72-U. 1/13 instruida contra el imputado daniel L. O. relacionado también con apellido O



Descargar 35.4 Kb.
Fecha de conversión18.03.2019
Tamaño35.4 Kb.
Vistas27
Descargas0

72-U-1-13

TRIBUNAL SEGUNDO DE SENTENCIA, SANTA ANA, A LAS QUINCE HORAS DEL DÍA QUINCE DE ABRIL DE DOS MIL TRECE.

Causa 72-U.1/13 instruida contra el imputado DANIEL L.O. relacionado también con apellido O., […]; procesado por el delito de ACOSO SEXUAL tipificado y sancionado en el Arts. 165 del Código Penal, en perjuicio de la niña […], también relacionada como […] y como […], actualmente de trece años de edad, del domicilio de San Sebastián Salitrillo, representada legalmente por sus padres […], de 38 años de edad, de oficios domésticos y […], también de 38 años de edad, albañil, ambos del domicilio de San Sebastián Salitrillo, portadores de sus documentos únicos de identidad en su orden números […]

Actuaron en el Juicio Oral, la Agente Fiscal Auxiliar Licda. Karla Georgina Burgos Pocasangre y el Defensor Público Licenciado Rafael Antonio Ramos Aquino, ambos profesionales mayores de edad, abogados y de este domicilio.

Conoció de los hechos acusados este Tribunal en su carácter unipersonal, representado por el suscrito Juez Licenciado Carlos Alfredo Alvarado Rodríguez conforme el Art. 53 Pr.Pn.



Ante el Juzgado de Instrucción de Chalchuapa se interpuso acusación contra el imputado por los hechos también relacionados en auto de apertura a juicio de la siguiente manera: “…El trece de noviembre del año dos mil doce, aproximadamente a las trece horas con veinte minutos los Agentes de la Policía Nacional Civil ODIR EMIDIO LOPEZ VARGAS Y ELISEO ANTONIO BAÑOS AYALA, destacados en el puesto policial de San Sebastián Salitrillo, procedieron a la detención en flagrancia del imputado DANIEL L.O., por los hechos siguientes://///El dia trece de noviembre del año dos mil doce, aproximadamente a las doce horas con treinta minutos, la menor […], de doce años de edad y quien padece retraso mental moderado se encontraba sentada sola en un carretón dentro de un cafetal ubicado en el tablón dieciséis, Finca Perseverancia, San Sebastián Salitrillo, en momentos que sus padres […], se encontraban cortando café en el interior de la finca, en ese momento llegó el imputado DANIEL L.O., quien se sentó junto a la menor y le manifestó que “estaba bien bonito y que se la iba a robar”, luego este señor le tocó la mano y la pierna a la menor por encima del pantalón, y le dio un beso en el rostro por donde su ubica la sien derecha, comenzando a gritar la meno, por lo que su padre en ese momento acude a su ayuda y saca una hondilla y el corvo que portaba, porque en ese momento el imputado también sacó su corvo le hizo el además que iba a atacarlo con el objeto, por tal motivo el padre le preguntaba al sujeto que le había hecho a su hija, y el sujeto le manifestó que “solo enamorándola estaba”, y cuestionó al padre de la víctima si a el no le gustaban las mujeres, y por esto él me manifestó que buscara mujeres adultas, dando aviso a la PNC del lugar y los agentes antes mencionados procedieron a la detención del imputado y a la incautación del arma blanca que el imputado portaba consistente en un corvo de aproximadamente dieciocho pulgadas de largo cacha de caucho color negro.”

En la acusación y en auto de apertura a juicio, los hechos fueron calificados como Acoso Sexual; recibidas las diligencias en este Tribunal, en atención a la condición de la víctima de ser menor de edad, se decretó la reserva parcial del proceso en cuanto a que el mismo solo podría ser consultado por persona que acredite su legal interés y que a la vista pública solo podrían ingresar los familiares de víctima e imputado, así mismo se ordenó omitir relacionar el nombre de la víctima en las citaciones que se hiciesen y en todas las demás comunicaciones donde resultare innecesario en consonancia al Art. 106 Lit. d) CPP y se fijaron las ocho horas y treinta minutos del día quince de abril de dos mil trece para la realización de la vista pública.



Del Juicio Oral se tienen los siguientes apartados:

I.- El suscrito Juez en el juicio oral, valoró conforme a las reglas de la sana crítica las pruebas que a continuación se detallan:

PERITO:

  • María Carolina Villalta García

TESTIGOS:

  • […]

  • […]

  • […]

DOCUMENTOS:

  • Certificación de Partida de nacimiento de la víctima fs. 7

  • Informe de peritaje psicológico de fs. 14 a 17

ANÁLISIS Y VALORACIÓN DE LA PRUEBA INMEDIADA:

Al folio 7 corre certificación de asiento de partida de nacimiento de la víctima, cuyo nombre es […], quien nació el día diecisiete de marzo de un año NO LEGIBLE AL FRENTE DEL DOCUMENTO, PERO EN EL SELLO DE CERTIFICACIÓN AL VUELTO CONSTA QUE ESTÁ ASENTADA EN EL AÑO DOS MIL DE NACIMIENTOS DE LA ALCALDÍA MUNICIPAL DE SAN SEBASTIÁN SALITRILLO; dicho documento es público por haberse extendido por autoridad en el ejercicio de sus funciones según el artículo 331 del Código Procesal Civil y Mercantil en relación con el artículo 20 del mismo Código y por tanto prueba documental en sentido estricto conforme con el artículo 244 del Código Procesal Penal cuya autenticidad se presume salvo prueba en contrario según el artículo 334 del Código Procesal Civil y Mercantil.

Del folio 14 al 17 se tiene resultado de evaluación psicológica que a petición policial y como acto urgente de investigación se hizo el catorce de noviembre del dos mil doce por la Psicóloga Forense María Carolina Villalta, adscrita al Instituto de Medicina Legal de esta ciudad, en la menor […], auxiliándose la perito, ante el retardo mental de la menor, de preguntas hechas a la madre de ella, teniendo como objetivo el examen “...determinar tipo de víctima, si presenta trauma psicológico, si requiere tratamiento, la frecuencia y el valor económico de las terapias...” En principio ha decirse, tal cual lo ha hecho el suscrito Juez en previas resoluciones que los informes periciales deben incorporarse al Juicio por regla general mediante el dicho de su responsable a menos que las partes estipulen sobre el contenido del informe según el artículo 178 del Código Procesal Penal, presupuesto en el que estaríamos frente a un dictamen u opinión profesional extendido mediando comisión o informe; en este caso se comisionó policialmente a la psicóloga María Carolina Villalta la práctica de dicha pericia pero tal comisión no fue según lo previsto en el Código Procesal Penal pues no existe facultad otorgada a elementos de la Policía Nacional Civil para requerir la práctica de tales pericias, las que, bien pudieron pedirse por autoridad fiscal aun considerando que las secuelas psicológicas de un hecho delictivo se presume permanezcan en el tiempo lo suficiente para ser requeridas en el término administrativo del proceso por fiscalía. De ahí que la práctica de dicha pericia está viciada desde su inicio, más dicha irregularidad no desacredita lo concluido en ella considerando precisamente que pedida por una u otra autoridad los presupuestos se mantendrían y las conclusiones sobre ellos también y de requerirla nuevamente por autoridad fiscal o judicial sólo vendría a coadyuvar a una revictimización por cuanto la niña habría de enfrentar nuevamente entrevista y evaluación sobre los hechos sufridos. Por otro lado no está demás enfatizar que al tratarse de un acto urgente de investigación, la pericia no requería ser practicada bajo supervisión judicial o de partes, misma, que se logra al tornarse prueba dentro del Juicio y por cumplimiento del Principio de Inmediación que es uno de los que rigen la Vista Pública.

Así tiénese que la menor sobre los hechos a preguntas directas que se hicieron ante el retardo mental que presenta dijo se encontraba en la finca con “...papá...mamá...sentada carretón...allí...un saco...café...un viejito...me tocó... la mano...después...la pierna...y me besó...aquí...(Señala frente)...en el cerebro...grité me asustó...” A preguntas de lo qué le dijo el viejito respondió “...estas bonita...quieres ser mi hija...y yo callada....la boca...” Al preguntarle qué quería hacer el viejito contestó “...Robarme...no quería....que me llevara...”. Para la perito la menor adolece de retraso mental moderado equiparable a un desarrollo psíquico retardado incompleto teniendo por su naturaleza anulada las capacidades mentales para consentir o para valorar una experiencia sexual sea forzoso o no por lo que puede ser víctima revictimizable. Califica la perito el relato victima de consistente, congruente aunque expresado con seuda hilación reproduciendo experiencia de expresión sexo anómala. No hay indicadores de psicotrauma sin excluir la experiencia vertida. Se excluye la asistencia clínica. Le peritó firmó y selló el dictamen.



La psicóloga forense MARÍA CAROLINA VILLALTA GARCÍA: Teniendo a su vista el dictamen psicológico de fs. 9 a 10 dice que fue citada por haber efectuada una evaluación en una menor llamada […], el día catorce de noviembre de dos mil doce, la niña puede ser revictimizable por su condición mental con coeficiente intelectual moderado, menor de cincuenta percentiles, ante ello no tiene capacidad de vocabulario ni velocidad mental en responder, ante ella las preguntas deben ser extremadamente concreta, sobre los que le sucedió recordó lo esencial, recordó que le tocó la cabeza, y que el sujeto le dijo que se la iba a llevar para que fuera su hija y que le tocó la pierna, en ella no es posible encontrar trauma por su retraso mental, de allí que ante el estímulo da respuesta y la consecuencia dañosa no es tan rápida, ella recibe la experiencia y ella reacciona pero después eso no lo va a recordar, en lo básico es consistente lo que ella dice, que le tocó su cabecita, que le tocó la pierna y que le dio un besito en el cerebro.

Sobre toda la prueba de documentos se advierte que la misma corre como copias certificadas debidamente por la Jueza de Instrucción de Chalchuapa, según razones de apertura y cierre de folios 1 al 48 respectivamente.

[…]: Depuso que su hija es […] actualmente de trece años; que sobre los hechos puede decir que estaba cortando en la finca La Perseverancia de San Sebastián Salitrillo el trece de noviembre de dos mil doce, como a la una y cuarto había dejado a [...] como a quince metros sentada en un carretón ya que se habían cambiado de surco y le dijeron que se quedara allí, pues ella no puede cortar porque ella tiene una deficiencia de su capacidad; andaban con su familia su esposa […], su hija mayor […] y su niña […], andaban más personas pero estaban a distancia, al dejar a […] sentada en el carretón, oyó los gritos de ella y salió corriendo a verla y estaba ahogada en llanto, y vio que el señor procesado se retiró de ella, lo vio como a dos metros de su hija, había gente alrededor de unos quince metros, y la niña dijo que el señor le había besado la parte de la sien, que le tocó las piernas y que le había agarrado las manos, el testigo le preguntó al señor sobre qué estaba haciendo y el señor sacó el machete sacando el testigo su hondilla para defender a su hija y que ese señor se despojara del machete que sacó, la niña primero no podía hablar pero luego sí dijo lo que él había hecho, el señor botó su corvo y llamaron a la policía llegando en unos veinte minutos, y les dijo lo que el sujeto le hizo a su hija y los policías lo esposaron y lo subieron al patrulla, a su hija su esposa y su otra hija la llevaron a la policía para explicar las cosas; al procesado lo vio cortando allí también, no tenía ningún acercamiento con él.

[…]: Manifestó que el día martes trece de noviembre de dos mil doce, un señor agredió a su hija en la finca Perseverancia en San Sebastián Salitrillo, lugar donde andaban cortando café, como a la una a una y media andaba con su esposo, su hija […] de trece años y su otra hija […] de diecinueve años, cuando su niña gritó ¡Mamá!, en ese momento acababan de almorzar y había dejado a […] en un carretón a unos quince metros de distancia, ella estaba sola, al escuchar que gritó corrió a ver lo que le sucedía y al preguntarle qué le pasaba, le dijo que el viejito la había tocado, siendo el señor DANIEL, este señor ya había pegado unos pasos retirado de la niña, estaba como a la distancia del Juez (unos dos metros) la deponente bajó su canasto y abrazó a su niña quien temblaba y lloraba pues estaba asustada porque la había tocado el señor dijo que le había tocado su piernita, su mano y luego la besó por la frente, dijo que él primero le había dicho que si iba a la escuela y que estaba bien bonita y que se la iba a robar, se llamó a la policía, llegaron, preguntaron lo sucedido y se llevaron al sujeto. (CONTRA INTERROGATORIO) primero llegó donde la niña su esposo, la dicente iba a distancia cercana; la niña dijo inmediatamente lo que había sucedido, el señor Daniel obviamente ya se había retirado de su hija, la niña dijo que el señor se había sentado en un pucho de café que tenían.

[…]: Dijo que vino a la vista pública del señor DANIEL L.O., de quien efectuó la detención el trece de noviembre de dos mil doce en finca La Perseverancia de San Sebastián Salitrillo; todo empezó cuando estaba en el puesto policial de San Sebastián Salitrillo cuando recibió informe del comandante para que se constituyera a la finca dicha y allí se dirigieron encontrando al padre de la niña y el señor denunciado estaba a pocos metros, el padre de la niña dijo que ese señor había tratado de abusar de la niña ya que la tocó, la besó y además portaba un corvo, solo se incautó el corvo dicho, al señor Daniel procedieron a detenerlo.

[…]: Su declaración fue rendida anticipadamente el día uno de marzo de dos mil trece, documentada en disco de video (DVD) siendo orientada por la Psicóloga María Carolina Villalta García, quien comenzó a interrogar a la niña por su nombre, diciendo la víctima que se llama […], a ese momento de doce años; manifestó que vive en San Sebastián Salitrillo con su madre, su padre y su hermana, que en enero sus papás estaban cortando, acompañado de su mamá, su hermana y la deponente; que ese día fue […] a cortar café y que un “señor” la besó aquí (señala su sien izquierda, y le tocó las manos y le tocó la pierna (señala su pierna izquierda a nivel medio), ese señor se llama DANIEL, él le dijo a la deponente que se la iba a robar, solo eso le dijo; su papá, su mamá y su hermana llegaron, su papá llegó corriendo y el señor se fue corriendo, su hermana llamó a la policía, que don Daniel no le dio nada, él la tocó de la pierna con la mano (señala su pierna izquierda a nivel medio) y la besó aquí (vuelve a señalar su sien izquierdea) y como ella gritó la escucharon su mamá, su papá y su hermana y llegaron corriendo y a su papá le contó lo que el señor le había tocado la cara, que le besó la sien y que le tocó la pierna, que lo que señor Daniel hizo no le gusta, acotó que a ese señor ya no lo ha visto, a él no lo conoce, vive lejos, sabe que vive en el Matasano, él se sentó en el café (señala a su lado izquierdo), sabe su nombre, nadie se lo dijo, cuando eso pasó ella estaba en el carretón sola y sus papás estaban cerca cortando, y el señor se sentó en el pucho de café, cuando don Daniel se le acercó le sintió olor a alcohol.

Fue la declaración rendida por […] la que aportó las circunstancias de modo de ocurrencia de los hechos acusados, con algún grado de dificultad en su forma de expresarse, que no fue óbice para que manifestara que estando en un carretón en el lugar donde sus padres cortaban café, llegó un señor quien procedió sentarse en un “pucho” de café junto a ella y la besó de su sien izquierda, le tocó las manos y su pierna izquierda señalando que fue a la altura media de dicho miembro inferior, acotando […} que dicha persona también le dijo que se la iba a robar, provocando que la niña gritara y su familia llegó al sitio corriendo.

Por su parte, […} corroboró que su hija […] gritó cuando la habían dejado sentada en un carretón dentro de la Finca La Perseverancia de San Sebastián Salitrillo mientras dicho testigo junto a su esposa […] y su otro hija […] desarrollaban labores de corta, aportando […] circunstancias de tiempo y lugar; en ese momento, siendo las trece horas y quince minutos del día trece de noviembre de dos mil doce, escuchó que la niña gritó y fue [...] corriendo a donde se encontraba, viéndola ahogada en llanto y observó que el señor procesado se retiró de ella ubicándose a dos metros de su hija, quien le dijo lo que ese señor le había hecho y al preguntarle [...] al imputado sobre lo que hizo, éste sacó un machete, reaccionando [...] quien sacó su hondilla mas de ello no hubo conducta violenta más allá de mostrar sus armas; […] confirmó haber escuchado a su hija gritar y corrió atrás de su esposo y escuchó a […] cuando dijo que el señor presente la había tocado de su pierna, sus manos y que la besó por la frente, agregando frases como que el imputado le había preguntado si la niña estaba en la escuela y que le había dicho que era bonita.

Lo afirmado por [...] sobre la conducta del imputado, debe confrontarse con el análisis psicológico efectuado por la perito María Carolina Villalta García, quien en juicio manifestó que la niña no presentó trauma explicando ello en razón de su retraso mental pues ella da respuesta ante los estímulos dañosos pero que después eso no lo va a recordar, acotando que lo que básicamente [...] le manifestó fue que el hombre le había tocado su cabeza, que le tocó la pierna y que le dio un besito en el “cerebro”, además que el mismo sujeto le dijo que se la iba a llevar para que fuera su hija; tal secuencia de actos y palabras, son congruentes con el contenido del dictamen de la psicóloga agregado a fs. 14 a 17, en el que se agrega que la niña reaccionó con miedo y resistencia pues gritó por haberse asustado, circunstancias que indican que [...], al sentir el acercamiento del sujeto, quien la tomó de las manos, se acercó a ella para besarle su sien izquierda, posando el imputado su mano en la pierna izquierda de la niña, tuvo miedo, aunado a que le dijo que se la iba a robar o llevar para que fuera su hija; las conductas descritas, unidas hacen que se desvanezca en el encausado Orosco una finalidad de naturaleza sexual, puesto que si le dijo que su intención de llevársela era para ser su hija, no existe un trasfondo sexo abusivo.

Obvio es que los padres de [...], al escucharla gritar y que ella les dijo que el señor la había besado y tocado de su pierna pensaron lo peor y decidieron dar aviso inmediato a la policía, y con la historia escueta aportada por la niña, el agente Eliseo Antonio Baños Ayala, procedió a la detención de Daniel L.O.. Debe ser prudente cualquier persona ante los niños o niñas de tal forma que no ejecuten acercamientos hacia ellos que incluyan besos o contacto físico lo que podría interpretarse a la luz de un delito de tipo sexual, pero en el presente caso, ante la investigación efectuada dentro del proceso, contándose con lo dicho por la psicóloga forense en conjunción con la historia aportada por la niña víctima, tal como se ha detallado, se descubre que la intención del imputado fue en esencia paternal al besar a [...] de su sien izquierda y tomarla de las manos, lo que implicó que debió acercarse a ella estando él sentado junto a la niña, lo que explica el que haya posado su mano en la pierna izquierda de la niña, lo que sumado a que le dijo que se la robaría para ser su hija explica que ella se haya asustado pues el que un sujeto desconocido le ofreciera llevársela implicaba alejarla de sus padres, mas ello no constituye un delito como el acusado, por tanto no se desvirtuó la presunción de inocencia de Daniel L.O. en este proceso.

CALIFICACIÓN LEGAL Y SANCIÓN APLICABLE

Los hechos acusados se calificaron como ACOSO SEXUAL regulado en Art. 165 C.Pn., requiriendo dicha figura penal que el sujeto activo realice conducta sexual indeseada por quien la recibe, que implique frases, tocamientos, señas u otra conducta inequívoca de naturaleza o contenido sexual.

En el presente caso, al haberse concluido en el apartado anterior sobre la ausencia de motivación lúbrica por parte del encausado, determinándose que su conducta de acercarse a [...] […] para besarle su sien izquierda, tocarle sus manos y posar su mano en la pierna izquierda de dicha niña fue de naturaleza paternal y no sexual ya que fue acompañada de la frase que se llevaría a la niña para ser su hija; lo anterior hace que no se hayan configurado los elementos típicos objetivos ni subjetivos de la figura penal de Acoso Sexual y por tanto amerita que se absuelva al encausado de los cargos.

Ante la absolución procedente, será innecesario que se mantengan la medida cautelar de la detención provisional que le fue decretada al imputado, por tanto deberá cesar tal medida conforme el Art. 398 CPP, mas su libertad deberá ser ejecutada por autoridad del Centro Penal Apanteos de esta ciudad ya que el incoado aun tiene registrado que está detenido por el delito de Amenazas con Agravación Especial en perjuicio de [...], y que si bien consta en acta de audiencia preliminar que el encausado fue sobreseído de tal delito, recibiéndose posterior informe que el mismo quedó ejecutoriado, no puede presumir este Tribunal que dicha información del Centro Penal no obedezca a otro hecho atribuido al acusado que también tenga por delito y víctima el recién relacionado, por tanto deberá retornar el encausado L.O. al Centro Penal “Apanteos” para que autoridad del mismo verifique que no esté aún a la orden de otra autoridad para dejarlo en libertad.



RESPONSABILIDAD CIVIL

Solicitó en acusación la representación fiscal pronunciamiento sobre la acción civil, por el perjuicio causado a la víctima por presentar daños psicológicos a consecuencia del hecho criminal objeto de la investigación lo que implico gastos para la víctima para su tratamiento psicológico, según el peritaje legal correspondiente.



Según el peritaje psicológico [...]no presentó indicadores de psicotrauma, siendo así extraño que se fundamentara por fiscal, daños psicológicos. No obstante dicha falencia, priva el que ante absolución penal procedente, conforme al Art. 45 N° 3) CPP, se extingue la acción civil, operando entonces una absolución de responsabilidad de tal naturaleza a favor del encausado Orosco, no generándose consta procesales al ser gratuita la Administración de Justicia conforme a lo que prescribe el Art. 181 Cn.

PARTE DISPOSITIVA

Así, de conformidad a los fundamentos expuestos, disposiciones legales citadas y a los Arts. 11, 12 Cn., 165 C.Pn., 1 al 5, 144, 394 a 398 Pr.Pn., EL SUSCRITO JUEZ EN NOMBRE DE LA REPÚBLICA DE EL SALVADOR FALLA: ABSUÉLVESE A DANIEL L.O. O DANIEL L.O., DE GENERALES CONSIGNADAS EN EL PREÁMBULO DE ESTA SENTENCIA, DEL DELITO DE ACOSO SEXUAL PREVISTO Y SANCIONADO EN EL ARTÍCULO 165 DEL CÓDIGO PENAL EN PERJUICIO DE [...], TAMBIÉN RELACIONADA COMO […] Y COMO […], REPRESENTADA PROCESALMENTE POR […] Y [...]TAMBIÉN RELACIONADO COMO […]. POR TAL ILÍCITO CESE LA DETENCIÓN PROVISIONAL DEL IMPUTADO, LÍBRESE A SU FAVOR ORDEN DE LIBERTAD A FIN QUE SE EJECUTE POR AUTORIDAD PENITENCIARIA UNA VEZ VERIFICADA SU SITUACIÓN JURÍDICA. ABSUÉLVESE A DANIEL L.O. O DANIEL L.O. DE RESPONSABILIDAD CIVIL EN ESTE PROCESO. NO HAY CONDENACIÓN POR COSTAS PROCESALES. FIRME LA SENTENCIA, ARCHÍVASE LA CAUSA DEFINITIVAMENTE. NOTIFÍQUESE.
Catálogo: DocumentosBoveda -> DOC
DOC -> 75-p-137 CÁmara de la cuarta sección del centro
DOC -> Vistos en apelación de la sentencia definitiva condenatoria
DOC -> ConmutacióN de la pena de siete años de prisión, impuesta a mdl
DOC -> Cámara segunda de lo penal de la primera sección del centro; San Salvador
DOC -> Se ha tramitado en contra de la imputada roxana marisol m. D. V
DOC -> Ts-204-2016. Tribunal de sentencia, san francisco gotera, departamento de morazan
DOC -> Ac tribunal segundo de sentencia de san salvador
DOC -> Tribunal segundo de sentencia: San Salvador, a las catorce horas del día cuatro de marzo de dos mil dieciséis
DOC -> Hurto agravado continuado tipificado y sancionado en el Articulo 07, 208 N° en relación con el 42 y 72 del Código Penal, en perjuicio patrimonial de la Universidad Modular Abierta –uma, represtada legalmente por el Licenciado M. A. C. M
DOC -> Agresión Sexual en Menor e Incapaz Continuada


Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos