10 Política y Economía



Descargar 1.24 Mb.
Página1/11
Fecha de conversión31.05.2018
Tamaño1.24 Mb.
Vistas290
Descargas0
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   11

Cap. 10 Política y Economía

ñ Volver al Índice
ò Introducción general

ò Antropología

ò Comparación entre el hombre y el animal

ò Diferencias

ò Semejanzas

ò El estado de Naturaleza

ò Conclusiones

ò Economía

ò Introducción

ò El dinero

ò El derecho de propiedad

ò La analogía robo-negocio

ò La circulación del synolon

ò Reinterpretación de Marx

ò Análisis de la Economía Política

ò Análisis de la plusvalía

ò Conclusiones

ò Política

ò Introducción

ò El significado del término «política»

ò Introducción

ò La «política coloquial» (como «amistad»)

ò La «política seria» (como «filosófica-científica»)

ò La ética en política

ò Algunos mecanismos políticos

ò § La representatividad (federatividad)

ò § La prerrogatividad

ò Algunos paradigmas explicativos de la política

ò § El uso de la naturaleza

ò § El poder

ò § La economía

ò § El amor

ò § La manutención de la especie

ò Algunos autores que coinciden en sus enfoques

ò El significado del término «Estado»

ò La Historia

ò Deficiencias del sistema actual

ò El origen de la deficiencia

ò Los legos

ò Los políticos

ò La desintegridad humana en los estamentos

ò El juego

ò La desubicación humana

ò El patriotismo

ò Los procedimientos de exclusión

ò La educación

ò La delincuencia

ò Los impuestos

ò Capitalismo, comunismo y totalitarismo

ò Introducción

ò El comunismo

ò El capitalismo

ò El totalitarismo

ò Correlación totalitarismo-liceo

ò La propuesta capitalismo-comunismo.

ò La democracia.

ò El orden social

ò Premiar a los buenos

ò La delincuencia

ò La desocupación

ò La desocupación en Latinoamérica

ò La represión en las calles del hambriento

ò La dicotomía de la sociedad

ò Conclusiones

ò Conclusiones

ò Bibliografía

ñ Introducción general
Distanciar al hombre del animal en una diferencia de esencia y no de grado es un error. Tenemos muchas pruebas al respecto. Por ejemplo, podemos comenzar con la misma Biblia para informar a los religiosos08a:
"Porque lo que sucede a los hijos de los hombres, y lo que sucede a las bestias, un mismo suceso es: como mueren los unos, así mueren los otros, y una misma respiración tienen todos; ni tiene más el hombre que la bestia; porque todo es vanidad."
y seguir con Lamarck53a:
"Todos los cuerpos vivientes conocidos se distribuyen claramente en dos reinos particulares, fundados sobre diferencias esenciales que distinguen los animales de los vegetales, pues a pesar de lo que se dice yo estoy convencido de que no hay verdadera transición por ningún punto entre ambos reinos, y por consecuencia, que no existen en manera alguna animales-plantas, [...]."
Sería innumerable la lista que podríamos citar.

Tal vez, la única diferencia posible en el hombre sea su potencial estupidez —v. g.: ser religiosos, "equivocarnos dos veces", casarnos, creernos diferentes y no en los pocos casos hasta superiores. Cita Schopenhauer con asombro82a:


"[...] En el reposo de la mirada de los animales se refleja la sabiduría misma de la Naturaleza, pues en ellos la voluntad y la inteligencia no están todavía lo suficientemente separadas para que al verse juntas se extrañen mutuamente. [...]." (Libro I, cap. XVII, p. 176)

"[...] La debilidad e imperfección de la inteligencia de que son testimonio la falta de juicio, la estrechez de espíritu, la necedad y la locura de la mayor parte de los hombres, serían completamente inexplicables si la inteligencia, en vez de ser mero instrumento secundario y accesorio [de la voluntad], fuese lo que supusieron los filósofos, es decir, la esencia íntima y primitiva de lo que llamamos alma, del hombre interior. Pues, ¿cómo la naturaleza primitiva, en su función inmediata y propia, podría cometer tantas faltas y errores?" (Libro II, cap. XIX, p. 234)


Así, nos guste o no, no se ha encontrado mejor aplicabilidad a nuestro rol social que lo biológico y dado afín a los principios mismos del que hacen uso los animales.

Empero esto no nos quita la posible utilización de la facultad racional; es decir, de subsumirnos en esta meta pero con una habilidad e inteligencia superior, apropiándonos del medio con mayor coherencia y haciendo un justo uso naturalis. Por ello empezaremos nuestra disertación política y económica mostrando la semejanza que tenemos con los demás organismos vivos de la Naturaleza, pasando luego recién al pretendido derecho de propiedad. Incursionaremos dentro del marco económico primero proponiendo una extra-física al papel moneda y descubriremos el velo que oculta toda economía, a saber: el robo como algo natural.

Dado esto, observaremos cómo el hombre, tal cual el animal, se apropia del medio y lo usufructa. También cómo los principios del materialismo dialéctico cobran especial interés en ello y pueden asimismo extenderse a otros principios.

Hablaremos de los extremos perjudiciales políticos y sus posibles soluciones. Propondremos con todo ello una "utópica y ucrónica" para muchos. Y habremos con todo esto, desenmascarado recién una realidad; a saber: la del hombre como ser social.




ñ Antropología
ñ Comparación entre el hombre y el animal
El hombre es un animal más en esta Tierra. Cuando pensamos en esto se nos representará en ello un "gran" animal como suma de todas las características de los seres vivos.

Primeramente se analizarán las comparaciones entre el ser humano y el resto de los animales, y luego se tratará de hacer un estudio de lo que se denomina estado de Naturaleza. Esto nos llevará a las conclusiones que explicarán la manera apropiada para hacer un uso naturalis en la asociación política.

Adelantando, resumimos aquí algunas diferencias entre este mayéutico animal y el hombre. Son en el primero:

- por su escasa razón no decide perpetuar su vida después de la muerte

- que no es religioso ni se lo ve hacer metafísica

- casi no ríe —por no gozar con la desgracia ajena

- no se opone a la Naturaleza o, dicho de otra manera, los cambios ecológicos que produce no son veloces

- vive el presente debido a su escasa razón

- se ayunta y no se casa (esto no debiera causar gracia)

- no confecciona pactos sociales ni convenciones


En cuanto a sus semejanzas
- es social

- algunos son algo racionales (v. g.: monos, delfines, etc.)

- poseen virtud

- tienen prudencia

- operan con símbolos

- transmiten genéticamente los caracteres adquiridos

- poseen arte

- son negentrópicos (ordenan su medio natural)

- poseen patologías sexuales

- poseen autodominio

- se curan a sí mismos

- se proyectan (quieren esto o aquello constantemente)

- fabrican herramientas

- utilizan un lenguaje precario

- resuelven problemas

- poseen una vida trágica

- poseen una ética (biologista)

- poseen un tánatos latente

- tienen arraigo sobre sus tablas de valores

- sus espacios táctiles suelen estar coordinados con el visual

- se encuentran bajos la misma Naturaleza y sus leyes

- resignan al suicidio

- desde su propio esquema conceptual no nos entienden

- perciben sensorial y extra-sensorialmente

- preguntan y responden

- enseñan cuestiones aprendidas

- expresan con signos sus sentimientos de tristeza o alegría

- refieren acontecimientos pasados y futuros

- definen objetos

- poseen sentido del humor

- pueden insultar

- pueden mentir

- se los ve creando artificialidades, es decir, poseen cultura, y por tanto libertad48b
ñ Diferencias
Es cierto que el hombre no puede vivir su vida sin expresarla1 puesto que su facultad cognitiva, a diferencia de la del animal, le permite ser consciente de su propia muerte y por ello, entonces, decide perpetuar su vida aún después de muerto. De aquí que el papel religioso destaca al hombre sobre las bestias.

Otra cosa que diferenciaría al hombre de los demás seres es su capacidad de involución2. Pareciera que las consecuencias de su propio intelecto desmedra su propio fruto, realimentándolo de tal manera, que se asemeja en sus esquemas de acción muchas veces a las bestias. Es como si quisiera retroceder a lo animalesco más que a superarse; es decir, como si se estuviera produciendo un proceso de reversión10 en la evolución. Darwin explica20b:


"[El principio de reversión es aquél] en virtud del cual conformaciones dormidas desde una época lejana son llamadas de nuevo a la vida, [...]."
y también Scheler nos habla de ello al decir78:
"[...] Lo que hace del hombre un hombre es un principio que se opone a toda vida en general; [donde] la «vida» es una manifestación parcial. [...]".
lo mismo que Schopenhauer9 al cuestionar las consecuencias cerebrales como opositoras a la Naturaleza.

Si la historia humana es fruto de la libertad del proceder será entonces por ello anti-trágica3 ya que no se autodetermina como necesaria —puesto que ocurrió. Esto se distingue del animal, puesto que la tragedia de la bestia no tiene correctiva; es decir, que al moverse sin libertad determinará repetibilidad en su conducta.

Sabemos que la multitud dimensional de nuestros espacios sensitivos determinan incoordinaciones —Poincaré27, Berkeley06, Schopenhauer80a. Ellas, las multidimensiones, se distanciarán de las posibles en cada especie viviente. Como consecuencia, la epistemología naturalizada humana72 resultará notoriamente diferente8 a la de los animales con seguridad, otorgando una diferenciación de grado pero no de esencia8,10.

La epistemología naturalizada del animal tiende a vivir siempre el presente atemporal8. Schopenhauer en esto observa80b:


"Las bestias tienen entendimiento, pero carecen de razón. Poseen, por consiguiente, el conocimiento intuitivo, pero no el abstracto; su percepción es exacta, llegando hasta a apreciar el encadenamiento causal inmediato, y los animales superiores pueden elevarse muchos grados en este encadenamiento; pero el animal no piensa, en el sentido propio de la palabra, porque carece de conceptos, o sea de representaciones abstractas. De aquí que como primera consecuencia se derive la falta de memoria hasta en los animales más inteligentes, y esto es lo que constituye la principal diferencia entre su conciencia y la de los hombres. La perfecta reflexión se funda en el claro conocimiento de lo pasado [...]".9 (vol. II, Sección Segunda, cap. V, p. 69)

"La diferencia esencial entre el hombre y los demás animales —la razón, facultad exclusiva de aquél— tiene su fundamento en que el hombre es capaz de una clase de representaciones de que no participa el animal irracional. Esta clase la componen los conceptos, o sea las ideas abstractas, en contraposición de las meras percepciones, de las cuales, sin embargo, proceden de aquéllos. La inmediata consecuencia de ello es que el animal ni habla ni ríe; [...]".80b


y Darwin20c:
"[...] por considerable que sea la diferencia entre el espíritu del hombre y el de los animales más elevados, es sólo, ciertamente, una diferencia de grado, y no de especie. [...]"
La capacidad de promesa en el hombre también es otro factor que lo diferencia del animal2.
ñ Semejanzas
Negando a Aristóteles04 observamos que no solamente el hombre es un ser social, racional y virtuoso, sino muchas especies de animales también lo son. Lo podemos comprobar en los animales y sus ejemplos de cortejo y galanteo, o bien en el propicio respeto que tienen por la hembra preñada o con sus crías. En contraste, tampoco el vicio es exclusivo nuestro; basta observar los animales domésticos excesivamente cuidados y alimentados para ver cómo se hacen "mañosos" y deformes, perdiendo con ello su habitual estado natural.

Cassirer observó que el símbolo y el arte tampoco son exclusivos del hombre17; es decir, que los animales también trabajan con ellos —v.g.: los que orinan su sector demarcando territorio; las actividades artísticas que producen en el galanteo, etc.

En cuanto a la definición que tomamos como premisa biológica: la negentropía85 tanto física como informática, podemos observar que éste es un factor de similaridad entre hombre y animales. Culturalmente esto se nos presenta como lo observara Comte18, Foucault30 y otros, a través de su sinónimo orden. Se quiere decir con esto que la política, la ética, etc., son categorías ordenatrices en todas las agrupaciones biológicas. También no escapa aquí las cuestiones de autodominio (v. g.: animales que rescatan vidas humanas estando o no adiestrados para ello) y sexuadas como analiza Foucault14, puesto que las patologías se dan también en las bestias. Por otra parte, que el hombre tenga todavía el caos dentro suyo como observara Nietzsche esto se entenderá también, puesto que lo dice el mismo principio biológico negentrópico: "orden con algo de desorganización". Esto es correcto ya que se mantiene, como en todo ser viviente humano o no, un tánatos34 incorporado latente.

Citando a Heidegger, podemos ver que los animales también se proyectan, es decir, que se curan a sí mismos, ven expectativas, etc. Que este autor haya negado a la antropología filosófica clásica por estudiar al hombre como ente en el cosmos y no como manifestación del sentido del ser, ¿acaso quiso decir que el hombre no es diferente de los demás seres vivientes en algo? Puesto que, si bien se defiende este punto, y si fuese así, se habría contradecido ya que buena parte de su filosofía pareciera indicar lo contrario —v.g.: al decir que el ser-ahí es exclusivo del hombre, al decir que los entes que no son hombres son pero no existen porque sólo el hombre puede "salirse" de sí mismo e interpretar al ser, etc.

Tampoco se está de acuerdo con Kant en cuanto a que no hay libertad fuera de nosotros47, puesto que se ven principios racionales —y libres por ello— en otros hombres y en animales —v.g.: fabricaciones de herramientas en monos (utilización de ramas para sacar de hormigueros a hormigas y comérselas, el uso de varas para arrancar plátanos colgados de lo alto en experiencias de laboratorio-cautiverio, roturas de nueces con piedras, etc.), el posible lenguaje de los delfines, el uso del pico en ciertas aves para romper huevos depredados, etc.

Pinillos observa esta particularidad68c:


"Cuando las hormigas argelinas son, por ejemplo, trasladadas a Suiza, varían su «ingeniería» para adaptarlas a las nuevas condiciones ecológicas; y es también claro que una araña adapta la disposición de sus telas a las circunstancias concretas en que ha de situarlas. No todo es, por tanto, instinto «ciego» en los animales, ni muchísimo menos; los animales tienden a resolver problemas constantemente, pues ningún sistema de instintos, por perfecto que sea, puede prever de antemano las circunstancias contingentes en que tales instintos han de realizarse." (p. 108)

"[Se ha visto a los chimpancés] utilizar una caña para alcanzar un plátano que está fuera de una jaula, o ensamblar dos bastones para llegar más lejos en los intentos de conseguir la fruta, [...]." (p. 109)

"[...] notable capacidad de resolver problemas que poseen los animales, [...]." (pp. 109-110)

"[...] Los animales se comunican entre sí, pueden pronunciar palabras, pero propiamente no llegan ha hablar jamás. [...]" (p. 110)

"[...] el animal resuelve problemas, pero no piensa en un sentido humano; y el animal se comunica, pero no habla en un sentido estricto." (p. 111)
Que la ética sea la afirmación de los valores que sostienen la vida2 ya lo sabemos, puesto que el tema así entendido se encuadra dentro de los intereses de supervivencia —ética biologista. Es precisamente a ella a las que nos referimos como dice Darwin20d:
"Comparto enteramente la opinión de los autores que admiten que, de todas las diferencias existentes entre el hombre y los animales más inferiores, la más importante es el sentido moral o la conciencia [—el deber]." (p. 47)

"[...] Sea cual sea el modo complejo como la simpatía haya nacido en los primitivos tiempos, ofrece una verdadera importancia para todos los animales que se defienden con reciprocidad; por selección natural debe haberse aumentado, [...]." (p. 53)

"[...] La mejor y más alta distinción entre el hombre y los demás animales consiste tal vez en el sentido moral; [...]". (p. 74)
que no diferencian al hombre del animal, sino que lo ponen en una desigualdad solamente de grado. Es decir, que ambos, hombre y animal, están sujetos a un mismo sistema fisiológico funcional: el hábito.

Correctamente Darwin ajusta20a:


"[...] Sea cual sea el modo complejo como la simpatía haya nacido en los primitivos tiempos, ofrece una verdadera importancia para todos los animales que se defienden con reciprocidad; por selección natural debe haberse aumentado, [...]."
que es la «simpatía» ya un viejo tema filosófico que a Hume preocupaba44.

La denigración misma del hombre a la bestia como ajustara Nietzsche63 muestra en parte lo que se quiere defender. Hablamos ya del caos dentro del hombre como en el animal; le agregaremos a esto la inercia a la rotura de las tablas de valores, etc. El superhombre no ríe, sino que debe aprender a reír en medio de la baraúnda de la vida —significa que el reír le será artificial, o sea que el verdadero hombre será como el animal, vegetal, etc.: sin risa. Lo apolíneo y lo dionisíaco (negentropía y entropía correspondientemente, tal cual la dialéctica estática de Heráclito) son como potencias artísticas que brotan de la Naturaleza misma sin mediación humana. El ser humano no es ya un artista sino que se ha convertido él mismo en una obra de arte. Aquí Nietzsche reconoce un arte dado como natural hegeliano en el cual se presenta la expresión mayéutica en todos los organismos vivientes, donde el humano es uno más.

Si bien se entiende que la libertad no es exclusiva del hombre, tampoco lo será lo trágico en la vida de ellos. Bastaría, entendemos, tomar como ejemplo el cuadro que Schopenhauer da del devorador y el devorado en vivo como para que esto se entienda. Nosotros entendemos, por nuestra parte, que si hablamos de tragedia debemos hablar del salirse de los límites homeostáticos biológicos, psicológicos, etcétera que sostienen la vida de todo individuo, humano o no. Es por ello entendida la tragedia una inestabilidad del sistema viviente. Los tres ejemplos de lo trágico en el hombre que interpretara Savater (ethos, daimon y tijé)77 no explican para nada su carencia en el animal; es decir, son hipótesis o meras especulaciones.

Scheler78 hace ricos aportes pero que se entienden errados. Por ejemplo, dice que lo que diferencia al hombre del animal es que este último está limitado como sujeto vinculado al mundo físico y no es libre; es decir, que es dependiente del mundo aun cuando posea cierta inteligencia y su epistemología carezca de espacio universal y estable. Las experiencias que Stratton y luego de Ivo Kohler, muestran que tampoco lo sería para el hombre. Otro ejemplo que toma es que el hombre transforma el mundo en medio, y esto también se ve incorrecto, ya que muchos animales también lo hacen (v. g.: hornero, abejas, etc.). Define Scheler asimismo la exclusividad de la antropología filosófica al decir: "[...] capacidad de objetivarse a sí mismo el hombre, es decir, como objeto de estudio. Aquí el hombre es capaz de inventarse una metafísica, un Dios, un convertirse en espíritu". Pero, si tenemos presente que la inteligencia también se encuentra desarrollada en el mundo animal aunque en menor grado, que la metafísica y el monoteísmo es una invención exclusiva del "bípedo no-animal", y que la introspección espiritual en el animal no se puede demostrar, dudamos entonces por ello que esta afirmación resulte convincente, y mucho menos aún apodíctica. También alude Scheler a que sólo el hombre es capaz de ironía y humor, y esto también es objetable, puesto que si bien pareciera ser el único ser viviente que goza con la desgracia ajena, la hiena pareciera también hacerlo, o bien los monos con sus "humoradas" que parecieran festejar. Creemos que Scheler ha ido demasiado lejos sin fundamentos; nos dice: "[...] la planta, privada de sensación, representación y conciencia. [...]", y uno se pregunta: ¿cómo lo sabe?, ¿cómo explica las experiencias extrasensoriales con camarones, o la de la misma reacción de la planta denominada "sensitiva", la existencia de las espinas en las rosas, etc.?

Leyendo a Sófocles87 en su Edipo Rey podemos ver que la tragedia no es exclusiva del hombre. Toda la Naturaleza es trágica en su teleología por mantener la especie.

En el pensamiento epicúreo encontramos que todos los seres vivientes están bajo las mismas leyes de "determinación". La Naturaleza es una sola para todos. Asimismo el suicidio estoico se pone en afinidad con la de algunos animales (v. g.: como observara Schopenhauer la voluntad de algunos insectos que a la luz se dirigen y mueren, o la araña viuda que devora al macho una vez fecundada, etc.).

En Davidson22 interpretamos que si sólo vemos desde nuestro punto de vista a un mundo que no es otro que el nuestro, deducimos de allí la confusión en la diferenciación antropológica. En otras palabras, queremos "traducir" la codificación del supuesto lenguaje de los delfines, usamos para ello equipos de medición realizados con nuestra perspectiva cerebral gnoseológica (v. g.: osciloscopios, voltímetros, fonoaudiómetros, etc.), y pretendemos que se comuniquen con la misma entropía informática de nosotros. Igual idea la hallamos en Rorty




Compartir con tus amigos:
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   11


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos