16 Días de Activismo contra la Violencia hacia las Mujeres



Descargar 75.28 Kb.
Fecha de conversión28.09.2018
Tamaño75.28 Kb.
Vistas53
Descargas0

______________________________________________________________________







16 Días de Activismo contra la Violencia hacia las Mujeres

25 de noviembre al 10 de diciembre
La violencia contra las mujeres es un ejercicio de poder; consecuencia de la desigualdad de género que impera en las sociedades. Abarca a las personas del sexo femenino de cualquier edad, incluidas las niñas menores de 18 años.1
L
En América una de cada tres mujeres ha sido víctima de la violencia; el 33% de las mujeres entre los 16 y 49 años ha sido víctima de abuso sexual y el 45% ha sido amenazada por sus parejas.

Organización Panamericana de Salud


as mujeres y las niñas viven en un mundo donde están sujetas a malos tratos de carácter físico, sexual y psicológico, sin distinción de ingresos, clase y cultura.
La violencia contra las mujeres frena sus opciones y limita su capacidad para actuar en la actividad económica. Es una realidad que imposibilita la igualdad, el desarrollo y la paz. Las consecuencias recaen en el crecimiento económico y la mitigación de la pobreza. Pero, lo más grave, impide el disfrute de los derechos humanos y las libertades fundamentales2
El activismo feminista ha buscado anular esta realidad lastimosa y obtener el reconocimiento de la violencia basada en el género como un abuso de los derechos humanos. En este contexto nace un movimiento de solidaridad con el objeto de hacer conciencia, garantizar los derechos de las mujeres y eliminar la violencia. Su nombre: 16 Días de Activismo contra la Violencia hacia las Mujeres.

FECHAS PARA RECORDAR
16 Días surge como una propuesta durante el primer Instituto de Liderazgo de las Mujeres, organizado por el Centro por el Liderazgo Global de las Mujeres en 1991. La campaña cumple 17 años de vincular, ininterrumpidamente, la violencia contra las mujeres con el tema de los Derechos Humanos, mediante organización, alrededor del mundo.
La Campaña arranca el 25 de noviembre de cada año, Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, y finaliza el 10 de diciembre, Día Internacional de los Derechos Humanos. También incluye el Día Mundial del VIH/SIDA (1º diciembre) y el Aniversario de la Masacre de Montreal (6 de diciembre).
La Organización de las Naciones Unidas (ONU) reconoce la labor de 16 Días como medio eficaz para elevar el nivel de conciencia acerca de la violencia contra las mujeres y vincularla con otros acontecimientos y cuestiones, como el VIH/SIDA.
El Estudio que realizó en 2006 el Secretario General sobre todas las formas de violencia hacía las mujeres expresa: “La campaña también brinda un foro mundial para que los organizadores elaboren y compartan estrategias. Es un ejemplo de participación de los gobiernos en una campaña iniciada por la sociedad civil, así como del uso eficaz y creativo de las tecnologías de la información y la comunicación.”


25 DE NOVIEMBRE

DÍA INTERNACIONAL CONTRA LA VIOLENCIA HACIA LAS MUJERES
La elección de esta fecha fue un acuerdo tomado en 1981 por las participantes en el Encuentro Feminista Latinoamericano y del Caribe, en Bogotá, Colombia. El motivo: un homenaje póstumo a las hermanas Mirabal: Minerva, María Teresa y Patria.
Las tres dominicanas fueron víctimas del régimen del dictador Rafael Trujillo. En 1960, su participación activa les ganó la fama de revolucionarias. El asesinato de las hermanas Mirabal causó gran repercusión en la República Dominicana y en América Latina. En nuestros días es un impulso para seguir luchando por una sociedad igualitaria, libre de violencia.
ARISTAS DE UNA REALIDAD
Una de cada tres mujeres es objeto de violencia por parte de su pareja. Ésta es una de las aristas de los temas que afectan a las mujeres por su condición de género.
Existen “prácticas tradicionales” y por ello pasan desapercibidas por los demás. La violencia física, sexual y psicológica en la familia, como los golpes, el abuso sexual de las niñas en el hogar, la violencia relacionada con la dote, la violación por el marido, la mutilación genital, son prácticas que atentan contra las mujeres.


Artículo 2

Convención Belem Do Pará
Se entenderá que violencia contra la mujer incluye la violencia física, sexual y psicológica:

a. que tenga lugar dentro de la familia o unidad doméstica o en cualquier otra relación interpersonal, ya sea que el agresor comparta o haya compartido el mismo domicilio que la mujer, y que comprende, entre otros, violación, maltrato y abuso sexual;

b. que tenga lugar en la comunidad y sea perpetrada por cualquier persona y que comprende, entre otros, violación, abuso sexual, tortura, trata de personas, prostitución forzada, secuestro y acoso sexual en el lugar de trabajo, así como en instituciones educativas, establecimientos de salud o cualquier otro lugar, y

c. que sea perpetrada o tolerada por el Estado o sus agentes, donde quiera que ocurra.


El Secretario General de la ONU define la violencia contra las mujeres, después del trabajo de las feministas, como una manifestación de las relaciones de poder históricamente desiguales entre mujeres y hombres, que han conducido a la dominación de la mujer por el hombre, la discriminación contra la mujer y a la interposición de obstáculos contra su pleno desarrollo.


La violencia contra las mujeres a lo largo de su ciclo vital dimana esencialmente de pautas culturales, prácticas tradicionales, la raza, el sexo, el idioma o la religión, que perpetúan la condición inferior que se asigna a la mujer.

El Artículo 2º de la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer señala los tipos de violencia a los que están sometidas las mujeres, no sólo de América Latina sino de todo el mundo.



Modalidades de la violencia contra las mujeres

Los espacios en que se desarrollan las mujeres son factores que contribuyen a que se perpetúe esa violencia, como la desigualdad en la familia, el lugar de trabajo, la comunidad y la sociedad. Estos actos perjudican a la comunidad en general y en particular a las niñas, niños y jóvenes.


La violencia contra las mujeres dentro de la familia comprende desde antes de su nacimiento hasta la violencia contra las mujeres de edad avanzada. Hay mayor cantidad de investigaciones y datos sobre la violencia dentro de la pareja y sobre algunos tipos de prácticas nocivas, que sobre muchas otras formas y manifestaciones de violencia contra las mujeres.

En la comunidad o ámbito público también existe violencia generalizada. En la calle, el trasporte público, las escuelas, en lugares de trabajo, clubes deportivos, universidades, hospitales y en otras instituciones sociales.

La violencia que se da en el ámbito institucional debe entenderse como los actos u omisiones de cualquier orden de gobierno que discriminen o tenga como fin dilatar, obstaculizar o impedir el goce y ejercicio de los derechos humanos de las mujeres, así como su acceso al disfrute de políticas públicas destinadas a prevenir, atender, investigar, sancionar y erradicar los diferentes tipos de violencia.
De acuerdo con la ONU, son también particularmente vulnerables a la violencia las mujeres que pertenecen a grupos minoritarios, las indígenas, las refugiadas, las que emigran -incluidas las trabajadoras migratorias-, las que viven en comunidades rurales o distantes, las indigentes, las que se hallan recluidas en instituciones o cárceles, las niñas, las tienen alguna discapacidad, las de edad avanzada, las que se encuentran desplazadas, las repatriadas, las más pobres y las que se localizan en situaciones de conflicto armado, ocupación extranjera, guerras de agresión, guerras civiles y terrorismo, incluida la toma de rehenes.
Este tipo de violencia incluye también cuando las mujeres son objeto de violencia bajo custodia policial. “La violencia contra la mujer que se encuentra bajo custodia policial o en la cárcel abarca la violencia sexual; las prácticas inapropiadas de vigilancia; el desnudo para revisión practicado en presencia de hombres; y las exigencias de favores sexuales a cambio de prerrogativas, bienes o necesidades básicas.” 3


Mujeres y conflictos armados
Los conflictos armados traen como consecuencia violencia que afecta directamente a las mujeres. En América Latina tenemos el caso Colombia.
En el periodo comprendido entre enero de 2002 y junio de 2006, informó la Mesa de Trabajo colombiana Mujer y Conflicto Armado, una mujer murió diariamente a causa de la violencia sociopolítica. Este promedio diario significa que, en el periodo citado, por lo menos 1.608 mujeres perdieron la vida: 233 en medio de combates y 1,375 fuera de combate –es decir, en la calle, en su casa o en su lugar de trabajo. De éstas, 1,139 perdieron la vida por ejecución extrajudicial u homicidio político, 63 por homicidio contra mujeres socialmente marginadas y 173 fueron desaparecidas forzosamente.


El número total de mujeres violadas durante conflictos es desconocido. La violación se utiliza a menudo como arma de guerra. Resulta difícil dar cifras exactas debido a la inseguridad, a problemas logísticos, al miedo a la estigmatización y al riesgo de represalias contra las mujeres que denuncian las violaciones.

Amnistía Internacional



Sobre las violaciones de los derechos humanos y del derecho humanitario, de 783 víctimas, el 63.48% de las muertes de mujeres se atribuyó al Estado: por perpetración directa de agentes estatales, el 12.52%; por omisión, tolerancia, aquiescencia o apoyo a las violaciones cometidas por grupos paramilitares, el 50.96%. A las guerrillas se les atribuyó la autoría del 36.53% de los casos.


Las principales formas de violencia que emplean los actores armados contra las mujeres, jóvenes y niñas colombianas, además de las relacionadas con el derecho a la vida, como las ejecuciones extrajudiciales y la desaparición forzada, son: la violencia sexual en sus diversas formas; los trabajos domésticos forzosos; la imposición de normas y códigos de conducta; los castigos por sus relaciones afectivas y vínculos familiares con actores armados del bando contrario; amenazas y ataques a las organizaciones de mujeres o tentativas de cooptación de las mismas; reclutamiento forzado de mujeres y niñas; amenazas a la vida e integridad que en muchas ocasiones obligan al desplazamiento forzado; bloqueos y confinamiento de sus comunidades; detenciones arbitrarias, entre otras.



4

1 DE DICIEMBRE

DÍA MUNDIAL DE LA LUCHA CONTRA EL VIH/SIDA
El primer caso de infección por el VIH fue diagnosticado el 1º de diciembre de 1981. El concepto de dedicar un día a la lucha contra el SIDA en el mundo se originó en la Cumbre Mundial de Ministerios de la Salud de 1988, dentro de los programas para la prevención del SIDA. Desde entonces, ha sido tomado por gobiernos y organizaciones internacionales alrededor del mundo.
Desde 1988 hasta 2004, el Día Internacional de la Lucha contra el SIDA fue organizado por ONUSIDA. En 2005, se entregó la responsabilidad de la conmemoración a la Campaña Mundial contra el SIDA, una organización independiente. Para ese año, se eligió como tema de la campaña: "Paren el SIDA: cumplan la promesa", que estará vigente hasta 2010. Este tema fue dedicado a las mujeres en 1990 y 2004.

FEMINIZACIÓN DEL VIH/SIDA
“En el mundo, las mujeres enfrentan un asalto catastrófico hacia sus cuerpos, derechos y salud, como resultado de la prevalencia del VIH/SIDA y la implacable omnipresencia de la violencia contra las mujeres.”

Cynthia Rothschild, Mary Anne Reilly and Sara A. Nordstrom

WWW, Las mujeres no esperamos. 2007

Dos pandemias amenazan la salud, la vida y los derechos de las mujeres: el VIH y la violencia.



  1. Biológicamente, las mujeres son más vulnerables por ser las receptoras en la relación sexual. En el coito vaginal sin protección, el riesgo de que la mujer quede infectada es cuatro veces superior al del hombre.

  2. Socialmente, la expectativa siempre es que la mujer sea pasiva y sumisa durante las relaciones sexuales. Muchas mujeres temen ser abandonadas por sus parejas o maridos si tratan de controlar cuándo y cómo van a tener relaciones sexuales, o si el hombre debe usar un condón. La pobreza hace que algunas mujeres se vean envueltas en la industria sexual.

  3. Psicológicamente, es difícil para la mujer exigir fidelidad y negociar el uso del condón; además, no toma las decisiones sobre sí misma.

  4. Y culturalmente, se relacionan con hombres de más edad, quienes han sido sexualmente activos por más tiempo y tiene mayor posibilidad de haber estado en contacto con el VIH.


En Nicaragua, las mujeres casadas tienen el doble de probabilidades de contraer el VIH que las trabajadoras sexuales.

Population Bulletin Vol. 61, No 1.

2006. Population Council.



La violencia se ha vuelto un factor clave en la feminización del SIDA. En el mundo, 39.5 millones de adultos vivían con el VIH/SIDA en diciembre de 2006, de los cuales 17.3 millones, casi el 50%, eran mujeres. En América Latina el 30% de personas contagiadas son mujeres y representan el 50% en el Caribe.

De acuerdo con un estudio de la Organización Mundial de la Salud, entre el 13 y 61% de las mujeres han experimentado violencia física y sexual por parte de su pareja en algún momento de su vida. El estudio de la OMS, titulado Informe Mundial sobre la Violencia y Salud de 2002, señala entre el 6 y 47% de las mujeres adultas refirieron haber sido abusadas por sus compañeros. Y entre las jóvenes de 10 a 24 años, del 7 al 48% se iniciaron sexualmente bajo coerción.

Lamentablemente, la Campaña Las Mujeres No Esperamos indica que la violencia contra las mujeres en general no aparece resaltada dentro de las políticas y programas como un factor causal clave ni como consecuencia de la epidemia, y tampoco se la ha medido de forma estadística como evidencia básica de la violencia.

Panorama de América Latina5


  1. Las dos terceras partes de los 1.7 millones de personas que se estima están infectadas por el VIH en América Latina viven en los cuatro países más grandes: Argentina, Brasil, Colombia y México. Sin embargo, la prevalencia más alta se encuentra en países como Belice, El Salvador, Guatemala, Honduras y Panamá.

  2. Las relaciones sexuales sin protección entre varones representan del 25 al 35% de los casos de SIDA comunicados en países como Argentina, Bolivia, Brasil, Guatemala y Perú.

  3. Se estima que un tercio de los adultos de Brasil se ha sometido a la prueba del VIH (la mayoría, mujeres de 25 a 39 años), y que aproximadamente uno de cada tres brasileños infectados conoce su estado.

  4. En Chile, donde la epidemia es más reducida, pues unas 28 mil personas vivían con VIH al final de 2005, las relaciones sexuales sin protección, especialmente entre varones, constituyen el principal factor de riesgo de infección por el VIH. Y un número creciente de mujeres está contrayendo el virus, muchas de ellas a partir de parejas masculinas que se infectaron durante relaciones sexuales sin protección con otros varones.


6 DE DICIEMBRE

ANIVERSARIO DE LA MATANZA DE MONTREAL
En 1989, Marc Lépine asesinó a 14 estudiantes e hirió a 13 personas más de la Escuela Politécnica de Montreal por el “delito” de ser mujeres, por lo que esta fecha es recordada como un día doloroso para las mujeres en el mundo, señala el artículo “La Masacre de Montreal” publicado por la página Mujeres Hoy, de ISIS Internacional6

VIOLENCIA FEMINICIDA

La violencia feminicida es la forma extrema de violencia de género contra las mujeres, producto de la violación de sus derechos humanos en los ámbitos público y privado. Está conformada por el conjunto de conductas misóginas -maltrato y violencia física, psicológica, sexual, educativa, laboral, económica, patrimonial, familiar, comunitaria, institucional– que conllevan impunidad social y del Estado y, al colocar a las mujeres en riesgo e indefensión, pueden culminar en el homicidio o su tentativa, y en otras formas de muerte violenta de las niñas y las mujeres: accidentes, suicidios y muertes evitables derivadas de la inseguridad, la desatención y la exclusión del desarrollo y la democracia.” 7 

En Colombia, cada seis días una mujer muere a manos de su pareja o ex pareja, según informes. En México, centenares de mujeres fueron secuestradas, violadas y asesinadas en Ciudad Juárez, en el estado de Chihuahua, o sus alrededores, en un período de diez años.8

En Guatemala, según las estadísticas de la Policía Nacional Civil, 1,467 mujeres fueron asesinadas entre 2001 y comienzos de diciembre de 2004. Otras fuentes sostienen que se habría asesinado a 2,070 mujeres, la mayoría de ellas de entre 14 y 35 años de edad.9


Ante este panorama Amnistía Internacional10 recomienda:

• La condena pública de secuestros y asesinatos de mujeres y niñas.

• Realizar de inmediato investigaciones completas y efectivas sobre todos los casos de secuestro y asesinato de mujeres y niñas.

• Establecer un mecanismo de búsqueda urgente cuando se informa la desaparición de mujeres y niñas.

• Compilar una lista exhaustiva de mujeres desaparecidas.

• Incorporar la perspectiva de género en el análisis y tratamiento de la violencia contra las mujeres.

• Aumentar los recursos de la Fiscalía de la Mujer del Ministerio Público.

• Emprender campañas de educación y publicitarias para promover la “tolerancia cero” a la violencia contra las mujeres.

• Formar a los jueces en cuestiones relativas a la violencia contra las mujeres.
10 DE DICIEMBRE

DÍA INTERNACIONAL DE LOS DERECHOS HUMANOS
En 1950, la ONU invitó a todos los Estados miembros y a las organizaciones interesadas a que observaran el 10 de diciembre de cada año como Día de los Derechos Humanos. En este día se conmemora el aniversario de la aprobación de la Declaración Universal de los Derechos Humanos por la Asamblea General de Naciones Unidas en 1948.

La violencia contra las mujeres se refiere a “...todo acto de violencia basado en la pertenencia al sexo femenino que tenga o pueda tener como resultado un daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico para la mujer, así como las amenazas de tales actos, la coacción o la privación arbitraria de la libertad, tanto si se producen en la vida pública como en la vida privada.”

Declaración de las Naciones Unidas sobre la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. 1993.




Es una fecha importante porque la violencia contra las mujeres constituye una violación de sus derechos humanos y libertades fundamentales. Además, limita total o parcialmente a las mujeres el reconocimiento, goce y ejercicio de tales derechos y libertades. Por lo que es un recordatorio para seguir luchando por la erradicación de ese flagelo.



LOS PASOS QUE SE HAN DADO
El movimiento de las mujeres por obtener el reconocimiento de la violencia contra las mujeres como una cuestión de derechos humanos ha estado siempre presente. La historia lo registra y los esfuerzos han fructificado en Convenciones, Conferencias y reconocimientos:
1979 Convención de la Naciones Unidas sobre la Eliminación de todas las formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW).
1993 Conferencia Mundial de Derechos Humanos, celebrada en Viena, donde se reconoce la violencia contra las mujeres como una violación a los derechos humanos.
1993 La OPS define la violencia de género como prioridad de salud pública.
1994 Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer (Belém Do Pará).
1994 Conferencia Internacional sobre Población y Desarrollo en el Cairo. Establece objetivos y medidas para el desarrollo de políticas en torno a la violencia contra las mujeres y las niñas. Se reconoció que era necesario eliminar la violencia para lograr el goce pleno de los derechos y libertades de las mujeres.
1995 IV Conferencia Mundial sobre la Mujer. Constituye un paradigma en la lucha mundial por mejorar la situación de las mujeres. Se subraya la violencia contra las mujeres como una violación de los derechos humanos. Se reconoce su derecho a decidir libre y responsablemente sobre cuestiones relacionadas con su propia sexualidad, además de que la vulnerabilidad social y las relaciones desiguales de poder entorpecen los esfuerzos para controlar la propagación del VIH.
1996 La OMS define a la violencia de género como prioridad de salud pública en el ámbito global.
1999 La Asamblea General declaró el 25 de noviembre Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.
2000 Objetivos de Desarrollo del Milenio de las Naciones Unidas. Los Jefes de Estado y de Gobierno resolvieron luchar contra todas las formas de violencia contra la mujer. Esto implica promover la igualdad entre los sexos y la capacitación de las mujeres; eliminar las disparidades por razón del sexo en la educación primaria y secundaria, e invertir el curso de la propagación del VIH.


“No se podrán alcanzar las metas del milenio para 2015 –erradicación de la pobreza, empoderamiento de las mujeres, ambientes sostenibles, alianzas mundiales para el desarrollo sin la participación de las mujeres. Por eso es crucial el tema de la violencia para optimizar la capacidad de las sociedades de alcanzar estas metas”.
Dra. Mirta Roses Periago

Directora de la OPS

Día Internacional de la Mujer 2003.



2001 Declaración del Compromiso de las Naciones Unidas sobre el VIH/SIDA. Los Estados Miembros acuerdan que la igualdad entre los sexos y la capacitación de las mujeres son fundamentales para asegurar una respuesta eficaz al SIDA, y se comprometen a establecer los objetivos con plazos fijos, algunos de los cuales se relacionan específicamente con las mujeres.
2005 Cumbre Mundial. Líderes de todo el mundo se comprometen a eliminar todas las formas de discriminación y violencia contra las mujeres y las niñas. Se señaló el vínculo entre dicha eliminación y el logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio. Se subrayó la urgencia de aumentar a gran escala la prevención, atención y tratamiento del VIH.

A pesar de todo, los derechos de las mujeres han sido violados históricamente. Todos los días hay noticias que evidencian la pérdida de respeto a la vida de las mujeres, a su sexualidad, a su integridad física. Se viola su derecho a la igualdad de protección ante la ley. Las mujeres no ejercen libre y plenamente sus derechos civiles, políticos, económicos, sociales y culturales. La violencia contra las mujeres impide y anula el ejercicio de esos derechos. Pero la batalla continúa.


¿Y EL ESTADO?
La violencia contra las mujeres se ve agravada por la falta de leyes que la prohíban efectivamente. Está también el hecho de que no se reformen las leyes vigentes, que las autoridades públicas no pongan el suficiente empeño en difundir y hacer cumplirlas y la falta de medios educacionales y de otro tipo para combatir las causas y consecuencias de la violencia.11
Cuando no se aplican las leyes con efectividad y el sistema de justicia tiene fallas, la violencia contra las mujeres persiste. Donde existen leyes sobre la violencia contra la mujer, esas leyes no se suelen aplicar con eficacia.
A la ONU le preocupa en particular la ausencia de reglamentos para aplicar las leyes, la falta de procedimientos claros para el personal de atención de la salud y el personal encargado de hacer cumplir la ley, las actitudes de los encargados de hacer cumplir las legislaciones que disuaden a las mujeres de comunicar sus casos, así como la falta de capacitación adecuada y coherente que tenga en cuenta las cuestiones de género para los funcionarios encargados de aplicar las leyes y las políticas.
También, el elevado porcentaje de desestimación de casos por la policía; el alto porcentaje de denuncias retiradas por las víctimas y el mínimo de enjuiciamiento y de penas impuestas.
Alarma que los tribunales no suelan aplicar criterios uniformes, en particular en relación con las medidas para proteger a las víctimas; la falta de asistencia jurídica y los elevados costos de representación legal ante los tribunales; las prácticas que niegan a la mujer el control legal de sus vidas, como su detención para “protegerla” sin su consentimiento; y el uso de procedimientos de reconciliación entre el perpetrador y la víctima de la violencia en casos penales y de divorcio en detrimento de la víctima.
Por lo tanto, no bastan las leyes: hay que hacerlas cumplir. Estos son algunos ejemplos de países de América Latina y su legislación. Pese a ello, existen violaciones a los derechos de las mujeres por la violencia en la que viven.



Argentina:

  • Decreto 1.426/92 de creación del Consejo Nacional de la Mujer, 1992.

  • Ley 24.417 de Protección contra la Violencia Familiar. 1994.

  • Ley 25.543 de Test Diagnóstico del Virus de Inmunodeficiencia Humana a toda Mujer Embarazada, 2002.

  • Ley 26.171 del Protocolo Facultativo de la Convención sobre Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer, adoptado por la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas el 6 de octubre de 1999, 2006.

  • Ratificación y declaración del Protocolo Facultativo, 2007.

Colombia:  

  • Ley 294 para Prevenir, Remediar y Sancionar la Violencia Intrafamiliar, 1996.

  • Ley 360 de Delitos contra la Libertad Sexual y la Dignidad Humana, 1997.

  • Ley 575 que modifica parcialmente la Ley 294, 2000.  

Guatemala:

  • Ley 97-96 para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia Intrafamiliar.

  • Decreto del congreso 7-99, Ley por la dignidad y la promoción integral de la Mujer, 1999.

México:

  • Ley de Asistencia y Prevención de la Violencia Intrafamiliar, 1996.

  • Decreto para reformar le Código Civil y el Código Penal con referencia a la violencia intrafamiliar y la violación, 1997.

  • Leyes sobre violencia intrafamiliar han sido adoptadas en ocho Estados,

  • Ley de General para la Igualdad entre Mujeres y Hombres, 2006.

  • Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, 2007

Nicaragua:

  • Ley de reformas y agregados al Código Penal de 1996.

  • Ley de Creación de la Comisaría de la Mujer y la Niñez expresada en la Ley Orgánica de la Policía Nacional, 1996.

  • Ley 230, que establece protección para las víctimas de la violencia doméstica, 1996. 

La ONU emitió recomendaciones para erradicar y sancionar la violencia de manera efectiva. Por ejemplo: “Cuando aborden cuestiones relacionadas con la violencia contra la mujer, los gobiernos y otras entidades deberán propiciar la integración activa y visible de una perspectiva de género en todas las políticas y programas, a fin de que se puedan analizar las consecuencias para la mujer y el hombre antes de adoptar decisiones.”12


LOS PASOS A SEGUIR
Diversos organismos se han ocupado de analizar la situación de las mujeres y la violencia de la que son objeto. Es así como en determinado momento emiten recomendaciones para los Estados, a fin de erradicar la violencia. Pero es la CEDAW quien, tras la revisión de los informes de distintos países y reconociendo patrones de violencia contra las mujeres, elabora 25 recomendaciones generales. He aquí el resumen de algunas de ellas:


  • Los informes deberán incluir los obstáculos encontrados para aplicar plenamente la Convención y las medidas adoptadas para vencerlos. En materia de violencia, contendrán las leyes vigentes para proteger a las mujeres y erradicar la violencia, los servicios de apoyo y datos estadísticos sobre la frecuencia y las mujeres víctimas de violencia.




  • Adoptar de manera efectiva programas de educación y divulgación que contribuyan a eliminar los prejuicios y prácticas corrientes que obstaculizan la plena aplicación del principio de igualdad social de las mujeres.




  • Introducir disposiciones tendientes a promover de facto la igualdad entre hombres y mujeres, haciendo uso de medidas especiales de carácter temporal, como la acción positiva, el trato preferencial o los sistemas de cuotas para que las mujeres se integren en la educación, la economía, la política y el empleo.




  • Establecer mecanismos para asesorar acerca de las repercusiones que tendrán sobre las mujeres todas las políticas gubernamentales; supervisar la situación general de las mujeres y ayudar a formular nuevas políticas y aplicar eficazmente estrategias y medidas encaminadas a eliminar la discriminación.




  • Asegurar que los servicios estadísticos de cada país encargados de planificar los censos nacionales y otras encuestas sociales y económicas formulen cuestionarios, de manera que los datos puedan desglosarse por sexo, en lo que se refiere a números absolutos y a porcentajes, para que las y los usuarios puedan obtener fácilmente información sobre la situación de las mujeres en el sector concreto en que estén interesados.




  • Intensificar la información sobre el riesgo de infección del VIH/SIDA. Y que los programas de lucha contra el SIDA presten especial atención a los derechos y necesidades de las mujeres, niñas y niños y su posición subordinada en algunas sociedades, lo que hace a éstas personas vulnerables.



1 De acuerdo con la definición del Estudio del Secretario General sobre todas las formas de Violencia contra las Mujeres. 2006.

2 IV Conferencia sobre la Mujer, Beijing, 1995.

3 Estudio del Secretario General sobre todas las formas de Violencia contra las Mujeres. 2006



4 Mesa de Trabajo, Mujer y conflicto armado. VI Informe sobre violencia sociopolítica contra mujeres, jóvenes y niñas en Colombia 2002-2006.

5 ONUSIDA. 2006.

6 Hypatia Velasco Ramírez, “Aniversario de la ‘Masacre de Montreal’”. http://www.cimacnoticias.com/site/06120502-Aniversario-de-la.15794.0.html

7 Violencia feminicida en 10 entidades  de la República Mexicana, 2006. p. 35

8 Estudio del Secretario General sobre todas las formas de Violencia contra las Mujeres. 2006.

9 Ídem.

10 77 Informe AI: AMR 34/017/2005.


11 Estudio del Secretario General sobre todas las formas de Violencia contra las Mujeres. 2006.


12 Estudio del Secretario General sobre todas las formas de Violencia contra las Mujeres. 2006.



Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos