Blica bolivariana de venezuela universidad de carabobo



Descargar 112.95 Kb.
Página1/5
Fecha de conversión05.06.2018
Tamaño112.95 Kb.
Vistas126
Descargas0
  1   2   3   4   5

REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

UNIVERSIDAD DE CARABOBO

FACULTAD DE CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN

DEPARTAMENTO DE CIENCIAS SOCIALES

INFLUENCIA DE LA DIVERSIDAD RELIGIOSA EN LA FORMACIÓN EDUCATIVA DE LOS ESTUDIANTES VENEZOLANOS.
Autoras:

Doroty López C.I 14.715.106

Yenny castillo C.I.13.254.771
Profesora asesora:

Esther Gonzalez



Bárbula; Julio de 2015.

ÍNDICE GENERAL




pág.

Introducción

3

CAPÍTULO I. El Problema

5


Planteamiento del Problema

5

Justificación

10

Objetivos de la Investigación

16

Objetivo General

16

Objetivos Específicos

16







CAPÍTULO II. Marco Teórico


17

Bases Teóricas

Bases Legales




17

36


CAPÍTULO III. Marco Metodológico

40

Tipo de Investigación 40






Diseño de la Investigación

Técnicas e Instrumentos de Recolección de Datos




41

41


CAPÍTULO IV. Integración Social Y Diversidad Religiosa En El Ámbito Educativo
La Religión en el Sistema Educativo Venezolano

Sistema Educativo Venezolano

Currículo de Educación Básica

Religión y Educación


Conclusiones

Recomendaciones

Referencias Bibliográficas

43

43



46

70

77



79

REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

UNIVERSIDAD DE CARABOBO

FACULTAD DE CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN

DEPARTAMENTO DE CIENCIAS SOCIALES

INFLUENCIA DE LA DIVERSIDAD RELIGIOSA EN LA FORMACIÓN EDUCATIVA

DE LOS ESTUDIANTES VENEZOLANOS.

Tutora:

Esther Gonzalez



Año: 2015

Autoras:

Doroty López C.I 14.715.106

Yenny castillo C.I.13.254.771
RESUMEN

El objetivo de la presente investigación es Analizar la influencia de la diversidad religiosa en la formación educativa de los estudiantes venezolanos, Para lo cual se realizó un estudio cualitativo de diseño documental, logrando Identificar los elementos religiosos presentes en el proceso educativo y hacer una descripción del contenido cultural que se relaciona en el proceso de aprendizaje y enseñanza de acuerdo al vínculo religioso del docente y el estudiante, para determinar los niveles de integración social del grupo de estudio con diversidad religiosa. Fundamentados en la corriente de realizar aportes teóricos en referencia a un tema de gran sensibilidad humana como es la educación y que al ser relacionado con la diversidad religiosa desea impulsar la convivencia entre los que a pesar de creer en religión distintas pueden respetar el derecho al libre culto, a la diversidad de las ideas, para hacer propio un pensamiento y permitirle a los jóvenes venezolanos desarrollar conocimientos en base a la cultura dinámica de nuestro pueblo y aflorar actitudes sensibles a la sociedad.



Palabras claves; Diversidad, Cultura, Aprendizaje, Integración Y Educación.

INTRODUCCIÓN

El ser humano por naturaleza es protagonista de socialización, comunicación y relaciones. La relación de las personas con la creencia de un ser supremo, de un dios, de varios dioses, es tan antigua y tan presente como pocos temas en la historia de la humanidad. El tema religioso y la religión como tal es un tema de gran influencia social, vale resaltar que ha influido e influye en la forma de auto identificación de cada persona, y de su relación consigo misma y con las demás personas.

La diversidad, en las religiones y en cualquier tema, es signo de los tiempos, requiere saberse y reconocerse, pero sobre todo necesita encontrarse y dialogar, y descubrir todo lo que tienen de común, en lo más profundo, las personas. La diversidad no sólo es realidad creciente, sino posibilidad de libertad, de cohesión social, de respeto a los derechos.

La libertad de culto o libertad religiosa es un derecho fundamental que se refiere a la opción de cada ser humano de elegir libremente su religión, de no elegir ninguna, o de no creer o validar la existencia de un Dios y ejercer dicha creencia públicamente, sin ser víctima de opresión, discriminación o intento de cambiarla a la fuerza.

Este concepto va más allá de la simple tolerancia religiosa que permite de forma grata, el ejercicio de religiones distintas a la impuesta oficialmente. En las democracias modernas generalmente el Estado garantiza la libertad religiosa a todos sus ciudadanos, pero en la práctica la elección del credo está dada generalmente por costumbres familiares y sociales, asociándose frecuentemente ciertas sociedades a ciertas religiones.

Las situaciones de discriminación religiosa o intolerancia religiosa siguen siendo muy frecuentes en distintas partes del mundo, registrándose casos de intolerancia, preferencia de una religión sobre otras y persecución a ciertos credos o a quienes no siguen ninguno.

La libertad religiosa es reconocida por el derecho internacional en varios documentos, como el artículo 18 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos y el artículo 18 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos; el art. 27 de este mismo pacto garantiza a las minorías religiosas el derecho a confesar y practicar su religión. De la misma forma lo hace la Convención de los Derechos del Niño, en su art. 14, y el artículo 9 de la Convención Europea de Derechos Humanos.

La Declaración Universal de los Derechos Humanos, en el citado artículo 18, indica:

“Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión; este derecho incluye la libertad de cambiar de religión o de creencia, así como la libertad de manifestar su religión o su creencia, individual y colectivamente, tanto en público como en privado, por la enseñanza, la práctica, el culto y la observancia”.

Siguiendo de forma metódica en la construcción de la base para presentar el siguiente trabajo especial de grado para Analizar la influencia de la diversidad religiosa en la formación educativa de los estudiantes venezolanos, debemos reconocer que La función de la educación es ayudar y orientar al educando para conservar y utilizar los valores de la cultura que se le imparte, fortaleciendo la identidad nacional.

Educación se refiere sobre todo a la influencia ordenada ejercida sobre una persona para formarla y desarrollarla a varios niveles complementarios; en la mayoría de las culturas es la acción ejercida por la generación adulta sobre la joven para transmitir y conservar su existencia colectiva. Es un ingrediente fundamental en la vida del ser humano y la sociedad y se remonta a los orígenes mismos del ser humano. La educación es lo que transmite la cultura, permitiendo su evolución.

Se plantea el desarrollo de una investigación cualitativa caracterizada por ser Epistemología ya que Busca conocer el conjunto de cualidades interrelacionadas que caracterizan a un fenómeno y comprender la realidad social mediante la significación y las relaciones en su estructura dinámica, para lo cual sean dispuesto tres capítulos, estructurados de la siguiente forma:

CAPITULO I, Presenta el planteamiento del problema, objetivo general y los objetivos específicos y la justificación de la investigación.

CAPITULO II, Denominado marco teórico, el cual se compone por los fundamentos teóricos, legales y definición de términos presente en la investigación.

CAPITULO III, Marco metodológico, allí se describe detalladamente cómo se realizó, ya que se plantea el tipo de la investigación, diseño de la investigación, instrumento de recolección de datos, técnicas de investigación.

CAPÍTULO I.

EL PROBLEMA

Planteamiento del Problema

Las religiones han cumplido muchas y variadas funciones a lo largo de los siglos. Han ofrecido explicaciones más o menos imaginarias sobre el nacimiento del universo, el origen del ser humano y de la sociedad. Han contribuido a impulsar distintas filosofías, ideologías o visiones del mundo que han marcado cada una de las culturas donde se han desarrollado, y también han favorecido el nacimiento y desarrollo de fecundos movimientos artísticos y literarios. Las religiones han servido de consuelo al ser humano afligido ante lo incomprensible, angustiado al enfrentarse a la muerte, la enfermedad y la desdicha. Y también han servido como señas de identidad de las personas y las sociedades.

En el individuo, la religión existe como una tendencia que combina lo racional y lo irracional. A la hora de articularse, las religiones desarrollan doctrinas que intentan dar respuestas globales al individuo. Por este motivo, la mayoría de las grandes doctrinas religiosas han dado respuestas a preguntas relacionadas con:

La creación del universo, el propósito de la vida, la naturaleza humana, la definición de bien y mal y la moral.

Elaboran diferentes códigos éticos, rituales y simbólicos.

No obstante, toda religión intenta ofrecer una posición para vivir y entender la existencia del ser humano de una forma integral, incluyendo la dimensión espiritual, por lo que existen elementos comunes en todas ellas.

En el pasado se han producido enfrentamientos, conflictos y guerras que parecían tener la religión como causa principal. Pero también ha habido muchos momentos en los que la diversidad religiosa ha propiciado una convivencia pacífica, en armonía y de mutuo enriquecimiento. Dentro del proceso educativo la convivencia entre la diversidad religiosa es necesaria y fundamental ya que el educando se encuentra en un proceso de reflexión que marca la conducta como persona, es entonces un papel fundamental el del docente que influye dentro de dicho proceso de formación y debe desafiar al educando en buscar, conocer y reconocer su propia realidad.

En la actualidad, el fundamento de la convivencia entre las diversas religiones se recoge en las constituciones de los países democráticos y en los acuerdos internacionales como la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

En estos documentos se expresa la intención de que las diferentes creencias religiosas, o las convicciones de los no creyentes o ateos, convivan en igualdad de derechos y sobre la base del respeto mutuo. En el mundo actual la relación entre las religiones debe estar basada en la igualdad ante la ley y en el respeto a la diversidad de culto y opciones ideológicas.

No se trata, pues, de tolerancia, sino de la necesaria aceptación del derecho a creer algo distinto. Esto dentro del proceso educativo toma posición importante ya que la educación como proceso liberador no ata al educando a una idea o a un modelo especifico ya que se trata de un proceso de interpretar, reconocer, aceptar y visualizar objetivamente, donde se reconoce al hombre como seres individuales cargados de experiencias personales, familiares, sociales, Históricas y objetivas. Cargadas de connotaciones subjetivas. Y plantea la vida del hombre en un contexto objetivo, que vive e interpreta según su propia experiencia. Cargados de su propia subjetividad, por creencias, posiciones ideológicas, opciones éticas y políticas.

La gran mayoría de las religiones ha asumido que la diversidad religiosa es fundamental en las sociedades actuales. Los representantes de los diferentes cultos han entendido que ninguna creencia llegará a convertirse en la única religión del planeta, por lo que el diálogo se hace necesario para encontrar los elementos de unión y profundizar en ellos, en lugar de potenciar las diferencias y los enfrentamientos, como ocurrió en el pasado.

En Venezuela, desde una perspectiva sociológica, es un estudio teórico sobre el universo religioso en la sociedad venezolana actual. El enfoque sociológico del estudio involucra, no sólo el análisis del sentido y función de la religión en la sociedad venezolana, sino también una explicación de las creencias y prácticas, de las formas de organización religiosa y de las relaciones entre la religión y la sociedad.

El campo de la sociología de la religión está en proceso de construcción en la sociedad venezolana, por lo que hasta ahora son pocos los trabajos que desde esta perspectiva existen en el país. El fenómeno religioso tanto desde el punto de vista institucional como en su expresión popular, ha sido del dominio particular de la Antropología, ámbito en el cual se han descrito, ordenado y analizado los hechos religiosos insertos en la cultura nacional.

Este trabajo aspira aportar en lo que ya se ha avanzado desde el enfoque socio-Educativo en el caso venezolano. Y así Analizar la influencia de la diversidad religiosa en la formación educativa de los estudiantes venezolanos, ya que La educación, a través de la historia, ha sido considerada como el recurso más idóneo y el eje rector de todo desarrollo y renovación social. Mediante el proceso educativo se transmiten los valores fundamentales y la preservación de la identidad cultural y ciudadana; es la base de la formación y preparación de los recursos humanos necesarios. La escuela se convierte así, en el lugar para la adquisición y difusión de los conocimientos relevantes y el medio para la multiplicación de las capacidades productivas.

Cualquier proceso educativo necesariamente está vinculado con una noción de educación que sustente y dé cuenta de dicho proceso. Las nociones sobre educación pueden, y de hecho son, diversas a lo largo de los tiempos, atendiendo a ciertos contextos socioculturales.

Es por esta razón que se considera necesario, Analizar la influencia de la diversidad religiosa, en la formación educativa de los estudiantes venezolanos lo cual da lugar a plantear las siguientes interrogantes como parte del estudio. ¿Tiene nuestro sistema educativo un carácter realmente laico?, ¿Existe respeto a la diversidad religiosa en nuestras escuelas?, ¿Cuáles son los elementos religiosos presentes en el proceso educativo?, ¿Cuál es el contenido cultural que se relaciona en el proceso de aprendizaje y enseñanza de acuerdo al vínculo religioso del docente y el estudiante?, ¿Cuáles son los niveles de integración social del grupo de estudio con diversidad religiosa?



Justificación
La religión ha estado siempre presente en la vida del hombre, ya sea porque tiene fe en Dios o en otra divinidad o creencia que le identifique, pues la religión le hace sentirse parte de un grupo cultural que comparte sus creencias, ritos y costumbres; además tienen una manera común de ver al mundo y sus fenómenos. La religión está en nuestro mundo desde tiempos inmemoriales; ya en la prehistoria, aunque no hay documentos escritos que confirmen que existía la religión, existen hallazgos arqueológicos que respaldan esta posibilidad; cementerios, representaciones de divinidades, restos de construcciones con fines religiosos, entre otros.
La evolución de la religión ha ido de la mano con la evolución del hombre. El ser humano siempre ha requerido de un ser superior que le visite y que haga lo que él no ha podido ni podrá hacer. Comienza por la naturaleza, dando caracteres divinos a seres inanimados como las pinturas hasta llegar al sol como elemento natural que se mueve.
Bajo este prisma se suceden diferentes culturas, llegando al día de hoy, en que las actitudes del hombre son las mismas, con la salvedad de que hoy el hombre cree en un Dios vivo desde varios años antes de Cristo.
Según Estudios de Filosofía-Historia-Letras; Otoño 1995 la religión sigue siendo uno de los grandes movilizadores de la sociedad civil, conviene atender el modo cómo actúa. Las recientes discusiones en la filosofía social y política nos proporcionan material para observar las funciones adscritas a los contextos asociativos religiosos.
Todas las grandes religiones, ponen en el centro de sus preocupaciones al hombre. De una manera u otra, la religión responde a las grandes cuestiones fundamentales del ser humano: las preguntas sobre el amor y el sufrimiento, sobre la culpa y el perdón, sobre la vida y la muerte. El ser humano aparece en el centro de las religiones. Y en todas es enaltecido este ser humano con una dignidad sin par.
La religión, inserta en la cultura de un pueblo, forma parte de su identidad cultural. La religión es inherente al ser humano y una producción social, colectiva; es también una forma de conocimiento. Conocer es más bien un acto de crear, de construir el mundo, no de representarlo o reproducirlo y esto tanto en lo mítico como en lo científico. La realidad se construye y crea conocimiento y en tanto la religión es mediación, es ella misma cultura, construcción, por lo tanto constituye una forma de conocimiento. “Mientras la ciencia construye conocimiento en el concepto y el signo, la religión lo hace en el símbolo y la imagen”. (Melich:1996), el sustrato religioso de nuestra identidad cultural latinoamericana, no disuelto por la modernidad y su razón instrumental, hacen posible que nuestra cultura se exprese en su religiosidad popular como un espacio de resistencia y memoria de incursión de lo sagrado en el mundo.
La experiencia religiosa es un hecho que nos atañe a todos los seres humanos. El ser humano es incurablemente religioso; un incansable buscador de sentido, el único capaz de formularse la pregunta por el ser; por qué las cosas son como son y no son de otro modo. En esta perspectiva antropológica, la experiencia de lo sagrado y la actitud religiosa del hombre son un punto de referencia clave para comprender y describir el fenómeno religioso como hecho experiencial y cultural. “Cualquiera sea el contexto histórico en el que está sumergido el homo religiosus cree siempre que existe una realidad absoluta, lo sagrado, que trasciende este mundo, pero se manifiesta en él y por este hecho lo santifica y lo hace real” (Eliade: 1967).

La enseñanza y aprendizaje forman parte de un único proceso que tiene como fin la formación del estudiante. Cada uno de los ciudadanos de la sociedad debe recibir la formación necesaria para poder contribuir desde sus posibilidades al desarrollo de la misma y para convertirse desde las influencias que ejerce la educación en el desarrollo de su personalidad, en un sujeto capaz de producir bienes materiales o espirituales, útiles a la sociedad. Para ello requiere primero del desarrollo de habilidades generales, de ciertas capacidades generalizadoras, de convicciones, sentimientos y valores y después de otras cualidades más específicas relacionadas con el oficio o profesión. En las actuales condiciones en que vive la humanidad, la educación constituye uno de los medios disponibles para propiciar, una forma más profunda y armoniosa de desarrollo humano.

La educación, a través de la historia, ha sido considerada como el recurso más idóneo y el eje rector de todo desarrollo y renovación social. Mediante el proceso educativo se transmiten los valores fundamentales y la preservación de la identidad cultural y ciudadana; es la base de la formación y preparación de los recursos humanos necesarios. La escuela se convierte así, en el lugar para la adquisición y difusión de los conocimientos relevantes y el medio para la multiplicación de las capacidades productivas.

Desde este punto de vista el ser humano está sujeto a cambios, esto se hará en la medida en que se les brinden las condiciones y experiencias que le permitan el desarrollo de sus capacidades, para esto la humanidad en general debe aportar relaciones que no confundan al educando sino mas bien que lo motiven a buscar alternativas de crecimiento para su bienestar en general.

Independientemente del tipo de religión que sea, ha ejercido en el ser humano serias influencias a lo largo de los siglos y ello ha traído consigo un amplio número de situaciones y de opiniones que indudablemente a nadie han logrado dejar indiferente.

Las finalidades de la educación venezolana están establecidos en la Ley Orgánica de Educación en los siguientes términos: “La educación tiene por finalidad fundamental el pleno desarrollo de la personalidad y el logro de un hombre sano, culto, crítico y apto para convivir en una sociedad democrática, justa y libre basada en la familia como célula fundamental, en la valorización del trabajo; capaz de participar activa, consciente y solidariamente en los procesos de transformación social, consustanciado con los valores de la identidad nacional y con la comprensión, la tolerancia, la convivencia y las actitudes que favorezcan el fortalecimiento de la paz entre las naciones y los vínculos de integración solidaridad latinoamericana”

“La educación fomentará el desarrollo de una conciencia ciudadana para la conservación, defensa y mejoramiento del ambiente, calidad de vida y el uso racional de los recursos naturales y contribuirá a la formación y capacitación de los equipos humanos necesarios para el desarrollo del país y la promoción de los esfuerzos creadores del pueblo venezolano hacia el logro de su desarrollo integral, autónomo e independiente”. (Art. 3).

El propósito fundamental de toda educación es ayudar a cada ser humano a hacerse persona y miembro de una sociedad, es decir, a humanizarse y socializarse. Esto implica la participación de diferentes actores. Hay sectores de la comunidad venezolana que asumen conscientemente la tarea educativa, pero, al mismo tiempo, una importante parte de la población reduce la responsabilidad educativa al ámbito escolar y la limita, a menudo, a la dimensión académica.

La escuela, en general, aún toma poco en cuenta la diversidad cultural y étnica de nuestra nación y los cambios de la cultura emergente, lo que se evidencia en el diseño de los programas. La educación a la multiculturalidad es una necesidad que exige una paciente escucha de los valores, costumbres, prácticas y actitudes positivas de las que son portadoras, tanto las culturas aborígenes y las afrodescendientes venezolanas, como la cultura criolla, la de los grupos inmigrantes del siglo XX, y la que emerge como resultado del proceso de globalización.

Existen grupos importantes que sugieren propuestas para lograr en el país un movimiento pedagógico renovador que haga de la profesión docente un agente productor de bienestar y calidad de vida, promoviendo una auténtica educación. Sin embargo, persisten muchas organizaciones clientelares, que se ahogan en la dinámica de intereses personales, partidistas o gremiales, cuya actuación no evidencia mayor interés por la transformación del sistema educativo.

El artículo 7 de la recientemente aprobada Ley Orgánica de Educación versa sobre la educación laica. “El Estado mantendrá en cualquier circunstancia su carácter laico en materia educativa, preservando su independencia respecto a todas las corrientes y organismos religiosos. Las familias tienen el derecho y la responsabilidad de la educación religiosa de sus hijos e hijas de acuerdo a sus convicciones y de conformidad con la libertad religiosa y de culto, prevista en la Constitución de la República”. Dicho artículo deja en evidencia el carácter laico de la educación venezolana. Ser laico es ser independiente de cualquier organización o confesión religiosa. La escuela o enseñanza laica es aquélla que prescinde de la instrucción religiosa.

El concepto de educación laica es aquel que hace referencia al tipo de educación que no se basa en ninguna doctrina religiosa o credo y que, por el contrario, queda usualmente en manos del Estado. La función principal de la educación laica es la de igualar los conocimientos y las posibilidades, sin discriminar a los jóvenes y niños por credo o creencia religiosa. Esto es así ya que cada institución religiosa puede impartir sus propias versiones de la historia, de la moral, del comportamiento o de los valores y por tanto el conocimiento en una sociedad no se equipara o equilibra.

La religión como forma de organización de la vida en comunidad permitió que se abran canales de expresión laicos, es decir, por fuera de la Iglesia, fuera esta cual fuera.

En la mayoría de los países occidentales la educación es hoy laica y depende en gran medida del Estado, ya no de instituciones religiosas. La educación impartida así en los colegios iguala a todos los miembros y futuros ciudadanos ya que todos reciben el mismo tipo de conocimientos, enfocados de un modo igualitario, laico y (en la mayoría de los casos) democrático. La educación laica, además de no basarse en la religión como centro organizador del conocimiento, la reemplaza por la razón y por el empirismo, por el avance de los diferentes campos de conocimiento a nivel racional y empírico.

La presente investigación, pretende Analizar la influencia de la diversidad religiosa en la formación educativa de los estudiantes venezolanos. Varias razones justifican el desarrollo de dicho estudio, porque la promoción de una cultura religiosa en la educación debe estar basada en el respeto, el reconocimiento y la aceptación de la diversidad religiosa, ya que así se afina el conocimiento de sí mismo, promoviéndose relaciones interpersonales, fraternidad, disciplina, colaboración, cooperación, valoración de trabajo y solidaridad. De aquí la importancia de la investigación ya que pretende, realizar aportes teóricos en referencia a un tema de gran sensibilidad humana como es la educación y que al ser relacionado con la diversidad religiosa desea impulsar la convivencia entre los que a pesar de creer en religión distintas pueden respetar el derecho al libre culto, a la diversidad de las ideas, para hacer propio un pensamiento y permitirle a los jóvenes venezolanos desarrollar conocimientos en base a la cultura dinámica de nuestro pueblo y aflorar actitudes sensibles a la sociedad.




Compartir con tus amigos:
  1   2   3   4   5


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos