Análisis sobre la Importancia de la Gestión Ambiental Escolar como Estrategia para Fomentar la Integración de la Triada Escuela-Familia-Comunidad en la Unidad Educativa “Simón Bolívar” Ubicada en el Municipio Juan José Mora del Estado


Se considerara que se está hablando de lo que Freire denomino la falsa participación



Descargar 0.53 Mb.
Página7/7
Fecha de conversión21.06.2018
Tamaño0.53 Mb.
Vistas125
Descargas0
1   2   3   4   5   6   7

Se considerara que se está hablando de lo que Freire denomino la falsa participación.
Una vez examinado todas las entrevistas hechas hasta ahora, es posible comenzar a reflexionar de manera crítica en materia de la colaboración en general y de la participación comunitaria en particular, donde Freire señala que:
Constituye una alborotadora contradicción, una clamorosa incoherencia, una práctica educativa que se pretende progresista pero que se realiza dentro de los modelos, de tal manera rígidos y verticales, en los que no hay lugar para la más mínima posición de duda, de curiosidad, de crítica, de sugerencia, de presencia viva, con voz, de profesores y profesoras que deben mantenerse sumisos a los paquetes; de los educandos, cuyo derecho se limita al deber de estudiar sin indagar, sin dudar, sumisos a los profesores; de los celadores, de las cocineras, de los vigilantes, que trabajando en la escuela, son también educadores y precisan tener voz; de los padres, de las madres, invitados a ver la escuela o para fiestas de fin de curso o para recibir quejas sobre sus hijos o para encargarse en grupos de la reparación del edificio o hasta para «participar» de los pagos de compras de material escolar, etc. En los ejemplos que doy tenemos, de un lado, la prohibición o la inhibición total de participación; de otro, la falsa participación”.
Esto quiere decir que los elementos teóricos en función de la participación en la educación, a fin de cuestionar en torno a la falsa participación que se ejerce en los espacios escolares, a modo de comparación entre una participación auténtica, democrática.
Una participación es efectiva cuando los sujetos miembros del grupo son capaces de construir intereses comunes y trabajar de forma voluntaria en torno a la problemática que los reúne siguiendo procesos organizativos que propendan en todo momento a la igualdad, democracia y autonomía. Además, no es sino el de proveer conocimiento pedagógico con el objetivo de formar sujetos aptos para la sociedad. Por lo tanto, no están dentro de sus lineamientos provocar espacios representativos que permitan ejercer una participación liberal, ya sea por parte de sus alumnos, sus familias y el conjunto docente y administrativo de los centros educativos.
La participación escolar no es sólo una práctica derivada de un principio de funcionamiento social, sino que además, contribuye a la eficacia de los procesos educativos, siendo una exigencia de su calidad, tal como reconocen la mayoría de los estudios que analizan los factores del buen funcionamiento escolar, cultural y social que trabajan de manera paralela en la formación integral de los sujetos, una bajo la lógica de la incorporación valórica para procesar e incorporar en su universo simbólico los conocimientos, la otra para entregar los cimientos de la formación social y cultural de un individuo.
En la actualidad, y debido a los cambios que ha sufrido la sociedad, ambas instituciones se han visto cada vez más desvinculadas, aun sabiendo la importancia de relacionar la una con la otra. Por un lado, la comunidad va cerrando cada vez más sus puertas a la escuela, por otro, la familia se ha ido desligando poco a poco de lo que en un comienzo fue su rol social. Todo esto sucedió sin tomar en cuenta que estudios han demostrado que cuando las familias de los alumnos se vinculan activamente con el aprendizaje y desarrollo de sus hijos, los logros de los estudiantes en la escuela se incrementan considerablemente.
La participación de los padres en el espacio educativo para lograr ser auténtica no debería simplemente constituirse como una forma de descentralización del poder de gestión central sino que debiera organizarse en pro de la búsqueda de un espacio común, que además conduzca valores o intereses educativos del grupo, que han de incidir en la toma de decisiones del centro escolar. Esta a su vez, pueda conocer con profundidad el contexto real de la participación comunitaria en la escuela.

Importancia de la integración, de la necesidad de la participación y de la educación como proceso de cohesión social
La integración escuela comunidad no puede ser una función exclusiva de los docentes, ni de las escuelas mismas, sino tarea de todos: el hogar, los padres, la comunidad educativa, la sociedad civil, los medios de comunicación social y la iglesia para transformarla en pedagogía social integral. Se debe tener presente que la educación es un hecho que contiene a todos los sectores productivos del país y afrontan los nuevos cambios que exige la educación venezolana.
Relacionado a esta situación existen instituciones escolares las cuales durante mucho tiempo han funcionado o dirigidas por gerentes poco integrados a sus comunidades, centrados en el complemento administrativo exclusivamente. Se puede decir que es una problemática de estructura organizativa rígida poco permeable a los cambios que lejos de traer beneficios imposibilitan el logro de una mayor eficiencia y eficacia en las actividades a desarrollar en los planteles con respecto a la integración escuela-familia-comunidad.

De allí la necesidad de integrar esfuerzos para alcanzar mejores logros en el ámbito social, en el caso específico de la educación, donde la escuela como institución está vinculada internamente a la promoción de la comunidad, significa profundizar que la escuela debe constituirse en el centro de toda la instrumentación del proceso sistemático donde refleja la perspectiva de su entorno social en cuanto a actitudes mentales y funcionales de la población.

Donde las comunidades educativas desconocen los problemas principales de las escuelas y estas recaen en manos del gerente. En tal sentido permitirle que la escuela signifique una prolongación agradable y de mejora para recibir la atención más esmerada por parte de los docentes, la escuela y comunidad donde la Comunicación sirva de estímulo para propiciar el sentido de pertenencia y presten la ayuda necesaria en cualquier momento, que el estudiante requiera del disfrute estudiantil con la participación de actividades extraacadémicas que propicie la escuela, a través de actividades que influyen en su participación activa en el proceso de aprendizaje.

De alguna manera, se busca que la comunidad asuma la responsabilidad que le conceda la escuela de involucrar a los sectores cercanos a la escuela, en la participación en las actividades que beneficien tanto a la comunidad como a la escuela para realizar intercambio de actividades culturales sociales, recreativas, deportivas y religiosas para conocer a todos los que hacen vida en el entorno escolar.

Igualmente se busca lograr la integración escuela-familia-comunidad, donde se incorporen a todos los sectores adyacentes de la escuela, con la intención de fortalecer lazos de amistad para vivir en democracia y conocer la realidad de la escuela y la comunidad.

Por otro lado se busca que padres y representantes puedan estar integrados a la escuela-comunidad, es el deber que tiene la escuela para integrar a todos los autores y actores del hecho educativo a participar en las actividades que planifica la escuela, con la capacidad de vincular la comunidad para establecer el sentido de pertenencia y hacerlos participes de las funciones que tienen en la escuela para brindar una formación académica y profesional.

Según los factores antes mencionados se puede establecer que el desarrollo de integración de la escuela, familia y comunidad tiene una función socializadora donde converge un conjunto de factores que influyen en el personal directivo para propiciar la escuela-familia-comunidad de los alumnos, y del conjunto de elementos que permiten proponer acciones que fortalezcan la interrelación de los padres y representantes que impiden una acción cooperativa en la escuela y en el trabajo del docente que en definitiva sirva para integrar a los padres. De allí surgen las siguientes interrogantes:

¿Cómo participan los padres y representantes en las actividades de la escuela?, ¿Qué sentido de pertenencia tienen los padres en la escuela?

Después de realizar la presente investigación se pidieron obtener las siguientes conclusiones, con respecto al rol del docente en la corresponsabilidad de la integración e interrelación de la escuela-familia-comunidad en la Unidad Educativa “Simón Bolívar”, entre las cuales por sus características especiales destacan:

En la Unidad Educativa “Simón Bolívar”, existe debilidad en relación a la motivación que hace el docente a los padres y representantes para que tengan una participación activa en las diferentes actividades que planifica la escuela a fin de que se sientan comprometidos en la solución de los problemas comunes que afectan tanto a la comunidad como a la escuela.

Las condiciones en la eficiencia del trabajo de integración es un factor determinante para alcanzar la participación de los representantes arte de la comunidad en función de formar un equipo de trabajo que interactué con la institución, con esta investigación se podrían eliminar diferencias y oposiciones a favor de la unificación de criterios y apoyo mutuo, además permitirían estar informados de la problemática que encierra esta institución ya que si no hay comunicación no existe la participación. Existen debilidades en relación al indicador de condiciones en la eficiencia de trabajo integrador, por lo cual es importante comprometerse para alcanzar las metas establecidas en la institución.



Recomendación

Dado lo anteriormente expuesto, es posible hacer las siguientes recomendaciones, las cuales podrían ser tomadas en cuenta a la hora de implementar talleres o programas educativos donde la participación sea el agente principal de toda actividad a realizar para la integración de la triada Escuela-Familia-Comunidad dentro de los factores sociales y ambientales.

El personal directivo que gerencia la institución debe realizar acciones que permitan identificarse aún más con las organizaciones que hacen vida en la comunidad, con la finalidad de formar un equipo orientado a la búsqueda de soluciones a los problemas que se detecten durante el proceso escolar.

Realizar una interacción altamente productiva para el proceso educativo, con la finalidad de involucrar a los padres y representantes directamente en todo lo relacionado con este proceso.

Los docentes se deben involucrar en cierta medida en los problemas del hogar y de la comunidad, que se ven reflejados en su mayoría por dificultades conductuales en los niños y niñas que están a su cargo en las aulas de clases, con el objeto de minimizar lo máximo que se pueda los síntomas presentados elevando así el rendimiento escolar.

Promover el acercamiento e intercambio con la comunidad para lograr una real participación en el proyecto institucional.

Tomar conciencia de que los padres y representantes son unos de los principales participes del proceso educativo y por ende de la integración escuela-familia-comunidad.

Estimular la participación y desarrollar la capacidad crítica y reflexiva en los padres y representantes para que sean un ente activo en el proceso de integración escuela-familia-comunidad.

Respaldar las iniciativas de trabajo conjunto escuela-comunidad, pues con estas se puede desarrollar el crecimiento personal y social de los adolescentes, niños y niñas participes del proceso educativo.

A la dirección de la institución propiciar campañas de sensibilización a los padres y representantes, con el objeto de que entiendan que la comunidad debe tener a la escuela como uno de los factores que promueven el desarrollo del individuo y por ende la formación académica, moral, social entre otras de los adolescentes, niños y niñas en edad escolar que representan el futuro de la sociedad.

Concientizar a los padres, representantes y comunidad en general sobre la importancia de la integración para lograr la construcción a una sociedad más humana y solidaria al estudiante de educación básica.

Conclusión

En la escuela debe existir mayor integración con la comunidad, por lo tanto, hay que concentrar las acciones para satisfacer las necesidades de éstas, con la finalidad de cubrir las expectativas tanto de la institución como de la comunidad cercana.

La mayoría de los encuestados consideran que tanto los padres como la comunidad casi nunca contribuyen a la solución de los problemas de la institución. Asimismo, los docentes no propician el desarrollo del proceso intergrupal -institución-hogar en esta institución.

La escuela no involucra a la comunidad, prueba de ello son los amplios espacios exteriores de la escuela que la comunidad no utiliza para establecer sentido de pertenecía y a la vez velar por el cuidado y mantenimiento desde todo punto de vista.

La mayoría de los padres no participan activamente en las actividades que algunas veces se desarrollan en la escuela, lo cual tiene que ser mejorado con la ayuda y el compromiso de docentes, estudiantes y comunidad, en pro de mejorar la calidad educativa y como consecuencia los docentes no son reconocidos en la comunidad donde laboran.

El docente tiene que asumir un nuevo liderazgo que se adapte con los tiempos actuales, por eso tiene que proponerse realizar un cambio radical en su liderazgo, pues se requiere uno que se ajuste a las necesidades de la sociedad, con el fin de ser un líder en la comunidad donde labora y habita.

La escuela no cuenta con el propósito firme que conduzca a la participación e integración de todo el colectivo escolar y a la toma de conciencia del sentido de pertenencia hacia ella.

La escuela en estudio no cuenta con una política de participación de los padres en el proceso educativo, aspecto que tiene que ser canalizado como una prioridad dentro de los procesos enseñanza y aprendizaje. La apatía de algunos representantes en la participación de la resolución de los problemas de aprendizaje de sus representados, y los problemas de la escuela. Esta situación puede conllevar al aumento de la deserción escolar u otros incidentes de mayor gravedad para los alumnos, ya que la participación de sus representantes y la comunicación con los docentes, influye en el comportamiento y rendimiento de los mismos.



El docente para educar debe caracterizarse por mantener un dialogo abierto, con el fin de conocer las necesidades e intereses tanto del estudiante como de su entorno social, es decir, la comunidad. Esto permite que el educando asuma su papel de actor principal de la educación y el docente es exclusivamente un facilitador, además debe prevalecer el respeto.

Referencias Bibliográficas

  • Arias F. (1999) El proyecto de investigación: Guía para su elaboración, 3era Edición, Editorial Espíteme. Caracas – Venezuela.



  • Arias F. (2006) El Proyecto de investigación, Introducción a la metodología científica, 5ta Edición, Editorial Episteme. Caracas – Venezuela.



  • Calderón J / Diana L., Orlando Fals Borda y la investigación acción participativa: aportes en el proceso de formación para la transformación”, Centro Cultural de la Cooperación Floreal Gorini, Ciudad de Buenos Aires – Argentina.



  • Castro E. Rosario P. Morillo R. La práctica pedagógica y el desarrollo de estrategias instruccionales desde el enfoque constructivista, Revista de Ciencias Sociales, v.12 n.3 Maracaibo sep. 2006



  • Consulta Nacional por la Calidad Educativa



  • Constitución de la república bolivariana de Venezuela



  • Currículo Nacional Bolivariano, Edición: Fundación Centro Nacional para el Mejoramiento de la Enseñanza de Ciencia, CENAMEC, 2007.



  • Fals Borda (1978) Por la praxis: el problema de cómo investigar la realidad para transformarla, en Simposio Mundial de Cartagena, Crítica y política en ciencias sociales, Bogotá, Punta de Lanza-Universidad de Los Andes, Vol. I, pp. 209-249. 1978.



  • Fals Borda (1987) Democracia y Participación: algunas reflexiones. Revista Colombiana de Sociología, Vol.:5 Núm.: 1 de noviembre de 1987.



  • LeCompte (1995) la investigación cualitativa.



  • Ley Orgánica de Educación. Ley Nº 2635/1980



  • Mata Miguel, La Educación Ambiental en la Educación Primaria, Director de CENDA, Coordinador del proyecto, Socióloga Flor Isabel Tur, Investigadora, Profesora Milagros Guerra, Investigadora.



  • Martínez J. (2008) La Teoría del Aprendizaje y Desarrollo Vygotsky.



  • Paulo Freire (1970) Pedagogía del oprimido 2ª ed. México: siglo XXI, editores S.A. de C.V., 2005



  • Vygotsky (1987) El Constructivismo social



  • Sistema educativo venezolano



  • Ley orgánica de educación



  • Plan de la patria






Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos