Antecedentes de la educación preescolar



Descargar 137.11 Kb.
Fecha de conversión16.08.2018
Tamaño137.11 Kb.
Vistas83
Descargas0


ANTECEDENTES DE LA EDUCACIÓN PREESCOLAR.

Presentado por: Lic. Karen Iliana García Anduaga (1) y Mtra. Clara Martha González García (1). (1) Universidad Pedagógica Nacional, Unidad Ajusco. Correo: claramar0@yahoo.com.mx



Resumen. En este escrito se describen los antecedentes de la Educación Preescolar, desde principios del siglo XX hasta antes del Programa de Educación Preescolar (PEP) 2011, el cual está vigente a la fecha. Se explican los propósitos principales de dicho nivel educativo y algunos de los obstáculos que se tuvieron que superar para que se le reconociera la importancia en la formación y desarrollo del ser humano. Este trabajo es de tipo documental y pretende proporcionar una introducción para posteriormente realizar un análisis detallado de las características del PEP 2011, así como de la Reforma Integral de la Educación Básica, la cual está sustentada en el Modelo educativo por competencias. Se consideró necesario presentar dichos antecedentes para hacer del conocimiento general las coherencias e incoherencias de este nivel y así comprender mejor su devenir. Palabras clave: Educación Preescolar, antecedentes y características de los Programas escolares.

Introducción. La educación ya sea formal o informal es un derecho de todos los niños y brindarla es una obligación de todos los adultos miembros de una sociedad; es nuestro deber por medio de nuestras instituciones: familia, iglesia, comunidad, etc., integrar a nuestros niños en una cosmovisión compartida del mundo en que vivimos, transmitir a los más jóvenes, nuestros valores, creencias, cultura e incluso dogmatismos que nos identifican como miembros de una sociedad. Por otra parte la educación formal impartida en una institución, que está sistematizada y que ofrece un certificado de término, es en la que el Estado puede identificar y organizar determinados contenidos científicos del conocimiento que se pretenda transmitir a los alumnos inscritos en ella. La Secretaría de Educación Pública (SEP) ha emprendido una política educativa orientada a la atención de los niños menores de seis años, con el fin de mejorar la calidad del servicio que recibe esta población, en el país. Así, el 12 de noviembre de 2002 se publicó un decretó que modificó el Artículo Tercero y el 31 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos; en dicho Decreto se estableció la obligatoriedad de la educación preescolar para la población infantil de entre tres y seis años de edad. Esto indica que el Estado tiene la obligación de impartirla y los padres tienen la obligación de hacer que sus hijos la cursen, como un requisito para el ingreso a la primaria. La Educación Preescolar constituye la fase inicial del sistema escolarizado, que antecede a la educación primaria y se conforma de tres grados. Al primer grado asisten niños de tres años de edad; al segundo, niños de cuatro años; y al tercer grado se inscriben los niños de cinco años. De conformidad con la Reforma del Artículo Tercero de la Constitución, del 12 de noviembre de 2002, este nivel educativo es obligatorio para los niños de cinco años a partir del ciclo escolar 2004-2005, para los de cuatro en el 2005-2006 y para los de tres años en el 2008-2009. Su objetivo principal consiste en propiciar el desarrollo integral y armónico de las capacidades afectivas, sociales, físicas y cognoscitivas del niño, atendiendo las características propias de su edad y entorno social. Así, el 86.8% de los alumnos es atendido en preescolar general, conocido también como Jardines de Niños. Así, en 2004 se estableció el Programa de Educación Preescolar (PEP) 2004, el cual se readaptó en 2011, ambos organizados a partir del desarrollo de competencias en los niños, mencionando que éstas son “un conjunto de habilidades, conocimientos, actitudes y destrezas que una persona logra mediante los procesos de aprendizaje y que se manifiestan en su desempeño, en situaciones y contextos diversos” (SEP, 2004b: 45). De esta manera la Educación Preescolar busca ofrecer un desarrollo integral, el cual debe considerar tres aspectos importantes: el afectivo social, el físico y el cognitivo, además de estimular en los niños diversas competencias para su formación futura.


Desarrollo. En la Educación Preescolar no se pretende como se cree de primera instancia, preparar a los alumnos para la escolarización, específicamente la Educación Preescolar es un apoyo para la maduración y el desarrollo de las capacidades individuales de los alumnos. Posterior a las recomendaciones expuestas por la ONU sobre los derechos humanos, incluyendo la educación, es que se generan numerosas organizaciones dedicadas a proteger y hacer valer los derechos de la infancia, una de ellas es la Organización Mundial para la Educación Preescolar (OMEP), fundada en 1948, que plantea y promueve líneas de acción que favorecen a la niñez en todo el mundo. En este tipo de organizaciones se tiene presente que los primeros años de vida de todo ser humano son de suma importancia para la eficaz formación y desarrollo de la inteligencia y la personalidad, ya que en esta etapa y sobre todo durante los dos primeros años de vida, las neuronas realizan las conexiones necesarias para los aprendizajes posteriores, Peralta (1998: 197) señala que “para el desarrollo del cerebro y el incremento del potencial de aprendizaje intervienen no sólo la salud y nutrición de los pequeños, sino el tipo de interacción social y las oportunidades que encuentran en su entorno; […] esto justifica la importancia de la atención educativa durante la primera infancia”. En México en el año 1884, la Comisión de Instrucción Pública del Ayuntamiento de la Ciudad de México emprendió el proyecto de la primera escuela para párvulos, la que se enfocaba al cuidado personal y del entorno social y natural, así como a la adquisición de los buenos modales; atendidos por institutrices los pequeños de cuatro y cinco años de edad se empapaban de las buenas costumbres que presidían a finales del siglo XIX. Aun es esta primera etapa de la evolución de la educación preescolar se consideraba que por medio del juego los niños podían recibir lecciones instructivas y preparatorias para luego ser mejoradas en la escuela primaria. En el año de 1902, Justo Sierra, quien entonces tenía a su cargo el Instituto de Instrucción Pública, proporcionó los recursos necesarios para la profesionalización de mujeres interesadas en ser Educadoras. Posteriormente gracias a las reformas instituidas por el Maestro Lauro Aguirre, se creó la Escuela Normal de Maestros, en la cual se formaron docentes “bajo un Plan de Estudios exprofeso para docentes” (SEP, 1985: 22). Cabe mencionar que los primeros centros para párvulos ubicados en su mayoría en el centro del país, emplearon el modelo de la Escuela de Froebel (2013) en la que se brindaba especial atención a los aspectos psicológicos y pedagógicos, esta vertiente en la enseñanza proponía que los niños deberían realizar sus actividades de aprendizaje por medio del uso de material didáctico especial, que ayudara a instruirlos y a que aprendieran en un ambiente feliz y agradable. Su programa de estudio comprendía cinco apartados: Juegos Gimnásticos, Dones o Juguetes, Labores Manuales, Pláticas y Canto. La metodología consistía en hacer una secuencia de doce acciones con diferentes objetos que permitieran ir de lo más sencillo a lo más complejo: en la primera se empleaba una pelota; en la segunda seis pelotas; en la tercera una esfera, un cilindro y un cubo; en la cuarta el cubo dividido en ocho partes; en la quinta el cubo dividido en ladrillos; en la sexta se empleaban palitos; en la séptima latas; en la octava anillos; en la novena papeles para doblar y pegar; en la décima papel para doblar y recortar; en la décima primera material para tejer y picar y en la décima segunda, útiles para dibujar y colorear o pintar. Froebel (2013, p. 5) comentaba que “los dones tienden a alcanzar objetos complejos, dan oportunidad para los ejercicios manuales y al mismo tiempo suministran al niño de ideas y palabras con qué poder expresarlas”. En la actualidad el nombre con el que se le conoce a las escuelas de Educación Preescolar es el de Jardines de Niños, término que substituyó al kínder en el año de 1928. A partir de estas primeras propuestas de enseñanza, las Educadoras egresadas de la Escuela Normal, comenzaron a ubicar las posibles zonas de mejora en su área de trabajo, al respecto Rosaura Zapata (1951: 14). manifestó que “la Educación Preescolar debería ser concebida en un ambiente de libertad para el párvulo, de expresión oral y artística; y las Educadoras deberían dejar atrás sus dogmas y autoritarismos hacia los niños, y no pretender únicamente lograr su objetivo de una enseñanza conductista y rígida”. Se creía desde entonces, que una relación más cercana entre el Jardín de Niños y la familia fortalecería los valores inculcados en la familia y practicados en la escuela, así como el amor a su entorno natural, a la patria y a sus semejantes. Respecto al niño, se percibía a éste como un ser pequeño que se diferenciaba del adulto en los aspectos fisiológicos, que había que apoyarlo para que se fuera adaptando a su medio ambiente y obtuviera experiencias necesarias para desarrollarse en su vida familiar, “la finalidad del Jardín de Niños es educar al párvulo de acuerdo con su naturaleza física, moral e intelectual; […] valiéndose de las experiencias que adquiere en el hogar, en la comunidad y en la naturaleza” (Zapata, 1951: 18). Contrario a los avances que se dieron a favor de la educación preescolar, México enfrentaba una crisis económica muy grave después de la Revolución, fue así por lo que se dejó de subsidiar a la Educación Prescolar por considerarla un gasto poco redituable. A pesar de esto en 1922, se elaboró el Reglamento Interno para los Kinders, se ideaba a éstos como la transición entre la vida familiar y la escolar, se establecieron lineamientos administrativos, se nombró a una Directora como la autoridad que elaboraría e implementaría el Programa de Trabajo, las Educadoras estarían bajo su cargo.
Cuadro no. 1. Características del Programa Educativo de 1942.

1942

Se establecen los tres años de la Educación Preescolar.

Contenido__Educadora'>Grado

Contenidos

Primer grado

Lenguaje, las actividades para la expresión, las experiencias sociales, el civismo, el conocimiento de la naturaleza, los cantos y juegos, la expresión artística y la actividad doméstica (Moreno, 2005b).

Segundo grado

Tercer grado

Matemáticas, geometría, educación física y la iniciación a la lectura (Moreno, 2005b).

Sin embargo en 1937, el presidente Lázaro Cárdenas determinó que los Jardines de Niños fueran excluidos de la jurisdicción de la Secretaría de Educación Pública (SEP), pues consideraba que imperaba más un carácter asistencial que educativo. Sin hacerse esperar, las profesoras protestaron pública y enérgicamente por tal medida, hasta que obtuvieron la reincorporación, luego de este movimiento social y político realizado por las Educadoras, quienes aludían al derecho de este servicio de carácter educativo y fundamental en el desarrollo infantil, el Decreto antes mencionado fue anulado. Así, en el año de 1942 se publicó un nuevo Decreto, en el cual se acordaba que los Jardines de Niños “volvían a incorporarse a la SEP, reconocidos oficialmente para impartir este tipo de educación” (Moreno, 2005b: 15).



Cuadro no. 2. Características del Enfoque Educativo de 1950 a 1959.

Modelo de enseñanza globalizador (1950-1959).

Periodo

Grado

Contenido

1950

Primer grado. Segundo grado. Tercer grado.

Desarrollo de la percepción, la destreza, el lenguaje, los conocimientos generales de los alumnos.

1959

Primer grado. Segundo grado. Tercer grado.

El Programa se orientó en cinco áreas: salud, empleo y conservación de los recursos naturales regionales, incorporación al medio social, adiestramiento manual e intelectual, estímulo a la capacidad de expresión y creatividad de los prescolares (Moreno, 2005b).

Cuadro no. 3. Características del Programa Educativo de 1962.

Priorizaba los intereses, las necesidades, el desenvolvimiento biológico y psíquico y la adecuada conducción emotiva del niño (1962).

Grado

Contenido

Educadora

Profesionalización

Primero grado. Segundo grado. Tercer grado.

Las actividades mentales, motrices y sociales para resol-ver asuntos darán nociones de conocimientos. Divididos en las mismas cinco áreas, que en 1959,

Debe adaptar los con-tenidos a las capaci-dades de sus alumnos según el grado que cursen.

Se incluyeron en su Programa de Estudios, contenidos relacionados al desarrollo del pensamiento del niño.

En 1969, las Educadoras recibían guías que apoyaban las prácticas educativas.



Con cada nuevo sexenio la administración en el Gobierno cambia, las políticas en todos los rubros se modifican y así en nuestro país con cada uno de los distintos presidentes, el Sistema Educativo Nacional (SEN) se ha ido transformando. Las transformaciones y/o aportaciones consideradas como sobresalientes son las siguientes: el Acuerdo Nacional para la Modernización de la Educación Básica (ANMEB) implementado en el sexenio de Salinas de Gortari (1988-1994) y el Programa Nacional de Modernidad generado en el sexenio de Ernesto Zedillo (1995-2000), ya que en estos documentos se contemplan los niveles de preescolar, primaria y secundaria como la Educación Básica, administrados por sus respectivos Planes y Programas Educativos y con los libros de texto, entre otros aspectos.

Cuadro no. 4. Características del Programa Educativo de 1970.

Programa compuesto por unidades básicas (1970).

Grado

Contenidos

Profesionalización docente

Primer grado.

Segundo grado.

Tercer grado


Actividades dependientes del grado que se cursará.

Se consideraba el desarrollo del niño de acuerdo a su edad.



Las actividades relacionaban a los seres y a los fenómenos sociales y naturales.

En 1976 se utilizaron guías didácticas, para orientar el trabajo docente.



Cuadro no. 5. Características del Programa Educativo de 1979.

1979

Programa categórico por objetivos

Grado

Contenido

Educadora

Primer grado. Segundo grado. Tercer grado

Programas basados en el enfo-que de la psicología conductista, sustentados en los estudios de los niveles de madurez infantil de Gesell.

La educadora llevaba a cabo la observación directa del niño, para valorar sus conductas y a partir de esta evaluación y la determinación de las características específicas del niño, ella organizaba su trabajo.

Cuadro no. 6. Características del Programa Educativo de 1982.




Programa basado en el paradigma psicogenético (1982).

Niño

Contenido

Metodología

Evaluación

Educadora

El niño internamente procesa sus propios conocimientos. El niño tenía la posibilidad de interactuar con los objetos de su entorno escolar, éstos estaban acomodados de acuerdo a las temá-ticas de las unidades del Programa, para que en el juego simbó-lico representara, cog-nitiva y socialmente, sus aprendizajes y experiencias sociales.

Se pretendía el acerca-miento del niño a su medio natural y su am-biente social. Se dividió en ejes de desarrollo que son: a) el afectivo social; b) la función simbólica; c) preope-raciones lógico-matemá-ticas, y d) operaciones infralógicas; divididos en tres niveles que van de menor a mayor grado de complejidad y aquí es donde se aplica la evaluación transversal (Moreno, 2005b).

Partía de un núcleo te-mático. Se derivaron diez unidades que comprendían temáti-cas referidas al ambiente que rodea al niño en su comunidad “los indicadores se refieren a lo que se espera que haga el niño en cada aspecto de aprendizaje según el enfoque psicoge-nético de Piaget” (SEP, 2004a: 20).

La observación cotidiana de lo que el niño efec-tuaba era per-manente y trans-versal, en rela-ción a los ejes de desarrollo seria el punto inicial de la evaluación.

Ella elaboraba e implementaba, en su totalidad, la planeación de las actividades, la distribución, la organización y la colocación de los materiales didácticos den-tro del aula, así también ella realizaba la eva-luación

En esta etapa se puso en marcha el Programa Educativo de 1992, cuya aplicación estaba desfasada con la época, por esta razón surgieron diversidad de propuestas pedagógicas, suscitando así el interés por revisar el currículo, las prácticas educativas, los resultados de los aprendizajes logrados por los niños egresados de la educación preescolar en concordancia con los requerimientos de la educación primaria, etc. Durante las conferencias de Jomtiem, en 1990 y Dakar en 2000, se pudieron determinar algunas líneas de acción que innovarían las políticas educativas de los países miembros. Este evento junto con la implementación del ANMEB en 1992, motivó a las autoridades educativas de la SEP, sin embargo pese a que el Programa de 1992 se implementó en los Jardines de Niños no se logró identificar una vinculación entre los planteamientos pedagógicos que se proponían en la educación primaria, como el nivel educativo subsecuente a la Educación Preescolar.

Cuadro no. 7. Características del Programa Educativo de 1992.

Programa basado en el constructivismo (1992).

Niño

Metodología

Educadora

Considera al niño como el centro de todo hecho educativo.

Reconoce la capacidad para ser crítico, analítico, participativo y autónomo en el proceso de su formación



Tienen características diversas, tales como: cierta apertura; ser curiosos e inquietos; presentar reacciones diversas de estados de ánimo; ser participativos y exploradores de su entorno, etc.,

Sustentada en la teoría de Decroly (citado en Moreno, 2005b)

El docente dirigía la participación democrática de los alumnos del grupo, bajo su mediación

Conclusiones. Así se puede decir que el Programa de 1992 no era consistente en cuanto a la organización de los contenidos de aprendizaje y además generalizaba la aplicación del método por proyectos, lo cual llevó a que las profesoras asignaran un mayor énfasis a la actividad y al método, más que al proceso de construcción del aprendizaje en el desarrollo de los niños. De las conferencias anteriormente mencionadas, se retomaron dos aspectos medulares que hasta la fecha determinan el rumbo del SEN y que incidieron para generar el cambio, éstos son: la equidad (educación para todos y la disminución de desigualdades sociales) y el desarrollo de competencias básicas para aprender a ser, conocer, hacer y convivir. El PEP 2011 detalla las características del currículum, éste está organizado
, con las cuales se desarrollan los aprendizajes a través del conocimiento, las habilidades y las actitudes para responder con eficacia y satisfacción ante cualquier situación de la vida cotidiana; “centra la acción pedagógica en el interés de los niños y sus procesos de aprendizaje; […] favorece la autonomía física, intelectual y moral del niño, así como mejores formas de convivencia” (Moreno, 2005a: 31). Al tomar en consideración lo anteriormente expuesto, se evidencia la preocupación y ocupación de las autoridades educativas por actuar frente a los retos de la educación preescolar, así como que el nuevo Programa 2011 implique un avance para la renovación curricular actual, en los cuadros presentados anteriormente se presentó un breve resumen de cada uno de los Programas Educativos implementados en este nivel educativo.

Bibliografía.

FROEBEL, F. (2013). Dones de Froebel. Disponible en: (http://biblioweb.tic.unam.mx/diccionario/htm/ articulos/terminos/ter_d/dones_frobel.htm, consultado en marzo de 2013. UNAM.

MORENO, M. P. y Soto, G. (2005a). Una mirada reflexiva y crítica al enfoque por competencias. En: Revista Educar, no. 35, octubre-diciembre, pp. 73-80. México: Gobierno del Estado de Jalisco.

MORENO, S. E. (2005b). Presentación del Programa de Educación Preescolar 2004. México: Santillana.

PERALTA, (1998). La atención integral de la primera infancia en América Latina: Ejes centrales y los desafíos para el siglo XXI. Santiago de Chile: OEA.

SEP. (1985). Plan de Estudios para la formación de docentes. México. Secretaría de Educación Pública (SEP). Subsecretaría de Educación Superior. Escuela Normal de Maestros.

SEP. (2004a). Curso de formación y actualización profesional para el personal docente. México. Secretaría de Educación Pública (SEP). Subsecretaría de Educación Básica y Normal. Dirección General de Normatividad. Dirección de Desarrollo Curricular para la Educación Básica.

ZAPATA, R. (1951).Teoría y práctica en el jardín de niños. México: Escuela Nacional de Maestros.









Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos