Bebes prematuros y padres prematuros



Descargar 36 Kb.
Fecha de conversión01.05.2018
Tamaño36 Kb.
Vistas101
Descargas0

Bebes prematuros y padres prematuros.

Durante el embarazo, un bebe va creciendo en la panza de la mamá y a la vez un bebe imaginado va creciendo en el deseo de los padres: le van construyendo un espacio de amor y expectativas, le piensan un nombre, una cara, un lugar especial en su casa y en su historia familiar.


Cuando el embarazo no llega a término y se produce el nacimiento prematuro del bebe, todo lo imaginado y esperado desaparece de escena y en su lugar se instala la urgencia, la confusión, la incertidumbre, la angustia.
El bebé es necesariamente separado de sus padres para ser internado en la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales (U.C.I.N ), con el objeto de recibir la asistencia médica intensiva necesaria para aumentar sus posibilidades de sobrevida . Será internado en un ámbito lleno de monitores, respiradores y sondas, donde los profesionales trabajan al ritmo de los parámetros de la “urgencia”; un ámbito , en definitiva, muy distinto al imaginado por sus padres como primer hogar.
Así como el recién nacido necesita recibir “cuidados intensivos neonatales”, los padres necesitarán recibir “cuidados intensivos emocionales”, para poder transitar con el menor costo emocional posible la crisis que implica la internación de un hijo al nacer. Se torna necesario brindarles apoyo emocional, abrir un espacio de palabra para que puedan ir madurando sus funciones maternas y paternas, que se han inaugurado en una forma prematura y diferente a la esperada.
Puede decirse que al principio, todo es desazón, confusión e incertidumbre. El bebé recién nacido es trasladado rápidamente de la sala de partos, en incubadora de transporte, a la Unidad, para ser compensado hemodinámicamente y para brindarle la asistencia intensiva necesaria para que pueda sobrellevar las exigencias adaptativas del mundo externo.
Las madres generalmente agotadas, doloridas y confundidas, apenas pueden ver a su bebé, en estos primeros momentos. Los papás suelen ser los primeros en ver al bebé internado en la Unidad. Puede decirse que se configura una situación totalmente opuesta a la esperada y altamente estresante : los padres se encuentran con un hijo muy distinto al imaginado, rodeado de sondas y monitores, que necesita de su presencia, una presencia activa en momentos de gran vulnerabilidad y presión emocional.
En estos primeros momentos de gran confusión, nada es sencillo: es habitual que los progenitores se encuentren con pocos recursos emocionales para afrontar las primeras informaciones y visitas al bebé.
Es frecuente y normal, que no se entienda bien qué ha ocurrido, que sea muy difícil pensar y comprender, que hasta sea complicado ubicarse espacial y temporalmente. La función de contención emocional del Equipo de Salud, se torna esencial en estos momentos.
Si la Unidad cuenta con profesionales a cargo de brindar apoyo psicológico y orientación a los padres de los bebés internados, es importante recurrir a ellos , ya que se encuentran especialmente entrenados para realizar intervenciones en crisis y brindar soporte emocional para que los padres puedan ser acompañados y escuchados en el tránsito por las diferentes etapas que atravesarán durante todo el periodo de internación del bebé.

Los primeros momentos posteriores al nacimiento del bebé: Algunas sugerencias a los padres.

Expresen sus sensaciones de confusión e incertidumbre al médico que les brinde la primera información posterior al nacimiento. Conocer sus sentimientos, será de gran utilidad para adecuar la información a sus posibilidades de comprensión en esos primeros momentos tan angustiantes.


Es probable, que tenga sensaciones de no estar adecuadamente informados y/o con la premura que sus emociones requieran: recuerden que los tiempos emocionales no suelen coincidir con los tiempos objetivos.

Pregunten siempre que tenga dudas, soliciten que se les reitere la información: ninguna pregunta es tonta o superficial, puede no haber respuestas acabadas a sus preguntas, pero aún esta respuesta será más tranquilizadora que la pregunta no formulada.


Tomen nota de los nombres de los primeros referentes profesionales con los que se contactaron: Neonatólogo a cargo del informe; Jefa de enfermeras; Enfermera/o a cargo del bebé en cada turno, Psicólogo

Es importante saber a quién dirigirse para recibir la información adecuada (funcionamiento de la Unidad horarios de informes médicos, orientación y soporte emocional.etc)


Para los primeros informes puede llegar a serles de utilidad, anotar previamente algunas preguntas que quisieran hacer. Recuerden que el impacto emocional, suele enlentecer la capacidad de pensar, razonar y recordar.
Es probable que la primera visita a la Unidad no sea sencilla, pueden sentirse inhibidos, impotentes, confundidos, pueden querer contactarse con el bebé rápidamente o no. No hay conductas buenas o malas.

Cada madre y padre, irán poniendo en juego los recursos adaptativos que puedan, y en los tiempos personales de cada uno.


Es probable que al principio no pueda dejar de mirar y controlar los monitores y que le cueste ver al hijo atrás de todos los cables y sondas; de a poco ésto irá cediendo. Dénse tiempo, pregunten, infórmense.

Confíen en el personal: así como sus funciones de madre y padres son insustituibles, las de médico y enfermera también lo son.


Las capacidades interactivas de un bebito prematuro son diferentes a los de un bebe nacido a término. Recuerden que es probable que se mantenga más tiempo dormido, y que sus intercambios con el medio sean más limitados.
Si el bebe se encuentra estabilizado en sus funciones vitales, los invitarán a tocarlo, si es su tiempo de hacerlo recuerden que muchas veces la caricia que necesitará es diferente a la conocida: apoyen su mano dándole soporte, un soporte parecido al que las paredes del útero le daban en la panza. Ofrézcanles su dedo para que pueda tomarlo.
Si aún no pueden tocarlo, háblenle con voz suave, díganle que están ahí, a su lado, cántenle si así lo desean.

Los bebés escuchan y sienten! Su presencia tiene un alto poder relajante y analgésico para el bebé!.

No se impongan conductas, ni tiempos de estadía en la Unidad. Muchas de las U.C.I.N cuentan con horarios de visita irrestrictos para los padres, dado que se ha demostrado la importancia de la presencia de los padres para la salud del vínculo: estén lo que puedan estar, hagan lo que puedan hacer, ustedes también se están adaptando .

Si lloran al ver a su hijo, no se culpen por ello. Lo natural es que se sientan emocionados y angustiados.

Que afloren sus lágrimas no va a dañar a su bebé, lo que hace daño es la angustia contenida.

Lo que no se expresa por los canales naturales del cuerpo: los ojos para llorar, la boca para hablar de lo que sentimos, suele tener que buscar otras formas” forzadas” de evacuación.(enfermando el cuerpo)

Si tuviera un acceso de llanto abrupto e incontrolable, recuerden que pueden salir, desahogarse con libertad, y volver a entrar las veces que quieran. Pidan ver al psicólogo de la Unidad, a fin de contar con un espacio para hablar de sus temores, fantasías y angustias.
Es habitual que emocionalmente tengan muchos sentimientos intensos y encontrados: ansiedad, angustia, confusión, enojo con la vida, culpa, desazón. Compártanlos, exprésenlos.
A veces, al entorno familiar no le es sencillo comprender qué es lo que pueden estar sintiendo, ni tolerar el sufrimiento de sus seres más queridos. Con la idea de ayudarlos pueden pedirles que se mantengan fuertes, que no se angustien....la ayuda entonces puede convertirse en otra presión más!

Traten de buscar a los profesionales adecuados para compartir estos sentimientos y para construir recursos adaptativos para atravesar las vicisitudes de la prematurez.

Reúnanse con los otros padres que tienen a sus hijitos internados en la Unidad: quién mejor que ellos para comprender y compartir lo que pueden estar sintiendo! (algunas Unidades cuentan con apoyo psicológico individual y grupal para padres. Averigüen si cuentan con estos servicios )
Puede ser que no quieran recibir muchas visitas durante la internación materna, y es probable también que les cueste poner esta limitación a la gente que concurre a verlos: pidan a los médicos que indiquen la limitación de la visitas por medio de un cartel colgado en la puerta de la habitación, esto evitará herir susceptibilidades que en estos momentos no están en condiciones de contemplar.
La compañía de referentes afectivos cercanos, es muy importante: díganles en qué pueden ayudarlos Ocuparse de la casa, de otros hijos si los hubiera, de trámites no personales,etc ; ésta también es una manera de recibir afecto.
Involúcrense cada vez más con el cuidado de su hijo, estén abiertos a ir conociendo sus particulares necesidades, gustos, molestias.
Pidan ayuda cuando la necesiten y recuerden que , los profesionales del área psicosocial trabajan para que les sea posible construir un vínculo satisfactorio con sus hijos aún en circunstancias y entornos adversos!!

Lic. Gabriela Muniagurria

Especialista en Psicología Perinatal



Servicio de Neonatología. Sanatorio Mitre.

Subcomisión de Vínculo Temprano. S.A.P


Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos