Aproximaciones al estudio de la narración: aportes principales


La realización de las circunstancias



Descargar 1.5 Mb.
Página10/24
Fecha de conversión16.12.2018
Tamaño1.5 Mb.
1   ...   6   7   8   9   10   11   12   13   ...   24

2.3.2.5. La realización de las circunstancias


En relación con las circunstancias, tomaremos la semántica de las circunstancias planteada por la LSF, que permite analizar las coordenadas espaciotemporales que enmarcan los procesos y participantes involucrados en los eventos. Típicamente los elementos circunstanciales responden a las siguientes preguntas: dónde, cuándo, porqué y cómo, reportando así información sobre el lugar, el tiempo, la manera y la causa asociados a procesos y participantes. La realización gramatical típica de las circunstancias se encuentra en frases preposicionales y adverbiales en la tabla 11 (Halliday, 1994).

En el caso del presente marco, nos concentraremos en la extensión y locación de tiempo y lugar, por ser elementos semánticos centrales en la narración. Sin embargo resulta conveniente señalar que causa y precondición han sido descritos por modelos cognitivos de la narración, por lo que debemos estar atentos a su realización en frases preposicionales y adverbiales. Sin embargo, sabemos que, de acuerdo a los modelos cognitivos y generativos, la mayor parte de las veces los verbos llevan implícita su carga agentiva y causal. En cuanto a la manera, esta opción también puede realizarse como un adjunto modal o un adverbio, por lo cual las consideraremos dentro de la teoría de la evaluación. Se expone una síntesis esquemática de estos aspectos en la tabla 11 y la figura 16.


Tabla 11: Posibilidades semánticas de frases preposicionales.

Tipo

Categorías específicas


Extensión

Distancia, duración

Locación

Lugar, tiempo

Manera

Medio, cualidad, comparación

Causa

Razón, propósito

Contingencia

Condición, concesión, por defecto

Acompañamiento

Compañía, adición

Rol, papel

Disfraz, producto

Materia, asunto

_________

Perspectiva

_________

Participantes


Mundo Procesos

Espacio


Circunstancias Manera

Tiempo


Instrumento

Propósito/causa

Figura 16: Resumen de opciones semánticas primitivas en la LSF (Halliday, 1994).

a) El tiempo y el espacio


Para Halliday (1994), tanto espacio como tiempo pueden ser considerados como:

  1. una ubicación o punto (en el tiempo o en el espacio).

  2. una extensión (lapso de tiempo o una distancia).

De modo que de la combinación de estos posibilidades resultan las distintas dimensiones expuestas en la tabla 12.

Tabla 12: Modelo de dimensiones de tiempo y espacio (Halliday, 1994)




Espacio

Tiempo

Extensión

distancia

duración/lapso

Ubicación

lugar

momento

Las circunstancias definidas permiten dimensionar espacial o temporalmente la referencia, dentro de ciertos límites, con mayor o menor exactitud gracias al uso de elementos sustantivos o grupos nominales con significado léxico específico.

Las Indefinidas se caracterizan por la inexistencia de límites claros o por la difusión de sus límites ya sea por el contenido semántico o por aspectos gramaticales (uso de pronombres o adverbios). La realización del tiempo y el espacio es esperable en frases preposicionales o adverbiales. Las opciones de combinación de estas dimensiones se exponen en la tabla 13.
Tabla 13 Extensión y locación definida e indefinida (Halliday 1994).







Espacial

Temporal

Extensión

definido

400 metros

5 horas. desde las 10:05 a las 11:35

indefinido

un largo camino

harto rato.

Locación/ubicación

definido

en la casa

sucedió en la noche

indefinido

cerca, mas allá

más ratito

b) Circunstancias absolutas y relativas

Para la finalidad de este modelo, también es relevante agregar elementos para un análisis más fino de las circunstancias espaciales y temporales.. Las circunstancias relativas corresponden a elementos que dependen de otro elemento en el texto o el contexto para determinar su referencialidad. La relatividad referencial de estos elementos puede estar en función de roles de la historia o de elementos asociados al contexto de enunciación. Las circunstancias absolutas sin embargo, no dependen de otro elemento referente, para determinar su valor informativo. Los aspectos relativos al tiempo y el espacio, adverbios y preposiciones actúan como conexiones espacio-temporales entre objetos, eventos, tiempo y espacio. En cambio los elementos sustantivos actúan como anclas o nodos topográfico-temporales, aún que sea en el tiempo de la historia. Estos últimos corresponden a elementos sustantivos. Estos aspectos de nuestro modelo los sistematizamos en la tabla 14.
Tabla 14: Circunstancias absolutas y relativas.




Espacial

Temporal

Absoluta

en Santiago

en febrero, a las 8 y media, en 1973

Relativa

por delante

recién, después de, antes que

Si bien las siguientes distinciones no están descritas en la literatura revisada, el análisis de los datos y la determinación de su referencialidad, hizo relevante distinguir entre circunstancias relativas a elementos de la historia y circunstancias relativas al contexto de enunciación. El esquema que integra circunstancias absoluta y relativas es expuesto en la figura 17.


1) Circunstancias relativas al contexto de enunciación: Corresponden a aquellas cuya referencialidad o desambiguación depende de información, hechos o circunstancias del contexto actual de emisión.

A mediados del año pasado, hace 20 años, a veinte kilómetros de acá.

1) Circunstancias relativas a la historia: Son aquellas cuyo valor referencial o desambiguación está en función del contenido de la historia, como en:


Un año antes, el domingo anterior, dos kilómetros hacia el norte de ese lugar.
Absolutas

Circunstancias a otros elementos de la historia Relativas

al contexto de enunciación

Figura 17: Distinción circunstancias absolutas y relativas para el presente modelo.


En función de la observación empírica del lenguaje en uso, en español de adultos mayores, proponemos una relación entre dos categorías: función y rol, en donde el rol corresponde tanto a los “participantes” de la LSF, como a elementos “circunstanciales” como el tiempo, el espacio, o el propósito ya que en la narración estos elementos no son circunstanciales, si no más bien argumentos temáticos exigidos por la función, siguiendo una lógica generativa o de dependencia conceptual. A lo anterior se agrega que en el caso de las narraciones las relaciones de espacio y propósito son muchas veces realizadas en los “argumentos” regidos por el verbo y no solo en frases preposicionales (típicamente circunstanciales). De este modo, en el presente modelo, se mantendrá una estructura más semántica, simple y flexible que la planteada en la LSF, dada la falta de sistematicidad absoluta encontrada entre los valores semánticos y las realizaciones gramaticales.

2.3.3. Análisis textual


El análisis de la metafunción textual resulta sumamente relevante para el análisis de las narraciones. A modo de esquema simplificado, podemos considerar el análisis textual en las siguientes categorías.

  1. Al interior de la cláusula

  2. Más allá de la cláusula (la organización global del texto)

  3. Cohesión

Al interior de la cláusula Halliday (1994) define que la parte inicial de la cláusula es el tema relacionado información dada, y la sección final: el rema con la información nueva.

Más allá de la cláusula (secuencia, ondas de información) (Martin, 2003). Para nuestros propósitos, la idea de la información dada y la que le sucede es relevante, más no tanto en el nivel de la cláusula, como a nivel del texto más específicamente en relación a la secuenciación de las cláusulas característico del registro narrativo (Colby 1973, Labov y Waletzky, 1997; Martin, 2003). Hemos visto que la secuencia de las cláusulas referenciales debe corresponder al orden de la secuencia de los eventos reportados, por lo que este orden narrativo es analizable desde el punto de vista textual, esto es que la sintaxis de los eventos debe guardar relación con la sintaxis de las cláusulas. La organización textual de la narración en tanto secuencia sigue un orden establecido: Resumen > marco > evento de inicio > reacción > resolución > final > coda.

Los recursos de cohesión en esta metafunción son centrales central para el establecimiento de relaciones en el texto (Halliday y Hasan 1989). Los dispositivos de la cohesión, se exponen en la tabla 15.

Tabla 15: Clases de cohesión y recursos según Halliday y Hasan (1989).

COHESIÓN NO ESTRUCTURAL

Recurso Relación típica

Relaciones orgánicas

Recursos de

cohesión

gramatical


A: Referencia (Phora)

Pronombres

Demostrativos co-referencia

Artículos definidos

Comparativos

B: Sustitución y elipsis

nominal

verbal co-clasificación

clausular


A: Conectores

causales


concesión
B: Pares adyacentes

Pregunta seguida de respuesta

Ofrecimiento seguido por aceptación

Orden seguida por ejecución




Recursos de cohesión léxica

A: Generales

repetición co-clasificación

sinonimia o extensión

antonimia

meronimia

B: Instanciadores

equivalencia co-referencia

nombrado o co-clasificación

símil


Continuativos

todavía, ya



COHESIÓN ESTRUCTURAL

A: Paralelismo

B: Desarrollo tema-rema

C: Organización dado-nuevo

2.3.4. Esquema de relaciones entre metafunciones y discurso narrativo

Una síntesis, para el marco general para la narración desde un punto de vista funcional, está representado en la Tabla 16. La ausencia de límites entre los componentes expuestos en el cuadro inferior pretende enfatizar la relación entre el aspecto y a metafunción, sin que exista necesariamente una relación de exclusividad entre las metafunciones y las dimensiones del la narración como proceso situado.
Tabla 16: Resumen de las metafunciones y los aspectos principalmente involucrados en cada una de ellas.

IDEACIONAL

INTERPERSONAL

TEXTUAL


análisis de la historia narración como intercambio organización del texto

procesos/funciones

participantes, circunstancias/roles

lógica


evaluación/valoración

despliegue de la información

creación en curso del discurso narrativo

secuencia

cohesión



CAPÍTULO 2

TEORÍAS Y MODELOS DE MEMORIA

La relación que existe entre la narración de una experiencia personal y la memoria a largo plazo es más evidente. La experiencia vivida, además de ser percibida y comprendida, debe ser almacenada en la MLP. Posteriormente, al momento de la narración, el narrador debe, en función del contexto, activar dicho recuerdo almacenado, “recuperar” los eventos desde la memoria a largo plazo. Sin embargo, como revisaremos, están involucradas operaciones de la memoria a corto plazo encargada de la selección y recuperación de la información desde la memoria a largo plazo, y de la memoria operativa que permite el tratamiento simultáneo de dos o más clases de información activas. Un aspecto menos obvio corresponde a la actividad de procesamiento y actividad de almacenamiento a más de un nivel de los enunciados emitidos por el propio narrador y/o el interlocutor, que juegan un papel relevante durante la narración. Sin embargo los procesos de memoria, en este sentido, son elementos parciales del cuadro cognitivo completo de la narración.




Compartir con tus amigos:
1   ...   6   7   8   9   10   11   12   13   ...   24


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad