Amparo en revisióN 206/2004



Descargar 325.5 Kb.
Página1/5
Fecha de conversión24.07.2018
Tamaño325.5 Kb.
Vistas196
Descargas0
  1   2   3   4   5

RECURSO DE REVISIÓN ADMINISTRATIVA 21/2006 y su acumulada 24/2006.

RECURSO DE REVISIÓN ADMINISTRATIVA 21/2006 y su acumulada 24/2006.

PROMOVENTE: licenciado roberto antonio domínguez muñoz, secretario adscrito al segundo tribunal colegiado en materia penal del segundo circuito.


PONENTE: ministra MARGARITA BEATRIZ LUNA RAMOS

SECRETARIos: CLAUDIA MENDOZA POLANCO y

alfredo villeda ayala

México, Distrito Federal. Acuerdo del Tribunal Pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, correspondiente al treinta y uno de enero de dos mil ocho.



Vo. Bo:

V I S T O S ; Y,

R E S U L T A N D O :

Cotejó:
PRIMERO. Por escrito presentado el nueve de mayo de dos mil seis, en la Oficialía de Partes del Consejo de la Judicatura Federal, el licenciado Roberto Antonio Domínguez Muñoz, Secretario del Segundo Tribunal Colegiado en Materia Penal del Segundo Circuito, con residencia en Toluca, Estado de México, interpuso recurso de revisión administrativa contra la resolución emitida por el Pleno del Consejo de la Judicatura Federal el veintiséis de abril de dos mil seis, publicada el cuatro de mayo de esa anualidad, mediante la cual se aprobó la lista definitiva del Primer Concurso Interno de Oposición para la Designación de Jueces de Distrito Especializados en Materia Penal y en Materia Administrativa, así como para la designación de Jueces de Distrito de Competencia Mixta.
El recurrente fundó su recurso en los artículos 100 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, 122, 123, 124, 126, 127, 128 y demás relativos y aplicables de la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación.
SEGUNDO. En el escrito de revisión, se expresaron los siguientes agravios:
Primero. La determinación del Pleno del Consejo de la Judicatura Federal me causa agravio en razón de que en la publicación en el Diario Oficial de la Federación, de fecha cuatro de mayo del año en curso, sólo aparecen los nombres de las personas que resultaron vencedores para la designación de Jueces de Distrito, mas no se hace saber a los demás participantes las razones por las cuales no fueron nombrados en tal cargo; de ahí que efectué mi petición en ese sentido, con fecha dos de mayo de dos mil seis, esto es, al día siguiente hábil a aquél en que tuve conocimiento pleno de la lista de que se trata; lo anterior, tomando en consideración lo establecido en los artículos 14 y 16 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en virtud de que se me deja en completo estado de indefensión al no enterarme de los motivos y fundamentos en que el Pleno del Consejo de la Judicatura Federal funda su determinación, por lo que no puedo referirme exactamente a ellos para desvirtuarlos: más todavía que, como ya lo señalé con antelación, hasta este momento no se me ha notificado de manera personal todas y cada una de esas razones y fundamentos, no obstante haberlo solicitado por escrito y de manera comedida y respetuosa al referido Pleno del Consejo de la Judicatura Federal. --- Segundo. La decisión que ahora combato también me causa agravio, en razón de que considero y además acredité con la documentación correspondiente, reunir los requisitos exigidos para la participación en el citado Concurso de Oposición, en base a las siguientes consideraciones: --- 1) En relación a la antigüedad requerida de cinco años, el suscrito tiene laborando en el Poder Judicial de la Federación desde el uno de diciembre de mil novecientos noventa y cinco, lo que a la fecha arroja más de diez años de servicio activo, circunstancia que sin duda alguna fue corroborada por la autoridad que emitió la convocatoria, toda vez que se me permitió participar en el concurso interno de oposición respectivo; no obstante lo anterior, desde este momento ofrezco como prueba de mi parte el original del expediente que del suscrito obra en la Dirección General de Recursos Humanos del Consejo de la Judicatura Federal, y que fue tomado como base para emitir la certificación correspondiente para acceder al referido concurso interno de oposición; y en virtud de que no me es posible exhibir tal documental, solicito que de no haber inconveniente legal alguno, sea requerido por este Alto Tribunal del país, a la referida Dirección General de Recursos Humanos. --- 2) Respecto a la ciudadanía del concursante y pleno ejercicio de sus derechos, así como a la edad mínima para participar, ello lo acredito igualmente con la documental pública consistente en el original de mi expediente personal que obra en la Dirección General de Recursos Humanos del Consejo de la Judicatura Federal; y por lo que respecta al pleno ejercicio de mis derechos, a la fecha no he sido sometido a ningún proceso judicial que me limite legalmente la capacidad de contraer obligaciones. --- 3) De igual manera, acredité en su oportunidad estar legalmente autorizado para ejercer la profesión de licenciado en Derecho, toda vez que exhibí copia autorizada de mi título y cédula profesionales, documentos que me fueron expedidos por las autoridades competentes, y de los cuales igualmente obra copia fotostática debidamente certificada en el expediente que se formó con motivo del concurso interno de oposición del que deriva la presente revisión administrativa, el cual desde este momento también ofrezco como prueba documental en mi favor y ante la imposibilidad de presentarlo el suscrito, solicito sea requerido al Consejo de la Judicatura Federal o en su defecto al Instituto de la Judicatura Federal. --- 4) De igual forma, gozo de buena reputación, porque tengo el aprecio y la estima de las personas que me conocen, esto si se toma en cuenta que reputación se entiende como la opinión de los demás sobre una persona. --- 5) Por otro lado, bajo protesta de decir verdad, reitero que no he sido condenado por delito alguno y mucho menos por aquéllos de los llamados intencionales (dolosos) y que no se ha formulado ninguna queja en mi contra que fuese declarada fundada, por falta catalogada como grave, y ni aun de aquéllas no consideradas como graves; consecuentemente, no he sido sancionado por ningún órgano competente del Poder Judicial de la Federación, por la comisión de alguna falta grave en el desempeño de mis funciones. --- En base a lo anterior, considero que quedaron satisfechos los requisitos antes señalados para poder ser nombrado Juez de Distrito. --- Tercero. Sentado lo anterior, debo decir a sus Señorías, que la determinación del Pleno del Consejo de la Judicatura Federal que ahora impugno por medio de la presente revisión administrativa, de igual forma me agravia en razón de que en las diversas etapas correspondientes a los exámenes que se practicaron a los aspirantes del Primer Concurso de Oposición del que deriva la presente revisión administrativa, el suscrito considera haber aprobado todos y cada uno de ellos en forma satisfactoria, en virtud de que en el examen general de conocimientos correspondiente a la primera etapa, fui aprobado con una calificación de ochenta y cuatro puntos, tan es así que fui considerado dentro de la lista complementaria emitida por el propio Consejo de la Judicatura Federal, y por ende accedí a continuar participando, ahora en la segunda etapa de dicho concurso, consistente en la solución de un caso práctico en materia de amparo indirecto en contra de un auto de formal prisión, dentro de la cual a mi juicio, obtuve una calificación más que aceptable; de igual modo, estimo que el examen psicométrico y/o psicológico que se me aplicó fue contestado sin mayor problema, así como que la entrevista con el personal que se dijo pertenecía a la Universidad Nacional Autónoma de México, la llevé a cabo de manera correcta; aun cuando estos últimos exámenes no se encuentran previstos en el artículo 114, fracciones II y III, de la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación, dado que estas fracciones únicamente aluden a un examen escrito y a uno oral, en términos del artículo 117 del mismo ordenamiento interno. --- Con posterioridad, como ya lo señalé en el párrafo que antecede, se llevó a cabo el examen práctico en el que se me hizo elaborar un proyecto de sentencia en materia de amparo indirecto en contra de un auto de formal prisión, en la que, de acuerdo a mi experiencia profesional formulé la comprensión del caso, propuse la resolución fundamentada en la lógica jurídica, emitiendo la misma en forma congruente con una visión integral y realizando razonamientos jurídicos sustentados en las leyes y la jurisprudencia; tan es así que el Comité respectivo determinó que obtuve, al menos, ochenta puntos en la resolución del referido caso práctico, y señalo al menos, dado que a la fecha no se me ha notificado sobre la calificación exacta que obtuve en dicha etapa. --- Como de igual manera lo he señalado en párrafos precedentes, respecto al examen prsicométrico y/o psicológico o de personalidad, considero que el mismo fue respondido por el suscrito de una manera correcta sin mayor problemática que la que representaría responder a un cuestionario por escrito; lo mismo ocurre respecto a la entrevista personal en la que respondí a todas y cada una de las preguntas que me fueron formuladas, estimo, de manera adecuada. --- En relación con los seminarios que nos fueron expuestos, relativos en esencia a resaltar la importancia de tener presentes los principios contenidos en el Código de Ética del Poder Judicial de la Federación, aun sin tener conocimiento de si el resultado de dichos seminarios fueron también tomados en consideración como parte integrante de la calificación final, estimo de igual manera que el suscrito desarrollé una correcta capacidad de entendimiento y los comentarios en ellos vertidos fueron acordes a los principios éticos judiciales que son buscados por el Consejo de la Judicatura Federal para la designación de Jueces de Distrito; lo que incluso este Alto Tribunal del país podrá corroborar a través de la visualización de las videograbaciones correspondientes que se llevaron a cabo con motivo de dichos seminarios; prueba documental que desde este momento ofrezco de mi parte y ante la imposibilidad de exhibirla, solicito sea requerida al Consejo de la Judicatura Federal o en su defecto al Instituto de la Judicatura Federal, y en su oportunidad se desahogue conforme corresponda y sea observada por sus Señorías mi participación en dichos seminarios. --- Por cuanto se refiere al examen oral señalado en el artículo 117 de la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación, y en el que por sorteo me correspondió, expuse y contesté a las preguntas, que para el caso me formuló el jurado sobre el tema “El Procedimiento Penal Federal”, a juicio del suscrito los integrantes de dicho jurado quedaron satisfechos del resultado de mi examen, ya que durante el lapso de aproximadamente diez minutos hice la respectiva exposición con razonamientos lógico-jurídicos en base a dicho tema, y con posterioridad, al efectuárseme las interpelaciones por parte de los sinodales, aquéllos en ningún momento manifestaron no estar de acuerdo con las respuestas ofrecidas a sus interrogantes, sino por el contrario, pude advertir que a las respuestas que el suscrito proporcionaba, demostraban su aprobación con las mismas; de ahí que, tratando de no alejarme de la objetividad que el caso amerita, estimo que la calificación que obtuve en dicha etapa fue más que satisfactoria; lo que aún más estimo de tal manera, si como en el caso del suscrito, durante todo el desarrollo de mi vida profesional al servicio del Poder Judicial de la Federación, me he desempeñado en el área penal, específicamente en el área de procesos penales federales; y para acreditar mi dicho, desde este momento ofrezco como prueba de mi parte el informe por escrito que tengan a bien solicitar a cada uno de los titulares con los que he venido desempeñando mi carrera judicial, a efecto de que sirvan informar pormenorizadamente en qué se hacía consistir mi labor durante el tiempo en que presté mis servicios en cada uno de dichos órganos jurisdiccionales, debiendo señalar dichos titulares en qué área ha sido mi desempeño, así como el tiempo en que desarrollé mis labores, y también el grado de satisfacción profesional que tuvieron hacia las mismas. --- En consecuencia, estimo que cuento con la capacidad física y mental, así como con la madurez, responsabilidad y conocimientos necesarios para ocupar el cargo de Juez de Distrito, sobre todo si para ello no únicamente se requiere de una adecuada preparación jurídica, sino madurez en los actos, estabilidad emocional y sólidos valores morales, perfil que creo reunir. --- Cuarto. Por todo lo anterior, y en base a todo lo antes expuesto, estimo que la decisión del Pleno del Consejo de la Judicatura Federal de no designárseme Juez de Distrito, me causa agravios en razón de que posiblemente no fue tomada de manera imparcial y objetiva; por ello, y a fin de que sus Señorías estén en aptitud de determinar que la decisión del Pleno del Consejo de la Judicatura Federal se debió a ello, solicito muy atentamente se recaben el examen práctico, exámenes psicométricos y/o psicológicos, así como entrevista personal, y resultados de las pruebas orales de los aspirantes vencedores, así como el del suscrito y con ello, ese máximo Tribunal de la Nación pueda contar con elementos objetivos vastos y suficientes para determinar si la decisión tomada por el órgano administrativo del Poder Judicial de la Federación al no nombrarme Juez de Distrito, fue de acuerdo a criterios objetivos e imparciales, en los que también se haya tomado en consideración mi antigüedad y los cursos que he tomado en el Instituto de la Judicatura Federal, pruebas que en forma directa no puedo ofrecer debido a que no obran en mi poder, sino en los archivos del Consejo de la Judicatura Federal, de donde atentamente solicito se recaben. --- También ofrezco como prueba de mi parte y para los fines antes mencionados, el acta final levantada por el Jurado del concurso en la que se establecen los resultados obtenidos por cada uno de los aspirantes en las diferentes etapas del concurso, así como los criterios que se siguieron para llegar a la determinación de las personas que resultaron vencedoras en el mismo, probanza que obra en el Consejo de la Judicatura Federal y que atentamente pido se recabe ya que el suscrito está imposibilitado para exhibirla directamente; todo lo anterior lo ofrezco, con la finalidad de que una vez que el Consejo de la Judicatura Federal remita a este Alto Tribunal Federal todos y cada uno de los documentos a que he hecho mención en el presente recurso de revisión administrativa, sean del conocimiento pleno del suscrito y así estar en posibilidad de, en primer término, ofrecer las probanzas que estime necesarias y oportunas para los fines que persigo, así como para que de igual manera se me conceda un término prudente a fin de que esté en aptitud de esgrimir los agravios que me causa la determinación del Consejo de la Judicatura Federal; lo anterior, toda vez que, se insiste, hasta la fecha de presentación de la presente revisión administrativa el suscrito no tengo conocimiento de las razones por las que no fui declarado vencedor en el referido concurso de oposición, dado que no he sido notificado de las mismas, por parte del propio Consejo de la Judicatura Federal. --- De ahí que el suscrito estimo que ese Pleno del Consejo de la Judicatura Federal, al emitir la resolución que combato no lo hizo en forma objetiva e imparcial y violó en mi perjuicio lo dispuesto en el artículo 97 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, que establece que el nombramiento de Juez de Distrito se hará con base a criterios objetivos y de acuerdo a los requisitos y procedimientos establecidos en las bases que se señalaron para el referido concurso de oposición.”
TERCERO. Por escrito del diecisiete de mayo de dos mil seis, el recurrente reclamó el oficio número CCJ/ST/2015/2006 del nueve de los mismos mes y año, signado por el Secretario Técnico de la Comisión de Carrera Judicial del Consejo de la Judicatura Federal, por el que se le daba respuesta al diverso escrito del dos de mayo suscrito por el revisionista, solicitando a tal órgano, le diera a conocer las calificaciones obtenidas en las diversas etapas del concurso de oposición, expresando como agravios, en esencia, lo siguiente:


  1. El oficio reclamado no está fundado ni motivado, ya que en relación con el resultado del examen psicológico y/o psicométrico, no se señalan los preceptos legales aplicados, ni se expresan las circunstancias especiales, causas inmediatas y motivos particulares que llevaran a la conclusión de no proporcionarme los parámetros tomados en consideración en el resultado, por lo que se me deja en total estado de indefensión.

  2. Como consecuencia directa e inmediata de la falta de fundamentación y motivación del oficio impugnado y la negativa de no proporcionar los datos solicitados, no estoy en aptitud de acreditar todos los extremos que pretendo a través del recurso de revisión administrativa interpuesto contra la lista de vencedores, por lo que se impugna el dictamen emitido por el o los peritos en materia de psicología de la Universidad Nacional Autónoma de México, e informo que en su oportunidad ofreceré prueba pericial en la materia aludida.

  3. Me causa agravio el que no se me permita conocer los motivos de descalificación respecto al estudio de personalidad de que se trata, ni el resultado de las respuestas a los reactivos propuestos, que me impiden conocer el porqué supuestamente no reúno el perfil de juzgador.

  4. Por todo ello, me causa agravios la decisión de los integrantes de la Comisión de Carrera Judicial del Consejo de la Judicatura Federal, pues ante su indebida fundamentación y motivación, debe declararse fundado el recurso.


CUARTO. Por acuerdo del uno de junio de dos mil seis, el Presidente en funciones de la Suprema Corte de Justicia de la Nación admitió a trámite el recurso de mérito por cuanto hace a los dos actos reclamados, registrándolo con el número de expediente 21/2006; ordenó se girara oficio al Consejo de la Judicatura Federal, a fin de que dentro del plazo legal uno de sus integrantes rindiera el informe de ley; dispuso la notificación a los aspirantes vencedores del Primer Concurso Interno de Oposición para la designación de Jueces de Distrito Especializados en Materia Penal y en Materia Administrativa, así como para la designación de Jueces de Distrito de Competencia Mixta, en su carácter de terceros interesados, y requirió al Consejo de la Judicatura Federal, por conducto del Secretario Ejecutivo del Pleno, la remisión de copia certificada de las pruebas documentales que previamente le fueron solicitadas por parte del promovente.
QUINTO. Mediante proveído del quince de junio de dos mil seis, el Presidente en funciones de este Alto Tribunal agregó a los autos diversos acuses de recibo de las notificaciones practicadas a los terceros interesados; tuvo por rendido el informe del Consejero Magistrado Luis María Aguilar Morales, en representación del Consejo de la Judicatura Federal, y admitió las pruebas documentales ofrecidas en ese oficio; por otro lado, ordenó dar vista a la parte recurrente y a los terceros interesados con el aludido informe, a fin de que en el plazo legal manifestaran lo que a su derecho conviniera.
En dicho informe se señala, en síntesis:


  • Si bien en la lista de vencedores del concurso de oposición sólo se menciona el nombre de los designados en el cargo de Juez de Distrito, y no los fundamentos y motivos del porqué el recurrente no fue nombrado, no se causa agravio alguno a éste, pues el Acuerdo General 48/2005 que fija las bases del concurso, y la Convocatoria respectiva, señalan que sólo se elaboraría la lista de triunfadores y se sometería al Pleno del Consejo de la Judicatura Federal para su aprobación y publicación; empero, no se hizo mención alguna del deber de notificar a los participantes que no resultaron vencedores, el motivo y fundamento de los resultados que obtuvieron en las diferentes etapas y el porqué de la decisión.

  • No es motivo de controversia el que el recurrente haya reunido los requisitos exigidos para participar en el concurso de oposición para la designación de jueces de Distrito ordenado en el acuerdo 48/2005, tan es así, que participó en todas las etapas; de ahí que las pruebas que ofrece para demostrar esas circunstancias, son inconducentes, pues no existe litis al respecto.

  • No es verdad que el artículo 114, fracción II, parte final, de la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación establezca que la calificación final se determinará con el promedio de los puntos que cada miembro del jurado asigne al sustentante y que al evaluar se tomen en cuenta los cursos realizados en el Instituto de la Judicatura Federal; la antigüedad del servidor público; el desempeño; el grado académico, y los cursos de actualización y especialización que hubiese acreditado, pues en el Acuerdo General 48/2005 se dijo que esas y otras circunstancias, se tomarían en cuenta como criterio de desempate entre los concursantes.

  • El recurrente obtuvo como calificaciones: ochenta puntos en el examen escrito y noventa puntos en el oral, que de acuerdo a los porcentajes previamente fijados, dan como calificación final ochenta y tres puntos (se explica la mecánica de cada una de las etapas); sin embargo, el Consejo de la Judicatura Federal determinó no nombrarlo en el cargo de Juez de Distrito, en atención al resultado de su examen de personalidad, cuestión fundamental en el desempeño de cualquier campo, en el que obtuvo una calificación desaprobatoria al señalar: “No se considera buen candidato”, ya que se determinó:


Capacidad intelectual: Se le dificulta resolver problemas concretos en situaciones de presión (bajo)

Valores: Puede ser responsable y mostrar respeto por los otros (promedio)

Capacidad para resolver problemas y negociar: Duda de su capacidad y muestra preocupación en exceso. Puede resolver problemas (promedio)

Dinamismo y capacidad de logro: Se le dificulta tomar algunas decisiones (promedio)

Responsabilidad y compromiso laboral: Cumple con las tareas encomendadas (promedio)

Confianza en sí mismo: Ante situaciones de mucha responsabilidad muestra cierta inseguridad y puede mostrar ansiedad ante la toma de decisiones (promedio)

Adaptación social y relaciones interpersonales: Actitud de aislamiento que le impide incorporarse a grupos de trabajo, hostilidad hacia los que le rodean. Poca tolerancia a la frustración (bajo)

Reacción a la presión: En ocasiones el control de impulsos puede ser inadecuado y mostrarse ansioso (promedio)

Conductas de riesgo: A veces asume conductas de riesgo al consumir alcohol (promedio)


  • Por esos motivos, se consideró por parte del Consejo de la Judicatura Federal que el candidato asumía actitudes contrarias a las que se esperan de un juzgador, pues no reunía cualidades personales para desempeñarse como tal, y se eligió a aquellos aspirantes que habiendo obtenido una calificación aprobatoria (ochenta o más puntos), no hubieran tenido observación alguna en sus características de personalidad.

  • Hay que tener presente que los resultados antes señalados se obtuvieron con la opinión de la Facultad de Psicología de la Universidad Autónoma de México, que tiene un sólido prestigio a nivel nacional e internacional, y que de acuerdo con el criterio de ésta, una persona ubicada como “No se considera buen candidato”, no es considerado apto para ingresar al programa debido a que tiene capacidad limitada y problemas emocionales o alteraciones serias en su personalidad que pueden interferir en su rendimiento profesional, no permitiéndole desempeñarse adecuadamente.

  • Debe resaltarse que el resultado del estudio revela que el participante no tendría la objetividad necesaria para tratar con respeto a las personas; podría mermar su respetabilidad al consumir alcohol; no es prudente, perseverante, responsable ni profesional; su inseguridad no es acorde con la fortaleza que se espera de un juzgador; pero ante todo, su consumo de alcohol induce a la falta de decoro y sobriedad (se resalta con mayúsculas este aspecto).

  • Por otro lado, resulta inconducente la prueba consistente en el informe por escrito que rindan los titulares con los que ha trabajado el recurrente, pues no es materia de la litis su desempeño en los órganos jurisdiccionales.

  • Con relación a la alegada falta de fundamentación y motivación del oficio que se reclama, se dijo al recurrente que no se le podían proporcionar los parámetros sobre los cuales los expertos emitieron su opinión en el examen de personalidad, y que eso motivó la decisión del Consejo de la Judicatura Federal; de ahí que se sostenga que el oficio sí estaba motivado, y que su falta de fundamentación no causa agravio alguno, dado que el fundamento fue implícitamente el Acuerdo General 48/2005 que estableció las bases del concurso de oposición y la Convocatoria correspondiente, en los que nunca se señaló la obligación de dar a conocer los parámetros utilizados en el estudio de personalidad.

  • El recurrente consintió las reglas del concurso al no haberlas impugnado en su oportunidad y practicar el examen.





Compartir con tus amigos:
  1   2   3   4   5


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos