Apuntes sobre técnicas, procedimientos y normas de eia


Técnicas de representación cartográficas y gráficas27



Descargar 3.36 Mb.
Página16/23
Fecha de conversión10.12.2017
Tamaño3.36 Mb.
1   ...   12   13   14   15   16   17   18   19   ...   23

2.16. Técnicas de representación cartográficas y gráficas27

Cada apartado de los expuestos más arriba dispone de una técnica de exposición y representación. Por su importancia, y si bien no es frecuente insistir en este punto, vamos a introducir brevemente las distintas técnicas gráficas de representación. Cada una de las fases y documentos de evaluación ambiental requiere del uso de técnicas de representación no verbales sino visuales, bien cartográficas como mapas, planos, y cortes, cuya caracterísitica es que están georreferenciados28; o bien gráficos no georreferenciados: tablas, figuras, gráficos, diagramas y esquemas. Se ha venido exponiendo que el objetivo de los documentos propios de una evaluación ambiental es exponer con suficiente claridad y rigor, para un público de formación media, las cuestiones más importantes. Esto en particular para documentos como el de síntesis, que tiene una presencia muy importante en el proceso de participación e información pública.



2.16.1 Técnicas de representación cartográficas (mapas y planos)

En el campo de las aplicaciones ambientales es progresivamente más frecuente el empleo de sistemas de representación georreferenciados, esto es, cartografía del espacio con una construcción geométrica que representa –a escala- la realidad. La correcta interpretación de los planos, leyenda, contenidos y escalas, es completamente necesaria para establecer e interpretar los procesos ambientales que se están analizando.


Sin embargo, podríamos hablar de un frecuente fenómeno de alergia a los planos, por considerarse excesivamente técnicos, o precisos o comprometidos. Ante este comportamiento debe incidirse en la necesidad de que la información de corte ambiental esté, en la mayor medida posible, referenciada al espacio. Los planos, o la cartografía en general, no son elementos ilustrativos ni accesorios, sino herramientas fundamentales para la comprensión y gestión de la realidad ambiental. Introducimos en este apartado unas cuestiones básicas sobre elementos de cartografía.
Primero hemos de establecer la diferencia entre mapas, planos, cortes y croquis. Se entiende por mapa aquella representación cartográfica de escala 1:25.000 o de menor detalle (ej. 1:50.000, 1:100.000, 1:1.000.000, etc). Los mapas se utilizan para definir grandes espacios, líneas de comunicación importantes o grandes elementos del territorio. Sólo tienen aplicación en el análisis de la evaluación ambiental de proyectos a efectos de enmarcar el ámbito territorial del proyecto, pero no tienen el detalle suficiente para estudiar los problemas ambientales. Sólo en casos de estudios de proyectos de infraestructuras lineales (ej. ferrocarril) puede utilizarse escala de hasta 1:50.000 para las primeras evaluaciones de trazado sobre unidades del territorio definidas a esta escala.
Los mapas base recogen la información básica del territorio: coordenadas geográficas (no en todos los casos), curvas de nivel (desde intervalos de 20 en 20 metros hasta centenares o miles de metros), red hidrográfica básica, red de comunicaciones básica, poblaciones más importantes y toponimia. A partir de los mapas base pueden definirse mapas temáticos. En estos se incorpora algún elemento que quiere representarse, por ejemplo: geología (mapas geológicos), vegetación (mapas de vegetación y cultivos). El campo de los documentos temáticos suele moverse entre las escalas 1:50.000 hasta la 1: 5.000.
Los planos son aquellas representaciones cartográficas de escala 1:25.000 o de mayor detalle (ej. 1:10.000, 1:5.000, 1:1.000, 1:500, etc). Habitualmente, cuando hablamos de planos de detalle nos referimos a escalas de 1:500 en adelante. Los planos se emplean para definir espacios más acotados o incluso detalles constructivos de los proyectos a realizar (planos de detalle). Marcan el orden de magnitud que debe seguirse en el análisis ambiental. Los planos base son aquellos que recogen la información básica del territorio: red de coordenadas, curvas de nivel (topografía), red hidrográfica, red de comunicaciones, poblaciones y toponimia; considerados los elementos básicos para el reconocimiento de un punto sobre el terreno29. A partir de los planos base se elaboran, como se ha expuesto para el caso de los mapas, los planos temáticos. Estos documentos son de utilidad extraordinaria y fundamental para el desarrollo de los estudios ambientales.
Existe cartografía temática que está editada y preparada por diversos organismos oficiales y que constituye uno de los puntos de partida más importantes para iniciar los estudios ambientales en cualquier territorio. Pueden destacarse las siguientes cartografías temáticas que cubren la casi totalidad del territorio nacional: geológica (escalas 1:200.000 y 1:50.000, completo todo el territorio); de cultivos y aprovechamientos (escala 1:50.000), y que permiten una primera visión del medio biofísico que se está estudiando. Para el segundo caso hay que señalar, como dato importante, la cuestión de la actualización. Algunas series cartográficas realizadas hace años han quedado desfasadas, sobre todo en zonas con importante dinámica agroforestal: nuevas superficies de regadío, cambio de uso o vegetación de montes, nuevas zonas de urbanización, etc.
Por otra parte, las cartografías básicas de más fácil acceso y de uso común son las de escalas 1:200.000 y 1:50:000 del Servicio Cartográfico del Ejército, y las de escala 1:50.000 y 1:25.000 del Servicio Geográfico Nacional. Esta última, bastante actualizada, es uno de los referentes más interesantes para enmarcar e iniciar los estudios ambientales.
Por último, tenemos los cortes cartográficos, que son representaciones cartográficas derivadas de una principal. El corte cartográfico es una proyección en dos dimensiones de una línea que atraviesa un mapa o plano. En él pueden representarse elementos de superficie o profundidad (aguas subterráneas, capas geológicas, etc). Permite definir con precisión el corte longitudinal de la variable territorial que estamos analizando (ej. topografía) y tiene aplicaciones singularmente valiosas en el estudio de afecciones al paisaje. En este caso permite trazar las cuencas visuales, o áreas desde que se visualiza un punto o línea, desde otros puntos o líneas.


2.16.2. Técnicas de representación gráfica (tablas, gráficos e ilustraciones)

Además de la representación de la información cartográfica o georreferenciada, que acabamos de ver en el punto anterior, es fundamental la organización y exposición de la información no georreferenciada, la que no está referida a un punto concreto del espacio. Esta información se trataba tradicionalmente de forma textual, aunque ha ido incorporando progresivamente una forma más visual. Esto es debido a la expansión de los procedimientos de representación científica y tecnológica. Vamos a fijarnos en tres grupos fundamentales de técnicas de representación visual: tablas, gráficas e ilustraciones30. Estos instrumentos tienen como finalidad ayudar a los lectores a comprender los datos, y con ello el argumento que se está desarrollando.


La decisión entre presentar los datos de forma visual o verbal debe ser el resultado de una reflexión sobre tres cuestiones: (1) ¿qué tipo de datos son?; (2) ¿cómo pueden comprenderlos mejor los lectores?; (3) ¿cómo deseas que los lectores respondan a ellos?. Es posible comunicarse mejor con palabras cuando la información es cualitativa y no puede presentarse más fácilmente de una manera formal. También se piensa, aunque no de forma unánime, que los lectores procedentes de las disciplinas de humanidades muestran mayor inclinación hacia la comunicación exclusivamente con palabras. Esto puede ser cierto en alguna medida, pero la verdad es que, en los casos que se van a señalar, y especialmente en el ámbito de las disciplinas ambientales, la comunicación visual es absolutamente determinante para elaborar, comprender y enjuiciar los datos elaborados.
¿Qué características deben tener unos datos para aconsejar su representación mediante técnicas visuales o gráficas? Las más importantes son que incluyan elementos independientes y que estos elementos estén relacionados sistemáticamente con cantidades o cualidades. Elementos independientes son aquellos que están bien definidos y son estables, llamados casos: personas, lugares, cosas o conceptos. También el elemento independiente puede ser una variable independiente, esto es, una escala de medición que no cambia en respuesta a otras variables: distancia, tiempo, temperatura, etc. Para permitir su representación visual, estos elementos independientes deben estar relacionados sistemáticamente con cantidades o cualidades, llamadas variables dependientes, esto es, datos que cambian en respuesta a causas externas.
La elaboración de representaciones visuales tiene algunos principios generales que deben conocerse. Las tablas son más precisas y objetivas que las gráficas, por eso deben emplearse cuando quiere describirse con precisión y reducir el impacto retórico31. Por el contrario, las gráficas de barras, circulares o de líneas son visualmente más notables, estimulando a los lectores a reaccionar ante la imagen visual (ej. las gráficas de barras y circulares invitan a los lectores a hacer comparaciones, las gráficas de líneas invitan a ver un historial). Por otra parte, mientras las tablas incitan a los lectores a interpretar la información, las gráficas parecen destacar una cuestión de forma más directa, sin necesitar la interpretación del lector. Veremos ahora brevemente las tres técnicas más utilizadas: tablas, gráficas e ilustraciones.
Como se ha comentado, las tablas son útiles cuando se quiere comunicar valores precisos, o presentar un conjunto voluminoso de datos o cuando no se sabe (o incluso cuando no se quiere decir) qué aspectos de los datos serán los más importantes para los lectores. Las tablas parecen ser objetivas y estimulan a los lectores a extraer sus propias conclusiones. Hay dos tipos: de números y de palabras. El riesgo que presentan las tablas de palabras es que parecen ser reduccionistas y llevan a los lectores a creer que se ha sobresimplificado los conceptos y eliminado los matices. De manera que deben utilizarse solamente cuando las relaciones conceptuales sean claras y no restringidas.
Las gráficas de barras y circulares ofrecen una imagen de los datos que ayuda a los lectores a comprender en términos generales, no de forma precisa, cómo varios casos varían en una o pocas variables dependientes. Son descriptivas, pero pueden sugerir una cronología si se ordenan los datos de manera que parezcan cambiar sistemáticamente, aunque en realidad no lo hagan. Las gráficas circulares son las favoritas de los periódicos y los informes anuales de las empresas, pero rara vez son útiles. Como máximo permiten a los lectores ver proporciones aproximadas entre unos pocos elementos que representan el 100% de la totalidad. En general, para nuestro objeto deben evitarse las gráficas circulares, excepto cuando los lectores necesiten ver sólo unas pocas comparaciones imprecisas.
Las gráficas de líneas no comunican fácilmente valores precisos, pero pueden mostrar de forma efectiva relaciones aproximadas entre muchos puntos, especialmente una imagen de puntos que se mueven de forma continua a lo largo de una línea. Los lectores interpretan estas gráficas como un historial acerca de alguna entidad que cambia con el tiempo, y tenderán a proyectar la tendencia fuera de la gráfica. Dentro de un gráfico debe utilizarse un número reducido de líneas, ya que a partir de tres líneas, especialmente cuando se cruzan, el lector tiene dificultades para seguirlas.
Como hemos señalado, el tipo de datos debe determinar el tipo de imagen a utilizar. Pero hay que considerar también, como redactores o lectores, la existencia e intensidad del impacto retórico que se está comunicando. Si se selecciona una imagen por su impacto (y aunque no sea fruto de la selección) debe tenerse presente que la decisión retórica tiene también una dimensión ética, aunque no siempre es fácil distinguir lo que es objetivo de lo que es ético. Tal vez lo peor sea la inducción voluntaria o involuntaria al error. Veamos un caso, la evolución de los índices de contaminación de una capital de provincia en los últimos 12 meses.




Por último, señalamos las ilustraciones, como otro conjunto –más diverso- de los recursos gráficos que utilizan los investigadores para representar cuestiones conceptuales32. No se va a entrar en detalle de estas, pero en la tabla adjunta se exponen algunas de las formas más comunes usadas en el campo de los estudios ambientales.




Elemento a ilustrar

Herramienta/s más adecuadas

Proceso

Diagrama de flujo

Relaciones lógicas

Diagrama / matriz

Objeto

Dibujo / dibujo de líneas / fotografía

Partes de un objeto

Dibujo de líneas / vista ampliada

Acción o fase de un proceso

Dibujo / dibujo de líneas / fotografía

Relaciones espaciales

Dibujo / dibujo de líneas

Detalles complejos

Dibujo / fotografía

Contexto de investigación

Foto / diagrama

(modificada de Booth, W.C. et al., 1995)




Compartir con tus amigos:
1   ...   12   13   14   15   16   17   18   19   ...   23


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad