Algunos aspectos de la sanidad penitenciaria en los países miembros de la Unión Europea



Descargar 107.26 Kb.
Página1/2
Fecha de conversión05.02.2018
Tamaño107.26 Kb.
  1   2



Algunos aspectos de la sanidad penitenciaria en los países miembros de la Unión Europea

JM Arroyo

European Network on HIV/Hepatitis Prevention in Prisons

 (http://www.sanipe.es/OJS/index.php/RESP/article/view/212/472)

 

RESUMEN

El objetivo de este trabajo es hacer una revisión sobre algunos aspectos de la organización de la sanidad penitenciaria en los países miembros de la UE, utilizando la información que sobre este tema contiene el último informe de la Red Europea para la prevención del VIH y la Hepatitis en prisión, elevado a la Comisión Europea. Se pretende hacer un análisis comparativo de las diferentes organizaciones en el cuidado de la salud de los reclusos en la UE. El trabajo muestra las importantes diferencias de estructuras, recursos y políticas que las distintas administraciones ponen en práctica en los distintos países para cubrir este servicio público. El fenómeno de la peculiaridad de cada legislación penitenciaria, de cada centro penitenciario y aún de cada población penitenciaria marca también la organización de la atención sanitaria en las prisiones. A pesar de ello, algunos problemas asistenciales se repiten, como por ejemplo la adecuada derivación de los internos para atención especializada, la evaluación y efectividad de los programas de actuación contra las drogas, o contra las enfermedades infecciosas relacionadas con ellas y el desarrollo adecuado de programas de salud mental. Quizá la tarea siguiente sea encontrar una base común entre los sanitarios penitenciarios para aportar soluciones a estos complejos problemas.



Palabras clave: Prisiones. Servicios Médicos de la Administración. Unión Europea.

 

THE VALUE OF A SECONDARY TUBERCULIN TEST (BOOSTER) FOR THE DETECTION OF TUBERCULOSIS INFECTION AMONGST PRISON INTAKES



ABSTRACT

The objective of this study is to analyse how prison health care is organised and maintained in member states of the E.U. The data used for this study is based on the recent report carried out by the European Commission Network on the prevention of HIV and Hepatitis amongst prison inmates. Consequently, a comparative analysis has been made of health care provisions in different countries in the E.U. This paper shows that there are great differences in terms of structure, resources and policy as regards as how each country puts this public health service into practice. Factors such as national penitentiary legislation, the manner in which way each prison functions in this respect, and inmates health needs create conditions that are unique, it is difficult to find an organised framework that can provide an answer to such diverse problems. There are diverse categories in each prison population that requires individual solutions, however some problems are repeated like, inmates in need of secondary health care outside penitentiary health facilities, the validity and effectiveness of programs against drugs, transmissible diseases, or mental health care in the prison population. Perhaps the next task is to find common ground amongst prison health care staff so as to be able to find solutions to such complex health difficulties



Key Words: Prisons. Health Services Administration. European Union.

 

 



INTRODUCCIÓN

El objetivo de este trabajo es hacer un análisis comparativo de algunos aspectos de la sanidad penitenciaria en las prisiones europeas utilizando principalmente el último de los informes con datos de 1998 de la Red Europea para la prevención del VIH y la hepatitis en prisión1.

L’ Observatoire Regionale de la Santè Provence, Alpes, Cote d’Azur (ORS, Marseille), que es un organismo para el estudio de los problemas sanitarios y sociales de esta región francesa1, junto con el Wissenschaftliches Institut der Ärzte Deutschlands (WIAD) el Instituto Científico de la Asociación Alemana de Médicos, iniciaron en 1995 un proyecto financiado por la Unión Europea (UE) con el objetivo de crear una red internacional para la prevención de las infecciones por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) y la hepatitis viral en las prisiones. El procedimiento elegido es el estudio de las conductas de riesgo y del desarrollo de estrategias comunes de prevención primaria en las prisiones. Esta Red Europea para la prevención del VIH y la Hepatitis en prisión, fue fundada con la cooperación de seis estados miembros de la UE y se extendió en 1997 a la totalidad de los quince estados.

Las principales actividades de esta red han sido la obtención de datos sobre el VIH y la hepatitis en prisión en cada estado de la UE a través de informes anuales de los países miembros, la difusión de estos datos en foros científicos junto a la organización de estudios multicéntricos y la celebración de conferencias internacionales sobre temas de sanidad penitenciaria.

 

 

TIPO DE POBLACIÓN RECLUSA Y SISTEMA PENITENCIARIO



El Consejo de Europa ha hecho públicas una serie de recomendaciones2 para los países de la UE (Alemania, Austria, Bélgica, Dinamarca, España, Finlandia, Francia, Grecia, Holanda, Irlanda, Italia, Luxemburgo, Portugal, Suecia, Escocia e Inglaterra y Gales) en relación con el cuidado médico de los sujetos en prisión. En líneas generales el Comité de Ministros de la Comunidad considera que la atención sanitaria en las prisiones debe ser de la misma calidad que la que se presta a los ciudadanos en libertad, poniendo especial atención en el cuidado de las enfermedades psiquiátricas y en el de las transmisibles, en especial las relacionadas con el VIH. El número de prisiones en los países de la UE es actualmente de 1.257, un corte transversal daría como resultado un total de 322.753 reclusos, de los cuales alrededor del 30% están a la espera de juicio, salvo en Italia donde este porcentaje es del 46% o en los Países Bajos donde llega al 60%.

La población reclusa femenina en los países comunitarios está en torno al 4% excepto en Portugal y España donde este porcentaje se multiplica por dos. El tramo de edad más frecuente entre los reclusos de la U.E. es el comprendido entre los 30 y los 40 años. El número de internos ha ido ascendiendo en los últimos años en todos los países salvo en Finlandia, donde está descendiendo. En Bélgica se alcanzó un 160% de ocupación en 1994-95 lo que obligó a adoptar medidas muy protestadas por la opinión pública, que facilitaban la libertad condicional a reclusos a la espera de juicio.

Un fenómeno que ha contribuido en muchos países a la superpoblación penitenciaria ha sido el movimiento de refugiados por cuestiones económicas, como el ocurrido en Grecia con población marginal Albanesa o en Bélgica con personas procedentes de Africa Central, mujeres sobre todo, con una alta incidencia de seropositividad para el VIH. Esta inmigración marginal podría también explicar los altos porcentajes de internos extranjeros en países como Holanda (51%) o Luxemburgo (56%). En estados con menor desarrollo económico dentro de la Unión el tanto por ciento de internos extranjeros es también mucho menor, Irlanda tiene 7,6%, Portugal un 13% o España un 17%.

El tamaño de las prisiones en los distintos estados miembros es muy variable, hay algunos países con numerosos centros pequeños como Italia, Holanda, Suecia o Alemania, mientras que otros estados optan por un número menor de centros con mayor capacidad de población reclusa en cada uno, como ocurre en Inglaterra y Gales o España. Es interesante comparar el número de reclusos respecto al total de la población residente en cada estado3, lo que aparece en la tabla I con datos de 1999 en un corte transversal.



El porcentaje de población reclusa atendida por la sanidad penitenciaria en cada Estado debería contar al menos, con un presupuesto igual al que se destina para la atención primaria a un tanto por ciento similar de población general no recluida, aunque, si tenemos en cuenta la concentración de riesgos de padecer enfermedades en los reclusos, en especial trastornos mentales y/o relacionados con la drogadicción por vía parenteral, como son la infección por VIH, la Hepatitis o la Tuberculosis (TBC), probablemente este presupuesto debería ser mayor. La prioridad de una respuesta adecuada a los problemas de salud en esta población debe ser tenida en cuenta por las autoridades competentes, ya que la mayoría de los reclusos cuando están en libertad, acuden muy rara vez a los recursos sanitarios públicos tradicionales. La labor de la sanidad penitenciaria en estos casos es de máxima importancia desde el punto de vista de la salud pública y debiera contemplarse en unos presupuestos adecuados para que pueda asegurarse una atención de igual calidad a la del resto de ciudadanos no encarcelados. Los principales servicios sanitarios y en muchos casos los únicos de atención médica para esta población marginal, son precisamente los que proporciona la sanidad penitenciaria. Como se recoge en informes del Consejo de Europa2 en muchos estados miembros se están organizando y regulando las relaciones entre la estructura de los servicios sanitarios de las prisiones y el sistema nacional de salud. Para el Consejo de Europa debe establecerse una clara división de autoridad y responsabilidad entre el organismo al cuidado de la salud de los internos y otros ministerios competentes en el funcionamiento de los centros penitenciarios2.

Este Organismo Europeo no hace recomendaciones sobre la naturaleza pública o privada del servicio sanitario de los establecimientos penitenciarios1, de hecho en algunas prisiones europeas este servicio depende de una empresa privada. Así en Francia, U.K., Holanda, España o Alemania, se contratan médicos o A.T.S. para este cometido, aunque la responsabilidad última y la organización de estos servicios depende de la administración. En Francia, el Ministerio de la Salud desde 1994 es el responsable de la atención médica de los reclusos4, mientras que en España o en Italia, lo es el Ministerio del Interior. En los último años se ha puesto en marcha un modelo mixto de cobertura asistencial como el que aplica U.K. y Holanda por ejemplo, en este último país hay Centros de funcionamiento absolutamente privado, se trata de Centros Psiquiátricos cerrados para delincuentes juveniles, que funcionan por acuerdos de resultados con el Ministerio competente, en este caso el de Justicia, concretamente la Agencia Nacional de Servicios Correctivos (DJI). En Alemania el sistema penitenciario es responsabilidad de cada uno de los distintos estados federales, desde la unificación de la Alemania del Este en octubre de 1990, hay once distintas administraciones penitenciarias y se observan importantes diferencias cualitativas tanto entre las prisiones como entre las administraciones estatales penitenciarias de cada Estado, así tradicionalmente los Centros Penitenciarios de los estados del sur como Baviera, Baden- Württemberg o la Baja Sajonia, tiene un régimen de vida más duro que en los estados del norte como Berlin, Bremen o Hamburgo.

En Italia el Sistema Sanitario Penitenciario está formado por profesionales que trabajan desde diferentes instituciones, se trata de médicos y profesionales de la enfermería que pueden depender, bien del Ministerio de Justicia, bien del Ministerio de la Salud, o bien estar contratados como trabajadores por cuenta propia, sobre todo como especialistas. En este país en los últimos años se está dando una especial importancia a la atención sanitaria en las prisiones. En una Ley Nacional de 30 de noviembre de 1998 se dice que el Servicio Público de Salud se hará cargo de la responsabilidad y la financiación para el mantenimiento de la salud en los Centros Penitenciarios, una ley cuyo desarrollo será probado en tres regiones italianas.

 

 




Compartir con tus amigos:
  1   2


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad