Aproximaciones al estudio de la narración: aportes principales



Descargar 1.5 Mb.
Página21/24
Fecha de conversión16.12.2018
Tamaño1.5 Mb.
Vistas446
Descargas0
1   ...   16   17   18   19   20   21   22   23   24

7.3.1.4. Resumen y coda


El resumen y la coda tiene tres posibilidades de realización, una interpersonal, otra ideacional, y una opción textual que revisaremos a continuación.

La realización interpersonal es cuando aparece la persona del narrador (primera) o del entrevistador (segunda) ya sea conjugada en el verbo, o como pronombre como en: Mire yo cuando estaba en la escuela primaria

En el nivel textual también existe la posibilidad de que el narrador use un verbo relacional más que (pronombre anafórico) que también representa y se proyecta sobre toda la historia (o una sección) que viene, como en resulta que:.... Existe una fórmula: pronombre + verbo relacional + grupo nominal (adjetivo + nombre (o pronombre)) como en Esa es una anécdota, o esa es otra, en que el pronombre refiere toda la narración, y establece una relación de identidad (a través del verbo) con la otra estructura nominal que la clasifica. Esta fórmula es usada con mayor frecuencia en la coda que en el resumen.

A nivel ideacional puede realizarse con un sustantivo o grupo nominal que frecuentemente es la nominalización que sintetiza la historia o realza el evento principal de la misma. Existe el caso en que una unidad resume una situación inicial y el estado final de la historia. En la coda, principalmente, el uso de un verbo conjugado (normalmente pasar) más sustantivo como en pasaban cosas, o un verbo más pronombre como en eso pasó o en un grupo verbal como en todas esas cosas me han pasado, o incluso un adverbio como en Así pasaba.


Tabla 40: Descripción de segmentos con función de resumen.

Función resumen

Caso A

Caso B

1) Entonces otra vez también se perdió

2) Sí eee tuve una vez un trabajo bueno que me salió



Sin

Caso C

Caso D

1) Yo yo yo cuando tomaba vino. Resulta que...

2) Ah! cuando he be tuve un problema una vez con el profesor e el que hacia gimnasia

3) Y la otra le voy a contar, también me pasó la misma talla

4) Eee y después tuve otra tuve otra también en la en la sala en la sale de clase

5) Pasaban cuestiones cuando cabro. Bueno y y a veces peleábamos por las chiquillas pués

6) El otro día que fui e al a a a Quilpué no más a al cuantoo se llama al Hospital, pero eso fue una cosa muy eee



1) Cuando me cogotearon em/ empezaré. Resulta que...

2) Lo de lo del lo del último tiempo cuando juí a al hospital, creía que me iba a sacar la uña no más y vine a parar aquí.




Caso E

Caso F

1) Mire yo cuando estaba en la escuela primaria en primer año iba

2) Tonces la otra es cuando llegué al

3) Tonce ahí ya cuando tuve ya en el liceo salí del liceo a trabajar busqué otros ambientes

4) Bueno lllo que le pasaba a uno en la zapatería:

5) Tonces la otra es cuando llegué al al Asunción Peñablanca lo conoce. Ahí me enamoré


1) Voy a principiar por una de un de un tuerto

2) Ahí fué un pato que pagué yo

3) Esa es e otra que le estoy contando

4) Es que ahí no de aquí no quiero hablar nada, porque hice unn juramento, porque me pasó una anécdota con un maricón.


5) Claro Y después me tocó la talla con otro fulano

6) Claro si de esa que le iba a contarle que die, por defender a otro amigo

Como se puede observar en la tabla 40, en el último ejemplo, los aspectos se entrelazan en muchas ocasiones para conformar ya sea coda o resumen y en otras ocasiones ciertas metafunciones no aparecen realizadas (particularmente en sujetos del grupo 1 (A y B).

Es posible constatar que las si bien existe cierta relación cuantitativa entre la cantidad de resumen y coda y el nivel de funcionamiento neuropsicológico de los sujetos, las diferencias más importantes corresponden a cómo están conformados dichos elementos en los distintos casos.

Tabla 41: Descripción de segmentos con función de resumen.

Coda

Caso A

Caso B

    1. Eso eso

    2. Algo así

3) Todo eso

1) Y nada más



Caso C

Caso D

1) Puta, esa fue otra salvá más

2) Así pasaba en el cerro

3) Claro, pasaban cosas cuando cabro

1) Eso no más

2) Eso hacía


Caso E

Caso F

1) Esa es una anécdota

2) Esa es la broma que me hicieron

3) Así que eso quedó en nada pué


1) Y pasó eso

2) Esa fue la otra anécdota que me pasó

3) Esa fue la otra talla que me pasó

4) Todas esas cosas me han pasado

5) (A)sí que en esas quedamos, todas las cosas que me han pasado

6) Quedamos en eso



En cuanto a la función de resumen que se exponen en la tabla 41, observamos que el caso B no emite resúmenes. Sí lo hace A, más sin implicar interpersonalmente a la audiencia, a al narrador, o al acto de habla de narrar. En cambio en el grupo 2 (C y D), aparecen en ambos casos aspectos interpersonales explícitos como en por ejemplo: Y la otra le voy a contar, en que se marcan interpersonalmente: el narrador, la audiencia y el acto de habla. En el caso D, solo falta la marca de la audiencia, sin embrago proporciona le da textura al inicio de la historia con el recurso: Resulta que. El caso E no hace alusión al acto de narrar, y solo considera a la audiencia en una ocasión mire... ,agrega textura al discurso narrativo cuando señala: Tonces la otra es cuando, explicitando que va a agregar otra información. El caso F realiza todos los aspectos señalados, no solo marcando al narrador, la audiencia y el acto de narrar, sino que marcando y ligando momentos del discurso narrativo, entre sus narraciones, mediante el recurso del resumen. Esto queda demostrado por elementos de la secuencia de resúmenes: voy a principiar..., esta es otra..., y después..., esa que le iba a contarle...

La situación de la coda es análoga en el sentido de que más relevante que los aspectos cuantitativos son la cualidad de los elementos conjugados para cerrar la narración o el intercambio. El caso A expresa sus cierres con grupos nominales cuyo núcleo es un pronombre que cumple una función anafórica con lo relatado por lo que se puede señalar que es una coda realizada con recursos textuales (correferencia mediante anáfora). En cambio B, cierra la exposición con una frase adverbial precedida por una conjunción: y nada más. Ninguno de los casos del grupo 1 utiliza un verbo conjugado en sus cierres. Los casos del grupo 2 difieren bastante. C utiliza elementos evaluativos adjuntos al inicio de las cláusulas, además de verbos para resumir los acontecimientos. D realiza codas bastante similares a las del grupo 1, pero al menos incluye un verbo que resume las acciones de la historia reportada. E utiliza el sustantivo anécdota para referir la historia reportada, siendo en oros aspectos similar a C. En el caso F, la coda se proyecta sobre más de una historia, lo que demuestra bien como a medida que avanzan las historias, los cierres marcan la adición progresiva de información: esa fue la otra... (historia), luego con todas esas cosas (las historias relatadas) siendo la ultima coda Quedamos en eso una alusión netamente interpersonal, con el uso de una conjugación en segunda persona plural (nosotros), refiriendo a los participantes del intercambio y el cierre de la conversación.


7.4. Unidades de rango mayor

Las unidades de orden mayor, están constituidas por dos o más UI. Es utilizado como criterio de agrupamiento de constituyentes de un nivel en una unidad de rango superior (Hockett 1958; Halliday, 1994).

En primer lugar se encuentran las unidades de coherencia (UC) que ligan semánticamente al menos dos UI. Luego están las unidades episódicas UE, las de juntura UJ, las de cima UA y, en la presente investigación, hemos descubierto proyecciones de orden aún mayor, es decir que rigen de una UA a otra, a las cuales hemos denominado proyecciones supra cima (PSA).

En la tabla 42 y el gráfico 11, se describen todas las unidades de rango mayor. Podemos observar que las unidades de coherencia (UC) son las que mejor se conservan en el nivel de demencia. Las unidades episódicas (UE), demuestran una pendiente de descenso clarísima a medida que aumenta el deterioro neuropsicológico, sin embargo, se conserva la capacidad de emitir una UE en cada caso (A y B), que corresponden con su única narración episódica. Sin embargo, los casos A y B no alcanzan a constituir unidades del rango de mayor proyección UA. El nivel máximo alcanzando por estos sujetos corresponde a las unidades de juntura (UJ). Observamos que el sujeto F, desarrolló conexiones ideacionales, interpersonales y textuales que fueron de una narración a otra, lo que amplía la conceptualización de las demandas cognitivo-discursivas de la narración. El gráfico 11 pretende representar las narraciones constituidas por capas o estratos de unidades de información, lo que permite visualizar la pérdida de robustez de las estructuras narrativas.


Tabla 42: Resultados de unidades de rango mayor.

Unidades


Grupo 1

Grupo 2

Grupo 3

A

B

C

D

E

F

UC

14

7

14

11

22

41

UE

1

1

11

13

25

28

UJ

5

1

8

5

12

12

UA

0

0

5

4

9

6

PSA

0

0

0

0

0

4

NR

1

1

6

4

8

6

Gráfico 11: Representación de unidades de información por rango.

A continuación expone de manera más detallada los resultados obtenidos por niveles de rango, comenzando por las unidades de coherencia (UC) y terminando con las proyecciones supra narración (PSA).
7.4.1. Unidades de coherencia (UC)

Este tipo de unidades se definen por la coherencia semántica entre dos o más UI, independientemente del tipo que sean. Las unidades de coherencia (UC) se refieren a distintos tipos de relación semántica entre dos UI. Por ejemplo relaciones de causa y efecto, apoyo de información de trasfondo a un evento.

En el caso de los marcos ocurren conjuntos de unidades TRAS cuyo orden, más que estar regido necesariamente por la relación temporal, se ordena en relación con la metafunción textual, en que el avance de la información nueva esté adecuadamente respaldada por las unidades previas desde el punto de vista de su entrega a la audiencia.
7.4.1.1. Unidades marco

Como ya se observó, las unidades TRAS, pueden constituir unidades marco, cuando proveen de información genérica al inicio de la historia. Este tipo de unidad debe distinguirse de las situaciones iniciales que están conformadas por unidades episódicas (OC). Estos conjuntos denominados marco corresponden a los elementos más robustos o menos deteriorables de las historias, los observamos incluso en los sujetos menos del grupo 1. En ocasiones, como se observará en los ejemplos de los fragmentos narrativos de los casos A y B estos fragmentos con frecuencia corresponden esta clase de información combinada con unidades episódicas estativas. Esta es probablemente la manera más sencilla para establecer coherencia entre dos o más UI.

Tabla 43: Unidades de coherencia marco.

UC


Grupo 1

Grupo2

Grupo 3

A

B

C

D

E

F

unidades marco

6

9

6

6

20

8

Como se observa en la tabla 43, la distribución de unidades marco en los casos es prácticamente plana, salvo el señor E. No debe asumirse que el señor E proporcionó más unidades de información TRAS que F (ver distribución de TRAS en tabla 39). Lo que ocurre es que E coloca este tipo de unidad no solo al inicio de sus historias sino que intercala esta clase de información durante el transcurso de los eventos (OC). En cambio, los casos D y F, juntan prácticamente toda esta información al inicio de la historia por lo que poseen menos unidades en total.

Las UC, se mantienen conservadas hasta los niveles de demencia, por cuanto corresponderían a las unidades más robustas. Sin embargo existen diferentes clases de este tipo de unidades: de cohesión causal, evaluaciones finales, marcos, y epílogos. No todas ellas se conservan, solo lo hacen las unidades marco, de coherencia y cohesión causal en el grupo 1 (desaparecen evaluaciones finales, y epílogos). Los epílogos son exclusivos de sujetos del grupo 3.
7.4.1.2. Unidades de cohesión causal

Las unidades de cohesión causal corresponden a dos UI conectadas por un porque con la siguiente fórmula:

UC causal = UI + porque + UI

En todos los casos la UI “causa” es posterior a la UI consecuencia. El conector porque es el único recurso utilizado por los sujetos de estudio. Se observa en la tabla 44 que la capacidad de establecer este tipo de UC, se mantiene incluso en los sujetos con mayor deterioro, incluso estando los sujetos del grupo 1 en mejores condiciones que el sujeto D, por lo que se puede concluir que este tipo de recurso, asociado al pensamiento causal posee suficiente robustez para subsistir en el nivel de la demencia moderada.


Tabla 44: Unidades de cohesión causal.

UC

Grupo 1

Grupo 2

Grupo 3

A

B

C

D

E

F

cohesión causal

3

3

12

2

14

31


7.4.1.3. Evaluaciones finales y epílogo

Se trata de conjuntos de unidades colocadas después de la coda o de la situación final. Se decidió clasificar de manera diferente las evaluaciones finales que los epílogos. La diferencia estriba en que las evaluaciones finales no agregan elementos referenciales a la historia, pudiendo llegar como máximo a una subjuntivización (lo que hubiera podido pasar), o lo que no sucedió. En cambio los epílogos, además de poseer eventualmente componentes evaluativos (como las evaluaciones finales), se caracterizan por agregar información de manera coherente de hechos relevantes posteriores en el tiempo, a la resolución, resultado o situación final de la historia, hasta el presente.

Ejemplo de evaluación final:

Pero tuve suerte

Porque no no iba ni un vehículo atrás del camión

Porque con ese momento que yo me paré

Hubiera venido un vehículo

Habría pasado por encima mío y me habría liquidao
Ejemplo de epílogo:

Y a los otros no los ví más en el cerro

que eran de otro cerro que venían

Porque comenzaron a llegar muchos al cerro Barón

Y puros ge patos malos gente mala

Y yo me fui haciendo el cartel por eso

Bueno que yo había tenido un unos enredos antes

Y sí había estado preso por eso por pegarle a otro

Pero siempre defendiendo a otro cristiano
Tabla 45: Unidades de coherencia: epílogos y evaluación final.


UC

Grupo 1

Grupo 2

Grupo 3

A

B

C

D

E

F

epílogos

0

0

0

0

3

3

evaluación final

0

0

3

1

1

1

Como se puede apreciar en la tabla 45 los conjuntos que constituyen epílogos, solo se dan en los sujetos del grupo 3. En cambio las evaluaciones finales se dan tanto en el grupo 2 como en el 3, poseyendo el señor C, quien resultó altamente evaluativo, el mayor número de evaluaciones finales. Los casos del grupo 1, no emitieron evaluaciones finales ni epílogos.





Compartir con tus amigos:
1   ...   16   17   18   19   20   21   22   23   24


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos