Aproximaciones al estudio de la narración: aportes principales



Descargar 1.5 Mb.
Página20/24
Fecha de conversión16.12.2018
Tamaño1.5 Mb.
Vistas450
Descargas0
1   ...   16   17   18   19   20   21   22   23   24

Gráfico 6: Realización gramatical del espacio.

Al analizar los datos correspondientes a la realización del espacio (tabla 37, gráfico 6), observamos la compresión de las tres opciones en el grupo 1. Los adverbios poseen una pendiente más clara que las preposiciones que tienden a estabilizarse para los grupos 2 y 3. Por esto podemos concluir que la realización adverbial de espacio es más sensible al deterioro, de acuerdo al marco de análisis lingüístico, la realización adverbial se relaciona mayormente con la cohesión asociada a la metafunción textual (debido a que marca la sucesión de eventos que puede expresarse de manera no marcada con la yuxtaposición). La realización en sustantivos corresponde al nivel más bajo, esto es lo que ocurre en todos los casos, por lo cual sería un aspecto menos sensible al deterioro. Lo anterior podría explicarse por que una vez topografeado el lugar, sustantivamente, los sujetos con mejor estado tienden a utilizar otros recursos para indicar los desplazamientos a o desde lugares mediante adverbios, preposiciones y verbos con función de desplazamiento.

En síntesis, la realización del espacio según sensibilidad al deterioro:

+ deteriorable

adverbios

preposiciones

sustantivos

- deteriorable

7.2.2.3. Realización del tiempo

El tiempo posee una característica bastante diferente a la del espacio. En la tabla 38 y el gráfico 7, observamos que la magnitud de la realización sustantiva del tiempo desaparece en el grupo 1, es decir la capacidad de hacer una referencias absolutas al tiempo, aunque sea en el tiempo de la historia. Las realizaciones sustantivas implican horas del día, parte del día (mañana, tarde o noche), días de la semana, años o meses, como términos genéricos o especificados (con o sin comillas). El señor C, como en el análisis de otros aspectos, se diferencia hacia abajo, al decir solo dos sustantivos que refieren tiempo. Los sujetos del grupo 3 presentan una magnitud similar en cuanto a la realización “sustantiva” del tiempo. Por otro lado, E se destaca por ser el que utiliza más los adverbios de tiempo, es decir, le da más cohesión temporal a sus narraciones.


Tabla 38: Realización gramatical del tiempo.

Tiempo


Grupo 1

Grupo 2

Grupo 3

A

B

C

D

E

F

sustantivos

0

0

2

11

32

33

adverbios

15

12

19

38

85

45

total

15

12

21

49

117

78


Gráfico 7: Realización gramatical del tiempo.


En síntesis de mayor sensibilidad a mayor robustez al deterioro para la realización del tiempo:

+ deteriorable

sustantivos
adverbios

- deteriorable


7.2.2.4. Aspectos interpersonales y evaluación

En cuanto al análisis de la metafunción interpersonal, el modelo propuesto dio cuenta efectivamente de los datos con los cuales emergentes, dividiéndose el análisis en modulación para lo cual se tomaron en cuenta los verbos modales y el modo subjuntivo. La modalización consideró los adverbios. El detalle de este análisis se encuentra en anexos.



Tabla 38: Realización de aspectos interpersonales.

Interpersonal

Grupo 1

Grupo 2

Grupo 3

A

B

C

D

E

F

modulación

5

0

1

4

14

33

modalización

5

1

7

2

9

7

polaridad

14

7

28

18

56

101

evaluación

7

8

21

30

28

52

Gráfico 8: Descripción de aspectos interpersonales.


El caso de la polaridad muestra claramente tres estadios correspondientes a los tres grupos. Especialmente relevante es la polaridad negativa por que necesariamente constituye un juicio sentencial de lo “no” ocurrido. En el extremo opuesto está la modalización que sigue un patrón plano e irregular, que corresponde, en los casos más bajos a la incertidumbre de sus referencias, en cambio los casos de mejor nivel neuropsicológico, justamente, polarizan sus aseveraciones enfatizándolas marcademente y tienden a no modalizarlas. La evaluación y la modulación poseen elementos comunes y distintos. En común poseen una pendiente relativamente definida. Sin embargo la evaluación es más robusta, ya que se mantiene en los casos del grupo 2. En cambio la modulación desciende claramente en los grupos 1 y 2. Es interesante destacar que el señor A, modula sus narraciones más que los casos B y C, ya que algunas de sus historias están marcadas por el deber, expresadas en frases del tipo tenía que.

En síntesis, el orden de afectación de los aspectos interpersonales estudiados es de más e menos sensible

+ deteriorable

polaridad

evaluación

modulación

modalización

- deteriorable


7. 3. Análisis de los constituyentes

El análisis de la “arquitectura” cognitiva y narrativa, requiere del análisis de constituyentes más allá de la cláusula. Las unidades de “base”, la constituyen las unidades de información (UI), inspiradas en las unidades de interpretación de Masuda (2002), pero admitiendo de encrustamiento de cierto de tipo cláusulas circunstanciales. Este tipo de unidades conforman la base de constituyentes de la arquitectura narrativa, luego estas unidades pueden ser agrupadas en unidades mayores, más altas en la jerarquía de rango como son las unidades de coherencia y las unidades episódicas. Las unidades de mayor rango o extensión la constituyen respectivamente las unidades de juntura y las unidades cima.


7.3.1. Unidades informacionales (UI)

Las unidades informacionales (UI), definidas en términos de un bloque informativo mínimo interpretable de manera coherente. Corresponde al empaquetamiento de los siguientes elementos semánticos intraclasulares: función/proceso (acción o estado) + roles (participantes, circunstancias: lugar, tiempo, manera, propósito, meta) + evaluaciones + elementos interpersonales. Estas unidades son operacionalizadas desde el punto de vista lingüístico, donde una UI corresponde a una cláusula con grupo(s) nominal(es) representando los roles (participante(s), y circunstancias (tiempo, espacio, manera, etc.)), más un grupo verbal representando las funciones (eventos, acciones o estados realizados). También incluyen verbos modales (modulación), y/o elementos adjuntos modalizadores en el grupo verbal, como también puede incluir adverbios de polaridad. Asimismo se incluyen elementos evaluativos realizados como adjetivos modificadores del núcleo del grupo nominal, y adverbios cumpliendo una función análoga en el grupo verbal. Las UI también pueden contener una cláusula subordinada cuando esta actúa como un elemento circunstancial (de tiempo, lugar o manera) complementando la información del bloque. De este modo, la UI engloba las funciones y sus roles, como asimismo, elementos interpersonales y textuales que hacen coherencia y cohesión en una unidad mínima. Cualquier separación o segmentación de sus constituyentes intraclasulares convierten al trozo o al resto en un enunciado incompleto semántica y pragmáticamente. Se presenta un ejemplo de UI, donde la separación de cualquier elemento, fuera del conjunto, deja a la parte separada, o al resto, con significado incompleto o falta de referencialidad, como en el ejemplo:

UI: Lamentablemente, no habríamos podido salir luego del incendio que fue en el cerro.
7.3.1.1. Unidades interpersonales (INT)

Las UI descritas por los modelos cognitivos-generativos, se centran en información relativa a la historia. Sin embargo en función de la distinción historia-intercambio, para nuestros fines distinguiremos dos clases de UI, relativas a la historia (HIST) y al intercambio (INT). En estos casos su contenido es el propio intercambio o los propios participantes de la entrevista están, o estos aparecen marcados interpersonalmente en el discurso, como por ejemplo en: Como usted me dice, no le dije que tenía diez, no me acuerdo o ¿cómo se llama la que le dije? También se consideraron INT las respuestas a preguntas específicas del entrevistador como en:

E: ¿Qué edad tendría entonces?

S: Tenía catorce.

Como veremos más adelante, en muchos casos el resumen en téminos del anuncio de que una historia se va a relatar, cuando aparecen marcados el narrador asociado al acto de habla de narrar y/o la audiencia como destino de la narración. Como en por ejemplo : esta es otra que le estoy contando. En estos casos corresponde clasificar a dichas unidades como INT.
7.3.1.2. Las unidades de la historia (HIST)

Las unidades informacionales de la historia, de acuerdo al material encontrado y analizado, pueden ser de dos clases distintas. Ambas aportan el mayor porcentaje de información de la biografía del narrador a la situación de intercambio. En un caso corresponden a información netamente episódica en el sentido del reporte de uno suceso único o particular “algo que le pasó una vez”. La otra posibilidad es que correspondan al reporte de sucesos genéricos, situaciones más extendidas en el tiempo o eventos de carácter rutinario del tipo guiones y que por lo tanto poseen un sentido más estativo, en el sentido de su estabilidad en el tiempo (Halliday y Mathiessen, 2001) aún cuando el verbo predicativo, en el nivel oracional, no posea este rasgo. En el caso de que la UI reporte información de un episodio o suceso puntual, las clasificamos como ocurrencias (OC); en el caso de referir sucesos o hechos genéricos, reiterativos o guiones, consideramos que transportan información de trasfondo, por lo que las denominaremos TRAS. De este modo:

HIST = OC + TRAS

Sin embargo existe un porcentaje de información de carácter evaluativo adosado a las unidades OC o TRAS que corresponden a evaluaciones (eval) inscritas en adjetivos, adverbios y en relaciones atributivas evaluativas (estéticas, afectivas, de juicio o sanción social, (Martín, 1999, 2003). Estos elementos se encuentran dentro del grupo (nominal o verbal) y cualifican, califican y definen aún más la referencia, evidenciando las valoraciones del hablante respecto de lo reportado, esperables en las narraciones. Estos elementos pueden expresarse en la fórmula:


HIST = OC(eval) + TRAS(eval)
Las ocurrencias pueden corresponder tanto con lo que la gramática como la aproximación cognitiva distinguen como EVENTO, es decir un suceso, una acción o un cambio de estado, y un ESTADO que implica estabilidad en el tiempo, ambas son OC. La clave para saber si se trata de eventos o estados, la proporciona la clasificación de la función realizada. Las funciones relacionales que implican estar en un lugar, poseer atributos o posesiones, ubicación en el tiempo, corresponden a ESTADOS. El resto de las funciones mentales, comunicacionales, acciones, desplazamientos, conducta social y mental, y las modificaciones de estado; son típicamente EVENTOS. Un criterio fundamental para codificar OC es que corresponde a un suceso específico (algo que sucedió una vez), y de este modo le proporciona un carácter episódico. Las OC, son pues unidades típicamente episódicas pudiendo corresponder a una situación inicial, un evento de inicio, una reacción simple, un eslabón en una reacción compleja, una reacción interna o plan, como un resultado o situación final.

La distinción entre OC y TRAS, es totalmente relevante para distinguir un marco de una situación inicial. En nuestro modelo, encontramos que al inicio de la historia, se colocan las unidades TRAS, constituyendo un marco genérico, y posterior a este se coloca la situación inicial de carácter episódico, esta realización es bastante sistemática a partir del señor D y constante en ambos casos del grupo 3.

TRAS: Mire yo cuando estaba en la escuela primaria en primer año iba

TRAS: Me habían puesto en primer año

TRAS: Tenía seis años

TRAS: Tonces todos los niños pedíamos para ir a las casitas

OC: Tonces yo le pedí permiso para ir a las casitas

7.3.1.3. Las unidades evaluativas (EVAL)

Existe una tercera clase de unidad que se adjunta a las cláusulas HIST. Estas corresponden a las evaluaciones y están compuestas por cláusulas o conjuntos de cláusulas evaluativas (EVAL). Obviamente, las cláusulas evaluativas poseen aspectos del modelo de la evaluación, sin embargo el elemento central o núcleo predicativo de la cláusula es justamente el elemento valorativo, en tanto que la información referencial a la historia es redundante o una elaboración de una suceso o existencia ya reportado. En otros casos refieren posibilidades no realizadas en modo subjuntivo. La diferencia entre eval y EVAL, es que EVAL, es una UI completa, es decir una cláusula, en cambio eval corresponde a unidades de rango menor (adjetivos, adverbios o adjuntos). En este sentido tenemos que:

NR = HIST + EVAL

Ejemplos de unidades EVAL

OC: Me hice mi/ me me jodí la cara la boca la...

EVAL: pucha quedé como la mona

EVAL: Pero tuve suerte

EVAL: Y era para reírse po

EVAL: Hubiera venido un vehículo...

Es posible que las unidades EVAL, lleven adjunto un componente interpersonal debiendo ser clasificadas como EVAL, como en el ejemplo:

EVAL: Y la quise tanto tanto, oiga

Es posible que una cláusula evaluativa pueda anteceder información no dada anteriormente como en Para qué le digo nada lo que me gritó e e el dueño del auto, el chofer (ríe). El ejemplo permite demostrar que también las evaluaciones pueden expresarse mediante recursos interpersonales (en negritas), que se integran con aspectos ideacionales, sin embargo si su función es cualificar o calificar la historia y no se centran en el intercambio, son clasificadas como EVAL. Estas unidades deben ser al menos cláusulas, ya que de ser menores corresponderían a aspectos evaluativos de rango menor (eval).

En la figura 22 se expone un ejemplo con las distintas clases de opción de UI.

.

UI



INT HIST


Cuando me cogotearon empezaré

T
Yo trabajaba para allá el lado de la iglesia Juan Veintitrés, trabajaba yo
RAS OC



ESTADO EVENTO


Andaba con mi buen terno, mis buenos zapatos, mi buen reloj


...yo una vez vengo de/ vengo de del trabajo yo



sale una patota de cabros a cogotearme





Figura 22: Relación taxonómica y ejemplificación de las unidades de información.

El modelo desarrollado distingue dos tipos de setting, las marcos constituidos por información de trasfondo genérica (TRAS) y las situaciones iniciales que a diferencia de los marcos, son ocurrencias (OC), ya sea estativas o eventivas, pero de carácter episódico, en el sentido de que su ocurrencia se enmarca dentro del episodio relatado.



Analizando los datos que describen el comportamiento de las unidades de información en el gráfico 9 y la tabla 39, podemos observar que las unidades INT, se distribuyen de manera relativamente plana a lo largo de los casos, para subir solo en F, quien fue el sujeto más orientado al intercambio con el entrevistador. El resto de los casos es homogéneo en cuanto a INT, paradójicamente con independencia de la cantidad de palabras o el número de narraciones. Este se debe a que en los casos A y B, existe mucho intercambio que no reporta información episódica de la vida del sujeto, siendo más bien respuestas a preguntas del entrevistador. Los casos C, D, y E, se centraron principalmente en narrar. El tipo de UI más sensible al deterioro corresponde a la información episódica OC, como asimismo la información genérica de trasfondo (TRAS). Las unidades TRAS aumentan comparativamente en los casos del grupo 1, en relación a C, sin embargo la diferencia es que C entrega una cantidad muchas veces mayor de información episódica, estando constituidos los reportes del grupo 1 principalmente por información genérica (TRAS) y no episódica (OC).

Gráfico 9: Distribución de clases de Unidades de información.

Tabla 39: Frecuencias de Unidades de información.

UI


Grupo 1

Grupo 2

Grupo 3

A

B

C

D

E

F

INT

56

28

31

30

24

190

EVAL

9

2

24

16

17

23

TRAS

38

23

8

50

84

101

OC

14

12

85

87

171

282

HIST

52

35

93

137

255

383

Total UI

169

100

241

320

551

979

Las unidades EVAL, por poseer frecuencias muy bajas, no se aprecian en la grafica conjunta con las otras UI, sin embargo su visualización individual (gráfico 10) nos muestra, que los grupos 2 y 3 evaluaron un número de veces similar, con independencia de la cantidad de información vertida en las historias. En cambio los sujetos del grupo 1 realizaron menos evaluación, aunque hay que considerar que no había mucho material de historia sobre el cual hacerlo.



Gráfico: 10: Frecuencia de Unidades evaluativas.


El análisis intra-sujeto es muy relevante, en relación con la proporción entre OC respecto del total de UI, como se aprecia en el gráfico 9. En los casos A y B, que poseen demencia, el porcentaje de unidades de información episódica (OC) es la más baja en relación tanto a unidades interpersonales (INT) como genéricas (TRAS). Las unidades INT, son mayores que las otras, poseyendo el siguiente orden decreciente en los casos con mayor deterioro, en que: EVAL > INT > TRAS > OC. La información genérica, en estos dos casos también es mayor que la información episódica. En cambio en los grupos 2 y 3, OC (información episódica) siempre es mayor que cualquier otro tipo de UI, constituyendo al menos el 50% de la información vertida durante la entrevista (como se constata en la tabla 39). El caso C que padeció de alcoholismo, es curioso por cuanto es el proporcionalmente el más evaluativo, y el que menos información de trasfondo emite, mantenido la tasa de información episódica dentro del nivel de su grupo. De hecho sus historias de adulto y de mayor son historias de “borracho”. Las escenas y episodios, se dan con baja orientación del marco informativo general de los sucesos (TRAS). E “conversa” proporcionalmente menos dada su proporción baja de INT, lo que representa que se dedico principalmente a narrar su historia (HIST = 91,4%), se trata del sujeto con mejor escolaridad y por su actividad laboral previa quizás el más instruido, lo cual está representado por su 30,11% de información TRAS, tipo marco. El sujeto F, quien decía ser comerciante, más por el contenido de sus historias, resultó ser el jefe de una banda de ladrones (de hecho le decían padrino), es el más “conversador”, estando también ocupado en el intercambio, lo cual es graficado por la gran cantidad de unidades INT, aunque es, lejos, el que más unidades episódicas emite (OC = 282).

De este modo, la variable, en términos de UI, más sensible al deterioro, es la información episódica representada por OC, seguida de TRAS, por lo tanto de las unidades HIST. Los aspectos evaluativos, aunque discretos en su cuantía demuestran una disminución exclusiva en el grupo de demencia, manteniéndose en los otros dos grupos. Los aspectos interpersonales son los más variables ya que pueden corresponder a distintos factores pragmáticos, en los casos del grupo 1, y especialmente en el caso A, corresponden a respuestas breves ante los requerimientos del entrevistador por obtener la información esperada en la entrevista. En el caso F, refleja su alta orientación interpersonal que cotextualiza sus historias.

En síntesis, de mayor a menor sensibilidad al deterioro tenemos.

+ deteriorable

O
HIST
C

T
NR


RAS

EVAL


INT

- deteriorable

La distinción entre OC y TRAS, resultó ser relevante desde el punto de vista cualitativo, ya que un episodio autobiográfico puntual y específico sistemáticamente está constituido por OC. En muchas ocasiones, los sujetos con demencia no relatan propiamente un episodio, sino que solo proveen información genérica (TRAS) de una época de su vida. Los sujetos del grupo 3 unen OC correspondientes al episodio relatado, con unidades TRAS, que operan como información de apoyo complementaria, constituyendo una unidad de coherencia (UC), como en el ejemplo:

OC: Estábamos tomando todos.

TRAS: Todos los días tomábamos juntos.

En muchas ocasiones, el conjunto de cláusulas que conforman el marco están constituidas por unidades TRAS, es decir información genérica. Es característico en los sujetos con mayor nivel de funcionamiento neuropsicológico el hecho de iniciar la narración con bastante información de tipo TRAS, como se observa en el ejemplo que corresponde a un marco de F (nótese que la tercera unidad corresponde a INT).


TRAS T/ tenía un amigo que era ferrovario, jefe de los ferrovarios

TRAS Y tenía un hijo que era mariconcito

INT Esa es e otra que le estoy contando

TRAS Y me hice amigo de él, del ferrovario

TRAS porque era pije para jugar a al naipe, al monte

TRAS Y yo vivía de eso también

TRAS porque yo sabía más que él (ríe)

TRAS (A)sí que nos hicimos muy amigos

TRAS Tomábamos juntos todas las noches que acá

TRAS Y al hijo [(INT) era como le dije] y lo mete al/ a la maestranza

TRAS Y hay un negocito al la aquí hay un billal

TRAS y en esta otra esquinita cortita como triángulo que era la esquina serían sus cuarenta metros

TRAS hay un un almacén donde pasábamos tomando

TRAS También vendían trago acá


Desde el punto de vista de la relación con la memoria es interesante esta distinción, las OC refieren eventos que han ocurrido puntualmente durante la vida del sujeto, y han sido codificadas y almacenadas y recuperadas por su significación funcional en la cadena de sucesos que conforman el episodio. En cambio las unidades TRAS pueden basar su conservación y recuperación en la memoria, sobre diversas causas: por su relevancia o relación con las ocurrencias de un episodio; a su carácter repetitivo o constante durante un período de vida del sujeto; además de la relevancia como suceso significativo y su función en la biografía del hablante.




Compartir con tus amigos:
1   ...   16   17   18   19   20   21   22   23   24


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos