9952 caratulada: “sosa garcia, adrian walter edgardo p/sup. Homicidio agravado por la relacion de pareja con la victima cometido contra una mujer mediando violencia de genero – vtma. – Capital”



Descargar 468 Kb.
Página5/9
Fecha de conversión20.03.2018
Tamaño468 Kb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9

XIV.- Me ocupo ahora de la posición o hipótesis que se propone desde la defensa del imputado y a partir de sus dichos en la indagatoria, como situaciones posibles que explicarían que es lo que pasó ese día 14 de Mayo del año 2013 en el interior de aquel departamento donde estaban juntos el imputado y la víctima, dejando en claro desde esa posición que niegan cualquier circunstancia que incluya como posible una agresión física del imputado en perjuicio de la víctima.

Se interroga primero desde esa parte, si no pudo la nombrada ser objeto de un robo, o de una tentativa de robo, sustentando esa situación en que la médica que arribó con la Ambulancia, la Dra. ************, hizo mención que alguna persona allí presente habría deslizado esa posibilidad del robo, aunque no pudo dar mayores detalles o identificarla siquiera. Pero a poco que verifico con el plexo probatorio sobre esa posibilidad, encuentro obstáculos de tal naturaleza que – a igual que la antes referida posible alcoholización – me hacen tener que descartar de manera absoluta la misma. El primer obstáculo - casi insuperable a mi juicio para esta hipótesis - es que la víctima antes de entrar en un estado de inconsciencia avisó a las primeras personas que se le acercaron que “¡ su novio le golpeó la cabeza contra la pared ! - o sea no dijo Elizabet Verón a quienes presurosos la auxiliaron “un chorro me quiso sacar la cartera y me golpeó mucho la cabeza”, sino dijo que fue su novio el que la golpeó. El otro obstáculo es que la cartera, porque según los relatos de los testigos presentes, estaba intacta junto al cuerpo de la víctima y fueron ellos quienes la auxiliaron - poniéndose todos de acuerdo - los que abrieron la misma para sacar el celular y poder llamar algún familiar dando aviso, circunstancia que por otra parte se confirmó desde la familia de la víctima que en efecto se recibió ese aviso.

Y respecto a la segunda hipótesis, la que indica que la víctima estaba bajo los efectos de algún psicotrópico o abuso de medicación o concretamente intoxicada, poniendo en escena esa posibilidad porque al allanarse la vivienda se encontró una tableta vacía de clonazepan y otros medicamentos, choca de nuevo con el obstáculo de que ************* pudo manifestarse antes de entrar en coma, no dijo “ayuda porque me mandé una tableta entera de clonazepan”, sino que dijo al oído de tres personas que “mi marido me pego mucho la cabeza contra la pared”.

No obstante si esto no corriera esa hipótesis, me voy a referir a ella en función que cuenta a favor con la opinión de un médico, del Dr. ********* quien actuó como perito de parte por la defensa, y que explicó su opinión en que los síntomas que manifestó la victima según el relato de testigos (saliva abundante, ganas de defecar, dolor de cabeza, etc.) se correspondía con un cuadro de intoxicación, aunque dejo afuera a la hemorragia por el oído también observada por los testigos. Consideró el profesional la posibilidad de que la víctima se bronco aspirara, entonces por ahí entran los gérmenes dijo que causaron la sepsis y que es la sepsis la que produjo la falla multiorgánica de tal forma que la causa de la muerte es por el cuadro infecciosos originado presumiblemente en ese episodio de bronco aspiración, descartando que el traumatismo haya sido el origen y causa de la muerte porque opinó que no era de la gravedad suficiente, y explicó además que la falla axonal detectada podía tener otros orígenes dando como ejemplo el largo tiempo de reposo como causal de esa lesión cerebral.

Sin perjuicio de lo respetable de esa posición, lo que advierto que ese diagnóstico no explica o no se corresponde con otras circunstancias a tener en cuenta al momento de resolver. Menciono en primer término que no puedo explicar cómo habría caído la víctima al descompensarse por la intoxicación, de tal forma que se golpee por delante en la clavícula y en el pómulo derecho, y por detrás en el occipital, salvo que haya sido tan fuerte su desplome que haya rebotado y girado su cuerpo en el aire o algo así, cosa que no me parece razonable o aplicable a las circunstancias del caso. Y aún si fuera así, no entiendo lo de la marca de los dedos de mano en la cara lado izquierdo de la víctima visualizado por los testigos que concurrieron al lugar, como también la herida en la parte interna del labio, o los moretones en otras partes del cuerpo. En nada responde la citada posición respecto a la cuestión de los golpes hallados en la víctima.-

Otro interrogante que me formulo es que la clínica médica de tres profesionales de esa ciencia tuvo como origen del cuadro clínico el traumatismo de cráneo y no una intoxicación. Entonces, a igual que lo dicho respecto del alcoholismo, no me parece razonable que tres profesionales médicos no advirtieran un cuadro de intoxicación y si de origen traumático. Es como si un cliente fuera al estudio del Abogado y le dijera que lo defienda de una usurpación, y el abogado no corrobore otras posibilidades como una violación de domicilio o la atipicidad de la conducta, circunstancia que no la creo posible porque – reitero - superó la clínica de tres profesionales médicos, así el de la Ambulancia, luego del área de Emergencias, y finalmente el de Terapia Intensiva. Aclaro en este aspecto que el Dr. ********** – perito de la parte de la defensa – al ser interrogado por mi par Vocal refirió como de excelencia el proceso médico seguido en el Hospital Escuela Gral. San Martín, siendo además conteste en este aspecto con el Dr. *********, del Cuerpo Médico Forense quien se expidió en forma similar.

Aún así, si la víctima se bronco aspiró, no se me explica desde la defensa del imputado la circunstancia que la causa de la bronco aspiración no es única - por intoxicación, sino que puede serlo además por traumatismo de cráneo cerrado, como lo dijeron los Dres. ******, ******, y ******* en el Juicio, que es el cuadro fáctico que sin dudas cumple al momento de formular la imputación con todos los extremos necesarios para ese tan significativo fin, como lo explicaré más adelante.

Por último no dejo de mencionar que también en el lugar donde se halló a la víctima se hizo presente la autoridad policial, circunstancia que consta en el Acta Circunstanciada (fs. 7) en donde se registra ese momento “el día catorce del mes de mayo del año dos mil trece, a las 03,00 horas se recepcionó en la Comisaría Tercera de esta ciudad un llamado a través de la red interna policial donde solicitaban la presencia policial en la intersección de las calle Jujuy y Moreno de esta ciudad por hallarse una persona tirada en la vía pública, lo que motivó que esa autoridad se constituya en el lugar y constatara que sobre la vereda de la onchaba Sur-Oeste se encontraba una persona de sexo femenino que a la postre fuera identificada como *********** – víctima de autos – circunstancia que motivó que se solicitara la presencia con carácter de urgente del personal del Servicio de Emergencia Médicas, de tal manera que se hizo presente un móvil de ese servicio a cargo de la Dra. **********, que brindó los primeros auxilios, y dispuso su traslado al Hospital General San Martín de esta ciudad”



XV.- Me ocupo ahora de la etapa que atravesó la víctima desde su ingreso al Hospital Escuela Gral. San Martín y hasta su fallecimiento en ese nosocomio ocurrido el día 8 de Julio del año 2013, a las 17,30 horas conforme surge del acta de fs. 461

El informe de fs. 159 me indica que *************** ingresó al área de Emergencias de ese Nosocomio con trastorno del sensorio Glasgow 7/15, con insuficiencia respiratoria y ventilatoria, circunstancia que motivó que se la intube y conecte a ventilación mecánica (ARM). Indica ese informe además que se le realizó TAC de Cerebro, el que impresiona como “edema difuso” prescribiéndosele tratamiento antiedema y de reanimación cerebral.

El ingreso de la nombrada al área de Terapia Intensiva se produce el día 14 de mayo del año 2013, según consta en el registro de fs. 160 con diagnóstico de “POLITRAUMATISMO – TEC. GRAVE”. Y como antecedente del ingreso se consigna “paciente de sexo femenino de 38 años de edad que en horas de la madrugada del día de la fecha, 02,45 aproximadamente, es encontrada en la vía pública presumiblemente agredida por un tercero…”, circunstancia ésta última que me indica que desde un primer momento de la internación se presumió que las lesiones de origen traumático correspondían a una situación de agresión física y no a otras circunstancias.-

Con relación al diagnóstico de “politraumatismo”, considero que guarda correspondencia con el informe que produjo Dr. ***** (medico perito de la policía) a fs. 233, en donde refiere constató en ******** una equimosis en la región geniana derecha en región maxilar derecha de 4 x 5 cm., y una equimosis en región supra clavicular derecha de 4 x 5 cm aproximadamente, ambas compatibles con las producidas por o contra objeto romo y duro. En oportunidad del Debate el médico aclaró que hubo un error material en la consignación de la fecha del examen, rectificando que lo practicó el día 15/05/13 a las 00,39 hs., circunstancia relevante porque afirmó también que las lesiones por su coloración violácea tenían una evolución de 24/48 horas, lo que las relaciona directamente con el momento en que se desencadenaron los hechos motivo de la causa.

En similar forma se relaciona el informe de fecha 19/06/13 que produjo el Dr. ******** – médico legista del CMF. – de fs. 298, quién especificó p.2 “en relación a las lesiones que presentaba al ingreso de acuerdo a la documental obrante y a los relatos de los médicos que la asistieron a su ingreso la misma presentó: placa esquimótica de 4 x 5 cm. en región geniana derecha (pómulo); placa esquimótica de 4 x 5 cm. aproximadamente en región supraclavicular derecha;hematoma occipital (hoja de historia clínica patológica no traumática) según relato de médico que la evaluó en el ingreso a la Unidad de Terapia Intensiva , se trataba de un Proceso Inflamatorio Edematoso, sin contenido hemático (chichón) ubicado en la región occipital.

Aclaró este profesional (p.4) que las causas y origen de las lesiones sufridas son de “origen traumático” y que las mismas fueron producidas “por y/o contra objeto romo y duro”.-

También se vincula la lesión en el pómulo derecho referido por el Dr. *********** con la mención que hizo el testigo ** – quién asistió a la víctima en la calle – quien sostuvo haber observado por entonces una lesión en el rostro “al lado de la nariz como que le faltaba un pedacito de piel …” dijo.-

Respecto a que en la autopsia practicada al cuerpo de la occisa ******** no se infieren estas lesiones esquimóticas, la Dra. ********** – quién suscribió ese estudio – explicó al Tribunal que la ausencia se debe al tiempo que transcurrió entre la producción de las mismas y el momento en que se practicó la evaluación.

Otro aspecto a considerar en el diagnóstico de ingreso al nosocomio es que se realizó TAC de cerebro, y la mención del informe de que impresiona “edema cerebral”. En este aspecto, tengo presente el contenido del informe pericial fs. 872/876 (r.13) en donde se indica que el informe de fs. 196 “TAC de cráneo simple, no se evidencian lesiones de resolución quirúrgica” y el informe de fs. 39 del Dr. *********** en el que se consigna “edema cerebral”, infieren como diagnóstico (al no contarse con la TAC para el informe) lo siguiente “edema cerebral sin lesiones de resolución quirúrgicas”.

No obstante he de considerar la claridad que me aporta en esta cuestión el informe de fs. 298 del Dr. *********** quién refiere concretamente que “la paciente ingresa al hospital con diagnóstico de Traumatismo Encéfalo Craneano Grave, se evidenció por estudio topográfico, Edema Cerebral Difuso”. Indica este profesional que “… la lesión sufrida en el cráneo, que le provoca su estado neurológico complicado, reúne las características de LESION GRAVE”.

De lo dicho en el párrafo anterior se infiere con claridad que el hematoma occipital identificado como “proceso inflamatorio edematoso”, sin contenido hemático (chichón) ubicado en la región occipital se relaciona íntimamente con el estado neurológico grave con el que fuera hallada la víctima tirada en la vía pública.

Ese proceso inflamatorio edematoso sin contenido hematico considero asimismo está en íntima relación con el relato que hacen los testigos **** y ******** respecto que la víctima balbuceando se quejaba que le dolía la cabeza.-

Advierto además que en la foja individual de Historia Clínica de ************* correspondiente al día siguiente al de su internación, o sea del día 15 (fs. 162 vta.), se especifica como diagnóstico el de “traumatismo de cráneo grave”- y se acota que hemodinámicamente la paciente se encuentra “inestable”. Y que en la faz neurológica se menciona “neurológicamente bajo efecto de sedoanalgesio RASS-4 pupilas isocorias mióticas”. Se consigna además “a nivel respiratorio intubada conectada a ARM…. “.

Este asiendo del día 15/05/13 se complementa con el informe de fs. 200 – elaborado por la Dra. **** del CMF - quién indicó que en esa fecha a las 02,45 horas más precisamente, se produjo un paro cardio-respiratorio en la humanidad de **********, del cuál salió adelante mediante maniobras de reanimación mecánica con más altas dosis de medicación inotrópico.

Dos días después al paro cardíaco – o sea al cuarto día de internación – (17/05/13 – fs. 165) se evidencia un nuevo desmejoramiento en la salud **********, ya que se consigna como novedad de diagnóstico lo siguiente “la paciente presenta cambios en las secreciones pulmonares, registros febriles…”, y que se recibe informe verbal bacteriológico positivo.

Este dato febril y la consecuente solicitud de informe bacteriológico (el que dio positivo) lo considero de singular trascendencia para resolver, ya se trata sin dudas del precedente de lo que más adelante (en el tiempo) iba a suceder, cuál es el desencadenamiento de una sepsis generalizada.-

Considero se infiere de este registro que a la visible precariedad del estado de salud de *********** (quien el segundo día debió superar un paro cardiorrespiratorio con asistencia mecánica y suministro de inotrópicos) se le sumó ahora -a tan sólo cuatro días del hecho - un nuevo desmejoramiento de su estado de salud porque se le detectó un proceso infeccioso en sus vías respiratorias, el que por otra parte y en mi opinión sin dudas perjudicó las posibilidades de vida de la nombrada porque requirió del suministro de más medicación invasiva, como lo fueron una batería de antibióticos de amplio espectro. Tengo presente además en este aspecto, que el informe pericial de fs. 872/876 (r.18) considera como grave al cuadro infeccioso porque provocó un “distrés respiratorio”, que (r.19) se tratan de gérmenes “bacilos gran negativos, estafilococo, oxa resistentes y pseudomonas”.

Pero lo más relevante del informe mencionado en el punto anterior es que concluye (r.20) que “dado el tipo de gérmenes informados, las puertas de entrada pudieron haber sido las vías respiratorias o vascular ..”, dato éste esencial para comprender que el proceso infeccioso tuvo en íntima relación con la aplicación de asistencia respiratoria mecánica por intubamiento, y/o tratamiento endovenoso, ambos indispensables para procurar salvarle la vida.-

Al día siguiente (18/05/13) se consigna en la foja diaria (fs. 166) como diagnóstico “…TEC grave, síndrome post paro shock séptico o foco pulmonar por bacilos gran + …”. Como se verá, aquí a las ya conocidas disfunciones de TEC grave y síndrome pos-paro se alerta sobre la presencia de shock séptico o foco pulmonar por bacilos gram, proceso infeccioso del cual me vengo refiriendo.

Los días 19 y 20 subsiguientes (fs.166/167) se mantienen esas precarias condiciones con TEC grave, shock séptico, neurológicamente bajo efectos de sedantes y hemodinamicamente inestable.

Pero el día 21/05/13 (fs. 168) interpreto se agrava la situación, ya que se diagnostica “TEC grave, síndrome postparo sepsis severa o foco pulmonar y endovascular, cocos + síndrome disfunción multiorgánica. Neurológicamente se mantiene bajo efectos sedantes GRASS 4 y hemodinámicamente estable sin requerimiento de drogas (esto último se traduce en una mejoría en la faz hemodinámica). Es aquí – en el octavo día de internación – donde se alerta sobre “síndrome disfunción multiorgánica”, de lo que me referiré también más adelante.

Desde el día 22/05/13 hasta el día 3/06/13 se mantiene en lo esencial el diagnóstico habitual, o sea el que sindica como de absoluta precariedad la salud de la víctima, consignándose “… Disfunción multiorgánica, sepsis o foco pulmonar por bacilo ...” como agregados del habitual TEC grave, síndrome posparo, sepsis severa. En este aspecto, según el informe de fs. 200, producido por la Dra. *********** - quién se hizo presente el día 6/06/2013 en horas de la tarde – *********** fue evidenciando con el correr de los días una paulatina mejoría y normalizaciones de las presiones respiratorias y cardiacas, manteniéndose el “derrame pleural” del lado derecho, aclarando sobre la imposibilidad de establecer comunicación verbal ni realizar un examen exhaustivo de la misma porque “…podría resultar nocivo para su delicado estado de salud..” – afirmó.-

Durante su internación la víctima tuvo que superar situaciones que fueron angustiantes también para su familia, como paro cardíaco, agravamientos y cambios constantes en los cuadros neurológicos y hemodinámicos, y una sepsis generalizada con fallas multiorgánicas. Como resultado final de ese proceso iniciado a partir de aquel golpe en el occipital producto de una agresión del imputado, fallece ************ el día 8 de Julio del año 2013 en el Hospital Escuela Gral. San Martín, a la hora 17,30 hs, conforme se lo acredita con copia certificada de Acta de Defunción glosada a fs. 460/461 consignándose en dicho instrumento como causa de la muerte “Traumatismo Encéfalo Craneano – fallo Parenquimatoso Multiorgánico”.
C) De la autoria del delito:

La reunión de todos los elementos descriptos fundadamente en el acápite anterior me permiten concluir y arribar a la firme convicción que en autos se ha acreditado en plenitud la autoría material del hecho en manos del imputado ADRIAN WALTER SOSA GARCIA, a quién se le debe atribuír por los fundamentos que a continuación expongo la muerte de **********, en calidad de autor material (art. 45 C.P.) ya que “el autor es el que domina el hecho, el que retiene en sus manos el curso causal, que puede decidir sobre el sí y el cómo, o más brevemente dicho, sobre la configuración central del acontecimiento” (Ricardo Nuñez, Derecho Penal Tomo II pag. 280).-



I.- Para atribuirle la autoría considero primero el contenido de la autopsia practicada quién en vida fuera ***************** (451/480) cuyo PROTOCOLO DE AUTOPSIA consigna como causa del deceso “lesiones parenquimatosas multiorgánica y sepsis en íntima relación con traumatismo encéfalo craneano“.

Al momento de emitir las consideraciones médico – legales quienes practicaron el estudio refirieron: “el presente caso se trata de una mujer joven de 38 años de edad, víctima de traumatismo encéfalo craneano, con una internación hospitalaria de la Unidad de Terapia Intensiva del Hospital Escuela José F. de San Martín. El cuadro clínico neurológico grave de la paciente llevó a una evolución tórpida y desfavorable, desencadenando en una sepsis y lesiones parenquimatosas multiorgánicas, durante su internación hospitalaria que ocasionó la muerte de la misma. Las lesiones descriptas en ambos hemisferios cerebrales, lóbulos occipitales, son lesiones traumáticas producidas por y/o contra objeto romo y duro, con signos macroscópicos de procesos de resolución.”

Se complementó el Protocolo de Autopsia con las fotografías del cadáver que se glosan a fs. 466/480, y con el resultado del ANALISIS HISTOPATOLOGICO practicado sobre muestras tomadas de distintas partes del cuerpo de la fallecida glosado a fs. 614/615, en donde luego de realizar una descripción macroscópica y microscópica de las piezas recibidas describe como hallazgos histopatológicos vinculados: “ cerebro: el daño axonal difusa(DAD) y daño vascular difuso (DVD) corresponde a una lesión diseminada de axones en la sustancia blanca cerebral a consecuencia de traumas craneanos – pulmones: daño alveolar difuso, bronconeumonía abscedada, pleuritis, trompo embolismo pulmonar, infarto hemorrágico – riñón: necrosis tubular aguda, coagulación intravascular diseminada (CID) – hígado: colestasis intracitoplasmática dilatación sinusodial – hígado de sepsis – bazo: congestión esplénica quiste simple – corazón: trombo embolla cardíaca – coagulación intravascular diseminanda (CID) – sepsis.”

Como comentario médico legal del Informe Histopatológico se consigna: “se trata de una mujer joven de 38 años de edad víctima de traumatismo encéfalo craneano con una internación hospitalaria en la Unidad de Terapia Intensiva del Hospital Escuela “José F. de San Martín” – el cuadro clínico neurológico grave, de coma severo de la paciente fue producido por una injuria axonal difusa severa, resultado del impacto producido por fuerzas inerciales de aceleración y desaceleración (fuerzas cizallantes) en la sustancia blanca. El DAÑO AXONAL DIFUSO severo junto con el DAÑO VASCULAR DIFUSO que es la lesión vascular difusa de la microvasculatura, de los vasos pequeños. A todo ello se denomina DAÑO CEREBRAL DIFUSO TRAUMATICO. El daño axonal y el daño vascular difuso puede ser consecuencia de la acción de la misma fuerza. Su origen suele deberse al estiramiento de las membranas plasmáticas. Frecuentemente ambos coexisten en el tiempo de localización, además el daño vascular difuso puede contribuir de forma significativa a la progresión del daño axonal difuso. La clave para la formación de la lesión axonal difusa implica un TRAUMATISMO CERRADO, un golpe contra algún objeto sólido y Movimientos de aceleración y desaceleración, con el estiramiento del axón, daño, rotura y eventual separación de las fibras axonales. El grado de desconexión marca la duración del COMA. Paciente con un DAÑO AXONAL DIFUSO presenta un COMA traumático prolongado. Es muy difícil o imposible apreciar en un examen MACROSCOPICO, el Daño Axonal Difuso”.

Luego explica el informe que independiente de las técnicas usadas se solicitó colaboración al Laboratorio de Anatomía Patológica del Instituto Médico Alexander Fleming de la Ciudad Autónoma de la Ciudad Autónoma Patológica ********, quién llevó adelante técnicas de inmunomarcación en muestras de cerebro del presente caso, confirmando el diagnóstico de DAÑO AXONAL DIFUSO.

El Instituto Médico ALEXANDER FLENING produjo INFORME DE INMUNOMARCACION (fs.617) en el que se indica “como resultado de la inmuno marcación, que incluyen los fenómenos de destrucción axonal como los esferoides y la ferruginización, asociados a la morfología donde se observan cambios histológicos, de células denominadas “neuronas rojas” y células con cromatolisis central, así como la alteración vascular, todos juntos, son hallazgos vinculables injuria cerebral pre-mortem”.



Los profesionales médicos Dres. ******** – del Cuerpo Médico Forense del Poder Judicial de Corrientes – y ********** como perito de la parte imputada en la causa, con fecha 17/03/14 realizaron una pericia médica glosada a fs. 872/876 del expediente, donde respondieron contestes en la mayoría de los interrogantes formulados, a excepción del interrogante identificado como 33) si es muy probable que el mecanismo de producción mencionado en el punto 31 puede ocasionar fuerzas inerciales de aceleración y desaceleración, sobre todo de tipo rotacional, que causen estiramiento, torsión y rotura axonal o este tipo de lesión es habitual de los accidente de tránsito, siendo que el perito de parte Dr. ********* opinó que es imposible dado que no puede lograr la fuerza de aceleración/desaceleración y rotación como se produce en un accidente automovilístico o en otras causas de latigazo cervical, mientras que el perito oficial Dr. ****** opinó contrariamente y dijo que es entrar a hablar y especular sobre probabilidades y dentro de esa especulación se pueden dar casos como éste. La otra divergencia se planteó a nivel de la repuesta a la pregunta 34) respecto a si existe una relación de causalidad directa entre el traumatismo cráneo encefálico, el fallo multiorgánico y la sepsis, opinando el perito de parte Dr. ********* que no existe una relación de causalidad directa entre esos factores, fundado en que muchos traumatismos craneoencefálicos graves presentan infección, sepsis, ni fallos multiparenquimatoso o multiorgánico, mientras que el perito oficial Dr. ********* sostuvo que es más frecuente que se produzca este desenlace en los traumatismos craneoencefálicos por la debilidad a la que se expone cuando se tiene un deterioro importante de la funcionalidad de su sistema nervioso central.


Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7   8   9


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad