Ayuntamiento de albacete



Descargar 26.21 Kb.
Fecha de conversión24.05.2018
Tamaño26.21 Kb.
Vistas64
Descargas0

AYUNTAMIENTO DE ALBACETE

ANUNCIO

La Ley 50/1999, de 23 de diciembre, sobre el Régimen Jurídico de la Tenencia de Animales Potencialmente Peligrosos, abordó en su día la regulación normativa referente a la tenencia, adiestramiento y manejo de dichos animales, al objeto de preservar la seguridad de las personas, sus bienes y otros animales.

En dicha Ley se establecían las características de los animales merecedores de ser considerados potencialmente peligrosos, tanto de la fauna salvaje mantenidos en cautividad, como los domésticos. No obstante, con respecto a estos últimos se remitía al posterior desarrollo reglamentario, la relación concreta de las razas, tipologías raciales o cruces, especialmente los de la especie canina, que por sus características morfológicas, agresividad, etc., pudieran suponer una amenaza para la integridad física de las personas, de otros animales o la integridad de los bienes.

En cumplimiento de lo establecido en la citada Ley, el Real Decreto 287/2002, de 22 de marzo, por el que se desarrolla la Ley 50/1999, de 23 de diciembre, sobre el Régimen Jurídico de la Tenencia de Animales Potencialmente Peligrosos, ha concretado recientemente el catálogo de las razas de perros y los individuos concretos de otras razas, que deben ser incluidos dentro de la categoría de animales potencialmente peligrosos y que, por tanto, se ven afectados por los preceptos contenidos en la Ley. Igualmente se establecen las medidas mínimas de seguridad que, con carácter básico, se derivan de los criterios de la Ley, en cuanto al adecuado manejo y custodia de los animales potencialmente peligrosos.

Por otra parte, en la Ley 7/1990, de Protección de Animales Domésticos de Castilla-La Mancha, el Reglamento que la desarrolla y en la Ordenanza Municipal de Medio Ambiente, se abordan, entre otros, aspectos sobre la tenencia de animales de compañía y su presencia en las vías públicas. El objeto de este Bando es concretar y hacer efectivas las determinaciones contenidas en la referida Ley 50/1999 y en el Real Decreto 287/2002, en relación con los animales potencialmente peligrosos, especialmente los perros, así como recordar algunas determinaciones legales contenidas en la Ley 7/1990, su Reglamento y la Ordenanza Municipal de Medio Ambiente, sobre aspectos de la tenencia de animales de compañía.

Considerando todo lo anterior, en uso de las competencias que me han sido conferidas por la Legislación de Régimen Local, en concreto en el artículo 21.1.c de la

Ley 7/85 de Bases del Régimen Local, dicto el siguiente Bando:
Primero. Perros potencialmente peligrosos. Tendrán la consideración de perros potencialmente peligrosos, los siguientes:

1. Los que pertenezcan a las razas y a sus cruces, que a continuación se relacionan:

– Pit Bull Terrier

– Stanffordshire Bull Terrier

– American Stanffordshire Terrier

– Rottweiler

– Dogo Argentino

– Fila Brasileiro

– Tosa Inu

– Akita Inu

2. Aquellos individuos de otras razas o los mestizos, cuyas características se correspondan con todas o la mayoría de las siguientes:

– Fuerte musculatura, aspecto poderoso, robusto, configuración atlética, agilidad, vigor y resistencia.

– Marcado carácter y gran valor. Pelo corto.

– Perímetro torácico comprendido entre 60 y 80 centímetros, altura a la cruz entre 50 y 70 centímetros y peso superior a 20 kilogramos.

– Cabeza voluminosa, cuboide, robusta, con cráneo ancho y grande y mejillas musculosas y abombadas. Mandíbulas grandes y fuertes, boca robusta, ancha y profunda.

– Cuello ancho, musculoso y corto.

– Pecho macizo, ancho, grande, profundo, costillas arqueadas y lomo musculoso y corto.

– Extremidades anteriores paralelas, rectas y robustas y extremidades posteriores muy musculosas, con patas relativamente largas formando un ángulo moderado.

3. Aquellos perros que, aún no estando incluidos en los apartados anteriores, manifiesten un carácter marcadamente agresivo o que hayan protagonizado agresiones a personas o a otros animales.

Segundo. Otros animales potencialmente peligrosos. Aparte de los perros, se consideran animales potencialmente peligrosos todos los que, perteneciendo a la fauna salvaje y siendo utilizados como animales domésticos o de compañía, con independencia de su agresividad, pertenezcan a especies o razas con capacidad de causar la muerte o lesiones a las personas o a otros animales y daños a las cosas.

Tercero. Licencia para la Tenencia de Animales Potencialmente Peligrosos. Para la tenencia de algún animal potencialmente peligroso, será requisito previo imprescindible la obtención de una Licencia Administrativa, que será otorgada por el Ayuntamiento.

Cuarto. Solicitud de Licencia. Sin perjuicio de lo dispuesto en la Ley 30/1992, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común, para la obtención o renovación de dicha Licencia para la Tenencia de Animales Potencialmente

Peligrosos, junto a la solicitud se adjuntará la siguiente documentación:

– Acreditación de ser mayor de edad.

– Certificación negativa expedida por la Gerencia del Ministerio de Justicia en Albacete (C/ Tinte, número 3), relativa a no haber sido condenado por delitos de homicidio, lesiones, torturas, contra la libertad o contra la integridad moral, la libertad sexual y la salud pública, asociación con banda armada o de narcotráfico, así como no estar privado por resolución judicial del derecho a la tenencia de animales potencialmente peligrosos.

– Certificación negativa expedida por la Administración Pública autonómica (Delegación en Albacete de la Consejería de Agricultura y Medio Ambiente, en calle Tesifonte Gallego, 1), relativa a no haber sido sancionado por infracciones graves o muy graves con alguna de las acciones accesorias de las previstas en el apartado 3 del artículo 13 de la Ley 50/1999. No será impedimento para la obtención o renovación de la licencia, haber sido sancionado con la suspensión temporal de la misma, siempre que, en el momento de la solicitud, la sanción de suspensión anteriormente impuesta haya sido cumplida íntegramente.

– Certificación de capacidad física y aptitud psicológica, emitido por un centro de reconocimiento debidamente autorizado, según el Real Decreto 2.272/1985, por el que se determinan las aptitudes psicofísicas que deben poseer los conductores de vehículos y por el que se regulan los centros de reconocimiento destinados a verificarlas, todo ello sin perjuicio de que la administración autonómica acuerde que dichos certificados puedan ser emitidos por otros facultativos.

– Acreditación de haber formulado un seguro de responsabilidad civil por daños a terceros, con una cobertura no inferior a ciento veinte mil euros (120.000 euros).

Quinto. Solicitud para unidades familiares. La licencia a la que se refiere el punto anterior es personal e intransferible. Por ello, toda persona mayor de edad que quiera manejar un perro potencialmente peligroso, tendrá la obligación de estar en posesión de la misma. A tal efecto, los miembros de una misma unidad familiar podrán realizar solicitud conjunta, sin perjuicio de la necesidad de acreditar individualmente los requisitos exigidos.

Sexto. Validez de la licencia. La referida Licencia para Tenencia de Animales Potencialmente Peligrosos, tendrá validez de 5 años, pudiendo ser renovada por períodos sucesivos de igual duración. Cualquier variación de los datos que figuren en la Licencia, deberá ser comunicada por su titular al órgano municipal que la expidió, en el plazo de 15 días, contados desde la fecha en que se produzca.

Séptimo. Obtención de la Licencia, por las personas que posean un animal potencialmente peligroso. Los poseedores de animales potencialmente peligrosos tendrán plazo hasta el día 28 de junio de 2002, para la obtención de la Licencia referida en los puntos anteriores.

A tal efecto, se podrá recoger el correspondiente formulario en el Registro Municipal o Sección de Medio Ambiente.

Octavo. Dudas ante perros censados que pudieran ser calificados como potencialmente peligrosos. Para todos los perros censados que no sean de las razas potencialmente peligrosas y sus cruces, los poseedores deberán aportar a la Sección de Medio Ambiente, antes del 28 de junio de 2002, Certificado Veterinario Oficial donde se determinen los siguientes extremos:

a) Que el perro no pertenece a alguna de las razas y sus cruces, referidas en el apartado primero de este Bando.

b) Si el perro cumple o no, la mayoría de las características físicas referidas en el apartado primero de este Bando.

c) Si el perro manifiesta o no, un carácter marcadamente agresivo.

En caso de que el Certificado Veterinario Oficial, calificase a un perro ya censado como potencialmente peligroso, el tenedor está obligado a obtener la Licencia municipal de tenencia, en idénticas condiciones y plazos referidos en los apartados anteriores.

Noveno. Registro Municipal de Animales Potencialmente Peligrosos. Una vez obtenida la Licencia Administrativa para la Tenencia de Animales Potencialmente Peligrosos, los mismos deberán inscribirse en el Registro Municipal de Animales Potencialmente Peligrosos, que se crea a tal efecto, en el plazo de 15 días a partir de la fecha de obtención de la mencionada Licencia, debiendo, a su vez, aportarse los datos de identificación del perro mediante microchip.

Décimo. Comunicaciones al Registro Municipal de Animales Potencialmente Peligrosos. A efectos de la inclusión en la Hoja Registral, el poseedor de un animal potencialmente peligroso deberá comunicar su venta, traspaso, donación, robo, pérdida o traslado a otra Comunidad

Autónoma, en éste último caso si es con carácter permanente o por un período superior a 3 meses.

La sustracción o pérdida de un animal potencialmente peligrosos, deberá de ser comunicada por su titular, en el plazo máximo de 48 horas desde que tenga conocimiento de esos hechos.

Igualmente se comunicará la muerte o sacrificio certificado por veterinario o autoridad competente, que servirá para el cierre de la Hoja Registral.

Decimoprimero. Certificado de sanidad animal. Para los animales potencialmente peligrosos, deberá obtenerse con carácter anual y aportarse al Registro Municipal, certificado de sanidad animal expedido por la autoridad competente, que acredite la situación sanitaria del animal y la inexistencia de enfermedades o trastornos que lo hagan especialmente peligroso.

Decimosegundo. Perros potencialmente peligrosos en lugares y espacios públicos. Sin perjuicio de lo dispuesto en la Ley 7/1990 de Protección de Animales Domésticos de Castilla-La Mancha, su Reglamento y la Ordenanza Municipal de Medio Ambiente, para contribuir a la seguridad de las personas, otros animales y los bienes, deberán cumplirse las siguientes determinaciones:

1. En lugares y espacios públicos, los perros potencialmente peligrosos deberán llevar obligatoriamente bozal apropiado para la tipología racial de cada animal.

2. Igualmente en lugares y espacios públicos, los perros potencialmente peligrosos deberán ser conducidos y controlados con cadena o correa no extensible de menos de 2 metros, sin que pueda llevarse más de uno de estos perros por persona.

3. Los animales potencialmente peligrosos que se encuentren en una finca, casa de campo, chalet, parcela, terraza, patio o cualquier otro lugar delimitado, habrán de estar atados, a no ser que se disponga de habitáculo con la superficie, altura y adecuado cerramiento, para proteger a las personas y animales que accedan o acerquen a estos lugares.

4. En los lugares expresados en el punto anterior de este apartado, los cerramientos serán suficientes para impedir la salida de los animales potencialmente peligrosos, debiendo conservarse en perfecto estado para que cumplan su función en este sentido.

Decimotercero. Documentos acreditativos en lugares y espacios públicos. La persona que conduzca y controle a un animal potencialmente peligroso en lugares o espacios públicos, deberá llevar consigo, en todo momento, la correspondiente Licencia para la Tenencia, así como la acreditación de la inscripción del animal en el Registro Municipal. A tal efecto, el Ayuntamiento facilitará un carnet de Registro del animal, donde figure referencia a las Licencias del propietario y tenedores, así como, en su caso, a la inscripción del perro en el registro municipal.

Decimocuarto. Identificación de perros potencialmente peligrosos. Todos los perros potencialmente peligrosos deberán estar identificados mediante

microchip.

Decimoquinto. Departamento municipal competente.

El departamento municipal encargado de gestión en relación con los animales potencialmente peligrosos, será el Servicio de Salud Ambiental, a través de la Sección de Medio Ambiente.

Decimosexto. Normas generales para tenencia de perros.

Censo de perros y gatos. Se recuerda que, conforme a lo establecido en la Ley de Protección de Animales Domésticos de Castilla-La Mancha, el Reglamento que la desarrolla y la Ordenanza Municipal de Medio Ambiente, los propietarios de perros y/o gatos que vivan habitualmente en el término municipal, están obligados a inscribirlos en el Censo Municipal de Perros y Gatos, así como comunicar su cesión, venta o fallecimiento.

A estos efectos, se establece plazo hasta el día 31 de julio de 2002, para que sean censados en este Ayuntamiento, todos los perros mayores de 3 meses, que tengan su residencia habitual en el término municipal de Albacete. A tal efecto, se podrá recoger el correspondiente formulario en el Registro Municipal o Sección de Medio Ambiente. Una vez censados, se facilitará el correspondiente carnet identificativo.

Tránsito de perros por vías públicas. Se recuerda que en las vías públicas y zonas verdes, los perros deben ir identificados y atados con correas o método más adecuado para la condición del animal. Por lo tanto, de acuerdo con lo establecido en el artículo 5, punto f), de la Ordenanza Municipal de Uso y Aprovechamiento de la Vía Pública, que modifica el punto 2 del artículo 432 de la Ordenanza Municipal de Medio Ambiente, queda prohibido transitar por la vía pública con un perro suelto.

Identificación de la generalidad de perros. Con carácter general, y en ejecución de lo dispuesto en el artículo 4 del Decreto 126/1992, por el que se aprueba el Reglamento para la ejecución de la Ley 7/1990, de Protección de Animales Domésticos, se establece el microchip como forma de identificación de perros en el término municipal de Albacete. A tal efecto, se otorga de plazo hasta el día 31 de julio de 2002 para su implantación en todos los perros cuya residencia habitual sea en el término municipal.

Decimoséptimo. Cumplimiento del bando.

El presente Bando entrará en vigor, sin perjuicio de su publicación en los medios de comunicación y en el tablón de anuncios del Ayuntamiento, al día siguiente de su publicación en el Boletín Oficial de la Provincia.

En Albacete a 18 de abril de 2002.–El Alcalde,

Manuel Pérez Castell.



•15.450•


Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos