379-ape-2015 camara especializada de lo penal, San Salvador



Descargar 143.58 Kb.
Página1/3
Fecha de conversión04.05.2019
Tamaño143.58 Kb.
Vistas31
Descargas0
  1   2   3

379-APE-2015

CAMARA ESPECIALIZADA DE LO PENAL, San Salvador, a las catorce horas y quince minutos del día seis de septiembre de dos mil dieciséis.

Por recibido en la Secretaría de esta Cámara, en fecha once de septiembre de dos mil quince, el oficio número 2494, de fecha 10-09-2015, que consta de un folio útil, procedente del Juzgado de Sentencia Especializado con sede en Santa Ana, mediante el cual se remite el proceso penal con referencia 105-01-2014, instruido en contra de los imputados presentes 1) FRANCISCO ANTONIO A.G., a quien se le atribuyen los delitos de “ROBO AGRAVADO”, previsto y sancionado en el art. 212 y 213 N° 2 y 3 del Código Penal, en perjuicio de SAMUEL ANTONIO C.G.; 2) J. M. A.O., por los delitos de “ROBO AGRAVADO”, previsto y sancionado en el art. 212, 213 N° 2 y 3 del Código Penal, en perjuicio de CASA EPISCOPAL, ARQUIDIOCESIS DE SANTA ANA, representada legalmente por el Arzobispo R. T.A.; y 3) HUGO ERNESTO L.R., a quien se le atribuyen los delitos de “HOMICIDIO AGRAVADO”, previsto y sancionado en los arts. 128 y 129 N° 3 y 6 del Código Penal, en perjuicio de CARLOS ERNESTO M.C. y otros delitos, constando de 2739 folios útiles. A efecto de resolver los recursos de apelación interpuestos por los Licenciados MIGUEL ANGEL FLORES DUREL y ROBERTO CARLOS FERMAN, en sus calidades de Defensores Particulares del imputado J. M. A.O.; por el Licenciado EULOGIO DE JESUS GUERRA PAYES, en su calidad de Defensor Particular del imputado HUGO ERNESTO L.R.; y por el Licenciado BIBIAN ANTONIO PLEITEZ CIENFUEGOS, en su calidad de Defensor Particular del imputado FRANCISCO ANTONIO A.G., contra la Sentencia Definitiva Condenatoria dictada por ese Juzgado respecto de sus patrocinados.



DATOS DE LOS IMPUTADOS:

J. M. A.O., conocido socialmente por “[…]”, de treinta y cinco años de edad, salvadoreño, nació en cantón El […], caserío […], municipio de El Refugio, Ahuachapán, Jefe de Seguridad en la Compañía […], residente antes de su detención en colonia […], calle Principal, pasaje “[…]”, casa número […], Cuscatancingo, San Salvador, hijo de […]

HUGO ERNESTO L.R., conocido socialmente por “[…]”, de treinta y cinco años de edad, salvadoreño, nació en cantón […], Santa Ana, casado, se dedica a su empresa de taxis y renta de vehículos, residente antes de su detención en Residencial […], polígono […], pasaje […] “[…]”, casa número […], Santa Ana, hijo de […]

FRANCISCO ANTONIO A.G., conocido socialmente por “[…]”, de treinta y cinco años de edad, salvadoreño, nació en cantón […], Coatepeque, Santa Ana, no pertenece a ninguna mara o pandilla, casado, comerciante en venta de vehículos y dueño de una disco móvil Disco de nombre […], residente antes de su detención en Lotificación […], pasaje “[…]”, casa número […], Santa Ana, hijo de […]

En primera instancia han intervenido los abogados MARIA DEL ROSARIO SANCHEZ LOZANO, en representación del señor Fiscal General de la República; ROBERTO CARLOS FERMAN y MIGUEL ANGEL FLORES DUREL, como defensores particulares del acusado J. M. A.O.; EULOGIO GUERRA PAYÉS, ROBERTO ALFREDO BONILLA VELADO y LUIS MARIO COLOCHO FLORES, como Defensores Particulares del acusado Hugo Ernesto L.R., y BIBIAN ANTONIO PLEITEZ CIENFUEGOS, en su calidad de defensor particular del acusado Francisco Antonio A.G., todos mayores de edad, abogados de la República, y de este domicilio.

Los hechos sometidos a conocimiento fueron suscitados en diferentes lugares del departamento de Santa Ana y de San Miguel, entre los años dos mil nueve al dos mil doce.

ANALISIS DE ADMISIBILIDAD:

En cuanto al recurso presentado por el Licenciado Eulogio de Jesús Guerra Payes, quien actúa en su calidad de Defensor Particular del imputado HUGO ERNESTO L.R., ésta Cámara hace las siguientes consideraciones:

Para efectos de procedibilidad del recurso, corresponde verificar el cumplimiento de los requisitos objetivos y subjetivos de impugnabilidad del artículo 452 del Código Procesal Penal, como son: a) que el recurso este expresamente señalado por la ley (principio de taxatividad), b) que la resolución haya causado un perjuicio o agravio al recurrente (principio de trascendencia), c) que el recurrente este facultado para impugnar la resolución (principio de impugnabilidad subjetiva) y d) que el recurso se haya interpuesto en tiempo (principio de oportunidad), art. 453 del Código Procesal Penal.

De los requisitos antes descritos, advierte éste Tribunal que no es suficiente cumplir con los requisitos de forma, como es el hecho de que la resolución sea apelable, ni que el recurso sea presentado en tiempo por quien esté facultado para recurrir, sino que es trascendental que el abogado que elabora el recurso cumpla a totalidad con todos los requisitos, entre ellos el agravio.

El art. 452 inciso último CPP regula: “…En todo caso, para interponer un recurso será necesario que la resolución impugnada cause agravio al recurrente, siempre que éste no haya contribuido a provocarlo…”, y el Art. 453 inciso 1 CPP por su parte ordena “Los recursos deberán interponerse bajo pena de inadmisibilidad, en las condiciones de tiempo y forma que se determina, con indicación específica de los puntos de la decisión que son impugnados…”.

Véase que cuando un juez elabora una sentencia y una de las partes presenta un recurso de apelación, se puede incurrir en dos tipos de argumentación, uno de ellos son los argumentos abstractos que es invocar los artículos, citas jurisprudenciales, doctrinarias, y aspectos generales, que pueden ser útiles y hasta pertinentes invocarlas, no sólo para ese caso, sino para otros por su naturaleza general, pero por sí solas no atacan ningún yerro en especificó de la resolución, no impugnan absolutamente nada; es preciso llevar a cabo argumentaciones que sean concretas y específicas de la resolución con la que no se está de acuerdo y se está apelando, pues no es un ataque a la investigación de fiscalía, sino a los argumentos de la decisión judicial.

Es decir, se trata de conocer e impugnar en esencia cuales son los errores del juez en su resolución, según la parte que apela y estos deben ser claros y ordenados ante el Tribunal de alzada; es así que la motivación se estructura en dos partes, una son los motivos, que prácticamente se trata de la enunciación de los “reproches” a la resolución y la otra la fundamentación en sí de cada uno de esos motivos de agravio, la suma de esos motivos y fundamentación es lo que implica cumplir con la exigencia de “motivar los recursos”.

Lo anterior se hace ver porque al examinar el presente recurso para determinar su admisibilidad, vemos que la elaboración del mismo no cumple dicho requisito, pues la defensa cometió el error de dejar de lado el hecho de atacar la resolución y el deber de éste tribunal de alzada es revisar si la resolución de primera instancia está o no apegada a derecho según las objeciones que se le hagan; es decir nos corresponde ejercer un control de la misma, en ese orden el apelante debe ser minucioso en seleccionar los argumentos para interponer el recurso, expresando la situación del por qué le causa agravio la resolución, atacando los argumentos expuestos por la juzgadora, que considere que no están conforme a la ley.

Es así que en el presente caso, el recurrente divide su recurso en dos grandes motivos: 1. Insuficiente Motivación de la Sentencia e 2. Inobservancia de las Reglas de la Sana Crítica, sin embargo, ambos motivos los fundamenta en los mismos tres alegatos.

1. Señala que la señora Juez realiza una fundamentación rutinaria y cajonera, y transcribe un párrafo en específico de la Sentencia, al respecto ésta Cámara se ha remitido a la página 119 de la Sentencia de Merito donde se encuentra el párrafo atacado por la defensa, y observamos que el recurrente a descontextualizado el mismo, pues éste se encuentra en la parte inicial de los FUNDAMENTOS JURÍDICOS, donde la Juzgadora señala que los testigos de cargo, entre ellos el criteriado “Jonas” son veraces y pueden ser concatenados con el resto de prueba, y a continuación elabora una fundamentación para cada uno de los casos por los cuales conoció y de la participación de cada uno de los imputados, por lo que no podemos a partir de un párrafo inicial señalar que la Jueza ha sido rutinaria, sino que el recurrente debió realizar un análisis de la totalidad de la Sentencia.

2. Luego la defensa expone las que a su juicio son “mentiras” del testigo clave “Jonas”, es decir, el recurrente es extenso en cuestionar la investigación fiscal en contra del imputado, en específico la declaración de la principal prueba de cargo, la declaración del criteriado, siendo que como ya se mencionó anteriormente, es de la esencia del recurso de apelación, que el Tribunal de Segunda Instancia, determine si la Sentencia, vale decir la fundamentación realizada por el A Quo se encuentra conforme a derecho, por lo que se debe atacar la misma, no la prueba desfilada en juicio.

3. Por último, señala que en la Sentencia impugnada se le resta valor a la declaración de los testigo-víctimas de cargo, como es el caso de las víctimas “HALCON Y HILTON”, al respecto es preciso hacer ver que en ambos casos la señora Jueza absolvió a su defendido, habiendo valorado la prueba que el recurrente señala que no se valoró, por lo que a juicio de ésta Cámara no existe agravio alguno para la defensa en primer lugar, porque a contrario de lo manifestado en el recurso dicha prueba si fue valorada, aunado a ello obtuvo un resultado positivo que se tradujo en una absolución.

De los puntos antes indicados, concluye ésta Cámara que el recurrente en ningún momento fundamenta los motivos alegados en cuanto a la Insuficiente Motivación de la Sentencia y la Inobservancia de las Reglas de la Sana Critica, en fin no plantea el yerro de la señora juez en la resolución recurrida, para que éste Tribunal pueda entrar a analizar si se configura o no dicho error planteado por la defensa, vale decir no se configura el agravio, y siendo éste un requisito trascendental en la elaboración de una apelación, es procedente INADMITIR el recurso de apelación presentado por el Licenciado Eulogio de Jesús Guerra Payes.



En cuanto a los otros dos recursos presentados, habiéndose verificado en los mismos el cumplimiento de los requisitos de admisibilidad de tiempo y forma regulados en los artículos 452, 453, 468, 469, 470, 473 y 475 Pr.Pn., esta Cámara ADMITE los Recursos de Apelación Ordinarios interpuestos por la defensa.

VISTOS LOS AUTOS; Y,
CONSIDERANDO:


  1. FALLO DE LA SENTENCIA:

La señora Juez de Sentencia Especializado “B” con sede en esta ciudad, en la sentencia que nos ocupa dijo: “POR TANTO: Sobre la base de las razones expuestas, disposiciones legales citadas y de conformidad a lo que ordenan los Arts. 11 Cn.; 114 y 115 cp, y 144, 395 a 399 cpp, la Suscrita, a nombre de la República de El Salvador, FALLA: ….q) CONDENASELE al imputado J. M. A.O., en su calidad de coautor en el delito de ROBO AGRAVADO, …en perjuicio de la víctima CASA EPISCOPAL ARQUIDIOCESIS DE SANTA ANA, a la pena principal de prisión de OCHO AÑOS, r) CONDENASELE al imputado FRANCISCO ANTONIO A.G., en su calidad de coautor en el delito de ROBO AGRAVADO…en perjuicio de la víctima SAMUEL ANTONIO C.G., a la pena principal de prisión de OCHO AÑOS, consecuentemente, para garantizar el cumplimiento de la sanción impuesta, permanezcan dichos imputados en la detención que se encuentran mientras quede firme esta sentencia y comience la ejecución de la misma…”.

  1. RESOLUCION OBJETO DE ALZADA.

En su Sentencia, la señora Jueza dijo: “...La suscrita señala que el dicho del testigo bajo régimen de protección con clave “Jonás”, y de los testigos de cargo que en cada caso se señalarán a continuación, son considerados fidedignos veraces y contundentes para demostrar los hechos ejecutivos de los delitos que realizaban los ahora acusados, en contra de las víctimas por las cuales hoy se ha conocido-no de todas- como ya se indicó y como se sustentará más adelante. Por lo que concatenan sus dichos con el contenido de las demás probanzas agregadas al proceso; por lo tanto a criterio de la Suscrita, se puede concluir para cada caso en concreto:…en éste hecho delictivo, del cual se acusa al indiciado J. M. A.O., tomando en cuenta lo manifestado por el testigo clave “Jonás” y de los señores N.D.L. y E.A.C.R., así como la concatenación que dichas deposiciones tienen con la prueba documental legalmente admitida e inmediada en el presente caso, la Suscrita puede concluir: que el testigo clave “Jonás” manifestó…si lo anterior se concatena con el dicho de los testigos N.D.L. y E.A.C.R., en cuanto a la esencia misma del hecho, por cuanto ambos testigos indicaron que sucedió un robo en la casa Episcopal…y si además el testigo bajo régimen de protección con clave “Jonás” realizó un reconocimiento en fila de personas en donde reconoció positivamente al acusado J. M. A.O.; entonces resulta lógico atribuirle a dicho acusado, el haber participado activamente en el delito de Robo Agravado…al haber sido parte activa de los sujetos que planificaron y ejecutaron el hecho delictivo en contra de la víctima, mediante la violencia y utilización de armas de fuego para intimidad a las personas que se encontraban en ese lugar y someterlas para poder realizar el hecho en su contra; por tal razón; al haber sido el acusado J. M. A.O., uno de los sujetos que ese diecisiete de diciembre de dos mil diez, llegó a la Casa Episcopal, junto con otros sujetos, para atentar en contra del patrimonio de la iglesia, y se introdujo a la misma revisando cuartos y buscando cosas de valor y procediendo a llevarse algunas cosas de las misma, como una computadora y una caja fuerte; en la cual se encontró dinero y además también se llevaron otros objetos de valor; tuvo pleno conocimiento y la voluntad de incurrir en la conducta prohibida por el legislador a efecto de atentar en contra del patrimonio de la víctima, distribuyéndose funciones entre él y los otros sujetos, a efecto de ejecutar el plan premeditado…y no obstante que dicho acusado rindió su declaración indagatoria mediante el cual indicó que el día dieciséis de diciembre de dos mil diez se había encontrado trabajando para la Asociación de Vigilantes a la cual pertenece y que su labor la desempeñaba en San Salvador, y que hasta el día diecisiete de diciembre de dos mil diez por la mañana, entregó su turno…además se contó con la deposición de dos testigos a su favor que indicaron que dicha persona se había encontrado trabajando en San Salvador…debe ser analizada a la luz de lo que arroja la prueba de cargo, por cuanto, existe prueba testimonial de clave “Jonás” y de otros dos testigos de cargo, que relacionan la forma, día, lugar y circunstancias que acaecieron en cuanto a éste hecho delictivo, contándose además con el reconocimiento en fila de personas… mientras que para desvirtuar esa certeza de participación del procesado, se cuenta únicamente con su dicho y las otras dos personas que manifestaron que lo conocían porque trabajaban con él; empero no hay prueba alguna que ratifique ese dicho, por cuanto no consta, documentación alguna fehaciente que acredite que efectivamente el procesado se encontraba en otro lugar el día que se efectuó ese hecho delictivo, como debería llevar una asociación debidamente constituida, en donde constara el nombre completo del mismo y los horarios de trabajo, su marcación en las horas de entrada y salida…no existió duda que el hecho efectivamente sucedió en contra de la Casa Episcopal… y en su comisión participó activamente el procesado J. M. A.O.…ROBO AGRAVADO EN PERJUICIO DEL SEÑOR SAMUEL ANTONIO C.G.….se acusa al indiciado Francisco Antonio A.G., tomando en cuenta lo manifestado por el testigo clave “Jonás” así como la concatenación que dichas deposiciones tienen con la prueba documental legalmente admitida e inmediada en el presente caso, la Suscrita puede concluir…si lo anterior se concatena con la prueba documental consistente en acta de denuncia…no existiendo contradicción alguna entre dichos medios de prueba y lo manifestado por clave “Jonás” por cuanto en la denuncia interpuesta por el señor C…si bien se describe más objetos que fueron robados en la vivienda donde él se encontraba que no fueron indicados por clave “Jonás” que vio en el asiento del vehículo del […]” resulta que las cosas robadas se las llevo éste en su vehículo y él las tuvo en su poder, por lo que a los demás sujetos les enseño lo que quiso al momento de repartirse el dinero…además de ellos el testigo clave “Jonás” realizó un reconocimiento por fotografías, en donde reconoció positivamente al sujeto alias “[…]” como el acusado Francisco Antonio A.G.; entonces resulta lógico atribuirle al acusado…el haber actuado en calidad de coautor junto con otros sujetos para configurar los elementos objetivos y subjetivos del delito de Robo Agravado…al haber sido éste quien manifestó que realizaron el robo antes indicado, habiendo ido a la vivienda antes indicada junto con otros con el propósito de cometer el robo… sujetos que además iban armados y mediante la violencia, doblegaron a las personas que se encontraban en dicho lugar a entregarles las cosas que tenían en su poder en ese momento; teniendo una planificación previa respecto de la forma en que llevarían a cabo dicho delito y distribuyéndose las funciones entre cada uno, puesto que mientras unos ingresarían a la vivienda a robar, el acusado los esperaría en su vehículo para sacar a algunos de los sujetos de dicho lugar, y otros se irían en otro vehículo que también los esperaba, teniendo el acusado conocimiento y la voluntad de incurrir en la conducta prohibida por el legislador, siendo por ello que deberá declararse culpable por éste hecho delictivo…rindió su declaración indagatoria, manifestando en síntesis que en el Juzgado de Instrucción tuvo la oportunidad de explicar al Juez…que está siendo procesado por un delito que desconoce, porque es una rencilla personal que tiene el testigo que lo acusa con un amigo del procesado, porque a raíz de eso, porque lo proceso al amigo y a él…que tiene testigos de descargo que ha ofrecido, y estuvo en un carwash dando sonido…empero de esta declaración no es posible que se concatene con ningún otro medio de prueba alguno que acredite ese dicho, ni tampoco le resta credibilidad a la deposición del testigo clave “Jonás” el cual se enlaza con la prueba documental admitida e inmediada en el presente caso; por lo que la declaración del acusado no abona en su defensa al no contarse con ningún medio que acredite ese dicho…”

RECURSOS DE APELACION DE LA DEFENSA.

Primer recurso:

En su recurso los licenciados Miguel Ángel Flores Durel, y Roberto Carlos Ferman expusieron: “VICIO DE LA SENTENCIA: INSUFICIENTE FUNDAMENTACIÓN PROBATORIA INTELECTIVA. ART. 400 N° 4 Pr. Pn. INOBSERVANCIA DE LO DISPUESTO EN LOS ARTS. 144 y 394 PR.PN. …La sentencia condenatoria en contra de nuestro defendido es impugnable en virtud que la fundamentación de la misma es insuficiente, al utilizar el Tribunal el relato del contenido de la prueba, sin fundamentar de manera adecuada el análisis probatorio y sustentar los criterios de valoración que se han utilizado para la prueba utilizada para construir su estado intelectual. En la Sentencia impugnada, la señora Juez se limita predominantemente a enunciar en detalle el contenido de la prueba vertida por el testigo criteriado e identificado con la clave “JONAS”, único que señala la participación de nuestro defendido, más no a dejar explicación suficiente de su valoración en cuanto al caso que corresponde a nuestro representado. …asimismo, se inobserva lo dispuesto en el Art. 144 Pr. Pn., en cuanto al deber de fundamentación, y el Art. 394 Pr. Pn., relacionado a que las pruebas producidas durante la Vista pública deben ser apreciadas de un modo integral y según las reglas de la sana crítica…La aplicación de la simple transcripción del relato del testigo y la insuficiente fundamentación probatoria intelectiva, queda evidenciado cuando el Tribunal se limita a decir que la prueba se concatena con el dicho del mencionado testigo. La insuficiencia de fundamentación probatoria intelectiva no es suplida en ningún apartado de la sentencia. En este sentido, la sentencia carece de una verdadera fundamentación probatoria intelectiva y por tanto su fundamentación es insuficiente…la relevancia del vicio señalado es que la sentencia carece del sustento argumentativo necesario como para que se estime justificado como es que se ha llegado a tener por establecida la culpabilidad de nuestro defendido J. M. A.O., ya que como reiteramos lo que se hace es una enunciación rutinaria del dicho del testigo “JONAS”, se limita a detallar prueba, más no armonizarla y valorarla. Al no encontrarse un verdadero análisis de la masa probatoria en forma individual respecto al dicho del testigo “JONAS” y conjunta, se inobserva lo dispuesto en el art. 394 Pr.Pn.,…SEGUNDO MOTIVO. INOBSERVANCIA DE LAS REGLAS DE LA SANA CRITICA, EN SU MANIFESTACION CONCRETA RESPECTO AL PRINCIPIO LÓGICO DE RAZON SUFICIENTE, CON RESPECTO A MEDIOS O ELEMENTOS PROBATORIOS DE VALOR DECISIVO DE DESCARGO, (ART.400 N° 5 Pr.Pn.) EN RELACION CON LA VIOLACION DEL ART. 179 PR.PN…La valoración de la prueba conforme a la sana crítica supone que el razonamiento probatorio de la sentencia debe respetar los criterios derivados de la lógica, y entre ellos el principio de razón suficiente…en la sentencia impugnada se rechaza la credibilidad de la prueba testimonial de descargo representada por el dicho de los testigos I.A.N.G., y D.E.M.S., y la declaración-como acto de defensa-realizada por nuestro defendido. La señora Juez rechaza la credibilidad de los testigos de descargo basada en que “…no hay prueba alguna que ratifique ese dicho, por cuanto no consta documentación alguna fehaciente que acredite que efectivamente el procesado se encontraba en otra lugar el día en que se efectuó ese hecho delictivo…que es evidente que una persona que se ve acusada de un hecho delictivo tratará la forma de defenderse, generalmente indicando que no estuvo el día y hora del cometimiento de un hecho delictivo en el lugar en donde se comete, para ello no basta con solo indicarlo, sino que a su vez debe ser comprobado de manera alguna que sin lugar a dudas, lo extraiga de una escena delictiva, destruyendo la credibilidad de la prueba de cargo que le acusa de la comisión del delito, lo cual en este caso no ocurrió, sino por el contrario no existió duda. El argumento judicial omite relacionar que existe prueba documental que en su momento fue ofrecida por nuestro defendido en audiencia preliminar y le fue admitida para desfilar en el juicio…la documentación relacionada, entre ella la libreta, fue puesta a disposición del proceso con la respuesta que dio el señor David Enrique M.S., representante legal de [...] sobre si nuestro defendido J. M. A.O. estuvo de turno de veinticuatro horas a partir de las siete horas del día dieciséis de diciembre de dos mil diez y hasta las siete horas del día diecisiete de diciembre de dos mil diez, en la […] Avenida Norte y […] Calle Poniente de San Salvador, y si había entregado el turno al señor Israel Abel N.G., siendo la respuesta a dicho oficio que se anexó la documentación que nuestro defendido ofreció como prueba en Audiencia Preliminar y la cual fue admitida. Además, la afirmación del Tribunal en cuanto a que una persona que se ve acusada de un hecho delictivo, tratará la forma de defenderse, generalmente indicando que no estuvo el día y hora del cometimiento de un hecho delictivo en el lugar donde se comete”, carece de razón suficiente ya que no es válido dejar de dar credibilidad al dicho de los testigos de descargo basado en que es una mera estrategia de defensa, sin entrar a valorar en si la declaración de los testigos, la forma en que estos declararon y si la señora Juez aprecio que estaban diciendo la verdad o no, o si fueron consistentes o no entre sí, si fueron ambiguos, es decir dedicar reflexión a su dicho o la forma en que declararon. Los testigos de descargo fueron coherentes en su declaración, en afirmar que nuestro defendido el día diecisiete de diciembre de dos mil diez, estaba entregando turno de trabajo en la […] Avenida Norte y […] Calle Poniente de San Salvador, y fueron coincidentes en señalar el control que se lleva en una libreta y la forma en que se consigna a nuestro defendido en dicha libreta. La misma representación fiscal, no contrainterrogó a uno de los testigos de descargo-I.A.N.- y al testigo D.E.M.S., al contrainterrogarlo no pudo desacreditar, reafirmando lo dicho y lo ilustrado en la libreta y mostrado a la señora Juez. La credibilidad de los testigos nunca fue puesta en duda al declarar, por la forma espontánea que lo hizo. El criterio judicial adoptado, para no dar valor suficiente a la prueba testimonial de descargo, tiene consecuencias inaceptables sobre la valoración de la prueba, pues convierte el dicho del testigo criteriado “JONAS” (único que refiere participación) en una prueba prevalente y en la práctica resta relevancia al resto de información de descargo producida en el caso, todo lo cual es incompatible con la sana crítica como forma de valoración de la prueba. … SOLUCION QUE SE PRETENDE. La fundamentación probatoria de la sentencia no debió evadir la credibilidad de la prueba de descargo en la forma que lo hizo. En esas condiciones, para respetar el principio de razón suficiente como requisito de la sana crítica, se pretende que la Cámara competente verifique este vicio de la Sentencia e invalide el razonamiento que sustenta el rechazo a la credibilidad de la prueba de descargo, sin que sea posible declarar la existencia de la prueba suficiente para la condena impuesta y se emita una sentencia absolutoria…”.

Catálogo: DocumentosBoveda -> DOC
DOC -> 75-p-137 CÁmara de la cuarta sección del centro
DOC -> Vistos en apelación de la sentencia definitiva condenatoria
DOC -> ConmutacióN de la pena de siete años de prisión, impuesta a mdl
DOC -> Cámara segunda de lo penal de la primera sección del centro; San Salvador
DOC -> Se ha tramitado en contra de la imputada roxana marisol m. D. V
DOC -> Ts-204-2016. Tribunal de sentencia, san francisco gotera, departamento de morazan
DOC -> Ac tribunal segundo de sentencia de san salvador
DOC -> Tribunal segundo de sentencia: San Salvador, a las catorce horas del día cuatro de marzo de dos mil dieciséis
DOC -> Hurto agravado continuado tipificado y sancionado en el Articulo 07, 208 N° en relación con el 42 y 72 del Código Penal, en perjuicio patrimonial de la Universidad Modular Abierta –uma, represtada legalmente por el Licenciado M. A. C. M
DOC -> Agresión Sexual en Menor e Incapaz Continuada


Compartir con tus amigos:
  1   2   3


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos