Apuntes sobre técnicas, procedimientos y normas de eia


Evaluación de impactos ambientales en situaciones extraordinarias



Descargar 3.36 Mb.
Página15/23
Fecha de conversión10.12.2017
Tamaño3.36 Mb.
1   ...   11   12   13   14   15   16   17   18   ...   23

2.11. Evaluación de impactos ambientales en situaciones extraordinarias

La experiencia ambiental de las últimas décadas nos muestra que una parte muy importante de los daños para la salud humana y el medio ambiente han sido ocasionados por funcionamiento anormal, incidentes o accidentes en actividades e instalaciones. Derrumbamientos de balsas mineras, escapes tóxicos, vertidos accidentales o provocados, roturas de oleoductos, accidentes marítimos, incendios forestales y un largo etcétera componen una lista que acapara un porcentaje muy elevado de los daños ecológicos actuales. A esta lista pueden añadirse, entre otros, los daños causados por actividades bélicas.


En casos muy contados, va incorporándose el concepto global de valoración de impactos que incluye la atención a las situaciones excepcionales o extraordinarias. Puede destacarse en este sentido la Ley (Cataluña) 3/1998, de 27 de marzo, de la intervención integral de la Administración ambiental, en su artículo 4.2., en donde define evaluación ambiental como. “El análisis de los efectos de los resultados medioambientales de la actividad realizada que contenga su descripción y, especfícamente, las instalaciones, las materias primas y auxiliares, los procesos, los productos y el consumo de recursos naturales y energía, y las emisiones de todo tipo y sus repercusiones en el medio considerado en conjunto. Incluye también las repercusiones que puedan resultar de las condiciones de funcionamiento anormales, incidentes y accidentes”.
No obstante, la casi totalidad de los estudios y evaluaciones de impacto ambiental sólo tienen presente la posibilidad de ocurrencia de los impactos en los casos de operación y funcionamiento ordinario. Incluso presuponiendo la correcta ejecución, mantenimiento y operación a lo largo de toda la vida útil de los proyectos. Por esta razón, una nueva disciplina de evaluación de impactos ambientales en situaciones extraordinarias va haciéndose cada vez más necesaria. O, por lo menos, una orientación complementaria en los procesos de evaluación ambiental. Existen otros mecanismos de valoración de este tipo de acontecimientos, como pueden ser los planes de emergencia, pero están orientados y destinados fundamentalmente a la salvaguarda de las personas y los bienes públicos y privados, faltando el punto de conexión adecuado con las técnicas de evaluación de impacto ambiental.
La realidad del cambio ambiental global23, en la que el cambio climático es uno de sus elementos más notables, requiere de una nueva metodología y despliegue de capacidades para integrar nuevas variables (fenómenos extraordinarios) en el ciclo de vida de las actividades e instalaciones que se proyectan en el territorio.

2.12. Evaluación global o balance ambiental

La evaluación global, evaluación integral o balance ambiental, en cualquier término que se utilize para definir la evaluación de los impactos del proyecto en su conjunto, es uno de los aspectos que a menudo quedan fuera de la práctica de las evaluaciones ambientales, a pesar de que la normativa le da un peso muy importante.


La evaluación global tiene dos funciones: primero, establecer la severidad de un proyecto respecto al medio ambiente y comparar proyectos entre sí; y segundo, para comparar entre diversas alternativas desde el punto ambiental para las soluciones estudiadas de un proyecto dado.
La evaluación integrada puede realizarse mediante distintos instrumentos. En el contexto de los estudios de impacto ambiental los más habituales y conocidos son los métodos de Leopold y de Batelle-Columbus24. Ambos se basan en los principios del análisis multicriterio. Es decir, buscan valores de variables relevantes, estandarizan estos valores a una escala común y otorgan pesos a cada variable. De esta forma se obtienen indicadores agregados comparables entre proyectos o soluciones alternativas dentro de un proyecto.
En cierta medida, el procedimiento de evaluación global seguido depende del tipo de proyecto, así como de la tradición que exista en cada país a la hora de utilizar un sistema u otro de evaluación. El análisis coste/beneficio social es tal vez el más utilizado en el análisis económico de proyectos públicos, aunque no demasiado difundido en el ámbito de las evaluaciones de impacto ambiental.

2.12.1. Análisis coste/beneficio social25

En España ha existido una tradición consolidada en los análisis de coste/beneficio social aplicados a la evaluación de proyectos de infraestructuras de transporte y otros ámbitos como el sanitario, educativo, cultural o incluso el ambiental. Sin embargo, esta metodología no estaba originalmente concebida para tener en cuenta la problemática compleja de proyectos con un fuerte impacto ambiental. No obstante, los avances en valoración de bienes que no tienen mercado han acabado por permitir que este instrumento sea del todo aplicable dentro de los estudios de impacto ambiental.


El análisis coste/beneficio consiste en la comparación de costes y beneficios que se generan a lo largo de la vida del proyecto. Si los beneficios superan a los costes el proyecto se considera positivo, y negativo en el caso contrario. El análisis coste/beneficio considera todos los costes y beneficios relevantes, tanto para los promotores de la inversión (privados) como para los externos, de modo que tiene en cuenta el conjunto de la sociedad.
El primer paso para analizar los costes beneficios es identificarlos, aunque deben seleccionarse sólo los más relevantes (el número de variables suele estar por debajo de la docena). Por ejemplo, en el caso de un proyecto de carretera pueden considerarse como costes: los de inversión, ocupación del suelo, mantenimiento y varios costes ambientales; y como beneficios: el ahorro de tiempo en desplazamientos, ahorro de costes de accidentes, ahorro de costes de reparación de vehículos y algunos beneficios ambientales. Debe evitarse en lo posible la doble contabilidad (p.ej. el ahorro de tiempo en una carretera y el aumento del valor inmobiliario son dos medidas de un mismo efecto).
Una vez identificados los costes y beneficios, es necesario definir la vida relevante del proyecto. Esta suele encontrarse entre los 15 y los 30 años, según los proyectos de que se trate. A continuación se procede a la valoración de cada variable relevante, ya correspondan a bienes o impactos que pasan por el mercado (que tienen precio) o que no pasan, como es la mayoría de los impactos ambientales, y en cuyo caso se utilizan los métodos indicados en el apartado anterior. Una vez contabilizado los costes y beneficios se procede a la agregación período por período. Finalmente, al saldo de beneficios menos costes se le aplica una tasa de descuento.
Este tipo de análisis presenta, como en otros casos, las dificultades prácticas derivadas de la falta de tiempo, recursos y datos para llevar a cabo completos estudios coste/beneficio en los impactos ambientales. Especialmente para los impactos ambientales que no se reflejan en el mercado existe una práctica extendida de transferencia de valores en estos análisis. Los procesos de transferencia de valores serían mucho más operativos y fiables si se dispusiera de fondos de valores estándar establecidos previamente para distintas variables y escenarios.

2.13. Establecimiento de medidas preventivas y correctoras

Se entiende como medidas correctoras cualquier tipo acción que como resultado de su aplicación produzca una atenuación o eliminación de un efecto ambiental negativo. El objeto de las mismas es corregir impactos negativos no deseados. De esta forma, los objetivos parciales de las medidas correctoras serán:




  • Atenuar impacto: limitar intensidad o agresividad impacto (sistemas control emisiones atmosféricas…)

  • Cambiar condición impacto: negativo/positivo, temporal/permanente… (técnicas restauración)

  • Compensar impacto: aplicar medidas de efecto contrario a acción impactante

  • Eliminar impacto

La eficacia de las medidas correctoras está condicionada por serie factores que actúan como limitantes de su grado o posibilidad aplicación y, por tanto, de su eficacia. Cuestiones a considerar:




  • Eficacia depende de su correcto diseño.

  • Aplicación de medida no debe suponer creación impactos adicionales.

  • Coste económico de aplicación y mantenimiento efectividad de medida es uno factores más importantes a la hora de su elección.

Otros factores condicionantes menos obvios son:



  • Diseño proyecto y cuidados en fase obra: consideración de aspectos ambientales a hora diseñar proyecto así como ser cuidadoso fase ejecución puede significar reducción gran número impactos, lo que en sí constituye una medida correctora.

  • Escala espacial y temporal, hacer coincidir estas con ámbito aplicación medidas. En relación escala temporal, eficacia depende aplicación simultanea con ejecución obra para evitar impactos secundarios (erosión, inestabilidad,...)

Medidas correctora aplicables a cada caso concreto dependen de magnitud y características de acciones proyecto sobre el medio, existiendo una gran variabilidad. En cualquier caso, conviene tener en cuenta siguientes elementos:




  • Control emisiones a atmósfera.

  • Control emisiones acústicas.

  • Control de residuos peligrosos generados.

  • Control de vertidos a aguas y suelo.

  • Protección ecosistemas sensibles.

  • Defensa áreas de interés por su fauna, flora, patrimonio, paisaje, cultura…

  • Control aspectos socioeconómicos y culturales zona.

Ej. Programa de vigilancia y seguimiento ambiental (PVSA) de un parque eólico
1. Durante la ejecución de las obras, y con carácter mensual, se presentará:


  1. Cronograma de obras debidamente actualizado, con todas las actividades, resaltando las críticas, debiendo incluirse las medidas protectoras y/o correctoras de carácter ambiental.

Con carácter trimestral se presentará un informe de obras que incluya:

  1. Resultados de las mediciones de nivel de ruido durante a fase de construcción del parque

  1. Resultados de los análisis para control de la calidad de las aguas. Se incluirán los datos obtenidos en la primera campaña, previo el inicio de las obras.

  2. Informe, acompañado de reportaje fotográfico en donde se refleje el desarrollo de los trabajos, recogiendo las incidencias, imprevistos y contingencias.

  3. Cartografía a escala 1:5.000 donde se recojan los avances de los trabajos y porcentaje de ejecución de las obras respecto al total, referida a los distintos elementos que conforman el proyecto: viales, implantación de aerogeneradores, gabias para la conducción del cableado, subestación transformadora, etcétera.

2. Al final de las obras, se comunicará la fecha prevista para la puesta en funcionamiento del parque y se presentará un informe de fin de obras, con el siguiente contenido mínimo:




  1. Definición de los imprevistos y contingencias acontecidas durante la realización de las obras, en relación con todos los aspectos incluidos, y descripción detallada del estado final del área afectada.

  2. Cartografía a escala 1:5.000 en donde se reflejen todas las acciones de obra realizadas y los distintos elementos implantados, así como las zonas en donde se realizaron medidas protectoras y/o correctoras de carácter ambiental.

  3. Reportaje fotográfico que recoja los aspectos más destacables de la actuación: zonas en las que se implantaron los aerogeneradores, subestación transformadora y edificio de control, estado de los viales de acceso y servicio al parque, acopios de tierra vegetal, estado de limpieza del área, etcétera.


3. Seguimiento ambiental semestral: a contar desde el inicio de la explotación, durante los dos primeros años de esta. Este informe semestral incluirá, como mínimo, los siguientes contenidos:


  1. Resultados de las mediciones de nivel de ruido en la fase de funcionamiento del parque.

  2. Resultados de una nueva campaña de análisis de la calidad de las aguas.

  3. Seguimiento de las posibles colisiones de avifauna con los aerogeneradores.

  4. Informe, acompañado de reportaje fotográfico, en el que se recojan los resultados de la aplicación del plan de restauración y revegetación, incluyendo los avances en el proceso de regeneración de la cubierta vegetal en todas las zonas afectadas por las obras y aquellas en las que se aplicasen medidas de protección contra la erosión, y en su caso, integración paisajística.


4. Seguimiento ambiental anual: se presentará a partir del segundo año de explotación y tendrá los mismos contenidos que el informe descrito en el punto anterior.
5. Informe ambiental previo al abandono: en un plazo de seis (6) meses previos a la finalización de la explotación del parque, se remitirá un programa de abandono de las instalaciones, que contendrá las acciones previstas por el promotor.
6. Informe posterior al abandono: en un plazo máximo de dos meses a contar desde el fin de las acciones para el desmantelamiento y abandono de la instalación, se enviará un informe que contenga la descripción detallada de las acciones que tengan carácter ambiental, especialmente en lo relativo a residuos peligrosos, elementos paisajísticos y restauración de las superficies afectadas.


2.14. Restauración ambiental

La restauración ambiental es una técnica de integración multiobjetiva de medidas correctoras que, actuando en varios frentes, minimiza distintos impactos sobre el entorno provocados por determinado proyecto. Su eficacia depende de que se hayan considerado en su diseño todos aspectos implicados: impactos causados, situación administrativa y tramitación, medio físico y aspectos socioeconómicos. Conviene seguir una metodología para tener en cuenta mayor número posible factores.


Los objetivos básicos de las técnicas de restauración son:

  • Acondicionamiento y revegetación de suelos

  • Reducción procesos geofísicos

  • Recuperación superficies alteradas

  • Minimización impacto paisajístico

  • Minimización ruidos e inmisiones partículas

  • Protección recursos hídricos

  • Costes mínimos ejecución restauración

Las características habituales del proyecto a considerar para el desarrollo de la restauración son:



  • Taludes en desmonte y terraplén.

  • Obras de drenaje.

  • Zonas sensibles a contaminación atmosférica y ruidos.

  • Áreas que interfieran con recursos hídricos.

  • Muros y obras de fábrica.

  • Encauzamientos de cursos de agua.

  • Áreas naturales protegidas.

De forma general, los factores ambientales a considerar en proyecto restauración:



  • Climatología (del estudio clima de la zona se determinaran las especies vegetales a utilizar en revegetación)

  • Radiación solar.

  • Precipitación, adecuar plantas a la misma para ahorrar mantenimiento.

  • Régimen temperaturas: tª media, máxima y mínima absoluta y periodo libre heladas.

  • Régimen vientos: intensidad y frecuencia.

  • Topografía

  • Relieve: modifica regímenes vientos, precipitaciones, humedad suelo y tª.

  • Exposición: condiciona intensidad factores climáticos.

  • Orientación: modifica la radiación solar.

  • Altitud: modifica la tª y iluminación.

  • Pendiente: condiciona estabilidad.

  • Edafología.

  • textura y estructura: determinan porosidad y almacenamiento agua del suelo, así como su disponibilidad para las plantas.

  • Sustancias nutritivas.

  • Materia orgánica.

  • pH suelo: condiciona disponibilidad ciertos elementos.

  • Profundidad: cada planta tiene diferentes necesidades.

  • Vegetación: el estudio de la vegetación local permite realizar inventario especies que se adaptan entorno y que nos sirve guía elección de especies a utilizar. Un fallo muy corriente es la introducción especies alóctonas, que no se adaptan al medio local, o que necesitan de un cuidado especial.

  • Paisaje: fijarse en el mismo para cuidar la integración paisajística proyecto en entorno y que este no cree una barrera o elemento rompedor de la continuidad

Una vez analizados los principales factores limitantes se determinan las directrices a seguir en la restauración:




  • Áreas de actuación: restaurar cada superficie en concreto, minimizando su impacto en entorno e integrándola en el medio.

  • Implantación: grado de desarrollo de cobertura y necesidad de técnicas especiales para su colocación. Esto condiciona su coste, mantenimiento y ejecución. Debe proyectarse con visión de futuro y con mínimo mantenimiento. Normalmente se debe instalar en lo posible cobertura rústica, adaptada al medio local, pensada para desarrollarse a medio o largo plazo.

  • Selección especies: fundamental para lograr efecto integrador. Características:

  • Resistencia a condicionantes climáticos, edáficos y ambientales.

  • Funcionales.

  • Viabilidad de la implantación.

  • Cuidado posterior mínimo.

  • Morfología, aspecto y forma adecuados a los objetivos finales de integración.

  • Relación coste/calidad.

  • Disponibilidad en vivero.

  • Consideraciones técnicas: cruciales para evitar deficiencias en realización trabajos. Se debe contar pliego prescripciones técnicas, que incluya:

  • Descripción operaciones plantación y accesorias.

  • Materiales básicos.

  • Condiciones de esos materiales.

  • Condiciones, control y conservación del material vegetal.

  • Época de ejecución de las labores.

  • Periodo de garantía de la plantación.

  • Plan de mantenimiento.




  • Presupuesto. Deberá contar con:

  • Mediciones.

  • Precios unitarios y descompuestos.

  • Presupuesto total.


2.15. Indicadores significativos del medio y del proyecto para programa de vigilancia ambiental26

La función es garantizar el cumplimiento de las medidas protectoras o correctoras establecidas en la EIA, así como todas aquellas otras derivadas de la Declaración de Impacto Ambiental y documentación complementaria.


Debe considerar también los procedimientos control de evolución proyecto en sus distintas fases, al modificarse este con la Declaración de Impacto Ambiental y documentación complementaria.
Resultan asimismo una herramienta valiosa para comprobar la cuantía de determinados impactos de difícil predicción y para detectar alteraciones no previstas en el EIA, lo cual es una fuente información para futuros estudios
Los objetivos que deben cumplir estos indicadores son:


  • Comprobar que la ejecución final proyecto se ajusta a lo estipulado en el EIA y a las condiciones impuestas en la Declaración de Impacto Ambiental.

  • Comprobar la correcta aplicación de las medidas correctoras y de aquellas derivadas de la Declaración de Impacto Ambiental.

  • Controlar la evolución de los impactos consecuencia del desarrollo de actividad y la eficacia de las medidas correctoras propuestas.

  • Controlar la evolución de los impactos residuales o la aparición de los no previstos.

  • Proporcionar información acerca de la calidad y oportunidad de las medidas correctoras adoptadas.

  • Proporcionar información que pueda ser usada en al verificación de los impactos identificados y evaluados en el EIA, a fin de mejorar las técnicas y métodos de evaluación de impactos.


Metodología general para establecimiento de medidas de seguimiento en vinculación con los parámetros que se establezcan.
El ámbito temporal abarca la vida del proyecto, el ámbito espacial depende de características proyecto.
Normalmente, se debe definir e instrumentar lo siguiente:

  • Sistemas de comunicación

  • Fuentes de información

  • Parámetros de medición

  • Toma de datos (frecuencia, métodos y puntos muestreo)

  • Análisis y tratamiento de datos

  • Formulación de respuestas

  • Comunicación de resultados y tendencias

Alguno de estos aspectos es difícil de generalizar (toma datos). Otros son más estándar, como el sistema de comunicación, en los que debe aparecer:



  • Órgano sustantivo y/ó promotor

  • Órgano ambiental

  • Otros sectores de la administración

  • Adjudicatarios proyecto

  • Otros contratistas

La formulación de respuestas se refiere a la necesidad de realizar un estudio pormenorizado cuando existan circunstancias especiales que impliquen una situación riesgo.


La comunicación de resultados se refiere a la forma, frecuencia y destinatarios de los resultados proceso vigilancia.
De cualquier manera, los mínimos en cuanto a la documentación a entregar serían:

  • Informe inicial: al inicio de obras. Para determinar la correcta aplicación de las medidas correctoras del EIA y Declaración, y para establecer la situación partida, mediante determinación valores de los parámetros indicadores seleccionados.

  • Informes periódicos: de mensuales a anuales, habitual es seis meses. Reflejan desarrollo acciones proyecto y medidas acometidas. Asimismo, se reflejan los resultados obtenidos, problemas, efectividad medidas, etc.

  • Informes específicos: solo en el caso de que se produzcan incidencias especiales.

  • Informes finales: al finalizar cada fase obra.



Ejecución del programa de seguimiento ambiental
Lo ideal es que personal encargado permanezca a pie de obra, todavía no implantado por completo en España, aunque es a lo que se tiende (a través de planes aseguramiento de calidad o direcciones ambientales obra). Se suelen hacer visitas periódicas. La vigilancia se realiza sobre elementos para los que se han identificado impactos o sobre parámetros que actúen como indicadores de los niveles impacto alcanzados.
Primero se establece la situación de partida mediante la determinación de valores de parámetros indicadores definidos en programa vigilancia. La vigilancia se clasificará en las siguientes tareas:

  • Recolección datos.

  • Análisis datos recogidos.

  • Evaluación de la significación niveles impacto, verificando sus tendencias y superación de los niveles críticos, así como la eficacia de las medidas correctoras.

  • Planificación y diseño de la respuesta ante las tendencias detectadas.

  • Preparación informes periódicos.

Planteamiento de posibles modificaciones de ajuste del programa

Los informes que consten en el programa de vigilancia se elaboran y presentan ante el órgano administrativo establecido.
Asimismo cualquier modificación de los materiales, ejecución de los trabajos y otras especificaciones reflejadas en el proyecto, EIA o Declaración IA, deberá ser informada y sometida a la aprobación del órgano administrativo con competencia en la vigilancia, previamente a la ejecución del programa.




Compartir con tus amigos:
1   ...   11   12   13   14   15   16   17   18   ...   23


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad