Boletín del Instituto Oscar Masotta



Descargar 154.5 Kb.
Página1/3
Fecha de conversión27.05.2018
Tamaño154.5 Kb.
  1   2   3

HAPPENING

Boletín del Instituto Oscar Masotta


Boletín del Instituto Oscar Masotta

Nº 77 – Miércoles 30 de Julio de 2008

Directores de la publicación: Samuel Basz, Jorge Chamorro, Germán García y Stella Palma Responsable de la publicación el Comité de Iniciativa del IOM (S.Basz, J.Chamorro, G.García, J.C.Indart, R. Mazzuca y M.Torres)



Editorial

Stella Palma

Queridos colegas, es una gran alegría anunciarles la realización del 4º Seminario Intensivo del IOM, que se realizará –como habitualmente- el día anterior a las jornadas anuales de la EOL. El éxito de los anteriores, y especialmente el del año pasado, donde contamos con la animada intervención del Delegado General de la AMP, Eric Laurent, nos permite augurar otra excelente jornada de trabajo en conjunto. No está demás recordar que es una ocasión especial que nos permite estar juntos en presencia y no solo virtualmente como sucede el resto del año. Habrá una presentación de enfermos a cargo de Roberto Mazzuca, que se realizará por la mañana en el Hospital Borda, en el servicio del Doctor Aníbal Goldchuk –a quien agradecemos su amable colaboración- y dado el tamaño de las salas, les pedimos a todos los que puedan concurrir, envíen un mail confirmando su participación, a fin de poder confeccionar una lista que nos permita calcular la cantidad de asistentes a la misma. Por la tarde tendremos nuestra Reunión Institucional anual, donde se podrán plantear todas las novedades, inconvenientes, sugerencias, pedidos y se podrán intercambiar publicaciones de las distintas ciudades. Recuerden que es un momento de contacto directo para conversar con el Comité de Iniciativa. También se firmarán certificados. Luego tendremos dos conferencias, una a cargo de Germán García: “El inconsciente y la enseñanza del psicoanálisis”. Y otra a cargo de Jorge Chamorro: “La inercia de las identificaciones: caen”. Conferencias que servirán para poner en perspectiva el programa de los próximos dos años del Seminario Clínico. Por último tendremos la Conversación Clínica, animada por Samuel Basz y Stella Palma, para la cual les pedimos que envíen los trabajos que juzguen convenientes para intervenir en la conversación. La fecha límite de entrega será el 1º de noviembre. (Enviar a: stpalma@yahoo.com con copia a iom@eol.org.ar ) Esperamos contar con la presencia de muchos de ustedes porque sabemos que es una buena manera de fortalecer el afectio societatis. Los esperamos.



INSTITUTO OSCAR MASOTTA

 
Auspiciado por el Institut du Champ Freudien y el D e p Departamento de Psicoanálisis de la Universidad de Paris VIII

    

                        La enseñanza y las identificaciones

  4º Seminario Intensivo del IOM

                                              Viernes 28 de noviembre 2008

                                   Ciudad Autónoma de Buenos Aires   

                                         9.30 a 12 Hs.                                     Hospital Borda

                                     Presentación de enfermos: Roberto Mazzuca  

Servicio de consultorios externos - Dr. Aníbal Goldchuk                                   R Ramón Carrillo 375 –  (Nos reunimos en el Hall Central)   

 13 a 14 Hs.     Reunión Institucional        Sede de la EOL

 

   14 a 15,30 Hs.       Conversación Clínica            Sede de la EOL



  Samuel Basz  - Stella  Palma

  CID-  ……………………………………………………                   

  Grupo Asociado ……………………….. ..…………

                            Delegación …………………………………………..

       15,30 a 17 Hs.                      Conferencias Sede de la EOL

        “El Inconsciente y la enseñanza del psicoanálisis”       Germán García

  

      “La inercia de las identificaciones: caen…!!!! Jorge Chamorro



 

                                     Seminario gratuito y cerrado para los participantes del IOM

                         EOL Sede en Buenos Aires  Av. Callao 1033 – 5º piso – CP 1023

                                      Tel. (54 11) 4811 2707 Fax. (54 11) 481-4300

      eol@eol.org.ar                                                                                             http:www.eol.org.ar 

           



Noticias

CID-Bariloche



Seminario X- clase XVII y XVII - 6 y 7 de Junio del 2008- Al iniciar la clase del viernes Déborah Lazzeri plantea precisar la angustia como productiva, y ubica el concepto en el año en que Lacan elaboraba la separación, en relación a la Escuela, se podría pensar como angustia productiva. Teniendo en cuenta el marco cronológico e histórico que vivía Lacan en el momento en que daba éste Seminario. En esta clase empiezan operaciones que van más allá del falo, objeto separado, no es el cuerpo del espejo. Lacan plantea el cuerpo fragmentado, se trata de los objetos separables. La docente plantea que el texto de Miller “La angustia lacaniana”, es orientador para ubicarse en los diferentes momentos del Seminario: 1º Definición de la angustia -2º Tiempo de localización: bordes-labios-mirada-oreja -3º Marcado por la expulsión del a como borde, agujero, cuerpo pulsional. Este seminario nos enseña cómo la operación, la división subjetiva, da cuenta de cómo el sujeto viviente, en el campo del Otro, A sin barrar, goce previo del viviente, se pierde por el lenguaje. La operación deja un resto. La angustia se ubica en ese nivel, hiancia entre deseo y goce. Lacan plantea sobre la dialéctica de la angustia un desplazamiento hacia la cuestión del deseo, el deseo como una cuestión fundamental, un cambio de perspectiva con el objeto de deseo. Si nos referimos al objeto a hablamos de objetalidad, es el correlato de un pathos de corte. Corte como fundamental para pensar la separación, separtición, más allá de la castración. Lacan indica que el objeto a es el objeto de los objetos. El a y la separación, se trata del corte, de una parte que se transforma en simbólica. La libra de carne es una expresión metafórica para señalar algo que va más allá de lo aparente. Se comenta, analiza la película “El mercader de Venecia”. En la clase del sábado Violeta Paolini plantea que la irrupción del a, es el sujeto encarnado en el cuerpo con las formas del objeto. No son objetos reemplazables. Toma del discurso de Eric Laurent la automutilación y nos indica que es la vía del sujeto para extraer ese objeto que cae en el yo. Trae la banda de moebius para explicitar el anudamiento entre el exterior y el interior como una producción. Esto refiere a la castración, caducidad del órgano. Lacan explora el objeto a como sustancia y como forma. Se trabajó el objeto mirada, el objeto oral y fálico tal como lo plantea Lacan en ese capítulo, y además se presentaron dos casos clínicos. Lacan toma el budismo zen, para trabajar el deseo como ilusión. El a es antecedencia de la estructura- pérdida de goce. Relación estrecha entre la angustia y la función de la falta, por eso la angustia no es sin objeto. La línea de separación apunta a la función de la falta en la estructura, función que se desprende de ese A (tachado). El efecto de la causa es el deseo, el efecto de la falta es que la causa se constituya. El deseo es indestructible porque la satisfacción es no-toda. Tomando la castración como pérdida de goce, el corte de objeto de cada nivel producirá la emergencia de la angustia particular ante el advenimiento de resto, que tomará la función a su vez de causa de deseo. Lacan intenta localizar el punto de angustia, dice que el punto de angustia está más allá del lugar donde se juega la relación con el objeto, es decir en el fantasma. Es lo real lo que barra al sujeto, apuntar a lo real en el análisis es tratar al goce como insignificante. La docente toma una cita de Miller: “El analista opera con la condición de responder él mismo a la estructura del extraño” a continuación se lee un caso de anorexia, para finalizado éste, participar de la conversación. M Mary Lilian Trigo

CID-Jujuy



Docente: Ana Estela Calderón - Tema: Clase XIV del Seminario de La Angustia- Libro 10- de Jacques Lacan. De entrada en esa clase Lacan dice que va a hablar de la angustia pero que para hablar de ella va a tener que hablar del goce. Y concibiendo el goce como profundamente independiente de la articulación del deseo. Como se dijo en clases anteriores que la ley constituye el deseo lo que Lacan sitúa como una estructura fundamental que es irreductible. E indica que efectos de ella son todas las degradaciones de la vida amorosa indicadas por Freud. En el texto Sobre una Degradación General de la vida Erótica de 1912, comienza diciendo: “Si preguntamos a un psicoanalítico cual es la enfermedad para cuyo remedio se acude a él mas frecuentemente, nos indicará – previa excepción de las múltiples formas de la angustia – la impotencia psíquica. Entonces en la clínica nos ocupamos de la angustia, de las múltiples formas de la angustia dice Freud,  y de las cuestiones que conciernen a cómo se encuentran o se desencuentran hombres y mujeres. No se puede negar  que las perturbaciones de la vida amorosa son una constante  en la clínica analítica. El texto continúa  “…Se trata realmente de la acción inhibitoria de ciertos complejos psíquicos que se sustraen al conocimiento del individuo, material patógeno cuyo contenido mas frecuente es la fijación incestuosa, no dominada, en la madre o la hermana”. ..“Contra esta perturbación los individuos… se acogen principalmente a la degradación psíquica del objeto sexual, reservando para el objeto incestuoso y sus subrogados la supervaloración que normalmente corresponde al objeto sexual. Dada tal degradación del objeto su sexualidad puede ya exteriorizarse.” Algunos hombres dicen no poder amar cuando desean y no desean cuando aman- Y dice que algunos hombres podrán tener una vida sexual más plena quienes hayan superado el respeto a la mujer. La impotencia se entiende por  una fijación  a los objetos incestuosos y en tanto no puede degradar a un objeto ideal no puede gozar. Con respecto a las mujeres Freud sostiene que es muy raro que degraden al objeto sexual. Pues  la relación con lo prohibido para ella, será equivalente con la degradación para él. Sin esta prohibición dirá se muestra muchas veces frígida. Pero es a causa de un real  que entre hombre y mujer surge sin cesar una dimensión  de un infranqueable que los separa. La separación, en tanto disyunción, caracteriza dos modalidades de goce diferentes, surgidas de dos posiciones divergentes con relación a la castración. Entonces hay un malentendido entre los sexos.  Y al respecto en esta clase Lacan habla de dos fantasmas: El fantasma del masoquismo femenino en el caso del hombre, y el del Don Juan para el sujeto femenino. Se podría decir que la relación entre los partenaire avanza porque el hombre degradó lo suficiente para abordar a la mujer y la mujer soportó ahí el lugar del objeto “a”. Dice Lacan que la mujer no se enreda tanto como el hombre respecto del deseo, no es la mas perjudicada, ella sabe lo que quiere finalmente y sabe donde ir a buscarlo. A nivel del goce tenemos el elogio al goce femenino. Una mujer angustia a su partenaire. Si consciente a ubicarse en “a” cosa que no le resulta muy agradable porque es aceptar ese lugar de deshecho busca angustiar a su partenaire porque  de esa manera alcanza su objeto, quiere gozar de su objeto. El la desea en tanto objeto “a”  y por lo tanto ella se angustia teniendo que ocupar ese lugar, porque el deseo la convierte en un  deshecho, y ella condescendiendo a ello quiere su angustia quiere gozar de él, porque en la angustia está el objeto y quiere gozar del objeto, y eso lo logra castrándolo. El desarrollo de la clase continúa con el análisis del mito de Tiresias. Y al término de la misma los asistentes trabajaron un texto de Graciela Musachi  “¿Es la mujer mas angustiada que el hombre?”

CID-Junín



El 10 mayo se llevó a cabo la clase inaugural del Seminario Clínico 2008 del CID-Junín. La misma estuvo a cargo de Nora Piotte. La docente comenzó señalando que en este Seminario, Lacan ubica a la angustia como un asunto del cuerpo. Para dar cuenta de ello, tomó un artículo de Eric Laurent “Los órganos del cuerpo en la perspectiva psicoanalítica” (El Caldero de la Escuela, Nueva Serie Nº 4, 2008) en el cual él hace referencia a la “certidumbre de la angustia”, en tanto acontecimiento del cuerpo. Es el cuerpo afectado por este afecto que Freud llamó “Angustia”. Ya en 1894, en su primera teoría de la angustia, la ubicó respecto de la libido del cuerpo, lo que de lo sexual, de la energía libidinal, no es descargado y es a eso a lo que llamó neurosis de angustia. Allí la angustia surge por una no abreacción de la energía libidinal. El encuentro de los sexos es un punto fundamental porque en él se juega efectivamente la falta. Lo nuevo de este Seminario es que se trata aquí del falo pero a nivel del cuerpo, no del falo simbólico. Entonces, podría decirse que en la primera teoría de la angustia de Freud, se trata de la angustia que está radicalmente separada del significante, que tiene que ver con ese menos de la satisfacción que se juega para ambos sexos como angustia en el encuentro. Luego, Freud desarrolla su segunda teoría de la angustia como prevención, a la que llama angustia señal: “ante un peligro me angustio para defenderme”. Posteriormente, se ubica a la angustia como lo que constituye algo de la estructura propia del ser hablante. La angustia no engaña porque orienta respecto de la hiancia fundamental de cada uno. Esto tiene su incidencia en la clínica: la angustia debe ser alojada. Luego, la disertante hace referencia a la diferencia entre la angustia de castración freudiana y la angustia lacaniana. La primera es una señal de alarma; en tanto que en la segunda lo que falta es la falta, es decir que muestra algo del objeto en juego para cada sujeto. La angustia que Freud atisbó en “Más allá del principio de placer” es la angustia traumática, donde no hay apronte angustioso, angustia en tanto sorpresa, la que se acerca más a la formulación de la angustia lacaniana. Lacan sostiene que la angustia es siempre frente a un objeto. En los capitulos centrales del Seminario, la ubica en relación a dos objetos: la mirada y la voz, en relación al deseo del Otro. Desde el plano escópico, el fantasma nos protege. Pero tal como lo señala Lacan con la metáfora de la mantis religiosa, que tiene que ver con la mirada, puede ocurrir que eso que no debería verse (objeto a) de pronto irrumpe. Un objeto que debería estar velado por el marco fantasmático por alguna razón aparece y produce angustia. Lo cual implica que hay algo inquietante en el plano del deseo del Otro:“¿qué me quiere?, “¿qué quiere el Otro de mí?”. Resulta inquietante porque cuando alguien habla o mira no se sabe efectivamente lo que quiere. Así ubica Lacan a la angustia para el sujeto femenino en estos capítulos, la mujer se enfrenta a su angustia en relación al deseo del Otro porque la mujer nunca sabe verdaderamente qué quiere un hombre de ella. Despliega en las lógicas de la vida amorosa ese tema siempre tan delicado como el de las relaciones entre el hombre y la mujer, siguiendo el texto en el párrafo en el que Lacan habla de la permanencia de un malentendido obligado. Luego, la docente situó que la angustia está antes del acto. A nivel clínico esto resulta un indicador fundamental. En un mundo en el cual nadie cree, en una época de increencias, “los analistas deben creer en la certidumbre de la angustia, que es lo más propio del sujeto”. La angustia es lo que presentifica al cuerpo, lo hace aparecer como real. Desde allí Nora propone pensar a la angustia como un modo en el que la subjetividad a la vez que se enuncia, está detenida. Y somos objeto a la vez. ¿Cómo distinguir estructuralmente al deseo de la dimensión del goce? Porque el deseo es la causa, en cambio el goce está en relación a la escritura de la sexuación y a la satisfacción, al orgasmo. Lacan dice que el goce del hombre está condicionado directamente por el objeto del deseo y -en este sentido- es perverso porque parcializa a la mujer, la aíza (a). Pero para la mujer, el deseo está condicionado no al objeto, sino que es fundamental su relación al deseo del Otro. Lo que comienza a esbozar aquí Lacan es lo que posteriormente transmitirá con el axioma “no hay relación sexual”, lo cual significa que no hay complementariedad entre los goces. Por último, la docente concluyó la clase enunciando que “la mujer es más verdadera y más real” porque no tiene que pasar por la condición fija fetichista del objeto como el hombre. Sin duda, él también tiene que arreglárselas con el Deseo del Otro, pero la fuente de su angustia radica en la puesta en función de su órgano, en tanto se juega allí la tumescencia y la detumescencia. Por su parte, ella sabe muy bien que no le falta nada (pág. 217), para la mujer el deseo del Otro es el medio para que su goce tenga un objeto, si puedo expresarme así, conveniente (Pag. 208).- M M. Victoria Lago

CID-Pergamino





Compartir con tus amigos:
  1   2   3


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad