1. Lucha contra la depresión y la frustración Tres criterios y consignas La frustración



Descargar 0.56 Mb.
Página2/5
Fecha de conversión23.05.2018
Tamaño0.56 Mb.
Vistas237
Descargas0
1   2   3   4   5

Cómo Manejar La Frustración

http://www.misuperacionpersonal.com/superacionpersonal-articulos/superacionpersonal-frustracion.htlm
En muchas ocasiones sucede que al revisar nuestros objetivos, nos damos cuenta de que no hemos logrado aquello que deseábamos, lo que nos habíamos propuesto lograr para determinada fecha, ya sea que nos hayamos quedado cortos, o ni siquiera estamos ni remotamente cerca de lo que pensábamos lograr.
Los objetivos más comunes que pueden generar frustración son: lograr un mayor ingreso, lograr un viaje, conseguir una pareja, formar una familia, cambiar de trabajo, bajar de peso, emprender un negocio, comprar una casa, etc.
La frustración de metas no alcanzadas puede ser muy intensa, y provocar ansiedad, depresión y baja autoestima. Nos atormentamos pensando en por qué no logramos lo que deseamos. Nos comparamos con otros que sí lo han logrado, y eso nos hace sentir peor, ¿cierto?
Bueno, la realidad es que si no has logrado lo que deseas al día de hoy, una sola cosa es definitiva: no has logrado lo que deseas hasta el día de hoy. No es ser redundante, sino que es un hecho. Lo que es, es. Si no lo has logrado, no lo has logrado y esa es la realidad. Por lo menos no lo has logrado hasta el día de hoy. Pero la verdad es que tienes dos alternativas al reconocer esta verdad: o la sufres, o la aceptas.
Si decides sufrirla, te pasarás un buen rato sintiéndote mal, triste, sin motivación, y preguntándote por qué tú no puedes ser feliz como otros. Te pelearás con esa realidad y te molestarás con la vida. Esto de ninguna manera va a cambiar la realidad, que es que al día de hoy no tienes aquello que deseabas.
Si decides aceptar esta realidad, dejarás de pelearte y de resistirte a ella. Esto te ayudará a algo muy importante que es: aceptar que las cosas son como son. El aceptarlo te permite relajarte y resignarte a esa realidad, lo cual a su vez te permite disfrutar aquello que sí tienes al día de hoy.
Muchos dirán “¡eso es conformismo!”, y la verdad es que tienen razón, si entendemos el conformismo como la habilidad de adaptarse a la realidad. Ser “conformista” no significa que ya no deseo mis metas, y que ya no voy a luchar por alcanzarlas. Ser “conformista” significa que tienes la capacidad de adaptarte a las circunstancias, y ser feliz con lo que sí tienes hoy día.
Un ejemplo: Imagina que llegas a una peletería con una gran ilusión de comprar una paleta de limón, y llevas ya varios días con antojo de paleta de limón. Entras a la peletería, pides tu paleta de limón, y te dicen: “se terminó la de limón, hay de naranja o de coco”. Puedes ir a otras peleterías pero por alguna razón en ninguna tienen de limón. Sólo hay de naranja o de coco.
Bien, pues tienes dos alternativas: o haces un berrinche porque tú querías de limón, y cómo es posible que no haya, y te enojas con la vida, y con el paletero y con el universo, y sales de ahí con un intenso sentimiento de frustración, y sin paleta de limón; o aceptas el hecho de que el día de hoy no hay paleta de limón, y ni modo. Si no hay, pues no hay y ya. No hay más que hacer.

Si lo aceptas y no te peleas, si te “conformas”, puedes permitirte disfrutar la paleta de naranja o la de coco, que es lo que sí hay el día de hoy.
Importante: no quiere decir que ya no te interesa la de limón, no es que seas mediocre por conformarte, claro que la deseas y mañana seguramente regresarás a ver si ya tienen de limón. El punto es que no dejas de disfrutar el presente, lo que sí tienes en tus manos, sólo porque no has logrado lo que deseas lograr. Lo sigues deseando y buscando, pero mientras tanto, disfrutas el hoy.
Piénsalo y decide si es más inteligente enojarte con la vida por lo que no has logrado, o mejor disfrutas lo que si es una realidad hoy, y mientras sigues en la búsqueda de aquello que anhelas, pero con una actitud de disfrute y alegría.
Estas sugerencias son parte de un trabajo integral muy serio y muy efectivo que están realizando ya las personas que se han inscrito a La Travesía. Si quieres conocer más sobre cómo manejar tus emociones, tener mejores relaciones con otros, tener una autoestima sólida y un crecimiento personal constante, te invitamos a integrarte al grupo de personas que mes con mes están trabajando para ser mejores personas.
No es lo mismo frustración que depresión. Frustración es un sentimiento normal, muy frecuente en las experiencias cotidianas desde la infancia hasta la vejez. La depresión es una enfermedad del ánimo y del humor, entre cuyas manifestaciones pudiera haber un sentimiento de frustración, sin ser ello lo más importante. En la depresión, en cambio, resultan claves los sentimientos de desesperanza y desamparo.



¿Cómo lidiar con la frustración escolar?
http://www.sumedico.com/nota12507.html




Cuando un niño no cumple con las metas escolares es necesario que reciba el apoyo de padres y maestros para evitar la frustración


La base del aprendizaje es la relación con el alumno, tanto padres como maestros, con una buena relación y comunicación, harán que el alumno se sienta amado y capaz, eso es lo que llamamos un niño feliz y brillante que podrá convertirse en un niño multicompetente en el futuro, dijo a SUMEDICO el psicólogo educativo Carlos Ávila Cota(*).
Cuando esta relación no se da, entonces aflora en el niño lo que se denomina frustración escolar, lo que se traduce como el momento en que el estudiante no alcanza las metas de aprendizaje, convirtiéndose en un niño frustrado, el cual puede manifestarse de formas diferentes.
La frustración es una emoción que en el niño se manifiesta con la imagen de una persona triste, que no tiene comunicación fluida, que se aísla y, en un momento determinado, además de manifestar estas conductas de falta de comunicación y aislamiento, para su expresión de sí mismo utiliza expresiones como ‘no puedo’, ‘no sé’, ‘no valgo’; esto puede ser parte de la autoestima, lo que siente por él mismo y lo que cree de sí mismo”, indicó el especialista.
Si un niño no está bien acompañado por sus padres y sus maestros, entonces, al fracasar, se frustra, piensa mal de sí mismo y esto puede derivar en que, a futuro, evada reto y se distraiga en clase, “el niño prefiere entretenerse dibujando o platicando con otros compañeros, porque considera que es incapaz de cumplir con las tareas”, explicó el especialista.
Analizar en lugar de reaccionar
Uno de los principales problemas que deriva de esto y que puede provocar un peor desempeño del estudiante es una reacción equivocada de los padres.
Si los padres reaccionan con enojo, un castigo o un tono de voz intenso provoca que el niño se asuste y siga en el círculo de la frustración, así es que lo primero que deben hacer los padres es hacer sentir al niño que las cosas están bien, que él como persona sigue siendo importante y valioso y que si está teniendo dificultades para aprender sólo necesita apoyo”, explicó.
De igual forma, el especialista hizo hincapié en lo importante que es que el niño se sienta seguro de sí mismo, con una autoestima y una identidad fortalecida.
Las consecuencias de no atender un problema de frustración escolar es que la autoestima del niño puede verse afectada, así como el desarrollo de una falsa identidad o un falso autoconcepto, “esto puede derivar en un ‘pesimismo aprendido’, que es un esquema de pensamiento, creencia y valor en el cual se descalifica a la persona. Entonces la persona crecerá limitándose, negando las posibilidades de enfrentar retos, de ser creativo, proactivo, de proponer y construir una vida personal y una vida social positiva”, concluyó el especialista.
(Carlos Ávila Cota Psicólogo Educativo y Gerente Académico de AMCO®,

líder en investigación, desarrollo de metodologías educativas www.amco.me




DEPRESION
De la Wikipedia http://es.wikipedia.org/wiki/Depresi%C3%B3n
La depresión (del latín depressio, que significa «opresión», «encogimiento» o «abatimiento») es el diagnóstico psiquiátrico que describe un trastorno del estado de ánimo, transitorio o permanente, caracterizado por sentimientos de abatimiento, infelicidad y culpabilidad, además de provocar una incapacidad total o parcial para disfrutar de las cosas y de los acontecimientos de la vida cotidiana (anhedonia). Los desórdenes depresivos pueden estar, en mayor o menor grado, acompañados de ansiedad. Esta alteración psiquiátrica, en algunos casos, puede constituir una de las fases del trastorno bipolar.
El término médico hace referencia a un síndrome o conjunto de síntomas que afectan principalmente a la esfera afectiva: la tristeza patológica, el decaimiento, la irritabilidad o un trastorno del humor que puede disminuir el rendimiento en el trabajo o limitar actividad vital habitual, independientemente de que su causa sea conocida o desconocida.
Aunque ése es el núcleo principal de síntomas, la depresión también puede expresarse a través de afecciones de tipo cognitivo, volitivo o incluso somático. En la mayor parte de los casos, el diagnóstico es clínico, aunque debe diferenciarse de cuadros de expresión parecida, como los trastornos de ansiedad. La persona aquejada de depresión puede no vivenciar tristeza, sino pérdida de interés e incapacidad para disfrutar las actividades lúdicas habituales, así como una vivencia poco motivadora y más lenta del transcurso del tiempo. Su origen es multifactorial, aunque hay que destacar factores desencadenantes tales como el estrés y sentimientos (derivados de una decepción sentimental, la contemplación o vivencia de un accidente, asesinato o tragedia, el trastorno por malas noticias, pena, y el haber atravesado una experiencia cercana a la muerte).
También hay otros orígenes, como una elaboración inadecuada del duelo (por la muerte de un ser querido) o incluso el consumo de determinadas sustancias (abuso de alcohol o de otras sustancias tóxicas) y factores de predisposición como la genética o un condicionamiento educativo. La depresión puede tener importantes consecuencias sociales y personales, desde la incapacidad laboral (ya que se puede presentar un agotamiento que se verá reflejado en la falta de interés hacia uno mismo, o incluso el desgano para la productividad, lo cual no solo afectará a quien está pasando por la depresión, sino también a quienes lo rodean) hasta el suicidio. Desde la biopsiquiatría, a través de un enfoque farmacológico, se propone el uso de antidepresivos. Sin embargo, los antidepresivos sólo han demostrado ser especialmente eficaces en depresión mayor/grave (en el sentido clínico del término, no coloquial).[1]



El término en psicología de conducta (ver terapia de conducta o modificación de conducta) hace referencia a la descripción de una situación individual mediante síntomas. La diferencia radica en que la suma de estos síntomas no implica en este caso un síndrome, sino conductas aisladas que pudieran si acaso establecer relaciones entre sí (pero no cualidades emergentes e independientes a estas respuestas). Así, la depresión no sería causa de la tristeza ni del suicidio, sino una mera descripción de la situación del sujeto.

Pudiera acaso establecerse una relación con el suicidio en un sentido estadístico, pero tan sólo como una relación entre conductas (la del suicidio y las que compongan el cuadro clínico de la depresión). Es decir, en este sentido la depresión tiene una explicación basada en el ambiente o contexto, como un aprendizaje desadaptativo.

Catálogo: 14%20Educación%20profunda%20y%20experiencias -> 06%20Experiencias%20educadoras
06%20Experiencias%20educadoras -> Trabajar con enfermos mentales ha sido todo un reto
14%20Educación%20profunda%20y%20experiencias -> [1] (en griego antiguo: Πλάτων)
14%20Educación%20profunda%20y%20experiencias -> La experiencia como base de la educación Corrientes en el siglo XX
14%20Educación%20profunda%20y%20experiencias -> Agustín de Hipona
14%20Educación%20profunda%20y%20experiencias -> Tres lecturas basicas y tres autores firmes para entender lo que son las vivencias
14%20Educación%20profunda%20y%20experiencias -> Educacion vivencial alude a vivencias
14%20Educación%20profunda%20y%20experiencias -> Estilos latinos e italianos
14%20Educación%20profunda%20y%20experiencias -> De Gardner (tomado de Wikipedia)
06%20Experiencias%20educadoras -> Asistencia a enfermos hospitalarios o domiciliarios


Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos