Algunos axiomas exploratorios de la comunicacióN



Descargar 117.5 Kb.
Página3/3
Fecha de conversión21.03.2018
Tamaño117.5 Kb.
Vistas111
Descargas0
1   2   3


* Los términos del original en inglés “reporte y “command”, literalmente informe e instrucción (u orden), respectivamente, han sido traducidos como “referencial” y “conativo”, siguiendo en buena medida los criterios de Román Jakobsen para incorporar tal nomenclatura [N. Del R].

3 El prisionero medita durante largo tiempo acerca de este problema aparentemente insoluble, pero eventualmente hace la pregunta correcta: señala una de las puertas y pregunta a uno de los guardias (no importa qupe puerta o qué guardián): “ si yo le preguntara a su compañero si esa puerta está abierta, ¿qué diría?” si la respuesta es sí, entonces esa puerta está cerrada y, viceversa, si es no, está abierta

4 En forma algo arbitraria hemos preferido decir que la relación clasifica, o incluye, al aspecto del contenido, aunque en el análisis lógico es igualmente exacto decir que la clase está definida por sus miembros y, por ende, cabe afirmar que el aspecto del contenido define el aspecto relacional. Puesto que nuestro interés central no es el intercambio de información sino la pragmática de la comunicación, utilizaremos el primer enfoque.

6 Existen motivos para creer que los expertos en computadoras llegaron a este resultado sin conocer lo que los fisiólogos ya sabían en ese momento, hecho que en sí mismo constituye una hermosa ilustración del postulado de von Bertanlanffy (25) de que los sistemas complejos tienen sus propias leyes inherentes, que pueden ser detectadas a través de los diversos niveles del sistema, es decir, atómico, molecular, celular, organísmico, individual, societal, etc. S e cuenta que durante una reunión interdisciplinaria de científicos interesados en los fenómenos de la retroalimentación (probablemente una de las reuniones de la Josiah Macy Foundation), el gran histólogo von Bonin tuvo ocasión de examinar el diagrama de un aparato de lectura selectiva, y de inmediato manisfestó: “Pero éste es precisamente un diagrama de la tercera capa de la corteza visual...”. No podemos garantizar la autenticidad de esta historia pero pensamos que se aplica aquí el proverbio italiano: “se non e vero e ben trovato” (si no es cierto, es una buena historia).

7 La enorme importancia comunicacional del contexto se pasa fácilmente por alto en el análisis de la comunicación humana y, sin embargo, quien se lavara los dientes en una calle llena de gente, en lugar de hacerlo en el baño de su casa, podría verse rápidamente trasladado a una comisaría o a un manicomio, para dar sólo un ejemplo de los efectos pragmáticos de la comunicación no verbal.

8 Existen motivos para creer que las ballenas y los delfines pueden utilizar también la comunicación digital, pero la investigación en este campo aún no es concluyente.

9 En la sección 3.3 se examinará la transmisión de definiciones de relación por canales analógicos y sus efectos pragmáticos sobre el emisor t el receptor. Sin embargo, a esta altura, es necesario referirse a las investigaciones pioneras de Rebert Recental y sus colaboradores en la Universidad de Harvard, sobre la influencia de las expectativas del experimentador sobre los resultados de los experimentos psicológicos y la comunicación, evidentemente muy extraconsciente de tales expectativas a los sujetos. Su trabajo cuenta con un curioso predecesor en la literatura psicológica el que Rosenthal (130 bis, pág. 131 y sig. ) hace plena justicia. Se trata de Cléber Hans, el caballo del señor van Osten, que hace aproximadamente 60 años alcanzó fama internacional debido a su sorprendente capacidad para realizar operaciones de aritmética. Cléber Hans podía señalar con uno de sus cascos el resultado correcto de un problema aritmético que le plantea su amo, siempre presente, u otra persona. El psicólogo alemán Pfungst, no muy satisfecho con el conmovedor supuesto de un caballo genial, llego a la conclusión correcta de que el señor van Osten (de cuya honestidad no podía dudarse) de alguna manera le indicaba al caballo cuándo había dado suficientes golpes con el casco y debía detenerse. Pfungst pudo mostrar que el caballo nunca comenzaba a dar golpes hasta que su amo le miraba el casco con actitud expectante, y que van Osten levantaba la cabeza casi imperceptiblemente y miraba hacia arriba cuando el caballo había dado el número necesario de golpes. Evidentemente, la permanente admiración del público y el orgullo de su amo deben haber constituido poderosos refuerzos para el desempeño del animal. Se dice que poco después del descubrimiento de pfungst, el señor van Osten literalmente murió de pena, hecho que nos proporciona una idea adicional en cuanto a la profundidad de rapport emocional que debe haber existido entre amo y caballo. En su propia investigación, Rosenthal pudo reproducir este fenómeno con animales y con seres humanos. Por ejemplo, demostró que las ratas de laboratorio cuyos experimentadores estaban convencidos de que esos animales eran particularmente inteligentes, tenían un desempeño significativamente mejor que el de otras ratas de la misma cepa, pero cuyos experimentadores habían llegado a creer que los animales eran “estúpidos”. Los experimentos de Rosenthal con seres humanos resultan casi perturbadores. También en ellos se pudo demostrar que existían comunicaciones muy sutiles pero sumamente poderosas, cuya transmisión está fuera de la percepción de emisores y receptores, pero que influyen enormemente sobre la conducta y el desempeño de los segundos. Por el momento, no siquiera se puede tentativamente evaluar la importancia de estos hallazgos para la educación, la dinámica de la vida familiar y de otras relaciones humanas, en particular la psicoterapia.

10 El lector habrá descubierto ya por sí solo cuán sugestiva es la similitud que existe entre los modos analógico y digital de comunicación y los conceptos psicoanalíticos de proceso primario y secundario respectivamente. Si se lleva del marco intrapsíquico al marco interpersonal de referencia, la descripción que Freud hace del Ello se convierte virtualmente en una definición de la comunicación analógica: Las leyes de la lógica – sobre todo la ley de la contradicción . no son válidas para los procesos que tienen lugar en el Ello. Impulsos contradictorios existen lado a lado sin neutralizarse o excluirse... Nada hay en el Ello que pueda compararse a la negación, y nos quedamos atónicos al encontrar allí una excepción a la afirmación de los filósofos en el sentido de que el espacio y el tiempo constituyen formas necesarias de nuestros actos mentales. (49, pág. 104; las bastardillas son nuestras.)



Compartir con tus amigos:
1   2   3


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos