Atención y apoyo psicológico a victimas de desastres



Descargar 31.5 Kb.
Fecha de conversión03.08.2018
Tamaño31.5 Kb.
Vistas70
Descargas0

ATENCIÓN Y APOYO PSICOLÓGICO A VICTIMAS DE DESASTRES

1.- DESCRIPCIÓN DEL PROBLEMA:
Un desastre se produce cuando un agente perturbador pone al descubierto las condiciones de vulnerabilidad de personas, comunidades o diversos seres vivos y medio ambiente hasta el grado de suponer una grave amenaza.
Las áreas más vulnerables siempre son los centros urbanos.

Clasificación de Desastres



Naturales: están relacionados con eventos meteorológicos, geológicos o biológicos e incluyen fenómenos tales como inundaciones, sequías, huracanes, etcétera.
Antropogénicos: se vinculan con actividades humanas e incluyen eventos tales como explosiones, incendios, derrame de sustancias tóxicas (en diferentes ambientes), contaminación ambiental y eventos relacionados con el mal funcionamiento de la infraestructura.
La amenaza de los ciclones en México es constante: puede perjudicar a 74 ciudades habitadas por 12 millones de personas.
También está presente el riesgo sísmico, que es máximo en 151 ciudades cuya población suma 32.1 millones.
Como si fuera poco, de los 35 volcanes activos del país, 14 son considerados de alto riesgo.
Las personas victimas de un desastre sufren diferentes pérdidas, su hogar, su trabajo, su salud física e incluso a su familia o algunos miembros de la misma, provocando además perder su estabilidad emocional, misma que puede ocasionar serios trastornos mentales desde depresión severa hasta posibles psicosis.
El Gobierno de México, tiene un fondo económico destinado a utilizarse en casos de desatres, para intentar reparar los daños materiales que este pudo provocar, como construcción de nuevas casas para aquellos que la han perdido, ofrecer trabajos temporales para quienes lo han perdido como consecuencia del mismo, así como a través de las Instituciones de Salud Gubernamentales realizar campañas emergentes para evitar enfermedades infecciosas, como el colera, entre otras, aplicando vacunas y diferentes estrategias epidemiológicas y de atención médica curativa.
Sin embargo, en el area de la salud mental, no se han reforzado las estrategias y acciones para la atención de las victimas de desastres, ante la desesperanza a la que se enfrentan y las pocas espectativas de vida que pueden vislumbrar por todas las pérdidas sobre todo las humanas que han sufrido.

2.- ACTORES Y SECTORES INVOLUCRADOS:

Muchos de los desastres no pueden prevenirse especialmente los naturales, sin embargo se pueden tomar diferentes acciones para proteger la propia integridad y la de otros, mismos que se encuentran en la planeación, la prevención y la realización de simulacros que automaticen las respuestas y provean al individuo de un aprendizaje que asegure el éxito.


Las instituciones de salud como el I.S.S.S.T.E., el I.M.S.S., la Secretaría de Salud, el DIF e incluso las del Sector Privado, juegan un papel trascendental para la atención de las victimas de desastre en la implementación de estrategias integrales para la atención médica, epidemilógica y de salud mental utilizando sus recursos humanos profesionales como médicos familiares, psicólogos, psiquiátras, enfermeras y trabajadoras sociales para ofrecer a sus derechoahabientes la atención emergente requerida.

3.- POSIBLES SOLUCIONES:



  • Crear o reforzar un sistema de red institucional para la atención integral, médica, psicológica y asistencial de las victimas de desastre.




  • Capacitar a los miembros del equipo de salud, médicos, psicólogos, psiquiátras, enfermeras y trabajadoras sociales sobre los principales aspectos de prevención, apoyo , orientación, tratamiento e intervención en crisis, así como los principales trastornos mentales que sufren las victimas de desastre, como depresión, episodios psicóticos y que en estos casos se agudizan.




  • El I.S.S.S.T.E., así como otras Instituciones de Salud deberán ofrecer a sus propios trabajadores cursos de capacitación, prevención, manejo de la crisis ante la propia experiencia, brindándoles herramientas para enfrentar ellos mismos cualquier situación catastrófica como posibles víctimas de desastre.




  • A través del equipo de salud, ofrecer pláticas infomativas de prevención y acciones a tomar en casos de desastre dirigidas a la población en general en escuelas, clínicas y hospitales.




  • Crear brigadas especiales con profesionales capacitados para ofrecer atención psicológica e intervención en crisis.




  • Involucrar a los especialistas en tanatología para incluirse en las brigadas multidisciplinarias de emergencias ante los desastres.




  • Capacitar a los profesionales de la salud miembros de las brigadas en aspectos relevantes sobre tanatología para ofrecer mayor apoyo sobre las pérdidas, el manejo y elaboración del duelo.




  • Incluir en la página Web del I.S.S.S.T.E. y de otras instituciones de salud, información básica sobre prevención de desastres y un directorio institutcional de atención médica y psicológica.




  • Implementar una línea telefónica emergente de apoyo psicológico.




  • Elaborar material didáctco, carteles, trípticos, videos, etc., con información básica sobre que hacer en caso de desastres.




  • Establecer coordinación interinstitucional para que las diferentes instituciones de salud, como ISSSTE, IMSS, Secretaría de Salud, DIF, e incluso algunas organizaciones privadas ofrezcan atención psicológica e intervención en crisis a las victimas de desastres.


Elaboro: Licenciado en Psicología. Héctor Noé Morales Ortiz


Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos