Bloque 1: electroterapia



Descargar 0.97 Mb.
Página4/11
Fecha de conversión05.09.2018
Tamaño0.97 Mb.
Vistas222
Descargas0
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   11

CORRIENTE DE KOTS O RUSA:

Se empezó a usar en astronautas rusos, por el efecto desgravitación.

Al no haber gravedad se produce osteoporosis, por la disminución de presión sobre el hueso. Además de la atrofia muscular que había.

Se vió que había que potenciar la musculatura para combatir atrofias musculares y osteoporosis, y por eso se aplicaban estas corrientes.

No son corrientes de recuperación, se usaban como prevención de la osteoporosis y la atrofia muscular, por medio de las contracciones musculares que producen.


  • Están basadas en interferenciales.

  • Los parámetros están determinados, características:




  • Corriente portadora de 2000 Hz / 2500 Hz.

  • Modulación dentro del aparato.

  • Aparato bipolar.

  • Existe la posibilidad de formar trenes de impulso (periodos de trabajo y de pausa).

  • Se usan para potenciación muscular; se usan para conseguir potencias máximas.

  • Se busca el reclutamiento de fibras rápidas.

  • Se trabaja con intensidades altas.

  • Se emplean en pacientes relacionados con el deporte, con musculaturas que se comportan por encima de la media.

  • Los electrodos deben abarcar grandes zonas musculares. Colocación longitudinal. Importante impedir que partes del músculo queden fuera.

  • La corriente se aplica simultánea al trabajo activo contra resistencia máxima o submáxima.

  • Necesario establecer parámetros.

Desde que aparecieron los compensadas casi no se usan.





  1. CORRIENTES_MEGAA'>CORRIENTES MEGAA:

Corrientes de media frecuencia con un efecto principalmente analgésico.

Frecuencia entre 1000-10.000 Hz.

Existen dos modalidades (antes, ahora más).

Bipolar continua Bipolar interrumpida
Produce una hipoestesia de la zona. Corriente analgésica porque corta la comunicación desde la periferia hasta vías superiores. Disminuye la sensación de dolor, pero también el resto, táctil, etc. Todas las sensaciones exteroceptivas disminuyen. Aparecen sensaciones de entumecimiento, acorchamiento o adormecimiento de la zona.

Cada vez se usan más como técnica preparatoria para otras técnicas más agresivas. Ej.: Antes de una movilización, ya que disminuye la sensación dolorosa (exteroceptiva) y al mover la articulación no se produce el mecanismo del dolor.



TEMA 7: Corrientes de alta frecuencia.


  • Gama de frecuencia: > 100 KHz (500.000Hz).

  • Oscilaciones electromagnéticas con frecuencias superiores a 300.000 Hz.

  • Las oscilaciones electromagnéticas relacionan frecuencias con longitud de onda.

  • Efecto fisiológico:




  • Calentamiento en profundidad.

  • No contracción muscular.

  • No produce despolarización de fibras nerviosas.

  • La energía electromagnética se transforma en energía térmica.



CORRIENTES

FRECUENCIA (MHz)

LONGITUD DE ONDA

D’Arsoval.

Diatermia.

Onda Corta.

Ondas decimétricas.

Radar = Microonda.


1

1-10


10-100

433,92


2450

300 m

300-30 m


3-30 m (11 m)

69 cm


12,25 cm

MHz = MegaHz (100.000 Hz).




      1. FÍSICA DE LAS CORRIENTES DE ALTA FRECUENCIA:




        • Oscilación: Cambio alternativo entre uno y otro sentido.

        • Circuito oscilante: Sistema oscilante. Desplazamiento de electrones en un sentido y otro dentro del circuito.

= PENDULO: E. Potencial <-> E. Cinética <-> E. Potencial




        • Producción de la corriente oscilante: El condensador cargado con energía potencial aporta energía al circuito (cerrado) y la descarga a través del circuito (inductancia de baja resistencia óhmnica). Se origina la fuerza electromotriz que prolonga el flujo de corriente (E. Cinética). Se vuelve a cargar el condensador con polaridad opuesta a la de su carga original (E. Potencial) y vuelve a descargar el flujo de corriente en dirección opuesta a la anterior.



      1. PROPIEDADES DE LAS CORRIENTES DE ALTA FRECUENCIA:




        • Producen calor.

        • El circuito de corriente de alta frecuencia ofrece una impedancia (resistencia) baja. Atraviesa fácilmente la piel.

        • Produce ondas electromagnéticas:




  • Misma frecuencia de la corriente.

  • Son ondas hertzianas o de radiodifusión.

        • Provoca modificaciones magnéticas y electrostáticas (símil al agua) → En una cubeta que se mueva los extremos del agua se mueve y en el centro no. Lo cual quiere decir que en los extremos se producen modificaciones magnéticas y en el centro electrostáticas.

Modificaciones magnéticas


Modificaciones electrostáticas


        • Una corriente oscilante se comporta de la misma forma que el agua (en el agua un corcho no se mueve, hace oscilaciones de arriba abajo). En la corriente los tejidos no se mueven sino que oscilan y producen fricciones que producen el calor.

        • En otro tratamiento se utilizan las modificaciones magnéticas (tratamiento por inducción). Casi no se utilizan.

        • Un circuito simple consta de:




  • Un condensador.

  • Una bobina o autoinducción.



      1. ABSORCIÓN DE LAS CORRIENTES DE ALTA FRECUENCIA:

En el cuerpo humano distinguimos dos estructuras:




  • La piel.

  • Los órganos internos.

Circuito equivalente al conjunto piel- órganos internos – piel.




  • Piel: Carácter capacitativo elevado (acepta fácilmente el paso de la corriente), y por eso se genera poco calor. → Corrientes de desplazamiento (1ª forma de calor).

  • Órganos internos: Carácter capacitativo menor, mayor resistencia al paso de corriente y desprendimiento de calor elevado. → Corrientes de conducción (2ª forma de calor).

Las corrientes de alta frecuencia a su paso por el organismo calientan el medio interno con un calentamiento mínimo de la piel.

  • Corrientes inducidas: Es la 3ª forma de calentamiento:




  • El organismo tiene un comportamiento igual al de los objetos conductores.

  • Si se arrolla a su alrededor un conductor y se hace pasar una corriente variable se crea un campo electromagnético que produce calor en su interior.

Los tejidos internos se calientan más y siempre se calientan más los que están más cercanos a los electrodos con lo que sobre todo se calientan más los que tienen más agua (músculo y sangre). A través de la sangre se calientan tejidos próximos por los que atraviesa.

El calor se pierde por sudoración y vasodilatación (incluso periférica), con lo que los efectos terapéuticos se deberán a esto (y al calor).

La precaución es el sobrecalentamiento y que no haya patología del flujo sanguíneo.





      1. ONDA CORTA:




  1. ONDA CORTA CONTINUA:




  • Frecuencia: 27,12 MHz.

Λ = 11,06 m (10-100m).

  • Producción de calor en el interior de los tejidos.

  • Métodos de aplicación:




  • Capacitativo.

  • Inductivo.

Se utiliza más el primero porque se consiguen mejores efectos y porque lleva unos electrodos menos caros (lleva menos accesorios).

Tipos de corrientes:


  • Corriente de conducción.

  • Corriente de desplazamiento.


Importante: La absorción de energía en los tejidos aumenta con el cuadrado de la densidad de las líneas de campo.


  1. Método capacitativo:


Técnicas de colocación de electrodos:


  • Transversal: Capas de tejido perpendiculares a las líneas de campo, colocación en serie. La intensidad de corriente es la misma en todos los tejidos (perpendicular a la dirección de los tejidos).

  • Longitudinal: Capas de tejido en la misma dirección que las líneas de campo, colocadas en paralelo. Primero pasa transversal por algunos tejidos. La corriente seguirá la vía de menor resistencia: a través de músculos y otros tejidos ricos en agua e iones.

  • Coplanar: Electrodos colocados en el mismo plano, a un lado de la parte del cuerpo a tratar.

La absorción de energía en las capas más profundas es baja, por la alta carga térmica en tejidos grasos → APLICACIÓN SUPERFICIAL.

La densidad de líneas de campo depende:


  • Distancia del electrodo a la piel.

  • Tamaño de los electrodos (uno/otro; /parte del cuerpo).

  • Localización de los electrodos (uno/otro; /parte del cuerpo).

  • Existencia de metales situados o no en el cuerpo; ya que producen una concentración de energía y aumenta la temperatura del tejido adyacente.

Se suelen poner los electrodos a unos 3 o 4 dedos del a piel.

En las técnicas transversales, si queremos calentar mas una zona que otra, bien se aleja el que no se quiere calentar y el otro se acerca, o bien se pone un electrodo mas pequeño en la zona a calentar mas.

En superficies irregulares, como rodilla, si se ponen los electrodos paralelos se concentra más corriente en las zonas más cercanas (1). Si se ponen paralelos al tejido a tratar en la parte más estrecha están más próximos y se concentra más calor (2). Se buscará una posición intermedia.


Técnicas transversales
1 2

En zonas puntiagudas, como maleolos, tener cuidado con las dosis porque esa zona se sobrecarga. Si se puede evitar en estas zonas este tratamiento.

En las técnicas longitudinales, por ejemplo se pone un electrodo por encima de la rodilla y otro en la planta del pie, así la corriente pasa longitudinal a las fibras de los tejidos.

En la coplanar se pone en zonas lumbares.


Técnica longitudinal Técnica coplanar



  1. Método inductivo:


Forma de obtención: Colocar en la parte del cuerpo a tratar en un campo magnético rápidamente alternante.

Se originan unas corrientes de inducción o parásitas y son las que producen calor en los tejidos por:


Q = I² * R * t
Los tejidos ricos en iones y líquido se calientan más que el tejido graso.

La energía magnética es transmitida en la misma cantidad por todos los tejidos.


Aplicación de electrodos de bobina:
Pueden darse dos situaciones:


  • La parte del cuerpo a tratar se encuentra fuera de la bobina.




  • Existe mayor concentración de energía en las capas superficiales que en las profundas.

  • Provoca un pequeño calentamiento del tejido graso.

  • Mayor calentamiento del músculo.




Las espirales deben tener una distancia igual (de unos 15 cm = Distancia entre vueltas).

La aplicación tiene dos aspectos:




  • Campo electrostático en los extremos. Efectos similares a los del campo condensador.

  • Campo magnético: Se busca un calentamiento superficial.

Cuando se busca un calentamiento profundo se utiliza el C. eléctrico. Evita el calentamiento de la grasa subcutánea.





  1. Efectos fisiológicos de la onda corta continua:




  • Efectos sobre los vasos sanguíneos y linfáticos:




  • Favorece la circulación sanguínea.

  • Vasodilatación en arteriolas y capilares.

  • Relación con la dosis:

Intensidad baja, 10 min. → Favorece el flujo sanguíneo

Intensidad alta, mayor tiempo → Vasoconstricción y enlentecimiento (éxtasis venoso).



  • Precaución en casos de problemas arteriales – NO APLICACIÓN.

  • Favorece la eliminación de la linfa.


  • Efectos sobre la sangre:




  • Mayor posibilidad de descarga de leucocitos desde los vasos sanguíneos hacia el tejido adyacente.

  • Aumenta la fagocitosis. Aumentando los mecanismos defensivos frente a las infecciones y la acción bactericida.

  • Aumenta la VSG (Velocidad de Segmentación de la Sangre).

  • Reduce el tiempo de coagulación.

  • Provoca cambios a nivel de la glucemia.




  • Efectos sobre el metabolismo: Activación de todos los procesos metabólicos:




  • Mayor aporte de oxígeno y nutrientes.

  • Eliminación de productos metabólicos.




  • Efectos sobre el sistema nervioso:




  • Alivio del dolor, por eliminación de productos metabólicos.

  • Relajación de los músculos por calentamiento.




  • Efectos generales:




  • Aumento de la temperatura.

  • Disminución de la presión sanguínea. No ponerlos en hipotensión.

  • Cansancio, sueño, por el calentamiento corporal total.

  • Efectos indeseables en la radiación

  1. ONDA CORTA PULSATIL:




  • Apenas produce calor perceptible.

  • Efectos terapéuticos:




  • Cicatrización de heridas y de roturas.

  • Disminución del dolor (analgesia).

  • Reabsorción de hematomas y edemas.

  • Estimulación de la circulación periférica.




  • Efectos de sumación de los impulsos: Si la pulsación es muy baja hay periodos más largos de reposo. No se genera calor al final de la sesión y el efecto no térmico (terapéutico) también es bajo (no se superponen las ondas).

En una pulsación media no existe sumación en la generación de calor, no hay efecto térmico, pero existe efecto sumativo en los efectos terapéuticos.

En una pulsación más alta, próxima a modo continuo, sí hay calor al final de la sesión y también efectos terapéuticos importantes.

La pulsación más adecuada es la media, porque tendrá importantes efectos terapéuticos sin efectos térmicos (atérmica). Lo aplicaremos en patologías en las que el calor está contraindicado. Ej.: Esguince sin edema grande.

Pulsaciones más bajas en hematomas importantes y roturas con inflamación importante, ya que está contraindicado el calor.




  1. PARÁMETROS:




  1. Onda corta continua:




    • Intensidad: A + I → Aumenta la sensación de calor.

Dosis I: Muy baja → No hay sensación de calor.

II: Baja → Intensidad de calor ligera (comienza a notar).

III: Media → Intensidad de calor agradable.

IV: Alta → Intensidad de calor fuerte.




  • En procesos agudos poner intensidades muy bajas o bajas.

  • En procesos subagudos o crónicos poner intensidades más altas. En subagudos poner fases siguientes a la fase inicial de la lesión, los síntomas son menos intensos. Según el proceso hacia los 4 días.




    • Duración:




  • Procesos agudos: Tiempos más cortos = 5-10 min.

  • Procesos subagudos y crónicos: Tiempos más prolongados = 15-20 min. Existen alteraciones estructurales establecidas (óseas, articulares, rigideces articulares)




    • Frecuencia de sesiones / nº de sesiones:




  • Diaria: El efecto no es muy duradero (agudos).

  • Adaptarse a la reacción del paciente al tratamiento.




  1. Onda corta pulsátil:




    • Intensidad: Mayor que en la continua.

    • Frecuencia de repetición: En procesos agudos frecuencias bajas, y en subagudos frecuencias más altas.

    • Duración: Menor que en la continua, entre 10-15 min.

    • Frecuencia: Se recomiendan varios tratamientos diarios en un principio, para luego disminuir las sesiones.



  1. CONTRAINDICACIONES:




    • Absolutas:




  • Tumores malignos.

  • Marcapasos.

  • Embarazo.

  • Tuberculosis.

  • Fiebre.

  • Artritis reumatoide.




    • Relativas:




  • Metales implantados (se puede hacer a distancia).

  • Trastornos arteriales y venosos serios: arteriosclerosis, trombosis, etc.

  • Trastornos cardíacos (dependerá del tipo de trastorno).

  • Enfermedades infecciosas agudas (es mas bien absoluta) e inflamación aguda (con pulsación baja).




    • No demostradas, tradicionales: No se sabe por qué, pero es mejor no aplicarla.




  • Osteoporosis.

  • Tejidos en división rápida: glándulas sexuales, discos epifisarios.

  • Hemofilia.

  • Uso de fármacos anticoagulantes.



      1. MICROONDAS:

También llamado radar.

Frecuencia: 2450 MHz; y longitud de onda: 12 cm.

El objetivo es producir calor en el interior de los tejidos. Atraviesa fácilmente la piel sin calentarla, pero difícilmente los tejidos, por lo que estos sí se calientan.



Como penetra menos, se absorbe menos y genera menos calor.


    • Bases físicas:




  • Mecanismo de producción: Las frecuencias muy altas se obtienen con un dispositivo único el magnetrón, que es una unidad de hierro en “donut” perforado.

El flujo de electrones pasa por el magnetrón produciendo la alta frecuencia, la cual se canaliza hacia el cabezal de tratamiento.


  • Distancia a la diana: Según la Ley de la Física del Cuadro Inverso, la intensidad de la radiación es inversamente proporcional al cuadrado de la distancia de la fuente (I = 1 / d²).

El calor producido por la microtermia es más concentrado que el de la diatermia de onda corta, aunque no tan penetrante.


    • Fisiología:




  • Las respuestas son similares a las de la onda corta.

  • Difieren en calidad y cantidad de absorción.




    • Indicaciones:




  • Similares a las de la onda corta.

  • Si se busca aplicación de calor más localizado → Microonda.




    • Contraindicaciones y precauciones:




  • Evitar radiación en ojos.

  • No marcapasos.

  • No genitales.




    • Técnica de aplicación:




  • Hay que saber cual es la zona de tratamiento y dejarla al descubierto.

  • Limpiar la zona con alcohol, porque la suciedad impide el paso de la corriente.

  • No aislar la zona. Por ejemplo, no poner toallas que impidan el paso.

  • Colocar el cabezal más adecuado a la zona a tratar, puesto que hay cabezales de diferentes formas.

  • Colocar el cabezal perpendicular a la zona a tratar, porque sino se pierde radiación, cantidad de energía.

  • Primero se pone a una distancia entre 1 o 2 palmos. Si el paciente tiene mucha sensación de calor separar el cabezal para disminuir la intensidad (I = 1 / d²).

  • Si hay zonas que sobresalen mas, se puede producir un sobrecalentamiento en las zonas que más cerca estén del cabezal, como hombros, rodillas, etc.




TEMA 8: Ultrasonidos.


  • Sonido: Vibraciones mecánicas en un medio elástico. Son audibles entre 20 y 20.000 Hz.

  • Ultrasonidos: Más de 20.000 Hz. Ligada su producción a la alta frecuencia. No se pueden oír. En terapéutica se utilizan de 1MHz y 3 MHz.

  • Potencias bajas o medias: Empleo terapéutico (térmico).

  • Potencias elevadas: Efecto mecánico (destrucción, separación o corte).


  1. FUNDAMENTOS FÍSICOS:


Generación de ultrasonidos y equipo:
Transductores electroacústicos.


    • Efecto piezoeléctrico: Si a determinados materiales se les somete a unas presiones determinadas, se producen cambios eléctricos sobre la superficie del material, que pueden ser reversibles → Electricidad → Vibración en el objeto. Estos materiales son el Titanato de Plomo – Zirconato (PZT) y el Titanato de Bario.

    • Generación de la onda: El generador de alta frecuencia conectado a un cristal piezoeléctrico, comienza a resonar generando una onda sónica bidireccional que se trasmite en sentido sagital y lateral (no propaga la onda en el vacío, necesitan un medio de conducción).

El equipo permite generar un modo continuo o bien pulsátil.

El equipo consiste de un cabezal de ultrasonidos en contacto con la zona a tratar, cuya superficie útil será la zona de irradiación, el Área de Radiación Efectiva (ERA).

Conforme pasa el tiempo mediante el desplazamiento de las ondas se aumenta el área en la que se aplica, ya que se propaga.

Generalmente hay dos tamaños de cabezal, y se aplica uno u otro según la extensión de la zona a tratar. El pequeño suele utilizarse para zonas puntiagudas o irregulares.

Las propiedades del haz ultrasónico son:




  • Tiene dos zonas diferenciadas: una convergente (Fresnel), que es la zona o campo cercano con mayor efecto terapéutico; y otra divergente (Fraunhofer), zona alejada.

  • Reflexión: Parte de la onda se refleja, se va en sentido contrario.

  • Refracción: Cambia su dirección, pasa pero se desvía.

Al ser una onda sufre fenómenos de reflexión y de refracción. La onda sónica es una vibración mecánica que pasa de un tejido a otro y al pasar por ellos sufre estos fenómenos.

Al llegar al periostio se refleja el 70% de la onda sónica, en los puntos en los que se refleja se producen puntos de sobrecodensación y se puede producir en sobrecalentamiento. En estas zonas se pueden producir quemaduras periósticas que hay que evitar. Se evitan moviendo el cabezal del tratamiento.




  1. Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   11


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos