9952 caratulada: “sosa garcia, adrian walter edgardo p/sup. Homicidio agravado por la relacion de pareja con la victima cometido contra una mujer mediando violencia de genero – vtma. – Capital”



Descargar 468 Kb.
Página4/9
Fecha de conversión20.03.2018
Tamaño468 Kb.
Vistas252
Descargas0
1   2   3   4   5   6   7   8   9

IX.- En cuanto a la mecánica del hecho según lo refiriera la propia víctima (golpear la cabeza contra la pared) considero que esa situación se produjo cuando el imputado con sus manos tomó del rostro en el lado izquierdo de *********** y con movimientos hace que golpee su cabeza en la zona del occipital contra la pared. Para llegar a esa conclusión, lo que hago es traer a consideración la mención que hizo el testigo **************, quién explicó que en esos momentos en que la víctima estaba caída recibiendo ayuda un agente de policía “********- dijo” alumbra con su linterna la cara de la víctima, y ello le permite ver al testigo que esa chica tenia marcas de dedos en su rostro. El testigo dijo “…la chica tenía marcado los dedos de la mano en el rostro lado izquierdo …”. Más adelante en su deposición y a repreguntas el testigo dio razón de sus dichos al afirmar que “las marcas en el rostro fueron hechas por una mano porque tenía marcado, porque cuando golpea sobre si mismo quedan marcados los dedos, aparte esa chica era de tez blanca y se le notaba la marca…”.

Eso que visualizó ************ encuentra correlato con los dichos de otro testigo, me refiero a ********* quien dijo “… estaba esta Sra. de tez blanca, que tenía la piel roja en algunos lugares, en las manos y en la cara”.

Tiene que ver esa mecánica también con la manera en que lo relató el sereno de la cuadra ********** en el Debate “ ella dijo que le dolía la cabeza y mi marido me pegó contra la pared y contra la pared me tiraba ..””.. dijo ella que le dolía mucho la cabeza y que le pegó mucho contra la pared, que le pegó mucho contra la pared, y ahí veía una tira de sangre y espuma por la boca”.- Adviértase la expresión “… contra la pared me tiraba ..”, circunstancia que es conteste con la mecánica del hecho que tengo por acreditada.

********** también refiere haber visto esa evidencia en la cara de **********, así lo relató en oportunidad de la Inspección Ocular (266/267), así en esa oportunidad afirmó que observó “que la chica tenía el labio mordido del lado de adentro, se notaba desde un primer momento una presión de dedos en la cara...”,-

Entonces esto de que tenía marcas de presión de dedos en la cara lo relaciono con el informe médico de fs.. 298 donde el Dr. ********** – médico legista del CMF. especificó en su p.2 “en relación a las lesiones que presentaba al ingreso de acuerdo a la documental obrante y a los relatos de los médicos que la asistieron a su ingreso , la misma presentó .. y … hematoma occipital (hoja de historia clínica patológica no traumática) según relato de médico que la evaluó en el ingreso a la Unidad de Terapia Intensiva , se trataba de un Proceso Inflamatorio Edematoso, sin contenido hemático (chichón) ubicado en la región occipital”.

Si se toma la mención que hizo ************* sobre los golpes reiterados de la cabeza contra la pared, con la mención de los dedos de la mano marcados en la cara, y además la constatación de un golpe en el occipital, se puede inferir con grado de certeza que Adrián Sosa García en determinado momento tomó del rostro a su pareja y con movimientos hizo que golpee su cabeza contra la pared en forma reiterada, lo que guarda correlato también con las conclusiones del informe histopatológico del cuál me referiré más adelante al tratar la cuestión médica.

Considero además que esta mecánica es concordante a nivel probatorio con el contenido concreto que hizo el Dr. ****** respecto que las lesiones descriptas en su informe son de origen traumático y que las mismas fueron producidas “por y/o contra objeto romo y duro”, entonces como la pared es un objeto romo y la mecánica es hacer que la cabeza se golpee contra ese elemento romo y duro la constatación médica verifica los hechos que tengo por acreditados.

Finalmente en este aspecto, no dejo de considerar lo concluyente y especifico que fue el médico en su informe (fs. 298) cuando indica que “la lesión sufrida en el cráneo que le provoca su estado neurológico complicado reúne las características para ser considerada lesión grave...”, lo que me permite deducir que es ese golpe en el occipital el que causa la deficiencia neurológica que desencadenó la evolución tórpida que a la postre concluyó con la vida de ***************.-

Sin perjuicio que en el punto siguiente desarrollo y fundamento las consecuencias de esa lesión en el occipital y las opiniones médicas que se fueron recabando, tengo presente además que cuando ingresa la víctima al área de Terapia Intensiva del Hospital Escuela Gral. San Martín (fs. 160) se confirma como diagnóstico TEC grave (traumatismo de cráneo grave), lo que me induce a sostener en definitiva que la mención que hace la víctima antes de quedar inconciente sobre que su novio le golpeo la cabeza contra la pared – tres veces dijo - se ajusta a la realidad de los hechos.



X.- Volviendo a retomar el momento mismo del desenlace del hecho, desde el momento en que recibe ************ el impacto en el occipital, decide huir – escapar de ese lugar. Toma sus cosas y busca salir a la calle. Su vida corría peligro y en su cráneo comenzaba a producirse un proceso de desmejoramiento producto del golpe que iba en desmedro de su sensorio. Se aleja de allí, sale al exterior del departamento, baja las escaleras pero el imputado se resiste a que se vaya, falta algo: que le abra la puerta de calle. Entonces ************** decide pedir auxilio a la vecina, (Sí...) a las 01,00 horas golpea la puerta de esta señora para que se despierte y le abra, “abrime…” menciona la testigo que le dijo ******** entonces la atiende y la ve recostada contra el marco de su puerta, pero no dice palabra alguna, estaba omnibulada! Que pasó entonces, Adrián Sosa García observaba esta situación desde arriba de su departamento, las cosas se le empiezan a complicar, había ahora una testigo presencial que ya antes había visto algo,,, podía levantar sospechas! entonces decide abrir con el portero eléctrico a su pareja para que se vaya, que no arme lío, que no lo ponga en evidencia. Advertida de ello ********* sale por el pasillo a la calle y le hace un gesto con su brazo de disconformidad al imputado, todo visto desde la puerta de su casa por la vecina *********. ***** cierra ahora la puerta de calle, toma la vereda y empieza a caminar con destino hacia la esquina Moreno por la calle Jujuy.

Esto que afirmo lo considero de analizar el circunstanciado relato que hizo la testigo ************** en el Juicio, explicó “… mi perrita duerme conmigo y empieza a ladrar y me levanto y estaban golpeando la puerta de arriba que tengo con vidrios y digo quien es y se ve la silueta de alguien que estaba contra la puerta y dijo abrime o una voz así, y deduje no será esa chica y abrí la puerta ahí estaba esa chica … y le dije que es lo que quería, me miró y se fue para el lado de la puerta por el pasillo por la puerta de entrada y cierra la puerta y estaba caminando perfectamente hasta la puerta porque me quede mirando hasta que se fue, se ve que de arriba le abrieron la puerta y se fue” .

Más adelante la testigo vuelve sobre este tema y especifica más esta circunstancia “.. ella bajó y me vino a tocar la puerta y ahí la vi, y abrí la puerta y prendí las luces del living comedor, la vi abrigada y bien y le dije que es lo que querés y se quedo mirando y no me contestó nada y se fue para la puerta, y veo que estaba abierta con el portero, hace como que saluda y se va, dirigiéndose al de la planta alta, pensé que era Adrián pero no lo vi ..”.

Similares circunstancias surgen del análisis del contenido del Acta de Inspección Ocular de fs. 266/267 donde la nombrada describió esa situación de la siguiente manera “… no sabe cuanto tiempo pasó cuando siente que golpean la puerta de su departamento (planta baja) y al acercarse como la puerta es de vidrio ve un bulto, una silueta cuando abre ve a la chica (que anteriormente había visto en el balcón del departamento de Adrián Sosa García) parada , recostada por el marco de la puerta y le dice que querés, no le dice nada, se retira y se dirige hacia el portón de salida haciendo un gesto con el brazo, como diciendo que me importa me voy y abriendo la puerta que le habría abierto Sosa García (aclarando que se abre solo con llave o con portero eléctrico ubicado en el dpto. de Sosa García ) sale de la casa y se va, cerrando la puerta”.

En las tomas fotográficas de fs. 272/275 (fotografías Nº 5,6, y 7) se puede visualizar mediante la reconstrucción practicada esta secuencia de los hechos.-

Desde la defensa del imputado se plantea esta cuestión como determinante al momento de tener que refutar los dichos del Querellante y del Fiscal que le imputan dolo directo, se pretende imponer la idea que Sosa García no retuvo a su víctima, ergo no la quiso matar. Pero a poco que analizo el relato que hizo el imputado advierto la falla en su versión, no puede Adrián Sosa García explicar porqué su pareja fue a golpearle la puerta a la una (01,00 horas) de la madrugada a su vecina la Sra. **********. Ello surge claramente de la propia declaración que hace el imputado cuando afirma que “entonces sale por la puerta, yo me quedo en la parte alta, ella baja la escalera y ahí en realidad no se porque le golpeo la puerta a la Sra. ******….”. Es que en este aspecto y de conformidad a los antecedentes que menciono, el motivo que la induce a ******** dirigirse hacia donde estaba la dueña de casa y golpearle la puerta no era otro que su imperiosa necesidad de que ésta señora le abra la otra puerta - la que da salida hacia la calle - porque el imputado le negó esa circunstancia, no hay otra razonable explicación. Visto de esta manera explica la circunstancia que *********** al tomar contacto con los transeúntes que la fueron asistir lo primero que les dice es que su novio le golpeo mucho la cabeza contra la pared.

Tengo en consideración además para formar mi opinión los dichos de la dueña de casa quien en oportunidad de la inspección ocular aclaró perfectamente que sólo hay dos formas para abrir esa puerta, que es con el portero eléctrico o con la llave. Entonces esto otorga lógica al accionar de la víctima, quién baja las escaleras y para salir necesita que alguien le abra la puerta (el imputado se había negado a esa circunstancia) y decide desesperada pedirle a la dueña de casa que lo haga, por eso le golpea a esas altas horas. En esto se traduce la declaración de **************** cuando explica “se ve la silueta de alguien que estaba contra la puerta y dijo abrime o una voz así, y deduje no será esa chica y abrí la puerta ahí estaba esa chica … “. Está claro que ********** cuando dice “abrime...” estuvo dirigido a la Sra. ******** y no a su pareja Sosa García. Reitero era la única opción que por entonces tenía la víctima para poder salir de ese lugar, o sea golpearle la puerta a su vecina a las 01.00 horas de la madrugada y pedirle que le abra.

Esto se relaciona también con el accionar reticente que tuvo el imputado cuando su pareja yacía tirada en la esquina esperando la Ambulancia, ya que fue visto primero por testigos observando a lo lejos y sin interiorizarse de la situación de su pareja, como también cuando estos pasan a su lado, a tal punto que su actitud levantó sospechas y uno de ellos (*********) decide indagarlo sobre su presencia en el lugar, lo que permitió su individualización. Todo ello surge acreditado con más precisión en los relatos volcados en el Acta de Inspección Ocular de fs. 266/267 y reflejado en forma visual en las tomas fotográficas glosadas a fs. 22, 23, 24 y 25 glosadas a fs. 286/288, ello sin perjuicio de ratificarse esa situación en las declaraciones de ********* y ********* en el Juicio.



XI.- Continuando con el relato histórico, me ubico en el momento que sale la víctima y toma la vereda y se desplaza por la calle Jujuy entre Rivadavia y Moreno de esta ciudad, dirigiéndose hacia esta última arteria y por la vereda del dpto. de Sosa García, altura a mitad de cuadra. Es en esos mismos momentos que sus movimientos no pasan desapercibidos para tres personas del sexo masculino que por esas horas - aproximadamente a las 1,00 hs. estimo, estaban reunidos tomando mate sobre **** y ***, entre ellos ************ – Oficial Inspector Municipal -******* – Sereno de la cuadra – y ********** – vecino y kioskero también del lugar.

******** relata esta circunstancia al Tribunal “… esa noche, no me acuerdo el día preciso ni la hora estaba con el sereno de sobrenombre ****** de la cuadra, yo soy la persona que ve una persona de sexo femenino de la media cuadra de **** y ****** donde hay un negocio de compraventas de cosas y a esa altura hay luz de la calle y yo le digo a ***** .. Mira eso por donde paso no salió .. la chica tenía un vaquero celeste y la campera haciendo juego celeste también, era una señorita que caminaba normal, paso una moto, y después viene un chico de nombre *** y me dice .. che ***** allá en la esquina hay una señorita tirada en el pavimento …” .

El sereno ******** se refirió en términos similares explicando que “… ese día las tres personas que estábamos siempre a las doce, con **** y uno que es Kiosquero, creo que es ********, tomando mate como siempre a las doce y estuvimos hablando, eran las doce o doce y media o una y viene ***** corriendo por Jujuy de contramano y nos dice hay una persona tirada ahí por Moreno y Jujuy y digo que llamó al 911 y no pudo hablar … y corrimos y nos fuimos para allá y era esa Sra. de antes de salir le vimos a esa Sra. antes esa Sra. salió de ahí .. a la media cuadra y no le vimos de donde salió y le vimos a 50 mts. que se iba por Moreno ..”

Y el testigo ******** explicó esta circunstancia en la siguiente forma “… no pudo ver anteriormente a esta persona .. no porque donde estábamos sentados me tapaba un muro que esta en la esquina impar de Rivadavia y Jujuy y no pude ver pero **** y ***** la vieron anteriormente media hora antes aproximadamente y después que pasó ese tiempo viene ****** y me dice que estaba tirada una chica en la calle ..”

Concretamente se acredita con el contenido de estas testimoniales que en efecto aproximadamente a las 01,00 hs. del día 14 de marzo del año 2013 ********* abandona el domicilio de su pareja Adrián Sosa García y se dirige por la vereda de la calle Jujuy lado par caminando en dirección hacia la intersección de las calles Jujuy y Moreno de esta ciudad.-

XII.- Se acercan momentos difíciles para la vida de **********, los efectos del golpe empezaban a desmoronar su conciencia. Ella camina y a unos treinta metros aproximadamente se cae sobre la cinta asfáltica, comienza su agonía.

Sin perjuicio que más adelante me ocupo de la cuestión médica, quiero a esta altura del mérito explicar con conceptos de esa ciencia, de la medicina, sobre la circunstancia que tengo por probada que el golpe en la cabeza causó un edema cerebral que iba evolucionado de tal forma que los síntomas y la inconciencia no fue inmediata, sino que se fue manifestando en forma paulatina, con el correr de los minutos. En el Juicio se trató esta cuestión con los médicos quienes explicaron que producido el traumatismo en el cráneo su consecuencias se pueden manifestar en forma inmediata o con el transcurrir del tiempo. Se explicó que es esa la razón que en los hospitales a las victimas de traumatismos se las deja en observación por 24 o 48 horas, según el caso. La Dra. ***********, quién practicó la autopsia y el informe histopatológico, explicó al Tribunal este proceso de la siguiente manera “en el traumatismo encéfalo craneano hay personas que si y otras que no se causa inconciencia inmediata, el estado de inconciencia es a medida que avanza la lesión que describí y que a medida que se rompen los vasitos sanguíneos produce un edema que causa el estado de inconciencia, produce un deterioro y un estado de inconciencia del paciente” -. “producido el traumatismo y en este caso hay un daño axonal hay un estado de inconciencia porque se produce una lesión axonal y empieza a evolucionar el edema cerebral que hace que la paciente entre gradualmente en estado de inconciencia y va a un coma, del traumatismo va al edema, la medicina no es algo matemático, hay pacientes que se le produce el traumatismo y cae desmayado y no camina más, y hay pacientes que caminan cien metros, doscientos metros y después caen””pueden transcurrir minutos u horas, la medicina no es una ciencia exacta..”.

Con este fundamento médico es que considero probada la circunstancia por la que atraviesa la víctima de la causa, quien a pesar del golpe en su occipital puede bajar la escalera, salir a la calle, caminar hasta la esquina, aunque hasta allí llegó porque es en ese momento donde se comienzan a evidenciar los resultados de ese golpe. Lo primero que dice la víctima a la persona que la auxilió es “me duele mucho la cabeza”, me golpeo la cabeza contra la pared, balbucea, le viene una bocanada de saliva, una hemorragia de sangre por el oído, se desvanece, llegó la inconciencia como resultado del golpe.

Hecha la aclaración tengo que ********** camina por la vereda hasta la esquina de Moreno y Jujuy, y allí se desploma, sobre la cinta asfáltica, cerca del cordón. La fotografía nº 10 de fs. 278 es bastante significativa porque simula la posición en que fue hallada la víctima en el preciso momento en que arriban quienes iban a auxiliarla. Menciono también la Inspección Ocular (fs. 10) en donde se especifica sobre ese lugar “la ciudadana Verón se hallaba tirada en el piso de cubito dorsal al costado del cordón de la vereda ubicada en banda sur correspondiente a la calle Moreno aproximadamente a cinco metros de la esquina propiamente dicha”. Antes en el punto III de estos fundamentos me referí circunstanciadamente a las características de este lugar, por lo que – abreviatis causa – me remito a lo allí dicho en este aspecto.

Quien la ve tirada en la cinta asfáltica es ************, joven éste que en el Juicio relató esa circunstancia, dijo “fui a jugar al futbol a la noche y volvía a mi casa a la una, y yo estaba volviendo por la calle Jujuy y le vi a la Sra. tirada con los ojos cerrados y la gente pasaba como si nada, pasaron dos personas máximo y le dije esta bien y no respondía, ella estaba sobre la calle por Moreno y Jujuy en la esquina, como no me respondía vi que estaba en la esquina de mi casa, que es por Rivadavia el sereno Cacho, el vecino ******* y el otro vecino que todos le dicen Gordo, y nada ahí le avisé y le dije che hay una chica tirada allá, donde dijeron y les acompañe a donde estaba la Sra. y el oficial ***** empezó a llamar a la policía, tardó cinco o diez minutos y yo me retiré del lugar ..” .

Lo que dijo este testigo fue conteste con las menciones del Oficial Inspector de Tránsito **********, quien relató al Tribunal que “.. viene un chico de nombre *** y me dice che **** allá en la esquina hay una señorita tirada en el pavimento, no se si esta borracha o drogada vamos nosotros y era una señorita tirada en la cinta asfáltica, el hombre sobre el cordón,, la cabeza sobre la calle España y yo … para no comprometer la cervical ni cualquier parte del cuerpo no la muevo … le tomo el pulso y le digo que te pasó mamita y me dice ´me duele mucho la cabeza` y le hablo a la persona para que no se duerma, le pregunto te peleaste con tu novio o tu marido y ella me dice si, me golpeó mucho la cabeza contra la pared ..”.

El sereno ********** relató en el Debate como fue ese momento, “ ella dijo que le dolía la cabeza y mi marido me pegó contra la pared y contra la pared me tiraba ...”,”.. dijo ella que le dolía mucho la cabeza y que le pegó mucho contra la pared, que le pegó mucho contra la pared, y ahí veía una tira de sangre y espuma por la boca”.-

El Sr. ************ dijo “…Caro le preguntaba como te llamas?, que te pasó? donde vivís?, y lo poco que pudimos escucharla porque balbuceaba era que se llamaba *********, que vivía en el *********, y que dijo “.. me pego contra la pared tres veces ..”.

Es por esos momentos que el Oficial Inspector ******** - quién tenía experiencia por su función – decide llamar a la ambulancia del municipio, pero según lo relata el testigo ésta estaba ocupada, y tomó entonces la opción de llamar al nº 100 donde se comunicó y pidió que manden a un patrullero, identificándose como funcionario inspector municipal de tránsito, y requiriendo la urgente presencia de una Ambulancia “ porque tenía a una persona de sexo femenino tirada en la vía publica”, pidiendo que “bajen a la zona”.

Explica luego que mientras esperaban el arribo de esa Ambulancia, la víctima”… balbucea y me dice tengo ganas de defecar, de defecar, y yo le digo aguanta mamita ya estás en buenas manos…” - dato este significativo para el diagnóstico médico que junto a la bocanada de saliva y la hemorragia en el oído que refieren como posteriores a esa última manifestación, confirman el diagnostico de traumatismo encéfalo craneano del que me referiré más adelante.-



XIII.- Minutos después arriba al lugar una Ambulancia de la Dirección de Emergencias (107) a cargo de la médica Dra. ***********, quién por otra parte conocía a la víctima porque esta trabajaba también en esa Dirección, relató esta profesional en el Juicio, sobre los primeros momentos de su intervención explicando que estaba de guardia, que la operadora informa que había una persona en la vía pública que necesitaba asistencia, y se dirigió con el chofer, que llegan al lugar y ven a una persona entre la vereda y una parte en la cinta asfáltica, que estaba inconciente, que la empiezan a asistir y se da cuenta que era su compañera, que era de noche, las dos de la mañana aproximadamente. Recuerda que el cabello de la mujer estaba húmedo, que había gente rodeándola, que con el chofer la inmovilizan y la suben en la camilla, y luego arriba de la ambulancia. Explicó que la encontró en estado de inconciencia y no recuerda sobre sus signos vitales. Alguien dijo que parece le quisieron robar, la cartera estaba revuelta pero en el lugar, no recuerda quién lo dijo. Refirió la testigo que ********** no respondía cuando la llamaba, al reconocerla la llamaba por su nombre, que cuando la encuentra estaba en el suelo e inconciente - dijo.

Esta profesional explicó además que observó en la víctima que tenía como una espuma en la boca, entonces lo primero que hizo fue liberar la vía aérea, tenía mucha saliva que hacía espuma por lo que le puso oxígeno. Aclaró la testigo que ella no hace diagnóstico médico pero considera que el estado en que encontró a esta persona lo pudo ser por traumatismo o golpe interno, o que pudo tener algo adentro y reaccionar así, o tenido una reacción por un psicofármaco, o por consumo de alcohol, pero aclaró que “… aliento alcohólico no tenia ..” afirmó. Aclaró además la profesional que “.. la vía aérea estaba libre pero había excesiva saliva, y yo la limpio para que ingrese bien el oxigeno y al hacerlo veo que no tenía nada en la garganta y la boca, eso fue en la ambulancia …” .

Relevante fue lo expuesto por esta primera profesional que asiste a ************ en el sentido que “… no tenía aliento alcohólico…”. Aquí la apreciación corresponde a un profesional de la salud y es superadora en ese aspecto sobre lo que pudo suponer la vecina ************ cuando la despidió aquella noche a *************, quien afirmó que no emitió palabra alguna, entonces no se entiende la mención que hizo en este aspecto del aliento u olor a bebidas alcohólicas.

No obstante, no me pasa desapercibido en esta cuestión (en la del aliento alcohólico) que la médica es conteste con el relato de *********** - que es la persona que se arrodilló y habló con *********** antes de su inconciencia, y que sostuvo firmemente que la víctima no tenía ese olor o evidencia de consumo alcohólico. Sumo a todo esto que la Dra. ******** mas adelante en su relato dio razones a sus dichos “… no tenía aliento alcohólico porque me acerqué y no tenía olor alcohólico…”.

Esta cuestión la relaciono también con la circunstancia que no se dispuso examen de alcoholemia al ingreso de la víctima al Hospital local- según surge de la Historia Clínica glosada a autos - circunstancia de la que infiero que tampoco los médicos de Emergencias del Hospital que asistieron a ************ a su ingreso consideraron que esa persona esté bajo los efectos del alcohol, y menos aún los médicos del Área de Terapia Intensiva de ese Nosocomio, que según sus registros incorporados a la causa nada advirtieron de ello, situación que por otra parte considero de ninguna manera pudo ser pasada por alto por estos especialistas médicos conocedores de cuadros alcohólicos. Concretamente entiendo que del plexo surge en forma clara que la víctima superó el control de por lo menos tres (3) médicos quienes no advirtieron que tenga algún grado de alcoholización por ingesta, a punto tal que ante semejante emergencia tuvieran que practicar estudio de alcoholemia. De todo ello es que infiero sin dificultad que *************** no había consumido bebidas alcohólicas como lo sostuvo el imputado al momento de ser indagado.



Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7   8   9


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos