A mis padres porque para ellos la educación es la mejor herencia que se les puede dejar a los hijos



Descargar 401.41 Kb.
Página1/5
Fecha de conversión09.02.2019
Tamaño401.41 Kb.
Vistas89
Descargas0
  1   2   3   4   5

GRACIAS


A MIS PADRES porque para ellos la educación es la mejor herencia que se les puede dejar a los hijos

A MIS PROFESORES en especial IVAN TORRES OROZCO Y RICARDO CHICA GELIS, porque ellos me mostraron que el aprendizaje y la enseñanza son una sola pasión

A DIOS porque me permitió alcanzar otra meta en la vida

PARA ÁNGEL

ESTUDIO DE CONSUMO Y RECEPCIÓN DE MEDIOS Y CONTENIDOS MEDIÁTICOS EN LOS JÓVENES TELEVIDENTES CARTAGENEROS ENTRE 9 Y 17 AÑOS ESTUDIANTES DE LA CORPORACIÓN COLEGIO LATINOAMERICANO

ESTUDIANTE: ANDREA PAOLA GARNICA OROZCO

TUTORA: ZAYDA ARDILA CARRILLO

FACULTAD DE CIENCIAS SOCIALES Y EDUCACIÓN

PROGRAMA DE COMUNICACIÓN SOCIAL

ÉNFASIS PERIODISMO Y CULTURA



DÉCIMO SEMESTRE


UNIVERSIDAD DE CARTAGENA

CARTAGENA DE INDIAS

29 DE NOVIEMBRE DE 2012

TESIS


ESTUDIO DE CONSUMO Y RECEPCIÓN DE MEDIOS Y CONTENIDOS MEDIÁTICOS EN LOS JÓVENES TELEVIDENTES CARTAGENEROS ENTRE 9 Y 17 AÑOS ESTUDIANTES DE LA CORPORACIÓN COLEGIO LATINOAMERICANO

DISEÑO DE PRODUCTO COMUNICACIONAL

COMPLEMENTO EDUCATIVO, análisis y crítica sobre televisión

ESTUDIANTE: ANDREA PAOLA GARNICA OROZCO

TUTORA: ZAYDA ARDILA CARRILLO

FACULTAD DE CIENCIAS SOCIALES Y EDUCACIÓN

PROGRAMA DE COMUNICACIÓN SOCIAL

ÉNFASIS PERIODISMO Y CULTURA



DÉCIMO SEMESTRE

UNIVERSIDAD DE CARTAGENA

CARTAGENA DE INDIAS

29 DE NOVIEMBRE DE 2012


CONTENIDO

DEFINICIÓN DEL PROBLEMA……………………………………………4

JUSTIFICACIÓN……………………………………………………….…....6

OBJETIVOS DEL PROYECTO………………………………………..…10

MARCO TEÓRICO………………………………………………………...11

MARCO LEGAL……………………………………………………………20

MARCO DE ANTECEDENTES…………………………………………..25

ESTADO DEL ARTE………………………………………………………34

TEORÍAS RELACIONADAS……………………………………………...36

MARCO REFERENCIAL/ PERFIL SOCIODEMOGRÁFICO………….40

MARCO CONCEPTUAL…………………………………………………..41

HIPÓTESIS…………………………………….………………………….. 44

METODOLOGÍA DE LA INVESTIGACIÓN……………………………..45

RECOLECCIÓN DE INFORMACIÓN, PROCESAMIENTO

Y ANÁLISIS…………………………………………………………………52

CONCLUSIONES………………………………………………………….62

CONSIDERACIONES……………………………………………………..65

IDENTIFICACIÓN DE PROPUESTAS DE SOLUCIÓN……………….66

ASPECTOS ADMINISTRATIVOS DEL COMPLEMENTO EDUCATIVO, crítica y análisis televisivo………………………………..68

ELABORACIÓN DEL PRODUCTO COMUNICACIONAL……………..69

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS……………………………………..73

ANEXOS……………………………………………………..……………..74

DEFINICIÓN DEL PROBLEMA

ENUNCIADO DEL PROBLEMA

Estudio de consumo y recepción de medios y contenidos mediáticos en los jóvenes televidentes cartageneros entre 9 y 17 años estudiantes de la Corporación Colegio Latinoamericano

FORMULACIÓN DEL PROBLEMA



  • General: ¿Existe falta de educación y actitud crítica en los jóvenes televidentes cartageneros entre 9 y 17 años ante los contenidos mediáticos que son presentados en televisión, en especial los programas de realities en los canales nacionales CARACOL y RCN?




  • Específicos:

¿Cuáles son las causas de la posible falta de educación y actitud crítica de los jóvenes televidentes cartageneros entre 9 y 17 años ante los contenidos mediáticos que son presentados en televisión, en especial los programas de realities en los canales nacionales CARACOL y RCN?

¿La ausencia de complementos pedagógicos sobre los medios de comunicación y sus mensajes en las escuelas contribuye a la fácil manipulación de los jóvenes por parte de los contenidos televisivos?

¿Contribuyen los padres de familia a la mala interpretación de los contenidos televisivos en sus hogares?

O por el contrario, ¿La ausencia de la compañía de los padres de familia o adultos a los jóvenes mientras observan televisión contribuye a la mala interpretación de los contenidos televisivos?

¿Cuáles contenidos son malinterpretados por los jóvenes televidentes cartageneros entre 9 y 17 años?

SITUACIÓN ACTUAL


Este proyecto surge del análisis de la situación mediática en Colombia que recientemente ha demostrado que la manipulación de la información y contenidos de programas de realities y disputas entre diferentes bandos culturales y como tal políticos e idealistas genera un impacto negativo en los televidentes en especial los más vulnerables, los jóvenes quienes al parecer son los que más tiempo dedican frente al televisor y los medios informáticos virtuales.

Las temáticas tratadas y divisiones culturales por regiones naturales o géneros, suscitan entre los espectadores emociones y rencores que al no ser bien encaminadas pueden generar disputas entre sus pares o para consigo mismos, causando problemas o dudas de identidad.

Para este análisis se tienen presentes las siguientes variables:


  • De qué manera perciben los jóvenes entre 9 y 17 años los contenidos y estrategias mediáticas de los programas de realities en los canales nacionales CARACOL y RCN.

  • De qué manera perciben los jóvenes esa misma información por otros medios virtuales.

  • Universo poblacional de jóvenes entre 9 y 17 años estudiantes de la Corporación Colegio LatinoAmericano que diariamente observan estos programas.

  • Nivel educativo de la población juvenil televidente.

  • Tiempo dedicado al análisis sobre lo observado en los programas.

  • Personas con las que se realiza el análisis –SI SE REALIZA- sobre lo observado en los programas.

JUSTIFICACIÓN

Si tomáramos las palabras consagradas en el ARTÍCULO 2. De la Constitución Política colombiana que nos dice: “Son fines esenciales del Estado: […] facilitar la participación de todos en las decisiones que los afectan y en la vida económica, política, administrativa y cultural de la Nación”1 sabríamos que con estas palabras el estado se compromete en hacer partícipes a todos los colombianos sobre las decisiones, resoluciones, decretos y demás estamentos o hechos políticos que influyen en el funcionamiento del país, lo cual habrá de hacer por medio de los medios masivos de comunicación como primera instancia pues es sabida su gran capacidad de mover masas y además es parte de la responsabilidad social que estos tiene con la república, según nos dice en el artículo 20.

ARTICULO 20. Se garantiza a toda persona la libertad de expresar y difundir su pensamiento y opiniones, la de informar y recibir información veraz e imparcial, y la de fundar medios masivos de comunicación. Estos son libres y tienen responsabilidad social. Se garantiza el derecho a la rectificación en condiciones de equidad. No habrá censura.

Pero este artículo que declama la libertad de expresión que tiene cada medio, no se refiere en específico al modo como cada canal y/o programa noticioso debe presentar las noticias políticas y/o jurídicas, situación que,


genera confusión entre los televidentes que reciben las informaciones de diferentes formas en diferentes canales, o que simplemente no garantiza un adecuado manejo de esta información.

Por otro lado, el estado garantiza la educación como derecho de todos los colombianos en el capítulo V “derecho a la educación”, y en específico en el artículo 56 se refiere a la educación política:

Artículo 56.Derecho al desarrollo de potencialidades: Las personas menores de edad tendrán el derecho de recibir educación orientada hacia el desarrollo de sus potencialidades. La preparación que se le ofrezca se dirigirá al ejercicio pleno de la ciudadanía y le inculcará el respeto por los derechos humanos, los valores culturales propios y el cuidado del ambiente natural, en un marco de paz y solidaridad.

Aquí “ejercicio pleno de la ciudadanía” hace referencia a los conocimientos, derechos y deberes que un colombiano tiene o debe tener sobre el funcionamiento del estado y el país.

Sin embargo es contradictorio pensar que ese conocimiento de la realidad del país al que llegará el televidente será congruente al que ocurre en el territorio nacional si su espacio cognoscitivo es invadido por contenidos que poco ayudan al entendimiento, respeto y practica de esos derechos, deberes y valores mismos que significan ser un ciudadano.

Pues Ciudadano en primera instancia significa ser un “hijo” de la patria, es decir haber nacido en ellas o adoptar el país como propio, y el regalo que todo padre quiere dejarle a sus hijos es siempre la educación, una apropiada formación que les sirva a estos a defenderse solos, siempre en conocimiento de lo que son y lo que valen; esa es la importancia de una educación sobre ciudadanía y participación para los jóvenes que están a portas de salir al mundo a defenderse como puedan y por tanto es necesario saber lo que le significa a la persona ser un Colombiano y defenderlo frente a cualquier situación toda vez que terceros quieran manipular este discurso.

Se valida pues en estas tres razones la importancia y pertinencia de la presente investigación, toda vez que en esos desfases de la educación primaria del país se está vulnerando la integridad de los jóvenes en formación, que como se seguirá explicando no sólo depende de los dichos contenidos mediáticos sino también de ellos mismos, pero que al carecer de algunas herramientas necesarias como una educación complementaria sobre el poder de los medios permanecen vulnerables.

BENEFICIOS SOCIALES Y ACADÉMICOS

En el 2004 Psicólogos de la Asociación Americana de Psicología2 realizaron en Argentina un estudio sobre el proceso cognoscitivo de los chicos frente al televisor y concluyeron que “para comprender un mensaje publicitario es necesario poder discriminar el contenido no comercial del comercial y atribuirle una intención persuasiva, dos habilidades que se adquieren sólo alrededor de los ocho años”.

El resultado aunque no fue sorpresivo, sí arrojó datos importantes que hasta ahora no se habían tenido en cuenta como la edad clave en la que los niños “dejarían de ser niños frente al televisor”.

A los ocho años el niño debe entonces poseer ya la capacidad plena de realizar procesos de codificación, decodificación e identificación de roles frente al contenido mediático de programas de televisión y comerciales, pero la pregunta es ¿se cumple esta condición en los jóvenes televidentes cartageneros mayores de 8 años? Y si no es así ¿qué se necesita para desarrollen esa condición?

En el mismo estudio la médica psiquiatra Graciela Peyrú, autora del libro ¿Papá, puedo ver la tele? señaló que "lo que los chicos obtienen de la transmisión televisiva depende de tres factores: su habilidad cognitiva, su proceso de maduración y el ambiente que los rodea"3.

Es decir que su edad, nivel educativo y el ambiente que los rodea son determinantes para que el joven pueda considerarse un crítico analítico frente a los mensajes que le llegan a través del televisor; tendríamos así que reformular la pregunta y cuestionarnos si esos tres factores se están desenvolviendo de manera adecuada en la cotidianidad de nuestros chicos.

De esta manera surge la preocupación general de esta investigación, ¿Existe falta de educación y actitud crítica en los jóvenes televidentes cartageneros entre 9 y 17 años ante los contenidos mediáticos presentados en televisión, en especial los programas de realities en los canales nacionales CARACOL y RCN?, sí es así, ¿Cuáles son sus causas?, ¿en cuál de los 3 factores se hallarán deficiencias?

Es un poco atrevido suponer que se hallarán, pero basta con remitirnos al tiempo de uso que hacen los jóvenes del televisor y la ausencia de un componente pedagógico en las escuelas que les hable acerca de los medios masivos de comunicación y sus contenidos mediatizantes.

La cuestión no es señalar culpables sino encontrar soluciones, el propósito es aportarle o fortalecer el desarrollo adecuado de esos tres elementos, teniendo que la edad de los jóvenes es mayor a los 8 años; que su nivel educativo de acuerdo al común del país el niño debería estar entre 4° y 5° de primaria en adelante, lo que supondría una familiarización ya de las dinámicas de la escuela y la academia; y por último instar la comunicación, la enseñanza y el análisis con las personas que los rodea, tanto en la escuela como en su hogar.

Además sí tenemos en cuenta que como explicó la psiquiatra Peyrú “la TV no compite con las explicaciones de los padres y de los maestros: las reemplaza en su ausencia", es claro que ese vacío que los padres, familiares adultos o simplemente los adultos que rodean al joven están dejando en ellos al no tomarse un tiempo para realizar con ellos ejercicios de análisis sobre lo que ven en la televisión, grandes inconclusos en el proceso de maduración de sus mentes y raciocinio frente a la cada vez más denominada y con razón, “niñera”, el televisor.

Razones por lo cual esos diálogos no se dan ni en la casa ni en la escuela podrían hasta sonar como excusas, pero como se ha dicho ya el propósito no es señalar culpables, hay que pensar es en el daño que se está haciendo a los jóvenes.

En nuestro país basta con mirar los ratings de audiencia televisiva que se disputan entre las dos cadenas privadas de transmisión nacional que son RCN y CARACOL, el puntaje que arroja cubre hasta el 74%4 del universo de 17, 235, 500 individuos -Mayores de 12 años- que según el último estudio general de medios5 ven televisión en las principales ciudades de Colombia.

Entre 45 y 35% del rating lo ocupan los dos programas de realities que son transmitidos en este momento y si nos ponemos a pensar en que los jóvenes están gastando al menos 3 horas al día en ver el programa y las informaciones relacionadas a este y lo peor, que no están realizando de manera adecuada ese proceso de análisis de contenidos mediáticos, tenemos entonces una sociedad que se resquebraja en sus dinámicas sociales, las cuales cada día están siendo reemplazadas con las dinámicas que la televisión impone.

Debemos pues recalcar en la necesidad de un despertar del televidente frente a la televisión, pasar de ser meros receptores a ser críticos y analíticos de los contenidos mediáticos. Ayudar a los jóvenes desde los 8 años a desarrollar una autonomía frente a los mensajes mediatizantes y construir ese ambiente que continúe abonando el suelo donde se ha plantado ya desde la escuela y el hogar la semilla del análisis crítico a la hora de ver televisión, en especial programas que pretenden “simular nuestra realidad”.

OBJETIVOS DEL PROYECTO


OBJETIVO GENERAL


  • FORTALECER el proceso formativo en valores, capacidad crítica y analítica y conocimientos específicos sobre el mensaje mediático televisivo de los jóvenes entre 9 y 17 años de la Corporación Colegio LatinoAmericano de Cartagena de Indias.

OBJETIVOS ESPECÍFICOS




  • Diseñar una propuesta pedagógica de educación complementaria sobre los medios de comunicación, específicamente la televisión, sus contenidos y el mensaje mediático.

  • Dar a conocer a los jóvenes entre 9 y 17 años de la Corporación Colegio LatinoAmericano qué es ser ciudadano y cuáles son sus derechos frente a la televisión, para que de manera autónoma se cree conciencia sobre su realidad en este país.

MARCO TEÓRICO

“NIÑOS, NIÑAS Y ADOLESCENTES TAMBIÉN SON CIUDADANOS COLOMBIANOS”

En Colombia, como país social de derecho, todos sus ciudadanos tienen derechos y deberes que le son garantizados por el Estado. Los jóvenes y niños en especial tienen su propio código de derechos que fue expedido el 8 de noviembre del año 2006 cuyo objeto es “establecer normas sustantivas y procesales para la protección integral de los niños, las niñas y los adolescentes, garantizar el ejercicio de sus derechos y libertades consagrados en los instrumentos internacionales de derechos humanos, en la Constitución Política y en las leyes, así como su restablecimiento”, sin embargo el joven necesita conocer acerca de algunos conceptos básicos como lo que significa la palabra ciudadanía en el país y así mismo qué es ser joven dentro del mismo para poder ejercer de manera consciente esos derechos y deberes.

Para esta tarea el estado ha reglamentado desde el 2005 mediante el proyecto de acuerdo nº. 429 de ese año "por medio del cual se implementa la cátedra "formación en participación ciudadana", en su artículo 3. Cuál es “el contenido genérico y mínimo de la Cátedra FORMACIÓN EN PARTICIPACIÓN CIUDADANA” que debe ser dictada para todas las instituciones educativas públicas y privadas en los niveles preescolar, básica y media, formal e informal y universitaria, la cual está orientada a brindar dichas informaciones a los infantes y adolescentes.

La Cátedra incluye desde “Historia de las Constituciones Colombianas” [parágrafo 3.1.] hasta “Concepto y modus operandi del control ciudadano en la gestión pública” [parágrafo 3.14.], último modulo este que precisamente nos exhorta sobre el control de la gestión pública, la cual debería darse desde la niñez y que incluye la regulación de los contenidos de la televisión pública colombiana, so peso de los únicos 2 canales de operación nacional privados del país6.

Por lo tanto sería lógico que se incluyera dentro de esta Cátedra de participación ciudadana las muchas herramientas públicas con las que cuenta el Estado que incluye el espectro electromagnético y como tal los medios de comunicación, sin embargo esto no ocurre de manera expresa.

De manera que frente a la parrilla de contenidos que los canales de televisión manejan actualmente y por lo tanto los mensajes que se generan a través de sus cadenas radiales asociadas y otros medios informáticos, los infantes y adolescentes de Colombia se muestran claramente en estado de indefensión y por lo tanto se exponen a la fácil manipulación a través de la información y de programas de realities que fomentan disputas entre diferentes bandos culturales y políticos generando un impacto negativo en sus personalidades en desarrollo y por su puesto en la debida práctica de su ciudadanía que se ve influenciada por la exposición a estos contenidos sin mayores herramientas de análisis y crítica.

Sin embargo este primer modelo de apoyo pedagógico ha impulsado nuevas iniciativas dentro del territorio nacional incluyendo diplomados y tesis de grado que se preocupan sobre este tema de recepción crítica en los televidentes sean adultos o jóvenes, y un ejemplo más es la presente investigación.


LOS MEDIOS, EL DENOMINADO “CUARTO PODER”

Desde que en 1927 Harold Lasswell realizara un estudio pionero sobre los efectos de los medios o influencia mediática, como empezó a denominarse desde la publicación de su libro propaganda Techniques in the World War (Técnicas de propaganda en la guerra mundial), ésta temática ha sido el eje principal de las teorías de la comunicación y los medios desde entonces; pero sobre todo la premisa de que los medios ejercen influencia sobre los espectadores ha sido objeto y fundamento de estudio de ese poder que poseen y cómo nos afectan (como se podrá deducir de la siguiente recopilación de teorías de la comunicación)

Y es que el hecho ocurrido en 1938 cuando la transmisión de la obra La guerra de los mundos por radio causó gran conmoción entre los habitantes de Nueva Jersey, E.U, que creían estar siendo invadidos por extraterrestres y se abocaron a las calles tratando de huir del horror que oían a través de las ondas electromagnéticas, despertó la curiosidad y temor ante la amenazante influencia que eran capaces de producir los medios en las personas, en innumerables autores desde entonces hasta hoy día.

Las preguntas, paradigmas y enfoques han variado y los responsables aunque siguen siendo los medios han cambiado de estrategias; algunos autores han agrupado las teorías de los efectos de los medios en tres grandes períodos: efectos directos, limitados o condicionados y acumulados.

El total de estas teorías fundamenta la pregunta problema de este proyecto de investigación y le da soporte a la preocupación y necesidad de brindarles a los jóvenes menores de edad las herramientas necesarias para crear autonomía critica cognoscitiva que les “inmunice” frente a esa afluencia mediática.

El período No.1 manejó el modelo de los efectos directos; el autor más influyente como ya se mencionó fue Harold Lasswell. Él propuso un modelo telégrafo, en el que presenta una descripción de la situación de comunicación básica "quién dice qué a quién por qué canal y con qué efecto", planteaba que los medios -el emisor- eran muy poderosos y ejercían una influencia extraordinaria y directa sobre su audiencia, que a su vez era considerada aislada y fácilmente manipulable -el receptor-. La teoría se denominó aguja hipodérmica o bala mágica porque además se basaba en un modelo psicológico tipo estímulo-respuesta, según el cual el mensaje de los medios de comunicación actuaba como un estímulo “inyectado” que provocaba respuestas inmediatas, mecánicas y uniformes, que estaban alineadas con el interés del emisor.

El período No.2 manejaba un modelo de efectos limitados o condicionales; Paul F. Lazarsfeld junto con Robert K. Merton autores del texto "Los medios de comunicación de masas, el gusto popular y la acción social organizada" considerado como fundacional de esta tendencia en 1940, quisieron comprobar la veracidad del modelo anterior según la cual los medios seguían siendo poderosos e influyentes, ellos diseñaron un estudio que intentaba establecer la influencia de los medios en la decisión del voto de los ciudadanos. Lo que encontraron los investigadores, fue que los medios tuvieron una influencia mínima y que era mayor el poder de la comunicación interpersonal ejercida por los líderes de opinión. En otras palabras, la decisión de por quién votar dependía más de la influencia de las relaciones con familiares, amigos y líderes religiosos, que de la influencia ejercida por la exposición directa a un medio de comunicación.

Tal resultado hizo reformular la idea que se tenía sobre una influencia directa, y efectiva de los medios hacia una teoría en la que los efectos eran limitados, es decir, los medios ejercían una influencia menor sobre su audiencia. Por su parte, pasó a tener gran importancia el líder de opinión como factor de influencia. No obstante, los medios tenían cierto valor, ya que permitía a estos líderes estar enterados de los temas que eran de su interés y del cual ellos ejercían influencia. Lazarsfeld y su asociado dijeron entonces que los medios de comunicación permitían a los líderes de opinión estar al tanto de los temas, en un primer paso y luego, los líderes influenciaban a los seguidores, en un segundo paso. Así, se planteó la teoría de los dos pasos.

Sin embargo se sostuvo que los medios ejercían una disfunción narcotizante sobre la audiencia, “los medios de comunicación para las masas pueden incluirse entre los narcóticos sociales más directos y eficaces. Pueden ser tan eficaces que hasta impedirán que el drogado advierta su enfermedad"7

Finalmente un 3er período propuso un modelo de efectos acumulados; este nuevo paradigma atribuye cierto poder a los medios pero dice que dicho poder es producto de una exposición larga y consistente de temas y mensajes. Tres teorías se enmarcan dentro de este paradigma: la Teoría de análisis del cultivo8 de Gerbner y Gross demostró en 1983 mediante una serie de análisis de contenidos que existen ciertas imágenes y valores que se repiten constantemente en los diferentes géneros y programas televisivos, siendo estos la violencia social, estereotipos sobre grupos demográficos y homogenización de la ideología política.

La exposición prolongada a la que nos sometemos desde niños a esos contenidos hace que generemos una cierta percepción de la realidad más cercana a los contenidos de los medios que a la realidad misma ya que las similitudes entre las mismas refuerzan las ideas que nos trasmite la televisión pues a lo largo de los meses y años van absorbiendo cogniciones que a fuerza de repetirse se transforman primero en actitudes y a largo plazo, en conductas.

Además para Gerbner, la televisión se ha convertido en el principal medio de socialización, que ha asumido el papel que tenían en las sociedades primitivas los adultos o los ancianos de las tribus, los encargados de contar a las nuevas generaciones las historias y los mensajes que deberían ser utilizados para transmitir la enseñanza y la herencia cultural, de tal forma que la televisión es considerada como un vehículo esencial que cuenta y transmite la cultura.

Por otro lado la Teoría del aprendizaje social o cognitivo social formulada por Albert Bandura a finales de la década de los 60, plantea que es posible aprender a través del conocimiento vicario, es decir, la experiencia de lo que le ha ocurrido a otros, o a través de esquemas y roles aprendidos que de acuerdo a Elizabeth Perse9 son los de profesor, personas allegadas, autoesquemas –que creamos de sí mismos-, de grupo y de eventos. Al observar diferentes modelos o roles sociales, podemos querer imitar sus conductas si nos identificamos con lo que ellos representan. Sin embargo, es posible observar y subsecuentemente querer imitar, tanto roles positivos como roles negativos dejando a la influencia ir más lejos.

Algunos investigadores han encontrado que comportamientos específicos, tales como el trato a las minorías o comportamientos asumidos en roles de género, como roles “machistas” o de trato discriminatorio contra las mujeres, pueden ser aprendidos a través de observación de series televisivas.

Y para finalizar con el modelo de efectos acumulados la Teoría del establecimiento de la agenda plantea que la agenda de los medios, esto es, los temas abordados por los medios, influye en la agenda pública: en los temas que los miembros de la audiencia consideran importantes en la sociedad10. Luego, ambas agendas, la de los medios y la de los ciudadanos, influyen en la agenda política: en las temáticas que quienes toman las decisiones colectivas, consideran particularmente destacadas.

Esta teoría pone nuevamente de manifiesto el rol de los medios en la creación de opinión pública en las sociedades contemporáneas. Los medios le dicen a la sociedad en qué pensar y de esta forma establecen un orden de temas que resultan centrales en los diferentes contextos sociales.

CÓMO VER TELEVISIÓN

Así pues a lo largo de la historia de las comunicaciones del ser humano y su estudio han evidenciado que la manipulación a través de este proceso y mediado por los medios masivos(MCM) es posible ejercer influencia sobre sus receptores, por medio de uno u otro método que, a medida que avanzan las tecnologías y los procesos cognitivos en los humanos, se acoplan de x o y manera, responden a esos nuevas situaciones demostrando la dinámica cíclica y evolutiva de la influencia de los MCM cuya única manera de contrarrestar es posiblemente nunca estar en contacto con ellos.

Una medida extremista que sólo podría ser considerada mediante el absoluto encierro o una catástrofe mundial en el sistema eléctrico y magnético; pero debido a las dinámicas sociales actuales esta no es una opción y podría además tacharse de desorden psicológico, por lo tanto muchos autores se han inclinado por instar una sana relación entre el televidente y el televisor.

De esta forma nuevas teorías como de la mediación a los medios, y los usos sociales de la televisión han hecho carrera en tratar de analizar cómo se da la relación entre los dos sujetos básicos de la comunicación y en cómo estos mismos analizan dicha situación. La lectura del mensaje se convierte de esta forma en el nuevo eje crítico.

Es así como la mediación restrictiva propuesta por Rob Potter11 plantea que es necesario establecer unas reglas claras sobre cuánto, cuándo y qué tipo de televisión puede observar un joven.

Diversos estudios que han evaluado esta técnica, reportan diferentes hallazgos sobre su efectividad como medida para prevenir el efecto de la televisión, algunos encontraron que era efectiva en cambio otros encontraron que esta técnica producía los efectos contrarios, es decir, propiciaba que los chicos despertaran curiosidad y quisieran consumir esos contenidos en otros lugares diferentes de su casa, ya sea con los amigos u otras personas.

Resultados contradictorios que por falta de efectividad y eficacia a la hora de ser aplicados resultarían, como se mencionaba anteriormente, extremistas y no representan ninguna solución.

Por otro lado la Mediación acompañada implica que tanto padres o adultos como niños o jóvenes ven la televisión juntos, sin que necesariamente medie una conversación sobre el tema.

Algunos estudios reportan que hay un alto número de padres que acompañan a sus hijos y que esa compañía puede ayudar a incrementar los contenidos educativos de la televisión. No obstante, muchos estudios reportan hallazgos poco alentadores, por ejemplo, el consumo acompañado de padres y adolescentes, propiciaba en los jóvenes que desarrollaran hábitos de consumo de medio similares a los de sus padres, incluyendo la preferencia por contenidos de sexo y violencia.

Estas dos teorías aunque presentaron una forma de ayudar a ingresar a los padres a la escena y hacer “frente” a la influencia que los medios ejercen en sus hijos no lo hacen de manera adecuada, pues no se hace uso de técnica pedagógica alguna que de apoyo a los jóvenes sino que por el contrario les limita y les modifica.

En esta investigación por otro lado como sostiene en su justificación y teorías relacionadas, se busca la integración de disciplinas como la pedagogía, la psicología, la política y ante todo la comunicación como un conglomerado necesario para analizar al joven y darle al mismo las herramientas necesarias para que este cree autónomamente desde los 8 años en adelante una visión crítica de su realidad y la aplique frente a los contenidos que la televisión le envía.

Se toma así como referencia una última Teoría denominada Mediación activa, que está más acorde con esta visión. La teoría consiste en la conversación activa entre padres u otros adultos con los jóvenes, acerca de la televisión.

No obstante de acuerdo con una encuesta general conducida en USA, se señaló que esta técnica es aplicada muy infrecuentemente, y se puso en evidencia situaciones como que los padres o adultos tienden a ignorar algunos temas ofensivos cuando estos son presentados en la televisión y optan por cambiar de canal en vez de discutir con sus hijos sobre el contenido mostrado12.

Pero por otro lado esta encuesta también concluyó que la mediación activa se presenta de manera más frecuente por parte de los infantes y jóvenes, quienes realizan preguntas mientras están viendo algo.

Resultado que pone de manifiesto esa necesidad que tiene los niños de aprender más sobre el tema, pero que deben ser guiados de manera comprometida por sus padres y adultos que les rodean.
Siguiendo la teoría, los aspectos concretos que ayuda la mediación activa están:
Efectos cognitivos: La mediación activa ha sido exitosa en enseñar a los niños ser más escépticos sobre las noticias de televisión y a entender la estructura de los argumentos de los seriados.

Efectos actitudinales: La mediación activa ha contribuido a reducir la percepción de la realidad de los mensajes de televisión.

Efectos emocionales: Así mismo, la mediación activa ha ayudado a aliviar el miedo producido por las películas de terror en chicos mayores de 9 años.

Efectos comportamentales: La mediación activa ha ayudado a disminuir el nivel de agresión y a reducir el impacto de la influencia de la publicidad.

Se tiene así que la mediación activa funciona mejor cuando los adultos o padres sostienen una conversación activa y motivada con los jóvenes, descubriendo aquellos aspectos que no resultan claros y que terminan siendo dejados de lado por la “naturaleza” de la temática de la historia o por lo envolvente del medio.

La idea es llevar a los demás a cuestionar aspectos tales como: quién creó el mensaje, qué técnicas son empleadas para atraer la atención, qué valores, estilos de vida o puntos de vista son representados u omitidos en el mensaje, qué intencionalidad tiene el mensaje de la serie o en general del contenido que están viendo.

“Dado que la industria televisiva obedece a una lógica del mercado según la cual la demanda crea la oferta y por tanto los productores llevan al público aquello que el público quiere ver, los programas que son exitosos o con una gran audiencia resultan siendo muy rentables y terminan permaneciendo en los horarios estelares en los canales televisivos. Por tanto, los cambios al interior de la industria televisiva son muy lentos e improbables en la medida en que beneficien económicamente a la empresa”13.

Por todo lo anteriormente mencionado la alternativa es proveer a la audiencia de las herramientas que necesita para analizar de manera crítica los contenidos mediáticos y también, para ser más selectivos en cuanto a la calidad de los contenidos, lo cual es precisamente la finalidad de la mediación activa.

La correcta articulación de esos 3 factores que el joven mayor de 8 años necesita para crear una autonomía frente al televisor, que como se mencionaba en la justificación de la presente investigación son: edad, nivel educativo y el ambiente o personas que le rodean, se dará si se promueve un diálogo crítico entre los diferentes espectadores de los medios.

Esa práctica pedagógica puede contribuir a tomar conciencia sobre la manera cómo son estructurados los mensajes en la televisión y así llevarlos a ser más conscientes de la posible intención de un productor o un director, de contar una historia o mostrar un repertorio de imágenes que sean más atractivas para cautivar un público. Para algunos críticos, la función de los medios es precisamente cautivar a un público masivo para vendérselo a las diferentes empresas comerciales y así promover el consumo de algún servicio o producto.

Comprendiendo esta lógica y entendiendo la manera de estructurar las historias, tendremos mejores herramientas para enfrentarnos con ese “universo simbólico de la imagen que se nos presenta no con inocentes intenciones”14.

Por eso acatando todas estas recomendaciones de estudio, y aplicación y evolución de teorías a lo largo de la historia de la comunicación en el ser humano, la presente investigación busca finalmente llevar a cabo esa práctica pedagógica en primera instancia de informar al joven, para que luego de ese primer proceso cognitivo, en el que se comienza a desarrollar una autonomía crítica, este se anime a pasar al siguiente proceso de mediación activa con sus padres y personas que le rodean por medio de un diálogo crítico que a su vez continúa alimentando esa posición crítica pero también analítica y finalmente aplicar dinámicamente todo ese conocimiento que se ha debatido a los contenidos mediáticos al momento de sentarse frente al televisor y escoger los programas y/o mensajes que se observarán.

MARCO LEGAL

El marco legal del estudio de consumo y recepción de programas de realities en cadenas nacionales RCN y CARACOL en los estudiantes entre 9 y 17 años de la Corporación Colegio Latinoamericano está soportado por la Constitución Política de Colombia en los artículos 45 y 67, en la Cátedra Formación en Participación ciudadana, proyecto de acuerdo nº. 429 De 2005 y en el código de la infancia y la adolescencia, Título II “Garantía de derechos y prevención”, debido a la pertinencia de estos mandatos del Estado a la sociedad, a los padres de familia y a las instituciones sobre la enseñanza que los jóvenes deben recibir respecto a democracia, participación ciudadana y apartes del rol que debe jugar la Escuela y los medios en apoyo a esto.




  • CÁTEDRA FORMACIÓN EN PARTICIPACIÓN CIUDADANA

PROYECTO DE ACUERDO Nº. 429 DE 2005

"Por medio del cual se implementa la Cátedra "FORMACION EN PARTICIPACION CIUDADANA"

EL CONCEJO DE BOGOTÁ, DISTRITO CAPITAL

En uso de sus facultades Constitucionales y Legales y en especial las que le confiere el Artículo 12, Numerales 1, 6 y 10 del Decreto Ley 1421 de 1.993, el Acuerdo 095 de 2.001, el artículo 313 de la C.P, la Ley 136 de 1.994. y



CONSIDERANDO […]*15:

Que el artículo 2 de la Constitución Política de Colombia, establece como fines esenciales del Estado el de "servir a la comunidad, promover la prosperidad general y garantizar la efectividad de los principios, derechos y deberes consagrados en la Constitución; facilitar la participación de todos en las decisiones que los afectan... "

Que el Artículo 41 de la Constitución Política de Colombia obliga a las instituciones de educación del orden oficial o privado, abarcar el estudio de la Constitución y la instrucción cívica, así mismo debe promoverse la práctica democrática para el aprendizaje de los principios y valores de la participación ciudadana.

Que el artículo 67 de la Constitución Política, establece que "La educación es un Derecho de las personas y un servicio público que tiene una función social; con ella se busca el acceso al conocimiento, a la ciencia, a la técnica, y a los demás bienes y valores de la cultura."

[…]

Que de conformidad con la ley 107 de 1.994, los estudiantes de secundaria para obtener el título de bachiller, deben haber cursado al menos cincuenta horas de estudios constitucionales y establecer la obligación para los colegios de promover la participación democrática de los alumnos.

ACUERDA […]*:

Artículo 1. En desarrollo del mandato constitucional consagrado en el artículo 41 créase para el Distrito Capital la Cátedra de FORMACIÓN EN PARTICIPACIÓN CIUDADANA en las instituciones educativas públicas y privadas en los niveles preescolar, básica y media, formal e informal y universitaria, con el fin de incentivar el conocimiento, la capacitación y por ende la participación ciudadana como motor del desarrollo de la sociedad.

Artículo 2º.- Crease la obligación para las instituciones educativas del Distrito capital públicas y privadas en los niveles preescolar, básica y media, formal e informal y universitaria, la expedición a los alumnos de un certificado que acredite haber cursado y aprobado los estudios en este especifico tema de la cátedra FORMACION EN PARTICIPACION CIUDADANA, que podrá ser exigido por las autoridades Distritales para ejercer cargo o empleo público.

Artículo 3º.- CONTENIDO DE LA CATEDRA: El presente Acuerdo precisa el contenido genérico y mínimo de la Cátedra FORMACIÓN EN PARTICIPACIÓN CIUDADANA:

3.1. Historia de las Constituciones Colombianas.

3.2. Periodos, nombres y Formas de gobierno que ha tenido el país. Descubrimiento, Conquista, Colonia, Independencia, Patria boba y República.

3.3. Reformas constitucionales desde 1.991 en adelante.

3.4. Constitución Política de Colombia en el texto referente a PRINCIPIOS FUNDAMENTALES, DERECHOS, GARANTIAS Y DEBERES, PARTICIPACION Y PARTIDOS POLÍTICOS, ORGANIZACIÓN DEL ESTADO.

3.5. Centralización y descentralización administrativa.

3.6. Nociones básicas de participación

3.7. Funcionamiento y alcances de la participación ciudadana.

3.8. Alcances de la participación ciudadana

3.9. La ética de lo público.

3.10. Noción, fundamentos e infraestructura de los organismos de control de los órdenes Nacional, Departamental y Distrital.

3.11. Democracia representativa y democracia participativa

3.12. Participación ciudadana y representación política.

3.13. Normatividad jurídica Nacional, Departamental y Distrital acerca de la participación ciudadana.

3.14. Concepto y modus operandi del control ciudadano en la gestión pública

3.15. Infraestructura y planeación participativa.

3.16. Noción, Contenido, elaboración y ejecución de los planes de desarrollo Nacional, Regional, Distrital y Local.

Artículo 4º.- Para la ejecución de la cátedra de  FORMACION EN PARTICIPACIÓN CIUDADANA deberá implementarse el uso de nuevas herramientas tecnológicas como el Internet, los centros de información bibliográfica, las bibliotecas virtuales, las bases de datos; aprovechar diferentes expresiones artísticas, deportivas, recreativas y culturales como el cine o el teatro; la publicación de historietas en lenguaje sencillo; medios audiovisuales y de comunicación como la televisión y la radio.



  • CÓDIGO DE LA INFANCIA Y LA ADOLESCENCIA […]*

TÍTULO II.

GARANTÍA DE DERECHOS Y PREVENCIÓN. 

CAPÍTULO I. 
OBLIGACIONES DE LA FAMILIA, LA SOCIEDAD Y EL ESTADO.

ARTÍCULO 38. DE LAS OBLIGACIONES DE LA FAMILIA, LA SOCIEDAD Y EL ESTADO. Además de lo señalado en la Constitución Política y en otras disposiciones legales, serán obligaciones de la familia, la sociedad y el Estado en sus niveles nacional, departamental, distrital y municipal el conjunto de disposiciones que contempla el presente código.

ARTÍCULO 39. OBLIGACIONES DE LA FAMILIA. La familia tendrá la obligación de promover la igualdad de derechos, el afecto, la solidaridad y el respeto recíproco entre todos sus integrantes. Cualquier forma de violencia en la familia se considera destructiva de su armonía y unidad y debe ser sancionada. Son obligaciones de la familia para garantizar los derechos de los niños, las niñas y los adolescentes:

1. Protegerles contra cualquier acto que amenace o vulnere su vida, su dignidad y su integridad personal.

2. Participar en los espacios democráticos de discusión, diseño, formulación y ejecución de políticas, planes, programas y proyectos de interés para la infancia, la adolescencia y la familia.

3. Formarles, orientarles y estimularles en el ejercicio de sus derechos y responsabilidades y en el desarrollo de su autonomía.

[…]

ARTÍCULO 40. OBLIGACIONES DE LA SOCIEDAD. En cumplimiento de los principios de corresponsabilidad y solidaridad, las organizaciones de la sociedad civil, las asociaciones, las empresas, el comercio organizado, los gremios económicos y demás personas jurídicas, así como las personas naturales, tienen la obligación y la responsabilidad de tomar parte activa en el logro de la vigencia efectiva de los derechos y garantías de los niños, las niñas y los adolescentes. En este sentido, deberán:



1. Conocer, respetar y promover estos derechos y su carácter prevalente.

2. Responder con acciones que procuren la protección inmediata ante situaciones que amenacen o menoscaben estos derechos.

[…]

6. Las demás acciones que sean necesarias para asegurar el ejercicio de los derechos de los niños, las niñas y los adolescentes.



ARTÍCULO 41. OBLIGACIONES DEL ESTADO. El Estado es el contexto institucional en el desarrollo integral de los niños, las niñas y los adolescentes. En cumplimiento de sus funciones en los niveles nacional, departamental, distrital y municipal deberá:

1. Garantizar el ejercicio de todos los derechos de los niños, las niñas y los adolescentes

2. Asegurar las condiciones para el ejercicio de los derechos y prevenir su amenaza o afectación a través del diseño y la ejecución de políticas públicas sobre infancia y adolescencia.

[…]

4. Asegurar la protección y el efectivo restablecimiento de los derechos que han sido vulnerados.

5. Promover la convivencia pacífica en el orden familiar y social.

[…]


8. Promover en todos los estamentos de la sociedad, el respeto a la integridad física, psíquica e intelectual y el ejercicio de los derechos de los niños, las niñas y los adolescentes y la forma de hacerlos efectivos.

9. Formar a los niños, las niñas y los adolescentes y a las familias en la cultura del respeto a la dignidad, el reconocimiento de los derechos de los demás, la convivencia democrática y los valores humanos y en la solución pacífica de los conflictos.

[…]

19. Garantizar un ambiente escolar respetuoso de la dignidad y los Derechos Humanos de los niños, las niñas y los adolescentes y desarrollar programas de formación de maestros para la promoción del buen trato.



[…]

37. Promover el cumplimiento de las responsabilidades asignadas en el presente Código a los medios de comunicación.

ARTÍCULO 42. OBLIGACIONES ESPECIALES DE LAS INSTITUCIONES EDUCATIVAS. Para cumplir con su misión las instituciones educativas tendrán entre otras las siguientes obligaciones:

2. Brindar una educación pertinente y de calidad.

[…]

5. Abrir espacios de comunicación con los padres de familia para el seguimiento del proceso educativo y propiciar la democracia en las relaciones dentro de la comunidad educativa.



[…]


  • ARTÍCULO 45 CONSTITUCIÓN POLÍTICA COLOMBIANA: El adolescente tiene derecho a la protección y a la formación integral.

El Estado y la sociedad garantizan la participación activa de los jóvenes en los organismos públicos y privados que tengan a cargo la protección, educación y progreso de la juventud.


  • ARTÍCULO 67 CONSTITUCIÓN POLÍTICA COLOMBIANA: La educación es un derecho de la persona y un servicio público que tiene una función social; con ella se busca el acceso al conocimiento, a la ciencia, a la técnica, y a los demás bienes y valores de la cultura.

[…]

Corresponde al Estado regular y ejercer la suprema inspección y vigilancia de la educación con el fin de velar por su calidad, por el cumplimiento de sus fines y por la mejor formación moral, intelectual y física de los educandos; garantizar el adecuado cubrimiento del servicio y asegurar a los menores las condiciones necesarias para su acceso y permanencia en el sistema educativo.

La Nación y las entidades territoriales participarán en la dirección, financiación y administración de los servicios educativos estatales, en los términos que señalen la Constitución y la ley.

MARCO DE ANTECEDENTES





Compartir con tus amigos:
  1   2   3   4   5


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos