9952 caratulada: “sosa garcia, adrian walter edgardo p/sup. Homicidio agravado por la relacion de pareja con la victima cometido contra una mujer mediando violencia de genero – vtma. – Capital”



Descargar 468 Kb.
Página3/9
Fecha de conversión20.03.2018
Tamaño468 Kb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9

V.- Una vez de regreso ******** al interior del dpto. y nuevamente juntos imputado y víctima, sin dudas que se retoma la controversia de pareja porque lejos de cesar los ruidos a golpes y las corridas, estos se incrementan - según lo confirmó la testigo ************. Era tan evidente esa situación, que la dueña de casa se prometió tomar medidas al día siguiente, relatando esta circunstancia al tribunal “seguían los ruidos y dije mañana voy a hablar que es lo que está pasando acá y me acosté porque estaba mirando Animales Sueltos.”.

Antes de avanzar más en la secuencia de los hechos, no puedo dejar de considerar la circunstancia que surge de los dichos de la dueña de casa y vecina de abajo, en el sentido que pone como clara evidencia que allí arriba en el departamento del imputado ocurría algo fuera de lo común, algo malo estaba pasando. Entonces busco alguna repuesta y me valgo ahora del descargo que hizo el imputado en este aspecto, lo que dijo cuando declaró en la causa.

Refirió en su defensa Adrián Sosa García respecto a esos ruidos y golpes, que su pareja se encontraba como en una situación de excitación, de nerviosismo, estimando que era producto del consumo de alcohol y medicamentos por parte de ella. Lo dijo de esta manera “me encontraba durmiendo y escuché ruidos…eran ruidos de muebles que se corrían, cajas, pasos, eso me despertó, me levanto y veo que ******** estaba acomodando cosas, muebles, cajas, le digo si era necesario hacer esas cosas a esa hora .. la note nerviosa como con un cambio abrupto entre que me acuesto y me despierto, estaba tomando fernet con Paso de los Toros y se había tomado la medicación que ella tenía de por vida prescripta que es Clonazepam y Certralina, había tomado una dosis antes que me acueste y posteriormente cuando me despierte la encontré haciendo ruidos, taloneando, moviendo cajas y estaba tomando bebidas que mencioné y estaba nerviosa …”. Aclaró el imputado que “tenía una buena relación, salvo cuando se producían los arrebatos que hacía con la medicación que no se puede mezclar con alcohol y ella los hacía habitualmente por ahí la tenía cuatro días dormida .”.

Es útil aclarar para una mejor comprensión, que de esta versión surge en buena medida la posición asumida por la defensa en el sentido que ****** había consumido esa noche bebidas alcohólicas, o medicamentos, o ambos a la vez – de tal forma que más tarde se cae en la vía pública, presumiblemente se golpea su cabeza, se bronco-aspira y que como consecuencia de esto surge luego una infección que deriva en una sepsis incontrolable que la lleva a la muerte. En este sentido adelanto que no comparto la misma, y que en el mérito iré explicando porqué la realidad de los hechos es otra, y que tiene como fundamento la agresión física que sufriera la víctima de la causa en el contexto de violencia habitual que existía en la pareja que formaba con el imputado.

Tomo el relato que hizo el imputado, y lo trato de corroborar con el plexo probatorio, pero a poco que avanzo admito que no se condice en nada su versión. Así en primer término advierto la discordia con los dichos de la vecina *************, explicando que las corridas que escuchó eran de mas de una persona, dijo: “le recomendé a él que no camine con taco y siento que él se descalza y siento los talones pera esta vez fue que corrían los pies descalzos y había otros pies que no eran con talones sino con la planta y después sentí que cayeron los muebles...”. Entonces queda claro que es contradictoria con esta situación vivenciada por la locadora la hipótesis propuesta por el imputado para justificar los ruidos, de que – únicamente - *********** corría y él mientras tanto dormía, cuando en realidad según lo expusiera la testigo en esas corridas y “taloneos” participaban más de una persona, y en esa habitación solo había dos, tal como lo sostuvo el imputado.

Tampoco en mi opinión resulta ajustada a la verdad la mención que hizo el imputado en el sentido que esas corridas y ruidos eran causados por su pareja porque se encontraba bajo los efectos del consumo de bebidas alcohólicas como Fernet con Paso de los Toros, y que también ella además había ingerido su dosis habitual de medicamento como el clorazepan y certralina, y que presumiblemente luego tomó mas medicación, siendo todo esto según esa inferencia, la causa de la inusual actividad y movimientos de la víctima en esos momentos. Dijo el imputado que su pareja por entonces estaba descontrolada, “estaba hecha una yarará…” dijo.

Todo esto que se afirma desde la palabra del imputado, no lo he podido corroborar en las pruebas y explico porqué. Mi opinión contraria surge en primer término respecto que la mezcla de bebidas alcohólicas con clonazepan produce un efecto distinto al mencionado por el imputado, entonces éste se aparta a la realidad. Es que los médicos en el Juicio explicaron que productos como el clonazepan y la certralina son depresores del sensorio, y su mezcla con alcohol aumenta ese efecto, lo potencian, aumenta el efecto sedativo de la droga. El psiquiatra Dr. ************** sobre esta cuestión explicó “la combinación con los fármacos se potencia la cuestión sedativa, el efecto del ansiolítico puede durar cuatro o cinco horas y con el alcohol puede durar más, depende del caso, una paciente que nunca tomo ansiolíticos y con media pastilla y alcohol queda planchada y si está acostumbrada no …”. En el mismos sentido se expidió el psiquiatra médico del Cuerpo Médico Forense Dr. ********** quién respecto a esta cuestión sostuvo “el clonazepan es un tranquilizante menor y depende de la dosis e idionsicrasia del sujeto, teóricamente tendría que estar más tranquilo con eso, porque es un depresor del sistema nervioso, se puede repotenciar...”.

Entonces la hipótesis que propone el imputado como justificante de lo que estaba ocurriendo en esa planta alta de la calle ********, o sea la mezcla que hizo su pareja de alcohol con clonazepan no la convirtió en “una yarará”, ergo no corría sola y tiraba muebles aquella noche en esa habitación



Relacionada con esta cuestión de los medicamentos, no dejo de tener presente que el imputado mencionó en su descargo que su pareja por su insistencia concurrió al Hospital de Salud Mental “San Francisco de Asís” desde hacía seis o siete meses atrás, lugar donde un médico le recetó clonazepan y certralina, agregando que como tenía trastornos del sueño le recetaron zolpidem, que es un medicamento que se toma entre 0,5 y 10 mg. como máximo al momento de acostarse - dijo. Mencionó que el médico le dio unas muestras y le dijo que empiece con 0,5 y la primera vez tomo tres comprimidos, o sea 30 mg. y que entonces el médico le sacó la medicación. Todas estas circunstancias que afirma la versión del imputado, tampoco encuentran un correlato probatorio que le dé la razón, aún considerando que en el Juicio se amplió la prueba recabando información del citado Hospital Psiquiátrico y obteniendo la declaración por expreso pedido de la defensa del último médico que atendió a la victima en ese nosocomio. Y de esos antecedentes de la historia clínica ampliada, no surgen registros o anotaciones de esas asistencias como las que refiere el imputado y que sirva de sustento para sostener la versión de los hechos de esa parte. No hay registros de que se hayan recetados en el periodo en que se desarrolló la pareja del imputado y la víctima medicamentos como los mencionados por el imputado, tampoco hay registros que la victima haya concurrido últimamente a ese nosocomio. Es más, en el Juicio el médico psiquiatra ********** - quien explicó que la última vez que atendió a ********** fue el 11 de Julio del año 2012 – recordó que por entonces la nombrada tenía síntomas de ansiedad por dos situaciones, su situación de inestabilidad laboral y por conflictos con una pareja con quien había cortado hace tres semanas. Entonces nada de esto guarda correlato con las afirmaciones que hizo el imputado, su versión pierde credibilidad.-

VI.- Retomando ahora la secuencia de los hechos, ubicándome en el momento cuando *********** desde el balcón reingresa a la habitación - luego de haber sido advertida por la Sra. ********* para que cesen con los ruidos - se produce una circunstancia muy significativa para resolver en la causa. Me refiero la comunicación telefónica que hace ******** en esos precisos momentos a su hermana **************, a quién pone en alerta sobre el riesgo de vida que corría por esos momentos. Obra constancia en la causa sobre esa comunicación, y surge del informe de la División Informática Forense de fs. 85, donde indica como registro de llamadas en el teléfono 543794779696 de ************* una llamada entrante de *********** del día 14/05/2013, a las 00,37 hs, y a continuación una llamada saliente al mismo número a las 00,37 hs.- En esa llamada ************ habla con su hermana, circunstancia que en el Juicio relata en forma conmovida al Tribunal. Sostuvo que “...el día 14 de mayo del 2013 a las 12,30 horas recibo una llamada de mi hermana y cuando habla ya le noto la voz y me dice “*****”... al notar su voz me levanto de la cama … yo le digo que te pasa? me dice …siempre te dije que si a mi me pasaba algo te ibas a hacer cargo de mi hija ****, yo te quiero mucho ****, cuídale a **** porque de esta no salgo a no hay mas solución para mi … - continua el relato - “ … decime **** donde estas y le digo voy a buscarte … y escucho la puerta y una voz empieza a insultar a mi hermana y escucho …hija de puta coges con todo el mundo te voy a matar a vos y a toda tu familia .. . yo le decía … decime dónde estas y me dice ..no *** que es muy tarde para mi, es la ultima vez que vas a escuchar mi vos y que quiero que le digas que quiero mucho a todos mis hermanos …” luego …”la voz masculina en ningún momento se calló y eran insultos y cosas irreproducibles y algunas de las cosas que le decía era hasta tu papa te coge .. y mi hermana se despide de mi…. me dice no se olviden de mi nunca, no se olviden de mi, chau ***** …y corta…”.

No me pasa desapercibido de este relato la concreta referencia que hace la testigo sobre las “amenazas de muerte” que profería quien estaba del otro lado de la línea en contra de su hermana la víctima *****, situación que tiene relevancia jurídica y de la que me referiré a posteriori al momento de tener que tratar el dolo de comisión.

La existencia de la llamada y las consecuencias que generó es un dato probatorio importante porque guarda correlación y realza el contenido de los dichos de ***********, quién afirmó que a esa hora y en el interior de ese departamento de Sosa García seguían los ruidos a corridas y golpes como a caídas de muebles.

Surge además como otro dato de interés para resolver, que esa comunicación telefónica la produce ***** desde el interior del Dpto., o sea en la habitación, situación que la deduzco de considerar que la testigo del piso inferior observó primero como la víctima ingresó desde el balcón al interior de la habitación, y que después que ingresó continuaron las corridas y los golpes, circunstancia esta última que se condice con el relato de ****** en el sentido que cuando recibe la llamada telefónica puede escuchar sonidos como forcejeos, además de duros improperios y la concreta amenaza de muerte.

A los ruidos, a los golpes, a la llamada telefónica, y al contenido de esa comunicación donde la víctima alerta sobre el peligro que corría su vida, se suman ahora otras claras evidencias que me generan credibilidad respecto al contenido de esa llamada telefónica que relata *************, como destinataria de la comunicación. Es que las circunstancias que se produjeron a partir de la misma me indican - sin dejarme dudas en este aspecto - que ************** avisó a su hermana que su pareja la estaba agrediendo esta vez de manera o fiereza tal que su vida corría peligro. Digo esta vez, porque en el plexo se acreditan otros antecedentes de violencia en esa pareja, de los que me voy a referir al expedirme en la cuestión de género que trato más adelante en la tercera cuestión.

Recibida la comunicación se produce un hecho significativo, cuál es que se moviliza toda la familia *********** a esa hora de la madrugada para rescatar a *************. En otras palabras, lo que quiero significar es que me resulta muy evidente que las circunstancias que refiere haber escuchado *********** del otro lado de la línea son verídicas, son reales, porque es la explicación a todo lo que pasó en el seno familiar a partir de ese momento. Tal fue el contenido de esa comunicación que se generó un estado de alarma y notoria preocupación en la familia de la victima, a punto tal que uno de los hermanos - el varón “******” tomó su moto a las una de la madrugada y salió en la búsqueda y al rescate de su hermana, incluso con destino incierto porque no sabia bien la dirección, circunstancias todas acreditadas en la causa.

Según el relato de la familia, ********** recibe la llamada de su hermana *****, y alarmada por su contenido avisa de lo ocurrido a su hermano ****, y este como no tenía la dirección del dpto. de la calle **** sale buscarla a la deriva, con poca información, solo con la que se habría mudado cerca de donde vivía con Sosa García, luego regresa ante el fracaso y su otra hermana ***********le consigue con la hija de ***** el número del imputado Sosa García, así logran comunicarse con éste quien primero le corta la comunicación, luego llama y coordinan a esas horas un encuentro, todo ante el desesperado reclamo que hacía *********** para saber algo de su hermana.

Tengo muy presente en este aspecto y a los efectos probatorios la mención que hizo el testigo ******, esposo de una de las hermanas de la víctima (******** – y que fuera propuesto por la defensa del imputado) persona que relató al Tribunal que, en esos momento dormían con su esposa en la madrugada de aquel día, y que “...recibe el llamado de su hermana *****, mi mujer solo que dijo que el marido le estaba pegando.., le estaba matando…, eso le dijo la hermana ..”. Aclaró que “... Eso ocurrió a medianoche doce y media más o menos…”. Entonces este testigo confirma esa comunicación generando certeza sobre su contenido, concretamente que su esposa por esos momentos le manifestó que su hermana ******** dijo que su pareja la estaba matando.



************** explicó también lo que sucedió luego de la comunicación, dijo “ desesperada como no sabia donde se encontraba le llamo a mi hermano que le dicen *** y le digo vos sabes donde vive ********* porque el marido le esta matando a palos” “.. Yo tenia entendido que vivía en **** y **** y me hermano me dice… ya salgo a buscarla…”.

Esto último guarda correlato con el relato que hizo el hermano de ********** – “***********” quien sostuvo “yo estaba acostado y recibo un llamado de mi hermana ********* y me dice que le estaba por matar a ella y a toda su familia, intento comunicarme con ****** y no puedo .. voy a la casa de ***** y le digo tenes la dirección de ******** está teniendo problemas … agarro mi motito y voy .. voy para el centro y llego a la Comisaría Tercera y le comento lo que está pasando con mi hermana .. Vuelvo.. llego y le digo a ***** este es el numero que me dio y llamo y le digo vos sos Adrián Sosa. .. me dice quien de los ************ sos, me corta, y me vuelve a llamar y me dice yo quiero hablar con vos y yo le digo yo quiero también hablar con vos me entere de que le estas pegando a mi hermana, dame con ********* le digo y me dice recién salió de acá, en eso me corta el teléfono y le digo a **** vamos a la Cría. Once y me acompaña… “.

Más adelante en el relato explica el testigo “agarro mi moto, agarro Rivadavia llego a Jujuy le veo al Sr. pero no freno, voy por Moreno y Paraguay y me llama mi hermana y me dice ********* ya la encontraron a ****** la están llevando al Hospital ... y le digo voy para allá y le veo a tres tipos tomando mate, que me chistan y me dice el Sr. ****** que andas haciendo ...? Y yo le digo estoy buscando a mi hermana y me dice acá a mitad de cuadra es ahí donde esta el Sr. y le digo voy a hablar con él y me dice espera y se identifica y habla por su teléfono y dice mándame un móvil…

Conteste con todo esto la otra hermana –******* - confirmó al Tribunal con su declaración esta circunstancia refiriendo “... fue en la madrugada del 14 a las doce de la noche, mi hermana le llama a mi hermano mayor y él me comunica a mi porque vivimos todos en un mismo terreno, y me dice que Adrián le estaba pegando a ********* y que no iba a salir de ahí …”. Como no tenían la dirección a donde se había mudado ********* con Sosa García relata ****** que deciden con su hermano pedirle a la hija de la víctima la dirección pero le da el teléfono de Sosa García, entonces llaman por teléfono, atiende el imputado y le dice que su hermana acaba de salir y corta.

Para que se entienda, lo que quiero significar que sin dudas ********** en esa comunicación alertó a su familia usando términos indirectos de que estaba siendo víctima de agresión física grave, de tal manera que se movilizó toda la familia en su auxilio. No encuentro otra explicación a semejante movida en esas horas de la madrugada por parte de los hermanos de la víctima. Esto tiene incidencia en la cuestión de las pruebas porque se puede inferir sin dificultad que inmediatamente después de esa comunicación – la que seguramente ofuscó más al imputado – se incrementa el nivel de agresión que causará más tarde en el tiempo la muerte de *************.

Los testigos ******, ******* y ********, de los que me expido más adelante, confirman todo esto cuando relatan cómo más tarde se hace presente en las inmediaciones del lugar donde hallaron a ******** tirada en la vía pública su hermano *********. Sostuvo ****** “... Pasaron diez minutos y viene un Sr. en la moto y se para en la acera con un celular fuerte y le dijo donde estás vos y dedujimos que era el señor y le digo veni vos estás preguntando por una señora y le digo ya se la llevaron”. Reitero, todo esto me genera certeza en que los hechos sucedieron como los tengo por acreditados.-



VII.- Retomando los momentos culmines en el interior de aquel departamento de la calle Jujuy, cuando se producían los forcejeos y agresiones del imputado hacia su pareja, comienzan los golpes de puño, de los cuales dos dejan evidencias concretas en la víctima, uno en la zona de la clavícula derecha, y otro en el pómulo derecho del rostro. También dejan evidencia en una de las manos del imputado, la derecha con la que infringe el golpe. Surge todo ello con meridiana claridad si se relaciona el momento de agresividad escuchado por la hermana de la víctima al recibir la comunicación telefónica, y las evidencias físicas resultantes de los informes médicos.-

Respecto de la lesión de la mano derecha del imputado, se lo acreditada con el informe médico de fs. 108, del examen medico a que fuera sometido el imputado ese mismo día del hecho en horas de la mañana (08,15 horas) donde se indica la constatación de “escoriaciones rodeadas de equimosis en cara dorsal de mano derecha a nivel de la articulación metacarpiana, lesión compatible con la producida por o contra objeto romo y duro”.

El correlato del golpe lo encuentro en el informe de fs. 39 donde se refiere que al examen que se le practica a la víctima presenta “equimosis en región geniana derecha en región sub maxilar derecha de 4 x 5 cm. equimosis en región supraclavicular derecha de 4 x 5 cm. aproximadamente...”. Aclaró el médico Dr. ********* autor del informe en el debate explicó que existió un error material en la consignación de la fecha del examen médico, rectificando que lo practicó el día 15/05/13 a las 00,39 hs., circunstancia relevante porque sostuvo también que las lesiones por su coloración violácea tenían una evolución de 24/48 horas, circunstancia que me indica por la data de su producción, que están directamente relacionadas con el momento en que se desencadenaron los hechos.

Conteste con este último informe se incorporó similar del Dr. *************** de fs. 298/299 donde precisa la existencia de “placa esquimótica de 4 x 5 cm. en región geniana derecha (pómulo) y placa esquimótica de 4 x 5 cm. aproximadamente en región supraclavicular derecha.

Se relaciona también la lesión en el pómulo derecho referido por el Dr. ********** con la mención que hizo el testigo ********* – quién asistió a la víctima en la calle – quien sostuvo haber observado por entonces una lesión en el rostro “al lado de la nariz como que le faltaba un pedacito de piel ..” y también una cortadura del labio del lado interno, según lo dijo en el desarrollo de la Inspección Ocular.

Además de esas evidencias concretas traducidas en las lesiones que describí, se sumaron otras como las referidas por los testigos en oportunidad de la Inspección Ocular (266/267), así ******* en esa oportunidad afirmó que observó “que la chica tenía el labio mordido del lado de adentro, se notaba desde un primer momento, una presión de dedos en la cara, en el pómulo izquierdo tenía una lastimadura como de una uña…”, entre otras referencias.



VIII.- Luego del golpe de puño, vino lo peor. En efecto, es cuando el imputado decide ir más allá con la agresión física, de tal forma que en determinado momento de la disputa toma con su mano la cara de ********** en su lado izquierdo, y con movimientos hace que golpee en forma reiterada su cabeza contra la pared en la zona del occipital, impacto que le produce un traumatismo cerrado de cráneo, el que a su vez genera un edema de cerebro que va evolucionando en el tiempo haciendo que la víctima vaya disminuyendo sus funciones sensoriales en forma paulatina y con el correr de los minutos, a medida que se van afectando sus centros nerviosos. Luego, y como consecuencia de esta última circunstancia *************** cae al piso, siente fuertes dolores de cabeza, disminuye en su habla, comienza a balbucear, tiene ganas de defecar, emana mucha saliva, tiene una hemorragia por sus vías auditivas, se dificulta su respiración hasta que ingresa a un estado de inconsciencia generalizado del que nunca se recuperará hasta el día de su muerte.-

Doy sustento a esas circunstancias primero tomando los relatos de las personas que auxiliaron a la víctima en los momentos en que yacía tirada en la vía pública, cuando todavía podía hablar y contar su verdad.-

Así *********** sostuvo - en lo pertinente - que se inclinó ante ella, le tomó el pulso y que le preguntó “.. Que te pasó mamita…” y la testigo le dice “… me duele mucho la cabeza… y le hablo yo a la persona para que no se duerma… le pregunto te peleaste con tu novio o tu marido? Ella me dice sí me golpeó mucho la cabeza contra la pared, le digo quédate tranquila “procediendo luego el testigo a llamar a la ambulancia según afirmó. Explicó además el testigo que ************ balbuceaba y le dijo “tengo ganas de defecar .. yo le digo aguanta mamita que estás en buenas manos “ Luego en el desarrollo de la testimonial ante repreguntas el testigo fue terminante en este aspecto “… me dice me duele la cabeza, me golpeó mucho la cabeza contra la pared, yo repito lo que la Sra. me dijo ..”.

Más precisión en el relato de este testigo lo encuentro en el momento de la Inspección Ocular, mas cercana en el tiempo al hecho, oportunidad en que manifestó que la víctima le dijo “me pegó tres veces la cabeza contra la pared” circunstancia relevante porque guarda correlato con la declaración de los otros testigos.

Entonces de este testimonio se puede inferir sin dificultad que en efecto Adrián Sosa García le golpeó la cabeza contra la pared a *****, le golpeó mucho, le golpeó tres veces.-

Otro testigo, el sereno de la cuadra – ******** - revalida los dichos de ******, porque a igual que éste refiere que escuchó de boca de la víctima decirle a ***** que el novio le golpeó mucho su cabeza contra la pared. Así lo dijo al Tribunal este testigo “Caro le agarró el brazo y le tomó el pulso y ***** hablaba y empezó a mover la cabeza la Sra. Y ella quería decir algo y no se le entendía porque ***** estaba cerca de ella y le sacó como se llamaba y ella dijo Verón … y estaba a dos o tres metros y eso nomás se escuchaba, ella dijo que le dolía la cabeza y mi marido me pegó contra la pared y contra la pared me tiraba ..””.. Dijo ella que le dolía mucho la cabeza y que le pegó mucho contra la pared, que le pegó mucho contra la pared, y ahí veía una tira de sangre y espuma por la boca”.

También el testigo ************ fué muy claro en este aspecto, dijo (fs. 123/124) en lo pertinente que *********** teniendo conocimiento fue el que le dio los primeros auxilios, le tomo el pulso, cuando vimos que estaba todavía conciente ****** me pide mi teléfono y llamo al 100 Bomberos…”. Explica el testigo que ***** le preguntaba como te llamas?, que te pasó? donde vivís?, y lo poco que pudimos escucharla porque balbuceaba era que se llamaba ********, que vivía en el Pujol, y que dijo “…me pego contra la pared tres veces ..”.

Finalmente otro testigo, ********** fue conteste en que ******* le preguntaba a esta persona si estaba bien, pero sostuvo que no se le entendía porque no hablaba bien “... Balbuceaba la persona, no podía hablar bien...” dijo. O sea para este testigo la víctima no hablaba bien, balbuceaba, circunstancia conteste con los dichos de *****, ***** y *****.-

Con meridiana claridad surge de estos relatos que la víctima de la causa antes de descomponerse y entrar en un estado de inconciencia pudo sindicar al autor del hecho – su novio – y además explicar la mecánica del hechome golpeó mucho la cabeza contra la pared “ “me golpeó tres veces ...” dijo.-



Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7   8   9


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad