Apuntes sobre técnicas, procedimientos y normas de eia


Principios y objetivos de la evaluación de impacto ambiental



Descargar 3.36 Mb.
Página5/23
Fecha de conversión10.12.2017
Tamaño3.36 Mb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   23

1.3. Principios y objetivos de la evaluación de impacto ambiental

El significado de la EIA como herramienta predictiva y correctiva se comprende en la necesidad de:



  • Integrar los factores que caracterizan el medio ambiente y los que caracterizan el proyecto o plan.

  • Valorar las alternativas, incluida la de no realizar proyecto.

  • Desarrollar un sistema informativo (metodología) que permita recoger y verificar la información estado actual del medio ambiente y su dinámica.

La EIA es un análisis información, siendo su esencia la confrontación de diferentes alternativas para la toma de decisiones. Cualquier metodología EIA tiene que pasar por el proceso de:



  • Identificación de impactos.

  • Caracterización de impactos.

  • Valoración de impactos.

Los valores fundamentales de la EIA son:



  • Sostenibilidad: el proceso de EIA debe resultar en la protección del medio ambiente.

  • Integridad: el EIA establecido según estándares científicos y técnicos, de esta manera siempre se realiza de la misma manera.

  • Utilidad: el proceso de EIA debe suministrar información creíble, equilibrada y apropiada para la toma de decisiones por parte del evaluador (como proceso de integración del promotor en su decisión proyectual) y la administración.

Los principios directores de la EIA son:



  • Participación: máxima posible.

  • Transparencia: abierta y accesible.

  • Certeza: proceso y esquema EIA acordado por todas las partes.

  • Responsabilidad: toma decisiones responsables.

  • Credibilidad: realizada con profesionalidad y objetividad.

  • Beneficio-coste: que protección medio ambiente se haga al menor coste posible.

  • Flexibilidad: adaptabilidad a cualquier situación y toma decisión.

  • Pragmática: información e informes producidos sirvan para tomar decisiones fácilmente.

Los principios pueden resumirse y sintetizarse en tres: (1) suficiencia técnica de la evaluación; (2) generación de alternativas; (3) participación pública.


Los beneficios directos que produce la aplicación de la EIA son:



  • Localización óptima de proyecto (fábrica, carretera, etc) y/o mejor diseño.

  • Mejor cumplimiento con estándares ambientales (evitar multas).

  • Ahorro en costes de inversión y de mantenimiento.

  • Reducción de tiempo y costes en aprobación de solicitudes de proyectos.

  • Incremento de la aceptación del público de los proyectos.


1.4. Evaluación ambiental de proyectos de actividades o instalaciones

Ya se ha señalado que la evaluación de impacto ambiental (EIA) es un procedimiento normativo-administrativo que tiene por objeto la identificación, predicción e interpretación de los impactos ambientales que un proyecto o actividad produciría en caso de ser ejecutado, así como la prevención, corrección y valoración de los mismos, todo ello con el fin de ser aceptado, modificado o rechazado por parte de las administraciones actuantes.


De esta manera, las EIA se han convertido en el instrumento más poderoso de nuestra sociedad para preservar el medio ambiente y los recursos naturales al enmarcarse dentro de un proceso más amplio, que introduce los factores ambientales5 en la toma de decisiones sobre la conveniencia o no de un proyecto con incidencia importante en el medio natural.
La duda en cuanto a las capacidades reales de las EIA al generalizarse como trámite administrativo, proviene de la ambigüedad de su implantación, ya que tenemos que tener en cuenta que la legislación sobre impactos ambientales se sigue centrando hoy en día en la fase de proyecto, si no en la de anteproyecto. Generalmente quedan exentas de su alcance las fases anteriores.
En todo caso la EIA debe comprender al menos, la estimación de los efectos sobre la población humana, la fauna, la flora, la gea, el suelo, el aire, el clima, el paisaje y la estructura y función de los ecosistemas presentes en el área previsiblemente afectada. Asimismo debe comprender la estimación de la incidencia del proyecto, obra o actividad, tiene sobre los elementos que componen el Patrimonio Histórico, sobre las relaciones sociales y las condiciones de sosiego público, tales como ruidos, vibraciones, olores y emisiones luminosas, y la de cualquiera otra incidencia ambiental que pudiera producirse.
En cuanto a los modelos del procedimiento de EIA se destaca la existencia de los siguientes:


  • Reactivo: Tiene lugar cuando un proyecto determinado, no previsto en un plan previo, y una vez tomada la decisión de ejecutarlo, es sometido a evaluación ambiental. Evidentemente es un método desaconsejable, ya que al enfrentarse a una decisión ya tomada, su eficacia necesariamente ha de ser escasa.




  • Semiadaptativo: El momento de tomar la decisión sobre el proyecto en cuestión, igualmente no previsto en un plan previo, tiene lugar después de efectuar la EIA. Este enfoque es el que más reiteradamente se está produciendo en la actualidad española, suponiendo una importante mejora respecto del planteamiento anterior.




  • Adaptativo: Es el tipo de enfoque idóneo, considerando que todo proyecto debe estar previsto en un plan anterior, Así la EIA se agiliza por la información contenida en el plan, con lo que el proceso de protección ambiental se sinergetiza si se ha llevado a cabo la Evaluación Ambiental del Plan en el que se enmarca el proyecto o actividad evaluada.

La EIA consiste valoración efectos actividad humana en entorno. Este efecto ambiental puede entenderse como:



  • Pérdida parcial o total de recursos, o de calidad.

  • Inducción riesgos al aumentar vulnerabilidad territorio.

En esencia la EIA es comparación situación anterior y posterior proyecto. El problema radica en que situación posterior no es real sino una predicción. EIA debería ser llevado a cabo:




  • A través del ciclo proyecto, empezando tan pronto como sea posible en la fase de diseño del proyecto.

  • Con referencia clara a los requerimientos para autorización proyecto.

  • Consistente con aplicación de la mejor tecnología disponible.

  • De acuerdo con procedimientos establecidos.

De esta forma, la EIA debería resultar en:



  • Información apropiada y precisa con respecto a la naturaleza, magnitud y significancia impactos, y consecuencias de las diversas alternativas.

  • Preparación de informe evaluación ambiental que presente información de manera clara, entendible y relevante para responsables de toma de decisiones.

  • Suministro de soluciones a problemas y conflictos al máximo posible durante todo el proceso.

EIA debería proveer la base para:



  • Toma de decisiones medioambientalmente estudiadas.

  • Diseño, planeamiento y construcción de proyectos aceptables que cumplan todos los requerimientos ambientales.

  • Proceso de control y vigilancia con requerimientos para control, gestión y evaluación de significancia de los efectos potenciales.

El esquema general de la EIA debe incorporar:



  • Introducción, objetivos y metodología trabajo.

  • Descripción proyecto.

  • Descripción medio.

  • Identificación, descripción y valoración impactos.

  • Identificación impactos.

  • Selección de alternativas.

  • Descripción y valoración impactos.

  • Propuesta medidas correctoras.

  • Programa de vigilancia ambiental.

  • Documento de síntesis.

  • Anexos: cartografía, fotos, estudio de ruidos, aceptación social.


1.5. Evaluación ambiental estratégica (EAE) de planes y programas6

Como ha sido reconocido en numerosas ocasiones, la evaluación de impacto ambiental de proyectos carece de sentido pleno si no está integrada en un proceso más amplio de evaluación ambiental, que viene denominándose “evaluación ambiental estratégica” en la literatura científica. No obstante, hoy día este tipo de evaluación no está recogida en la legislación básica estatal. De hecho, en la exposición de motivos de la Ley 6/2001, de modificación del RDL 1302/1986, se cita: “(...) y sin perjuicio de que en un futuro próximo sea necesario regular las evaluaciones estratégicas de planes y programas, dado que ya existe en el ámbito comunitario una propuesta de Directiva sobre la que el pasado 30 de marzo se adoptó la Posición Común (CE) 25/2000 (...)”. Mientras tanto, se considera de interés introducir en este documento, aunque de forma muy somera, los contenidos y alcances de los procesos de evaluación ambiental estratégica.


La Directiva 2001/42/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 27 de junio de 2001, relativa a la evaluación de los efectos de determinados planes y programas en el medio ambiente tiene como objetivo contribuir a la integración de aspectos medioambientales en la preparación y adopción de planes y programas que puedan tener efectos significativos en el medio ambiente mediante la evaluación de su impacto ambiental.
Esta directiva tiene por objeto completar el sistema de evaluación de impacto ambiental de proyectos previsto en la Directiva 85/337/CEE, relativa a la evaluación de las repercusiones de determinados proyectos públicos y privados en el medio ambiente [Diario Oficial L 175 de 05.07.1985]. La Directiva 85/337/CEE establece un sistema de evaluación previa, a cargo de los Estados miembros, de los efectos que pudieran tener sobre el medio ambiente distintos proyectos públicos y privados. El campo de aplicación de la Directiva 85/337/CEE incluye la realización de trabajos de construcción o de otras instalaciones u obras, así como otras intervenciones en el medio natural o el paisaje. A partir de la presente directiva, se establecerá un sistema de evaluación previa también en la fase de planificación.
La presente directiva se aplica a los planes y programas que pueden tener efectos significativos en el medio ambiente, preparados y aprobados por una autoridad competente, o que son preparados por una autoridad competente para su aprobación por un acto jurídico, así como a las modificaciones de tales planes y programas. La evaluación ambiental es obligatoria en el caso de planes y programas elaborados con respecto a la ordenación del territorio urbano y rural, la utilización del suelo, el transporte, la energía, la gestión de residuos, la gestión de recursos hídricos, la industria, las telecomunicaciones, la agricultura, la silvicultura, la pesca y el turismo y que constituyan el marco de las autorizaciones posteriores de proyectos específicos enumerados en los Anexos I y II de la Directiva 85/337/CEE. También es obligatoria cuando se trata de aprobar planes y programas que pueden afectar a espacios protegidos por la Directiva 92/43/CEE y que deben evaluarse en virtud de esa directiva. Otros planes y programas que establezcan el marco de autorizaciones posteriores de proyectos deberán someterse a una evaluación ambiental si un examen realizado según los criterios del Anexo III de la directiva indica que pueden tener efectos significativos sobre el medio ambiente.
Antes de la adopción o la sumisión al procedimiento legislativo de un plan o programa, la autoridad competente del Estado miembro en cuestión deberá realizar una evaluación ambiental y redactar, tras consultar con las autoridades responsables en materia de medio ambiente, un informe medioambiental en el que se especifiquen, entre otras cosas: 1) el contenido y los objetivos principales del plan o programa; 2) las características ambientales de la zona que pudiera ser afectada por el plan o programa; 3) todos los problemas ambientales existentes relacionados con el plan o programa; 4) los objetivos nacionales, comunitarios o internacionales de protección ambiental que guarden relación con el plan o programa en cuestión; 5) las repercusiones ambientales que pudieran derivarse de la ejecución del plan o programa; 6) las medidas previstas para prevenir, reducir y compensar los efectos negativos en el medio ambiente; 7) las medidas de seguimiento previstas. En la declaración se incluirá también un resumen no técnico de esa información.
El proyecto de plan o programa y el informe medioambiental deben ponerse a disposición de las autoridades responsables en materia de medio ambiente y del público, y se les dará la oportunidad de expresar su opinión sobre el proyecto de plan o de programa antes de su aprobación o sumisión al procedimiento legislativo.
El Estado miembro responsable de la elaboración de un plan o programa deberá enviar una copia del proyecto del mismo, junto con una copia del informe sobre los efectos en el medio ambiente, a los demás Estados miembros: cuando considere que el plan o programa pudiera tener repercusiones ambientales en el territorio de otros Estados miembros, a petición de esos Estados miembros. A petición de esos Estados miembros, se iniciarán consultas con el Estado miembro responsable sobre los efectos transfronterizos del plan o programa, así como sobre las medidas previstas para reducirlos o eliminarlos.
El informe medioambiental y las opiniones expresadas por las autoridades responsables y el público, así como los resultados de las consultas transfronterizas deben ser tomados en consideración por la autoridad competente durante la elaboración y antes de la adopción del plan o programa.
Cuando se apruebe un plan o programa, el Estado miembro responsable informará a las partes interesadas y consultadas. Pondrá a su disposición: el plan o programa aprobado, una declaración que resuma de qué manera se han integrado en el plan o programa los aspectos medioambientales y el informe medioambiental, las opiniones expresadas y los resultados de las consultas, las razones de la elección del plan o programa aprobado, las medidas de seguimiento previstas.
Los Estados miembros podrán establecer procedimientos coordinados para evitar la duplicación de las evaluaciones en el caso de aquellos planes o programas para los que existe obligación de efectuar una evaluación de sus efectos en el medio ambiente a la vez en virtud de la presente directiva y de otras normas comunitarias.
El plazo para la aplicación de la normativa en los estados miembros es del 21/07/2004, con entrada en vigor al 21/07/2001 (Diario Oficial L 197 de 21/07/2001).
La evaluación ambiental estratégica de PPP (planes, programas y políticas sectoriales) se define como el proceso sistemático de estudiar y anticipar las consecuencias ambientales de las iniciativas propuestas en los altos niveles de la toma de decisión. Tiene como objeto incorporar el criterio ambiental desde el primer momento como elemento de decisión en todos los sectores y grados de la planificación, al mismo nivel que los criterios económicos y sociales.
La Evaluación Ambiental Estratégica (EAE) es un instrumento diseñado para:

  1. evaluación de efectos ambientales de las PPP, y

  2. su integración en el proceso de decisión.

En la figura adjunta se muestra el diagrama básico del proceso de evaluación ambiental estratégica, estableciendo tres ámbitos de acción: (1) proceso de formulación de las PPP; (2) análisis de factores que producen sesgos ambientales; (3) metodología interna de la EAE.





De forma sintética, el procedimiento general de la EAE consiste en:
1. Análisis previo de la PPP

  • identificación de los objetivos de la PPP

  • ¿se requiere una EAE?

  • Definición del marco institucional y social

2. Definición del ámbito de aplicación de la EAE

  • Análisis previo de los valores ambientales afectados

3. Análisis ambiental

  • Identificación y caracterización de las alternativas

  • Informe del estado del medio ambiente

4. Evaluación de la información externa

  • Recopilación de información sobre la PPP

  • Georreferenciación de las alternativas

  • Inclusión de expertos y organizaciones independientes

5. Participación pública

6. Toma de decisión



  • Análisis de las opciones alternativas

7. Información sobre la EAE

8. Seguimiento: Identificación de las medidas de seguimiento


El resultado práctico del proceso de evaluación ambiental estratégica es el informe ambiental del Plan o Política que se estén analizando. En la figura adjunta se expone, a modo de ejemplo, el esquema básico de interactuación para un análisis de planificación del transporte urbano. El propio procedimiento de formulación del plan de transporte se desarrolla en paralelo con el proceso de evaluación ambiental, que a su vez está vinculado –como elemento fundamental- con el conjunto de procesos de participación de la comunidad. Como puede observarse, se trata de un procedimiento de realimentación secuencial que deriva en el plan como resultado de carácter sectorial y en el informe ambiental del plan como integrador.






Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   23


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad