Adictos a la tv



Descargar 247.83 Kb.
Página1/2
Fecha de conversión02.11.2018
Tamaño247.83 Kb.
  1   2


ADICTOS A LA TV
En muchas familias, la televisión es un miembro más e incluso puede llegar a tener mayor presencia e influencia que los padres. Decidirse a limitar y regular su uso es clave para aprovecharla bien y evitar consecuencias negativas.
Con la colaboración de la Dra. Isabel Margarita López S.

Departamento de Pediatría de la Clínica Las Condes


Andrés tiene un año y medio y es mañoso para comer. La solución fue sentarlo frente al televisor y darle cada cucharada mientras está hipnotizado mirando la pantalla.
Al cumplir 8 años, a Valentina le regalaron un televisor y un video para su pieza. Santo remedio: se queda dormida sin molestar a nadie. Y si despierta a media noche, tampoco necesita irse a la cama de los papás, porque prende el televisor y se siente acompañada.
Alberto (5 años) tiene un amplio vocabulario. Ante la chochera de sus abuelos, dice que el helado "sabe" delicioso. Pero le cuesta hacer nuevos amigos y pasa su tiempo libre dentro de la casa.
En todos estos casos, la televisión está jugando un rol protagónico en los hábitos de estos niños. "Entrega una cantidad de información enorme, se puede aprender de otras culturas, ciencia, deportes, etc. Pero, además, modela los gustos y los valores. Hasta hace unas décadas nos regíamos por los valores que entregaban la familia, la religión y el colegio, pero ahora nadie escapa de la influencia de la televisión", explica la neuróloga Isabel Margarita López.
Por esto, no es un medio que deban administrar los niños en forma libre y autónoma. Ellos no tienen aún la capacidad de discernir en torno a los mensajes que reciben y asumen lo que ven en forma pasiva y receptiva, como si se tratara de la realidad. Los contenidos penetran sin ningún filtro. "Muchas veces la violencia es usada por quien tiene los atributos positivos, el "bueno" de la película, o sólo se enfatizan los aspectos "simpáticos" que pueden tener el sexo y las drogas. Esto, se ha relacionado con mayor promiscuidad, violencia, uso de alcohol y tabaco", señala la doctora López.
Hay que tener cuidado, porque la adicción puede llegar a niveles patológicos, con niños o adultos aislados, que no se reúnen con amigos ni interactúan con el resto de la familia.
Una realidad preocupante

Según la última encuesta del Consejo Nacional de Televisión (CNTV):


- la televisión abierta es el medio de mayor consumo entre menores de 13 años.
- los niños chilenos ven la televisión tres horas diarias.
- 67,7% de los menores de dos años ve televisión.
- La mitad de los programas que ven los niños son para adultos. Las teleseries están entre lo más visto entre los 4 y 14 años.
- El 57,7% vio contenidos inadecuados, como vocabulario grosero, escenas de sexo, trato discriminatorio y violencia.
El rol de los padres

Los programas culturales y educativos y los canales infantiles han abierto el abanico, pero los padres deben regular calidad y cantidad. Tenga presente estas reglas básicas:


- El televisor no debe estar en el dormitorio de los niños.
- No es recomendable que los menores de dos años vean televisión.
- Limite el tiempo de pantalla: no más de una hora diaria en los pre-escolares y dos horas como máximo en los mayores.
- No coman viendo televisión y ojalá, tampoco en bandeja. La comida debe ser una situación familiar.
- Las tareas no se deben hacer con el televisor encendido.
- No se debe usar para quedarse dormido.
- Seleccione previamente qué se verá, no busque para ver qué están dando. No al zapping.
- Acompañe a sus hijos cuando vean televisión, para comentar y refl exionar en conjunto sobre los contenidos.
- Censure los programas con violencia y contenidos no apropiados para su edad.
- Eduque para ver televisión y desarrolle un espíritu crítico. Enseñe a los niños que se trata de un producto, no de la realidad, y que podemos tener una opinión propia o personal al respecto. Lo mismo con la publicidad.
- Ofrezca otras alternativas de recreación: juegos, deportes, lectura, actividades con amigos y familiares.
Efectos negativos de la TV en los niños

- Les roba tiempo de interacción y aprendizaje.


- Favorece el sedentarismo y la obesidad.
- Tiende a producir conductas violentas.
- Estimula una sexualidad precoz en los adolescentes.
- Genera temores, ansiedad y depresión.
- Altera hábitos de sueño.
- Puede promover estilos de vida poco saludables, como el consumo de cigarrillo y alcohol.

PAPÁS PRESENTES: PROTECCIÓN CLAVE
La familia es clave para evitar que los hijos caigan en la droga. Cuando los papás están involucrados, pueden prevenir y detectar a tiempo este riesgo.
Con la colaboración del Dr. Daniel Seijas B. y la Dra. Verónica Gaete P.

Departamentos de Psiquiatría y Pediatría de la Clínica Las Condes


"Hasta segundo año medio, Francisco fue un alumno cumplidor, responsable y siempre le fue bien. Pero este año su rendimiento está mucho más bajo. Esto coincide con que cambió su grupo de amigos, casi nunca está en la casa y, en realidad, no sabemos cómo acercarnos a él. Tengo miedo de que esté metido en alguna droga", cuenta un padre preocupado.
La doctora Verónica Gaete, pediatra especialista en adolescentes, es clara: "cuando un joven empieza a bajar el rendimiento escolar, sufre un accidente o se le encuentra un "pito", ya estamos llegando tarde". Los costos de este retraso son altos, y muchas veces irreversibles: muerte, daño cerebral, deterioro de diferentes órganos, alteraciones en el aprendizaje, problemas para terminar una carrera o trabajar, disminución de la capacidad sexual, conflictos familiares, perdida de los amigos, etc.
No hay que esconder la cabeza, sino prevenir a tiempo. "Hoy es altamente probable que nuestros hijos estén muy cerca de la droga y tenemos que darles las herramientas para que ojalá no se expongan y, en caso de que lo hagan, salgan de ella lo antes posible y sin daños", dice la doctora Gaete.
Si bien los pediatras especialistas en adolescencia empiezan a conversar sobre el peligro de la droga cuando el niño tiene alrededor de diez años, la preocupación por el tema y la presencia cercana de los padres se debe cultivar desde mucho antes. Estos son factores protectores que evitarán que, al crecer, los adolescentes necesiten buscar en la droga un bastón para mejorar su autoestima, superar sus miedos o ganar amistades.
¿Cómo actuar?

" La familia es la primera y la mejor herramienta para prevenir", señala el psiquiatra experto en adicciones, Daniel Seijas. Y agrega: "Una vez que hay problemas de adicción, el adolescente debe ser evaluado por un especialista en la materia".


Con todo, la importancia del núcleo familiar es radical: "las familias que generan más posibilidades de consumo son aquellas en que los papás están menos involucrados con los hijos, los supervisan poco o no saben quiénes son sus amigos y donde no están claros los límites y reglas. También debe haber luz de alerta con papás muy permisivos -que proyectan una falta de preocupación-, o muy autoritarios -que generan hijos más rebeldes-", señala la doctora Gaete.
¿Cómo involucrarse?

- Dé el ejemplo

Si el papá predica que no se debe consumir sustancias, pero fuma cigarrillos o bebe en exceso está demostrando una inconsecuencia. Peor aún, si uno o ambos padres consumen drogas o si se le permite a algún hermano, por ejemplo, por ser el mayor.
- Establezca reglas y límites claros

Los padres no deben tener miedo al poner límites de horarios, actividades o comportamientos. A la larga, los jóvenes lo agradecen, pues ven que se preocupan por ellos.

Se pueden establecer límites consensuados, pero si el hijo llega más tarde, reduzca el horario para la próxima salida. Si después cumple y recupera su confianza, podrá seguir gozando de estos permisos.
- Converse con su(s) hijo(s)

Pregunte cómo le va en el colegio, con los amigos, qué preocupaciones tiene. Si la comunicación no es muy fluida, habrá que hacer un mayor esfuerzo.


- Sepa dónde está su hijo, supervise

Vaya a buscarlo o espérelo en la noche, aunque esté cansado o le dé lata. Pregunte con quiénes se junta.


- Comparta un pasatiempo

Busque un hobby o actividad para realizar en conjunto (camping, deporte, cine).


- Involúcrese en las actividades del colegio

Muchos establecimientos realizan charlas y actividades de prevención de drogas para alumnos y padres. Asista siempre a estas y otras actividades.


- Infórmese

Averigüe sobre los efectos y características de los distintos tipos de droga. Así, podrá opinar cuando su hijo planteé que "la marihuana no hace nada". Si no tiene la respuesta en algún tema, sea honesto y diga que no sabe, pero infórmese para continuar la conversación después. Recomendamos ingresar a las páginas www.nida.nih.gov y www.conace.cl.


- No al cigarrillo y a la marihuana

En seis meses a un año, podrían convertirse en adictos por varias décadas.


- Dé su opinión

Frente a las noticias o a las experiencias que conozca (por ejemplo, un accidente a causa de la droga o el alcohol) tenga siempre una opinión.

Demuestre que la droga sí tiene consecuencias dañinas para el que consume, su familia y su entorno.
- Insista en todas las anteriores

Siempre les quedará algo. Es mejor pasarse de preocupación que ser despreocupado.


Una forma de llevar un control y detectar precozmente problemas que pueden conducir a la droga es mantener los controles periódicos de salud, tanto en la infancia como en la adolescencia. Esto permite, entre otras cosas, trabajar junto a los padres para reforzar que los hijos adquieran habilidades para la vida, que los protegerán de caer en la droga.

"Cuando la familia participa en el tratamiento, logramos un 50% más de éxito", recalca el doctor Daniel Seijas.




La Nación, sábado 11 de noviembre de 2006
Adolescentes recibirán la píldora del día después
PÍLDORA PARA TODAS
Fallo de la Corte de Apelaciones obliga a los municipios que se negaban a distribuir este anticonceptivo de emergencia a proporcionarlo a las niñas de entre 14 y 18 años que acudan a los consultorios, aunque no sean acompañadas por su padres.
Marcela tiene quince años y hace sólo dos meses pasó el susto de su vida: tuvo su primera relación sexual, y aunque tenía el condón a la mano, con su pareja no lo supieron ocupar. Transcurrieron 20 días antes de que le contara a su madre. La vergüenza y el temor impidieron que hablara de inmediato, aunque en su familia no había reparos para el uso de métodos anticonceptivos.
Conductas como ésta, que de acuerdo a las estadísticas se traducen en un creciente número de embarazos adolescentes, ponen en perspectiva el fallo con el que la Quinta Sala de la Corte de Apelaciones dio luz verde ayer a la entrega de la llamada “píldora del día después” a adolescentes de entre 14 y 18 años, sin el consentimiento de sus padres.
Y si bien quedan pendientes eventuales presentaciones a la Corte Suprema, el tribunal de alzada rechazó los recursos de protección del alcalde de la Florida, Pablo Zalaquet, y de dos apoderados particulares, que indicaban que la disposición del Ministerio de Salud vulneraba el derecho que le asiste a los padres para entregar educación sexual a sus hijos.
La sala, integrada por los ministros Haroldo Brito, Rosa María Maggi y Alfredo Pfeiffer, consideró en votación unánime que el derecho a la libertad de la educación de los padres no está afectado por el instructivo gubernamental que ordena la repartición del fármaco.
Éstos, indica el fallo, “siempre podrán educar a sus hijos en las cuestiones de la sexualidad y la regulación de la fertilidad de la manera que en su concepto les parezca adecuada, incluso expresamente podrán formarlos para que no ocurra en circunstancia alguna la ingesta del anticonceptivo de emergencia, sin que su afán de contrariar la política gubernamental pueda acarrearles consecuencia negativa alguna, porque importa el ejercicio del derecho constitucional de educar a los hijos”.
Los magistrados estimaron además que “no se han aportado pruebas en cuanto a que la medida causará daño, lesión o menoscabo corporal", y puntualizaron que en el proceso se efectuaron afirmaciones muy generales al respecto, con opiniones que ni siquiera fueron documentadas.
Indicaron entonces que la píldora se vende en farmacias con receta médica, razón por la cual "no es posible identificar razones que justifiquen que no sea proporcionado (el fármaco) en el sistema estatal con la intervención de profesionales".
Salud pide repartir la píldora

Luego de conocer el fallo, la ministra de Salud, María Soledad Barría, indicó que “espero que los señores alcaldes que han tenido dudas puedan verlo con detalle. Y si no es así recurriremos a la Contraloría y a los distintos organismos pertinentes”.


“Nosotros –agregó- tomaremos las medidas, porque entendemos que tenemos las atribuciones. Estaba pendiente este fallo, y yo creo que esta decisión nos reconoce la atribución para las normativas”.
Y las normas –precisó- justamente dan las indicaciones respecto a la utilización de la diversa gama de posibilidades para que las personas, las parejas, puedan regular el número de hijos que quieren tener".
"Esto no quita de ninguna manera la necesidad de formación de los padres respecto a sus propios hijos, del trabajo que tenemos que seguir realizando con el Ministerio de Educación respecto a la educación sexual, ni a toda la otra amplia gama de organizaciones que siente que tiene y puede actuar en estos sensibles aspectos para las personas", señaló la ministra.
Barría recalcó que la norma que desde hoy deberá ser implementada en todos los consultorios del país, no persigue obligar a nadie, sino ofrecer las alternativas para una sexualidad responsable. "Nosotros quisiéramos reiterar que las normas de ninguna manera pretenden obligar a las personas a recibir la anticoncepción sino que lo que están haciendo es poner a disposición de las personas distintas alternativas y por cierto reconocemos el derecho de los padres a educar a los hijos”.
Las cifras

De acuerdo al Instituto Nacional de Estadísticas, el número de madres adolescentes en Chile ha crecido un 2,4% en la última década. El Ministerio de Salud precisa que de los 230 mil 352 niños nacidos vivos en 2004, 33 mil 508 son hijos de madres de entre 15 y 19 años, y 906 de niñas menores de 15 años. Es más, la cartera indica que ese número se incrementó a 38 mil y mil 80 casos en el 2006, respectivamente.


Un estudio efectuado por el Centro de Estudios de Biología Reproductiva de la Universidad Católica de Chile, revela además que el 88,6% de los escolares que han tenido una relación sexual conocen los anticonceptivos. Sin embargo, sólo el 23,4% de ellos utiliza algún método para prevenir el embarazo y el Sida.
Entre abril y mayo de 2006 el Instituto de Evaluación y Asesoramiento Educativo (IDEA) efectuó un estudio a alumnos de octavo y segundo medio de la Región Metropolitana. Y su resultado fue igual de revelador: el 58% de los jóvenes opinaron que los temas de sexualidad “nunca” o “sólo algunas veces” son explicados con claridad en sus colegios, y el 78% reconoció que los profesores no hablan sobre los métodos anticonceptivos o lo hacen rara vez.
La Nación, miércoles 14 de noviembre de 2006
Radiografía a la manera en que los padres santiaguinos crian a sus hijos
EL AUTORITARISMO SE IMPONE EN CASA
Un estudio de la Asociación Chilena Pro Naciones Unidas habla de una cultura que avala formas autoritarias para controlar a los niños y muchas veces, el uso de violencia.
José Miguel Jaque
“Cuando me contesta la reto, porque la que manda aquí soy yo. Cuando desordena, la mando a ordenar y si no lo hace la castigo”. El testimonio pertenece a una madre de estrato socioeconómico medio-bajo que aplica un estilo autoritario para criar a su hija. Cuando ella no le obedece el comportamiento adquiere la categoría de conflicto y termina en un castigo.
Su caso no es aislado. El uso de métodos disciplinarios violentos está presente en todos los estratos socioeconómicos, siendo más recurrentes en los medios-bajos. Así lo concluye el estudio Estilos de Crianza y Cuidado Infantil en Santiago, realizado por Soledad Salazar, antropóloga social de la Asociación Chilena Pro Naciones Unidas (Achnu).
La razón es la existencia de una cultura que avala las formas autoritarias de control de los niños y que tiene a la violencia como una herramienta para relacionarse y resolver conflictos. “El autoritarismo está muy ligado a la violencia física, sicológica o simbólica”, explica Soledad Salazar. “Esta última es la que tiene que ver con las jerarquías: ‘Tú haces esto, porque yo lo digo, porque soy tu padre’”.
Paulina Fernández, directora del Sename, apoya esta tesis. “Las relaciones entre padres e hijos son relaciones de poder y la forma como yo establezco esa relación de poder es la manera en que me paro frente al otro. Por eso estas relaciones son relaciones bastante jerárquicas y se da por entendido que la autoridad se da necesariamente por el uso de la fuerza”.
Doble estándar

Pese a que en el discurso público los padres rechazan los medios violentos para resolver los problemas, aceptan los modelos autoritarios para controlar el comportamiento de sus hijos. “Nadie está dispuesto a reconocer que efectivamente la violencia sirve y es necesaria para educar a los niños. Sin embargo, las manifestaciones más pequeñas no son visualizadas como violentas. Hay un doble estándar”, dice Salazar.


Los padres y madres reconocen que golpear a sus hijos o hijas les genera profundos sentimientos de culpa y frustración, ya que gran parte de los adultos entrevistados han vivido violencia en sus infancias. Un hecho que aumenta en los estratos socioeconómicos medios y medios bajos y que se concentra principalmente en los hombres.
El estudio, de tipo cualitativo y aplicado a padres con hijos e hijas de entre 4 y 9 años, de siete comunas de la Región Metropolitana, también concluye que las madres son las que tienen menos oportunidades de resolver los conflictos con sus hijos, ya que son ellas las que llevan a cabo mayoritariamente la labor de crianza y disciplina. De ahí la importancia de crear talleres para padres. Cien municipios dictarán estos cursos, en 2007, gracias a aportes de Mideplan.
El estudio fue entregado ayer por Salazar a la directora del Sename, Paulina Fernández, y a la subsecretaria de Justicia, Verónica Barahona.

El Mercurio, viernes 17 de noviembre de 2006


Catálogo: noticias -> archivos
archivos -> Experiencias personales con la tricotilomaníA
archivos -> Hola me llamo Almudena y soy de un pueblo de Alicante
archivos -> Iii congreso Internacional Universitario de Ciencias de la Salud y el Deporte
archivos -> José Manuel Pérez Quesada
archivos -> Iii congreso Internacional Universitario de Ciencias de la Salud y el Deporte
archivos -> Síndrome Mioclónico el drama de una rara enfermedad a los dos meses de vida, la pequeña Francisca empezó a sufrir convulsiones. Hace apenas unas semanas sus padres supieron el diagnóstico del extraño mal que la afecta: epilepsia mioclónica severa de la
archivos -> Programa preliminar II congreso hispanoamericano de la medicina del futbol
archivos -> Programa preliminar II congreso hispanoamericano de la medicina del futbol


Compartir con tus amigos:
  1   2


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad