (No hablo más de San Juan por riesgo de la vida… ). Santiago del Estero: Las Termas, el lago y el río Dulce son cloacas y tanque de agua al mismo tiempo. Hay sospechosas “exploraciones” cerca de Sumampa. En Córdoba, el lago San Roque es el más contaminado del mundo (equivale a un “infierno hídrico”: tiene desde arsénico y plomo, hasta nitrato de uranio…y todos los agrotóxicos mezclados). Y permiten bañarse en esas aguas cloacales… con engañosos affiches turísticos.


Lo mismo sucede con La Rioja: la resistencia de Famatina y Chilecito ha sido admirable… y es un ejemplo de cómo sólo la acción común ciudadana podrá salvarnos. Y de hasta qué punto la corrupción del Poder entrega y vende a los mismos habitantes que los votaron. Salta, Tucumán, Mendoza, Neuquén, Río Negro (sospechosas muertes y asesinato de un gobernador con olor a cianuro…..) sufren las mismas atrocidades, al igual que las provincias del Sur patagónico (cerro Vanguardia en Sta. Cruz y también en Perito Moreno, cerca del río Pinturas). Han vendido nuestro país a las transnacionales del oro, niobio, germanio, y otros minerales estratégicos, que buscan afanosamente en Argentina. Los ingenuos creen que sólo buscan oro… Ni nos imaginamos los minerales estratégicos que se llevan, detrás de los cuales se halla el eje Usa-Otan y la Cía. Están creando cuerpos armados de choque para acallar voces y apalear a honestos ciudadanos que defienden su tierra y modo de vida tradicional. Sospechamos que la geopolítica y el plan internacional incluye el saqueo urgente y rápido de los recursos estratégicos y aguas de Argentina, y la eliminación física de sus ciudadanos de piel morena (de ascendencia indígena). El indigenismo y la ecología han pasado a ser “hipótesis de conflicto” para EEUU y “el Eje”. Y la Ley antiterrorismo aprobada en Argentina, se halla en consonancia al servicio de dicho plan dirigido por dicho eje del poder perverso internacional.
No hemos visto a Quebracho, ni a la FUA, ni a la “izquierda lacaya” argentina, ni a los defensores de “derechos humanos” ni en Chilecito, ni en Tinogasta, ni en Amaicha, ni en Andalgalá, ni en Belén…ni en Famatina. Ni a las más conocidas ONG ambientalistas. Ni tampoco los hemos visto en lucha contra las aguas putrefactas del Gran Buenos Aires, el Riachuelo, el Reconquista, el Delta, y de casi todo nuestro país cuyos balnearios veraniegos reciben sin tratar las deyecciones cloacales de millones de turistas que, sin saberlo, se bañan en aguas excrementicias arrojadas directamente al mar (según de qué lado venga el viento… así serán más negras o más grises las aguas marinas…). De “eso” no se ocupan los “roqueros” de hoy… (¡Hay Patria en pedazos… engañada y mutilada: cuánto me dueles!). Hay arsénico en aguas de Colón y plomo en Gualeguaychú (E. Ríos), y decenas de agroquímicos y desechos venenosos a lo largo de todo el río Paraná y Uruguay, desde Misiones, Corrientes y E. Ríos, hasta San Pedro, Campana, Zárate… Buenos Aires. “Prohibido bañarse en las aguas del Río de la Plata debido a su hipercontaminación”.
Esta mañana he visto por TV la lucha de humildes habitantes de Tinogasta (Catamarca). Los palos, balas de goma, gases, mordidas con perros…, recuerdan el peor genocidio de épocas pasadas… Fuerzas de seguridad pertrechadas para el combate, algunas mandadas desde Buenos Aires por el Poder cómplice, atacaron en forma cobarde a honestos ciudadanos que ejercían su derecho a defender sus tierras y aguas, su salud y aire, cultivos y familias!!! ¿Adónde está la voz de la Iglesia? ¿Y la del periodismo oficialista??? ¿No se avergüenzan los legisladores corruptos que aprobaron una ley “antiterrorista” cuyo destino se sabía era “acallar a palos o con la cárcel” a maestras, a jóvenes y adultos, a quienes he visto apalear esta mañana por “grupos de tareas” que creíamos nunca más volverían a la Argentina a silenciar voces, golpear a bastonazos, encarcelar a honestos ciudadanos, atacar vehículos de TN…y al periodista Julio Bazán (única voz que se atrevió a viajar a la zona). Y el “gran periodismo” dónde está? Sangre de argentinos, inocente y pura, derramada por policías o cuerpos armados para defender el capital cipayo… Hombres y mujeres abofeteados, arrastrados y pateados en el suelo…Mujeres mordidas por canes… ¿Adónde está la Justicia independiente? ¿Ningún juez se presentó para detener esa represión bárbara? He visto a mujeres criollas en el suelo recibir patadas por el director de minería (un rubio gordo de anteojos), en la ruta de Famatina… y no se lo ha denunciado penalmente… ¿Esta es la “nueva Argentina” que votamos? ¿Estamos a las puertas de una neocolonización y reemplazo étnico?
Nosotros hemos creado el “Filtro cerámico Condorhuasi descontaminante de aguas” que precisamente hemos presentado en aquella memorable Bienal… pero también lo han prohibido, plagiado y silenciado… en vez de fabricarlo y distribuirlo a la población en talleres municipales o escuelas de cerámica (cápsulas de acomodados políticos y lameculos del poder de turno… disfrazados de pseudoizquierda). A los “ceramistas de arte” o de exposición, neocolonialistas culturales, que siempre han trabajado con la revista norteamericana de cerámica bajo el brazo… de donde han plagiado y copiado piezas y estilos desde hace décadas, y han deformado nuestra cerámica por 50 años sometíendola a las modas más ñoñas europeas o norteamericanas; al Kitsch cerámico; al horno de fibra cancerígena y al Ra-Kú para tontos y tilingas… ya sabemos que no podemos pedirles compromiso (nacieron y morirán capones, y necrofílicos: asesinaron a la cerámica nacional neoindigenista latinoamericana en ciernes; al humilde horno ecológico y de llama).-
Disculpen, amigos, si esta mañana no pude contenerme. Pueden hacer conmigo lo que quieran; pero no acallar mi voz…mientras viva. Hasta la Victoria! Jorge Fernández Chiti. 10 de Febrero del 2012.-


Diciembre 2011




CARBONATO DE SODIO PARA USO CERÁMICO
Dada la actual imposibilidad de poder comprar o vender libremente carbonato de sodio anhidro, o Soda Solvay, para uso cerámico, en Condorhuasi hemos desarrollado un nuevo método para que el mismo ceramista pueda prepararlo en forma simple, fácil y práctica.
Es sabido que todo ceramista, artesano o industrial, necesita para sobrevivir el uso de moldes de colada, a fin de poder confeccionar piezas en serie, que le permitan la sobrevivencia. En dichos moldes se vierte una pasta arcillosa viscosa semilíquida, llamada “barbotina de colada”, la que debe llevar necesariamente carbonato de sodio anhidro para que desmolde bien, rápido y sin tener que recurrir a otros desfloculantes muchísimo más costosos, cuyos resultados no son aceptables (y además son de composición “secreta”).
Para obtener un buen carbonato de sodio, según nuestro método, debemos partir del bicarbonato de sodio común, de farmacia, material sumamente barato conseguible en todas partes y países.
Además, debemos disponer de una cápsula de vidrio pírex (para hervir en ella), o bien de porcelana, o de gres esmaltado, o inclusive podría usarse un jarro enlozado con esmalte blanco en su interior (de origen chino, para estar seguros de que el esmalte no contiene plomo). Advertimos que ciertos esmaltes de jarros de baja calidad pueden disolverse al contacto con el carbonato a hervor, por lo que aconsejamos usar vidrio pirex o porcelana. O una vasija de loza, esmaltada con esmalte blanco brillante (de circonio).
Se vierte 100 centímetros cúbicos (medidos con probeta graduada) de agua natural al interior de la cápsula o jarra (de buena calidad; si es posible filtrada; no agua mineral). Se vuelca al agua 10 gramos de bicarbonato de sodio de farmacia. Se revuelve bien en frío con varilla de vidrio o cuchara plástica o madera (nunca con metal). Se coloca todo sobre la llama baja de un mechero Bunsen, o de la cocina casera, al mínimo. Se revuelve bien al comienzo y se deja calentar lentamente hasta hervor. El agua se irá evaporando con lentitud, y se observará que al fondo de la cápsula poco a poco se formará un precipitado blanco que es el CARBONATO DE SODIO buscado. No se debe revolver durante el hervor (sólo al comienzo), para no perjudicar la cristalización del carbonato. Esta operación puede llevar de media a una hora (según la cantidad de líquido por tratar).
Cuando el líquido se ha evaporado del todo, a llama muy baja, se lo deseca totalmente. Al cabo, se observará que al fondo del recipiente ha quedado un polvillo blanco. Cuando se halle frío, se lo envasará en frasco de vidrio con tapa y se lo guardará hasta usarlo (exclusivamente para uso cerámico). Si se desea preparar mayor cantidad, se empleará el doble, el triple, etc. de bicarbonato y de agua (siempre respetando la proporción uno a diez). Hemos probado este carbonato casero y la barbotina resultante ha desfloculado perfectamente, en pocos minutos. Al preparar la barbotina, se respetarán las fórmulas dadas en nuestros libros (mezcla de silicato y carbonato de sodio, a partes iguales).
Condorhuasi trabaja y defiende al ceramista! No permitamos que desde agencias de países centrales nos impongan sus pautas. Dejemos de ser colonia!


¡CUIDADO CON LOS CAOLINES!
No cualquier caolín es apto para cerámica. Existen caolines de partícula muy gruesa, carentes de plasticidad, aptos sólo para colada. Existen también caolines, llamados genéricamente “patagónicos”, de partícula superfina y de color muy blanco post cocción… pero sumamente silíceos, pues tienen en su composición mineralógica hasta un 30 por ciento de sílice coloidal, tan finamente molida que al análisis granulométrico pasa por caolín genuino… Mucha gente es engañada con este tipo de sustancia caolínica (que tiene escasa alúmina: NADA ESCAPA AL ANÁLISIS BIEN HECHO). Es por ello que nosotros recomendamos analizar la sustancia arcillosa, siempre (o pedir consejo a “los que saben…” análisis de materiales cerámicos). Hay también caolines plásticos, trabajables, sin exceso de sílice y con 26 a 28% de alúmina (algunos algo más): son los que recomendamos nosotros en nuestros libros y cursos.
Pero ha aparecido actualmente un hecho muy grave, que pone en peligro la vida de muchos usuarios de filtros cerámicos o de fabricantes desprevenidos. Se trata de un caolín “importado”, denominado “Surround”…etc., protector de frutales. Este material se halla compuesto por caolín 95%, más un 5% de sustancia orgánica “secreta”, con actividad contra insectos y plagas de frutales y vegetales. Causa “confusión, despiste e impide la reproducción de insectos”. Esta mezcla (que NO ES un caolín genuino) es publicitada subrepticiamente como si se tratara de un pesticida ecológico y sano… “a base de caolín…” Hasta veterinarios e ingenieros agrónomos de Neuquén y Río Negro nos han consultado al respecto, y se mostraban entusiasmados… “Profesor, he conseguido un caolín importado… purísimo… que voy a usar para hacer filtros…”, nos dicen desde Chile. No pocos, seguramente lo han empleado para ingerirlo como antiácido (uso que nosotros hacemos desde hace décadas), sin saber que han ingerido un pesticida tremendo. NORMA: utilizar para cerámica solamente caolines de marcas acreditadas, si es posible envasados, y adquirirlos en proveedores de confianza y serios, que sepan lo que venden y conozcan las propiedades y riesgos de cada material. ¡Y a estudiar en escuelas y talleres el libro “Tóxicos cerámicos”, que no muerde!

CURSO DE ESCULTURA Y MURAL CERÁMICOS. Acaba de aparecer la 2da edición de esta gran obra, en un solo tomo. “Volver a los maestros”; “aprender de los que saben”, es nuestro lema. Con un amplio soporte técnico, fórmulas y técnicas liberadoras como nuestra “pasta autofraguante”, es la mejor guía para entender, aprender, practicar y enseñar la escultura seria en un nivel profesional y docente.

TODA BIENAL LIBRE SE HACE TRIENAL. Las más afamadas bienales de arte cerámico, en todo el mundo, no resisten el enorme peso del ritmo organizativo que exige cada nueva edición. Es así como las de Faenza, Zagreb, Japón, y muchas otras, nacidas como Bienales, decidieron transformarse en trienales (en algunos casos en cuatrienales o quinquenales). Ello sucede con los eventos serios, cuando se realiza en cada nueva edición un aporte nuevo, original y valioso, ya sea en lo referente técnicas, como en lo estético, cultural, metodológico. Los hornos Condorhuasi a leña o a gas; nuestra pasta autofraguante; nuevos formularios de pastas, esmaltes, engobes, cubiertas, etc.; la culturología indigenista y sus pautas investigativas y didácticas; la estética y semiología cerámica; todo ello exige años de estudio y prácticas a fin de que cada aporte tenga una sólida base. No pocos “picaruelos” de la cerámica, por el contrario, copian y repiten; entran a saco en nuestros libros y enseñanza; practican el perverso mecanismo de la “apropiación”, y con descaro pasmoso presentan como suyo lo que captaron de Condorhuasi. Antes enseñaban a hacer hornos jocosos (revolcaban piezas en carbón, y hacían creer que los indios hacían “eso”). Engañaban a todos, pues las llevaban ya prehorneadas en hornos eléctricos a 600º. Ahora exhiben nuestros modelos Condorhuasi sin reconocer la autoría. Antes usaban fibra cerámica cancerígena con peligro para los presentes, y ahora (por miedo a denuncias penales por “delitos ambientales”) han copiado nuestro relleno refractario ecológico… sin el debido reconocimiento que toda persona o escuela con un mínimo de eticidad debería exhibir. Pronto copiarán nuestro Filtro Cerámico Condorhuasi, pero le cambiarán de nombre… y lo presentarán como surgido de una “hoja de parra”, o de las fétidas aguas del Riachuelo.
Condorhuasi financia sus propias bienales; no recibe subsidios ni coimas; no se arrodilla ante políticos ni municipios que entregan a sus habitantes un agua contaminada. No transamos ni somos genuflexos ante el poder corrupto. Nunca lo hicimos. Por ello nos cuesta conseguir sede para la próxima Bienal. Pero ya aparecerá un local o ciudad, o entidad, con nivel cultural y ético suficiente donde podamos hacerla en libertad; sin tener que callar verdades; sin arrodillarnos ante burócratas; y, sobre todo, sin tener que convertirnos en pasatiempo para zopencos, buscanovios y porretas… El nivel de nuestro código operativo es “otro”.-

___________________________________________________________________________________



12 de OCTUBRE: DÍA DEL GENOCIO INDÍGENA AMERICANO


Entre 60 y 90 millones fueron los indígenas exterminados en un siglo y medio desde el 12 de octubre de 1492.- Sólo dejaron unos millones para el trabajo esclavo, la construcción de iglesias y conventos, cabildos y ciudades de blancos.

Les quitaron su idioma, credos, modo de vida, sembrados. Separaron a las familias, destruyeron sus poblados, sus campos de cultivo, vendieron a sus hijos (la Iglesia, cómplice, todavía hoy afirma que “no hubo esclavitud en América”).

Todo el oro acumulado en EEUU y Europa, todas sus riquezas de plata, son de origen indígena americano. Todo el Renacimiento; San Pedro; sus palacios; su arte: lo financiamos nosotros... Se llevaron todo. Millones de indios murieron contaminados en los socavones de oro y plata, intoxicados y exterminados con mercurio, arsénico, y por el hambre (era más barato “traer indios nuevos, que alimentar a los esclavizados en las minas”). Hoy el genocidio continúa con la minería hipercontaminante actual (cien veces más peligrosa y asesina que la colonial): no sólo se llevan ahora oro y plata, sino niobio, molibdeno, plutonio y otros minerales estratégicos mucho más costosos que el oro... (hay amenaza de vida para quien lo difunda...).

Sólo el presidente Illia excluyó al 12 de Octubre como feriado nacional y escolar (apenas lo derrocaron, fue repuesto en forma inmediata, a pedido del clero, que hoy se finge democrático). El peronismo nunca fue indigenista, y el general era hispanófilo, al punto de radicarse en Madrid casi hasta su muerte, protegido por su amigo Franco, otro genocida.

En los almanaques de este año y del 2010, figura bien destacado: DIA DE LA RAZA... ¿De cuál raza? De la blanca sin duda... ¿Qué dice al respecto el INADI y las “organizaciones progre”? Nada. Sin embargo, de buen grado, todos juntos, oficialismo y oposición, medios y universidades, baten tambores con la nueva denominación de “PUEBLOS ORIGINARIOS”, que en realidad obedece a una resignificación muy bien elaborada por la Cía... y aceptada por nuestra arqueología colonizada made in USA.- Al eliminar la palabra “indígena”, intentan quitarle toda su carga contestataria a esa voz y a “indigenismo”, “indigenista”, etc., acreditadas por más de un siglo de uso.- Lo mismo sucede con la palabra “indio”... “Originary peoples” es terminología norteamericana, no argentina ni sudamericana.

Otras denominaciones recientes para este día: “De la diversidad cultural…” y otras sandeces… no han prosperado. Sólo son rótulos para el disimulo, para ocultar el verdadero genocidio argentino, el que se silencia y no se enseña en las escuelas ni universidades (también cómplices conscientes). Lo que se intenta en realidad es quitarle la carga de protesta a la denominación por un lado, y por el otro incluir en ella a cualquier otro pueblo que “aproveche la voleada…” para fingirse perseguido mientras se están apoderando de la Argentina: sus mejores tierras, sus recursos naturales (gas, petróleo, minería), sus empresas, bancos, centros culturales, medios de comunicación (casi todos), direcciones de incultura, y hasta gobernaciones enteras, cargos oficiales, etc. Mucho más habría para esclarecer, pero… “Cállate, Chiti, que te matan…”, nos han dicho.

Al “KAY RUNA” (o “indígena”, en quichua), saludamos en este día. Fuiste y eres el despojado de todo, hasta de tu lengua, tus vegetales creencias y derecho a autodenominarte. “Wauqe” o “hermano” se llaman entre Uds. mismos.- “Wauqepura”: “entre hermanos”, no olvidemos el lema de nuestra última BIENAL (2008):

SINCHI SAPICUNA; HUAYRA SINCHI”: “Fuertes raíces; espíritu fuerte”.- Hasta nuestra victoria, que será racial y cultural; pero no blanca.-


ÚJLLAY: Un abrazo!!! Jorge F. Chiti
NOCHES SHAMÁNICAS”: nuevo libro de poemas de Jorge Fernández Chiti.- Obra profunda: unifica saber shamánico y cerámico. Te adentra en lo incógnito de nuestro Arte. Revive experiencias personales vividas y sufridas por el autor. Gran obra de 368 págs.

Comentario enviado por el señor Gustavo A. Echeverría, habitante del bosque misionero:
El libro es precioso; bola de energía; brasa camuflada en imprenta. Predicha. Vuele Cóndor, que las piedras no lo alcanzan y son pura ficción en la altura. Descanse que no llegan ni llegarán nunca al Paraíso…” Gustavo A. Echeverría.

TEXTO ILUMINADOR DEL “SAMYUTTA NIKAYA”: colección de los más antiguos escritos budistas, varios siglos anteriores a nuestra Era. Enviado por el ceramista Eduardo G. Herrera (Italia).


No busques más refugio que en ti mismo. Porque ese es el único lugar donde se encuentra la verdadera Libertad, la auténtica comprensión de la realidad; la efectiva felicidad.- No busques estas cosas más allá. BÚSCALAS EN LA ISLA DE TU SILENCIO”.

Junio del 2011
CENIZAS VOLCÁNICAS Y FILTRO CERÁMICO CONDORHUASI
No hay duda de que el mundo entero está entrando en una etapa de intensa y creciente actividad volcánica. Desde Hawai hasta Islandia; y desde Nueva Guinea, Filipinas, Nueva Zelandia, Australia… se suceden terremotos, vulcanismo, inundaciones, alteraciones climáticas con intensidad y repetitividad nunca vistas.
Los desastres que atacaron a Japón (causados por vulcanismo submarino y maremotos), al igual que los repetidos terremotos y actividad volcánica en Chile, que se suceden con intensidad y frecuencia nunca vistas, demuestran que el proceso de recalentamiento global no se debe a la actividad industrial humana (como se afirma comúnmente), sino a las corrientes de convexión que se activan dentro del manto terrestre (capa de lavas viscosas, que se hallan en profundidad a temperaturas entre 1200 y 1400 grados C), las que, cada tanto, por acumulación de enormes presiones, vencen la resistencia de la corteza terrestre y efunden lavas básicas (oscuras), o bien ácidas (claras). Los tornados continuos, tormentas de arena, inundaciones en EEUU, surgen de las mismas causas terrestres de tipo endógeno.
Mucho más grave es el caso del volcán chileno Puyehue, el que, en vez de abrirse en un amplio cono de deyección, el que permitiría efundir lavas viscosas luego de un terremoto (con lo que la energía y presión disminuirían por años), despide cenizas volcánicas por sus hendiduras laterales, las que a mayor presión interior del volcán son lanzadas a mayor altura y lejanía (a diferencia de los ríos de lavas que se solidifican rápidamente y no alcanzan grandes distancias). Este proceso puede durar semanas, meses o años. Si no se detiene, un desastre de consecuencias imprevisibles causaría la despoblación de gran parte de la Patagonia, la muerte de animales, la destrucción de flora y micro o megafauna.
La ceniza volcánica es un material similar al feldespato, consistente en un silicato de alúmina, con sodio y potasio, y, además, con bastante óxido de hierro y magnesio (de ahí su coloración grisácea u obscura), y también con porcentajes de manganeso, calcio, arsénico, metales pesados altamente venenosos como plomo, cadmio, mercurio, uranio, vanadio, molibdeno…y decenas de otros elementos (los que, aún en ínfimas cantidades, son capaces de causar gravísimas dolencias y hasta cáncer). Las cenizas actuales son especialmente ricas el flúor, altamente peligroso por inhalación, como lo han advertido análisis realizados y publicados en Chile. Tienen azufre, cloro, sustancias corrosivas. Todo el arsénico que recubre nuestras pampas, tanto en la Patagonia, como en las llanuras centrales, del litoral y noroeste, deben su origen a estas cenizas, las que, al surgir la Cordillera de los Andes hace 60 millones de años, recubrieron los sedimentos terciarios de todo nuestro país, sus napas, serranías, cordilleras. De allí las aguas arsenicales que afligen a gran parte de nuestro territorio, y son causa de gravísimas enfermedades y taras genéticas (situación cuya verdadera gravedad se oculta en vez de intentar subsanarla tratando las aguas de consumo y riego y mejorando los sistemas hídricos). Poco se ha hecho en las últimas décadas mientras la población se ha cuadruplicado, al igual que las industrias, hoteles, comercios, y emprendimientos agropecuarios, poderosos consumidores de aguas.
Estaríamos al borde de una catástrofe nacional y seguramente mundial. En tiempos geológicos, 100 a 200 años no significan nada. Pero si la efusión de cenizas continúa, o se detiene y luego repite en forma periódica, las condiciones de sobrevivencia sobre nuestro territorio se verán seriamente afectadas (situación que, como es normal en nuestro país), siempre se disimula por razones de conveniencia política o comercial de corto plazo.
Es cierto que con el tiempo (20 a 30 años) las cenizas se degradan y ya no resultan tan activas (aunque sus componentes como el arsénico, mercurio, plomo, uranio, cadmio, manganeso, molibdeno, vanadio, etc, jamás pierden su actividad altamente tóxica tanto para las aguas de napa y ríos, como de lagos, lagunas, tierras, etc.). Pero dicha degradación requerirá varias décadas para ser apreciable… Por TV, algunos inescrupulosos pseudocientíficos predican que “la ceniza es buena porque nutre la tierra”… lo que es canallesco. “A largo plazo todos estaremos muertos…”, y enterrados por tierra abonada por sales de sodio, potasio, magnesio, calcio… etc. Sólo “la verdad nos hará libres”, y nosotros no precisamos que nos oculten los verdaderos peligros de respirar cenizas (no somos ni tontos ni infantes). Tampoco queremos ser manipulados intelectualmente con intenciones perversas de ocultamiento político.
Ya hay localidades patagónicas donde los filtros y tuberías de agua se han taponado debido a las cenizas; los motores y bombas en varias ciudades se han paralizado; las turbinas de electricidad dejaron de funcionar en muchos lugares… Los combustibles se contaminarán y no podrán venderse. No habrá calefacción. La abrasión causada por las cenizas arruina todo tipo de motor: si esto prosigue, no podremos usar vehículos como ya casi no funcionan los aviones (ellos conocen muy bien los riesgos de volar en medio de cenizas volcánicas, cuyo poder abrasivo recalienta y destruye las turbinas). La presión del agua ha bajado en Buenos Aires y muchas otras ciudades: es que las partículas coloidales de cenizas obturan los filtros de agua.
El tamaño de la partícula de ceniza (o “vidrio volcánico”) varía desde varios milímetros (“arena volcánica”), hasta micrones (milésimas de milímetro). Cuanto más pequeño es su grano o partícula, tanto más peligrosa es, y más lejos llega. Estas cenizas de tamaño coloidal, cuya partícula mide micrones, han llegado hasta Porto Alegre (Brasil) y han obligado a cerrar varias veces su aeropuerto. Han caído sobre todo nuestro territorio: sin embargo, en muchas provincias se piensa que “a ellas no los ha afectado”. Sólo piensan en el corto plazo… cerebral. Este tipo de ceniza es realmente perversa, puesto que debido a su ínfimo tamaño es prácticamente invisible y penetra en los alvéolos pulmonares, donde se aloja, pudiendo causar desde disminución de la capacidad respiratoria, hasta irritaciones (en el mejor de los casos), fibrosis y cáncer cuando la exposición es mucha y duradera. Por excepción, algún toxicólogo o neumonólogo han advertido por TV de los posibles daños que estas partículas causan, tanto más peligrosos cuanto más pequeñas son (las más alejadas del epicentro son coloidales y, por tanto, cancerígenas). Su peligrosidad es similar a la causada por las fibras cerámicas, de tamaño superpequeño (uno a tres micrones).
La población toda debería protegerse contra estos riesgos, ya sea mediante el uso de una buena máscara antipolvos, o (cuando ello no es posible) usando una buena máscara protectora de nariz y boca (son baratas y se adquieren en cualquier farmacia). En todas las localidades donde han caído estas malignas cenizas, se debió advertir a su población que es necesario el uso de máscaras cuando se sale de casa. Que traten de salir lo menos posible, y mantengan cerradas las ventanas y puertas de las viviendas. Cuando no se dispone de máscara protectora, al menos un pañuelo húmedo aplicado sobre nariz y boca retendrán parte de las malignas cenizas.
Solamente hemos recibido análisis veraces realizados en universidades o en laboratorios de Chile, donde se desalojó a gran parte de la población y se avisa de la necesidad de utilizar máscaras (que además son distribuidas en forma gratuita). En nuestro país, por el contrario, como es habitual, se minimizan los peligros, no se distribuyen máscaras y se intenta “no alarmar”, como si el decir la verdad fuera pecado para nuestros políticos. Sólo piensan en el negocio del turismo (el más perverso, capaz de arruinar a un país como lo ha hecho con el nuestro, contaminándolo ecológica y culturalmente).
Con relación a las aguas, debemos tener en claro que las cenizas ya han obturado cañerías y bombas de plantas de agua en varias ciudades patagónicas. Si la situación continúa, se irán arruinando gradualmente todos los sistemas de distribución de aguas, por taponamiento de tuberías, llaves y, muy especialmente, de membranas allí donde se han instalado costosos sistemas de “ósmosis inversa”, poco adecuados para nuestra realidad nacional. Por su parte, los filtros de cartucho y los de carbón activado rápidamente resultan taponados por el acúmulo de cenizas, que obturan sus poros.
Una vez más, el noble y “criollo” sistema denominado FILTRO CERÁMICO CONDORHUASI, a nuestro entender, es el único método (y el más confiable) para separar las cenizas de las aguas, ya sean éstas de red domiciliaria, de napa, río, laguna, lago o nieve. Ello debido al sistema natural de floculación y sedimentación que hemos ideado, el que precipita las cenizas al fondo del filtro, sin obturar sus poros. Eso sí: insistimos en que siempre es necesario realizar el pretratamiento del agua mediante el uso de caolín, según nuestro método, detallado en el libro “Filtro cerámico Condorhuasi, descontaminante de aguas”.
Muchos ceramistas nos han preguntado si es posible utilizar estas cenizas para confeccionar pastas cerámicas. Ello no es posible con cenizas recientes, debido a su causticidad (causarán graves afecciones en la piel). Nosotros recomendamos en nuestros libros pastas de ceniza volcánica, es cierto, pero confeccionadas con cenizas seculares o milenarias (jamás con recientes, cuya virulencia química y capacidad irritativa y cáustica es enorme). Dígase lo mismo para su empleo en la construcción: el contacto con la piel del operario es criminal, al igual que su respiración debido a las máquinas mezcladoras. Si alcanzan las mucosas oculares (conjuntiva) existe peligro de graves quemaduras de retina. Por otra parte, si se usara ese material para la construcción de “viviendas populares” (reciente y perversa excusa para saquear a un pueblo ingenuo como es el nuestro), las afloraciones de sales solubles arruinarían cualquier revoque o pared.
Por el momento, es necesario filtrar y pretratar las aguas que acarrean cenizas recientes a fin de eliminarlas (método de floculación-decantación), lo que aqueja a Neuquén y zonas cercanas. Dígase lo mismo de las regiones, aún alejadas, donde dichas cenizas son acarreadas por los vientos del sur y sudoeste. Al circular en moto o bicicleta, conviene usar antiparras a fin de proteger los ojos; y máscara bucal y nasal para la protección de los pulmones.
Que los númenes de nuestros antepasados, los indios patagónicos, nos protejan y hagan que las efusiones de cenizas cesen! Mientras tanto: a filtrar y pretratar las aguas de consumo en un filtro cerámico Condorhuasi. Todos los sistemas filtrantes a membrana, o a carbón activado, se obturarán a breve plazo si el agua contiene cenizas. “LAS CENIZAS SON VENENOSAS…” (diarios de Chile). ¡A trabajar con filtros, queridos hermanos! ¡Y a no dejarse engañar por vendedores de filtros comerciales! Jorge Fernández Chiti

AL ALFARERO
Poema por Jorge Fernández Chiti
Yo voy lejos,

muy lejos,

donde no lleguen

los dientes de tu arado

ni las semillas de tu mal.

No quiero ser

el plagiario envejecido

en los hombros ajenos,

ni el eunuco que marchita las flores

que nos regala el día.

Quiero ser la marea de tu piel;

quiero darte el sonido

del gran caracol;

quiero que tengas un ave

que tiemble entre tus manos

y que sea tuya;

y que tu pecho

se ensanche

y respire

toda la sal marina

en mi celadón.
Hago claro lo oscuro.

Con las cenizas que me precedieron

hago un pan

que el fuego vuelve piedra,

y con las manos encallecidas

y con la píel ajada

hago magias

y sortilegios,

pronuncio palabras,

digo números,

trituro las rocas

y los óxidos

que me brindaron

otras manos

más pobres y más encallecidas

que las mías.
Con lágrimas de la Luna

humedecí la arcilla

en las noches tristes,

para que tú no llores.
Boca para tu boca,

pecho para tu pecho,

asas para tus dedos

temerosos hoy

pero mañana

firmes y fuertes.
Y alegría, mucha alegría.

Todo eso puedo darte,

si me lo pides.

Yo soy

el alfarero.

__________________________________________________

Año 1977.-

Instituto de Ceramología Condorhuasi

Medrano 1335 Buenos Aires

www.condorhuasi.org.ar

Tel. 4827-1070.



Curso de cerámica indígena arqueológica argentina:

Tecnología, semiología, culturología, estética.
Durante los días 21 al 23 de abril del 2011, dictamos en nuestra sede un “Gran Curso”, por la programación novedosa y profunda; por el nivel de intelección; por el manejo de códigos elaborados tendientes a desterrar la chatura educativa simplista y desestructuradora que se está apoderando cada vez más de nuestra enseñanza pública sin reacción aparente.

Condorhuasi elabora su propia enseñanza y metodología: no copiamos la ajena. Además, nuestro lema es “enseñar en profundidad y en el más elevado nivel posible”. No transigimos con el simplismo educativo que se va apoderando de nuestras escuelas y universidades, cuyo nivel educativo es lastimoso.


Con 86 inscriptos y cuatro horas diarias de estudios intensivos, analizamos la temática indígena en lo teórico y en lo práctico, con observación diaria en microscopios especializados; conferencias didácticas; visitas explicadas en nuestro Museo. Un programa nutrido teórico y práctico que fue seguido con un nivel de atención realmente admirable. Además de argentinos de todo el país, asistieron varios de Brasil (iluminados indigenistas que buscan el rescate), de Chile, México, Bolivia.
La base de nuestra identidad cultural no debe pasar por lo político ni por el populismo retrógrado que nos destruye en lo social, en lo cultural, en lo convivencial, en lo verdaderamente nacional. Debe comenzar por el estudio serio y profundo del arte indígena, de nuestra historia nacional desapasionada y sin gafas politiqueras y falaces… Lo mejor de nuestro pasado comienza con las culturas indígenas de hace dos mil años; el conocimiento de sus pautas culturales; su arte y costumbres; su posterior invasión desestructuradora de origen európido (que en la actualidad se repite en forma astuta y disfrazada, mediante un discurso perverso apto para incautos). De ahí que la ignorancia y el prejuicio inducido sea la mejor arma del populismo: es su mejor caldo de cultivo, necesario para que medren quienes nos están llevando al matadero.
Este ha sido uno de los mejores cursos que dictamos en los últimos años. Por el nivel de la didáctica y de los participantes; por su sensibilidad, Espiritualidad e interés por elevar su nivel intelectivo, estético, semiológico… Ellos nos motivan para continuar con la Obra comenzada. Estudiar el arte y la cultura indígenas es el Camino del futuro (no la politiquería astrosa). Todo lo indígena se halla imbuido de Espiritualidad y nivel axiológico. Lo európido rezuma materialismo y chatura, y lamentable nivel semiológico (manipulado y controlado por el “eje del poder”). ¡Nos encontraremos en la próxima Bienal Latinoamericana, tal vez en noviembre de este año! ¡ Contactemos con los espíritus de buen corazón y deseosos de culturizarse! A ellos consagramos nuestra labor diaria, nuestros desvelos y vida. Condorhuasi.
EL GENOCIDIO INDÍGENA CONTINÚA

Es criminal el asesinato de indios tobas por parte del gobierno kirshnerista del gobernador de la provincia argentina de Formosa: Gildo Insfrán. Reelecto indefinidamente, este representante de intereses de grandes terratenientes y sojeros continúa con la vieja política de “limpieza étnica”, aplicada en forma tenaz en las Provincias del Noreste tanto por gobiernos peronistas como antecesores.
Los pobres indios carecen de títulos de propiedad, pero son ocupantes ancestrales de la tierra, de “su tierra”, la de sus antepasados. Nuevas tecnologías despiertan la apetencia voraz por más tierras para plantar más soja, para regodeo de exportadores y grandes productores, cuyo efecto será la contaminación generalizada y desertificación del país… Donde hay indios hay ecología: no lo olvidemos. Ellos son guardianes celosos del medio ambiente, de la fauna, de la flora nativa, del agua.
A los indios siempre se los ha corrido de sus tierras, con falsas promesas de que si se trasladan “más allá… podrán estar tranquilos y vivir sin problemas”. Pasados unos años, la misma política de exterminio y desplazamiento se renueva. A los indios, en todo el Norte argentino, se los obliga a desplazarse del monte, de los ríos y fuentes de subsistencia, y se los empuja maquiavélicamente hacia el borde de las rutas, con la esperanza de que se alejen del sitio y terminen, como siempre, en los alrededores de una gran ciudad, para engrosar el subproletariado urbano y marginado cuyos votos apetecen nuestros políticos. Allí, al borde de las rutas, construyen sus ranchos, con paciencia milenaria, hasta que son desplazados nuevamente. Esa misma fue la política hispana colonial contra el indio: desplazarlo; no permitirle asentarse ni culturizarse. No darle títulos de propiedad ni documentos de identidad (en Formosa hasta hace poco se los privó del DNI para votar).
Esta vez la policía de Formosa, por orden sin duda de Insfrán, quemó sus rancheríos y hubo muertes. Se sabe de tres, pero ha de haber muchas más. No hay detenidos por dichos sucesos ni asesinatos. Tarde y sin mucho énfasis, algunas agrupaciones políticas protestaron contra el genocidio. Otras (la mayoría del oficialismo) guardó un silencio cómplice. Lo mismo que el Gobierno nacional, que no condenó a Insfrán, ni tampoco el Congreso Nacional, que debió reunirse y conformar una Comisión Investigadora. Los políticos… todos callaron.
Recordamos la matanza de Las Lomitas (Pcia. de Formosa), cuando en 1947, bajo el gobierno del general Juan D. Perón, fueron masacrados por la Gendarmería Nacional unos 600 a 900 indios pilagás, mediante ataque sorpresivo con ametralladoras pesadas enviadas desde Buenos Aires. Es imposible pensar que el General (de sonrisa tan bonachona), no estuviera al tanto de dicho suceso que duró muchos días (entre el 10 y el 30 de octubre de 1947). Se han entorpecido todas las investigaciones. Nadie se atreve a escribir sobre el tema. Las excavaciones para exhumar cadáveres son prohibidas o demoradas por el poder judicial. En Las Lomitas nadie habla del tema. Todos temen. Si algún viejo indio dice algo, se cuida muy bien de no culpabilizar al oficialismo ni al General (autocensura). Las pocas excavaciones que se han hecho revelaron cráneos reventados, indicativo del uso de balas de gran calibre (ametralladoras pesadas contra indios desarmados…). El genocidio continúa, y el silencio también. El oficialismo se inventa su propia historia… y piensan que así debe ser. ¡Basta de matar indios! Pedimos castigo a los responsables.

AGUA SUSTENTABLE Y FILTRO CERÁMICO CONDORHUASI

En octubre del 2010 el Prof. Chiti ha dictado en Bolivia un intensísimo curso de fabricación del FILTRO CERÁMICO CONDORHUASI, auspiciado por la ONG internacional homónima de Cochabamba (Bolivia).-
Asistieron sin cargo ninguno unos cuarenta ceramistas seleccionados de toda Bolivia, especialmente de las regiones mineras más contaminadas. El curso tuvo lugar en la Escuela Superior de Artes Plásticas de Cochabamba, cuyo director cedió sus instalaciones.
Compartimos diez intensas clases teóricas y prácticas, a lo largo de las cuales se detectó la tremenda contaminación minera y orgánica de las aguas, debida a la minería descontrolada y a los sistemas fluviales y cloacales que se han vuelto prácticamente mortíferos. Una vez más nos convencimos de que el filtro cerámico Condorhuasi, al ser de uso y control familiar y personal, es el único sistema que asegura un agua sana y confiable, a ínfimo costo y con tecnología sencilla.
Asistieron ceramistas y artesanos rurales de Oruro y Tupiza, Huayculi, Cochabamba, Santa Cruz, La Paz y otras localidades. Análisis de aguas nos revelaron que las del río Pilcomayo son prácticamente un veneno, debido a la minería que desde hace siglos arroja sus efluentes al río, sin reparo ni control ninguno (contienen 15 veces más plomo del permitido; 7 veces más arsénico…).- Las minas de plata, estaño, oro, plomo, etc. de las tierras altas son igualmente terroríficas, al igual que todas las de Argentina, Chile, Perú, Colombia y otros países cordilleranos. Toda América Latina sufre la misma esclavitud minera; cunden enfermedades de todo tipo: autoinmunes, leucemia, cáncer, distrofias cerebrales, taras genéticas, hepatitis, pancreatitis, meningitis, cólera. La contaminación cloacal igualmente es espantosa, en todos nuestros países, debido a los sistemas obsoletos que ya no responden a la población actual ni a sus necesidades. Los agrovenenos, por su parte, con sus fumigantes, pesticidas y herbicidas, afectan a todos nuestros países; no sólo a Bolivia.
Crear conciencia en torno a la problemática del agua, y dar formación eficaz para DESCONTAMINAR EL AGUA DOMICILIARIA es dejarles un mundo vivible a los que nos sigan; en lugar de una tierra arrasada por contaminantes de todo tipo y enfermedades incurables. Si no reaccionamos nosotros mismos y a tiempo… grandes regiones de Sudamérica se convertirán en desiertos a breve plazo debido a la minería descontrolada, que no repara en emplear decenas de millones de litros de agua por día, lo que causa un descenso implacable de las napas, además de su contaminación creciente con arsénico, plomo, cianuros, uranio, mercurio, cadmio, cromo, vanadio, y otros tóxicos mortíferos y cancerígenos que los inocentes pobladores ingieren sin saber que están alimentándose con venenos.
A veces pensamos si no obedecerá a un plan macabro de las sedes internacionales del Poder mundial la desertificación de nuestra América indígena. Allí donde ha penetrado Europa o USA, sólo dejaron contaminación y muerte, debido a sus industrias, cultivos contaminantes, minería con venenos (arsénico, cianuro, mercurio…). Instamos a nuestros gobiernos a ocuparse de esta lacra maldita, pues parecería que casi todos miran hacia otro lado (salvo Cuba). Ningún país minero ha prosperado jamás: todo lo contrario. Toda África ha sido saqueada y degradada desde hace siglos al convertirse en coto de la minería del oro, diamantes y decenas de minerales estratégicos por el imperialismo más descarado y totalitario (sedicente “democrático y cristiano”). Esperemos que nuestra América no corra el mismo destino. ¡Reaccionemos! Por el momento, sólo el FILTRO CERÁMICO CONDORHUASI, que debe ser fabricado en cada comunidad a un costo bajísimo, hace posible salvar la vida de nuestras familias al descontaminar las aguas tóxicas que nos dan los municipios. Hemos comprobado una vez más que TODAS LAS AGUAS se hallan contaminadas: tanto las de red domiciliaria, como las de napa, pozos, ríos, lagunas, y hasta las de deshielo y lluvia.-
Agradecemos la silenciosa y noble colaboración de los funcionarios de Agua Sustentable: Sofía, Waliki, Sonia, Elka y tantos otros cuyos nombres no recordamos. Y, por supuesto, a la Organización Agua Sustentable. “KAUSACHIY YAKU PACHA”: es nuestro lema: “Recomenzar por al Agua”.

¿De qué sirve mejorar la escuela y la atención médica si las aguas están contaminadas? ¿De qué sirve mejorar salarios si el agua que bebemos nos envenena? ¿De qué sirve la minería en un país, si consumen o contaminan sus aguas y lo están convirtiendo en un desierto? Las napas bajan en forma alarmante en todas partes. Ya casi no hay bosques. Llueve cada vez menos. Cultivos, hortalizas, frutas… ya tienen contaminantes en su seno. Toda la cadena alimenticia sufre esta lacra infame. Controlemos y no autoricemos más empresas mineras: se llevan todo y dejan unas regalías miserables, con muerte, enfermedades y contaminación irreversible por todas partes. Un futuro de desertificación nos espera. POR EL MOMENTO: ¡HAGAMOS FILTROS CERÁMICOS! Jorge Fernández Chiti.- 2 de Noviembre del 2010.-

AGUA DESTILADA PARA CONSUMO HUMANO: UN NUEVO CURRO

Tratándose del agua, “…cosas veredes, Sancho…”. Se prenden al tema personas que nunca han investigado en profundidad, y que repiten afirmaciones gratuitas sacadas de fuentes anónimas o poco confiables… Cuidado. El tema del agua es posiblemente el más candente; el que año tras año se va convirtiendo en decisivo y esencial como determinante de la subsistencia de gran parte de las localidades de nuestro país, especialmente las serranas, cordilleranas y pampeanas.
Un nuevo “cuento” se está difundiendo en la actualidad, especialmente en Punilla (Pcia. de Córdoba), cuyas aguas se hallan sumamente contaminadas y, como si ello fuera poco, napas y ríos están exhaustos, con el consiguiente aumento y concentración de los tóxicos y venenos. Recientes pozos de agua, abiertos a enorme costo, han extraído aguas salitrosas, arsenicales y uraníferas, no aptas para consumo humano ni animal. Caballos y cabras tienen dermatitis horribles pues se rascan todo el día contra las alambradas por beber aguas con arsénico. Los sapos y ranas casi han desaparecido de arroyos y ríos cordobeses…
Recientemente han surgido supuestos “iluminados” que proponen el uso de agua destilada como ideal para el consumo. Hasta hace poco, en los envases de agua destilada, o desionizada (para baterías) aparecía una leyenda que decía: “No apta para consumo humano”. Según la medicina tradicional, el agua destilada, al ser excesivamente ácida (en vez de alcalina, que es lo ideal), resulta corrosiva para las vías digestivas, y además, si se ingiere en cantidad importante, es causa de disturbios intestinales: diarreas, gastroenteritis, etc.- Es reconocida, por otra parte, su actividad laxante… (¿Se imaginan qué le sucedería a una persona que ingiriera dos litros de agua destilada por día??? “Se iría de cámaras…”: como se decía antiguamente cuando alguien padecía diarreas).
El pH del agua destilada oscila entre 6 y 7 (en función de muchos factores, como técnica de fabricación, almacenaje, envase, etc.). Recientes investigaciones contra el cáncer prescriben el uso de aguas alcalinas, cuyo pH supere el umbral mínimo de 7,5 a 7,8.- Es sabido que una planta, si se la riega sólo con agua destilada, muere al poco tiempo. Lo mismo ha sucedido con animales de laboratorio, a quienes se les daba a beber exclusivamente agua destilada. Un pez con agua destilada en la pecera, muere con rapidez. Perros y gatos, a quienes se les coloca agua de filtro en un recipiente y de red o canilla en otro, elige la de filtro (haced la prueba!). Si les damos la opción de agua destilada… ni la beben! Después de olerla huyen espantados… Algunos perorantes actuales niegan esta toxicidad del agua destilada… y sostienen que ellos utilizan agua destilada con buenos resultados (lo que no es creíble…). No hay muchos estudios al respecto, ya que siempre se consideró al “agua destilada” como peligrosa para consumo humano o animal. Incluso, según ciertos estudios, el ingerir tan sólo agua destilada lleva al cuerpo a su deshidratación progresiva y muerte, debido a que no permite la correcta absorción de agua intracelular al carecer, precisamente, de iones benéficos: sodio, potasio, calcio, magnesio, hierro, y decenas de oligoelementos que el agua destilada no provee. En toxicología se estudia que el agua destilada causa hemólisis: destrucción de los glóbulos rojos por separación de la hemoglobina, que pasa al plasma… ¡Cuidado con este tema! Una de las marcas de agua destilada de Barcelona, si bien afirma que su agua no es tóxica, en el prospecto dice que al contacto con la piel se debe: “lavar abundantemente con agua y jabón”. Y al contacto con los ojos (textual): “lavar inmediatamente con agua por lo menos durante 10 minutos”.- Se trata de un ácido débil, pero ácido al fin.
Por otra parte, el costo del agua destilada es enorme e inaccesible en nuestros países para la enorme mayoría de la población. Los aparatos destiladores (que se quiere imponer y vender con fines comerciales y creemos es la verdadera causa de esta campaña) son sumamente costosos, y, además, consumen mucha energía calórica (gas o electricidad) necesaria para hervir el agua.- Por otro lado, estamos en Argentina… y ya podemos imaginar que rápidamente aparecerán cientos de oportunistas que venderán supuestos destiladores de agua, fabricados vaya a saber con qué tecnología espuria… (el remedio sería peor que la enfermedad). Existen bacterias y protozoarios que resisten más de 100 grados; y más también en las solfataras y conos de volcanes. Fabricar agua destilada no es fácil ni puede hacerlo cualquiera en su casa. No engañemos al público inocente.- La cantidad de agua destilada que podría obtenerse de un aparato chico sería exigua para una familia, cuyo consumo de agua filtrada oscila en torno a los 20 litros diarios sólo para beber y cocinar.- Por otra parte, el agua destilada requiere cuidadosa técnica de fabricación, envasado, transporte y almacenamiento, para permanecer estéril y no infectarse, ya que no ha sido clorada. No cualquier tipo de envase es apto para agua destilada: los de plástico, por ejemplo, no son adecuados para ella (lo que encarecería mucho el guardarla). Una vez abierto el envase… ya se contaminó (en el aire hay millones de aerobios por centímetro cuadrado).- Como si todo esto fuera poco, es sabido que el “agua destilada” pura debe destilarse tres veces como mínimo… (lo que implica triple costo y trabajo).-
En un reciente estudio sobre el cáncer, de una Universidad de EEUU, se afirma que la mejor agua es la de filtro… (y por algo será). El filtro cerámico es el sistema más económico y eficaz conocido hasta la fecha. No requiere consumo eléctrico ni hervor. Lo puede manejar hasta un niño, con tal que se caolinice correctamente el agua antes de filtrarla. Y, además, dicho filtro descontamina el agua de todos los venenos y tóxicos minerales presentes en ella; de los agroquímicos y pesticidas; de los orgánicos y cloacales; de virus, algas, parásitos, hongos, esporas… Como si todo ello fuera poco, lo puede fabricar el mismo usuario o adquirirlo a costo muy bajo.- Ya Cristóbal Colón nos engañó hace cinco siglos con “espejitos de colores…”. No caigamos de nuevo en ese engaño.

Jorge Fernández Chiti. Octubre del 2010.-



FILTRO CERÁMICO CONDORHUASI DESCONTAMINANTE DE AGUAS”
Por Jorge Fernández Chiti.- Acaba de aparecer la SEGUNDA EDICIÓN corregida y ampliada de esta importante obra, única que explica en forma accesible y clara la fabricación de este filtro, su uso, la química del agua, la tremenda contaminación hídrica existente (causa de horribles enfermedades y taras genéticas).- No existe método más sencillo y eficaz para descontaminar el agua, sin consumo eléctrico, ni de costosos sistemas con membranas que se deterioran con rapidez. Únicamente el control personal, en cada casa, garantiza la seguridad de su agua de consumo, base de la salud.- Elimina la contaminación cloacal; la agroquímica; y la industrial: arsénico, plomo, cromo, mercurio, uranio, cadmio, sales metálicas venenosas.

PUEBLOS ORIGINARIOS, INDIOS, INDÍGENAS O ABORÍGENES?
Por Jorge Fernández Chiti
Muchas cuestiones ideológicas, preconceptos e ignorancia semiológica se hallan implicados en torno a estas denominaciones; así como intereses geopolíticos astutamente disfrazados. Y hasta una moda “new age” pseudoantropológica bastante superficialoide por cierto, con arraigo en los medios y hasta en las conceptualmente famélicas universidades de hoy, hartas veces sometidas a intereses populistas, imperiales y de otro tipo.
Todos sabemos que cuando Colón “invadió” América… (porque no la “descubrió”), creyó haber llegado a la India, cuyas riquezas, oro y piedras preciosas eran ya conocidas en toda Europa, lo cual alimentó su voracidad y la de quienes financiaron su escuadra invasora y depredadora con las intenciones más perversas e inhumanas. De allí nació la denominación “indio” con que se designó desde entonces, en Europa, a los habitantes de nuestra América, la “mal llamada”. “Indiani” dijeron los italianos; “indiens” los franceses; “Indian” en inglés. A nadie se le ocurrió criticar el título del “Handbook of South American Indians”, publicado a partir de 1946 por la Smithsonian Institution, porque la semiosis de esa década era otra: no había recibido aún el impacto de la “deconstrucción cultural” absolutista originada desde la década de 1970 y reinante hasta la actualidad. “Native aboriginal peoples”; “Indigenous peoples”; son las denominaciones más usuales en antropología actual en idioma inglés: “nativo”, “indio”, “aborigen”, “indígena”.
Es sabido que cada vocablo se halla “cargado”, esto es, que aparte de su significado propiamente dicho, posee también un “sentido”, que va más allá del significado mismo, revelado por la etimología y el uso lingüístico. En efecto, al hablar de “indio”, desde hace siglos, ya nadie piensa en lo más mínimo en la India, ni siente que se alude a ella. Cuando alguien insulta a otro diciéndole “hijo de…”, en lo más mínimo se pretende insultar a la madre… sino al contrincante. Este ejemplo fuerte lo incluimos para que quede en claro que el sentido es el que se impone siempre en la comunicación lingüística, el que con el tiempo adquiere nuevas cargas y siempre deja de lado tanto a la etimología como el uso primerizo.
Es absurdo, pues, que se pretenda deslegitimar la palabra “indígena” diciendo que proviene de la India y que alude a ella. ¡Esto sí que es ignorancia supina!!! La voz “indígena” proviene del latín “inde”: de allí mismo; y del sufijo “génos”: nacido, generado. “Indígena vinum” (Plinio) es “vino del país o de la región”, y en nada alude a la India, según pretenden algunos charlatanes televisivos. Es absolutamente legítimo, pues, el uso de la palabra “indígena” para aludir a los habitantes racial y lingüísticamente nativos de nuestra América, antes, durante y después de la invasión de los genocidas y crueles európidos.
Muy diferente es el caso de la palabra “indio”, la que sin duda surgió como alusión a la entonces llamada “India”, y desde 1492 “Indias orientales” o del Asia, la misma que holló (y depredó) Alejandro Magno hacia el 330 a.C. y que desde entonces fue denominada y conocida como “Indía” por los griegos (con acento en la última “i”). “Indikós” o “índico” se denominó en griego al nativo de la India, y también “indós” al río Indo y a sus habitantes. El latín, como receptor de la cultura y la nomenclatura helénica, absorbe las mismas denominaciones griegas, y tan sólo cambia la acentuación de la palabra que, desde entonces hasta hoy, pasó a ser grave y no aguda. “Índi” se denominó en latín a los indios (de la India), pero también a los persas y árabes. “Índicus” y luego “Índus” pasó a ser el nativo de la India. “Índa conkha” se llamaba en Roma a las perlas, tan apetecidas en Europa.- Pero no se debe creer que la palabra India se aplicó exclusivamente a la India, sino también a Egipto y hasta a Etiopía… De allí que fuera sencillo extender la misma denominación tan difusa a las nuevas tierras americanas, cuya ubicación exacta en el mapa aún no era del todo segura ni conocida (pese a variadas conjeturas ya entonces existentes).
Ya Cristóbal Colón, en su “Diario” o “Relaciones de Viajes”, escrito hacia el 1500, utiliza ampliamente la palabra “indio” para referirse al hombre que halló en América (y, de paso, cuenta cómo engañaban al indígena trocando sus adornos nasales de oro puro por “pedazuelos de escudillas rotas y de vidrio…”). Mismo empleo de la voz “indio” también hizo Bartolomé de las Casas, antes del 1550, en su “Brevísima relación de la destrucción de las Indias”; y también Garcilaso de la Vega, en sus “Comentarios reales” (hacia 1560).
Evidentemente, la voz “indio”, en lengua castellana, ya desde el año 1500 o tal vez unos años antes, designaba a los habitantes del llamado Nuevo Mundo con quienes se enfrentaron los españoles y europeos de entonces, no en un “encuentro de culturas” (como aún hoy pretende España), sino en un genocidio y deculturación de los indígenas. Más de 500 años de uso de una voz… desde el punto de vista semiótico y lingüístico, sería imposible de erradicar. En efecto, la voz “indio” ha sufrido el proceso natural y espontáneo (“desde abajo”) de “resignificación” al que se halla sometida toda el habla de una cultura, sin excepción. Pretender “desde arriba”, en forma vertical y totalitaria, decretar la supresión de vocablos y significados, además de estúpido, es ingenuo. Todo un libro se podría escribir en torno a este espinoso tema. Pensemos que la palabra “Europa” deriva y alude a una vaca, con la cual Zeus (o Júpiter según la mitología romana) mantuvo relaciones amorosas… Sin embargo, a ningún estudioso europeo se le ocurriría la jocosa pretensión de prohibir dicha voz y reemplazarla por otra…más casta…
Las palabras surgen, crecen, se implican, y adquieren vida propia, independizándose de sus respectivas etimologías y acepciones diacrónicas. No son ni racionales ni racionalizables; y menos aún podrían someterse al análisis pseudorracional de un zopenco o a sus caprichos de “omnipotencia lingüística”. Con semejante criterio, hasta la palabra “América” debería suprimirse, pues no fue Américo Vespuccio quien la visitó por vez primera… (en sí, el nombre “América” implica ya un craso error de apreciación histórica). Más absurdo y jocoso sería el pretender que nuestro Continente debería denominarse “Abya Yala”, según un indigenismo fonético de pacotilla, puesto que ni los indígenas tenían en su cosmovisión un concepto “macro” o continental, ni una idea “moderna” de las verdaderas dimensiones de los Continentes, ni tampoco existía entre ellos una política conglutinante ni una ideología a nivel “mapamundi” que la apuntalara… Todo lo contrario: cada cultura indígena era en extremo localista e introspectiva. Transpolar a Abya Yala nuestra idea de “América” constituye un absurdo mal uso de dos voces procedentes de la lengua de los indios Cuna (de Panamá y Colombia), que en nada aludió jamás al concepto de América como Continente, sino que significa: “tierra-vida”; o “tierra-riqueza”; conceptos que bien pueden hallarse en quichua, o en aymara, o en mapuche, o en la lengua maya, azteca, etc. ¿Qué significaría para los mapuches de la Patagonia el concepto abstracto de Abya Yala? Pues nada: sería una intrusión vacua de sentido y, además, fuente interminable de controversias y disidencias (lacra de nosotros, los americanos indigenistas). Los nativos de habla quichua preferirán su rica terminología (“Pacha” equivale a nuestra voz “mundo”; y “Kay Pacha” a “Mundo de aquí”; “Kay runa”: “hombre de aquí, nativo, indígena, indio). Los aymaras lo mismo; al igual que los guaraníes; o los mapuches: “Mapu”: tierra; “fill mapu”: mundo, todo (tierra y su gente). ¿Para qué ir a buscar en Panamá lo que tenemos acá? Justamente eso es “desarraigo”, identidad negativa impuesta por el invasor…
No es posible meter a empellones una voz porque se le ocurrió a algún dirigente indigenista boliviano, sin reparar en el localismo del nombre y de la propuesta, lo que contradice el sentir latinoamericanista (que siempre ha sido regionalista y jamás conceptualmente abarcativo). Es nuestra mentalidad occidental, la que, con sus lacras procedentes de la ideología ecuménica europeizante y “catholiké” (“para todo el orbe”) se nos mete por la ventana cuando la queremos echar por la puerta (señal de que la tenemos todavía introyectada). Sería como pretender crear un indigenismo “a la occidental… y cristiana…”, supuestamente negador de dichos conceptos totalitarios y globalizantes.
Buscar términos que guarden alguna similitud con la voz “América” es otro absurdo que pretende forzar el lenguaje, aberrante postura propia de mentes poco sagaces e ilustradas. No falta quien pretende que el término América en realidad derivó del vocablo maya Quiché: “Amerrique”, que significaría “país del viento”, para nada alusivo al concepto generalizador y universalizante de América, con extensión continental. Nuevamente se pretende forzar el lenguaje para adecuarlo a nuestras pretensiones de carácter ideológico. La bondad de lo segundo en nada justifica el absurdo de la postura primera, de carácter semiológico.- De ser así, deberíamos comenzar con cambiar el nombre de “Argentina”, derivado del latín “argentum”: “plata”, calificativo infamante que Martín del Barco Centenera publicó en su obra “La Argentina y Conquista del Río de la Plata”, hacia el 1602 (dio a nuestro territorio el nombre de lo que esperaban llevarse de aquí…a manos llenas y matando gente): horrible y perversa denominación reveladora de quiénes eran “ellos”, los európidos “intrépidos”, “colonizadores”, “evangelizadores”, “aventureros”, etc.- Dígase lo mismo de “Venezuela”, diminutivo de Venecia… De “Colombia”, homenaje a Colón. O de “Bolivia”: homenaje a Bolívar… Quien detenta el Poder siempre apetece “de-nominar”, o “de-signar” al dominado…, cuya “auto-designación” siempre será peligrosa para los intereses del dominante.
El término “indio”, por otra parte, ha adquirido matices semánticos dentro de su tan amplia resignificación diacrónica a través de cinco siglos. No se trata de una voz unívoca, ni mucho menos. “Indigenous peoples”, “native peoples”: son voces admitidas e indiscutidas en antropología en idioma inglés. Pero en castellano se han conformado capas o estratos significantes a través de los siglos, los que no podemos desconocer pues han cristalizado a través de siglos de uso en el habla. Por ejemplo: nos parece natural e indiscutible hablar de “indios ranqueles”, de “indios charrúas”, de “indios mapuches”, de “indios tobas”, de “indios wichís”, de “indios chiriguanos”, de “indios chanés”, de “indios guaraníes”, de “indios pampas”, dado que se trata de poblaciones indígenas supervivientes o, al menos, muy próximas a nosotros en sus dataciones e historia. Jocoso sería hablar de “indígenas charrúas”, o de “indígenas tobas…”. O de “aborígenes mapuches”… Y absurdo sería el circunloquio: “los pueblos originarios ranqueles”… o “los pueblos originarios pampas”, etc. La de-signación de “indio mapuche” ya ha sido acreditada en el habla por el paso del tiempo y de la historiografía; y más debe ser motivo de orgullo que de denuesto. La voz “indio” es connotativa: dice mucho más de lo que expresaría la conceptualización meramente etimológica.- Sin embargo, no es aplicable el término “indio” a los indígenas de épocas antiguas, ni a los estudios arqueológicos. Nadie podría decir, por ejemplo, “los indios de Aguada…”; sino “los indígenas de Aguada habitaron tal zona…” El reciente uso de la palabra “amerindio” demuestra que inconscientemente (como siempre operan los mecanismos naturales y no forzados del habla) se procura la vigencia y continuidad del fonema “indio”, y que no es fácil desterrarlo ya que no existen alternativas superadoras. A “amerindio” se le opuso la perífrasis denominativa “primitivos americanos”, o “paleoamericanos”, como diferenciación entre quienes llegaron primero a nuestra América (los “más primitivos”) y los “amerindios”, quienes ya se hallaban asentados y habían conformado pautas culturales nativas y oriundas en nuestro Continente. La voz “indoamericano”, por su parte, expresa la misma intencionalidad semántica, mantenedora del tema “indo”, aunque su empleo más bien se limitó a los ámbitos políticos, jurídicos e históricos.
Tampoco cabría para ellos la voz “aborigen”, que más bien se aplica a las poblaciones etnográficas actuales. De hecho, el vocablo “aborigen” es predilecto de las iglesias evangélicas, quienes lo traducen tal cual de sus “papers” en inglés. “Aboriginal peoples” surgio de los antropólogos que viajaron al África, como denominación de las poblaciones oriundas o nativas, con identidad racial africana, aculturadas y deculturadas por sus dominadores de habla inglesa (con la complicidad de religiosos evangelistas y de toda Europa). A decir verdad, tan solo los africanos son “originarios” de su Continente: todos los otros pueblos proceden de antepasados migrantes desde otros Continentes, y en mayor medida los primitivos de América, donde en realidad no hubo poblaciones “originarias” sino tan sólo “nativas” o “primitivas” procedentes del Asia, Polinesia y Austronesia.

Pueblos originarios (¿?)
Pueblos originarios” es la más reciente y peligrosa denominación con la que se pretende de-signar y de-nominar a nuestros indígenas, globalmente considerados, sin diferenciación de ningún tipo: ni cronológica, ni geográfica, ni conceptual, ni cultural. Diacrónica y sincrónicamente, en forma misteriosa y verticalista, se nos impuso dicha perífrasis indisimuladamente traducida del inglés (de EEUU): “original peoples”, o bien “aboriginal peoples”. Hemos rastreado hasta 1927 para hallar el título de un libro de K. Crowe: “A History of the Original Peoples of Canadá”, el que parece ser el más antiguo antecedente de esta dupla, que tan rápido ha cuajado durante la última década en mentes precarias y en círculos desprevenidos e incautos (que adoptan todo lo nuevo sin reparar en qué enorme anzuelo ideológico se tragan…).
Diversas organizaciones indigenistas abrazaron sospechosamente e irreflexivamente esta reciente denominación, de manera precipitada, para referirse a las poblaciones indígenas americanas previas a la invasión europea. Dichas organizaciones, muchas de ellas subvencionadas por supuestas ONGs “benefactoras” y multinacionales del saqueo, también adoptaron simultáneamente el jocoso y peregrino nombre de Abya Yala para nuestra América preeuropea, pero ello ocurrió más en Bolivia y Perú, o en Sudamérica, que en Panamá y Colombia donde surgió Abya Yala. La New Age pseudoindigenista actual, que hizo furor en Argentina, Bolivia, Cuzco, etc., usa una Wiphala multicolor inventada en los cafés de Cochabamba o del Cuzco, y habla de “pueblos originarios” por TV, en los medios periodísticos (tan “permeables” a veces) y en ámbitos pseudouniversitarios, y es quien se ha encargado de difundir dicha designación por doquier. Y lo extraño es que se la haya aceptado tan rápida y fácilmente en todos los medios masivos, diarios y revistas, TV, y ámbitos paraculturales, sociales y políticos... (Hemos notado que, cuanto más inerme culturalmente es una persona o grupo social, tanto más fácilmente adopta novedosas denominaciones si es que ellas obedecen a códigos simples, sin requerir elaboración ideativa). No ha faltado algún alumnito descabellado que se acercó a decirnos en clase, como grandiosa novedad: “Profesor… ya no se dice más “indígena”: ahora se dice “pueblos originarios…” Inteligencia equivale a autocrítica: decimos siempre.- “La ignorancia es atrevida”: es nuestro lema.
Al parecer, esta perífrasis designativa ha sido “diseñada” en EEUU por expertos en semiología mediática, con la finalidad aviesa de restarle a la palabra “indígena” toda su carga contestataria y reivindicativa, que fue recibiendo a lo largo de siglos de discriminación, segregación, latigazos, explotación y esclavitud del indio. El desviacionismo conceptual que expresa el acople de dos palabras vacías ambas de sentido y carga secular es evidente, y se trata de otra manipulación más de los expertos en “guerra mediática” o comunicacional al servicio de la Cía. Muchos supuestos “amautas”, y algunos reputados “shamanes” viajeros (que cuando ven un dólar o un euro se repliegan con Whiphala y todo), han sido los primeros en ponerse al servicio de esta manipulación, al igual que nuestros deslucidos ámbitos universitarios, siempre tan poco lúcidos y esclarecidos.- Trataremos de “hacer visible lo invisible”, y de dar a entender que la “mano recóndita” de la semiología made in USA (así como fue capaz de derribar con recursos mediáticos y semióticos al bloque socialista y al llamado “comunismo real”), también puede ser capaz de neutralizar la capacidad de resistencia de la ideología indigenista sudamericana, trabajando sobre el significado y no sobre el significante, esto es, anulando la tan temida semiosis que las voces “indigenismo” e “indigenista” han instaurado a través de siglos, por procesos naturales y normales del habla. Se habla de documentos de la Cía y de los servicios de inteligencia de ciertos países sudamericanos en los cuales se presenta al indigenismo, precisamente, como la nueva “hipótesis de conflicto” en Sudamérica, una vez caída (según ellos) la amenaza ideológica y militar del comunismo. A fin de ser breves, daremos tan solo algunos ejemplos o casos esclarecedores.
1) Es sabido que los Vikingos (“Hombres del Norte”, en su lengua) llegaron y se asentaron primero en Groenlandia, y después América del Norte, en la Isla de Terranova (actual territorio de Canadá), hacia el año 982 de nuestra Era. Existen pruebas arqueológicas y restos de asentamientos que hacen bastante indubitable e indiscutible este hecho histórico. Los Vikingos, pues, habrían llegado a América y se habrían asentado en ella al menos cinco siglos antes que Colón.- Según varios estudiosos, existen claras huellas de arte Vikingo, e iconografía del mismo origen hasta en Sudamérica, en la cultura Tiahuanaco, y hasta en la cultura Tafí (“wankas” de El Mollar), actual Tucumán (Argentina), y en los Comechingones (por aquello de que “eran barbados…”). Quien esto escribe no cree en la probabilidad de lo segundo (asentamientos Vikingos en Sudamérica), pero es indudable que ciertamente los hubo en América del Norte. Lógica y apodíctica conclusión: los Vikingos serían pueblos originarios de América, junto con los otros indígenas existentes, quienes no serían los únicos y exclusivos originarios… Esto ya tiende a menoscabar la categoría de predominancia racial y cultural indígena en la historia americana, y su capacidad ideológicamente contestataria, puesto que así quedaría claro que nuestros indios no fueron los únicos habitantes de América antes de Colón. Como lógico efecto de esta “resignificación”, los rubicundos y európidos Vikingos también fueron pueblos americanos originarios… Por tanto, no sólo los indígenas fueron legítimos habitantes y dueños de América. También hubo “otros”.

2) El celebérrimo tema de las “Tribus perdidas de Israel”… es milenario. Ya el historiador Flavio Josefo (judío al servicio de Roma, amigo del emperador Tito, quien lo nombró “cuidadano romano” y le entregó vastas posesiones en Galilea), hacia el año 79 d.C., al escribir la historia de los judíos, refiere que hacia el año 700 a.C. diez tribus perdidas de Israel fueron trasladadas hacia el este del río Éufrates. Gran cantidad de referencias pretenden que dichas “tribus perdidas” también poblaron parte de la India, y que los gitanos serían una de ellas. En Etiopía (África) se habrían asentado varias de dichas tribus. Otras se habrían afincado en diferentes regiones de Asia, Irán, Irak, Paquistán, Afganistán, Arabia, Yemen, Egipto, Rusia… Y no falta quien afirmara que la tribu perdida de Zabulón se asentó en Japón…, cuya familia imperial sería de origen judío… El rabinato tomó diferentes posiciones al respecto a través de los siglos. Antiguamente no reconocían como judíos a los descendientes de dichas “tribus perdidas”. Pero en la actualidad, el fundamentalismo hebreo a ultranza que vemos hoy hasta ha creado una organización (“Mi pueblo retorna”) consagrada a identificar a las poblaciones supuestamente de origen judío (diseminadas, según ellos, casi por todo el mundo). Intenciones de tipo geopolítico, sin duda alguna, se ocultan detrás de este supuesto “interés histórico”, que no es desinteresado ni meramente cientificista ni demográfico… “La arqueología es una de nuestras principales armas para apuntalar nuestra identidad nacional”: ha confesado un profesor de la Universidad de Tel Aviv en “History Channel” (y eso no es antisemitismo sino verdad escueta, honesta y sana).
El mal llamado “descubrimiento” de América (sospechoso calificativo, jamás aplicado al África, ni a Oceanía, ni al Asia) desde sus precisos orígenes se ha implicado con el tema de las “tribus perdidas”… (el mismo término “descubrimiento” parecería dar a entender que fue procurado y buscado ex profeso…). Al parecer Colón fue judío sefardita, y gran parte de sus capitanes lo fueron (celebraban el Pesaj durante el primer viaje con cánticos en hebreo, los hermanos Pinzón y otros marinos). “Ginovés”, en sefaradí medieval, quería decir “judío…”; no genovés... como el clero tradujo interesadamente después para disimular lo indisimulable. Muchos cronistas fueron judíos conversos y otros marranos. Infinidad de indicios indicarían que se buscó en América la “tierra prometida”, el “Paraíso perdido” pleno de oro y riquezas (con gentes sumisas y mansas que intercambiaban “espejitos por oro puro…”).- Los banqueros judíos de Toledo financiaron el primer viaje de Colón (no la reina Isabel). Desde 1492 muchos intentaron identificar a descendientes de dichas tribus en nuestro Continente: la tribu de Rubén habría poblado América… El primer obispo español designado en México, Juan de Zumárraga, y el de Yucatán, Diego de Landa, quemaron miles de manuscritos mexicas y mayas donde relataban su historia… (¿Por qué? ¿ Para borrar de cuajo toda la memoria indígena?). Esos clérigos aseguraban que los indios americanos eran los verdaderos descendientes de dichas tribus de Israel. Lo mismo declara Antonio de Montesinos, también de origen judío, hacia 1511. El bíblico “país de Ofir”, pleno de oro, de donde (según la tradición hebrea) provino ese metal para el tempo de Salomón, según algunos sería Perú (con arreglo a cierto manejo del alefato hebreo…). Se ha afirmado que el quichua tiene su origen en el hebreo arcaico, al igual que el tupí. Ello fue sostenido por lingüistas franceses y alemanes; mientras que los mormones consideran a los indios norteamericanos como descendientes de hebreos. Lo mismo se ha dicho de los Toltecas de México y hasta de los Pieles Rojas de Norteamérica.
Bernardo Graiver, en la década de 1970, realizando estudios en el museo de Santiago del Estero (Argentina), creyó hallar piezas de cerámica con inscripciones en arameo o hebreo antiguo y hasta publicó un libro sobre el tema. Antes que él, un investigador italiano (Miguel Ángel Mossi), estudioso del quichua y otros idiomas locales, afirmó que en Atamishqui (Santiago del Estero actual) se hablaba un dialecto del arameo antiguo. La misteriosa lengua, ininteligible para el pueblo, que hablaba la nobleza incaica, según algunos sería de origen hebreo arcaico (a diferencia del runa simi, que hablaban los indios genuinos). Más que ponernos a investigar la seriedad y las pruebas de semejantes afirmaciones, en realidad deberíamos reflexionar en torno a la verdadera causa de ellas… y a qué tipo de intenciones geopolíticas obedecerían… Es evidente que las pruebas en que se asientan son “de artificio”, conjeturales y fantasiosas, pero ello no puede ser casual: evidentemente obedecen a una intención con miras a justificar una ocupación futura (ya incoada…). Lo importante en este punto no es la veracidad de lo afirmado por ellos… sino que la gente se lo crea. Para ello cuentan con su arma más poderosa: la TV y los medios.
Referencias y estudios de investigadores chilenos afirman, sin más, que el pueblo Mapuche es de origen judío, descendiente directo de algunas “tribus perdidas” de Israel… Coincidencias entre la cosmogonía mapuche y bíblica (como el tema del Diluvio universal, y la subida a los cerros; la referencia continua al Este: Puel, en mapuche, donde se hallaría el Paraíso y la salvación, origen también de ese pueblo: la Patagonia argentina…) nos hacen pensar en mixturas de tradiciones bíblicas traídas por los frailes durante la invasión hispana, en simbiosis con auténticos mitos mapuches de tradición oral (difícilmente comprobables). Pero también en peligrosas posturas manipuladas por dirigentes sionistas, hábiles para hacer creer al estudiantado, a los docentes y al pueblo ingenuo en fantasiosas versiones cuya peligrosidad y recónditas intenciones no podemos sospechar siquiera… Algunos de ellos hablan de basarse en el genoma humano, en el ADN y en descubrir cromosomas de las “tribus perdidas” del Israel arcaico, para demostrar ante el mundo que “ellos” estuvieron por aquí muchos siglos antes… suficientes como para apuntalar pretensiones hegemónicas fundamentalistas y para reclamar su derecho al territorio… ajeno… La manipulación genética sin duda la harán ellos mismos, y dará seguramente resultado positivo, ya que en el próximo Oriente se han entremezclado prácticamente todas las razas, desde hace milenios, incluyendo las africanas que son las únicas realmente originarias. Alguien ha afirmado que los primerizos judíos eran negros (para reclamar territorios en Etiopía, sin duda…). (“Cuanto más grande es la mentira, más gente se la cree”): dijo alguien que entendía de comunicación estratégica humana.
Pensemos que ya se habla de “la Gran Nación Mapuche”, que abarcaría la Patagonia chilena y argentina… muy poco poblada, con enormes riquezas minerales, oro, petróleo, gas, montañas, agua, grandes ríos, tierras cultivables… bocado apetecido por hábiles manipuladores internacionales que ya se han comprado grandes extensiones de tierras en toda la Patagonia argentino-chilena, mientras nuestros políticos (sopechosamente) miran hacia otro lado (un día llegarán en paracaídas los fundamentalistas sedicentes “verdaderos propietarios” de nuestra Patagonia, y se declararán a sí mismos “pueblos originarios” como lo han hecho en Palestina, expulsando a sus pobladores milenarios… y encerrando como rehenes a sus habitantes nativos en Gaza, Cisjordania, Líbano, Jerusalén…, a quienes, cada tanto, por no someterse ni renunciar a su identidad, bombardean con bombas de racimo en forma impune y con la complicidad de toda Europa, el Vaticano y EEUU: lo mismo que se hizo contra nuestros indios bajo la mal llamada “conquista”…). “Nosotros somos los verdaderos palestinos”: dijo Golda Meir cuando se le preguntó por el destino de los habitantes de Palestina hacia 1960. Ya operó aquí el mecanismo perverso de la “resignificación”, no espontánea sino calculada y manipulada. “Nosotros somos los verdaderos patagónicos; los pueblos originarios…”: afirmarán después.- Totalitarismo de derecha (nazifascismo) es el desconocimiento del “Otro” en cuanto tal. El negarle su identidad y autodeterminación. El arrebatarle su territorio y riquezas; su lengua, religión, cultura… sus recursos naturales. El imponerle medios de comunicación, tecnología, modos de ser y pensar ajenos. El apoderamiento de todo un territorio y su pueblo ya es peor: es la aniquilación y la supresión total de la Otreidad. Esto ya se hizo en América hace 500 años. Puede repetirse. Se denomina: “Segunda Conquista”… del incauto (agregamos nosotros).
Dicha neodominación y “reemplazo étnico” no serían nuevos en América: es lo que ocurrió desde Cristóbal y Diego Colón en adelante (apoderarse de un vasto y riquísimo territorio, por la fuerza, relegando, despojando y esclavizando a sus indígenas… que fueron y son los verdaderos propietarios). Los despojaron de todo; aniquilaron al 90 por ciento de la población indígena en apenas 150 años, pero fue para traerles “la verdad de la Fe…” (se la cobraron bien cara, por cierto, y más si tenemos en cuenta que nadie se la había pedido): la Espiritualidad y la ética indígenas eran mucho más elevadas y puras, más desprendidas de todo lo material que la europea… Ni siquiera el indígena podía ni sabía mentir…, según Bartolomé de las Casas, Montesinos y otros. Lo aprendieron de los ocupantes hispanos, hábiles en tretas y confabulaciones, pactos falsarios, palabra empeñada que los europeos traicionaban como si nada. Ello sería el mayor sacrilegio según la ideología indígena, que no concebía la mentira ni el doblez (“SIMI”: “palabra” en quichua, era algo sagrado, Entidad que, una vez proferida, se unificaba con Pacha, el Gran Todo cósmico).

Conclusiones
Como corolario de lo dicho anteriormente, los hebreos, además de los Vikingos, serían también ellos “pueblos originarios” de América, especialmente sus descendientes peruanos, andinos de Ecuador y Colombia, y, muy señaladamente, los mapuches. Pensemos en la etimología de la voz “mapuche”: deriva precisamente de “mapu”: tierra, y “che”: hombre… Equivaldría a “hombre de la tierra”, o a “autóctono”, “nativo…” El sentido de esta perífrasis denominativa “mapuche” es innegablemente y claramente exclusiva y excluyente: alude al “hombre de nuestra tierra”, o “nativo de esta tierra”. Deja de lado, pues, a todos los advenidizos, depredadores, invasores disfrazados de predicantes o de “iluminados”. Los shamanes indios ya preveían, pareciera, que extraños disfrazados de ovejas se acercarían para esclavizarnos y llevarse nuestras riquezas. Lamentablemente, lo hicieron impunemente a lo largo de 500 años; y continúan con la misma práctica, sólo que ahora en forma más disimulada y eficiente: nuestros indígenas antes extraían oro buscando y prospectando a mano pepitas o vetas del áureo metal…lo que no contaminaba. Los depredadores foráneos lo hacen hoy por el método genocida del cianuro, veneno espantoso, para lo cual no vacilarán en demoler toda la Cordillera si es preciso… ni en cancerificar a millones de nuestros habitantes de hoy (indios o no).
La palabra “autóctono” es parecida a “mapuche” (por ello no es utilizada ya con alusión a los indígenas). Proviene del griego “autós”: “mismo, allí mismo”; y de “jthón”: “tierra, mundo de abajo”. El hombre “autóctono” es el oriundo de la tierra; el relacionado con “su” Mundo subterráneo, no el advenidizo ni el ocupante. La palabra “nativo” también ha sido defenestrada de la antropología actual. Posee rancia prosapia latina: “Nativi Dei”, dice Cicerón: “dioses nativos, oriundos o propios del lugar”. Como se ve, toda voz que excluye al extranjero, al invasor, al genocida, también ha sido excluida del lenguaje usual tanto en sociología, como en antropología y en política, y muy especialmente en los medios.
Creemos haber demostrado que la perífrasis “pueblos originarios” es peligrosa para nuestra identidad, independencia y autodeterminación. Ambos términos, en conjunción semiótica, apenas son “de-notativos”, no “connotativos” (que es la compleción del significar humano). Son palabras que, aisladas, no significan casi nada…(y juntas tampoco). Apenas “denotan”; no “connotan”. En realidad, son portadoras de intereses, ocultas intencionalidades, arteros propósitos de dominación que “ellos” procuran ocultar dada su negatividad para los pueblos fagocitables.- Por otra parte, apenas abarca dicha perífrasis un sector ínfimo de la comunicabilidad: tan sólo funciona adjetivando de manera muy genérica, lo cual atenta contra el verdadero proceso semiológico. Tampoco dicha de-nominación genérica permite ser personalizada: a un amigo de confianza (por ejemplo) podemos decirle “che, indio…”; pero ridículo sería decirle “che: pueblo originario…”. Se trata, técnicamente, de una “frase”, que no es personalizable ni singularizable. Este tipo de aberraciones suceden cuando se trasladan elementos lingüísticos de un idioma a otro, en forma mecánica y sin el debido proceso de elaboración semántica que exige la prueba del tiempo para ser expresión natural y propia de un pueblo. (Nuestros antropólogos hacen genuflexión ante toda novedad escrita en inglés… si es made in USA mejor). Traen y pagan a charlatanes de EEUU o Francia para hablarnos a nosotros de la simbología indígena… Varios de ellos sólo habían visto en libros algunas piezas de nuestra cerámica indígena… Otros, apenas llegados, han pasado primero por nuestro museo para interiorizarse un poco…
Hemos escuchado disparates increíbles al pretender utilizar dicha denominación binaria en el habla. Otro ejemplo absurdo: alguien nos ha dicho en Jujuy: “Hablé con un originario y me dijo….” Otra frase de una estudiante de antropología mal formada: “Los pueblos originarios tobas tenían cerámica..?” “¿Y los pueblos originarios Quilmes..?” En Santiago del Estero alguien ha dicho: “Allá, por aquel monte, viven originarios…” (a la Cía no le importa cuáles). Dislate tras dislate. Aberración más aberración. Confusión más confusión. El habla debe surgir, tras un proceso espontáneo y natural, del inconsciente colectivo propio de una formación cultural e histórica dada, de “abajo hacia arriba”. Cuando un término o un “ciclo verbal” resulta impuesto a empellones vía mediática y verticalmente… siempre será desestructurante (desconfiemos). “Nada es casual, ni gratuito, ni estéril, ni inocuo, ni impensado, ni inocente en los medios. Por el contrario: todo se halla planificado, enderezado a un fin de neodominación, a condicionar nuestro cerebro, a imponernos pautas verticalistas férreamente martilladas” (esta es la Ley semiológica Condorhuasi, de enorme utilidad pragmática para poder entender al mundo de hoy y sus amenazas disimuladas).
Por el momento, al parecer no existe vocablo que pueda reemplazar a las voces “indígena” (cultismo); o bien a “indio” (habla popular). En parte la voz “aborigen” podría hacerlo, pese a su carga evangelizadora adherida. Estas tres voces, al menos poseen una clara fuerza “connotativa”, acreditada por el uso secular, que las ha significado y re-significado indubitablemente. Y pueden singularizarse y personalizarse (aplicarse a un individuo concreto y en singular o plural). Un Vikingo, o un Hebreo, jamás podrían ser designados razonablemente como “indígenas”, y menos aún como “indios”. No habría lugar para confusiones al respecto porque ambas palabras pertenecen a nuestra habla secular y son emanación de nuestra identidad cultural. Pero sí se les podría considerar como “pueblos originarios”, a los Vikingos y Hebreos, al menos desde el punto de vista superficial (o fantasioso en el caso de los Hebreos) que da por segura su presencia en América desde hace más de mil años.
Según nuestra opinión, la más peligrosa y letal arma actual para la neodominación es la “resignificación mediática”, esto es, el uso político y perverso de la semiótica, que tanto provecho les ha dado durante la “guerra fría” a “ellos”, los rubios o blancos dominadores del planeta, que nada tienen de democráticos ni de respetuosos de la libertad “del otro”. Para este propósito siniestro la Cía se llevó a los EEUU a los más importantes y reconocidos semiólogos europeos, y se les pagó muy bien… por el servicio prostibulario de supeditar y vender el Saber a intereses geopolíticos espurios.- Manipular las palabras es contra natura. Además es engañoso y trapacero. La gente poco ilustrada es la que más fácilmente cae en esa red falaz de resignificados perversos, planificados en un nivel tal de elaboración de modelos y códigos a los cuales no es posible sustraerse. Por ello pensamos que la guerra actual y del futuro será la “guerra semiológica”; el trabajo de los servicios de inteligencia sobre la mente humana y su expresión conceptual: el habla, coformadora de ideas y de actitudes políticamente manipulables. El “totalitarismo mediático global” que intenta instalarse en nuestra América, es un dispositivo perverso de poder, para la neodominación y la explotación de los recursos del mundo del Sur, cuyos habitantes seremos “resignificados” para ser explotados y genocidados. No lo hagamos posible continuando en la ignorancia y desprevenidos.
Nuestros indios fueron y son “indígenas”, o “aborígenes”. Es una estrategia desacertada caer en el juego de “ellos” si los denominamos “pueblos originarios”, conceptualización chabacana e intelectualmente hueca, y políticamente mortífera para nuestros intereses geopolíticos latinoamericanos, que son mantener nuestra identidad y territorios.- Sólo el saber nos hará libres.-
Jorge Fernández Chiti Agosto del 2010.

__________________________________________________________________________________

LIBROS DE JORGE FERNÁNDEZ CHITI
Son 47 a la fecha. Escritos con nuestra vida, estudio, denodado esfuerzo. Sin pedir un centavo a nadie: “Condorhuasi trabaja”.
Lamentablemente, la distribución de libros en Argentina se ha deteriorado, al igual que los despachos al Exterior. Han defeccionado varios distribuidores y ello dificulta mucho las posibilidades de adquisición de nuestros libros en librerías, las que deberían ser canales naturales de distribución.- Existen también otras causas, a las que no vale la pena referirnos ahora.
Hasta tanto se normalice la distribución de libros en nuestro país, ofrecemos a nuestros lectores (de Argentina, Sudamérica y España) que soliciten nuestros libros directamente a nosotros, mediante correo electrónico a:
condorhuasi@sinectis.com.ar ; institutodeceramologia@uolsinectis.com.ar
Lista y tapas de nuestros libros pueden verse en Internet: www.condorhuasi.org.ar
Hacemos envíos a todo el mundo desde 1970, por correo certificado (llega con total seguridad).
Liber liberat”: “el libro nos da Libertad”.- Desconfiemos de la enseñanza o escuelas que intentan prescindir del libro, del estudio, de la seriedad informativa.

Ello obedece a un plan ecuménico: instaurar un pensamiento único mundial. Para lograrlo, no vacilan en acallar voces disonantes, o libertarias.-
MUSEO DE CERÁMICA INDÍGENA ARQUEOLÓGICA ARGENTINA
Se halla adscripto al Instituto de Ceramología, y recibe visitas desde 1980. En su repositorio cuenta con unas dos mil piezas de cerámica arqueológica, clasificadas según sus culturas, catalogadas, restauradas.- Días de visita: sábados a partir de las 17 hs., previa concertación de día y hora. Para ello llamar con anticipación al teléfono: 4827-1070, o solicite turno por correo electrónico.- Nuestra dirección: MEDRANO 1335, Ciudad de Buenos Aires (barrio de Palermo Viejo).

EL MÁS ANTIGUO HORNO DE CERÁMICA ARQUEOLÓGICA HALLADO EN ARGENTINA:

La cultura llamada “San Francisco” se desarrolló en torno al río del mismo nombre, afluente del río Bermejo, en la actual provincia de Jujuy y zonas limítrofes de Salta.- Su antigüedad data desde comienzos de nuestra Era, y tal vez desde dos o tres siglos antes.- En este tipo de hornos fue horneada la cerámica San Francisco, hace más de dos mil años.-
Este tipo de horno era de tiraje directo o ascendente; de planta circular, con un diámetro de aproximadamente 80 centímetros a un metro. Su altura es de unos 60 a 80 centímetros, y tiene una tobera o abertura al centro del techo cónico cerrado, necesaria para la salida de gases provenientes de la combustión.-
Las piezas se alojaban apoyadas en el piso, y el horno se alimentaba a leña por una abertura en la parte inferior (como lo demuestra el hallazgo de trozos de tierra calcinada y ahumada en la solera o parte inferior). Su descubrimiento se debe a los estudiosos Jorge Kulemeyer y Mónica Echenique. Pensamos que este es un hallazgo clave y fundamental para la arqueología argentina, y permite desterrar los fantaseos que propalan centros de estudio y universidades, quienes pretenderían que nuestros indígenas por entonces horneaban un hornallas abiertas o simples pozos, los que (como sabemos), difícilmente alcancen temperaturas capaces de transformar las arcillas a fin de endurecerlas y hacerlas resistentes y duraderas.-
La temperatura que es capaz de alcanzar este tipo de horno es de aproximadamente 850 grados C, suficiente para lograr una cerámica de buena calidad técnica, como lo es la San Francisco.-

Fotografías y más datos de este horno se hallarán en nuestro libro “Cultura Arqueológica San Francisco”, que es el único libro publicado hasta la fecha referido a esta cultura pionera e inicial dentro del territorio argentino (derivada sin duda de los vecinos indígenas de la Bolivia actual, con rasgos a la vez andinos y amazónicos, patentes en esta cultura).


DICCIONARIO DE ESTÉTICA DE LAS ARTES PLÁSTICAS: obra cumbre de Jorge Fernández Chiti (autor de 47 libros publicados).
Acaba de aparecer la SEGUNDA EDICIÓN MUY AMPLIADA de esta obra monumental, única en todo el mundo referida a la estética de las artes.- Agotada rápidamente la 1ra. Edición, la obra fue enriquecida en más de dos mil artículos, ampliada y completada. Debido a su volumen, aparece en DOS TOMOS, con 680 páginas en total.- Tapas a todo color, con obras de lúcidos artistas contenidistas.- Acaban de aparecer los dos Tomos de esta obra única en todo el mundo por su estructura y temática.- Contiene estética de las artes; semiología; filosofía del arte; psicoanálisis artístico; crítica; temas históricos; nomenclatura; etimología; arqueología artística; antropología estética; sociología del arte; artesanía; arte popular; nueva clasificación general de las artes plásticas.-


JORGE FERNANDEZ CHITI: BIOGRAFÍA. LIBROS DEL PROF. CHITI. SU APORTE AL

MUNDO ARTÍSTICO Y CERÁMICO.


La vida de Chiti tiene dos etapas, claramente definidas: la precerámica y la cerámica.- Nació en Buenos Aires en la 4ta década del siglo 20. Aprendió a caminar a los 5 meses y a leer a los 4 años... Todavía recuerda los titulares del diario “La Crítica”, de 1945, cuando en Europa hundían barcos, bombardeaban ciudades... o cuando el ejército rojo entró en Berlín... Luego los titulares de los horrores de Hiroshima.- Entró a la primaria a los 5 años (la señorita Edelmira falseó su edad en “el Registro” para que pudieran inscribirlo, asombrada al comprobar que leía los diarios de corrido). El secundario lo realizó en al Nacional Julio A. Roca, con grandes profesores... sarmientinos prepopulistas.- Luego hubo un cambio místico en su vida, y hubo un largo paréntesis religioso-clerical hasta los 21 años. Al morir su padre, terminó esa etapa de estudio-reclusión conventual meditativa, pues tuvo que hacerse cargo de su familia y sostenerla.- Trabajó siempre; pero nunca dejó de estudiar filosofía, espiritualidad, lingüística, geología, química, psicología, arqueología, antropología. Trabajó con ahínco. Estudió siempre. Al rendir sus exámenes en la Universidad de Córdoba, los profesores se preguntaban entre sí: “¿quién tomó examen a quién???” En realidad, fue un “joven-prodigio”, al decir de todos. Llegó a dominar más de ocho lenguas: latín, griego, castellano, quichua, portugués, inglés, francés, italiano... y algo de alemán, ruso y hebreo, además de sánscrito.
Luego fue asesor literario de la editorial Guillermo Kraft durante años, hecho que marcó su vida en torno al libro; colaborador de Eudeba y muchas otras editoriales; ejerció la enseñanza universitaria; tradujo directamente del latín las obras de Galileo y Copérnico; y del griego la de Hesíodo para la editorial de la Universidad de Buenos Aires: “Erga kái Hemérai...”: “Los trabajos y los días...” Cuando Hesíodo habla del “ruiseñor en las garras del gavilán...” se identificó con esa frase y comprendió su destino de vida: su ineludible lucha contra gavilanes y mafiosos, estafadores, ladrones y charlatanes... Renunció a la Universidad cuando la “Noche de los bastones largos”. Pero siguió, trabajando siempre y enseñando en su casona paterna de Av. Libertador y Correa, malvendida por causa de los rufianes que siempre rondan cuando en una familia hay muertes y casaderas descerebradas.- Para otras editoriales tradujo obras sobre Giordano Bruno (quemado vivo por la Inquisición): de algún modo identificó su destino. También las obras de Campanella, Teilhard de Chardin... (todos heterodoxos, como siempre fue su vida y pensamiento).
Trabajó en un gran diario argentino (La Nación), mientras ya estudiaba con ahínco los fundamentos cerámicos (1965) y la arqueología indígena. Se crió en un ambiente químico y farmacológico, dada la profesión de toda su familia, por ambas ramas. Su tía, Virginia Chiti, fue la primera en fabricar insulina en Brasil, contratada, cuando exportábamos tecnología... Balones y matraces, microscopios y buretas fueron imágenes de su infancia, y hoy adminículos de nuestro laboratorio de análisis. Pero la filosofía (a quien siempre fue fiel); espíritualidad; lenguas; análisis químico; farmacología; herboristería; arte; alta cerámica ; literatura; poemas... fueron su apanage y su vida. Y la arqueología, cuyo fruto fue el Museo Condorhuasi, con dos mil piezas declaradas y salvadas de irse al exterior. Todo lo que ganó en su vida, fue para financiar el museo, “no lo hice para mí, sino para todo mi país”: ha dicho siempre.- Múltiples intereses revelan e imbuyen su mente polifacética. Hay del “hombre unidimensional”, que sólo sabe una cosa o sólo se dedica a una profesión. “Timeo hominem unius libri”: decía Tomás de Aquino (“Temo al hombre de un solo libro...”).

Cuando Chiti compró su casa en las sierras de Córdoba, conoció el mundo secreto de las hierbas y vegetales, cuyo saber se volcó al libro de herboristería más vendido en castellano: “Hierbas y Plantas Curativas”, que ya va por su tercera edición. Desde entonces, sus viajes y contactos con shamanes auténticos de las yungas, sierras y selvas, de toda Sudamérica, le dieron una visión y una videncia de la que no pudo desprenderse jamás y que determinaron su vida posterior, sus vicios, servicios y virtudes. Y sus vivencias volcadas en el reciente libro “Noches shamánicas” (obra valiente y sincera como pocas).- Bolivia, Perú, Colombia, Venezuela (dando cursos), le dejaron videncias y contactos sagrados, “de mi alma a tu alma”; Brasil, Paraguay, Uruguay, Chile, México, España, Argentina (dando cursos), exhibieron intereses y lacras, coces y codazos.
De su época editorial y enseñanza universitaria datan varias obras precerámicas: “Manual y Actividades” (1965), obra didáctica precursora escrita con su compañera María Consuelo Martí; Series de historia argentina; “Indígenas argentinos”; “Indígenas de México y Perú”; “Cuentos para niños”: estas últimas por encargo de Editorial Sudamericana-Librería del Colegio, con temas prácticos para enseñar artesanías y cerámica, horno Condorhuasi, etc. También un “Diccionario Trilingüe”, para la malhadada editorial Omeba. Luego realizó una película: “El mundo de los cristales”, estrenada en el Fondo Nacional de las Artes (cuando servía); más tarde una revista “La revista del ceramista” (cerrada por haber publicado un artículo contra el uso de esmaltes de plomo para vajillas, lo que motivó que le retirara su apoyo económico el gran monopolio Ferro Enamel). Por decir verdades y defender a los ciudadanos contra el cáncer y la contaminación, bien temprano nos fuimos ganando enemigos. Luego, éstos siempre se aunaron a medida que nuestra influencia iba creciendo y afectando sus intereses o estupidez... (muchos de ellos sufren todavía o ya han muerto de cáncer, leucemia u otras dolencias espantosas, o enfermedades autoinmunes, por su testarudez o avaricia). No queremos hacer nombres (por ahora). Dueños, empleados, familiares de conocidas casas del ramo, fabricantes de hornos de fibra, han pagado con su vida (y la de sus confiados clientes) su carencia de escrúpulos morales (éstos son nuestros enemigos, que actúan agazapados allí donde pueden, mediante la calumnia anónima o la injuria).
...Después, la casita serrana de Chiti, en Agua de Oro, volada por “el carnicero de Córdoba”, confirmó su ruta y destino: nuevamente “el ruiseñor en las garras del gavilán”. Dejó entonces la sierra (forzado a malvender su casa) y compró una enorme isla en el río Paraná. Allí tuvo una segunda etapa poética y creativa. “Poemas de un ceramista”; “El alfarero”; “Las huellas del alfarero”; “Poemas tremendos”, fueron frutos de ambas residencias, solitarias, dolorosas, creativas, siempre cerámicas. De viernes a lunes: cocción en el horno a leña construido en la isla. El reciente libro de cuentos y poemas titulado “Noches shamánicas” habla de sus vivencias, estudios, sentires... y siempre un gavilán malhechor volando en torno. Hasta en la isla, un torturador cercano, que se hacía llamar “el doctor Bianco”, controlaba toda la zona y, según contaban los isleños, era el responsable de los “vuelos de la muerte” y de los prisioneros arrojados al río, a medianoche, con las manos atadas, cuando había bajante, quienes eran lanzados directamente al agua desde un lanchón blanco que estaba anclado en la Policía de Islas: en el río Carapachay y Paraná de las Palmas. De noche, las luces de los vuelos mortíferos arruinaban la videncia nocturnal, pero uno por entonces ni sabía ni tenía en claro tanto horror. Cierta vez, paseando Chiti en su lancha con unas ceramistas brasileras, sufrieron el sinsabor de ser detenidos y revisados por la policía de islas y prefectura: nuevamente “el ruiseñor en las garras del gavilán”. “Te salvaste porque son brasileras”: le dijeron.
Seguro ya de su consagración a la enseñanza, a la ceramología y a sus libros (por quienes lo dejó todo en su vida, hasta su felicidad personal), en 1974 adquirió el local de diez habitaciones, en el pasaje Quirno Costa (entre Charcas y Mansilla), donde instaló su taller-escuela a lo largo de catorce años (después de haber tenido otros talleres alquilados: en la calle Serrano, en Charcas...). Allí, en Quirno Costa, nació Condorhuasi propiamente dicha, donde se gestó su forma actual. En 1985 se constituyó la Fundación Condorhuasi. En 1989 adquirió la sede actual, en Palermo Viejo, barrio más tranquilo entonces, donde funciona actualmente el Instituto de Ceramología y el Museo Arqueológico adscripto.

Contribución de Condorhuasi al mundo cerámico.
Cuando empezamos a publicar por nuestra cuenta (“Cerámica y esmaltes”, en 1969), ni siquiera se sabía que en cerámica no se trabaja con arcilla sino con un compuesto (arcilla más antiplásticos), en porcentajes definidos del 70 y 30 por ciento. Tanto en toda América como en España, se creía que bastaba con ir a recoger “barro rojo” al campo, o a orillas de un río, para poder hacer cerámica con seriedad. Condorhuasi estableció la “ley del 70 – 30” para la composición de pastas, que no apareció antes en ningún libro, al menos a nivel artesanal, artístico o de talleres.- Hasta entonces, los esmaltes eran comprados y de importación. Había un formulario español, con fórmulas aberrantes a base de minio, supertóxicas, que eran usadas por los ceramistas, talleres, pequeñas fábricas, quienes envenenaron impunemente a millones de usuarios de platos y tazas durante décadas, y a los operarios que sopleteaban esmaltes en fábricas y talleres, sin protección ninguna. En escuelas de cerámica, se sopleteaban esmaltes de minio crudo en el salón de clase, y quedaban las siluetas de las vasijas así esmaltadas en las paredes, y partículas de plomo crudo en los pulmones de los pobres alumnos y docentes (lo hemos visto también en escuelas de Barcelona, Madrid, en toda Europa y América). Estas prácticas contaminantes tenían lugar en Argentina, España, Francia, Brasil, Portugal, Italia, México y toda Sudamérica. Los ceramistas se envenenaban en masa e intoxicaban con plomo al inocente usuario de teteras, vajillas... Hasta que apareció nuestro “Manual de Esmaltes Cerámicos”, en 3 tomos, que terminó con dicha aberración, pero a un alto costo para su autor. “La verdad nos hará libres”, es cierto. Pero también nos mata el decirla...
Lógicamente, cuando Chiti fue el primero en advertir contra esas prácticas aberrantes, pasó a ser “el malo de la película”. Prohibieron sus libros en vez de agradecerle. En España, el dueño de una importante fábrica de cerámica declaró: “Chiti está pagado por las fábricas de vidrio para suplantar a la cerámica”... La ignorancia del oficio serio, tanto en España como en América, clamaba a los cielos. Pero nuestra lucha no fue en vano: después de 20 a 30 años de denodado esfuerzo (y de recibir palos y prohibiciones) hemos conseguido que haya cierta conciencia ante el problema del plomo en esmaltes, tanto en escuelas como en cierta franja del público, talleres, etc. Con todo, los médicos, ambientalistas y ecologistas todavía ignoran que es posible envenenarse por comer en un plato cuyo esmalte contenga plomo... (más aún, todavía hoy es la causa de mayor incidencia de plomo en sangre en niños y adultos...). No sólo el plomo en esmaltes es venenoso: hay muchos otros venenos muy usuales, descriptos en la obra “Tóxicos cerámicos” (primer libro sobre el tema que se publica en todo el mundo...: ¡Qué malo es Chiti; qué egoísta...).
Nuestras escuelas de cerámica ¿qué hicieron ante estas novedades ecológicas que redundaban en provecho de ellos y sus alumnos? Pues lo que hace todo argentino: prohibieron nuestros libros, se maltrataba a quienes los mencionaban o exhibían, aunque tanto profesores como alumnos los adquirían en secreto y los guardaban en casa. Cierta vez una alumna que estudiaba en la escuela de cerámica porteña fue a la biblioteca. Preguntó al profesor a cargo por el libro “Curso de Escultura Cerámica”, de Chiti. “No lo tenemos”, respondió malhumorado. Dicho señor se hallaba escribiendo algo... un apunte que copiaba de un libro cuya tapa escondía nervioso. La alumna vio que la contratapa era precisamente la del libro de Chiti que ella había pedido... y de donde copiaba el “profesor” (Pedro negó a Cristo tres veces...). Esta “clase de gente” son nuestros enemigos...
Más tarde dos profesores de dicha escuela (Perna y Furioso) tomaron del libro de Chiti: “Manual de Esmaltes Cerámicos”, íntegra y sin disimulos, su “Clasificación general de esmaltes” (un Capítulo). Y la publicaron a nombre de ellos en una revista que publicaba el Centro Editor de A. Latina, con tal grado de malicia que ni siquiera mencionaron dicho libro en la frondosa bibliografía... Lógicamente que Chiti les hizo una denuncia penal por plagio... y al ver que temblaban como una hoja ante el interrogatorio en Tribunales... dejó que la causa se extinguiera.

Pero ellos no perdonaron ni se disculparon. Todo lo contrario: se vengaron con saña. Ese fue el origen de que en dicha escuela los libros de Chiti estuvieran prohibidos hasta el día de hoy, pese a los sucesivos cambios de directivos. Dicha escuela fue como el cáncer-madre de una campaña sucia contra Condorhuasi, pues a ella la siguieron otras escuelitas, como las de la Pcia. de Bs. Aires y sus municipios, y muchas del interior. Dicho libro, sin embargo, es una obra insuperable, reconocida en todo el mundo. Es el único método didáctico y serio para entender y trabajar el esmalte, y para hacerlos sin contaminar gente. “No existe nada que se le iguale”: ha dicho la máxima autoridad cerámica de España, Angelina Alós, entonces directora de la escuela de cerámica de Barcelona. “Yo no entendí qué era un esmalte hasta que leí el Manual de Esmaltes de Fernández Chiti”: dijo Antoni Cumellas, el Grande (claro, “éstos” eran los ceramistas de antes, los honestos, los que estudiaban...y sabían). Ahora una caterva de copiones de los gringos se adueñó de la cerámica en todos los países... y así nos va (eternos colonizados culturales y genuflexos ante todo lo que sea “made in USA”). Dicho libro se enriquece a cada nueva edición: acaban de aparecer los ESMALTES PITAGÓRICOS, de nuestra creación: un método ancestral para crear esmaltes, sencillo y práctico, basado en sistemas que ya aparecen en las Pirámides del antiguo Egipto.
Dictando Chiti cursos en Madrid, pidió a cada asistente que trajera una vajilla de la usada en su propia casa, para analizar en clase su posible toxicidad. Resultados hubo dos, ambos tremendos: 1) se comprobó que el 85% de la loza usada entonces en España era tóxica pues contenía plomo soluble. Y 2) lejos de agradecerlo, los organizadores y escuelas hispanas se enojaron con Chiti por haberlos desasnado (cosa que nadie agradece). “Chiti pudo haberse callado... no...?”: dijo una conocida ceramista hispana... Ya vemos en qué manos se hallaba o se halla todavía en gran medida nuestro arte cerámico, sagrado en la época árabe; prostituido por ganapanes ignaros en la actualidad. (Salvo excepciones, que las hay y muy honrosas... pero tan escasas...).- Más tarde, cuando se conformó la Comunidad Económica Europea (hoy Unión Europea), se elaboraron rigurosas normas para los esmaltes de vajilla vigentes en toda Europa. ¿De dónde se tomaron las normas analíticas para diagnosticar niveles de plomo en vajillas? Pues del libro de esmaltes del profesor Chiti, según se lo manifestara al autor el Sr. Jordi Ancil, autoridad de Barcelona en el tema. Hombres honestos y sapientes siempre existen, y los recordaremos siempre. Pero son la excepción.
Son obras de consulta necesaria decenas de libros nuestros, tales como el “Curso práctico de cerámica”, en cuatro volúmenes, obra que va por su 7ma. edición (un libro malo no se vende... como lo sabe cualquier inicial). El “Diccionario de cerámica”, en tres tomos, es el libro en todo el mundo que contiene la mayor información cerámica en todo el mundo. Lo usan hasta en Japón. El “Diccionario de estética de las artes plásticas”, es un voluminoso libro (en dos tomos) que ya es citado en todas las universidades. Es la primera obra sobre estética que se publica en todo el mundo. (¡”Qué malo es ese hombre..! ¿ para qué escribe tanto??? Tiene tratos con el Diablo...”). (...Si: te cambia la cabeza... dijo la reina del porro, en la escuela de Bulnes.).
La cerámica esotérica” es una extensa obra profunda y enjundiosa. Bucea en los arcanos de nuestro arte cerámico, cuyos inicios fueron místicos y esotéricos, para iniciados, desde los egipcios en adelante. Nada existe en la bibliografía mundial que pueda comparársele. Lo mismo ha sucedido con los libros consagrados a la temática indígena: cada uno de ellos presenta un enfoque propio y novedoso (y eso es lo que no se le perdona a Chiti: su originalidad, su profundidad, su claridad). La obra “La simbólica en la cerámica indígena”, en dos volúmenes, ha sido precursora en ese campo; al igual que el “Diccionario indígena argentino”, y la obra señera “Cerámica indígena arqueológica argentina”, donde consultan todos. El libro “Artesanía, folklore y arte popular” es el primer libro en todo el mundo consagrado a analizar el difícil tema de la artesanía. A esta lista han seguido otros libros: “Cultura arqueológica Candelaria” y “Cultura arqueológica San Francisco”, reflejo de los estudios antropológicos de Chiti en nuestro Noroeste indígena.
Estética de la imagen cerámica y escultórica” es la obra tal vez más empleada hoy en los ámbitos cultos y en escuelas de arte para estudios superiores y conceptuales.- “Qué es la ceramología” ha explicitado el campo de los estudios cerámicos, para el ceramista de estudio y culto (claro está).- A estos libros han seguido el “Curso de cerámica para niños y jóvenes”, curso que utiliza exclusivamente técnicas y métodos indígenas. ¿A qué seguir? La lista y análisis de sus 47 libros sería demasiado extensa. Desde sus primeros libros a la fecha, Condorhuasi lleva vendidos y distribuidos en todo el mundo un millón y medio de ejemplares (libros que han enriquecido a libreros y distribuidores, no a su autor, quien vive de sus clases, cursos y asesoramientos técnicos, y trabaja hasta 16 horas diarias). Sí: ello es posible gracias al budismo Zen, que practica desde 1970, y es su guía y Camino de vida.
Cuando Condorhuasi comenzó a enseñar cerámica, en nuestro país y en casi todos los de nuestro idioma y Brasil, los esmaltes no se pesaban en balanza ni el agua se medía (muchos aún hoy no lo hacen). Se mezclaba el esmalte con agua, a ojo, “a lo que salga”. Tampoco se usaba mortero para mezclar íntimamente los materiales. En los talleres... se usaba “un tarrito” donde los ingredientes del esmalte se mezclaban con agua a cuchara... Y la aplicación se hacía por goteo, con pincel de punta... (no con pinceleta corta, recta y chata, como lo enseñó Condorhuasi). Nadie usaba balanza (se “pesaba” a cucharitas...). No se controlaba la densidad del esmalte ni se usaba adhesivos. Cada vez el esmalte salía diferente, y le echaban la culpa el horno o al que esmaltó... Así nació el mito barato de que “al abrir el horno siempre es una sorpresa...” (“para los que no saben”, decimos siempre).
De las arcillas ni hablar. Nadie sabía (ni sabe) diferenciar una arcilla blanca de un caolín, ni de una bentonita. Hemos creado decenas de métodos simples para diagnosticar materiales, explicados en el libro “Diagnóstico de materiales cerámicos”, empleado en todo el mundo. Nadie sabía (ni sabe) diferenciar un limo de una arcilla; o un limo arenoso de otro arcilloso. Ni un feldespato de un cuarzo. Muchos extraen limos mezclados con desechos cloacales e industriales de los arroyos y ríos Reconquista o Riachuelo..., o del Suquía o Río Dulce o Salado, o del Colorado, o del Uruguay, o del río Paraná, o del lago San Roque (el más contaminado del mundo) y creen haber hecho una hazaña didáctica, cuando en realidad están trabajando con venenos de cloacas. Balnearios, niños y turistas incautos a orillas de ese lago, claman por justicia ecológica!!! (No digas más verdades, Chiti, que te matan...!: me dice Angelina Alós desde la Dimensión “Otra”.
Los hornos Condorhuasi han dado resultados insuperables en todos los países. Tanto los formatos como las normas constructivas son originales nuestras, y se hallan claramente explicadas en la obra ya clásica en todo el mundo: “Hornos cerámicos”, con abundantes modelos y didácticas explicaciones. Ver en este mismo Boletín lo que decimos del Horno Condorhuasi a leña y a gas.- Desde hace más de una década hemos conscientizado a los ceramistas acerca del peligroso uso de las llamadas “fibras cerámicas”, similares al amianto, declaradas cancerígenas por la Unión Europea y Japón. Ello le valió el reconocimiento de la Academia Internacional de Cerámica, cuando esa eso en realidad (una Academia). Ahora es un club para señoras y señoritos de salón... por lo que Chiti renunció a ella (nunca realizaron allí actividades académicas sino turísticas para Narciso y sus pares).
Muchas otras contribuciones ha hecho Condorhuasi al mundo cerámico. Las “pastas autofraguantes”, ideales para hacer escultura o murales sin necesidad de cocción, sobre todo cuando se trata de grandes formatos, son usadas hasta en México para construcción; en EEUU e Italia para grandes esculturas; en nuestro país para tejas y para tinajones, sin el debido reconocimiento, como es habitual. Los gringos y los európidos, apropiadores de la riqueza de todos los otros Continentes, también apetecen las creaciones culturales ajenas.- Las Barras Pirométricas Condorhuasi, publicadas en el Curso Práctico de Cerámica, Tomo 4, según nuestra experiencia, son el método más exacto para medir la temperatura final del horno, ya que hemos comprobado que todos los pirómetros fallan y se descalibran en uso. (“Qué malvado es ese hombre llamado Condorhuasi... Se la pasa inventando cosas para bien del ceramista y en seguida las publica... Y responde gratis tus preguntas... Qué malvado... A mí me enseñó gratis a usar una arcilla del volcán Teide... por internet, cuando aquí nadie me enseñó nunca nada”): palabras de una ceramista de Tenerife, islas Canarias. “Aquí en España, cuando preguntas... nadie abre la boca. Nadie te dice nada. Lo mismo en Francia o Italia. Sólo los libros de Chiti, y en especial su Diccionario, lo dicen todo; no dejan tema sin detallar o aclarar...” (Angelina Alós, ex gran directora de la Escuela de cerámica de Barcelona).
Casi a diario llueven consultas por email o teléfono. Muchos no se identifican, pues quizá son enemigos nuestros... o profesores de escuelas donde prohíben nuestros libros. Jamás se dejó a nadie sin responder, o ayudar, cuando sus intenciones eran claras y puras, por supuesto.
Pasamos por alto los más de 300 cursos, en su país y exterior, dictados por Chiti desde 1980... Nos llevaría un libro entero exponer sus recuerdos y vivencias. En el libro “Noches Shamánicas” aparecen sus visiones, exaltaciones, profundizaciones, pasiones, desazones y decepciones vivenciadas en sus 9 Bienales Latinoamericanas, desde 1989 hasta la fecha... Y sus Tinkunakus cerámicos (o Encuentros”). Conferencias, clases, cursos permanentes en Condorhuasi..., cursos intensivos en todo el país, América Latina y España..., los bianuales de alta especialización en nuestra sede, son innumerables y sumarían más de mil. (¡Qué egoísta es ese hombre; nunca enseña...; no quiere que aprendas..; no te exige que estudies..! Toda una vida dedicada a enseñar; a abrir caminos, puertas y mentes...para que “otros” crezcan y sepan).

Filtro cerámico Condorhuasi descontaminante de aguas
No podemos pasar por alto una reciente obra (y antigua invención) que ha llevado el bien ganado renombre de Chiti hasta China y Japón: es el libro “Filtro cerámico Condorhuasi, descontaminante de aguas”. En dicha obra, Chiti vuelca su experiencia de islero viejo en el manejo y tratamiento de las aguas, que están todas contaminadas ya, tanto las de red o corrientes, como las de napas, ríos, lluvia, etc. Su método es sin duda el mejor y más económico dentro de los sistemas manuales y de control personal o familiar, sin gasto eléctrico ni costosa aparatología. Además, es un filtro “descontaminante” (no sólo “purificador”). Ya ha sido copiado en el exterior, en Inglaterra, sin el debido reconocimiento (como es habitual). Este sistema ha sido puesto por su creador en el dominio público gratuito a fin de que cualquiera pueda hacerlo, venderlo, fabricarlo sin pagar patentes ni derechos a nadie. (Otro modesto aporte de este “malvado” autor..., según palabras que usan ciertos Peleles argentinos y de España, vendedores voraces de hornos hechos con fibras cancerígenas y de esmaltes tóxicos). Este filtro ya cunde en toda Sudamérica; ya lo hacen en todas partes fundaciones y ONG o particulares; y más que nadie deberían hacerlo nuestras escuelas oficiales de cerámica, que para eso son subvencionadas por el pueblo argentino (no para vender jueguitos de té o floreritos a pequeñoburgueses). Ni para hacer jocosos eventos disartísticos para tontos y dilettantes, copiados de lo peor de la cerámica európida y made in Usa… En especial las escuelas mantenidas por los municipios del Gran Buenos Aires, cuyas aguas son prácticamente venenosas (hay 160 curtiembres en los partidos desde Avellaneda y Lanús hasta Lomas de Zamora, cuyos desechos van a las napas de donde beben todos los habitantes), deberían tener cierta proyección social ya que son subvencionadas con los impuestos de todos. Fabriquen filtros; “laburen”; sean solidarios; distribúyanlos o véndanlos al costo en las villas miseria; enseñen a usarlos y a hacerlos en todas las escuelas y municipios... Eso sería “hacer Patria”, al decir de Sarmiento. Pero no: como el filtro se llama “Condorhuasi”, prefieren boicotearlo aunque con ello lo que boicotean es la salud de millones de argentinos, de todas las edades y capas sociales. Si nuestro filtro lo hubieran inventado en EEUU, o en Francia, ya lo estarían fabricando y distribuyendo los municipios y parroquias, genuflexos ante todo lo extranjero (ésta es la perdularia pseudoizquierda argentina postmoderna, devenida populista y lameverijas del poder...).


Los enemigos de Condorhuasi.
En un mundo como el actual, y con la clase de gente que se nos ha metido en el ambiente cerámico considerando a nuestro arte como “un rebusque” y no como un Camino de Vida (estética Zen), es normal que nos hayamos ganado muchos enemigos, que no es lo mismo que adversarios. Un adversario puede diferir en cuanto a opiniones, pero ello no le impide ser honesto y respetuoso. Pero un enemigo sucio y artero suele ser mortífero, cuando recurre a bajos procederes, cuando envía anónimos, en fin, cuando es un patán. (A qué nombrarlos si todos los conocemos en nuestro medio...). Esta gente perversa también existe en España, Uruguay, Chile, México, muchos en Brasil... (donde no?). Ellos no tienen ideales; solo procuran dinero... No tienen cultura artística: venden hornos, fibras cerámicas, esmaltes tóxicos (de plomo), o cancerígenos (de cadmio)... Van a cursos y encuentros sólo para vender y captar gente inocente.- Siempre venden algo, revistas que nadie lee (de exiguas tiradas: 500 ejemplares pues son sacaderos de avisos a incautos), rifas, promesas... Les gusta visitar talleres (con intención de vender).- No son iguales a nosotros, aunque pretendan mimetizarse y ser considerados ceramistas, artesanos o artistas. Son sujetos venales que prostituyen todo lo que tocan, y la ingenuidad de los ceramistas auténticos los hace crédulos y manipulables (especialmente en Brasil, España, Argentina, Uruguay, Chile...). Por fortuna existen casas del ramo respetables y serias; pero... son tan pocas...
Lamentablemente, a lo largo de 40 años de actuación en la cerámica, hemos afectado muchos intereses, pero ello es porque nos debemos a los ceramistas, a los alumnos, a los artesanos e industriales, no a los comerciantes deshonestos que venden hornos de fibra cerámica (cancerígena), o esmaltes y pigmentos venenosos, y se enojan con nosotros cuando lo publicamos. Hemos conocido decenas de casos de ceramistas, empleados de fábricas y casas del ramo, gente que hacía vitrofusión...que ya no están porque han muerto de cáncer debido a la inhalación de esas malignas fibras, cuyo nombre cambian continuamente a fin de engañar mejor: ahora la denominan manta cerámica, lana de roca, fibra mineral, etc. (“La misma colla con diferente pollera”...). Las revistas... ya sabemos lo que son, en todo el mundo: un prostibulario de avisos pagados, y con ello callan y nadie explica el peligro de las neumoconiosis , fibrosis, neoplasias pulmonares y de garganta, riñón o colon causadas por la inhalación de esas malignas fibrillas microscópicas.
Malos fabricantes de esmaltes para vajilla, que resultaron tóxicos al análisis según la metodología Condorhuasi, nunca nos perdonaron por haber tenido que recurrir a esmaltes no tóxicos, ni el haber perdido clientes de fábricas o talleres cuando éstos nos han traído vajilla esmaltada para analizar su toxicidad. Pero deberían comprender que Condorhuasi y nosotros nos debemos al usuario, al docente serio, al estudiante esperanzado, al fabricante honesto que no desea envenenar... y no al fabricante de esmaltes tóxicos, que no domina la tecnología y sólo desea vender... o hacer plata fácil como sea. Alumnas que fabricaban vajilla con esmaltes rojos de cadmio (altamente cancerígeno), dejaron de asistir y nos declararon la guerra por haberles dicho ante todos los presentes que ese tipo de esmalte no debe usarse para platos ni tazas; que hace años las fábricas de EEUU los retiraron de producción ante los juicios incoados... En nuestro país (lleno de vivarachos.., al igual que Uruguay, Brasil...) dichos esmaltes rojos venenosos se han puesto de moda nuevamente. Cuando nos consultan al respecto, ¿deberemos callar??? Preferimos correr riesgo de vida, o ser víctimas de la campaña de difamación que siempre nos han hecho estos DELINCUENTES CERÁMICOS Y ECOLÓGICOS de Argentina, Brasil, España, México, Chile, Colombia, antes que ser infieles a nuestros principios morales. (Un atorrante cerámico que vendía esmaltes tenía cientos de baterías viejas de automóviles que compraba con su socio para extraerles el plomo y fabricar con ellas esmaltes de plomo crudo... supervenenosos... que vendían a señoras ceramistas...a quienes envenenaban. Este “atorrante” es nuestro peor, y único, enemigo...). Chiti vio las pilas de baterías, en persona. Años pueden pasar antes de aparecer los síntomas de espantosas enfermedades por contaminación con plomo: cáncer, pancreatitis, hepatitis, enfermedades del bazo, sistema inmunológico, leucemia, anemia, afecciones neurológicas, digestivas, óseas, artritis y artrosis...
Las escuelas de cerámica, tanto nacionales como municipales, casi siempre en manos de mediocres o ineptos (salvo rara excepción), también se han unido a esta campaña de desprestigio contra Condorhuasi. Casi todas las escuelas han prohibido nuestros libros, para que sus alumnos no se enteren de la verdad cerámica y sean dependientes “de ellos”... Prefieren engañarlos con métodos estúpidos como el molde de baratijas, el horno de fibra cancerígena, el torno eléctrico causante de tremendas artritis y artrosis o problemas de columna..., o el Ra-Kú para idiotas... antes que permitirles el acceso a la “Cerámica Profunda”, imbuida de mística e indigenismo (no de dinerillos putescos). La causa de este uso perverso de las escuelas públicas: algunos directivos por coimeros (reciben sobornos de vendedores de hornos de fibra y de esmaltes). Otros por perversos: prefieren engañar a sus alumnos y mantenerlos en la ignorancia al prohibirles el uso de nuestros libros (que ellos sí leen y estudian aunque los tienen bien guardados en sus casas). Muchos han venido a Condorhuasi a hacer cursos, pero a escondidas y en privado (nunca en público). La mayoría de esa gente nos copia con disimulo cuando habla o escribe sobre temas cerámicos... pero no nos cita en la bibliografía.- Recuerda Chiti cierta vez cuando, dictando un curso en Posadas (Misiones), con 200 inscriptos, un alumno de Oberá insistía en hablarle en privado antes de empezar el curso. Así se hizo y refirió tembloroso que él estaba inscripto, pero vio que habían ingresado al mismo curso dos profesores suyos, de la universidad de Oberá, críticos de Chiti... y que si lo veían no iban a permitirle aprobar su carrera... Ya se columbra la perversión de ciertos enseñantes y hasta qué punto consideran a sus alumnos como “carne de cañón”... para llevarlos al matadero. Prohibirles a sus alumnos asistir a un curso de Chiti al que ELLOS SÍ CONCURRÍAN para desasnarse... es redondamente inmoral. No sólo en Oberá acontece eso: lo mismo en Río Cuarto, La Plata, Córdoba, Rosario, S. Fe, Patagonia, Montevideo... Mendoza muy especialmente (coto de caza del “burro negro...”). (¿Quién es ese asno, delator en la década del 70 en todo Cuyo? ¿Cómo se llama? Siempre prohibió nuestros libros en la Universidad…).
Razones políticas también actúan y actuaron siempre para prohibirnos. Antes nos tildaban de revolucionarios y comunistas... “Es un zurdo de...” han dicho hace poco en un municipio turístico de Córdoba (cerebro desactualizado parece que tienen, no?). Mejor que dieran a su pueblo un agua sana, en lugar del líquido contaminado con uranio, arsénico, plomo, cloacas, parásitos, amebas y toda clase de venenos.- Tampoco somos populistas, cáncer y origen de la decadencia argentina. Esto ha motivado que nuestros cursos se hallen prohibidos en la Pcia. de Buenos Aires y vecinas, donde antes nos llamaban siempre. Se lo pierden “ellos” y sólo perjudican a sus propios alumnos, al mantenerlos en un nivel escolar lastimoso (tal vez “eso” quieren, como Rosas: rodearse de una montonera de chorros, matones, adulones, mendigos y vagabundos). Sin mencionar la droga... que corre cristalina en ciertos cursos financiados por la Pcia., lo que no es casual.- El populismo necesita de la ignorancia y la adicción para medrar y robar. Y tener las mentes cautivas. Encargan cursos a pícaros copiones, acomodados políticamente, incapaces de hacer un aporte novedoso, útil y propio. De eso las culpables son las Secretarías de Incultura... de esa y otras Provincias, y sus corruptos intendentes. Y la pasividad e ignorancia de los ciudadanos que les creen.- Antes lo discriminaban a Chiti por “revolucionario e izquierdista...”; ahora por derechista... (así mienten) porque defendemos a Sarmiento, por su saber, nobleza de miras, honestidad, amor al trabajo, y por ser capaz de dar la vida en aras de la verdad: “Padre del aula Sarmiento inmortal...” Gracias al modelo sarmientino, ya en 1914 éramos la 6ta. economía del mundo; un país respetado y visitado por reyes y sabios. Hoy, en el malhadado “bicentenario” festejamos como idiotas la decadencia argentina (hoy somos la economía número 58... o la 70 según algunos, con la mitad de la población pobre o marginal, y el 60 por ciento sin cloacas ni agua potable).
Otra ralea sumamente peligrosa nos ha surgido para perseguirnos con saña: son los gobiernos corruptos de las provincias mineras, donde hemos dado cursos y hemos organizado Bienales con 650 asistentes, o Tinkunakus (Jujuy, Sgo. del Estero). Cuando advertimos en Catamarca, ya hace años, que “las empresas mineras al irse dejarían un desierto de contaminación y cáncer por todas partes...”, nos declararon la guerra a muerte. En San Juan la vida de Chiti corrió peligro, al hablar por radio y TV contra la contaminadora con cianuro que explota oro y decenas de metales estratégicos secretos para uso nuclear y misilístico (tuvo que salir presuroso del hotel, a las 5 de la mañana, sin comunicarlo a nadie...). Esa es la realidad argentina actual: las maffias mandan; y los métodos mafiosos pululan también (es la “nueva Argentina”... sedicente progre).
Un Pelele rencoroso y perverso, que manda anónimos con nuestro sello, sube a internet falsas notas de gente inexistente que usan tremendas palabras contra Chiti pero no hacen en realidad ni una sola crítica creíble o acusación comprobable... sencillamente porque no pueden. Hemos rastreado esos supuestos emails y son todos falsarios o “truchos”, como lo es su alma (“delitos informáticos” que investigará Interpol). Los manda él, su familia y algunas drogonas amigas del Pelele, alumnas de “la escuela” (a quienes se les dio su merecido en una Bienal: fueron como “dealers”, para vender droga, y salieron a empellones). Al Pelele nosotros lo creíamos muerto hace años... tan poco interesa su rencorosa persona. Pero no, parece que ha resucitado. Sólo se ocupa de enlodar a Chiti y a “eso” dedica su vida, tal vez porque Chiti representa todo lo que él hubiera querido ser y no pudo. Es insignificante, sí, pero peligroso y artero. (¿Será él quien amenazó con “pegarle un tiro en la cabeza a Chiti...”, en presencia de un fabricante de hornos de fibra?). Cuidado: todo tiene un límite... “Si en el camino te encuentras con tu enemigo que saca su espada... desenvaina la tuya...”: proverbio chino Zen. Consejo sano: Nunca te metas contra un budista Zen (como lo es Chiti desde 1970). Sigue tu ruta y no te cruces en su camino. No tienes agallas morales para eso.- De todos modos te damos un consejo: Sé bueno... (aunque tu naturaleza te lleve a inocular ponzoña, como el alacrán: es tu instinto y para eso vives).- Pero al menos inténtalo.-
Nos autem nos possumus non loqui”: “Pero nosotros no podemos no hablar” (Actae Apostolorum, 4, 20).-

HORNO CONDORHUASI A LEÑA / HORNOS CONDORHUASI
Desde hace años aparecen publicaciones en internet que pretenden ser explicativas de la construcción del HORNO CONDORHUASI A LEÑA. Tienen diverso origen y todas difieren entre sí. Nadie nos ha solicitado (directamente a nosotros) el correspondiente permiso para hacerlo, pero de todos modos ello significa que los “hornos Condorhuasi” ya forman parte del bagaje cultural ineludible de la cerámica internacional, y confiamos en la buena fe de la mayoría de esas páginas (sobre todo cuando no son anónimas).- Algunas tienen “altura” y no se prestan a chismes malintencionados... Pero otras se hacen eco de cuanto infundio falsario les mandan contra Chiti, sin verificar la fuente ni la seriedad de lo denunciado. Llama la atención que sólo recogen diatribas contra nosotros... (será casualidad o poca higiene mental???).
Lo mismo ha sucedido con nuestro Filtro Cerámico para aguas (copiado en Inglaterra, pero 5 años después de nuestra publicación en libro; con nuestra Pasta autofraguante, que un yanqui presentó como propia en una revista de EEUU; en Italia con la misma pasta (“nuovo impiasto che non precisa cozione...”, sin mención del autor; en todas partes con nuestras fórmulas de esmaltes y pastas, crayons, pigmentos, métodos de análisis, técnicas, procesos...). El fabricante español de pasta con vermiculita, según él mismo ha dicho, tomó la fórmula del “Curso Práctico...”, y ahora la exporta a la Argentina... (nos hemos vuelto tontos).
Como todas nuestras contribuciones al mundo cerámico, hemos puesto nuestros hornos en el dominio público, para que todos (sin pagar patente) puedan hacerse este eficiente horno a leña con muy bajo costo, ideal para comunidades ecológicas y para artesanos que se inician. También para profesionales amantes de todo lo puro y arcaico que tiene el arte cerámico, capaz de conectarnos con el alma indígena, con lo más arcaico de la cultura y de nuestro inconsciente... pero con sistemas y técnicas actuales, económicas, sencillas y al alcance de cualquier ceramista deseoso de hacer y trabajar. Pero, sobre todo, EFICIENTES, como lo son nuestras fórmulas, técnicas, filtros, información (este hornito llega a 1050 grados en tres horas y media, alimentado con maderas de desecho o recicladas, para no depredar). Y puede alcanzar 100 grados más.- Sin embargo, no falta algún zopenco, o alguna canalla irresponsable e ignorante, que ha revestido este horno con manta o fibra cerámica, y lo ha prostituido para hacer Ra-Kú sin mística, en público, con el consiguiente peligro de cancerificar los pulmones de los presentes, a quienes engañan al no avisarles del peligro que corren. Pero... pícaros y pícaras habrá siempre... (Es la vida).
Lamentablemente, nosotros no podemos garantizar que estas reseñas explicativas de nuestros hornos, que aparecen en páginas de internet destinadas al artesano ceramista, respeten cabalmente nuestro diseño, modo de fabricación y uso. Cada una de dichas páginas presentan un enfoque diferente, o modificado, o no reflejan con fidelidad nuestro diseño, medidas y modo de fabricación actual, que, como es lógico, vamos perfeccionando con el tiempo y el uso. Algunas de estas páginas no son confiables pues deforman el diseño original, o sólo dan detalles parciales (en casos erróneos). “Recurrir a la fuente es lo más seguro”: es consejo sano.
Es por ello que debemos advertir a quienes procuren la última o más actualizada versión de nuestros hornos que las busquen en nuestros libros, en especial en la obra ya clásica “Hornos Cerámicos”, o en el “Curso Práctico de Cerámica”, Tomo 2; en “El Libro del Ceramista”, etc.- Allí hallarán nuestra última palabra al respecto. En caso de duda, lo más seguro y confiable es consultarnos directamente a nosotros; no a terceros que no representan a Condorhuasi en forma oficial.
En el año 1965 hemos publicado el libro “Manual y Actividades”, para uso en escuelas, impreso en la editorial Guillermo Kraft. Dicho libro ya agotado (del que nosotros sólo tenemos un ejemplar...) iba acompañado de una “Guía para uso de este Manual”. Ese libro fue escrito por Jorge Fernández Chiti y María Consuelo Martí, con quien Chiti trabajaba por entonces, en entrañable amistad. Además, el autor era entonces Asesor literario de dicha editorial y profesor universitario (hasta la “noche de los bastones largos”, en que renunció). En dicha editorial se imprimió ese mismo año un opúsculo u obrita, por encargo de la malhadada Alianza para el Progreso, sobre artesanía cerámica para países en desarrollo. Ese librito o cuadernillo se distribuyó en escuelas, sobre todo de México, Colombia, Ecuador, España, Filipinas, Puerto Rico, etc. Allí presentamos la fotografía y detalles del horno a leña (ideado probado y modificado años antes…) que ya teníamos en nuestra isla del Delta del Paraná, donde escribíamos y horneábamos de viernes a lunes (“tres días de Cielo en la isla, decíamos, y cuatro de Infierno en la ciudad”). Allí, en ese entorno creativo, también surgió la idea de nuestro Filtro Cerámico, que hoy también se halla en el dominio público para que todos puedan hacerlo, fabricarlo, venderlo. Esas aguas isleñas hoy son una cloaca... y nuestros filtros se difunden en forma asombrosa dada su eficacia.
Años después, desde 1969, aparecieron otras publicaciones mexicanas, españolas, etc. en las que se publicó un diseño de horno inspirado en el nuestro. Decimos “inspirado” porque es bastante diferente: dista mucho de ser el mismo. Además es un croquis o dibujo, y no una fotografía, señal de que nunca fue realizado sino apenas bocetado. Además, tiene un diseño absurdo en el hogar, lo que imposibilitaría el necesario tiraje y ascenso térmico. No fue construido según normas fornacológicas serias. Tal como aparece, ese horno no funcionó jamás, y si realmente se hizo, nunca pasaría de 400 grados (carece de la necesaria transferencia térmica). Pensamos que esto demuestra que el croquis fue copiado de nuestro horno... pero nunca realizado y mucho menos horneado (de ser así, habrían publicado fotos y no un dibujo).-
De todos modos, la idea de quemar u hornear algo dentro de un tambor metálico se le pudo ocurrir a cualquiera: pero nuestro horno y sus normas constructivas y termodinámicas NO. Tan simple como parece, obedece a estrictas normas expuestas en nuestros libros (jamás publicadas antes por nadie).- De chico observaba en obras en construcción cuando derretían brea dentro de uno de esos tambores…O cuando asaban carne o chorizos al mediodía los operarios… O cómo mezclaban cal… Ello no significa que nuestro horno no sea invención genuina nuestra… Quisimos aclarar este punto, ya que, algunos “carroñeros de la cerámica”, que jamás han hecho nada de utilidad para otros, o ciertos peleles carentes de ideales y altura de alma... andan secretando sus viscosos humores malolientes contra Condorhuasi. (¡Qué feo hieden..!). Cuando hay mala intención, y alma ramplona... se nota por el hedor. No quisiera estar yo dentro de esas mentes atroces (cuánto habrán de sufrir por los gargajos psíquicos que llevan en el cerebro... pero ese es el medio en que vivieron y se manejaron siempre). Un Pelele decrépito, del ambiente cerámico argentino, fracasado y desprestigiado, vendedor de esmaltes y comerciante deshonesto, ha mandado cartas apócrifas con la firma de Condorhuasi, y hasta copió nuestro sello de goma, con intención de hacernos quedar mal con las desprevenidas personas que las recibieron. Su catadura moral no es ínfima: ni existe siquiera. Carece de reparos morales y de “sentimiento de culpa” ante sus bajas acciones. A esta clase de sujetos el criminólogo Césare Lombroso los llamaba “LOCOS MORALES”. Ahora se dedica a inventar mensajes falsarios que sube a internet, con nombres supuestos, para injuriar a Chiti, pero sin nada concreto (nuestra vida es un canto al trabajo, a la espiritualidad, al estudio, a la enseñanza; nunca debimos un centavo a nadie ni estafamos a ninguno, a diferencia del Pelele, conocido como peligroso estafador y pícaro, cuyo domicilio nadie conoce, como el de los ladrones). Tenemos cuenta en el mismo banco desde 1974... Nunca quedamos en rojo. El Pelele, por Dios, tiene un historial de cuentas cerradas, débitos y quiebras fraudulentas como pocos. Ha defraudado a todos sus asociados; ha engañado con esmaltes y mejor me callo lo más sustancial para no enlodar esta página. “Debe a cada santo una vela...”: ha dicho el dueño de una conocida casa del ramo... “Por donde pasó... estafó...”: dijo el gerente de una empresa de loza.
Picasso también tuvo que aguantar a un “loco moral”. Le surgió un enemigo, que lo perseguía en todos sus actos. Caminaba por las calles de París con un cartel publicitario (de esos usados por entonces que cubrían pecho y espalda...), con frases injuriosas, calumnias y palabras propias de esta clase de psicóticos menopáusicos. A 37 años de su muerte, Picasso sigue siendo Picasso y alumbrando al mundo. Del excremento “antipicasso”, nadie recuerda ni el nombre...

Decenas de tipos diferentes de HORNOS CONDORHUASI andan por el mundo. De todos los tamaños, formatos, poder calórico. A leña, gas, combustibles líquidos... Para esmaltes de sal; para reducciones o efectos de llama; para fritas. También novedosos e insuperables quemadores a gas, de alta presión, ideados en Condorhuasi con ayuda de gasistas que los fabricaron. También hornos a carbón, que será el combustible del futuro. Normas constructivas que no aparecen en la literatura cerámica y sólo en nuestros libros... Sistemas de cálculos térmicos. Barras pirométricas. Pero nada de eso figura, extrañamente, en supuestas “páginas para artesanos”. Sólo el horno Condorhuasi a leña (que nosotros hacemos con nuestro “relleno refractario aislante”, no con ladrillos comprados).- Alerta hermanos: No es un horno Condorhuasi a leña cualquier adefesio construido dentro de un tambor. Muchos lo han modificado y arruinado. La versión nuestra, ya institucionalizada en todo el mundo, es la nuestra. Que otros hagan la suya o la mejoren, si pueden (y ojalá tengan esa virtud y la compartan). Respondemos consultas y ayudamos a la gente honesta. A los arteros infundibuliformes… más vale dejarlos de lado…
Un consejo sano: cuando en internet alguien escribe diatribas o calumnias contra nosotros, fíjese si existe una firma creíble, dirección de email, datos verificables y fidedignos. Es muy fácil enlodar a otros en forma anónima, o poner en su boca palabras que jamás profirió. Los cobardes maniobran agazapados, nunca de frente. Cuando alguien firma: “Lucy”; o “José”; o “Putis...”, o (para engañar mejor) fingen pertenecer a un supuesto “foro” (anónimo, sin dirección comprobable ni nombre del responsable) consagrado a buscar pelillos en nuestros órganos... siempre desconfiemos. Quien se escuda en el aparente anonimato de internet, o manda falsos mensajes, por algo será. Un alma limpia, siempre ha de dar su nombre verdadero, dirección de email, domicilio real, ciudad, país... ASI LO HACEMOS NOSOTROS. DAMOS LA CARA. PODREMOS EQUIVOCARNOS, PERO NUNCA EN FORMA ANÓNIMA NI COBARDE. FIRMAMOS SIEMPRE...
CONDORHUASI TRABAJA... Lee nuestro reciente libro de poemas: “Noches Shamánicas” (allí podrás conocernos tal cual somos).-
Un saludo; manos limpias.- Jorge Fernández Chiti
DICIEMBRE DEL 2009. ACABA DE APARECER LA QUINTA EDICIÓN
MEJORADA DEL “MANUAL DE ESMALTES CERÁMICOS”, TOMO 3º.

En impecable presentación, y con tapa a 4 colores, acaba de salir de imprenta la 5ta. edición de este conocido libro, utilizado en todo el mundo. Ofrece todo lo conocido hasta la fecha respecto de los grandes esmaltes que ha creado la Humanidad: rojos Sangre de Buey; Celadones; Tenmokús; Cristalizados; Venturinas; Esmaltes de sal de cocina y muchos otros. Estudia también todo lo referido a fritas y esmaltes fritados. Contiene abundancia de fórmulas de cada tipo de esmalte, todas ellas probadas en Condorhuasi. Al final del libro, aparecen tablas generales, de materias primas, con sus fórmulas, pesos, etc., de enorme utilidad para el estudioso, el ceramista, el técnico.

Octubre 2009
CURSO PRÁCTICO DE CERÁMICA”, Tomo 4: 4ta. edición


Acaba de aparecer la 4ta. edición del “Curso Práctico de Cerámica”, Tomo 4.

Esta importante obra contiene, en sus 13 Apéndices, conocimientos básicos para el ceramista, presentados sin secretismos y en forma accesible y práctica.- Nuevos métodos, ideados en Condorhuasi, aparecen en esta obra, tales como el GRES DE MEDIA TEMPERATURA (1140-1170º C), inexistente antes y desconocido en todo el mundo. Lo mismo podemos decir de los Lustres y reflejos metálicos con nuestra técnica; y del Apéndice referido a las Barras pirométricas Condorhuasi, las que, después de casi 40 años experimentando e investigando, a nuestro criterio son el método más exacto y confiable para saber cuándo se debe apagar el horno (los pirómetros fallan un 5%, lo que equivale a 50º en mil; se descalibran rápido, y sólo sirven como guía para conocer el ritmo de ascenso térmico; no para estar seguro de cuándo se deberá apagar el horno).-

El Apéndice referente a los Esmaltes de sal o a la sal (de cocina), presenta nuestro método, único y exclusivo (ya que nadie jamás hizo esmaltes de sal a horno cerrado, lo que elimina la posible toxicidad de la técnica).- Más de ciento veinte mil ejemplares de los 4 tomos del “Curso Práctico de Cerámica” andan recorriendo el mundo; y por algo será... El público no es tonto y da a cada uno lo suyo. Responde a la Dación con reconocimiento, y mucho amor. Porque el estudio es una forma del Amor.-

Setiembre 2009
FERNANDO SAVOYE SE NOS FUE
Fernando fue el mejor ceramista de la Patagonia. Estudioso, audaz, inquisidor siempre en técnicas nuevas, amigo del trabajo y, por sobre todo, trasmisor incansable de su saber y experiencia. Montó su taller en Rada Tilly; donde enseñaba y hacía sus lustres reductivos. Experimentador incansable de nuevas pastas y esmaltes: se llenaba de alegría cuando obtenía un esmalte clásico (rojos sangre de buey; celadones; cristales; lustres de humo...).

Participó de nuestras bienales y cursos; enseñó a todos; construyó nuevos tipos de hornos de gran practicidad y eficiencia. Fue valorado y apreciado por los inteligentes, por los municipios que buscan enseñanza seria (en lugar de shows baratos veraniegos para que los tontos nunca se liberen... y, paco mediante, sigan siendo pasto de políticos corruptos y falaces).

Cierta vez Fernando se ofreció para arreglarnos un horno eléctrico fallado (era experto electrónico antes de jubilarse). Sucedió hace bastantes años. Nos trajo un material para aislación térmica del techo del horno que, según le dijeron, era nuevo y fácil de usar. Parecía una lana blanca e inocente, desconocida todavía por nosotros . Lo colocó; probó el horno y retornó a su lejano Sur, que tanto amaba.

Después supimos que Fernando usaba la maldita FIBRA CERÁMICA en sus hornos. Que no se cuidaba y creyó en las mentiras de tantos canallas que la venden.- Es sabido que dichas fibras tienen actividad cancerígena comprobada, y que la lista de ceramistas que han sufrido cáncer es interminable, en nuestro país, Brasil, Perú, Uruguay, México, España, etc.- Los delincuentes que la fabrican le han cambiado el nombre varias veces: cada vez prometen que “ahora sí tenemos una fibra que no es tóxica”, pero el cáncer cunde, y muchas formas de neumoconiosis y fibrositis bronquiales precancerosas. Sucesivamente la denominaron: “fibra cerámicas”; luego “manta cerámica”, “lana de roca”, “lana mineral”... y vaya a saber cuántas canalladas más se inventarán en el futuro.- Hornos para vitrofusión son cancerificadores perfectos por su formato; ya han fallecido de cáncer conocidas ceramistas que introdujeron esa artesanía en nuestro medio. Pero nuestras escuelas (cómplices como siempre) no alertan al respecto. Algunas, en manos de pillos serviles de sus municipios, la difunden por toda Argentina (“poderoso caballero es don Dinero...”).

Cierta vez, durante un Encuentro en Río Gallegos (cuando todavía nos llamaban desde ahí...),

hicimos rojos sangre de buey, con 5 grados bajo cero. Apagamos el horno a las 20 hs. y nos retiramos todos del polideportivo municipal. A la mañana siguiente, impacientes para comprobar el resultado... nos levantamos a las 6 hs de la mañana con un frío espantoso... para “espiar” dentro del horno el resultado. Al llegar al local, allí estaba Fernando, al lado del horno, como un guardián y soldado de la verdad y el trabajo honesto. Entreabrimos la tapa superior del horno Condorhuasi... y habíamos logrado los mejores rojos sangre de buey de nuestra vida... con un viento espantoso, lacerante y una temperatura de congelamiento! Prueba de que nuestros hornos funcionan... en cualquier clima, con tal que exista corazón.

No vamos a describir cómo comenzó la dolencia de Savoye: primero debilidad, fuertes gripes y neumonía. Después... la retahila de tratamientos, viajes, análisis y estudios radiográficos. Al cabo, como siempre, la cirugía, con las “hienas de bisturí” que más bien deberían preocuparse por la prevención en lugar de lucrar con la esperanza de la gente... Grandes multinacionales se hallan detrás del negocio de la fibra... tal como sucedió con el cigarrillo, el amianto, el plástico, ahora el glifosato de la soja... que acabará con el país.

Nadie nos devolverá a Fernando. Sabemos que, acompañado por su perro, acostumbraba caminar por las playas de su Rada tan querida a la mañana temprano; y que a veces, llevaba atados a la cintura, con largas sogas, imanes grandes de hierro negro para recoger magnetita (mineral imantable) de las arenas negras, de gran utilidad como texturante para pastas de gres.- Eso es “ser ceramista” de alma; no un soretillo de ciudad, que trabaja a molde, a torno y a culo, y con hornos comprados, sin mística, sin llama.

Tenemos en nuestro patio una máscara con esmalte rojo sangre de buey obsequiada por Fernando. En cada curso nos dice “algo” incomprensible para la mayoría, pero yo aprendí a descifrar su mensaje.- Su vida ejemplar, como persona, padre de familia, ceramista y amigo no la olvidaremos nunca.- Fernando Savoye: tu amor al taller, tu playa patagónica, tu moral de hierro, tu fidelidad como amigo y hermano en el arte, nunca la olvidaremos. Aquí “estás”.

Si “allá arriba”, en el Uray Pacha, hay cerámica, seguramente estarás tú, Fernando, amigo, con tus rojos sangre, tus lustres de humo, tu alegría siempre sobria, y tu amor al trabajo bien realizado, al servicio y a la fidelidad hacia la “cadena de oro” que nos une: el Arte Cerámico. ¡Hasta pronto, amigo! Jorge Fernández Chiti


______________________________________________________________________________
APARECIÓ LA 2da. EDICIÓN DE LA “CERÁMICA INDÍGENA ARQUEOLÓGICA ARGENTINA”

por el Prof. Jorge Fernández Chiti

Agotada la primera edición de esta obra magna (única sobre el tema), acaba de aparecer la SEGUNDA EDICIÓN actualizada, corregida y mejorada con nuevas fotografías y dibujos.

Las ilustraciones han sido impresas en mejor calidad, y gran número de ellas son nuevas y responden a la necesidad actual.- Contiene en contratapa una ESCALA DE COLORES para cerámica arqueológica (lo que permite superar las absurdas denominaciones cromáticas en uso, tales como “crema”, “ante”, “ante anaranjado”, “violáceo”, etc.-).-
Este libro no es sólo de enorme utilidad para estudiar la cerámica arqueológica argentina, sino la de todos los países sudamericanos, cuyas técnicas, normas de diseño, sistemas de cocción, coloración y simbología, se hallan inextricablemente correlacionados.- El tema de los orígenes históricos de la cerámica sudamericana, en especial, ha sido tratado extensamente y explicitado mediante mapas, cuadros didácticos y tablas.- Las fotografías microscópicas, tomadas en el laboratorio del Instituto Condorhuasi, son un documento único apto para comprender las técnicas de preparación de pastas cerámicas en todas las culturas indígenas de Sudamérica.-
Esta obra ha sido enriquecida con un valioso APÉNDICE, en el cual el autor explicita, sin temores ni tapujos, sus novedosos puntos de vista respecto de urticantes temas de nuestra arqueología, tales como la endeble e insidiosa teoría neonorteamericana actual, consistente en hacer hincapié en el aspecto sacrificial como base o fundamento del arte indígena, lo cual dista mucho de ser objetivo y desinteresado. Más bien se oculta una finalidad geopolítica en torno de esa perversión pseudoarqueológica, ya que es sabido que, para los EEUU, la hipótesis de conflicto actual para toda América Latina es el resurgiminto del indigenismo, al que combaten por medios túrbidos y nada leales; y en su corazón mismo, que es la cultura ancestral indígena.-
También se discuten y cuestionan en dicho Apéndice las actuales posturas de nuestra arqueología “oficial” neocolonizada, supeditada a las orientaciones provenientes de universidades de EEUU, las que (como es sabido), se hallan subvencionadas por corporaciones, cuya política obedecen. Es así que se niega en este estudio que hayan existido señoríos en Aguada (sólo se llegó al estadio tribal: óptimo y antropomorfizador, basado en el arte y el shamanismo); ni pirámides, centros ceremoniales; ni tampco trabajo a la cera perdida, moldes, etc. Todo ello apuntalado mediante pruebas e investigaciones realizadas a lo largo de décadas.-
A modo de conclusión, trágica y espeluznante, el autor se refiere y DENUNCIA cómo existen intentos de realizar falsos mitogramas o dibujos sobre cerámicas de Aguada y otras culturas, donde existirían indígenas realísticamente dibujados, próximos a ser sacrificados, con hachas en torno...(algo similar al falso documental norteamericano sobre la no-llegada del hombre a la Luna...).- Sospechamos que varios capitostes (o “Corleones”) de nuestra arqueología neocolonizada actual, se hallan detrás de este tipo de intentos cuyo grado de perversidad es difícil de igualar.- Ellos son, precisamente, quienes más arguyen mediante la palabra “científico” y su falsario “cientificismo”.-

CARTAS DE LECTORES DEL LIBRO DE POEMAS “NOCHES SHAMÁNICAS”



Las “Noches Shamánicas”, de Jorge Fernández Chiti, han sido para mí como unas noches reveladoras... Al leerlas a la nochecer, en mis sierras, veo claro muchas cosas de mí misma, de nuestra historia, de la actualidad... Gracias por escribirlas y jugarse por la Verdad.Cuídense que el sistema no perdona! Graciela Fernández de Mancuso (S. Luis, Argentina).-

----------------------------

Este libro del Prof. Chiti, titulado “Noches Shamánicas”, ha sido para mí un sacudón, pero de los buenos. No deberían leerlo los que no están dispuestos a cambiar la visión del mundo y de sí mismo. Es uno de esos libros que se te meten dentro...y para siempre. Cuando viajo para llegar a mi escuela (25 km diarios) no puedo dejar de leer un poema, un relato.- Pfra. Enriqueta Ingratta (Sgo. del Estero), docente.-

------------------------------

Ignoro si soy shamán de verdad, aprendiz, sanador, o solo un iniciado. Pero el libro “Noches Shamánicas”, del maestro Chiti, me ha puesto la cara contra el árbol shamánico verdadero, directo, tal como se vive y siente. Gracias Chiti: leyendo ese libro, te amé, te odié... pero me has hecho crecer y entender cosas que antes no veía.- Juan C. Barrios (Posadas; Mnes.).-

-------------------------------

Agradezco al autor del libro “Noches Shamánicas”, sus profundos poemas; sus tremendos cuentos. Todo me ha dejado enseñanzas. Es un libro fuerte; casi desgarrador. Pero si no lo fuera, no valdría la poena haberlo escrito.- Clarisa F. de Ñúñez (Caucete, S. Juan).-

-----------------------------

Al leer “Noches Shamánicas”, del Prof. Chiti (a quien conocí en sus bienales), cada vez entiendo más claro qué es la verdadera espiritualidad y el tan comentado “shamanismo”, del que muchos hablan o escriben copiándose unos de otros y sin entender nada del tema. Leer esa obra, es como un viaje al interior de mí mismo; me entendí mejor, en mis fantaseos anteriores... y sentí que la “visión shamánica” no es para cualquiera. También comprendí por qué las bienales conmueven tanto nuestros cimientos ideológicos; y por qué tantos municipios las piden y después sufren diarrea... Leonardo Adrián Cardelli (Mendiolaza, Cba.).

---- ------------------------

Somos isleras viejas, del río Carapachay, donde tenía su “isla Tao” el Prof. Chiti. Hemos leído y releído ese libro mágico. Nos sacó de nuestras preocupaciones materiales exclusivas, y nos hizo ver que en las islas hay una magia especial; un mundo secreto de almas, animales, pájaros, árboles, riachos con cerámica, ...tumbas escondidas; voces nocturnas y cantos de indios. Y siempre luces, destellos... llamadas.

Después de leer estel libro mágico (con nuestra perra al lado) nos hicimos como pudimos el horno Condorhuasi a leña. No sé si el Paraíso existirá, pero nosotros ya lo tenemos en nuestra islita. Con agradecimiento y mucho amor.- Betty y Sonora (Delta del Paraná).-

---------------------------------

Chiti: decir que tu libro me ha conmovido es poco decir. No hay palabras para describir lo que se siente, cuando uno está preparado, claro. No es un libro para cualquiera. Hay que tener la mente descargada para comprender los sentidos profundos que hay en cada verso. Y cojones para aguantarse los terremotos que provocas... Mi visión de las cosas ya no es la de antes, después de haberlo leído varias veces. Jesús Barbera (Girona; España).-


------------------------------------

Desde Arica, mi tierra chilena, agradezco haberme encontrado con este libro de poemas mágicos.

Sufrí años al no poder encontrar nunca nada que abriera el camino espiritual al ceramista que busca “algo más allá” de vender unos collarcitos u ollitas. Estoy cansado de ver a los ceramistas maricones de Santiago copiar obras de europeos o yanquis, con menosprecio e ignorancia por el arte de nuestros indios. Ahora comprendo la clave: solo el auténtico shamanismo nos permite comprender el arte y la cerámica de los indios, de nuestros aymaras, changos, mapuches... incas, diaguitas del Norte Grande... Gracias Chiti.- José Adalberto Moreno Pozo (Chile).

----------------------------------

LA MÁS ANTIGUA CERÁMICA ARQUEOLÓGICA DEL MUNDO! HALLAZGO EN CHINA.

En la provincia de Hunan (China actual), en la gruta de Yuchanyan, acaba de realizarse un hallazgo trascendental para la historia de la cerámica: el encuentro de cantidad de fragmentos de vasijas cerámicas, cuya datación segura a través de varias sucesivas capas de asentamientos, reveló una antigüedad entre los 18.300 y los 17.000 años antes del presente.

Se trataría, pues, de la más antigua cerámica del mundo, al menos de la que posee una datación cierta y confiable. En la misma zona, se habían encontrado los granos de arroz de mayor antigüedad del mundo, prueba indiscutible de que el surgimiento de la agricultura se halla inextricablemente unido al nacimiento de la cerámica, actividad sedentaria al igual que aquella.
En nuestro libro “Historia de la Cerámica”, Tomo 1, hemos detallado hallazgos de vasos y figurillas cerámicas paleolíticas en Europa Central (Vestonice), cuyas dataciones van desde 14.000 hasta 19.000 años atrás. Al parecer, las culturas del Paleolítico superior por un lado eran más avanzadas de lo que se creía hasta hace poco; y por el otro se hallaban interconectadas e interinfluidas entre sí también de un modo mucho más estrecho que lo enseñado actualmente en Universidades. Es increíble y admirable el comprobar cómo las invenciones culturales determinantes de la historia universal, apenas aparecen, se desplazan y resurgen en varios sitios sumamente alejados entre sí a una velocidad notable (casi increíble) para aquellos tiempos. Debemos concluir que las culturas del Paleolítico superior eran trashumantes, itinerantes, incansables viajeras para las que no existían escollos de ningún tipo: atravesaron montañas, cordilleras, desiertos, ríos, mares, océanos... con métodos precarios, a pie o con el auxilio de algunos animales de carga.
Al parecer, otra vez deberemos volver a estudiar y revisar el tan rechazado “difusionismo” cultural, puesto que el surgimiento sincrónico de invenciones básicas para la Humanidad no podría explicarse ya por la teoría neonorteamericana de la “invención independiente”.
Para nosotros, sudamericanistas, se nos plantea nuevamente la indagación en torno a la posibilidad cierta de contactos transpacíficos, o peripacíficos, insulares polinesios, marítimos a vela y orza, o continentales antárticos, ya que la teoría made in USA de la entrada de los “primeros americanos” por el estrecho de Behring... cada año resulta menos creíble y explicativa (y teñida de forzado nacionalismo). Los supuestos de nuestra “arqueología oficial”, propia de un país culturalmente colonizado, debería reverse pese al férreo y casi despótico y eterno tutelaje que ejercen ciertos beneficiarios de subsidios, becas, prebendas, cargos... y amaños políticos.-

Jorge Fernández Chiti

(Continúa “Filtro cerámico purificador no es lo mismo..”.)
FILTRO “PURIFICADOR” NO ES LO MISMO QUE “DESCONTAMINANTE” DEL AGUA


Hemos detectado una confusión en torno al tema de FILTROS CERÁMICOS PARA AGUA. Por un lado, muchos filtros son publicitados con lujosos folletos en colores, y solo PURIFICAN o clarifican el agua, y a veces también tienen efecto bactericida. Son de carbón activado, a veces con sales de plata (nocivas e innecesarias con nuestro método); pero no DESCONTAMINAN EL AGUA de consumo. Descontaminar significa que el filtro, además de “purificar” y “desinfectar” el agua, elimina ARSENICO, PLOMO, CROMO hexavalente (de curtiembres) , mercurio, cadmio, bario, sales metálicas, pigmentos tóxicos, insecticidas, agrovenenos, fluoruros, y muchos otros elementos o sustancias fumigantes, pesticidas, insecticidas, herbicidas, causantes de enfermedades espantosas, taras genéticas de todo tipo, cáncer, leucemia, etc.- Cabe destacar que el filtro cerámico Condorhuasi elimina uranio y radiactividad en las aguas de napa, presente en zonas serranas (Valle de Punilla), en Ezeiza, y en general donde hay centrales nucleares (Río Tercero, etc.). El caolín es el más eficaz absorbente radiactivo. Los materiales radiactivos son altamente cancerígenos, aún presentes en ínfimos porcentajes en el agua.
No nos dejemos engañar por hermosos y costosos aparatos, con bellos colores y escasa o ninguna actividad DESCONTAMINANTE. Los sistemas caseros a membrana (por “ósmosis inversa”), tienen escasa o nula capacidad para eliminar ARSENICO Y PLOMO, y otros metales pesados, que son justamente los más peligrosos y cancerígenos (causantes de tantas nuevas afecciones en miles de localidades de nuestro país, cuya verdadera causa se oculta). Un filtro PURIFICADOR en realidad tiene escasa utilidad a fin de obtener un AGUA SANA Y verdaderamente potable. Además, esos sistemas “lindos” para amas de casa con gustos de TV... requieren service mensual (costoso), recambio del elemento filtrante, y en casos precisan conexión a un enchufe eléctrico o a baterías, con peligro para chicos y adultos.-
Nuestro filtro cerámico Condorhuasi, por el contrario, DESCONTAMINA de metales pesados y arsénico, PURIFICA de bacterias y virus, de hidrocarburos, y CLARIFICA las aguas de consumo de sustancias cloacales en suspensión. No requiere service; dura toda la vida; no precisa conexión eléctrica; y no ofrece peligro ninguno al usuario.- No tiene piezas de recambio, y es el método MAS NATURAL Y SENCILLO, EFICIENTE Y SEGURO para eliminar todos los contaminantes espantosos con que provienen aún las aguas “corrientes” o de red, y las de napas, ríos, lagos, etc.- TODAS LAS AGUAS DE NUESTRO PAIS SE HALLAN CONTAMINADAS, en todas las localidades. Blanqueemos la verdadera situación, en lugar de continuar haciendo como el avestruz...
En regiones mineras, o donde se extrae oro por el método al cianuro, y plata con sales de arsénico, la situación es realmente pavorosa. La connivencia de gobernadores corruptos y funcionarios CLAMA A LOS CIELOS, y varios de ellos acaban de ser reelectos. Ello demuestra en manos de qué clase de sujetos se halla el VERDADERO PODER en Argentina, y cuáles intereses sirven (aunque en sus discursos prediquen lo contrario).-
Como si todo ello fuera poco, nuestro filtro lo puede construir cualquier persona habilidosa a muy bajo costo, o cualquier artesano ceramista. LO HEMOS PUESTO EN EL DOMINIO PUBLICO para que nadie tenga que pagar derechos ni patente para hacerlo, venderlo o fabricarlo, mientras otros picaruelos con acceso a ciertos canales de TV hacen demostraciones de estúpidos métodos que no son DESCONTAMINANTES sino purificadores parciales (ciertas ONG que se presentarán como benefactoras, ya los han patentado para venderlos con fines de lucro....). Algunos son copias disimuladas del nuestro... pero “se le ve la pata a la sota...”-

ESMALTES ROJOS DE CADMIO
Hoy, como sucedió hace años, se han puesto de gran moda los esmaltes rojos de cadmio, o anaranjados de cadmio y selenio.- Hemos visto nuevamente en comercios VAJILLA roja esmaltada con este tipo de esmaltes, que es uno de los más VENENOSOS Y TÓXICOS que se conozcan.- Tanto el óxido de cadmio, como sus sales, y los compuestos de cadmio-selenio, son altamente nocivos para la salud; causan todo tipo de afecciones; además de ser cancerígenos.
El mayor peligro que ofrecen estos esmaltes es para el inocente usuario de platos o tazas esmaltados con ROJO DE CADMIO (hoy de gran moda). De nuevo se los ve en vidrieras.- Al depositar en ellos comidas calientes, ácidas, bebidas o alimentos, éstos disuelven por la superficie del esmalte parte del contaminante (sales de cadmio), las que caen directamente al estómago del usuario, donde se convierten en cloruros y pasarán a la sangre, incorporándose al sistema, donde causarán estragos en muy diferentes órganos y tejidos.
Los operarios de fábricas de cerámica esmaltada, así como el ceramista, también sufren la contaminación de este poderoso veneno. Al sopletear este esmalte, parte de las finísimas partículas serán absorbidas por el artesano, o se alojarán en mucosas, manos, ropas... Basta un miligrano de ingesta de este poderoso veneno para causar cáncer.- Por otra parte, este esmalte es sumamente volátil a su temperatura de reblandecimiento o final. Las vaporizaciones de cadmio que provienen del horno en funcionamiento serán inhaladas por quienes se hallen en sus proximidades, sin darse cuenta del peligro a que se hallan sometidos (muchas veces en escuelas) manejadas por irresponsables o corruptos de ciertos municipios.
Grandes fábricas de esmaltes, con mayor responsabilidad, hace tiempo han dejado de fabricar este esmalte debido a su toxicidad y a los juicios por envenenamiento de sus propios empleados. Pero “los picaruelos de siempre...” recientemente han vuelto a la carga y de nuevo en casas del ramo irresponsables y nada serias han vuelto a vender estos malhadados ESMALTES ROJOS VENENOSOS, pese a circulares de advertencia que les han llegado hace años.
El grado de toxicidad de los esmaltes de cadmio es muy alta. Su actividad es altamente cancerígena, y causa en especial cáncer de próstata, riñones, hígado, páncreas, bazo y vías respiratorias. La inhalación de sus vaporizaciones desde el interior del horno puede causar desde edema pulmonar, hasta anemia, leucemia y serias afecciones a la sangre. Quienes manipulan estos esmaltes sufren además afecciones dermatológicas, nasales y del tracto respiratorio.- En toxicología actual, se considera al cadmio como “ALTAMENTE TÓXICO”.- En escuelas y talleres municipales: todo bien; gracias: “y... mándeme unos kilos de regalo...”
Los decorados, bandas y filetes hechos en tazas y platos con pigmentos de cadmio, ofrecen el mismo o mayor peligro si se depositan en ellos alimentos líquidos y calientes; bebidas, tés, cafés, alcohol... Ciertas copas de vidrio, últimamente de gran moda en ciertos programas y almuerzos televisivos, son muy llamativas precisamente debido a su color rojo (lustres). Estos se fabrican con plomo (otro veneno de los más insidiosos y malignos), y su colorante es el cadmio-selenio, el que, si se halla en el interior de la copa, se disolverá gradualmente envenenando al comensal... (esto ya lo sabían ciertos papas del Renacimiento, y echaban mano al método cuando querían deshacerse de un enemigo o bien para heredar a un pariente...). Desconfiemos de vajillas y vidrios rojos: no deben hallarse jamás en contacto con los alimentos, y mucho menos emplearse para vajilla.-

BARROS ROMÁNTICOS
Muchas personas, con ánimo ecologista, recogen limos arcillosos a orillas de lagunas, arroyos, ríos... con la loable intención de usarlos para hacer cerámica. Aparte de que en la enorme mayoría de casos sólo se trata de limos más o menos arcillosos y muy arenosos, es preciso pensar que ya no estamos en el año 1900, ni en 1950... Casi todos los arroyos, ríos, lagunas y lagos en nuestro país se hallan espantosamente contaminados con desechos cloacales, ya que los desagües y cloacas de pueblos, ciudades y hoteles vecinos, por añeja costumbre, arrojan desvergonzadamente sus cloacas al primer cauce o depósito hídrico que tengan a mano.- Esta práctica es común en zonas serranas (de Córdoba y todo el país). El auge del turismo acabará con la Argentina, ya que no se exige a cada emprendimiento instalar una planta de tratamiento de efluentes cloacales... los que van directamente al río, lago o arroyo más cercano (lago San Roque, por ejemplo, Nahuel Huapí, Mar Chiquita, etc.). La aparente plasticidad que presentan los lodos o “barros” que muchas maestras (bien intencionadas por cierto)

hacen recoger a sus alumnos para enseñarles cerámica, no es sino resultado de la putrefacción y fermentación excrementicia y su proliferación bacteriana.- Los más grandes lagos y ríos del país son a la vez POZOS CIEGOS Y TANQUES DE AGUA, pues a ellos van a parar las cloacas y desechos industriales, y de ellos mismos se recoge el agua que bebemos todos... Nadie advierte cuál es la verdadera situación; nos mandan al matadero en forma impune y falaz.- Aún más grave es la situación existente con los desagües industriales. Todas las fábricas existentes en nuestro país y limítrofes, arrojan impunemente sus

desechos al río Paraná, ya desde Brasil y Paraguay. Curtiembres (sales de cromo, altamente cancerígenas); fábricas de baterías (plomo); empresas metalúrgicas, textiles, fábricas de pinturas, insecticidas, fumigantes agroquímicos... se han ubicado a los largo de los grandes ríos precisamente a fin de arrojar en ellos directamente sus residuos. Desde Rosario al sur; desde San Pedro a Escobar, se encuentran cientos de esas empresas hipercontaminadoras que ningún municipio controla. Sin embargo, conocemos casos de chicos que, con sus maestras, acuden a esos ríos o arroyos para recoger limos semiplásticos (y excrementicios), con desconocimiento de la verdadera situación.

El niño lleva instintivamente sus manos la boca, ojos, etc., y se contamina. Si se baña en esas aguas venenosas, el riesgo es aún mayor. La carne de pescado de tales ríos o lagos, aloja sus venenos en la sustancia grasa: el pez sabiamente no muere... pero el que come su carne sí... Las “aguas de napa” como garantía de salubridad... se acabaron ya: muchas fábricas del Gran Bs.Aires piden a los poceros mandar sus desechos venenosos a la primera napa... MORALEJA: Usar siempre arcillas de origen confiable y conocido; extraídas de regiones todavía no contaminadas.- Extraer limos arcillosos (llamados “barros”) del río Reconquista, Riachuelo, Delta del Tigre, etc., y de los arroyos de la Pcia. de Buenos Aires, Sta. Fe, todo el NOA, donde desagotan cloacas y tóxicos de queserías, fábricas, pinturerías, etc., es matarse o contaminar al inocente alumno. Los municipios e intendentes se hacen los distraídos... pero (extrañamente) en todos los casos tienen tiempo para ocuparse de Condorhuasi y prohibir sus cursos y libros. Sin excepciones...

SOLO EL FILTRAR LAS AGUAS CON UN FILTRO CERAMICO, HACE POSIBLE DESCONTAMINARLAS.-

_______________________________________________________

PLÁSTICOS, DIOXINAS Y MICROONDAS
La publicidad engañosa, en su afán vendedor, oculta o disimula peligros y riesgos para la salud del usuario de vajilla, electrodomésticos, etc. Hoy nos ocuparemos del microondas, de los recipientes y envoltorios de material plástico, y de su riesgo para la salud del inocente usuario.
Recientes estudios han comprobado que todos los materiales plásticos con que se hacen vajillas y envoltorios, si son llevados al calor del horno o del “microondas”, liberan dioxinas, que se producen al contacto del material plástico (PVC) con el calor. Estas sustancias, al calor del horno casero, son liberadas al aire y se combinan con los alimentos cocinados, especialmente las grasas. El ser humano, al ingerirlas junto con el alimento cocinado o calentado en recipientes de plástico, acumula estos tóxicos que son altamente cancerígenos. Pequeñas acumulaciones diarias de dioxinas, a través del tiempo, son suficientes para causar diversos tipos de cáncer, especialmente de mama.- En resumen: no debemos calentar ni cocinar alimentos en recipientes de plástico, ni recubrirlos con papel de plástico aunque se nos diga que es especial para cocina.
Hace años hemos elaborado para una fábrica de loza de Lima (Perú) la siguiente fórmula de PASTA CERÁMICA ECOLÓGICA apta para cocinar o calentar en el MICRONDAS, sin peligros para la salud del usuario. Meses después, estando en dicha ciudad por cursos, desde la ventana del hotel veo un enorme cartel que publicitaba: “VAJILLA PARA MICROONDAS” (era la fórmula que nosotros creamos para dicha empresa... que la salvó de la quiebra). Su dueño falleció tiempo después, siendo joven, debido al uso de hornos de fibra cerámica cancerígena, que, pese a nuestro consejo, se empeñaba en utilizar.

FÓRMULA PARA VAJILLA ECOLÓGICA PARA MICROONDAS:
Arcilla blanca (tipo Tínkal Súper): 50 %.

Caolín blanco lavado: 20 %.

Talco chino (blanco): 30%
(Quien desee, puede añadir a esta fórmula 20% de chamote mediano, de buena calidad).- Temperatura de cocción: entre 1040 y 1080 grados C.
Esta misma fórmula servirá para fabricar loza de fuego o de llama, sabiendo dar a las piezas la forma adecuada (sin ángulos rectos).-

Cazuelas, platos, tazas, fuentes, ollas, bols: es posible fabricar con esta pasta no contaminante.-
Quien desee puede engobarla o esmaltarla, a condición de no utilizar para ello absolutamente nada de plomo, bario, ni otros materiales tóxicos; ni tampoco filetes, calcos ni decorados (sobre todo rojos, fabricados con cadmio, otro potente cancerígeno con el que muchos ceramistas decoran vajilla de mesa... y nichos de cementerios...).-
Lo más ecológico y sano, para vajilla de mesa, es utilizar siempre o engobes o esmaltes alcalinos, sin óxidos ni pigmentos colorantes; ya sean ellos esmaltes blancos, o engobes de color natural o blancuzcos. Con todo, ciertos óxidos, como el de hierro, no presentan riesgos ni peligros (al contrario: es bueno para personas anémicas).-
¿QUIÉN INVENTÓ LA PALABRA CERAMOLOGÍA?

Hacia 1980 (o poco antes) hemos creado y definido la voz “ceramología”, para referirnos complexivamente al conjunto sistematizado de los conocimientos y estudios cerámicos, su taxonomía, clasificación, metodología. Dicha voz fue después incorporada a nuestro “Diccionario de Cerámica”, en su primera edición de 1984. A partir de entonces (y no antes), se difundió el término y aparecieron diversas asociaciones de ceramología en España, etc.
En nuestro libro “Qué es la Ceramología” hemos clasificado a dicha ciencia en tres ramas: 1) Ceramología científica (análisis de arcillas, estudio serio de pastas, esmaltes, cubiertas, química cerámica, fornacología, etc.); 2) Ceramología artística (técnicas y realización de piezas artísticas, industriales, artesanales, etc.); y 3) Ceramología cultural (cerámica etnográfica, folklórica, arqueológica, artesanal, etc.). Esta clasificación nuestra no ha sido superada aún.
Nuestro arte cerámico, otrora poco estudiado desde el punto de vista culturológico, y escasamente desde el punto de vista químico, se basó durante siglos (y milenios) en un saber práctico, trasmitido oralmente de acuerdo a la práctica del oficio. Ello lo limitó e impidió el acceso de miles de nuevos artesanos, artistas e industriales durante siglos, quienes debieron trabajar en forma ímproba según el método de “prueba y error”. Al convertirse la esmaltología en una rama de estudio serio, al igual que la plastología, la fornacología, diagnosticología, arcillología, etc., el saber cerámico se sistematizó y pensamos haber hecho cierta contribución a ese cometido con la publicación de 47 libros hasta la fecha.
Nos indigna, sin embargo, que un atrevido y osado aficionado español (carente de formación universitaria y sobradamente conocido por su charlatanismo), desconozca que en Condorhuasi fueron creadas las voces “ceramología”, “ceramólogo” y “ceramológico”; y se atreva ahora a afirmar (sin aportar prueba ninguna) que la palabra “ceramología” era usada en España desde comienzos del siglo 20. Tamaño caradurismo y mala fe no pueden ser pasados por alto. Que aporte pruebas concretas de libros, revistas o estudios en los cuales apareciera dicha palabra antes que nosotros la hubiéramos difundido en España hacia 1980, cuando dictamos cursos en Barcelona, Madrid, Tenerife, Galicia, Alicante y otras ciudades hispanas.- Más aún, ese mismo señor aprendió de boca nuestra la palabra “ceramología” cuando lo conocimos en Barcelona durante un curso nuestro, nos llevó en su coche a visitar su depósito o tienda de vasijas que tenía a la venta, y en presencia de otro ceramista madrileño el Prof. Chiti mencionó el término para él desconocido hasta entonces. (Recuerdo su extraña mirada furtiva e insincera de entonces, sentado el Prof. Chiti en la parte trasera del auto). Tenemos muy buena memoria…
Sólo la Verdad nos hará libres…” Ya nos han querido robar la paternidad de nuestra Pasta autofraguante; del Horno Condorhuasi; de nuestras fórmulas de pastas y esmaltes; de refractarios; de nuestros “Rojos de humo”; de nuestros métodos de análisis de arcillas y materiales… y hasta del Filtro cerámico Condorhuasi. Honestidad, buena fe, agradecimiento y lealtad no son comunes en nuestro ámbito cerámico. Muchos apetecen apropiarse de la invención ajena, y es por ello que debemos desenmascararlos. Este caso es paradigmático: revela la falta de escrúpulos de muchos europeos para apoderarse de invenciones latinoamericanas, como si fueran los tiempos de la invasión de 1492.-

---------------------------------------------------------------------------------------------

Septiembre del 2008:

PASTA AUTOFRAGUANTE: ADVERTENCIA LEGAL

Cualquier tipo de pasta arcillosa o símil arcillosa, o plástica no arcillosa, empleada para modelar en crudo (sin cocción), si contiene en su composición polímeros, o resinas sintéticas, acrílicas, vinílicas, fenólicas, etc., NO SON PASTAS AUTOFRAGUANTES por reserva de derecho de nombre o denominación que pertenece a Condorhuasi, desde hace décadas ( Registro Propiedad Intelectual Ley 11.723).- Dichas pastas con polímeros, o resinas, o acrílicos, SON POTENCIALMENTE CANCERÍGENAS, tóxicas y perjudiciales para la salud del artesano que las manipule.- Es CRIMINAL permitir que los niños modelen con ellas, dada su costumbre de llevar la mano a la boca. El peligro aumenta al calentarlas.- DEBERÍA PROHIBIRSE SU USO EN ESCUELAS Y COLEGIOS.-

NUEVO LIBRO DE POEMAS. OBRA IMPACTANTE.

ACABA DE APARECER el nuevo libro de poemas: “NOCHES SHAMÁNICAS. POEMAS DE LAS BIENALES”, por Jorge Fernández Chiti.- Un grueso tomo de 368 págs. con tapa a cuatro colores y un Kakuy en ella (el Ave Mística de nuestros indios). Las vivencias personales del autor, a lo largo de 38 años con el arte cerámico y la arqueología indígena; el shamanismo profundo aprendido en sus viajes; sus experiencias amargas unas y otras iluminadoras, aparecen reflejadas en esta obra, la más profunda del autor. Sus persecuciones sufridas durante décadas, la prohibición de sus libros en escuelas municipales de cerámica (que todavía prosigue), todo ello aparece sublimado y comentado poéticamente. Una obra para las almas puras, que buscan “otra dimensión” dentro de la realidad tan cruda que nos acosa. Y un Camino posible para muchos.- Edición limitada. Se vende al precio de costo.

La Poesía es más verdadera que la Historia”, dijo Aristóteles.-


CERÁMICA ESOTÉRICA”: ACABA DE APARECER LA 2da. EDICIÓN DE ESTA DENSA OBRA, de 448 págs.- TODA LA MÍSTICA MILENARIA EN TORNO AL ARTE CERÁMICO; DESDE SUS ORÍGENES EN EL ANTIGUO EGIPTO (HACE MÁS DE CINCO MIL AÑOS); HASTA SUS NORMAS SAGRADAS Y RITUALES; EL SECRETO DE LAS FÓRMULAS; LOS ESTADOS SUPRANORMALES DE CONCIENCIA; LA DESACRALIZACIÓN MONETARISTA DEL ARTE;



LA MÍSTICA DE LAS FÓRMULAS; LOS MISTERIOS CERÁMICOS; SUS RELACIONES CON EL BUDISMO ZEN Y CON LA CULTURA ISLÁMICA; LOS RITOS ORGIÁSTICOS Y MUCHOS OTROS TEMAS APARECEN DESARROLLADOS EN SUS 42 EXTENSOS CAPÍTULOS.-

CON ILUSTRACIONES INTERIORES, Y TAPA A 4 COLORES CON UNA OBRA ARQUEOLÓGICA DE LOS INDIOS DE SANTIAGO DEL ESTERO QUE ES ANALIZADA SEMIOLÓGICAMENTE.- EN CONTRATAPA APARECE UNA FIGURA DE CERÁMICA DE LA CULTURA AGUADA (año 500 d.C.), PERTENECIENTE AL MUSEO ARQUEOLÓGICO DEL INSTITUTO CONDORHUASI.-“Cada vez que releo un Capítulo de este libro me sorprende, como si yo no lo hubiera escrito…” (dice el autor).-



MÁS SOBRE LA PASTA AUTOFRAGUANTE (Agosto del 2008)

Dado que en Internet aparecen numerosas consultas acerca de esta pasta, y que muchos con escasa honestidad hablan de ella como si hubiera surgido de “una hoja de parra”, nos vemos obligados a aclarar el tema.- Dicha pasta y nombre jamás se conoció en todo el mundo, hasta que apareció, con fórmulas y modos de uso, en el libro “Curso de Escultura y Mural”, del Prof. Jorge Fernández Chiti, en 1989 (hace casi 20 años!).- Años de pruebas previas a esa fecha fueron necesarios para crearla y lograr la eutéctica de su composición.- Al principio resistida por las escuelas (cosa habitual en ellas), y hasta prohibida en salones de arte, ahora ya es empleada en todo el mundo para hacer escultura y mural, grandes vasijas, macetas, y hasta elementos arquitectónicos (baldosones, relieves, módulos, aislaciones y hasta tejas “en frío”). En EEUU un ceramista publicó un artículo en una afamada Revista atribuyéndose la creación de esa pasta de Chiti (sólo que diez años después…). Escultores de Italia usaron este “nuovo impiasto” sin mencionar al autor (por ser latinoamericano, sin duda, porque si fuera yanqui…).- En todas las Bienales y eventos de Condorhuasi, se realizaron monumentos con dicha pasta: en Sta. Cruz (Bolivia), de 3,50 mts. de altura; en La Falda (1989); en Río Gallegos; en España; en Brasil; en Perú; en México (casas hechas con paneles de pasta autofraguante, dada su aislación térmica y resistencia)… Muchos hablan de ella sin mencionar ni al autor ni al libro en donde se la explica con amplitud y detalle. Otros (simplemente con CARA DE PIEDRA), le dan nombres diferentes para despistar y venderla a precios exorbitantes en comercios, CUANDO EL COSTO DE LOS INGREDIENTES ES RIDÍCULO.-
GENTES SIN VERGÜENZA NINGUNA SE PROCLAMAN INVENTORES/AS…, CUANDO SON MEROS COPIONES DESHONESTOS.- Cualquier juez podrá determinar la fecha de invención de nuestra pasta al existir documentos para datar su creación y el registro de la propiedad intelectual.- No nos dejemos engañar. La más detallada explicación acerca de cómo preparar y usar esta pasta se halla en la obra mencionada, actualmente: “Curso de Escultura y Mural Cerámicos”. No existe en realidad una sola fórmula para realizar obras en pasta autofraguante. Como se explica en dicho libro, las posibles fórmulas varían según el tamaño de la pieza; de su ubicación (en exteriores o no); de la resistencia que deberá ofrecer; del uso de la obra; de la textura, aislación o plasticidad deseada; del modo de fabricación (por modelado no es lo mismo que por encofrado).- Es una pasta sumamente barata; la pieza realizada no precisa cocción (con el consiguiente ahorro); y sin embargo puede colorearse, engobarse y hasta esmaltarse según el método creado en Condorhuasi (¿algún osado se atribuirá también esta invención nuestra?).- Y no sólo la pasta sino también el nombre AUTOFRAGUANTE se debe a su creador (no apareció antes ni en revistas ni en informes), quien la puso en el dominio público gratuito para que todos los artistas y artesanos puedan utilizarla o venderla, sin tener que pagar nada a nadie (ni patentes ni derechos). Quien la patentó a su nombre después de esa fecha, cometió delito y la patente es INVALIDA (patentó lo ajeno). No nos interesa perseguir a pequeñitos ganapanes con delirios paranoides. Sin embargo, cuando aparecen “tejas hechas con pasta autofraguante”, producidas por grandes empresas que ni siquiera han tenido un reconocimiento hacia Condorhuasi, ello suena a descarado.- “La Verdad nos hará libres”.-
ACLARACIÓN: El nombre AUTOFRAGUANTE (acuñado en Condorhuasi) se aplica a la pasta compuesta por una eutéctica de arcilla –cemento Pórtland- arena de río.- No deben llamarse “autofraguantes” las plastilinas, ni las masillas para manualidades, ni las “arcillitas” comerciales que contienen polímeros, resinas acrílicas u otras, fenoles u otras sustancias químicas sumamente peligrosas para la salud, ya sea por ingestión, contacto (de piel, ojos, etc.), inhalación, o por su capacidad carcinogénica al calentarse y liberar volatilizaciones altamente tóxicas. Es sabido que los niños por instinto llevan su mano a la boca, lo que puede ser sumamente peligroso para su salud si ingieren dichas sustancias plásticas cancerígenas, debido a su alto potencial de intercambio iónico en medio acuoso (mucosa bucal, estomacal, intestinal, etc.). ES POR ELLO QUE LAS MASILLAS PLASTICAS CON POLIMEROS DEBERIAN PROHIBIRSE EN ESCUELAS O EN TALLERES INFANTILES. Menos aún deberían venderse o escudarse tras el nombre AUTOFRAGUANTE, en su afán por vender como sea, aún a costa de la salud de los usuarios, sin advertirlo en el envase.- El prohibir el uso de pastas con químicos y resinas plásticas en escuelas, es responsabilidad de las autoridades educativas y municipios. Y el entregarlas para uso INFANTIL es sencillamente CRIMINAL. No se debe ganar dinero a costa de la salud ajena.- JORGE FERNANDEZ CHITI.- Instituto de Ceramología Condorhuasi.- (Firmamos nuestros artículos; damos la cara; no nos escudamos en el aparente anonimato de Internet).---
MAPUCHES Y MÁS DOMINACIÓN EUROPEA

Noviembre del 2007
Desde hace 500 años los europeos introdujeron en nuestras tierras, por la fuerza de las armas y del engaño, su cultura, lengua, religión, costumbres, vestimenta, arte, régimen político, economía, leyes... Cuando llegaron, se apoderaron de todo aquello que tuviera algún valor: tierras, oro y plata, indios e indias a quienes esclavizaron y obligaron a trabajar para ellos. Los despojaron de todo, en primer lugar de sus creencias ancestrales milenarias. Cualquier español podía aplicar penas de azote o muerte a un indio nuestro. La apropiación de tierras, riquezas y personas para trabajo esclavo se realizó con el visto bueno de curas, eclesiásticos y de la Iglesia. El Rey de España, creyéndose dueño de estas tierras, hizo la vista gorda ante todo tipo de abusos y genocidio, mientras llenaba sus arcas con el oro americano que deberían devolver.
La religión ha sido siempre la mejor arma de dominación imperial, apta para todos los países donde Europa penetraba por las armas (América, África, Oceanía, Asia). Nos presentaron a un Cristo no violento, mientras mataban con arcabuces primero, y con cañones o fusiles después, a cuanto aborigen se opusiera a su invasión depredadora, o se negara a entregarles lo suyo. Desarraigaron a poblaciones enteras; exterminaron a casi todas; las relegaron al hambre, a las regiones más pobres e inhóspitas, al apropiarse los hispanos de las mejores tierras y aguas. El indio que quisiera sobrevivir, debió conchabarse en estancias como mano de obra no retribuida, debiendo conformarse con que “lo dejaran vivir en su rancho...” (hasta que el patrón quisiera). Carecía de derechos de ningún tipo en su propia tierra. La Iglesia toleró todo, hasta la masacre y el despojo, mientras recibía bienes, tierras, diezmos. Convirtieron al indígena casi en un subhumano... Los patrones contrataron a cazaindios (como el judío rumano Popper), quien persiguió y asesinó, con el fusil Wínchester, sin piedad ninguna, a miles de indios nuestros, los más antiguos argentinos de la Tierra del Fuego. Asesinó, castró y vendió los testículos. A los varones a balazos. Luego, a mujeres y chicos los mataba a cuchillo (él y sus matones). La oligarquía nacional se silenció, al igual que la Iglesia católica, la evangélica, y la clase política y militar. Todos cómplices, hoy aunados bajo esta “beatificación” políticamente planificada para captar incautos.
Ahora vuelven a la carga en forma sibilina y astuta, con la beatificación de Ceferino Namuncurá, a quien aculturaron desde los 10 años, lo llevaron a Buenos Aires primero y a Europa después, donde murió a los 19 años de tuberculosis, por el contagio de esa enfermedad propia de los europeos. Ahora pretenden imponerlo como santo ante la gente ignorante que logran convocar, gracias a un operativo mediático con amplia colaboración gubernamental. Antes lo vistieron con saco y corbata, y, lógicamente, ahora lo presentaron como ejemplo de adaptación y camino a seguir en la actualidad. Maestra de espionaje y de políticas para engañar y movilizar gentes carentes de formación y concientización cultural y racial, la Iglesia ahora pretende ponerse “en la cresta de la ola” aprovechando cierto indigenismo incipiente que se observa en todo nuestro país. Este indigenismo es positivo, como un primer paso; pero aún resulta incoherente y disperso, sin sólidas bases ideológicas que le permitan rescatar y vivenciar la cultura ancestral aborigen. De allí que instituciones que durante 500 años nos aculturaron y deculturaron, pillaron y saquearon, ahora pretendan presentarse como “defensoras del indio”, cosa que jamás hicieron ni harán. Cardenales y obispos soberbios, cargados de ropajes, anillos y collares de oro (tal vez robados a nuestros indios), llegaron desde Roma en busca de mayor penetración, especialmente entre un sector desprevenido y no culturizado de nuestra población (y con la complicidad de políticos oportunistas que esperan rédito futuro). No olvidemos que la Iglesia Católica es la mayor propietaria de bienes raíces en Argentina, y que jamás se ha desprendido de bienes en favor de los mapuches, collas, guaraníes, wichís, tobas...

Patagónicos y mapuches: no se dejen engañar por los discursos falsarios, los ropajes y las frases huecas de estos defensores de los latifundistas y de los europeos, que nunca aceptarán la cultura indígena real, ni su derecho a la tierra, más allá de un folklorismo para incautos, o de una engañifa con estampitas. Entronizan como santo a un “indiecito humilde” europeizado y arrodillado, mientras se calle y no hable, y, sobre todo, no vaya a decir verdades, como Hugo Chávez en la última Cumbre Iberoamericana de Chile.- “Por qué no te callas...”, le dijo Don Carlos de Borbón a un Presidente latinoamericano, con una prepotencia e insolencia que clama a los cielos. ¿O creerá que tal vez un día podrá recuperar “sus dominios americanos” perdidos? ¿Por qué no va a expresarse de ese modo a los EEUU, o a Inglaterra, desde donde lo sacarían con las hernias destempladas???

EL “HORNO INDÍGENA”: En torno a este importante tema se han venido gestando una serie de absurdas versiones, las que, en manos no calificadas, han desembocado en ridiculeces increíbles. Desde la New Age cordobesa actual, hasta “comedidos” que lucran deformando incautos con el cuento de la “cerámica aborigen”, hasta secretarías de “incultura” (como la de la Pcia. de Bs. Aires), todos a una se han mancomunado para difundir versiones ridículas del horno indígena primitivo. (Recordamos el fracaso del HORNO BONAERENSE, que se intentó implantar en dicha Pcia.: terminó como macetero en Benito Juárez pues nunca pasó de 450º).- En nuestro país, la mentira tiene más fuerza que la verdad; cunde rápidamente y si se la apuntala políticamente la deformación mental será imparable. En nuestro libro “Cerámica Indígena Arqueológica Argentina” hemos explicado e ilustrado el secreto de la cocción indígena y de sus hornos. Pero ante nuevas versiones aberrantes que muchos aventureros propalan impunemente, nos sentimos obligados a intentar aclarar el tema, lo más sucintamente posible.


En primer lugar, debemos desterrar la versión del “horno pozo” patagónico, o mapuche. Existió, ciertamente, un horno mapuche consistente en un simple pozo vertical excavado en tierra. PERO ESTE TIPO DE HORNO SE UTILIZABA UNICAMENTE PARA COCINAR ALIMENTOS (huevos, calabazas, carnes, papas, batatas), y NUNCA PARA CERÁMICA, dado que no supera los 300 grados, temperatura insuficiente para endurecer productos cerámicos, que requieren como mínimo unos 750º a fin de que el vaso de arcilla no se deshaga al llenarlo de líquido. Además, este horno de cocina se calentaba con piedras, a su vez precalentadas fuera del horno y arrojadas al fondo. Este no es un horno cerámico, y se debe desterrar la versión de que en hornos-pozo se horneó cerámica mapuche. Esta cultura provenía de Chile, cuya cerámica adquirió allá un nivel técnico y estético notable, nunca alcanzado por la misma cultura en nuestro territorio. La cerámica mapuche auténtica sobresale por sus formas escultóricas y, muy especialmente, por la técnica del engobe, negativo, etc. Una pieza con engobe rojo, blanco y negro, p. ej.; o un “ketru metawe” del siglo 16 ó 17 chileno, fueron horneados sin lugar a dudas en un horno cerrado (es decir, con bóveda o techo interno), y con tiraje controlado (lo que suponía el control del aire u oxígeno dentro del horno, mediante boca y puerta, y salida de gases por una chimenea vertical al fondo de la cavidad del horno). Únicamente este diseño de HORNO CERRADO, con puerta y chimenea, hacía posible obtener engobes limpios, rojos, claros, ocráceos al lado de negros uniformes. Todo ello sin manchones negruzcos ni tiznados que afearían dichos colores. Sabemos que la New Age actual (versión barata de la auténtica Espiritualidad) cunde y engaña a los incautos, tanto en las sierras cordobesas como en Brasil, Pcia. de Bs. Aires, Patagonia, escuelas, etc. También sabemos que algunos traficantes muy bien pagados por Secretarías de Incultura provinciales han causado un enorme perjuicio a cientos de alumnos de cerámica, presentándole sus absurdas versiones de hornos como si fueran realmente aborígenes. Algunos descarados han presentado una simple parrilla con brasas debajo, donde horneaban chorizos junto con cerámica (que ya llevan prehorneada desde su casa, con lo que engañan a todos). Ese tipo de hornalla no sobrepasa los 400º, y mal puede endurecer cerámica. En Brasil también se han puesto de moda versiones de la “queima primitiva”... con que señoras de ciudad pretenden un acercamiento al arte indígena mediante jocosos recursos. El verdadero ARTE INDÍGENA tenía una base espiritual y mística, y sólo podrán contactarlo quienes se hallen preparados por medio de un dominio técnico y estudio largamente conquistados, gracias a años de paciente búsqueda y transparencia. Primero el “significante” técnico; después el “significado” expresivo. Es el Camino que nos indica certeramente la semiología del arte cerámico.- A las Secretarías de Incultura de la Pcia. de Bs. Aires (que han prohibido nuestros cursos en forma brutal desde que gobiernan los patanes-venales), sólo les pedimos SERIEDAD PARA CON NUESTROS INDÍGENAS Y SUS TÉCNICAS.-
EL HORNO “CONDORHUASI” A LEÑA: Desde 1975 venimos publicando en nuestros libros las normas y modos de construcción de este eficiente horno, que trabaja con madera reciclada, es decir, con desechos industriales de maderas de cajones de frutas, o con sobrantes de carpinterías o mueblerías. Por ello es un horno ECOLÓGICO, porque no utilizamos leña comprada, efecto de la depredación ambiental. La eficiencia de este sencillo hornito es reconocida mundialmente, ya que llega fácilmente a 1050º en tres horas y media; y a 1150º (o más) en cuatro a cinco horas de cocción controlada. Consume tan sólo 18 kg de maderas de cajones de frutas para llegar a 1050º.- Por desgracia, siempre aparecen los aventureros, quienes se aprovechan de los ingenuos, y se atreven a publicitar versiones espurias de nuestro horno, tanto en páginas de internet, como en cursillos de “cerámica indígena”.- En efecto, hemos visto tantas y tales aberraciones publicadas con el nombre de “Horno Condorhuasi” que sería interminable el relatarlas. Algunos en vez de nuestro HOGAR (donde arde la leña sobre la parrilla), construyen una especie de túnel por fuera del horno, donde colocan la leña. Como resultado de esta aberración, el horno consume el doble de leña, tarda el doble y disipa el 50% del calor generado por ese túnel absurdo.- Otros, ignorando las normas constructivas milenarias (que explicamos en nuestro libro “Hornos Cerámicos”), construyen ceniceros, hogares y cámaras de cocción de dimensiones no proporcionadas. Consecuencia: se pierde el balance térmico inigualable de este hornito; se derrocha el calor y el horno “no sube”, o ahúma, o resultan mal los esmaltes y engobes .- Otros han hecho aberraciones aún peores: han suprimido la gruesa tapa necesaria, y la reemplazaron por una simple chapa metálica... Otros han colocado el tambor metálico dentro del horno y el revestimiento refractario por fuera.- Seriedad; estudio de fornacología; honestidad intelectual para aprender antes de enseñar; recomendamos y pedimos a quienes quieren construir este sencillo, económico y eficiente hornito, del cual puede vivir perfectamente una familia.-

LA “WIPHALA” CONDORHUASI: Ya desde la cultura Tiahuanaco (que floreció en Bolivia hacia el 400-500 d.C.), aparece en cerámicas, textiles y tallas en piedra un mitograma (figura significante) a manera de cuadrados iguales y alineados; uno claro seguido a otro oscuro; similar al tablero de ajedrez (cuyos orígenes también fueron míticos y místicos). En la cultura arqueológica del Noroeste argentino conocida como Aguada, hacia el 500 d.C. (y también en su predecesora llamada Ciénaga: 300 d.C.), ya aparece dicho mitograma, sólo que grabado en la arcilla húmeda, y diferenciados los campos plásticos con texturas de líneas o de puntos en vez de colores. Este símbolo fue uno de los más utilizados por todo el arte indígena, y su realización sobre cerámica, textiles, glifos, se hallaba en manos de clanes de shamanes ceramistas o artistas especializados. Su profundo significado esotérico alude a la alternancia, clave de la dualidad que rige nuestra vida en el Kay Pacha (“Mundo de acá”), representado mediante cuadrados u “opuestos binarios”, alusivos al día-noche; luz-oscuridad; salud-enfermedad; alegría-tristeza; abundancia-escasez; vida-muerte, etc., en sus infinitas instancias vitales.- Ahora bien, desde el Período Inicial de nuestra arqueología, dicha representación aparece solamente grabada; aunque en Aguada bicolor ya se dan alternancias de cuadrados o campos uno claro (color tierra natural o arena), contiguo a otros cuadrados diferenciados por líneas negras. En la cultura Santamariana, ya aparece el mismo mitograma engobado, alternando un cuadrado de color tierra clara (o arena, a veces ocre claro) con otro marronáceo (a veces rojizo de hierro). ESTA ES LA WIPHALA QUE PROPONEMOS: una bandera cuadriculada, alternando cuadrados unos de color arena, al lado de otros de color marrón (lo claro con lo oscuro). Sabemos que la Wiphala en la actualidad la usa cualquiera: desde una marcha por la reivindicación gay en Israel, hasta los feministas, ecologistas, pacifistas, etc. Es preciso diferenciar: no debemos homogeneizar la vida ni su simbólica. Creemos que se acerca mucho más a la realidad histórica el utilizar la Wiphala santamariana (sobre cerámicas), que el adoptar el colorinche de siete colores que surgió en Cochabamba hace una década en sus cafés céntricos de la New Age. Esta Wiphala nunca fue bandera del Tawantinsuyu; si bien la respetamos como emblema del indigenismo y de la nueva política latinoamericanista que lleva a cabo Evo Morales en Bolivia. Pero diferenciar no es menospreciar. Y confundir nunca es positivo. Cuando en nuestras bienales siempre hemos enarbolado una Wiphala, muchos pensaban que hacíamos una reivindicación de alguna minoría. “Cada lechón en su teta, es el modo de mamar”, dice Martín Fierro. Cada uno en lo suyo; con su propia lucha y sus propias banderas.- “Saber es conocer las diferencias” (decimos siempre); e “ignorar es homogeizar lo diferente”.-


VITROFUSIÓN Y CONTAMINACIÓN: Cuando una artesanía, o hobby, se pone de moda, junto con su difusión aparece la eterna caterva de los pícaros, quienes se aprovechan de la ingenuidad de los principiantes; del escaso saber de muchos enseñantes improvisados; del desconocimiento que en general tienen los ceramistas y los artesanos de los riesgos que sufren por envenenamiento gradual y crónico debido al uso de materiales tóxicos, hornos cancerígenos, etc. Enorme responsabilidad tienen al respecto las escuelas de cerámica, casi siempre en manos de gente inexperta (salvo excepciones), sobre todo en materia de TOXICOLOGÍA CERÁMICA, que debería ser materia OBLIGATORIA en un país serio.- En efecto: por todas partes vemos expuestos o en venta platos de vidrio esmaltados con esmaltes rojos de cadmio, sobre los cuales se depositará el alimento. El CADMIO es un poderoso veneno, y basta una dosis tan ínfima de UN MILIGRAMO ingerido para causar cáncer renal, de colon, etc. Esmaltes desde anaranjados hasta rojizos son coloreados con este tóxico; y no se advierte que dichos esmaltes únicamente pueden emplearse para colorear objetos decorativos; nunca para vajilla que estará en contacto con alimentos , los que pueden disolver del esmalte dicho veneno por simple contacto y disolución. Prácticamente todos los esmaltes utilizados sobre vidrio contienen plomo, otro tóxico espantoso, que se disuelve en los alimentos que contactan con el esmalte, causando la espantosa enfermedad llamada “saturnismo”. El ceramista también sufrirá los efectos de la contaminación al manipular a diario estos esmaltes (a nivel de piel), o al inhalar sus vaporizaciones durante la cocción a tan baja temperatura.- Como si todo esto fuera poco, los artesanos del vidrio semifundido son considerados como “carne de cañón” por los fabricantes de hornos de FIBRA CERÁMICA, cuya actividad cancerígena ha sido declarada por la Unión Europea. Hace poco ha muerto debido a ello la ceramista que más difundió la vitrofusión en nuestro medio, y nadie se ha hecho cargo de su muerte. Se debería someter a juicio penal a quienes vendan hornos de fibra sin advertir sobre su peligrosidad potencial. En Inglaterra y Alemania se publicitan hornos con la advertencia: “FIBER FREE” (“libres de fibra”). Mientras tanto, en nuestro castigado país, nadie habla ni se compromete; todos callan por temor a las represalias de un grupo de cuatro o cinco pillos que se hacen el negocio amasando dinero con la sangre y la salud del ceramista ingenuo.- Pero no se ilusionen mucho: en breve saldrá una ley con cláusulas penales contra los DELITOS ECOLÓGICOS, y cualquiera podrá denunciarlos.-


MÉTODO CONDORHUASI PARA DESCONTAMINAR BARROS TÓXICOS:


Durante los últimos meses hemos recibido consultas de reparticiones oficiales, de una Universidad, y del Uruguay, referidas a la descontaminación de barros envenenados durante décadas por curtiembres (cromo hexavalente: poderoso cancerígeno); plomo; arsénico; mercurio; agroquímicos, y otros tóxicos mortales. Tanto el Riachuelo (que es el río más contaminado del mundo), como cientos de ríos menores de nuestro país y toda Sudamérica, sufren ese daño espantoso que es preciso corregir cuanto antes.- Los tóxicos de origen industrial (metales pesados) o humano que envenenan las aguas de ríos, al precipitarse se depositan al fondo del lecho, donde pueden formar sedimentos de uno o varios metros de profundidad. Si se los removiera, el problema se agravaría, ya que las aguas se convertirían directamente en supervenenosas para peces, pájaros y humanos, y también para vegetales regados, poniendo en serio peligro toda la zona circundante. Tampoco es posible ni justo trasladar dichos sedimentos, lo que sería llevar los venenos a otro lugar más alejado, matando pobres o indígenas, como se ha hecho en nuestro país al trasladar “parques industriales” al Interior (fábricas de esmaltes, etc.).- Nosotros proponemos INSOLUBILIZAR las sales tóxicas de los elementos mencionados, y ENCAPSULARLAS, de tal manera que no puedan inhalarse, ni volatilizarse, ni solubilizarse al contacto con el agua de lluvia, lo que sería mortífero. Sabemos de casos en que se fabricó ladrillos comunes con barros envenenados por curtiembres, pero, al no utilizar una técnica correcta, muchas personas que habitaron viviendas hechas con tales ladrillos, contrajeron cáncer de piel y otros, debido a inhalación y contacto con sales de cromo (utilizadas en curtiembres). Nosotros proponemos extraer con los debidos cuidados los barros contaminados, utilizando guantes de goma, máscara protectora, botas de goma, etc. Desecarlos y mezclarlos con una parte equivalente (en peso) de una arcilla en polvo no contaminada. Luego, se fabricará con dichos barros todavía tóxicos cualquier producto cerámico apto para relleno, para andenes, muros, terraplenes, baldosones, ladrillos, granulados aislantes, etc. Pero lo esencial es utilizar una tecnología que garantice la no solubilidad y la transformación de los mencionados tóxicos en silicatos insolubles y no volátiles. Para ello es imprescindible hornear dicha mezcla (50% del barro tóxico más 50% de una arcilla de buena calidad como las patagónicas), a temperaturas no inferiores a 1050-1100 grados C, y durante un ciclo de cocción prolongado, no inferior a unas 15 a 24 horas (típico del horno túnel industrial). Ello hará que los metales pesados (y sus sales) se conviertan en sus respectivos óxidos insolubles (como el de cromo verde o trióxido), que, cuando se hallan instalados en la red de un silicato, no pueden ni solubilizarse al contacto con el agua, ni volatilizarse al calor, ni recombinarse, ni aflorar del ladrillo en paredes o pisos.- Sólo una temperatura suficiente y un ciclo de cocción largo podrán garantizar dicha oxidación y conversión a silicato (los óxidos de metales pesados, en contacto con arcilla en polvo fino y a temperaturas no menores de 1050 a 1100 grados C durante muchas horas, no pueden solubilizarse ni degradarse mientras permanezcan en el interior de un ladrillo u otra pieza dentro del retículo de un silicato de alúmina). Advertimos contra el peligro mortal de pretender hornear ladrillos en las tradicionales hornallas de campo, las que no pasan de 700 grados C, temperatura insuficiente para promover los cambios químicos de oxidación y silicificación necesarios para que dichos venenos dejen de ser mortales. Sabemos que muchos artesanos de todos modos querrán hacer ladrillos en hornos precarios con dichos barros tóxicos, pero ello sería mortal y delictual.- De todos modos, siempre conviene hacer los respectivos análisis a fin de estar seguro de la efectividad del proceso. Lo esencial es la buena mezcla con una arcilla no contaminada; la cocción a temperatura suficiente dentro de hornos túnel industriales; y tomar las debidas precauciones a fin de que los operarios no contacten con dichos barros crudos y húmedos.- Se dice en nuestro país que “quien descontamine el Riachuelo ganará las próximas elecciones”. Es por ello que, desde diferentes conductos de repente surgió en Argentina un interés por descontaminar el Riachuelo y centenares de otros ríos supervenenosos con sólo bañarse en ellos, sobre todo en la zona del Litoral, Córdoba, Lago San Roque, Santa Fe, Pcia. de Buenos Aires, Tucumán, etc. Dado que se han despertado grandes intereses en torno a este tema, y que muchos acostumbran pedirnos información que después niegan haber recibido de nosotros, o que incluso se atribuyen la paternidad intelectual, publicamos la idea y el fundamento de la tecnología que a partir de ahora queda en el dominio público para bien de todos. CONDORHUASI TRABAJA.-

TOXICIDAD DE LA COLEMANITA: Muchos ceramistas utilizan varios boratos de calcio para preparar sus propios esmaltes: ellos son la colemanita, la ulexita, la hidroboracita, etc. Los hemos estudiado hace años como fuente barata de calcio y boro principalmente, en forma insoluble, mediante una adecuada calcinación previa.



En teoría, hacen posible preparar esmaltes alcalinos a bajo precio, obteniendo la materia prima de los boratos cordilleranos del Norte argentino, Bolivia, Perú, Chile, etc. Lamentablemente, hace poco se ha comprobado que estos materiales se hallan contaminados con arsénico, y en casos también con plomo, nitratos, etc. En Japón se ha desechado la colemanita para fabricar esmaltes precisamente debido a su contaminación arsenical. No conviene, pues, utilizar colemanita, ulexita, etc. para preparar esmaltes que estarán en contacto con alimentos (vajilla de mesa), ya que porciones de arsénico pueden desprenderse y pasar al alimento, intoxicando al usuario. Muchas enfermedades incurables mal diagnosticadas tienen un origen toxicológico, trágica realidad que los ceramistas ignoran, al igual que las escuelas, municipios, hospitales, etc.


FILTRO CERÁMICO PARA AGUAS: Prácticamente todas las aguas potables, de red y de napa, se hallan contaminadas con arsénico, plomo, mercurio, sales metálicas, uranio (altamente cancerígeno), cromo de curtiembres, nitritos indicativos de contaminación cloacal, además de pesticidas, herbicidas, insecticidas, raticidas, y agroquímicos de todo tipo. Donde existen curtiembres, fábricas de pinturas y de esmaltes, de pegamentos, de baterías, de anilinas, se comprobará que el cáncer cunde por doquier. Los Municipios son directamente responsables de la contaminación, ya que jamás se han preocupado de ella y su OBLIGACIÓN es controlarla. Atentos a la las pujas electorales, tratan de ocultar la verdadera situación. En lugar de mejorar las condiciones ambientales, esconden todo, denigran o amenazan a quienes alzamos la voz.

CONDORHUASI ha trabajado durante años con el tema de FILTROS CERÁMICOS DESCONTAMINANTES DEL AGUA. Hemos llegado a la conclusión de que un simple filtro cerámico es capaz de descontaminar el agua de consumo, no sólo de metales pesados (como el plomo o el arsénico), sino de la contaminación cloacal y bacteriana. Hemos publicado recientemente el libro FILTROS CERÁMICOS, donde se enseña a descontaminar el agua a muy bajo costo. Lo hemos puesto en el dominio público a fin de que todos puedan fabricarlo libremente, sin pagar patente ni derechos. RESULTADO: Hemos hecho todo el trabajo que ningún municipio hizo y les hemos proporcionado todo para que se comience una campaña de fabricación de filtros económicos pero eficaces a nivel comunitario, municipal, parroquial, escolar, institucional, privado, etc. NINGUN MUNICIPIO SE INTERESO EN EL TEMA . Al contrario: algunos han preferido comprar filtros industriales a un precio escandaloso (coima mediante); o utilizar filtros con metodología dudosa, como los de carbón activado, membrana, etc. Gentes perversas del municipio de S. M. Sierras y otros refugios de pícaros disfrazados de la “New Age” cordobesa dinerera y hotelera , cuyas aguas están contaminadas con sus desechos cloacales (que arrojan “ahí nomás...”) y con arsénico de las sierras, mienten al turismo mientras les vacían los bolsillos. Por eso nos arruinaron la pasada Bienal, con una pérdida económica enorme para nosotros. Lo importante era que NO ANALIZARAMOS SUS CONTAMINADAS AGUAS. QUE NO SE CONOCIERA LA VERDAD. El “curro de los arroyitos serranos de agüita cristalina...”, donde van a parar orines y excrementos, junto con arsénico terciario que contamina a toda esa Pcia., quedó al descubierto. Ello explica la alta incidencia de cáncer, hepatitis, enfermedades autoinmunes, síntomas gastrointestinales y paraulcerosos, neuritis, delirios esquizoides de sanación, dermatitis, gastroenteritis y renales en toda la región serrana cordobesa.

CUANDO NUESTRA BIENAL LATINOAMERICANA DEL 2002 EN SANTA MARIA (Pcia. de Catamarca) denunciamos el día de inauguración ante los 650 inscriptos, y en presencia de las “autoridades” municipales, legisladores, etc., la CONTAMINACIÓN minera por La Alumbrera. El Prof. Chiti manifestó: “dentro de 20 años la mina se habrá marchado, dejando un enorme pozo con venenos de todo tipo, cianuro y arsénico, y cáncer por todas partes”. El Intendente Municipal (que es médico), junto con otros engolillados del área de cultura, pusieron el grito en el cielo. Nadie lo creyó. Nosotros, que recorríamos la zona desde años antes, veíamos cáncer por todas partes, tumoraciones de cuello, cojeras, chicos deformes. Durante todo el día se ve una maldita nube grisácea a lo lejos, producto de las explosiones en la mina, cuyos venenos minerales superfinos son arrastrados por el viento hasta cientos de kms. (plomo, arsénico, mispíquel, niobio, sulfuros), y al ser inhalados por la población desinformada, son causa de todo tipo de afecciones, desde cancerosas, hasta respiratorias, dérmicas, nerviosas, etc. Una mujer de la vecina localidad de San José nos mostró una enorme llaga desde el tobillo hasta la rodilla. “Fue la picadura de un bicho”: le dijo el médico, a sueldo de la mina. En San José inauguramos un Museo: el hijo del dueño del Museo, un chico de 15 años, fue operado en el Garraham de un tumor en la hipófisis. El Intendente de la misma ciudad vio cómo morían casi todos sus parientes. Funcionarios, médicos, políticos, hoteleros: todos a una guardan silencio mientras reciben prebendas de la mina (y todos viven de ella, de una u otra forma). El periodismo calla. El cura se lava las manos (y la Mina les provee de materiales para la construcción cuando los precisan). Ahora hubo otro derrame en Andalgalá: se ha contaminado con CIANURO el río Villavil. El cáncer cunde en toda la región, desde Belén hasta Sta. María y Andalgalá. El Gobierno nacional guarda un silencio cómplice. Chiti no estaba loco. A cuatro años de esa Bienal, se comprobó trágicamente lo que denunciamos. ¿Qué hizo Greenpeace? NADA. Ni se ocupó de este caso que es el más espantoso de toda la historia argentina y el más grave en la actualidad. Sin embargo, fueron a hacer política funcional al gobierno contra las papeleras uruguayas, cosa que no hubieran hecho si se hubieran instalado del lado argentino (que era lo pretendido). En Argentina existen unas doce papeleras, con tecnología supercontaminante del año 50... Todos guardan un silencio hipócrita, cómplice, artero. Nadie las investiga ni controla. Sus dueños son políticos oficialistas.
En breve, comenzarán a explotar oro y otros minerales en la sierra de SUMAMPA (al sur de Santiago del Estero), por el MÉTODO AL CIANURO, que despoblará y desertificará toda la región del Sur santiagueño y Norte de la vecina Córdoba (como ya lo están haciendo en San Juan). Están engañando a la población toda, con el cuento de que sólo son exploraciones; o con que “van a extraer piedras para los artesanos...” Siempre mienten los funcionarios. El Gobernador Zamora por algo “fue invitado” al viaje presidencial a España. Ya fue cooptado. Es sabido que toda Santiago del Estero (al igual que Córdoba) sufren una calamidad natural: el arsénico del período terciario que contamina sus napas y ríos (agravado ahora por la contaminación minera que desciende desde las afamadas Termas de Río Hondo, cuyas aguas ya afloran con flúor y arsénico desde las profundidades). ARSÉNICO MAS CIANURO SERA EL GENOCIDIO DE SGO. DEL ESTERO. El sencillo FILTRO CERÁMICO CONDORHUASI para descontaminar el agua, es capaz de eliminar arsénico, plomo, cromo, y también cianuros eliminándolos del agua al precipitarlos tal como lo explicamos en nuestro último libro, mediante sencillos métodos económicos y fáciles. El agua es la base de la vida, y es poco todo lo que hagamos para PURIFICARLA Y DESCONTAMINARLA.

PODEMOS HACER CERÁMICA Y ESTAR MATANDO GENTE”: decimos siempre. Los esmaltes cerámicos, aplicados sobre vajilla de mesa, son capaces de matar o causar graves enfermedades e intoxicaciones crónicas a una inocente familia, que ha adquirido loza tóxica, que en nuestro país se vende indiscriminadamente (la única confiable y segura es la china, según los análisis que hacemos continuamente). Los esmaltes de PLOMO, y los calcos de cadmio y plomo son los más peligrosos. Desde 1980 hemos luchado para que se apruebe LA LEY DEL PLOMO, a fin de controlar el uso de esmaltes tóxicos cuando se trata de esmaltar loza de mesa, que estará en contacto con los alimentos. ¿Llegará ese día? Tal vez, cuando se sanee la cuenca del Riachuelo...




SABIDURÍA CHINA: El burro de un campesino cayó a un pozo. Durante todo un día el pobre animal rebuznó horriblemente, pero no fue posible ayudarlo. Al cabo, el campesino cansado se resignó y se dijo que el burro ya era viejo y que no valía la pena intentar sacarlo. Llamó a sus vecinos y entre todos comenzaron a echarle paladas de tierra al pobre burro, para taparlo hasta que se muriera asfixiado en el fondo del pozo. El burro (más inteligente que los campesinos) rebuznó y gritó amargamente mientras le echaban más tierra sobre el lomo. A la hora, viendo que no conseguían entre todos enterrar al burro, los campesinos miraron al fondo del pozo. No podían explicarse lo que veían: a cada palada el burro se sacudía la tierra y la pisoteaba, con lo que poco a poco ascendía y ya casi alcanzaba con la cabeza el borde del pozo. Le echaron más tierra pero todo fue inútil: el burro llegó casi a la boca del pozo y así pudo dar un paso arriba y salir trotando alegre y contento. MORALEJA: Cuando la vida y los seres negativos nos echen tierra encima, hagamos como el burro. Sacudamos la tierra y al pisotearla con fuerza comprobaremos que iremos creciendo y que, poco a poco, saldremos del pozo. Cada dificultad o cada zancadilla de los seres negativos debe ser como un escalón para el ascenso. No nos demos por vencidos. ¡Usemos la tierra que nos arrojan para crecer y subir!

Fin de esta versión de nuestro BOLETÍN INFORMATIVO. Actualizado enero 2008.-





Compartir con tus amigos:
1   2


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad