B oletín del Instituto Oscar Masotta Nº 35 31 de Marzo de 2004



Descargar 94.5 Kb.
Fecha de conversión25.05.2018
Tamaño94.5 Kb.
Vistas83
Descargas0

HAPPENING

B
oletín del Instituto Oscar Masotta

Nº 35 - 31 de Marzo de 2004

Directores de la publicación: Samuel Basz, Jorge Chamorro, Germán García y Stella Palma

Responsable de la publicación el Comité de Iniciativa del IOM (S.Basz, J.Chamorro, G.García, J.C.Indart, R.Mazzuca y M.Torres)


Editorial

Stella Palma
Programa Seminario Clínico 2004 – Centros de Investigación y Docencia


CLÍNICA DIFERENCIAL HISTERIA - OBSESIÓN







La teoría freudiana sobre la posición diferencial de la histeria y la neurosis obsesiva ante la situación traumática. Actividad, pasividad. Rechazo, plus de goce. La relectura de Lacan.

Bibliografía


  • Freud, S. (1896) “Nuevas puntualizaciones sobre las neuropsicosis de defensa”, en Obras Completas, Amorrortu, 1988, vol. III.: introducción, capítulo 1. “La etiología específica de la histeria”, y primera parte del capítulo 2 “Naturaleza y mecanismos de la neurosis obsesiva”.

  • Freud, S. (1909) “A propósito de un caso de neurosis obsesiva”. En Obras Completas, Amorrortu, 1988, vol. X: parte I “Del historial clínico” A. “Introducción” y B “La sexualidad infantil”.

  • Freud, S. (1895) “Proyecto de una psicología para neurólogos”, en Obras Completas, Amorrortu, 1988, vol. I: “La proton pseudos histérica.” p. 400-3.

  • Lacan, J. (1952-53) Seminario 10, inédito, clases 2 y 4.





El mecanismo de la formación del síntoma en la histeria y la obsesión según Freud. La represión y otros mecanismos. Clínica lacaniana del síntoma. Tipos de síntoma. Cuerpo, alma y pensamiento. Nudos en la histeria y la obsesión.

Bibliografía


  • Freud, S. (1915) “La represión”, en Obras Completas, Amorrortu, Buenos Aires, 1988, vol. XIV, p. 147-152.

  • Freud, S. (1926) “Inhibición, síntoma y angustia”, Amorrortu, 1988, vol. XX.: cap. III (síntoma, pulsión y organización yoica), capítulos VI y VII (síntoma en la histeria y la neurosis obsesiva).

  • Lacan, J. (1974): “Televisión”. En Psicoanálisis: Radiofonía & Televisión, Barcelona, Anagrama, 1974: parte II primera pregunta.

  • Lacan, J. (1975): “Introducción a la edición alemana de un primer volumen de los Escritos”. En Uno por uno, Revista Mundial de Psicoanálisis, Edición Latinoamericana, n° 42, 1995, p. 9-15.

  • Lacan, J. (1976-77) Seminario 24: clase del 14-12-76.





Las identificaciones en la histeria y la obsesión. La identificación viril y la identificación con el síntoma en la histeria. La identificación con el ideal en la neurosis obsesiva. Clínica de lo imaginario. La fortaleza del yo obsesivo. La hazaña. La fragmentación histérica.

Bibliografía


  • Freud, S. (1900) “La interpretación de los sueños”, en Obras Completas, Amorrortu, 1979, vol. IV: sueño de la bella carnicera.

  • Freud, S. (1921) “Psicología de las masas y análisis del yo”, en Obras Completas, Amorrortu, 1984, vol. XVIII: capítulo 7.

  • Lacan, J. (1949) “El estadio del espejo como formador de la función del yo [je] tal como se nos revela en la experiencia psicoanalítica”. En Escritos 1, Siglo XXI, 1988.

  • Lacan, J. (1948) “La agresividad en psicoanálisis”. En Escritos 1, Siglo XXI, 1988.

  • Lacan, J. (1957-59) Seminario 5, clase XX.

  • Lacan, J. (1958) "La dirección de la cura y los principios de su poder". En Escritos 2, Siglo XXI, México, 1984: parte V “Hay que tomar el deseo a la letra” parágrafos 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7 y 8.




Clínica de las preguntas y las respuestas. El ser y la diferencia sexual. Pantomimas histérica y obsesiva.

Bibliografía


  • Lacan, J. (1951) “Intervención sobre la transferencia”, en Escritos, Siglo XXI, 1988.

  • Lacan, J. (1955-56) Seminario 3, clases XII y XIII.

  • Lacan, J. (1957) “El psicoanálisis y su enseñanza”. Escritos 1. Buenos Aires: Siglo XXI, 1975: p. 432-435.






La demanda. La reducción del deseo a la demanda y la destrucción del Otro. La interrogación al amo. Fantasma obsesivo y fantasma histérico. Los usos del falo.

Bibliografía


  • Lacan, J. (1957-58) Seminario 5, clase XXIII.

  • Lacan, J. (1960-61) Seminario 8, clases XVII par 3 y XVIII par 1.

  • Lacan, J. (1962-63) Seminario 10, clase XXII.




Clínica del deseo en la histeria y la obsesión. Insatisfacción e imposibilidad.

Bibliografía


  • Lacan, J. (1958-59) Seminario 6, clase del 15 de abril de 1959.

  • Lacan, J. (1958) "La dirección de la cura y los principios de su poder". En Escritos 2, Siglo XXI, México, 1984: parte V “Hay que tomar el deseo a la letra”.




Clínica del goce en la histeria y la obsesión. El goce de la privación. El goce de la deuda.

Bibliografía


  • Lacan, J. (1968-69) Seminario 16: clases del 21 de mayo y 11 de junio de 1969.

  • Lacan, J. (1969-70) Seminario 17: clases V y VI.





Clínica diferencial neurosis-psicosis. Locuras histéricas y obsesivas. El delirio neurótico.

Bibliografía


  • Freud, S. (1907) “El delirio y los sueños en la Gradita de W. Jensen. En Obras Completas, Amorrortu, 1979, vol. IX.

  • Freud, S (1922) “Una neurosis demoníaca en el siglo XVII”. En Obras Completas, Amorrortu, 1988, vol. XIX.

  • Maleval , J. C. (1980) “El delirio histérico no es un delirio disociado” y “Para un rehabilitación de la locura histérica”. En Locuras histéricas y psicosis disociativas, Ed. Paidós.

  • Maleval, J.C. (1996) “El delirio psicótico no es delirium neurótico” Lógica del delirio, Ed. Del Serbal.

Este año se implementará la forma de coloquio seminario para algunas de las clases. Los directores decidirán cuántas de las clases tomarán esta forma en el transcurso del año y también qué docente se hará cargo de la clase y de la perspectiva del concepto. También se hará cargo un docente local de la disciplina del comentario y se presentarán dos casos clínicos de participantes del seminario para desarrollar la lógica de la cura. Todo esto conlleva un tiempo de preparación, por lo cual deberá programarse cuanto antes para poder realizarlo en el momento adecuado. Sugerimos a los nuevos directores que se pongan en contacto con los directores anteriores y con las comisiones ejecutivas locales para recavar la información que les permita organizar el trabajo.

Noticias

CID-Tucumán

Clases de Enrique Acuña en el Seminario Clínico en Tucumán, el 11 de octubre de 2003.

El planteo inicial de Enrique Acuña es abordar el problema de la transferencia, a la manera del oxímoron freudiano. Esto es, como un obstáculo y como un arma poderosa; y partir de allí la pregunta es cómo hacer que un obstáculo se convierta en un arma poderosa en el análisis. Hace un recorrido de Freud (1912) por su “Teoría de Amor Narcisista” donde se pueden identificar los fenómenos de la transferencia de la repetición, la resistencia y la sugestión, y un cuarto elemento, que es una invención propia del dispositivo , llamado elaboración o “Neurosis de Transferencia”. Esta teoría se basa en que el yo del paciente busca- por vía del amor o por identificación- una imagen, lo que conduce a una influencia recíproca (sugestión); al mismo tiempo, algo adentro (Yo del paciente) busca afuera su complemento (analista), y deposita en la persona del médico el cliché (repetición). El elemento que se repite en el dispositivo está facilitado por la regla analítica, gracias a la cual se da una apertura del inconsciente. Sin embargo aparece la resistencia, que se presenta como una detención de las asociaciones. La transferencia promueve una serie de encuentros repetidos que requieren interpretación. Si funciona verdaderamente la interpretación o elaboración, en lugar de la identificación, entonces se produce una nueva significación. Para Lacan, el amor como identificación tiene un límite, que es lo que llama deseo, y de lo que se trata es de transformar el amor en deseo. Acuña sostiene que la posición del inconsciente es siempre una respuesta propia del dispositivo y se produce por la presencia del analista y su deseo. En el 64 se piensa en un “Inconsciente- pulsación”, que se abre y se cierra. Del lado de la transferencia, lo que se produce es una escansión temporal. En los momentos de cierre, el analista pasó a ser testigo de algo que se pierde. Presenta la figura del “analista testigo de lo perdido” , que es el que puede aislar un R allí donde fue testigo ,y se vale para ello del uso de la interpretación como corte y manejo del tiempo. El analista como testigo de la pérdida no se identifica a la pérdida sino a la causa del deseo. Desde esta perspectiva, el inconsciente ya no es la página en blanco o el capítulo censurado de la historia, sino laguna, corte, escansión, vacío.


En el Seminario XI, Lacan va a plantear que el elemento de la elaboración es correlativo a una ley, a un algoritmo, que determina una secuencia de hechos en el tiempo y está semi- determinado. El algoritmo por excelencia es el Sss. Se puede pensar la transferencia como la intromisión del “tiempo de saber”, ya que el efecto de significación viene a producir una nueva articulación de un saber a un sujeto, el que puede ser concebido como un referente vacío , un elemento imposible que causa al sujeto (a). Si se ha dicho que el inconsciente no es un saber futuro sino que es el corte de todo saber, lo que escande la cadena de enunciación es el tiempo, el tiempo mismo es lo R.

Con el uso del tiempo en Lacan nace esta idea de del inconsciente como “fuera del tiempo, como pulsación temporal”, en las coordenadas entre sincrónico y diacrónico. Una sucesión, el Cronos, interrumpido por el Kairos. Con esto introduce un elemento que esta fuera del tiempo, un elemento de duración. El inconsciente “fuera del tiempo” es correlativo a la aparición de momentos que no tienen que ver con la duración cronológica sino con la duración de lo que se repite, la duración de la durabilidad del objeto, lo R que insiste sin poder ser captado por el significante... Finalmente dirá, el analista debe tener una justa percepción de la duración, es decir, que pueda aislar lo que queda como durable, como lo que no es captado por el significante. Para ello, debe hacer un cálculo de lo que es durable en la estructura, que no es sino hacer un cálculo acerca de la posición del sujeto.


Lic. Mariela Ventura de Konevky

CID-Tucumán CID-Salta CID-Jujuy


Reseña de Mesa Panel “Los excesos en la ciudad” Tucumán, 12 de Diciembre de 2003

Organizada conjuntamente por los CID (Centro de Investigación y Docencia del Instituto Oscar Masotta ) de Salta, Jujuy y Tucumán, se realizaron tres mesas paneles. La primera en Salta, en Octubre de 2003, alrededor de la presentación del libro “Clínica de las perturbaciones familiares” de Débora Fleisher. La segunda en Jujuy “La familia y otros lazos sociales”, en Noviembre.

La tercera mesa panel “Los excesos en la ciudad”, realizada en el aula Manuel Belgrano de la Facultad de Derecho, contó con la participación de Pedro Arturo Gómez, Master en lingüística que actualmente investiga en semiótica social de los medios de comunicación en la Universidad de Tucumán; Andrea Fenik, psicoanalista colaboradora de la comisión organizadora del IOM –Tucumán; Mabel Sánchez, psicoanalista, miembro del CID Jujuy, docente de la Biblioteca Analítica de esa ciudad; Eleonor Jiménez, psicoanalista, docente del CID-Salta, docente de la residencia en Salud Mental de esa provincia y Gabriela Duguech docente del IOM –Tucumán como coordinadora.
Pedro Arturo Gómez, desde un enfoque socio semiótico, planteó que toda ciudad es por definición excesiva, pero que el exceso también se da en lugares pequeños (“pueblo chico infierno grande”) tomando como ejemplo el de EE UU y nuestra vecina provincia de santiago del Estero. Recurriendo a numerosas referencias a la literatura y al cine perfiló a la ciudad como un “locus de malestar” donde los excesos, son excesos de un orden civilizador ambivalente, dislocado, que transforma los parámetros de normalidad. Allí donde conviven lo comunal con lo descomunal, la ciudad construida por los medios de comunicación tiene como fetiche la “noticia- mercancía”. Los medios introducen miedos que llevan a responder al exceso con la tolerancia cero. A partir de la caída de las torres se agudizaron las intervenciones excesivas. Donde el ciudadano busca refugio en porteros, alarmas, countries, generando distancia, indiferencia, ignorancia y evitación de las relaciones con los demás. “Refugios autistas”que acentúan el rasgo del ciudadano que es “nadie y cualquiera a la vez”, rasgo que asusta y seduce al mismo tiempo.
Andrea Fenik abrió su exposición sugiriendo que los excesos tal vez no hacen a la diferencia con otras ciudades, que ellos nombran un goce que circula por la ciudad. Y que algunos nombres del exceso como mortalidad infantil, pobreza, adicciones si bien ameritan un tratamiento con políticas de estado, convocan también a los profesionales, incluidos los “psi”. Sin embargo para los analistas estas patologías sociales y síntomas de actualidad representan “un colectivo del que conviene bajarse tantas veces como sea necesario”.

Sugirió que si los excesos los dejamos a otros, la ciudad, es un significante que nos concierne, que nos recuerda que somos habitantes del lenguaje y que por ello estamos sometidos a cierta indeterminación pero también lo estamos a ciertas condiciones simbólicas que hacen de Tucumán “una ciudad analítica desde hace mucho tiempo”. Propuso no dar por sentado que esto suceda en todas partes y considerar que constituye un soplo diferencial a favor de nuestra ciudad. Desde ahí se propuso justificar argumentar, “lo que nos ha costado el lugar” a favor de la Escuela y haciendo objeción a la “uniformización” del interior como “un sueño argentino de los analistas de puerto de un Otro geográfico sin tachas”-


Mabel Sanchez en su intervención tomó una cara dramática del exceso: el aumento de suicidios en jóvenes en el año 98 lo que motivó una investigación en la provincia de Jujuy de la que participa hasta la actualidad.

A partir de “autopsias psicológicas”, un estudio retrospectivo basado en entrevistas con personas cercanas al joven y en distintos ambientes que este frecuentaba, se hace una interpretación de lo ocurrido, a pedido de la familia y ante esta muerte sin sentido.

El artículo de Freud “Nosotros y la muerte” sirvió de referente en la siguiente hipótesis: a menor pregunta sobre la muerte mayor incidencia de la muerte provocada por guerras. M-Sanchez lo hace extensivo a las muertes por suicidio.

A partir de lo investigado se encontraron una serie de tendencias : las remesones económicas inciden pero no a todos afectan por igual, afecta a jóvenes muy jóvenes o adultos jóvenes, los hechos ocurrían en forma inmediata a una discusión donde aparecían sentimientos de odio y venganza. También incidía una norma rígida respecto a los ideales: no era permitido fracasar, errar, equivocarse y familias con un clima de violencia establecida. También aparecían el exceso de alcohol, enfermedades de cierta importancia y la baja autoestima como resultado de un cierto cálculo ante el futuro.

En todo caso, el exceso con la droga, el alcohol, la violencia aparecen como respuestas actuales a la dificultad para hacernos un nombre propio. En los casos de suicidio Sánchez planteo como anticiparnos y propuso intervenir cuando haya alguna manifestación de esos “puntos de mortificación en la vida” que arroja la investigación como indicadores. Dejó planteada la responsabilidad de los analistas de dar vida a esos puntos mortificados como contrapartida a las respuestas “mercantiles” actuales de dar respuesta a aquella dificultad.
Leonor Jiménez para hablar de “La ciudad y sus excesos” escandió su exposición en tres: Del universal al ethos ; Del ethos al eros y De eros al goce . Partió de la idea que la misma palabra “exceso” dice poco de su sentido en cambio sus resonancias se prestan mejor a la significación lo que hace pensar en una posible relación entre el exceso y lo real. Tomando como referencias Aristóteles Freud y Lacan deja una idea sugerente tomada de G.Agamben en La comunidad que viene: en la actualidad el ser hablante expropiado del lenguaje, capturado en una imagen es “el cualquiera”, pero el sentido de ese cualquiera importa, no es indiferente. “Hay una paradoja allí que un ser privado de lenguaje es elevado al lugar de un objeto deseable, lo que para Agamben es la fetichización de los actores sociales modernos .Donde ya no importan que pertenezcan a una serie, clase social o ideología porque estas son propiedades universales que han dejado de ser referencias de pertenencia. L. Giménez abre la pregunta “¿Esto explicaría el forzamiento que se advierte en los motivos creados para justificar guerras e invasiones en los que nadie cree?”
Planteamos desde la coordinación de la mesa un hilo común que enlazó las exposiciones aún en su diversidad: la cuestión del nadie y el cualquiera que produce miedo y seducción, el olvido la desmemoria analítica de la historia y de la historia de esta ciudad, la dificultades para hacerse un nombre propio entre las causas del suicidio pero también en ese goce virtual cualquiera de las ciudades pero que sin embargo no es indiferente. A partir de allí se abrió un rico debate que invita a repetir la experiencia.
Gabriela Duguech
Ida y Vuelta
Les recordamos el pago de $50 por clase los CID y $30 por clase las delegaciones (dárselo al docente que viaja) para sostener las publicaciones del IOM. Esta muy próximo a salir el libro Usos del psicoanálisis – Relatos que agrupa el conjunto de los trabajos de los CID y las Delegaciones hecho para el Encuentro Americano 2003, que va a estar en la Feria del libro.

CID-Tucumán Ciclo de Reuniones Clínicas
Durante todo 2003, el Centro de Investigación y Docencia de Tucumán del Instituto Oscar Masotta, puso en práctica una experiencia de formación: las Reuniones Clínicas.

En ellas, por intermedio de la exposición de dos casos de la literatura psicoanalítica, se discutieron los presupuestos clínicos y las maneras de conducir un análisis según la concepción teórica que se tuviera del mismo.

Lo interesante fueron los autores seleccionados que en modo alguno poseían un uniformidad doctrinaria lo que permitió a los participantes conocer distintas maneras que concebir un psicoanálisis, el modo de la interpretación y los objetivos que conducían al final de la cura.

Se seleccionaron unos dieciséis textos pertenecientes a Sigmund Freud, Melitta Schmiderberg. Eric Laurent, Sandor Ferenczi, Ernest Jones, Ella Sharpe, Victor Tausk, Francois Schreiber, Ruth Lebovici, Joan Riviere, Karl Abraham y Ernest Kris siendo expuestos por Luis Seiffe, José Santillán, Marta Salas, Elvira Escalante, Eduardo Nuñez Campero, Marta Pedroza, Andrea Fenik, Marta del Frade, Julio Leites, Ricardo Gandolfo, María Teresa Pérez, Gabriela Duguech y Emilio Raya, todos participantes del Seminario Clínico y expositores en el mismo.

En todos los casos, se apuntó a los fundamentos de la conducción del análisis allí expuesto, desarrollando las coincidencias y diferencias con los ejes de la clínica lacaniana.

Desarrollados de Mayo a Noviembre, con una reunión mensual, en la cual se exponían dos casos y su posterior discusión, las reuniones fueron seguidas por unos treinta integrantes del Seminario Clínico, quienes aportaron su experiencia y su deseo de aprender los fundamentos de la clínica psicoanalítica.

Ricardo E. Gandolfo

BLIBLIOTECA
Lacan, el escrito, la imagen. Conferencias de Jean-Claude Milner, Gerard Wajcman, Jacques Aubert, Francois Regnault y Francois Cheng. Ediciones del cifrado Buenos Aires 2003
Temas de Interconsulta, Diálogos entre el Psicoanálisis, el Derecho y la Mediación.

Clara Schor-Landman Colaboraciones de: Miquel Bassols, Carmen González, M.Gabriela Rodríguez Querejazu. Editorial Galerna, Buenos Aires 2004



 

La pareja y el amor. Jacques-Alain Miller y otros Editorial Paidos Barcelona


Pos o CPC. Ciencia, política, clínica. Graciela Musachi Grama Ediciones Buenos Aires 2003
Nosotros, los hombres. Un estudio psicoanalítico. Ernesto Sinatra Editorial Tres Haches


Nota: Toda la información para publicar deberá ser enviada a stpalma@yahoo.com con

c
opia a iom@eol.org.ar Incluso las que son para La Carta de la Escuela y la EOL Postal.






Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos